Archivo de la etiqueta: colaborador

¿Año nuevo, vida nueva?


[Por El Mental Coach]

Seguro que más de uno de vosotros ha pensado esto con el inicio del año. El año nuevo es, entre otras muchas cosas, el momento de fijarnos objetivos para el año que empieza o algo todavía más frustrante, es el momento en que repasamos los objetivos que nos habíamos puesto el año anterior.

Si algunos de vosotros ya se ha fijado los objetivos para este año 2010 que acaba de comenzar, me gustaría que se los replanteara siguiendo los pasos que enumeraré más adelante. Esto no quiere decir que sea la única forma de conseguir los objetivos que uno se plantea, pero seguro que resulta más eficaz que fijarte los objetivos con el brindis de las campanadas de fin de año.

La fijación de objetivos es fundamental en cualquier ámbito de la vida. Por ejemplo, una empresa fija sus objetivos anuales; a veces, trimestrales o semestrales. Las grandes empresas fijan sus objetivos a 5 años. En cambio, la mayoría de nosotros, ¿cuánto tiempo emplea en preparar sus objetivos de vida?, ¿acaso no son importantes?. Fijarte tus objetivos es una prioridad y debes dedicarle el tiempo necesario para poder fijarlos de un modo adecuado. Por eso, el artículo de hoy sirve tanto si eres deportista como si no y se aplica a cualquier ámbito de tu vida.

Existen muchos métodos de fijación de objetivos, éste que yo te propongo es uno más, pero si te gusta y te funciona, ¡úsalo!. Como siempre te digo, lo importante es la acción, así que empezamos a planificar tus objetivos:

  • Plantea tu objetivo en forma positiva y específica. quiero que escribas sólo lo que quieres y no lo que no quieres. No vale decir no quiero estar gordo, debes decir: quiero perder 10 kilos en 5 meses. Esta temporada llegamos a los play-offs. Quiero aprobar todas las asignaturas en Junio, en lugar de decir: no quiero que me quede ninguna asignatura.

Echad un vistazo a mi artículo ¡No hagas falta! para entender como funciona nuestra mente con las negaciones.

  • Los objetivos que te fijes deben ser controlables por ti. No te plantees objetivos que no dependan de ti. Ser el máximo goleador de la liga depende de ti, que ten el trofeo al mejor jugador no. Obtener el 90% en efectividad de tiros libres depende de ti, ser elegido el MVP no.
  • Deben enmarcarse en un contexto específico. Con quién quiero conseguirlo, cuándo, dónde quiero conseguirlo. El objetivo debe ser escrito de forma especifica. Es importante definir si es tu objetivo individual o el de un colectivo (en este caso es el colectivo el que fija el objetivo, por ejemplo un equipo de fútbol). Se debe especificar un arco temporal, por ejemplo: perder 10 kilos en 5 semanas.
  • Tienes que sentir cuando lo hayas conseguido. Cuando hayas cumplido tu objetivo debes saberlo por tus sensaciones, no sólo por los resultados que has obtenido. Por ejemplo, si apruebas todas las asignaturas en junio después de todo el esfuerzo, ¿cómo te sentirás?. Si consigues bajar tu marca en 4 segundos, ¿cómo te sentirás?. Esa sensación que estáis experimentando es la que os dirá que lo habéis conseguido.
  • Que sea lógico. Es decir, vuestro objetivo debe ser coherente con vuestra ética y vuestros principios. Debe respetar a los demás y a vosotros mismos, de nada os servirá conseguir objetivos ambiciosos si, al final, cuando sentís que lo habéis conseguido, lo que sentís no os gusta.

Recuerda que los objetivos mediocres conllevan a vidas mediocres, empieza a soñar de manera productiva. Escribe tus sueños siguiendo los pasos que te he marcado, después hazlos públicos a tus amigos y familiares y empieza a trabajar para conseguirlos. Te sorprenderás de lo que eres capaz.

Santo Tomás decía:” ver para creer”. Yo digo “creer para ver”.

Cree en tus sueños y que tus sueños sean tus objetivos.

Anuncios

Algunos apuntes sobre el Madrid


[Por Anuar Marrero]

Lo siento, parece que siempre escribo sobre lo mismo, pero es que el Madrid se empeña en estar siempre de actualidad, casi siempre negativa. Aunque los que leen el blog saben que soy madridista, también debo especificar que cada vez soy más del Arsenal. Y es que sinceramente ver el despliegue de Fábregas en cada partido es uno de los grandes placeres de esta vida…

Pero volviendo al tema. La derrota en San Mamés ha vuelto a sembrar dudas acerca del nuevo proyecto blanco, en especial de su entrenador. No me centraré en ese partido, ya que no me gusta argumentar sobre un resultado concreto, especialmente si es anecdótico cómo el del pasado sábado. Pero si es cierto que el Madrid ha perdido muchos puntos fuera y parece que no termina de consolidarse. Tras verlo en bastantes partidos, me han surgido varias reflexiones que ofrezco con la intención de abrir un debate y conocer vuestra opinión.

  • Todas las críticas al Madrid empiezan diciendo “Después de gastarse 250 millones…”. Esa cantidad no responde a una inversión deportiva. Florentino los concibe como una inversión económica de la que espera obtener retornos y no responden a necesidades del equipo ni a planificación. Se me podrá decir que nadie puede quejarse de que fichen a dos de los tres mejores jugadores del mundo. Eso es cierto, pero no es menos cierto que si yo fuese responsable de fichajes, en lugar de Kaka’, Ronaldo y Benzema me hubiese decantado por Fábregas, Silva y Arshavin por ejemplo, aunque algunos crean que me he vuelto loco.
  • Después de gastarse 250 millones (valga la ironía, jajaja) los diarios deportivos aseguran que la solución vuelve a ser Guti. Esto demuestra que el entrenador tiene poco que ver con los fichajes y que la plantilla está mal diseñada. Sin ir más lejos, viendo el partido contra el Athletic Me acordé insistentemente de Robben, jugador perfecto para solucionar ese tipo de partidos, ya que su capacidad de desborde abre huecos en las defensas.
  • Desde hace unos años parece que no hay vida más allá del doble pivote. Sin embargo en muchas ocasiones me da la impresión de que se duplican funciones. ¿Que le aporta Lass a Alonso? ¿No podría jugar sólo?. ¿No sería mejor combinarlo con un jugador con más fútbol como Guti o Granero?.
  • El Real Madrid ha construido un equipo más propio de la Champions. Es un equipo desequilibrante, rápido y efectivo, pero con jugadores como Kaká o Ronaldo es complicado conseguir una línea de regularidad necesaria para ganar la liga.
  • Con todo lo dicho, Pellegrini me parece un muy buen entrenador, y en media temporada no se construyen equipos. Creo que hay que esperar a final de temporada y ver como sigue tejiendo la plantilla.
  • Hablando en términos más generales. Siempre he dicho que un equipo no es más que una idea colectiva de fútbol. Y los proyectos se deben construir sobre una idea coherente con la trayectoria del club. Esa es la gran diferencia entre Barça y Madrid. Cruyff construyó una estructura fortísima que le ha dado al Barça su mejor época. Han cambiado los entrenadores y los proyectos, pero la idea estaba clara. El Madrid necesita construir una estructura sobre las bases del fútbol dinámico y de ataque.

Y para terminar algo que todavía creo no haber comentado. Y es que lamento que este gran Barça no haya surgido en un contexto más competitivo, con varios equipos pugnando por el título de liga. Nos hemos perdido grandes duelos. Le pasa un poco cómo a Armstrong. Nadie discute su calidad, pero la ausencia de grandes rivales ha deslucido un poco sus logros.

Estrenamos nueva sección: ‘Sport Coaching’


Hola a tod@s. En La Elástica nos encantaría poner en práctica el dicho popular que reza eso de ‘año nuevo, vida nueva’, pero como no tenemos pasta para hacerlo, y además somos más de ese otro que dice que ‘no por mucho madrugar amanece más temprano’, tuneamos un poco el dicho y lo cambiamos por ‘año nuevo, sección nueva’.

Hoy estamos de estreno, y no os voy a negar que me hace mucha ilusión. En esta nueva sección llamada Sport Coaching, abordaremos un punto que cada vez está cobrando más importancia en la preparación deportiva de hoy en día: el aspecto mental.

Este es un pilar fundamental al que no se le suele dar la importancia que debiera, y que apenas se trata en ninguna publicación deportiva.

Por eso a partir de hoy, podréis disfrutar en La Elástica, de los artículos de ‘El Mental Coach’, un experto en la materia con más de diez años de experiencia a sus espaldas, y que actualmente trabaja con deportistas de élite (sí, yo tampoco entiendo cómo alguien así ha podido llegar a este blog, y encima se ha prestado a colaborar). Pero no os asustéis, porque como podréis comprobar sus artículos son muy didácticos, directos y fáciles de entender.

Desde aquí me gustaría agradecer enormemente a ‘El Mental Coach’ su colaboración, su disposición y su interés. Espero que con estos artículos vosotr@s disfrutéis y aprendáis tanto como lo he hecho yo. Eso sí,  si esto os parece una puta mierda solemne tontería, tampoco dudéis en comentarlo.

PD: Empieza teñida de luto la Copa de África de Naciones. El autobús de Togo ha sido tiroteado cuando cruzaba la frontera entre Angola y el Congo. El conductor ha muerto y hay dos jugadores heridos de gravedad. La organización se ha apresurado a confirmar que el campeonato se celebrará a pesar de estos atentados, y las dudas sobre la seguridad en el continente africano se vuelven a plantear, a menos de siete meses para el comienzo del Mundial de Sudáfrica. Por eso estos atentados son un disparo a bocajarro al corazón de todo el continente negro.

La personalidad del campeón


[Por Anuar Marrero]

Si a los hechos nos remitimos, lo cierto es que el mejor equipo del mundo hoy por hoy es el Manchester United. Es el actual campeón de las dos competiciones mas exigentes del mundo (Premier y Champions) y tiene serias opciones de revalidar ambos títulos. Cierto es que su estilo no es tan vistoso demoledor y contundente como el del Barça, pero no es menos cierto que en los momentos cruciales no suele fallar. Saca la personalidad y la seguridad arrolladora de un bloque acostumbrado a ser campeón. Y eso es lo que ha pasado esta noche frente al Arsenal. Estos partidos son complicados de comentar por la sencillez de su diagnóstico. Simplemente hubo un equipo superior a otro, porque básicamente lo es. El Manchester tiene más nivel que un Arsenal, que, como no podía ser de otra manera, ha notado las bajas en defensa.

En los primeros compases daba la sensación de que el partido acabaría peor para los de Wenger. El United salió arrollador, con la actitud propia de un campeón. Los gunners, inseguros en defensa, no conseguían conectar ese juego de toque tan característico. La iniciativa la tenían los locales que se adelantaron en el minuto 17 por mediación de O’Shea, uno de esos jugadores comodín que tan bien sientan en cualquier plantilla. Y sinceramente a partir de aquí el guión fue el mismo. Balón para los red devils, que con la ventaja moderaron un poco el ritmo de su ataque, conscientes de que los de Londres se estirarían un poco. Pero no fue así. Fábregas no pudo solo con la fortaleza del trivote formado por Carrick, Fletcher y Anderson. No consiguió enlazar con un Adebayor aislado en la punta de ataque.

almunia-manchester-arsenal1

En la segunda parte, el Manchester contemporizó, y del ataque casi avasallador, pasó al dominio sosegado de la pelota. Más por inercia que por convicción el Arsenal se estiró, pero se vio a un equipo romo, poco convencido de sus opciones. Y aun así, Almunia (es increíble lo que puede llegar a ser un jugador con confianza) siguió siendo decisivo. Almunia y el larguero que rechazó un tiro estratosférico de Ronaldo (cada día se esconde menos en las citas importantes) desde más de treinta metros. Algo intentaría con los cambios Wenger. Pero el francés parecía consciente de que el 1-0 era a la postre un mal menor, un resultado que dejaba la vuelta lo suficientemente abierta, como para seguir creyendo en las posibilidades de un bloque que ya ha hecho muchísimo estando en semifinales.

He de reconocer que estoy algo triste. No me gustan las certezas en el fútbol. Y el partido de hoy ha sido una certeza. La de un equipo que se sabe superior y lo demuestra. Y la de otro que sabe que a poco más puede aspirar. En cualquier caso no ha sido un buen partido, en el que el Arsenal al menos ha tenido presencia y no ha renunciado a nada. Si no tuvo más presencia en ataque fue porque el balón, el campo y el ritmo fueron los del Manchester. Aún así, en el Emirates, el Arsenal será un equipo con muy poco que perder y demasiado que ganar. Y quizás sea dentro de una semana cuando se imponga la ilusión del aspirante frente a la personalidad del campeón.

Lo que ya sabíamos (o intuíamos) y lo que no deberíamos olvidar


[Por Anuar Marrero]

Antes del España-Inglaterra de anoche (partido bastante discreto, la verdad) había varias cosas que ya sabíamos. Sabíamos que España ha conseguido reunir a la mejor generación de centrocampistas que se recuerda en años. Que ha sabido aprovecharlos y que, por consiguiente (como diría aquel), ha desarrollado un estilo de fútbol agradable y vistoso, que después de muchos años (esto es conveniente no olvidarlo) ha dado resultados. También sería conveniente no olvidar que como todo estilo de juego tiene sus limitaciones, sus puntos fuertes y débiles.

Sabíamos también que Inglaterra es una selección que lleva muchísimos años generando multitud de buenos futbolistas, que tiene la  mejor y más potente liga del mundo (le pese a quién le pese) pero que su selección lleva décadas sin jugar absolutamente a nada. También sabíamos que la actual Inglaterra es más de lo mismo, que tiene otra generación de magníficos peloteros (Lampard, Gerrard, Barry, Rooney, Young, Joe Cole, etc.) y que sigue sin saber que quiere hacer en el campo. Esto es lo que ya sabíamos. Ahora me referiré a lo que ya intuíamos.

capelloinglaterraAlgunos intuíamos que la elección de Capello como seleccionador inglés era un craso error. Un error propiciado por una Inglaterra herida en su orgullo y por la consabida cantinela que se repite a modo de mantra por los mentideros futbolísticos, “Capello asegura títulos”. Una cantinela resultadista y simplona, que por lo tanto tiene todos los ingredientes para convertirse en verdad indiscutible en el mundo del fútbol, tan resultadista y tan simplón.

Capello asegura títulos con equipazos (no ha entrenado otra cosa en su vida) y en Italia. Porque lo cierto es que fuera de Italia lo único que ha conseguido son dos ligas con el Madrid. Una con un equipazo, y la otra de auténtico milagro, contradiciendo sus acciones y a pitada por partido. Y en Italia ha vivido de una época gloriosa con el Milan post-Sacchi (uno de los mejores equipos que se recuerdan), y una liga con la Roma, quizás su mayor logro. Permítanme que no cuente las ligas amañadas de la Juve. Además ninguno de los equipos de Capello ha jugado un pimiento, si me permiten la expresión coloquial. ¿Salvaría Capello del descenso al Osasuna, al Numancia o al Mallorca? Vuelvan a ser permisivos, y consientan mis dudas a este respecto.

Algunos intuíamos que la mezcla ‘selección que no sabe a lo que juega’ más ‘entrenador resultadista que no juega un pimiento’ no podía traer nada más que una cortina de humo en forma de resultados frente a selecciones mediocres, fútbol ramplón, y nada o muy poco a largo plazo. Las dos primeras premoniciones ya se han cumplido. Y después del partido de ayer se han disipado las dudas que tenía en lo que a la tercera se refiere. Para hacer el fútbol que hacía Inglaterra hace cuarenta años (pelotazo al delantero tanque de turno, éste la baja y ya se verá) no hacía falta traer a Capello, cualquiera lo habría hecho.

Es cierto que Inglaterra no puede realizar un fútbol elaborado desde la defensa, pero hay otras opciones. El principal problema de Inglaterra es que nunca consigue imprimir su ritmo a los partidos, sino que juega al partido que le propone el rival. Cuando Inglaterra consiga imprimir su ritmo dinámico y vertical, será cuando lucirán sus jugadores y podrá optar a cosas importantes. No dudo que Capello la consiga meter en el Mundial, pero más allá de eso poco futuro le veo.
portadamarcaanuar
Ahora, y para terminar, vamos con lo que no deberíamos olvidar. Hoy nos hemos despertado con el (previsible) desfile de titulares y artículos que oscilan entre el simple onanismo (“El Brasil de Europa”, “Se rinden ante el mejor equipo del mundo”) y la “patriótico-chulería” casposa, que en algunos casos raya la mala educación (“La lección fue gratis, Capello”). Lo que no deberían olvidar los periodistas deportivos, y público exacerbado en general, es que ningún sistema de modo de juego es infalible o invencible.

Cierto es que el juego de España es vistoso y hoy por hoy consigue resultados, pero no hay que olvidar que España, sin hacer demasiadas variaciones estuvo años y años sin ganar nada, que Aragonés llegó a la Eurocopa de milagro y que el Mundial es dentro de dos años. No habría que olvidar que España juega sin bandas, y que ayer, pese a tener superioridad en el centro del campo (Senna, Alonso, Xavi e Iniesta frente a Barry y Carrick) en los primeros compases del partido se vio cortocircuitada en el centro del campo, perdió algunos balones que de encontrarse frente a una delantera mejor podían haber acabado en gol. No habría que olvidar que hasta el gol de Villa a raíz de un fallo en el saque de James, España e Inglaterra iban a la par en oportunidades.

Y no habría que olvidar que pese a lo bien que jugamos en la Euro, nos fuimos a los penaltis contra la peor Italia que se recuerda en años. Y no habría que olvidarlo porque si en la próxima tanda de penaltis Casillas no está tan entonado a lo mejor se vuelven (otra vez) a casa en cuartos. Y no habría que olvidarlo porque si ello ocurre no significará que España es mejor o peor, simplemente que fútbol es fútbol, que no hay sistema infalible ni equipo invencible. No señores, ni España tampoco, aunque ahora les pueda parecer increíble.

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.

De la pizarra al terreno de juego


Habéis sido vari@s los que habéis pedido un análisis del Barça de Guardiola. Aquí lo tenéis, disfrutadlo tanto como yo

[Por Jorge García]

Muchos escépticos comentaban antes de empezar la liga que Pep Guardiola podría no ser la solución a los graves problemas del Barcelona. Esto, en parte, es cierto. No podemos olvidar que la salida de varios futbolistas, como Deco o Ronaldinho, ha propiciado que la lucha de egos se haya rebajado. Si le sumamos el concepto táctico de Guardiola, nos encontramos con un equipo espectacular; como viene demostrando en las últimas semanas.

guardiolajorgeGuardiola parte con una ventaja, pocos centrocampistas han tenido su clase y han podido participar en el proytecto de Cruyff. Con este curriculum es fácil ver el fútbol. Ahora bien, si los jugadores no te toman en serio y trasladan al campo lo que entrenan, tu fracaso está garantizado en el banquillo. Quizá, el ejemplo más cercano sea el de Juande Ramos en el Tottenham. El año pasado, ganó la Carling Cup, pero en la liga iban colistas. Fue destituido y llegó el drunk Redknapp. Desde su incorporación a los spurs, no han perdido ni un solo partido: ¿casualidad o echar a un entrenador?.

El Barcelona de la era Guardiola no ha cambiado sustancialmente con respecto al esquema táctico, pero sí ha incorporado varios mejoras que le han permitido volver a ser el equipo temible que fue cuando consiguió el doblete. Los fichajes, aparentemente, no aportaban nada desorbitado. Keita, Cáceres, Piqué, Alves o Hleb. A excepción de los dos últimos, nada de renombre. Sin embargo, estos refuerzos le han dado más profundidad de banquillo y una consistencia en la contención que antes no tenía. Además, jugadores como Alves o Piqué le permiten sacar el balón jugado desde atrás (algo que sólo hacía Márquez). Para Guardiola esto resulta esencial. Hay que jugar al toque y no podemos rifar la pelota. Así, el once blaugrana consigue echar el campo hacia el marco contrario y, asimismo, ganar en posicionamiento defensivo.

Esto se entiende mejor si partimos de la base de que el Barça tiene dos líneas claras de juego: 5 – 5. Por un lado, los cuatro defensas y el pivote defensivo (más Valdés, no van a jugar sin portero). Por otro, los dos centrocampistas de creación y los tres atacantes. A la hora del ataque sólo se suma el pivote defensivo y llegan seis al área contrario; junto a los carrileros (sobre todo Alves) cuando se incorporan para hacer el campo más ancho. A la hora de denfender, se mantienen los cinco más, habitualmente, los dos centrocampistas y algún extremo. Por lo tanto, ocho personas para cerrar las líneas. Esto con Rijkaard no ocurría. Así, el balance, en ambos casos, es casi perfecto.

xaviGuaridola ha rescatado la idea de la Premier: hacer el espacio mucho más estrecho para ahogar a sus rivales en la presión. Si juegas adelante, el campo se reduce y, por consiguiente, es más fácil perder el balón. Eto’o ha vuelto a ser el de siempre. Inicia la presión en área contraria apretando a los defensas. A esto se le suman tanto Henry o Iniesta y Messi. En caso de que la salida sea por el medio, los extremos se repliegan y Xavi y Keita, Busquets o Touré ayudan al de Terrasa. En definitiva, la concepción está clara. No replegarse sino estirar el once hacia campo rival. El pero de esta idea es que, cuando no estén finos, las contras pueden ser matadoras. Todavía no ha ocurrido y esperemos que se mantenga igual.

En ataque, qué decir. 34 goles en 10 jornadas de liga. A lo que hay que sumarle la Champions y la Copa del Rey. Son cifras increíbles y que no necesitan mucho comentario. Al retomar el concepto de amplitud y desborde han conseguido la magia que tuvieran hace tres o cuatro temporadas. El balón circula rapídisimo, de un lado a otro y siempre con continuidad; evidentemente, Xavi Hernández tiene mucha culpa de que esto sea así. En ningún momento hay una excesiva ralentización del juego; como ocurría con Ronaldinho en los últimos años.

Por último, Guardiola ha conseguido crear un bloque que cree en sí mismo y en el que todos los futbolistas se sienten importantes. Además, su conocimiento del filial le ha permitido traer jugadores al primer equipo que dotan al Barça de más profundidad y de savia nueva (como Busquets o Pedro). Está claro que en algún momento bajarán el pistón y perderán encuentros. Todavía no ha ocurrido y esperemos que tarde en llegar. Como aficionado al fútbol, me gusta ver espectáculo y buenos encuentros. Esto, actualmente, el Barcelona lo ofrece (qué pena que el Camp Nou no esté lleno todos los días).

P.D. El expreso de Irún pasó de largo en Madrid. Malos tiempos en el coliseo de la Castellana (y más sin Van Nistelrooy).

Otra firma que se suma a La Elástica


Después de muchos problemas técnicos, he conseguido que se reestablezca la conexión de internet y por eso el blog vuelve a la actividad.

Me gusta ver que los proyectos van creciendo poquito a poco y eso es lo que está pasando con La Elástica. No sé si nos leerá mucha, poca o ninguna gente, pero yo estoy muy orgulloso de que algunos amigos estén dispuestos a colaborar en este blog.

Hace un tiempo os presenté a Anuar Marrero y a Fran Reyes, a quienes podéis leer habitualmente por estos lares, y hoy le toca el turno a Jorge García. Jorge, como yo, es licenciado en Periodismo. Apasionado de la Premier y golfista ocasional, debuta en La Elástica con un delicioso análisis de la penúltima joya de La Masía.

Disfrutadlo.

PD: Dos semanas sin escribir un artículo propio… qué desastre

La Elástica sigue creciendo


Si hace unos días os ‘presenté en sociedad’ al primer colaborador del blog, Anuar Marrero, hoy quiero presentaros a la segunda firma invitada que se pasará por aquí de vez en cuando para escribir unas líneas. Su nombre es Fran Reyes y aunque viene del mundo del ciclismo, podréis comprobar que, en esto de escribir sobre fútbol, también es un maestro.

PD: Espero que os guste tanto como a mí.

La Elástica estrena colaborador


Hoy es un día especial, y lo es porque hoy hace su debut como articulista de este blog Anuar Marrero. Anuar es amigo mío, es periodista, y además el tío escribe de puta madre muy bien. Así que espero que disfrutéis con sus artículos tanto como lo he hecho yo.

PD: Espero que esta sea la primera de muchas colaboraciones