Archivo de la etiqueta: economia

El mundo bascula hacia el este (conclusiones de la primera fase)


[Por Anuar Marrero]

Lo que es una realidad palpable desde hace ya algunas décadas en el terreno de la economía y la política empieza a materializarse ahora en el fútbol. Para nadie es un secreto que desde la irrupción de los dragones asiáticos y el crecimiento exponencial de la economía china, la geopolítica mundial está desplazando su centro neurálgico hacia este. Y después de la primera fase de mundial parece que el deporte rey sigue los mismos derroteros. La clasificación (de manera merecida) de Corea del Sur y Japón en dos grupos durísimos no se debe a una casualidad. Ambas han demostrado rigor táctico, solidez defensiva, una velocidad endiablada y un nivel técnico más que considerable. Sigue leyendo

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

Una de política y deporte


[Por Anuar Marrero]

En los últimos días, la actualidad me ha brindado una oportunidad que no puedo dejar pasar. Y es la de relacionar dos de mis temas preferidos, fútbol y política. Si, comprendo que es un terreno minado, y que el fútbol debería tener más independencia de la política. Pero no sería yo si dejara pasar una oportunidad como esta de meterme en un berenjenal.

FILES-FBL-SPAIN-REAL MADRID-PEREZVayamos por partes. Todo empieza cuando el Manchester hace público en su página web que acepta la oferta de 94 millones de euros del Real Madrid por Cristiano Ronaldo. Sí, es una barbaridad, es obsceno, hay muchos niñitos muriéndose de hambre, y a todos nos gustaría coger ese dinero y tener un mundo en paz y abrir orfanatos para gatitos. No me entiendan mal. Tan solo quiero ridiculizar los argumentos tópicos, populistas y demagogos que acompañan cualquier fichaje de envergadura. En lo que a esto respecta, una única puntualización. Quien acepta tal cantidad es la anterior junta, presidida por Ramón Calderón. Florentino sólo tenía dos opciones, o pagar los 94 por el jugador,o pagar 30 millones de penalización. Me parece que la elección está clara. Primera reacción, Laporta.

Laporta, ese presidente henchido y ufano que saca pecho últimamente pareciendo olvidar que hace un año casi el 60% de los socios del Barça votó a favor de la moción de censura presentada contra él, y por lo tanto su proyecto. El mismo que ahora anda paseando por el mundo con esa sonrisa hollywoodiense y ese aire de gurú del fútbol. El mismo proyecto que con unos estatutos más democráticos lo hubiese puesto de patitas en la calle al final de la temporada pasada. Para empezar es de muy mala educación, y muy poca caballerosidad que un presidente de un club ande criticando sistemática, abierta y deliberadamente la política de otro, en especial cuando no le afecta nada. Pero desde luego, Laporta durante estos años no ha sido precisamente un ejemplo de saber estar.

Por otra parte las palabras de Laporta son farisaicas. Están cargadas de hipocresía. Defiende que el modelo del Madrid es imperialista y que no se ajusta a mercado. Lección de economía básica para don Joan; si alguien posee un bien, su precio de mercado no es ni mas ni menos que el que alguien esté dispuesto a pagar. También defiende el modelo del Barça, basado en el compromiso, y aboga por abaratar el mercado. Entonces, ¿porqué tienen Messi o Iniesta una clausula de 150 millones de euros? Si es cierto lo que Laporta defiende, ¿por qué no tasa a Messi y a Iniesta en su valor de mercado real? Si tan comprometidos están, no creo que haga falta establecer una clausula astronómica. Por otra parte creo recordar que Cruyff (el artífice del Barça como gran equipo), Ronaldo, Ronaldinho, Romario, Rivaldo, y tantos otros nombres cruciales en la historia del club no llegaron precisamente gratis. Demasiada hipocresía y desmemoria en las aseveraciones del presidente del Barcelona.

Y por si esto no fuera poco, hoy me levanto con la noticia de que IU y algunos grupos nacionalistas han presentado una propuesta para estudiar una ley que regule el presupuesto de los clubes de fútbol. El disparate es de tal calado, y tan inoportuno que no sé ni por dónde empezar. En primer lugar avisar a sus señorías, que no se debe legislar ad hoc. No sé puede sacar una ley, para regular únicamente el presupuesto de los clubes de fútbol, y mucho menos a raíz de que un determinado club haya hecho un fichaje. Es insultante para los ciudadanos ver el rastrero nivel de la política patria. Y por no obviar el hecho de que muchos de los principales ideólogos de la fantochada con aspiraciones de ley chabacana y bananera, son diputados nacionalistas, como Ridao o Erkoreka, abiertos aficionados de clubes como el Barça o el Athletic, equipos representativos de un sentimiento antimadridista muy arraigado en el fútbol español. ¿Porque no se legisló cuando Laporta, recién investido presidente gastó a diestro y siniestro para reconstruir el Barcelona? Que encima se cuelen en política las filias y fobias deportivas de los diputados el algo que se sitúa entre lo irrisorio, lo inverosímil y lo intolerable.

joan herreraLa izquierda (y conste que me declaro abierta y orgullosamente de izquierdas), debería hacer una reflexión profunda. Y darse cuenta cuanto antes que la demagogia, el populismo y el oportunismo político (tres características básicas de esta propuesta) son el terreno en el que la derecha se maneja a sus anchas. Vean si no las elecciones europeas. En una situación de crisis, sólo sale perjudicada la izquierda. Y es que establecer un tratamiento diferenciado para el fútbol el demagogia y populismo. Cristiano Ronaldo como cualquier otro jugador es una inversión del club que lo ficha. ¿Por qué ha de limitarse la inversión de una empresa? ¿A alguien le perecería bien, por ejemplo, que se sacara una ley para limitar la inversión de las productoras en una película? ¿O para limitar la adquisición que, por ejemplo, está haciendo el banco Santander de bancos en otros países de Europa por cantidades inmensamente superiores a 94 millones de euros?

Decía un diputado que, además, el Madrid se hacía con un crédito bancario, una operación de la que no se obtenía beneficio público alguno. Recordar a su señoría que el Real Madrid es una empresa, y que como tal, sus resultados positivos o negativos tiene la misma incidencia en el PIB que el de cualquier otra. Lo cierto es que Izquierda Unida ha cometido un gran tropiezo, uno de tantos en los últimos años. Ver al tercer partido (por número de votos) a nivel nacional reducido a esto es lamentable. De los nacionalistas, la verdad, poco me espero. Y ya para terminar, esta situación prueba una cosa, y es que para una parte importante de España, todo lo que haga el Real Madrid va a estar mal. Por sistema. De la misma manera que cualquier cosa que se haga en contra del Madrid es tolerable. Si no fuera el Real Madrid el implicado en esta operación, a nadie en su sano juicio se le ocurriría presentar una propuesta como la de Izquierda Unida.

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.