Archivo de la etiqueta: blog

¡Vuelve La Elástica! No me lo creo ni yo


Sí amig@s sí, frotáos bien los ojos porque esto que estáis leyendo es histórico. ¡Nuevos posts en La Elástica!. Y es que la carne es débil (?) y no me he podido resistir a los millones de peticiones y a las hordas de fans (?) que pedían mi cabeza vuelta.

Y aquí estamos otra vez. A la espera de un nuevo diseño que algún día llegará, haciendo competencia al ‘cablegate’ de Wikileaks y siendo consciente de que siempre prometo que voy a escribir con más regularidad y luego nunca lo cumplo.

Desde que no nos leemos por aquí han pasado muchas cosas. ¿La más importante? Que Aznar es asesor para el cambio climático, por supuesto.

Bueno, esa y otra. Porque gracias a un hombre con voz de niño, cara de niño, físico de niño y que de niño era del Madrid ‘a todo poder’ (aunque ahora disfrute humillándolo con el Barcelona) somos Campeones del Mundo.

Eso sí, todos menos Anuar, que se pasó todo el Mundial tocando los coj… ¡uy! ya iba a decir un taco, y estoy en el primer post.

Bueno que me lío. Que un clásico como el del lunes merecía una vuelta sonada.

Gracias a tod@s por la paciencia y espero que sigáis por aquí.

¡Un abrazo!

Estímulos


[Por El Mental Coach]

El 19 de diciembre 2009 pasará a la historia en ‘Can Barça’. Este día el Barcelona conquista el Mundial de Clubes, que era su sexto titulo en una temporada, un hito que ningún equipo había realizado antes.

Una de las curiosidades que he leído de cuanto ocurrió en Dubai (sede de la final) ha sido que el Barcelona ha cambiado de canción. Como imagino sabéis el Barcelona había utilizado hasta ese momento la canción ‘Viva la Vida’, de Coldplay que les había acompañado hasta la final de la Champions League en Roma. Al parecer después de la final de Roma cambiaron a ‘Human’ de The Killers y lo hicieron su nuevo “himno”. Sigue leyendo

Pues a mí no me ha gustado


[Por Anuar Marrero]

Créanme que si a estas horas el Real Madrid fuera campeón, escribiría el mismo post. Con una considerable resaca pero el mismo al fin y al cabo. Tampoco quiero que se entienda como un ataque al Barcelona (al que felicito por un título que merece sin ningún tipo de dudas), ni como que quiero quitarle mérito. Es simplemente mi opinión sobre la liga en su conjunto. Una opinión que no es estrictamente personal, ya que creo que la comparten bastantes personas dentro del mundo del fútbol.

Se habla insistentemente de liga de récord. Se señalan los 99 del Barça y los 96 del Madrid como una gesta que engrandece la consecución del título. Para mí es todo lo contrario. Esa cifra de puntos no es resultado de la excelencia de dos clubes, sino del descenso considerable del nivel medio de la liga. Con el Deportivo desaparecido, el Valencia acuciado por su situación económica y Sevilla y Villarreal venidos a menos, el nivel medio de la liga, el de los equipos que luchan por Europa, ha sido bajísimo. De hecho equipos como el Mallorca, el Getafe o el Athletic, muy meritorios pero deportivamente muy limitados han estado luchando por esas posiciones. Es decir, casi cualquier equipo serio que mantuviera cierta regularidad entraba en la zona noble de la tabla. Eso da una idea del nivel de la competición.


También se asegura que el Barça se ha visto reforzado por la gesta de un Madrid que le ha obligado a ganar prácticamente todo. La cifra de goles y puntos del Madrid es también esgrimida por Pellegrini y quienes le respaldan para asegurar que el Madrid ha hecho una temporada grandiosa. En este punto me voy a detener. Y lo siento pero mi opinión es clara. El Real Madrid es un equipo que no ha ganado nada y no le ha ganado a nadie. Después de la mayor inversión económica de la historia del fútbol, y de confeccionar una plantilla que, con alguna deficiencia, está entre las tres mejores del mundo,  el conjunto blanco no ha conseguido ningún título ni ninguna victoria importante.

En la fase previa de la Champions fue incapaz de ganar a un Milan al que el United se merendó en octavos. Fue incapaz asimismo de ganar un solo partido a un Olympique de Lyon que si bien es un buen equipo, tiene un nivel infinitamente inferior al de los blancos. Y luego en liga perdió los dos partidos ante su único rival directo, el segundo, en el Bernabeu, dando una considerable sensación de impotencia. Además cuando después inviertes 300 millones y te pasas dos meses (fue eliminado de la Champions el 10 de marzo) jugando un solo partido por semana, contra equipos muy inferiores se supone que lo ganarás.  Y seamos serios, la mayoría de esos partidos el Madrid los ganó gracias a la superioridad de Ronaldo, un jugador que se ha exhibido frente a Mallorcas y Almerías (entiéndase la metonimia) pero que ha desaparecido en los momentos importantes. Y después de todo lo relatado ni siquiera me he referido al bochorno del Alcorcón…

Y para compensar lo descrito tenemos poco a lo que agarrarnos. El Madrid no ha mostrado una línea regular de juego, ha sido espeso y en ocasiones sin carácter y no ha sido claramente superior a casi ningún rival. Se me podrá decir que el que menos culpa tiene es Pellegrini, pero no se podrá negar su cuota importante de responsabilidad. Yo apoyé su fichaje en verano, pero después de un año he de decir que esperaba más. Sinceramente, la única razón por la que el chileno podría continuar en el Madrid es por estabilidad institucional. Pero a mí me parece poco. Por otra parte soy de la idea de que cualquier entrenador con tiempo y recursos consigue cosas, pero sinceramente albergo muchas dudas de que Pellegrini sea el adecuado. No me gustaría que se fichara a Mou, pero tiene algo positivo. Tiene el prestigio y el carácter suficiente para imponer sus condiciones a Florentino. A lo mejor así conseguimos que el presidente delegue, de una vez por todas, la política deportiva en quién realmente sabe de fútbol.

Y sinceramente no me gustado la liga porque he perdido interés por el fútbol. Porque lo único importante es lo que hicieran el Barça y el Madrid. Porque no me gusta que el tercero se quede a 25 puntos del segundo. Porque, a pesar de ser del Madrid, creo en un fútbol que no esté dominado de manera despótica por los gigantes. Y sobre todo porque no creo que haya sido puntual. Porque Madrid y Barça volverán a gastarse grandes sumas de dinero este verano y la distancia entre ellos y el resto aumentará. Porque es malo para el fútbol. Por eso no me ha gustado.

P.D.: Y encima el mundial, pocos partidos en abiertos y por Telecinco…

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

La prepotencia encubierta


[Por Anuar Marrero]

Desde hace algún tiempo, he detectado en el Barcelona y su entorno (prensa y aficionados), una actitud que a mi parecer está cargada de prepotencia. No es evidente, ya que los jugadores del Barça, capitaneados por el intachable Guardiola, suelen medir mucho sus declaraciones, y hasta ahora son tenidos por modélicos. Pero si analizamos con perspectiva y nos detenemos en el trasfondo de las palabras y declaraciones que se escuchan en las contadas ocasiones en las que el equipo no consigue la victoria, estas destilan un profundo sentimiento de superioridad.

Todos los equipos grandes son más o menos lo mismo. Cada uno con un modelo, peor o mejor gestionado, pero que en ningún caso garantiza victorias. El futbol es profundamente cíclico, y todos los modelos han pasado por penurias y grandes éxitos. En los últimos años Europa ha sido dominada primero por equipos españoles capitaneados por el Madrid “galáctico” de Florentino, luego este se hundió y dio paso al dominio del Milan y los equipos italianos. Posteriormente fue el turno de Chelsea, Manchester y el estilo inglés, que dio paso a la superioridad del Barça de Rijkaard y el de Guardiola. Todos estilos diferentes. Todos exitosos.

Pero cuando el Barça pierde, las explicaciones de la derrota se basan en descalificar la propuesta del contrario. Es usual leer en prensa y escuchar a aficionados frases como “es que contra 11 tíos metidos en el área no se puede jugar”, “es que el equipo dio muchas patadas”, “solo hubo un equipo que quiso jugar” etc. Parece subyacer en el discurso el siguiente planteamiento: “El estilo del Barça es infalible y muy superior al resto y sólo puede perder por demérito propio o porque el rival se vale de estrategias poco lícitas”.


El último caso lo hemos vivido contra el Inter. El discurso era claramente descalificatorio contra la propuesta de Mourinho. Solo hay que acudir al Sport o al Mundo Deportivo para darse cuenta de eso. Además el equipo que nunca habla de los árbitros, cuando se siente afectado lo saca a la palestra. El prepotente y el engreído, atribuyéndose más mérito del que le corresponde, suele obviar los elementos azarosos que le llevan a la consecución del éxito. Pero no duda en utilizarlos para descalificar los logros ajenos. No decir nada después del arbitraje de Ovrebo el año pasado contra el Chelsea y atribuir parte de la derrota contra el Inter a la actuación arbitral responde perfectamente a este esquema.

Esta mentalidad, generalmente presente en la prensa catalana, se generaliza con el chovinismo imperante en jornadas de Champions. En los análisis post-partido, De la Morena, en la SER, llegó a criticar el planteamiento excesivamente defensivo del Inter. Un equipo que salió con tres delanteros, un medio ofensivo, un organizador y un lateral ofensivo. Un equipo que situó la línea de presión en la defensa del Barça y tuvo hasta 7 oportunidades claras de gol. Pero en el fondo se encuentra la resistencia a reconocer que la propuesta futbolística del Inter se impuso a la del Barça, que su estilo no es omnipotente. Evidentemente esto no es generalizado y no afecta a todos. Guardiola defiende su propuesta porque es su forma de entender el fútbol. La defenderá siempre, pero no la considera superior.

Que se mantenga esta actitud en una prensa deportiva hecha por ultras, para ultras y con una calidad ínfima no es extraño. Pero el aficionado cabal y los jugadores no deberían dejarse contaminar por esa prepotencia encubierta con buenas palabras. Es muy lógico estar orgulloso del modelo del Barça, que le está llevando a cosechar títulos. Pero no está de más recordar que con el mismo modelo el Barça estuvo más de 13 años sin ganar la Champions League, mientras otros estilos opuestos se paseaban victoriosos. Defiendan su estilo, pero no lo impongan.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

El Efecto Catástrofe


[Por El Mental Coach]

¿Os ha sucedido alguna vez eso de cometer un error y a continuación ‘no dar una a derechas’?.  Si juegas al fútbol, ¿no te ha pasado eso de fallar un gol que considerabas fácil y, después, tener un día desastroso?

Cuando erramos tenemos la tendencia a imaginarnos las consecuencias futuras de ese error. Pensamos: qué dirá mi entrenador por haber fallado el tiro libre, qué dirá la prensa esta semana, nos espera una semana durísima, que dirá mi padre del gol fallado… En realidad, lo que hacemos es proyectar nuestra mente al futuro pensando en las consecuencias de un error que ya es pasado.

Es lo que yo llamo el “Efecto Catástrofe”. De un error pasado creamos la catástrofe futura. En realidad es bastante ridículo, ya que cambiando el presente, cambiamos también el futuro.

El Efecto Catástrofe sigue estas pautas:

  • Nos hace pensar en la catástrofe futura, consecuencia de nuestro error. Por ejemplo: si jugando al tenis hemos fallado un servicio, estamos continuamente pensando que perderemos el punto, que el siguiente juego saca el contrincante y que perderemos el set.
  • Para remediar la catástrofe futura nos obligamos a hacer el “golpe perfecto”. Es decir, hemos fallado y ahora tenemos que recuperar el error pasado. Es cierto que debemos ser ambiciosos y recuperar el punto perdido, pero ¿estamos ahora en la mejor condición de hacerlo?.

Si hemos cometido un error y empezamos a frustrarnos por ello, yo siempre recomiendo hacer lo siguiente:

  • ¡Concéntrate en el presente!. Analiza dónde está centrada tu atención ahora. Si estás pensando en las consecuencias futuras de tu error, así que vuelve al presente.
  • ¡Olvida el golpe perfecto!. Si has fallado un penalti y no estás preparado para tirar el siguiente, no tienes por qué hacerlo. 
  • Un error es un resultado, no un fracaso. Toda acción tiene un resultado y, todos los resultados, no tienen por que ser como deseamos. Quita importancia a los resultados negativos, son siempre una oportunidad para mejorar y aprender.
  • Nunca personalizar el error. Tú no eres el error. Si fallas un penalti no significa que seas un mal tirador de penaltis. Si fallas un primer servicio no quiere decir que uno sea malo en  los primeros saques. Es sólo un resultado y ya es pasado.

Recuerda que para evitar el Efecto Catástrofe, hay que volver al presente, al ‘ahora’. Cambia el presente y cambiarás el futuro.

Os dejo este video; es cierto que no somos Chiquito de la Calzada,  pero, a veces, es ridículo como creamos una catástrofe de un simple resultado. La próxima vez que experimentes el efecto catástrofe, piensa en lo que diría Chiquito y, verás como la catástrofe se desvanece.

Cositas del fin de semana


El Chelsea es una apisonadora

Siete goles (como siete soles, que dirían los cursis) le metió al Sunderland el sábado por la tarde, y pudieron ser muchos más, pero el portero Fülop, a pesar del saco que se llevó, hizo varias paradas de mérito. Y todo esto sin Drogba, ni Essien, ni Kalou, ni Obi Mikel, que andan un poco liados con eso de la Copa de África. Belletti jugó de pivote y no lo hizo mal, Lampard sigue siendo un superclase y Ashley Cole está a un nivel alucinante. Con esa plantilla, y sabiendo que la Champions es la competición preferida de Ancelotti, los ‘blues’ son la alternativa a Barcelona y Real Madrid, aunque el escollo del Inter debería ser duro.

El Liverpool por su parte, sigue en caída libre. Después de caer eliminado en la Copa en Anfield por un segunda, el Reading, llegaron las lesiones de Torres, Gerrard y Benayoun y para colmo el sábado el Stoke le empató en el último minuto. Benítez parece desbordado y las dudas sobre su continuidad cada vez son mayores. Veremos qué pasa, pero esto no tiene buena pinta.

Vuelve el Barça, pincha el Madrid y se consolida el Valencia

El Barcelona se vengó de su eliminación copera y le endosó cuatro goles al Sevilla. Jiménez, supongo que pensando en reservar efectivos para la Copa, alineó a un trivote ultradefensivo en el medio formado por Stankevicius, Lolo y Marc Valiente, y a José Carlos en la banda izquierda del ataque. En el primer tiempo le salió bien, pero en cuanto los de Guardiola abrieron la lata, los goles cayeron casi por inercia.

Lo del Madrid fuera de casa empieza a ser preocupante. Perdió en San Mamés frente a un Athletic sobrio y ordenado, que trabó el partido de principio a fin. A pesar de que el mejor de los vascos fue su portero Gorka, los blancos nunca se sintieron cómodos sobre el césped de Bilbao. Cristiano se volvió a quedar sin marcar, y cuando el portugués se ofusca, trata de hacer la jugada por su cuenta y perjudica al equipo.

El Valencia es el que se engancha a la zona Champions. Cuando Silva, Mata, Villa, Banega y Joaquín están enchufados, como hoy, poco hay que hacer. Y aunque el penalti en contra del Villarreal ha sido fuera del área, la superioridad de los de Emery ha sido manifiesta. Sin el ‘incordio’ de la Copa, y con una gran profundidad de plantilla, sobre todo en ataque (Vicente, Zigic, Pablo Hernández, Chori Domínguez…) este equipo puede dar mucha guerra.

Luca Toni golea con la Roma y Ronaldinho vuelve a ser decisivo

Cuánto me alegro de esta noticia. Siempre he sido admirador de Toni, y como sabéis, mi equipo italiano es la Roma. Así que me alegro de que los romanos se hayan metido en puestos Champions con dos goles del ex-Bayern. Porque es cierto que no es un dechado de técnica y que condiciona el juego de los equipos, pero es un auténtico rematador, condenado al ostracismo por Van Gaal. Por cierto, el rival de la Roma era el Genoa, que está en crisis y en el que Zapater cada vez juega menos.

Vamos con Ronaldinho. En el post anterior os contaba que volvía a estar a gusto en un campo de fútbol, y este fin de semana ha vuelto a demostrar que cuando quiere es un fuera de serie. Los tres goles frente al Siena así lo certifican y el Milan se acerca a sus vecinos del Inter. Os dejo los goles de ‘Dinho’, el tercero (cuarto del partido) buenísimo.

La ocasión de Dani

Pobre Dani. Es el típico delantero ratonero, que odian todos los aficionados de equipos en los que no juega. En el Betis fue héroe de la final de Copa y marcó el gol de la victoria ante el Chelsea. Pero le cedieron al Cádiz y al Elche, donde no tuvo suerte y además se lesionó en la rodilla. Este año no tenía ficha en el Betis, pero le han inscrito para esta segunda vuelta. Y en su primer partido con el Betis desde 2007, va y hace esto. Lo dicho, pobre chaval.

PD: Hoy la postdata va de recomendaciones. La primera, por divertida y exótica. Porque resulta que mi amiga Manuela, (sí, aquella de Los diarios de Islandia) que es aventurera por naturaleza, acaba de cambiar Madrid por México D.F. y ha abierto un blog maravilloso donde cuenta sus peripecias, sus vivencias y sus experiencias personales en la Ciudad-Selva. Aquí os dejo el enlace, y desde hoy lo podéis encontrar en ‘sitios de obligada visita’, en la barra de la derecha del blog.

La segunda recomendación, no es divertida ni exótica, pero sí es necesaria. L@s que pasáis por aquí de vez en cuando, conocéis a Anuar Marrero porque es colaborador habitual de este invento. Pues en su blog “El fin de la pobreza es una decisión política”, ha publicado una entrada titulada ‘Fuera de Servicio’ que debería ser de obligada lectura para todos, pero especialmente para los políticos que gobiernan en la ciudad y la Comunidad de Madrid. La concienciación y la visibilidad en un tema como este, son fundamentales, y este post supone una gran contribución. ¡Gracias Negro!.

El Coaching


[Por El Mental Coach]

Hola a todos y bienvenidos a este rincón del coaching. Quiero agradecer a ‘La Elástica’ por darme la oportunidad de poder hablaros de lo que es mi profesión, y aunque resulte extraño, mi pasión. El objetivo que pretendo con estos artículos es el de daros una visión diversa del deporte, la visión desde el punto de vista de un mental coach. Mi modo de hacer coaching y de escribir es directo, espero que resulte fácil de entender y, sobre todo, que mi palabras sirvan para que entréis en acción. Me gusta siempre repetir a mis coachees : pre-paración y no pre-ocupación.

En los próximos meses os contare casos prácticos que sirven a cualquier deportista a mejorar su performance. Si queréis, también podéis visitar blog.elmentalcoach.com para leer algunos artículos escritos en los meses precedentes.

En primer lugar, creo que es necesario hacer una breve descripción de la actividad de Coaching y clarificar los diversos ámbitos de actuación, donde actualmente se aplica.

La actividad de Coaching es un trabajo de colaboración entre el entrenador (coach) y el cliente (cochee). La traducción de entrenador no es mi preferida así que en lo sucesivo usare el término en inglés.

El Coach ayuda al cliente a fijar sus metas, a sacar lo mejor de él para alcanzarlas, apoya, estimula, y alienta al cliente a lograr sus aspiraciones.

Las áreas de intervención van desde los aspectos más pragmáticos y técnicos, tales como técnicas de comunicación persuasiva, la definición y planificación de objetivos; hasta las más personales, como la gestión eficaz de los estados de ánimo.
El coach acompaña y apoya al cliente en su proceso de crecimiento personal y, en  el logro de objetivos ambiciosos.

Existen diversos ámbitos de actuación donde el coaching es ya una realidad, con un futuro muy esperanzador.

Coaching Deportivo (Sport Coaching) es una actividad de Coaching en el ámbito de un deporte.
El objetivo es: aprender a usar la mente como un acelerador de los resultados, expresando el 100% de su potencial, tanto durante los entrenamientos como en los momentos de la competición.
Desarrollar una mentalidad ganadora, transformar el miedo en coraje, manejar el estrés de manera efectiva en la competición, saber cómo manejar los momentos difíciles …
La premisa de este trabajo es que para expresar tu talento (de la naturaleza que sea) debes entrenar a tu mente tanto como  entrenas tu cuerpo y la técnica.

El Sport Coaching se lleva a cabo mediante entrevistas individuales de duración variable (dependiendo de la situación), que pueden desarrollarse tanto en el campo como en el vestuario, tanto en el entrenamiento como en la previa a la competición.

Hoy, el Sport Coaching, es un recurso vencedor. El hecho que un equipo/deportista cuente con un buen coach le hará sin duda tener más posibilidades que uno que no lo usa. Al igual que hoy en día es impensable que un equipo profesional no tenga un preparador físico, en cuestión de años, sucederá será lo mismo respecto a un coach mental. Todos sabemos que el aspecto mental en el deporte es lo que marca la diferencia. Un equipo ganador es un equipo con una mente ganadora (puede que no sea el más fuerte físicamente o técnicamente).

El coaching tiene otros ámbitos de aplicación:

El Coaching de Vida (Life Coaching) es una actividad de Coaching personal en la que no se está trabajando en las metas personales relacionadas con el trabajo o el deporte, sino simplemente, se trabaja para mejorar la calidad de vida del cliente.
El objetivo es conseguir el equilibrio y el bienestar, aumentar la confianza y la autoestima, transformar el estrés negativo (angustia) en estrés positivo, para poder transformar el miedo en coraje, gestionar más eficazmente nuestros estados de ánimo…

La premisa de este trabajo es que: todo cuanto necesita el individuo, ya está dentro de él. Ahora lo que debe hacer es aprender a utilizar el poder que posee. El entrenador personal será su “mentor personal”.

Coaching de Negocios (Business Coaching) es una actividad de coaching personal que trabaja en objetivos de carácter profesional.
El objetivo es aprender a usar todas tus capacidades para alcanzar los objetivos de tu carrera profesional. Se centra en trabajar sobre los objetivos, en la comunicación, el liderazgo, la determinación, en la motivación, la gestión de los estados de ánimo.

Espero haberos aclarado cuál es el significado de coaching y sus ámbitos de aplicación.

Como siempre, a vuestro servicio para cualquier duda.

Película recomendada: La Leyenda de Bagger Vance.

Estrenamos nueva sección: ‘Sport Coaching’


Hola a tod@s. En La Elástica nos encantaría poner en práctica el dicho popular que reza eso de ‘año nuevo, vida nueva’, pero como no tenemos pasta para hacerlo, y además somos más de ese otro que dice que ‘no por mucho madrugar amanece más temprano’, tuneamos un poco el dicho y lo cambiamos por ‘año nuevo, sección nueva’.

Hoy estamos de estreno, y no os voy a negar que me hace mucha ilusión. En esta nueva sección llamada Sport Coaching, abordaremos un punto que cada vez está cobrando más importancia en la preparación deportiva de hoy en día: el aspecto mental.

Este es un pilar fundamental al que no se le suele dar la importancia que debiera, y que apenas se trata en ninguna publicación deportiva.

Por eso a partir de hoy, podréis disfrutar en La Elástica, de los artículos de ‘El Mental Coach’, un experto en la materia con más de diez años de experiencia a sus espaldas, y que actualmente trabaja con deportistas de élite (sí, yo tampoco entiendo cómo alguien así ha podido llegar a este blog, y encima se ha prestado a colaborar). Pero no os asustéis, porque como podréis comprobar sus artículos son muy didácticos, directos y fáciles de entender.

Desde aquí me gustaría agradecer enormemente a ‘El Mental Coach’ su colaboración, su disposición y su interés. Espero que con estos artículos vosotr@s disfrutéis y aprendáis tanto como lo he hecho yo. Eso sí,  si esto os parece una puta mierda solemne tontería, tampoco dudéis en comentarlo.

PD: Empieza teñida de luto la Copa de África de Naciones. El autobús de Togo ha sido tiroteado cuando cruzaba la frontera entre Angola y el Congo. El conductor ha muerto y hay dos jugadores heridos de gravedad. La organización se ha apresurado a confirmar que el campeonato se celebrará a pesar de estos atentados, y las dudas sobre la seguridad en el continente africano se vuelven a plantear, a menos de siete meses para el comienzo del Mundial de Sudáfrica. Por eso estos atentados son un disparo a bocajarro al corazón de todo el continente negro.