Archivo de la etiqueta: messi

Los problemas del balón de oro


[Por Anuar Marrero]

Después de mucho tiempo, este año se corregía uno de los principales problemas del Balón de Oro, y era la existencia de dos premios para un mismo concepto, ya que a este se le sumaba el FIFA World Player.  De esta manera se creó el FIFA Balón de Oro, votado por periodistas, seleccionadores y capitanes de las selecciones nacionales. No obstante, y aunque este hecho parece reforzar el galardón, el de este año va camino de convertirse en uno de los más polémicos que se recuerdan.

La polémica la provocan dos hechos; la inexplicable exclusión de Sneijder del trío de finalistas en beneficio de Messi, y que según una filtración de La Gazzetta dello Sport, el premio sería para Iniesta en lugar de Xavi. ¿Cómo es posible que un premio votado por una representación tan amplia del mundo de fútbol genere tal controversia? La respuesta la podemos extraer de la combinación de tres factores. El primero, irresoluble, es la injusticia asociada a un premio individual en un deporte colectivo.  El segundo problema es la falta de elementos de juicio objetivos a la hora de conceder el premio y por último nos encontramos con que en realidad nadie sabe muy bien qué es lo que está votando.

Sigue leyendo

Reflexiones tras el clásico. ¿Y ahora qué?


Han pasado cerca de 48 horas desde el final del partido y creo que sigo sin creerme lo que pasó antes de anoche en el Camp Nou. De hecho, he tenido que bajarme el partido (verás como lean esto los de la SGAE) para verlo con un poco más de calma.

Estaréis conmigo en que ni el más optimista de los culés ni el más pesimista de los merengues esperaba un resultado así. Porque un 5-0 es histórico, en el más amplio sentido de la palabra. Quizás, con la memoria reciente del 2-6 no lo pongamos en la perspectiva adecuada, pero yo, que por edad tengo vagos recuerdos de los 5-0 de los años 90, he visto cómo aquellos aficionados algo mayores que yo siguen teniendo esas imágenes frescas en sus retinas, como supongo que nos pasará a los de mi edad dentro de unos años. Sigue leyendo

Pues a mí no me ha gustado


[Por Anuar Marrero]

Créanme que si a estas horas el Real Madrid fuera campeón, escribiría el mismo post. Con una considerable resaca pero el mismo al fin y al cabo. Tampoco quiero que se entienda como un ataque al Barcelona (al que felicito por un título que merece sin ningún tipo de dudas), ni como que quiero quitarle mérito. Es simplemente mi opinión sobre la liga en su conjunto. Una opinión que no es estrictamente personal, ya que creo que la comparten bastantes personas dentro del mundo del fútbol.

Se habla insistentemente de liga de récord. Se señalan los 99 del Barça y los 96 del Madrid como una gesta que engrandece la consecución del título. Para mí es todo lo contrario. Esa cifra de puntos no es resultado de la excelencia de dos clubes, sino del descenso considerable del nivel medio de la liga. Con el Deportivo desaparecido, el Valencia acuciado por su situación económica y Sevilla y Villarreal venidos a menos, el nivel medio de la liga, el de los equipos que luchan por Europa, ha sido bajísimo. De hecho equipos como el Mallorca, el Getafe o el Athletic, muy meritorios pero deportivamente muy limitados han estado luchando por esas posiciones. Es decir, casi cualquier equipo serio que mantuviera cierta regularidad entraba en la zona noble de la tabla. Eso da una idea del nivel de la competición.


También se asegura que el Barça se ha visto reforzado por la gesta de un Madrid que le ha obligado a ganar prácticamente todo. La cifra de goles y puntos del Madrid es también esgrimida por Pellegrini y quienes le respaldan para asegurar que el Madrid ha hecho una temporada grandiosa. En este punto me voy a detener. Y lo siento pero mi opinión es clara. El Real Madrid es un equipo que no ha ganado nada y no le ha ganado a nadie. Después de la mayor inversión económica de la historia del fútbol, y de confeccionar una plantilla que, con alguna deficiencia, está entre las tres mejores del mundo,  el conjunto blanco no ha conseguido ningún título ni ninguna victoria importante.

En la fase previa de la Champions fue incapaz de ganar a un Milan al que el United se merendó en octavos. Fue incapaz asimismo de ganar un solo partido a un Olympique de Lyon que si bien es un buen equipo, tiene un nivel infinitamente inferior al de los blancos. Y luego en liga perdió los dos partidos ante su único rival directo, el segundo, en el Bernabeu, dando una considerable sensación de impotencia. Además cuando después inviertes 300 millones y te pasas dos meses (fue eliminado de la Champions el 10 de marzo) jugando un solo partido por semana, contra equipos muy inferiores se supone que lo ganarás.  Y seamos serios, la mayoría de esos partidos el Madrid los ganó gracias a la superioridad de Ronaldo, un jugador que se ha exhibido frente a Mallorcas y Almerías (entiéndase la metonimia) pero que ha desaparecido en los momentos importantes. Y después de todo lo relatado ni siquiera me he referido al bochorno del Alcorcón…

Y para compensar lo descrito tenemos poco a lo que agarrarnos. El Madrid no ha mostrado una línea regular de juego, ha sido espeso y en ocasiones sin carácter y no ha sido claramente superior a casi ningún rival. Se me podrá decir que el que menos culpa tiene es Pellegrini, pero no se podrá negar su cuota importante de responsabilidad. Yo apoyé su fichaje en verano, pero después de un año he de decir que esperaba más. Sinceramente, la única razón por la que el chileno podría continuar en el Madrid es por estabilidad institucional. Pero a mí me parece poco. Por otra parte soy de la idea de que cualquier entrenador con tiempo y recursos consigue cosas, pero sinceramente albergo muchas dudas de que Pellegrini sea el adecuado. No me gustaría que se fichara a Mou, pero tiene algo positivo. Tiene el prestigio y el carácter suficiente para imponer sus condiciones a Florentino. A lo mejor así conseguimos que el presidente delegue, de una vez por todas, la política deportiva en quién realmente sabe de fútbol.

Y sinceramente no me gustado la liga porque he perdido interés por el fútbol. Porque lo único importante es lo que hicieran el Barça y el Madrid. Porque no me gusta que el tercero se quede a 25 puntos del segundo. Porque, a pesar de ser del Madrid, creo en un fútbol que no esté dominado de manera despótica por los gigantes. Y sobre todo porque no creo que haya sido puntual. Porque Madrid y Barça volverán a gastarse grandes sumas de dinero este verano y la distancia entre ellos y el resto aumentará. Porque es malo para el fútbol. Por eso no me ha gustado.

P.D.: Y encima el mundial, pocos partidos en abiertos y por Telecinco…

Hoy más que nunca, orgulloso de ser culé


Reflexiones desde el corazón  de un culé. Sensaciones y estados de ánimo. En definitiva, fútbol en estado puro

[Por Zury]

Jodido. Esa es la palabra. Nunca una derrota me había afectado tanto. Sinceramente estaba esperanzado y confiaba en la remontada del Barça anoche y para que engañarnos, me hacía mucha ilusión poder ver a mi equipo jugando en el Santiago Bernabeu luchando por la orejona. Pero no ha podido ser. Todavía tengo la sangre caliente por lo que ocurrió ayer en el Camp Nou, pero siento y creo que en un día como hoy los culés tenemos que hacernos oir y que animar al equipo más que nunca, porque, a pesar de lo que ocurrió ayer, seguimos siendo los mejores del mundo, pero a veces en el fútbol no gana, como pasa en este caso, el mejor equipo.

En los estrictamente sucedido ayer, me gustaría comentar varios aspectos. El primero, y para que no se diga, el gol de Piqué es ilegal. Fuera de juego como una casa. Totalmente de acuerdo, pero de resto poco más. Una vez dicho esto, creo que en el global de la eliminatoria el Inter no ha sido mejor que el Barça. Vale que en San Siro pudo ser mejor, pero ayer desde luego que no. En ambos partidos, faltó la profundidad y la velocidad a la que nos tiene acostumbrado. Quizás sea porque ese genio manchego estaba en la grada y eso desahoga mucho a Xavi en sus labores de creador de juego. Pero aún así, he de romper una lanza en favor del Barça. Me gustaría ver cuantos equipos podrían jugar o intentar marcar un gol al Inter de ayer, en el que, tras la expulsión de Motta, había una línea de 4 y seguidamente una de 6, con Diego Milito y Samuel Eto’o como los flamantes laterales del equipo italiano. Señores, sinceramente, eso es lamentable. Así de claro. Una cosa es estar cerrado atrás y buscar la contra y otra cosa fue lo de ayer. Sinceramente el planteamiento del Inter fue una vergüenza. Y perdonen la expresión pero, me importa una mierda que por pensar esto sea un culé prepotente encubierto.

Personalmente, nunca había visto un catenaccio tan grande como el de ayer. Como tampoco había visto perder tiempo desde el minuto 1 de partido o lo que es peor, una amarilla al portero por perder tiempo ¡¡¡en la primera parte!!!. Por no hablar de supuestas lesiones y puro teatro. Que por cierto, hablando de teatro, quien me diga (y esto va especialmente para los madridistas) que Busquets ayer fue un buen actor o que la “galleta” de Motta no es merecedora de amonestación (puedo entender que no sea roja, pero la amarilla es más que clara) que vea el recadito y Contini a Higuaín y su posterior reacción.

No quería hablar de los árbitros, porque creo que no son excusas, pero sinceramente pienso que en esta eliminatoria han perjudicado mucho al Barça con lo que espero que lo que ocurrió en Stamford Bridge prescriba. Ayer, el árbitro contribuyó a las continuas pérdidas de tiempo del equipo de Mourinho, no pitó el agarrón e Ibra dentro del área (con camiseta rota incluida), ni el empujón de Cambiasso a Pedro, por no hablar que el gol de Bojan es legal porque Touré tiene el brazo pegado al cuerpo. Aún así, volveré a dejar constancia que el gol de Piqué es ilegal. Si a eso le sumas lo del Giuseppe Meazza en la ida, pues las cosas se ponen difíciles.

De verdad, no quiero que esto último suene a excusa. Si el Inter ha pasado es por algo. No se puede hacer nada más.

Solo deciros que estoy orgullosísimo de ser culé un día como hoy, por haber caído con la cabeza bien alta en el terreno de juego. Sólo dar ánimo al equipo y a centrarnos en ganar la liga, porque que esta temporada el Barça no gane nada sería una verdadera injusticia.

P.D.: Rehúso hablar de la actitud de Mourihno, porque él mismo quedó retratado ayer. Será un grandísimo entrenador, no lo pongo en duda, pero todo el mundo lo va a recordar como un … Eso sí, una pena que el Barça, se rebajase a su nivel con lo de los aspersores. Se lo merecía, si, pero no hay que caer en su trampa.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Cositas del fin de semana


El Chelsea es una apisonadora

Siete goles (como siete soles, que dirían los cursis) le metió al Sunderland el sábado por la tarde, y pudieron ser muchos más, pero el portero Fülop, a pesar del saco que se llevó, hizo varias paradas de mérito. Y todo esto sin Drogba, ni Essien, ni Kalou, ni Obi Mikel, que andan un poco liados con eso de la Copa de África. Belletti jugó de pivote y no lo hizo mal, Lampard sigue siendo un superclase y Ashley Cole está a un nivel alucinante. Con esa plantilla, y sabiendo que la Champions es la competición preferida de Ancelotti, los ‘blues’ son la alternativa a Barcelona y Real Madrid, aunque el escollo del Inter debería ser duro.

El Liverpool por su parte, sigue en caída libre. Después de caer eliminado en la Copa en Anfield por un segunda, el Reading, llegaron las lesiones de Torres, Gerrard y Benayoun y para colmo el sábado el Stoke le empató en el último minuto. Benítez parece desbordado y las dudas sobre su continuidad cada vez son mayores. Veremos qué pasa, pero esto no tiene buena pinta.

Vuelve el Barça, pincha el Madrid y se consolida el Valencia

El Barcelona se vengó de su eliminación copera y le endosó cuatro goles al Sevilla. Jiménez, supongo que pensando en reservar efectivos para la Copa, alineó a un trivote ultradefensivo en el medio formado por Stankevicius, Lolo y Marc Valiente, y a José Carlos en la banda izquierda del ataque. En el primer tiempo le salió bien, pero en cuanto los de Guardiola abrieron la lata, los goles cayeron casi por inercia.

Lo del Madrid fuera de casa empieza a ser preocupante. Perdió en San Mamés frente a un Athletic sobrio y ordenado, que trabó el partido de principio a fin. A pesar de que el mejor de los vascos fue su portero Gorka, los blancos nunca se sintieron cómodos sobre el césped de Bilbao. Cristiano se volvió a quedar sin marcar, y cuando el portugués se ofusca, trata de hacer la jugada por su cuenta y perjudica al equipo.

El Valencia es el que se engancha a la zona Champions. Cuando Silva, Mata, Villa, Banega y Joaquín están enchufados, como hoy, poco hay que hacer. Y aunque el penalti en contra del Villarreal ha sido fuera del área, la superioridad de los de Emery ha sido manifiesta. Sin el ‘incordio’ de la Copa, y con una gran profundidad de plantilla, sobre todo en ataque (Vicente, Zigic, Pablo Hernández, Chori Domínguez…) este equipo puede dar mucha guerra.

Luca Toni golea con la Roma y Ronaldinho vuelve a ser decisivo

Cuánto me alegro de esta noticia. Siempre he sido admirador de Toni, y como sabéis, mi equipo italiano es la Roma. Así que me alegro de que los romanos se hayan metido en puestos Champions con dos goles del ex-Bayern. Porque es cierto que no es un dechado de técnica y que condiciona el juego de los equipos, pero es un auténtico rematador, condenado al ostracismo por Van Gaal. Por cierto, el rival de la Roma era el Genoa, que está en crisis y en el que Zapater cada vez juega menos.

Vamos con Ronaldinho. En el post anterior os contaba que volvía a estar a gusto en un campo de fútbol, y este fin de semana ha vuelto a demostrar que cuando quiere es un fuera de serie. Los tres goles frente al Siena así lo certifican y el Milan se acerca a sus vecinos del Inter. Os dejo los goles de ‘Dinho’, el tercero (cuarto del partido) buenísimo.

La ocasión de Dani

Pobre Dani. Es el típico delantero ratonero, que odian todos los aficionados de equipos en los que no juega. En el Betis fue héroe de la final de Copa y marcó el gol de la victoria ante el Chelsea. Pero le cedieron al Cádiz y al Elche, donde no tuvo suerte y además se lesionó en la rodilla. Este año no tenía ficha en el Betis, pero le han inscrito para esta segunda vuelta. Y en su primer partido con el Betis desde 2007, va y hace esto. Lo dicho, pobre chaval.

PD: Hoy la postdata va de recomendaciones. La primera, por divertida y exótica. Porque resulta que mi amiga Manuela, (sí, aquella de Los diarios de Islandia) que es aventurera por naturaleza, acaba de cambiar Madrid por México D.F. y ha abierto un blog maravilloso donde cuenta sus peripecias, sus vivencias y sus experiencias personales en la Ciudad-Selva. Aquí os dejo el enlace, y desde hoy lo podéis encontrar en ‘sitios de obligada visita’, en la barra de la derecha del blog.

La segunda recomendación, no es divertida ni exótica, pero sí es necesaria. L@s que pasáis por aquí de vez en cuando, conocéis a Anuar Marrero porque es colaborador habitual de este invento. Pues en su blog “El fin de la pobreza es una decisión política”, ha publicado una entrada titulada ‘Fuera de Servicio’ que debería ser de obligada lectura para todos, pero especialmente para los políticos que gobiernan en la ciudad y la Comunidad de Madrid. La concienciación y la visibilidad en un tema como este, son fundamentales, y este post supone una gran contribución. ¡Gracias Negro!.

El Contraclásico. La resaca del Barcelona – Real Madrid


La primera sensación que tengo en el día después del clásico es de que vi otro partido diferente al que vio el resto del mundo. Y es que de todo lo que he escuchado, leído o visto en referencia al encuentro de ayer en el Camp Nou, creo que estoy en desacuerdo con todo o casi todo. ¿Será que me estoy volviendo más loco de lo que ya estaba?. Probablemente. De todas formas, dejad que me explique.

He leído que fue un partidazo, vibrante y eléctrico, que fue uno de los mejores clásicos de la historia, que los dos equipos lucharon de poder a poder utilizando sus mejores armas. Que fue el mejor Madrid de toda la temporada, que la banda izquierda de los blancos estuvo a un gran nivel desactivando a Messi. También he escuchado que los de Pellegrini salen muy reforzados, a pesar de la derrota, y que su planteamiento inicial fue fantástico y que maniató al Barça, hasta que a su equipo le falló la condición física.
Incluso mi amigo Devo, referencia en esto de los blogs de fútbol internacional, destaca un partido supremo de Kaka’, que dirigió, manejó y asistió a sus compañeros.

Bueno, pues a mí el partido me pareció bastante denso, y aburrido, al menos en la primera parte. Apenas hubo ocasiones, exceptuando la de Cristiano, tras un slalom de Kaka’, que sacó Valdés con el pie y algunos disparos lejanos de ambos equipos. Es cierto que en la segunda mitad, cuando el partido se rompió, hubo más ocasiones y quizá algo más de juego y llegó el gol, pero fue un partido más tenso que espectacular.

El Real Madrid

Los que me conocéis, o habéis leído algo de este blog, sabéis que soy defensor de Pellegrini, pero ayer no me gustaron nada sus decisiones desde el banquillo. Ni siquiera el tan alabado esquema inicial, con Kaka’ de mediapunta, Marcelo de interior e Higuaín en punta, buscando el contragolpe. No ya porque sea un plateamiento de equipo pequeño (que lo es), sino porque renunció al centro de campo, y además utilizó a Higuaín como única referencia arriba. El argentino tiene muchas virtudes, pero sigue necesitando millones de ocasiones para hacer un gol, y lo que termina decidiendo los partidos como el de ayer, es precisamente aprovechar las ocasiones de las que se dispone.

Luego vinieron los cambios, que me desconcertaron aún más. El de Cristiano por Benzema es entendible, si así lo habían aconsejado los médicos, pero el de Arbeloa por Raúl suena a cambio ‘políticamente correcto’, y eso es muy malo. Primero, porque si a estas alturas la solución ofensiva del Real Madrid es Raúl, mal va este Madrid, y después porque Undiano acababa de expulsar a Sergio Busquets, los blancos estaban con un hombre más y en vez de sustituir a un Marcelo que estuvo lamentable y tratar de controlar el mediocampo con Granero y así liberar más a Kaka’, Pellegrini decidió tirar del capitán. Gran error.

Otra cosa que me preocupa de los análisis que se han hecho a posteriori es que la mayoría de los aficionados madridistas están contentos con el partido de ayer a pesar de salir derrotado frente a su gran rival y perder el liderato. Titulares como ‘sabor a victoria’ o ‘ estuvo ahí’ demuestran un complejo de inferioridad, por mucho que el precedente cercano sea el 2-6 del año pasado.

Y para acabar con el Madrid, un nombre propio: Pepe. Al corte, probablemente sea uno de los mejores centrales del mundo. Es rápido y fuerte físicamente, además de buen cabeceador, pero tiene dos problemas enormes que ayer quedaron evidenciados. El primero es que hace muchísimas faltas innecesarias y muy peligrosas para su equipo, y el segundo más importante, que no sabe tirar el fuera de juego. Si os fijáis, siempre es él el que se queda enganchado y eso, en el Madrid, puede costar muy caro.

El Barcelona

Tampoco me gustó el equipo de Guardiola. Estuvo más espeso de lo habitual en el centro del campo, en el que sólo Xavi sobresalió. El posicionamiento inicial no fue lógico, y hasta que no se ajustó con los cambios, el Barça no empezó a carburar. En la primera parte, Henry debería haber sido la referecia en el centro y no Messi, que anduvo perdido en el centro, porque cuando el argentino juega de punta nato, pierde su capacidad de desborde, que es una de sus mayores virtudes.

De hecho, si en el excelso Barcelona, el Barcelona del toque y de la magia, los mejores jugadores del partido son Piqué y sobre todo Puyol, estaréis conmigo en que algo falla. Eso sí, los dos centrales estuvieron imperiales. Puyol hizo un partido memorable, uno de los mejores que le recuerdo. Paró casi más balones que Víctor Valdés y estuvo impecable en el corte y en la marca. Rápido e intelegente en la colocación, demostrando que cuando está al 100% físicamente, es uno de los mejores del mundo. Piqué, a pesar del penalti a Cristiano (que para mí no fue) volvió a hacer un partidazo. Frenó los ataques del Madrid y se incorporó con solvencia al ataque. Ferguson debe estar tirándose de los pelos.

Pero dejemos a Ferguson y volvamos al Barça. Hasta que no salió Ibrahimovic, el partido tenía pinta de empate claro. El sueco es de esos jugadores que de verdad marcan la diferencia, pero ayer su cambio tuvo una trascendencia especial, además de por el gol, porque ordenó al equipo. Messi dejó de deambular por el centro para arrancar desde la banda e Ibra se convirtió en la referencia clara en la punta de ataque, incordiando a los centrales como sólo un tipo de su envergadura puede hacer. Y si a eso le sumas que un balón que cualquier mortal hubiese controlado a duras penas, Ibrahimovic lo convirtió en una volea magistral, pues poco más hay que añadir.

PD: Me acabo de enterar que Benzema ha salido ileso de un accidente de tráfico. El coche era un Audi Q7 y parece que va a quedar siniestro total, así que la piña ha debido ser gorda.

Si os parece, para acabar, vamos a jugar a las adivinanzas. Un delantero, joven, francés, con mucha calidad, que llega al Madrid con muchas expectativas, que no acaba de adaptarse porque tiene un entorno muy chungo, acaba siendo suplente y se termina convirtiendo en un bluff. ¿No os recuerda a alguien?

Fútbol es plural


Tras tres semanas sin escribir (en las que espero que os hayáis aprendido la vilda de Gourcuff y las deficiencias del Bayern) con fiebre de por medio y con algunos problemas con wordpress y la publicación de posts, volvemos a la carga con un artículo jugoso de un habitual, que llevaba tiempo sin aparecer por aquí, Anuar Marrero. Disfrutadlo.

[Por Anuar Marrero, autor de Ceci n’est pas un blog]

No puedo reprimir cierta sonrisa cínica y autocomplaciente al observar la clasificación y comprobar que el Madrid llegará líder al Camp Nou, y virtualmente clasificado en su grupo de Champions si gana al Zurich en casa. Y al comprobar que por el contrario, el Barça a día de hoy está fuera de octavos y se jugará sus opciones ante el Inter, con serias bajas por la gripe A y sin Messi, lesionado en el abductor. Y no se crean, el motivo de dicha complacencia no se debe a mi madridismo declarado, sino a que dicha situación pone de manifiesto una idea que me ha valido más de una discusión futbolística.

En términos metafóricos, podría resumirse con la frase que titula este artículo. En lenguaje más prosaico podríamos cambiarla por una muy sencilla que habremos escuchado en más de una ocasión. Existen muchas maneras de jugar al fútbol, y ninguna de ellas tiene porque ser necesariamente mejor. No se confundan, soy un firme defensor del juego ofensivo, directo y de control de la pelota, pero soy consciente de que esa es mi visión, y que hay quién no la comparte, y prefiere un fútbol más recatado, o más sosegado, o más defensivo. Han coincidido en el tiempo dos equipos muy parecidos, que han dominado el fútbol en estos dos últimos años. El Barcelona y la selección española. Ambos han encontrado en una magnífica generación de centrocampistas la seña de identidad, y basándose en el juego muy elaborado y de toque han conseguido grandes éxitos. Es un modelo de fútbol vistoso, bello para el espectador y elaborado.

Pero lejos de esto estamos asistiendo a un ejercicio de onanismo colectivo, olvidando viejas miserias, ahora parece que no hay vida más allá de las propuestas de estos dos equipos. Fútbol es el Barça y España, y quién no juegue así juega mal. ¿Cómo es posible entonces que ese Madrid defenestrado y que tan mal juega llegue al Nou Camp mirando desde lo más alto de la tabla?, ¿cómo es posible que el excelso juego blaugrana no haya conseguido la clasificación para octavos de Champions?. La respuesta es sencilla. Porque fútbol es plural e imprevisible. Os parecerá una aberración, pero a mí el fútbol excesivamente elaborado me aburre. Me aburren las jugadas de 30 o 35 toques, el ritmo en ocasiones monótono que genera este fútbol. Prefiero el ritmo frenético, la salida rápida del balón, la aceleración en tres cuartos de campo, la electricidad de los extremos.

Podríamos trasladar al fútbol la teoría económica de la ventaja comparativa. Es decir, cada equipo debería especializarse en aquello que hace relativamente mejor. Balón hay uno en el campo y los dos equipos no pueden tener un 75% de posesión. Por lo tanto habrá que articular otras formas de encarar los partidos. El Barça lo ha hecho muy bien. Se ha basado en su fuerte que es el toque y la combinación y el año pasado maravilló al mundo. Pero no es la única manera. Sin ir más lejos, el Athletic consiguió el empate especializándose en lo que mejor se le da; el choque, la garra, la intensidad, el empuje y la fe. Y fue suficiente para contrarrestar los argumentos de los de Guardiola.

No pretendo defender el juego del Real Madrid. Es evidente que los blancos no han encontrado su juego, como consecuencia, a mi parecer, de una deficiente estructuración y planificación de la plantilla. Pero a falta de eso, han sabido sacar provecho de una de sus ventajas, la facilidad para hacer gol. Y ello les ha valido para llegar líderes al clásico, y virtualmente clasificados en Champions.

A partir de ahora puede pasar de todo. Puede que el Barça haga un partido excelso contra el Inter, se clasifique para octavos y golee al Madrid en el Camp Nou. Si pasa eso no quiere decir que el fútbol me haya quitado la razón. De la misma manera que si el Barça se queda fuera de octavos y no consigue la victoria el domingo que viene, no me la habrá dado. Tampoco se habrá cometido una injusticia bíblica contra este deporte y su belleza. Es posible que España gane el mundial, pero lo puede hacer Argentina, Brasil, porque no Portugal. Y el fútbol seguirá proclamando en silencio que, en realidad, su género es plural, Y habrá quién no esté de acuerdo. Y por ello seguiré amando este deporte.

Cortitas y al pie


El Real Madrid

Al Madrid le abandonó la pegada que le venía caracterizando hasta ahora y empató a cero con el Sporting de Gijón. Parece que la derrota del miércoles ante el Milan ha hecho mucho daño en la casa blanca. ¿El juego? nulo, como casi siempre y la paciencia (de directiva y afición) agotándose a pasos agigantados. Pellegrini (que como ya he dicho aquí, me encanta) no da con la tecla, y Kaka’ (mi gran debilidad futbolística) no responde a las enormes expectativas creadas. La mejor noticia para el Real Madrid es que a Cristiano Ronaldo ‘sólo’ le quedan dos semanas para volver.

El Barcelona

El que sí que parece que ha vuelto es el Barcelona. Juego, set y partido para los de Guardiola ante un Zaragoza que pagó los platos rotos de la derrota ante el Rubin. Keita hizo un hat-trick, y volvió a marcar Messi. Victoria blasámica para todos, en especial para el argentino, que se reencontró con sus mejores sensaciones. Ibrahimovic está haciendo olvidar a Eto’o a base goles, asistencias y detalles de enorme clase, que confirman su condición de crack mundial. Otro cantar es el tema de la presión a los centrales, el año pasado la defensa comenzaba en el camerunés, este año, no parece que empiece en el sueco.

El Atlético de Madrid

¡Ay el Atleti!. Quieren quitarse de encima el apodo de pupas, pero es imposible y cada día hacen más por merecérselo. El sábado, el Mallorca les empató a uno en el último minuto jugando ¡¡¡con nueve!!!. ‘Grandioso’ debut (con toda la ironía que un texto escrito me permite) del entrenador interino Santi, cuya primera decisión en el banquillo de los rojiblancos fue sentar a Asenjo, y que terminó de cubrirse de gloria cuando ganando 1-0 y ya contra nueve hombres sacó del campo a Agüero, para dar entrada a Cléber. Ahora llega Quique Sánchez Flores y antes de ni siquiera ser presentado, ya empiezan los líos. Los ultras se han reunido con los capitanes del club. Si lamentable es el simple hecho de dejar entrar al campo al Frente Atlético, muchísimo más grave es aceptar una reunión con ellos, por muy pacífica y cordial que haya sido, y con ello otorgarles una autoridad como portavoces de la afición. Una auténtica vergüenza.

Manzano y su Mallorca

Vamos con cosas más agradables. ¡Cuánto mérito tiene Manzano!. El mismo Manzano que se llevó un punto del Manzanares, y a quien no se le valoró lo suficiente en su etapa en el Atlético. Sé que en Mallorca aún hay mucha gente que le discute, pero la verdad es que está haciendo algo parecido a un milagro. Cada temporada le desmantelan el equipo y este verano además, ha tenido el agravante de los líos en la directiva del Mallorca, con cambio de presidente y venta del club y no ha podido fichar a nadie. Aún así, tiene al equipo sexto y lo hace jugar bien. Yo le conozco de su etapa en Toledo y le he seguido de cerca desde entonces. Estoy seguro de que es garantía de éxito.

Manuel Arana

arana racingMe gusta mucho Arana. No sólo porque hoy le haya dado un punto in extremis al Racing frente a Osasuna, sino porque me parece un jugador completo y con descaro. Ya se salió el año pasado en el Castellón y está confirmando sus trazas de buen jugador este año en primera. Además creo que el tener como entrenador a Mandiá (o Mandía, no sé cuál es la buena) le va a ayudar mucho en su crecimiento como futbolista. Fue canterano del Betis, pero los técnicos decidieron que no servía ni siquiera para el filial del que se marchó en 2005. Un año después, esos mismos técnicos, son los que decidieron fichar a Odonkor para ese puesto. ¡País!.

La frase de la jornada

Lo hemos hecho bien, pero no tanto como yo quisiera

José Luis Mendilíbar entrenador del Valladolid después de ganarle 4-0 al Deportivo de la Coruña.

Claro, Mendilíbar hubiese preferido ganar 1-0 en el descuento y con gol en propia puerta del rival.


PD: El Liverpool le ha ganado 2-0 al Manchester United. A los de Benítez les ha bastado con plantear un partido serio y con un par de chispazos del ‘niño’ Torres y de Benayoun. Esta victoria de los ‘reds’ que venían heridos de muerte, pone de manifiesto que la Premier League está más igualada que otros años, pero también más devaluada.


Resumen de Champions. La noche de Maxime Gonalons


Barcelona 1-2 Rubin Kazan

Esta jornada de Champions del martes 20 de Octubre de 2009 tiene muchísimo que comentar, pero seguro que se recordará por la machada del Rubin. Y es que plantarse en el Camp Nou sin tu delantero titular y llevarse los tres puntos tiene muchísimo mérito, por mucho que sea cierto que el Barça no carbura.

Los de Guardiola no tienen la clarividencia del año pasado y su condición física está lejos de ser la mejor. Pero lo más preocupante es que parece que sus estrellas no acaban de encontrar la forma. Ibrahimovic está haciendo muchos goles (hoy otro más) pero parece que no termina de asociarse con sus compañeros como hacía Eto’o; Messi parece que aún no ha vuelto de Argentina y Dani Alves, que hoy se ha lesionado, lleva varios partidos sin ser el jugador desequilibrante de las temporadas anteriores. Además, hay un dato relevante en la estadística de los culés: los goles. En los últimos tres partidos, dos de ellos en casa, dos goles.

Lo peor para el Barça, es que con esta derrota el grupo se aprieta. Inter y Dinamo de Kiev han empatado a dos en el Giuseppe Meazza (lo del Inter también es digno de estudio) y todo se decidirá en los tres enfrentamientos restantes y al Barça le quedan dos desplazamientos largos y complicados (Kiev y Kazan) y recibir al Inter en casa. Lo tiene en su mano, pero yo no me fiaría.

Stuttgart 1-3 Sevilla

Me da mucha envidia el Sevilla. Porque veo que hace unos años era un club con un presupuesto, una plantilla y una trayectoria similar a la del Betis y hoy en día se pasea por Europa con hechuras de equipo grande. El Sevilla es el ejemplo de lo que hace una buena planificación, una fantástica secretaría técnica y una sensacional cantera, potenciada por la gran labor de Pablo Blanco.

Esta noche faltaban Negredo, Palop y Konko, pero ha dado igual. Squilacci ha sido el héroe con dos goles, Javi Varas ha solventado con acierto el trabajo que ha tenido y gente como Lolo, ha ayudado a dar consistencia al medio campo. Con esto se demuestra que en este Sevilla 2009-2010 hay jugadores desequilibrantes, pero las ausencias se notan muy poco. La palabra que lo define: equilibrio.

Glasgow Rangers 1-4 Unirea Urziceni

danpetrescuEs el resultado más sorpendente de la jornada y yo que me alegro. Me alegro por Dan Petrescu, entrenador de los rumanos, que suele plantear los partidos de forma muy inteligente. Hoy, sin ir más lejos hizo un cambio en el minuto 20. Perdiendo 1-0, retiró a Nicu y metió a Onofras, de más calidad y de corte más ofensivo. La valentía del antiguo lateral del Chelsea, está fuera de toda duda.

También me alegro porque siempre me tiró más el Celtic (será por la cabecera de este blog, y por las rayas verdiblancas) pero sobre todo, me alegro porque se desmonta el mito de los escoceses en su campo. Ibrox Park no es peligroso desde hace ya varios años, y menos esta temporada, en la que los hombres de Walter Smith están en crisis galopante. El Rangers no es más que fútbol directo, fuerza en mediocampo y desprecio de la calidad salvo unas gotitas de calidad de Rothen (apagadísimo, por cierto). Y Nacho Novo, que es el único delantero ‘diferente’ se aburre en el banquillo.

Liverpool 1-2 Olympique de Lyon

Como en las buenas películas, dejo lo mejor para el  final. Con este lío de las teles no he podido ver el partido entero, pero he encontrado un resumen de unos 40 minutos. Así, a bote pronto debéis saber que con esta derrota, el Liverpool de Benítez se complica muchísimo la vida. Sólo tiene 3 puntos por 9 de los franceses y 6 de la Fiorentina. Tiene que ir a Lyon y recibir a los ‘viola’, además de ir a Hungría a jugar contra el Debrecen. En principio, el Liverpool depende de sí mismo, pero tal y como está jugando, no sé si eso es una buena o una mala noticia.

Este partido podría denominarse el ‘partido de los cambios’. Hoy volvía Gerrard, pero se ha resentido en el minuto 24 con lo que la pareja de mediocentros ha sido Fabio Aurélio-Mascherano. Adiós a la creación y así no se puede ganar a nadie, y menos a un Olympique de Lyon muy bien armado y que cuenta con jugadores de enorme calidad. Además, Benítez retiró a Benayoun para dar entrada a Voronin, cuando el israelí había sido el más incisivo de los reds.

En el Lyon, los cambios fueron, si cabe, más decisivos. En la última de las sustituciones de los de Puel, Lisandro dejaba el campo para dar entrada a ‘Chelito’ Delgado. Era el minuto 91 y a César Delgado se le ocurrió liarla. Aprovechó un pase de Pjanic para batir a Reina y silenciar Anfield.

gonalons

Pero el cambio más importante es el del jugador que da nombre al post, Maxime Gonalons. Cris choca con Kuyt y se tiene que retirar con un golpe en la cabeza. Nuestro protagonista, apenas sin calentar y con cara de miedo sale al campo. Con apenas 20 años y 6 partidos en primera, a este mediocentro defensivo, que lleva desde los 9 años en la academia del Lyon, le llegaba la gran oportunidad de su vida.

Otra vez como en las buenas películas, los sueños se cumplen. Y el de Gonalons se ha hecho realidad esta noche. No sólo ha parado a los atacantes del Liverpool, sino que se ha erigido en artífice de la remontada francesa logrando el que era el gol del empate.

Hace poco más de tres horas, Gonalons era un chaval casi anónimo,  en cuyo Facebook aparecía que era admirador de Gerrard. Ahora su equipo ha ganado al de su ídolo y ha sido en gran parte gracias a él. La única lástima es que por pocos minutos no hayan podido coincidir en el campo. Hubiera sido un duelo fantástico.

PD: Nunca pensé que un equipo pudiese girar en torno a un sólo jugador, pero el Liverpool sin Xabi Alonso, ha perdido el norte.