Archivo de la etiqueta: de la Red

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.

Anuncios

Lassana Diarra, otra pieza en el rompecabezas táctico blanco


[Por Anuar Marrero]

Leo los periódicos y anuncian en portada que el último fichaje del Real Madrid, Lassana Diarra. Y me surgen algunas dudas que intentaré compartir con ustedes.

En primer lugar analicemos el fichaje. En la desastrosa planificación de la plantilla es cierto que una de las posiciones que estaban bien cubiertas era la de mediocentro defensivo. Diarra, Gago, De la Red e incluso Javi García parecían munición suficiente para encarar la temporada con garantías. Pero es muy mala suerte perder a dos jugadores de la misma posición para toda la temporada. Así, el Madrid se ha visto obligado a buscar un medio defensivo. Y de lo que hay en el mercado a mediados de diciembre Lassana es de lo más aceptable. A mi no me gustan este tipo de jugadores, que parecen haberse vueltos indispensables en el fútbol moderno. El mediocentro del Madrid debería ser De Rossi o Xabi Alonso. Pero es evidente que no son fichables en invierno.

lassana_diarra_280x_489507aLassana Diarra es un medio defensivo físico típico africano (aunque es francés de todo derecho me refiero al físico). Mucho físico, dudosa capacidad táctica, y escasa influencia ofensiva. Pero hay que reconocer que no es un mal jugador. Es muy joven (23 años), tiene mucha progresión, su conducción de balón es aceptable, tiene cierta capacidad para la organización y el apoyo en corto y además puede jugar la Champions. El problema es que Diarra jugaba hasta ahora en el Portsmouth. Para quien no siga la liga inglesa he de decir que este equipo del sur de Inglaterra es una de los más ingleses en el sentido clásico de la palabra. Fútbol directo mal entendido, es decir sin elaboración. Juegan con Crouch arriba y el balón casi no pasa por el centro del campo. Así, Diarra se dedicaba a tareas de intendencia exento de responsabilidad en la parte creativa. Me crea dudas su rendimiento en un equipo con mucha posesión.

Pero una vez analizado el fichaje me gustaría incidir en el intrincado caos técnico que presenta el Madrid en estos momentos. Es evidente que en el Real Madrid la línea de cuatro atrás es intocable, así como los dos delanteros arriba (Raúl y otro más). La intención es fichar a un hombre de banda para cumplimentar a Robben. Cubiertas las bandas ya sólo nos quedan dos posiciones. Dos posiciones en el medio del campo para 8 jugadores (Los dos Diarra, Guti, Sneijder, Van der Vart, De la Red, Gago y Javi García). Increíble pero cierto. Pero el problema es más complejo. En este Madrid y en prácticamente cualquier equipo del mundo, Sneijder debe ser titular. Es un jugador superlativo, dinámico, trabajador, con calidad y gol. Guti es el jugador de la plantilla con más fútbol y el equipo le necesita. Pero Sneijder y Guti no serían una pareja de medios coherente. Además se supone que jugará uno de los dos Diarra, pero como ninguno de ellos puede organizar al equipo necesitan al lado a De la Red o a Gago. Es decir para tener una alineación equilibrada Juande debería sacar 13 jugadores. Bromas aparte, esta plantilla es un sin sentido.

sneijderanuarDando por hecho que esta temporada poca cosa se puede hacer, no estaría de más empezar a pensar como solucionar esto en verano. La única solución plausible que yo veo es la que adoptó Del Bosque cuando ficharon a Zidane, es decir echar a alguien (el más indicado sería Sneijder) a una banda para que haga de falso interior. Pero cuando Del Bosque hizo eso, el Madrid tenía a Roberto Carlos que se valía el solito para ocupar toda la banda. Así que la solución pasaría por fichar a un lateral izquierdo muy ofensivo (Evra o Lahm son los mejores) y poner a Sneijder en un costado, como ya hizo Van Basten con Holanda. No es que apasione la idea, pero Iniesta juega así y el resultado es aceptable. No obstante el problema no está solucionado. La pareja Guti-Diarra ha demostrado que no funciona, porque Diarra no tiene capacidad para sacar el balón jugado, y porque Guti, excelente en la mediapunta, es un peligro público con el balón por detrás del centro del campo. Así que visto lo visto, yo optaría por situar a Guti por detrás del delantero centro y formar un mediocentro con Diarra y Gago o De la Red. Se sacrifica a Raúl, pero teniendo en cuenta la edad de éste y la inconstancia de Guti se podrían ir turnando. La siguiente alineación: Casillas, Ramos, Pepe, Heinze (o Garay), Evra o Lahm, Diarra, De la Red, Sneijder, Robben, Guti, Van Nistelrooy. A mi me parece un gran equipo, y fíjense que tan sólo he añadido a un lateral izquierdo a la actual plantilla. Además quitando a Diarra y añadiendo a Raúl por delante de Guti tendríamos una opción más ofensiva.

Claro que otra solución pasaría por hacer una remodelación profunda del centro del campo, fichar un buen organizador que pueda jugar sólo (insito en De Rossi) y acabar así de una vez por todas con el problema que tiene el Madrid en esa posición desde que se fue Redondo. Pero claro que eso es mucho pedir a Mijatovic, que compensa cada acierto con cuatro o cinco errores. En estos momentos la pelota está en el tejado de Juande, técnico que por cierto no creo que continúe la próxima temporada.

Supercopa de Europa, Calcio, Premier League, Liga y los clásicos portugués y escocés ¿alguien da más?


Gran fin de semana de fútbol el que hemos tenido. Empezó el viernes con una vibrante final de la Supercopa de Europa, en la que los rusos  del Zenit (rivales del Real Madrid en la Champions) superaron a un Manchester United que sin Ronaldo, no tuvo ni profundidad por bandas, ni juego en el medio, ni pegada arriba.

Interesantes los rusos, que de la mano del portugués Danny, fichaje estrella del Zenit esta temporada, machacaron al Manchester. El ex del Dinamo de Moscú, que ha costado 30 millones de euros, demostró su enorme talento, dominó el centro del campo y fue el principal creador de las contras. Ha venido para sustituir a Arshavin, y lo puede hacer a la perfección. El segundo gol así lo atestigua. El portugués con sangre venezolana controló el balón en el medio del campo, y partiendo desde la izquierda llegó al área donde mareó a Ferdinand y se la cruzó a Van der Sar. Si al final Arshavin no sale del Zenit, van a formar una pareja letal.

Me alegré mucho por Pogrebnyak, porque se lo merecía. Es un delantero sobresaliente que se perdió la final de la pasada UEFA por sanción y la Eurocopa por una inoportuna lesión, pero por fin ha logrado resarcirse, aunque sea en parte. Marcó el primer gol e hizo un excelente partido.

El Manchester me decepcionó. Le faltó contundencia arriba, algo que probablemente solucionen si al final firman a Berbatov, pero sobre todo, le faltó presencia en la medular, porque Scholes es un excelente llegador, y Anderson un mediapunta con mucha clase, pero se notaron muchísmo las ausencias de Carrick y Hargreaves. El 2-1 fue obra de Vidic y el United sacó la casta de campeón en el tramo final del encuentro, pero no fue suficiente porque sólo el ‘apache’ Tévez llevó peligro a la portería de Malafeev.

Además ha empezado el Calcio con sorpresas y tropiezos de los grandes. El Milan de Ronaldinho y Shevchenko cayó en casa ante el recién ascendido Bolonia. Los rossoneros son un cementerio de elefantes, con una plantilla cuya media de edad sobrepasa ampliamente los 30 años. Con Kaka’ lesionado, Pirlo se encuentra muy sólo en la creación y Flamini deberá adaptarse a una nueva liga y a un técnico como Ancelotti. Ronaldinho tuvo un debut aceptable, acostado (no literalmente) en la banda izquierda, se dedicó a poner centros peligrosos e incluso dio el pase de gol a Ambrosini, pero aún le falta mucho para coger la forma, y dudo que pueda volver a ser el de los mejores años del Barcelona.

Otro que tropezó fue el nuevo Inter de Mourinho, que empató ante la Sampdoria del ex-gordo Cassano en Génova. La apuesta de poner a Cambiasso de central no dio resultado, y a Figo, que fue la sorpresa en el once titular, se le vio falto de ritmo durante todo el encuentro. El que si brilló fue Ibrahimovic, el sueco marcó el gol a pase de Mancini, pero estuvo muy desasistido en el ataque. Aun así el Inter asusta, con la mentalidad ganadora de Mourinho y una plantilla muy amplia, son candidatos a todo.

El partido estrella del Calcio fue el que enfrentó a Juventus y Fiorentina. Los turineses, sólidos y conjuntados se adelantaron con un gol de Nedved y todo parecía ponerse de cara para ellos cuando el árbitro dejaba con diez hombres a la Fiorentina al expulsar al ex mallorquinista Felipe Melo a 7′ minutos para el final. Pero el conjunto viola, que no podía contar con Mutu, se lanzó al ataque a la desesperada y consiguió su objetivo cuando Gilardino introdujo en la red un balón peinado por Pazzini. Era el minuto 89 y el electrónico reflejaba el 1-1 final.

Lo más destacable de la Premier League, fue el partido entre el Tottenham de Juande y el Chelsea de Scolari. Un encuentro lleno de tensión, donde la calidad se vio a cuentagotas. Empezaron dominando los blues, y se adelantaron en el minuto 28 con gol de Belletti, pero los Spurs se rehicieron y lograron empatar antes del descanso cuando Darren Bent aprovechó una falta de entendimiento entre Lampard y Carvalho para poner el empate en el marcador. En la segunda mitad, no hubo oportunidades claras, dominó el centrocampismo y el marcador no se volvió a mover.

En el Liverpool-Aston Villa se lesionó Fernando Torres y los de Benítez acusaron su baja y sólo pudieron empatar a cero ante los hombres de Martin O’Neill. Sin Torres, el Liverpool pierde mucha pegada, y a pesar de la llegada de Robbie Keane, parece que la responsabilidad goleadora esta temporada, volverá a recaer en el ‘niño’.

Volvió Cesc y lo notó el Arsenal. Los gunners arrollaron al Newcastle con dos goles de Van Persie y uno de Denilson, que crece notablemente cuando juega al lado del catalán. Con esta goleada, los londinenses han logrado aplacar las críticas por su juego ramplón de las dos primeras jornadas. Hay que destacar que en las urracas, volvió Joey Barton, que acaba de salir de prisión tras cumplir 75 días de condena por agresión.

Y por si esto fuese poco, también ha empezado la Liga con el Numancia haciendo historia. Los sorianos, con el presupuesto más bajo de toda la primera división vencieron al todopoderoso Barcelona gracias al gol de Mario Martínez, el jugador que menos cobra de toda la Primera  División y también el primer soriano que anota un gol con la camiseta numantina en la máxima categoría del fútbol español. Los de Guardiola se atascaron en ataque, y aunque tuvieron varias oportunidades claras no supieron definir. Volvieron a aparecer fantasmas de los últimos meses de Rijkaard. Henry deambulaba por el campo y aunque sé que soy pesado, sigo creyendo que los blaugranas van a echar mucho de menos a Deco.

En el Real Madrid, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. Llevaba 17 años sin ganar en Riazor y esta temporada no ha sido una excepción. Un Deportivo muy serio doblegó a los blancos con goles de Mista (sí, Mista, yo tampoco me lo creía) y Lopo. En ataque los de Schuster salieron con todo menos el descartado Robinho. Robben, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy, pero eso les dejó sin equilibrio en el centro del campo. Guti vagaba por La Coruña mientras que Diarra no daba abasto para contener los ataques del Dépor. ¿Y De la Red?, en el banco. El botón que sirve como muestra para corroborar que el Madrid sigue cometiendo los mismos errores, es que los dos goles del Dépor vinieron en sendos saques de esquina, de nuevo balón aéreo, peligro para los blancos, y Casillas, extrañamente fallón, se olvidó de salir y casi se le cae el larguero en la cabeza. Volvió a cumplir el de siempre, Van Nistelrooy, que convirtió un rechace cerca del área en el único gol de los blancos. Pocos refuerzos y mucho trabajo por hacer.

Donde están en una nube es en el Calderón. Exhibición en Champions y primer liderato en la Liga. El Atlético de Madrid le endosó un 4-0 al Málaga con mucha autoridad. Agüero fue decisivo otra vez y Forlán volvió a demostrar que lleva el gol en la sangre. Además Heitinga y Ujfalusi han mejorado mucho la defensa con respecto al año anterior. Buenas vibraciones, pero tratándose del Atleti, habrá que ver cuanto les dura la alegría.

El Valencia de Emery también dejó muy buenas sensaciones. Goleó a un flojo Mallorca y demostró que la debacle de la vuelta de la Supercopa sólo ha sido un espejismo. Al igual que en la ida de la Supercopa, de nuevo Villa, Mata y Vicente fueron los goleadores.

Por último, dos notas de color para el blog. Dos clásicos, dos partidos grandes. El Celtic-Rangers y el Oporto-Benfica. El derbi del Old Firm se lo llevó el Rangers por 2-4 y para colmo, el autor de dos de los goles de los protestantes, fueron obra de Kenny Miller, ex-jugador del Celtic. De los españoles, sólo jugó Nacho Novo, que entró en el campo en el minuto 78′ y no pudo ayudar al Rangers. Su compañero de equipo Aarón y el jugador del Celtic y ex-barcelonista Marc Crosas no intervinieron en el partido.

Y el partido grande del fútbol portugués tuvo mucha presencia española. Quique estaba en el banquillo del Benfica, que aguantó el chaparrón del Oporto, y logró un valioso empate a uno. Se adelantaron los locales con un gol de Lucho González de penalti y el paraguayo Cardozo empató para los lisboetas. En la recta final del partido, el defensa benfiquista Katsouranis fue expulsado pero los de Quique aguantaron el resultado y se llevaron un valioso punto. Dos apuntes, Di María, el jugador de moda, no brilló como se esperaba, buen partido de reyes y el ‘payaso’ Aimar se lesionó en el minuto 50 (otra vez). Como también salió lesionado el lateral Leo, en Lisboa comienzan a cuestionar los métodos del preparador español Pako Ayestarán.

Una última cosa, el Ajax de Van Basten y Oleguer perdió con el modesto Willem II de Tilburg… vaya debut tuvieron los hombrecillos.

PD: Juro replantearme lo de los posts así de largos, sé que son un coñazo (con perdón)

Supercopa de España. Primeras sensaciones


Es verdad que en el fondo no es más que una pachanga de verano entre dos buenos equipos, pero siempre queda muy bien eso de decir que ya ha comenzado la temporada 2008/2009 del fútbol español.

Y es que el fútbol oficial arrancó anoche en Mestalla, con dos equipos que buscaban coger la forma y que nos ofrecieron un partido muy entretenido, con alternativas y con cinco goles.

Empecemos por el local. Me gusta Emery, no sé si triunfará, porque en Valencia eso de la tranquilidad no se lleva, porque la afición ché es demasiado exigente y creo se le va a echar encima en cuanto pierda tres partidos seguidos, porque no sé si va a ser capaz de controlar los egos de ese vestuario y porque me parece que va a ser difícil que le dejen trabajar, pero de momento ha conseguido algo que parecía imposible a orillas del Turia desde que llegó Juan Soler, devolver la ilusión.

En el terreno de juego se atisbaron cosas interesantes. Aún no es el Valencia de Emery y faltan muchas cosas por pulir, pero el equipo fue agresivo desde el primer minuto, y por momentos volvió a parecerse al gran Valencia aguerrido y contragolpeador de hace algunos años. Silva y Villa volvieron a brillar como de costumbre y el asturiano celebró su continuidad con un gol.

La sorpresa agradable fue Juan Manuel Mata. El ex del Castilla ha empezado la temporada como terminó la anterior, jugando y marcando. Estuvo muy incisivo durante todo el encuentro y se movió muy bien por todos los sectores del ataque. Volvió Vicente, que aun sin estar en plena forma, marcó el gol de la victoria valencianista. También volvió Albelda, que jugó un partido muy serio y el ‘repescado’ Pablo Hernández, que aportó frescura y calidad al mediocampo.

En el lado negativo destacó Hildebrand. El partido del meta alemán fue calamitoso y volvió a errar en la mayoría de sus acciones. El Valencia necesita un portero. Dicen que ya han fichado a Renan, el titular de la selección olímpica brasileña. Es bueno, para mí, mejor que Moyá (que era la otra alternativa), pero no sé si con 23 años y sin experiencia en Europa es la contratación que necesitan los chés.

También estuvo lamentable Joaquín, que debería dejar de pedir aumentos de sueldo y ponerse a jugar, que él sabe. Y mal Baraja, falto de ritmo, perdido y poniendo de manifiesto su poco entendimiento con Albelda (quién lo diría).

Vamos con el Madrid. De nuevo Van Nistelrooy fue el mejor. Es un fuera de serie que siempre está ahí para hacer gol, anoche dos. Pero necesita un relevo de garantías, porque ni Higuaín ni Saviola podrán suplirle si se lesiona o llega agotado a final de temporada. También me gustó de la Red, que dio el pase del primer gol y mostró criterio a la hora de mover el balón; no apunta a titular, pero puede dar muy buenos minutos como reserva.

Debutó oficialmente Van der Vaart, al que le falta acoplarse al sistema de Schuster. Creo que brillará más en el Bernabéu, donde normalmente estará más suelto, pero ahí hay jugador. Y Robben brilló el tiempo que estuvo en el campo, hizo un jugadón para regalar el segundo gol y se mereció ser titular en detrimento de Robinho.

Precisamente el brasileño fue lo peor de los de Chamartín. Estuvo impreciso, apagado y apático. Si quiere irse al Chelsea y es cierto lo que se publica que ofrecen por él, pónganle un lacito y mándenlo para Londres en el primer vuelo que salga desde Barajas.

Raúl tampoco apareció. Con del Bosque y Hierro en el palco, el capitán madridista no hizo merecimientos en el terreno de juego para que el nuevo seleccionador le tenga en cuenta. Y por último Javi García, al que se le nota a disgusto como central, falto de velocidad y de colocación pero que sería un perfecto relevo para el Malí Diarra en el mediocentro defensivo, que es su posición natural.

PD: La vuelta promete ser apasionante, aunque sea una pachanga de verano.