Archivo de la etiqueta: hildebrand

Alemania y sus porteros


Después de unos días sin escribir por problemas con la conexión de internet, vuelvo con fuerzas renovadas para hablaros de Alemania, y más concretamente de sus porteros.

El país teutón históricamente ha sido cuna de grandísimos guardametas. Desde Turek, que fue el titular en la final del Mundial de 1960 hasta Kahn, que a pesar de sus excentricidades y su baja forma de los últimos años, ha sido uno de los mejores porteros del continente, pasando por Sepp Maier (campeón de Europa en 1972 y del Mundo en 1974) o Harald ‘Toni’ Schumacher (que ganó la Eurocopa en 1980 y brilló en el Mundial 1986, aunque pasará a la historia por la brutal agresión a a Battiston en el Mundial de España 82′).

A principios y mediados de los 90′ llegó la época dorada de los cancerberos alemanes. Los Illgner, Klos, Köpke, Rost o Reinke eran los reyes de Europa, y acumulaban títulos y premios por doquier.

Pero este reinado terminó y desde hace cerca de dos años, las dudas se ciernen sobre la meta germana. Con la retirada de Kahn, la portería alemana se ha quedado huérfana, y eso que el rendimiento de ‘Genghis Kahn’ ha sido muy bajo durante las últimas temporadas.

Su relevo natural era Jens Lehmann, que fue el meta titular (precisamente por delante de Kahn) en el Mundial 2006, en el que los germanos fueron anfitriones. Pero la gran inseguridad que transmitía a sus defensas, una serie de actuaciones realmente malas en partidos importantes y una inoportuna lesión, acabaron relegándole al banquillo en su club, el Arsenal, en favor de Manuel Almunia, con el que Lehmann tiene una malísima relación. A pesar de ser titular en la Euro 2008, en la que Alemania fue finalista, el buen rendimiento de Almunia, ha obligado a Lehmann a marcharse al Stuttgart este verano para disfrutar de minutos.

Precisamente en el Stuttgart fue donde destacó el portero que estaba destinado a ocupar la meta alemana si Lehmann fallaba, ese hombre era Timo Hildebrand. El ahora portero del Valencia, fue una de las estrellas de aquel Stuttgart que, dirigido por Felix Magath, alcanzó el subcampeonato de la Bundesliga en 2003 y fue campeón en 2007. Batió el récord de imbatibilidad de la Bundesliga y tenía hechuras de crack, pero fue llegar a Valencia y desmoronarse. Alternó titularidad con Cañizares hasta la llegada de Koeman, que le dio su total confianza. Hildebrand se contagió del espíritu apático y de la locura institucional de los chés y sus cantadas eran cada vez más frecuentes. No sólo no ganaba puntos, sino que los perdía. Esta temporada, Emery le dio la titularidad en la Supercopa de España, pero el alemán volvió a fallar y además hizo gala de una gran falta de compromiso. Esto le supuso quedarse fuera de la convocatoria en el primer partido de Liga.

Las grandes esperanzas de futuro de los alemanes para su portería son Manuel Neuer y René Adler. Neuer tiene 22 años, y ha crecido al lado del veterano Rost. Su físico imponente y sus enormes reflejos le hicieron ser titular en el Schalke 04 desde mediados de 2006, en 2007 se hizo con el galardón de mejor portero de la Bundesliga y el pasado año su equipo llegó a cuartos de final de la Champions League gracias a que paró dos penaltis frente al Oporto en octavos de final. Sin embargo, su irregularidad ha hecho que el seleccionador Joachim Löw no confíe del todo en él.

Adler, de 23 años, fue el tercer portero de Alemania en la pasada Eurocopa, pero no jugó un sólo minuto. El meta del Bayer Leverkusen fue nombrado mejor portero de la Bundesliga la temporada 2007-2008 y realizó fantásticos partidos. Sin embargo, también peca de irregular por lo que no goza de la total confianza del seleccionador nacional.

Total, que nos encontramos con que el titular del partido de Alemania anoche frente a Liechtenstein fue ¡¡¡Robert Enke!!!. No sé si os acordaréis de él, pero fue un portero que fichó el Barcelona de Van Gaal en 2002 y que sólo jugó 20 minutos en liga, siendo suplente de otro ‘crack’ Roberto Bonano. Además, el pobre tuvo la desgracia de ser titular en Copa del Rey cuando el Barça fue vergonzosamente eliminado por el Novelda.

Luego se marchó cedido al Fenerbahçe turco y al Tenerife la temporada siguiente, donde sus actuaciones volvieron a ser contadas y no muy afortunadas. En 2004 llegó al Hannover 96, un equipo de ‘medio pelo’ alemán donde ha sido titular asiduamente. Aunque no ha destacado demasiado, e incluso ha tenido algunos fallos graves, Löw ha confiado en él y le ha dado la titularidad.

Siempre se ha dicho que “En el país de los ciegos, el tuerto es el rey” y al fin y al cabo, el mundo del fútbol está tan loco, que a veces tiene estas cosas.

PD: Creo que Robinho no va a truinfar en el Manchester City

Anuncios

Supercopa de España. Primeras sensaciones


Es verdad que en el fondo no es más que una pachanga de verano entre dos buenos equipos, pero siempre queda muy bien eso de decir que ya ha comenzado la temporada 2008/2009 del fútbol español.

Y es que el fútbol oficial arrancó anoche en Mestalla, con dos equipos que buscaban coger la forma y que nos ofrecieron un partido muy entretenido, con alternativas y con cinco goles.

Empecemos por el local. Me gusta Emery, no sé si triunfará, porque en Valencia eso de la tranquilidad no se lleva, porque la afición ché es demasiado exigente y creo se le va a echar encima en cuanto pierda tres partidos seguidos, porque no sé si va a ser capaz de controlar los egos de ese vestuario y porque me parece que va a ser difícil que le dejen trabajar, pero de momento ha conseguido algo que parecía imposible a orillas del Turia desde que llegó Juan Soler, devolver la ilusión.

En el terreno de juego se atisbaron cosas interesantes. Aún no es el Valencia de Emery y faltan muchas cosas por pulir, pero el equipo fue agresivo desde el primer minuto, y por momentos volvió a parecerse al gran Valencia aguerrido y contragolpeador de hace algunos años. Silva y Villa volvieron a brillar como de costumbre y el asturiano celebró su continuidad con un gol.

La sorpresa agradable fue Juan Manuel Mata. El ex del Castilla ha empezado la temporada como terminó la anterior, jugando y marcando. Estuvo muy incisivo durante todo el encuentro y se movió muy bien por todos los sectores del ataque. Volvió Vicente, que aun sin estar en plena forma, marcó el gol de la victoria valencianista. También volvió Albelda, que jugó un partido muy serio y el ‘repescado’ Pablo Hernández, que aportó frescura y calidad al mediocampo.

En el lado negativo destacó Hildebrand. El partido del meta alemán fue calamitoso y volvió a errar en la mayoría de sus acciones. El Valencia necesita un portero. Dicen que ya han fichado a Renan, el titular de la selección olímpica brasileña. Es bueno, para mí, mejor que Moyá (que era la otra alternativa), pero no sé si con 23 años y sin experiencia en Europa es la contratación que necesitan los chés.

También estuvo lamentable Joaquín, que debería dejar de pedir aumentos de sueldo y ponerse a jugar, que él sabe. Y mal Baraja, falto de ritmo, perdido y poniendo de manifiesto su poco entendimiento con Albelda (quién lo diría).

Vamos con el Madrid. De nuevo Van Nistelrooy fue el mejor. Es un fuera de serie que siempre está ahí para hacer gol, anoche dos. Pero necesita un relevo de garantías, porque ni Higuaín ni Saviola podrán suplirle si se lesiona o llega agotado a final de temporada. También me gustó de la Red, que dio el pase del primer gol y mostró criterio a la hora de mover el balón; no apunta a titular, pero puede dar muy buenos minutos como reserva.

Debutó oficialmente Van der Vaart, al que le falta acoplarse al sistema de Schuster. Creo que brillará más en el Bernabéu, donde normalmente estará más suelto, pero ahí hay jugador. Y Robben brilló el tiempo que estuvo en el campo, hizo un jugadón para regalar el segundo gol y se mereció ser titular en detrimento de Robinho.

Precisamente el brasileño fue lo peor de los de Chamartín. Estuvo impreciso, apagado y apático. Si quiere irse al Chelsea y es cierto lo que se publica que ofrecen por él, pónganle un lacito y mándenlo para Londres en el primer vuelo que salga desde Barajas.

Raúl tampoco apareció. Con del Bosque y Hierro en el palco, el capitán madridista no hizo merecimientos en el terreno de juego para que el nuevo seleccionador le tenga en cuenta. Y por último Javi García, al que se le nota a disgusto como central, falto de velocidad y de colocación pero que sería un perfecto relevo para el Malí Diarra en el mediocentro defensivo, que es su posición natural.

PD: La vuelta promete ser apasionante, aunque sea una pachanga de verano.