Archivo de la etiqueta: denilson

Fábregas y la selección


Me duele escribir este post porque Cesc es una de mis debilidades futbolísticas. Me parece, de largo, uno de los mejores jugadores del mundo, y probablemente, junto con Pirlo y Xavi, el mediocentro organizador más decisivo de todo el panorama internacional.

En el Arsenal lo es todo. Líder en el campo y fuera de él, capitán con 22 años recién cumplidos, emblema de los gunners, ídolo de la afición. Eje del centro del campo y prolongación de Wenger en el césped, todo el juego de los londinenses pasa por él, y lejos de achicarse, se crece.

Por eso me sorprende, y me decepciona profundamente el Cesc que veo en la selección. Porque a pesar de que le estaré eternamente agradecido por marcar el penalti decisivo en cuartos de final de la Eurocopa 2008 ante Italia, Fábregas aún no ha encontrado su sitio en ‘la roja’. No lo hizo con Luis y tampoco ahora en la etapa de Del Bosque (con el que según los medios no tiene demasiado ‘buen feeling’).

Y es que cuando Cesc se enfunda la camiseta del combinado nacional baja muchísimos enteros. No sé si será porque no se siente la referencia principal cuando está rodeado de Xavi e Iniesta, porque no tiene la misma compenetración con Senna o Xabi Alonso, como la que tiene con sus compañeros de equipo Denílson y Alex Song o porque los seleccionadores españoles le han utilizado la mayoría de las veces como falso interior derecha, una posición en la que pierde su caacidad para mover y organizar al equipo, que son sus mayores virtudes. Sea por unas cosas o por otras, el caso es que el de Arenys de Mar no está a gusto, y eso lo nota él mismo, y por eso se resiente la selección.

cesc confederaciones

Si os soy sincero, no veo muy claro cómo se puede solucionar este problema. Ya se han probado la mayoría de combinaciones en lo que a táctica se refiere. 4-5-1 y Cesc como mediapunta; 4-5-1 y Cesc jugando como mediocentro jugando en paralelo con el otro centrocampista central;  Otra vez 4-5-1 con Cesc jugando de mediocentro, pero esta vez jugando escalonado con el otro mediocampista; y en el 4-4-2 Cesc ha jugado tanto de mediocentro como de interior derecha, y en ninguna de estas posiciones ha acabado de rendir.

Hay quien dice que la explosión de Cesc en la selección española se producirá cuando Xavi, ya sea por edad o por estado de forma, baje su espectacular rendimiento, Cesc no se vea eclipsado y lo que a mi juicio es fundamental, se vea en la obligación de asumir una mayor responsabilidad.

Personalmente, me gustaría pensar que los que probablemente han sido y son los dos mejores mediocentros de la historia del fútbol patrio, puedan jugar juntos, mucho y bien, pero de momento, y a tenor de los resultados obtenidos, parece que habrá que esperar.

PD: Grandiosa rueda de prensa de los internacionales españoles el pasado viernes. Ante la pregunta que les lanzaron los periodistas referida a la muerte de Michael Jackson, Fernando Torres no supo qué decir, Marchena hizo una revelación que sin duda quedará para la historia: “ha sido un mito que lamentablemente ha fallecido como todo el mundo tiene que hacer”. Pero el más grande de todos, el crack, Dani Güiza que se acababa, como quien dice, de caer de la cama antes de llegar a la rueda de prensa, se acercó al micrófono y soltó: “ese no canta famenco ¿no?”.

Por cierto, el otro día se me olvidó comentar que en la confederaciones me gustó mucho el lateral egipcio Ahmed Al-Muhammadi, ojito con él.

Anuncios

El error de Wenger


Hoy toca polémica. Como siempre que se osa discutir una decisión de un gurú futbolístico y más si ese gurú se llama Arsène y se apellida Wenger. Del partido del Villarreal-Arsenal se hablará del golazo estratosférico de Adebayor, del partidazo de Senna, de las dos partes tan diferentes del encuentro, o del favoritismo de los gunners para la vuelta.

arsene_wenger-villarrealPero no creo que se hable de Wenger y de lo que en mi humilde opinión es un error táctico. Y ese error es renunciar al 4-4-2. Porque el 4-4-2 ‘clásico’ ha sido el que más éxitos les ha dado a los equipos del francés, y es el planteamiento en el que los jugadores se sienten más cómodos.

Sin embargo, en El Madrigal hemos visto  que el 4-2-3-1 ha sido la táctica elegida por los londinenses. En vez de jugar con dos delanteros, Wenger prefiere reforzar la medular con Alex Song acompañando a Denilson, dejando la mediapunta para Fábregas y con Adebayor sólo arriba. En el partido frente al City del fin de semana, el experimento salió bien, el equipo ganó y convenció, y podría justificarse por la baja de Van Persie, pero hay algo que sigue chirriando.

Porque si os fijáis, a pesar de que Cesc ha dado tres asistencias de gol en estos dos partidos, ninguna ha sido desde la posición teórica de mediapunta, sino como mediocentro, en la posición en la que juega en el 4-4-2. Porque el catalán, que es el auténtico motor de este Arsenal, se siente mucho más cómodo en la medular, que es su posición natural. Como es tan buen jugador, su actuación puede ser fantástica en ambos puestos. Sin embargo, cuando como esta noche, tiene que jugar entre líneas, entra menos en contacto con el balón, tiene menos referencias delante para entrgarlo y por tanto, sufre más. Además, su despliegue físico es mucho mayor, precisamente por el hecho de acaparar menos posesión.

cesc1Por otro lado, sin el apoyo cercano de Fábregas, Denilson, (que es un magnífico pelotero y no me cansaré de decirlo) se convierte en un jugador vulgar, incapaz de asumir las labores de organización de un equipo como el de Londres, que hace de la posesión del balón su principal arma.

Pero es que además, esa inclusión de Cesc por detrás del punta, obliga al equipo a jugar con un sólo delantero, por lo que a pesar de que tanto las bandas, como los mediapuntas puedan descolgarse, le resta capacidad ofensiva. Y esto es especialmente preocupante en un Arsenal que a pesar del buen estado de forma de sus delanteros, no posee ni de lejos la misma pegada que los equipos punteros de Europa, quienes a fin de cuentas son rivales contra los que lucha tanto en Champions como en la Premier, y que persiguen sus mismos objetivos a final de temporada.

Por estos motivos y porque el Arsenal que enamora es el del 4-4-2, desde aquí le pido a Wenger, que estoy seguro de que lee este blog, que devuelva a Cesc al eje del mediocampo y que alinee a dos delanteros, aunque estos tengan que ser Bendtner, Vela o un chaval del filial. Mira, lo mismo le sale un ‘Macheda’.

También podría hablaros del error de Pellegrini de no poner a Pirès de inicio, con todo lo que para él suponía este partido, y de la reincidencia en el error cuando tras la lesión de Cani, el técnico chileno ha decidido que entre Matías Fernández en vez del francés, pero creo que eso es cosa de otro post.

Por cierto, el partido acabó 1-1. Aquí podéis ver un pequeño vídeo resumen. Ojo a los dos goles que son para enmarcar.

Sólo un apunte. Todavía sigo sin creerme que el Porto haya empatado a 2 en Old Trafford frente al Manchester United. Y por lo que me ha dado tiempo a ver, los de Ferguson han tenido que dar gracias porque ha podido ser mucho peor. De no ser por el ‘pase a lo Laudrup’ del central Bruno Alves a Rooney, y porque Tévez es un feo maravilloso, nuestros vecinos estarían acariciando las semifinales de la Champions League.

Para quien no haya entendido nada del último párrafo, aquí os dejo los goles del partido.

Resultados 1/4 de Final Champions League

Villarreal 1-1 Arsenal
Man. United 2-2 Porto

PD: Nogués nuevo entrenador del Betis. Valor y al toro que se dice en estos casos.

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Bye Bye Fabregas


Los peores presagios se han acabado de confirmar, Cesc Fábregas estará cuatro meses de baja por una rotura del ligamento lateral de su rodilla derecha. ¿Qué significa esto?. Pues muchas cosas: la primera, que la Premier League pierde a uno de sus mejores jugadores, a uno de esos pocos cracks que hacen que merezca la pena pagar una entrada para ir al estadio. La segunda, que la selección española se queda sin uno de sus mejores mediocentros, aunque no haya alcanzado la titularidad indiscutible debido a la gran competencia existente en su puesto. Y la tercera y quizá más importante, que el Arsenal pierde a su estrella.

Y digo bien, a su estrella, porque por muchos goles que puedan marcar Van Persie y Adebayor, por mucho que prometa Nasri, por mucho que Sagna sea el dueño de la banda derecha… Cesc es la estrella indiscutible de este ‘baby Arsenal‘ de Arsène Wenger.

cesclesionPorque a sus 21 años ya es capitán del equipo (con la responsabilidad que eso supone en un equipo inglés), porque es el ‘alter ego‘ del técnico sobre el césped, porque ordena y manda, porque todos los balones pasan por él, porque distribuye en corto y en largo, porque hace mejores a los que juegan a su lado (véase Denilson), porque le salen pases imposibles, porque pone la pausa y acelera el ritmo cuando más le conviene a su equipo y así podríamos seguir hasta llenar diez o doce páginas como esta.

Y si todas las lesiones son inoportunas, esta lo es más si cabe porque llega en un momento crítico para los gunners. Son el peor Arsenal de los últimos años, por juego y por resultados. Ahora mismo son quintos en la Premier League, por detrás de los otros tres grandes y de un imparable Aston Villa que dirigido por el gran Martin O’Neill y de la mano de Ashley Young y Agbonlahor, se ha afianzado en los puestos que dan derecho a jugar la Champions el próximo año.

Además, su juego no encandila como lo hiciese antaño. La velocidad en los toques, el vertiginoso movimiento de balón, la verticalidad por el centro y las bandas y el acoso al que sometían a la mayoría de sus rivales, ha dejado paso a un juego ramplón, plano y casi aburrido, que sólo se ve iluminado cuando aparecen sus jugadores ‘consagrados’ como Adebayor o Van Persie.

Y por si esto fuese poco, en los últimos tiempos se ha cuestionado al gran Arsène, porque su equipo es demasiado joven e inexperto para afrontar las grandes competiciones, y también porque en la confección de la plantilla no hay ningún sustituto natural de Cesc. Ni Alex Song, ni Diaby, ni Denilson son jugadores comparables al catalán, no sólo porque su rol en el campo es diferente, sino también porque no le llegan a la suela de su zapato. Ramsey tiene más talento que los anteriores, pero es muy joven, acaba de llegar y no está preparado para este reto.

Y con estas, mañana a las 18:15, dentro del ‘Boxing Day’ un Aston Villa-Arsenal que puede dejar a los de Londres sin apenas opciones de entrar en la Champions League.

PD: Feliz Navidad y felices fiestas a tod@s y cómo mola eso de que haya fútbol oficial en estas fechas

Supercopa de Europa, Calcio, Premier League, Liga y los clásicos portugués y escocés ¿alguien da más?


Gran fin de semana de fútbol el que hemos tenido. Empezó el viernes con una vibrante final de la Supercopa de Europa, en la que los rusos  del Zenit (rivales del Real Madrid en la Champions) superaron a un Manchester United que sin Ronaldo, no tuvo ni profundidad por bandas, ni juego en el medio, ni pegada arriba.

Interesantes los rusos, que de la mano del portugués Danny, fichaje estrella del Zenit esta temporada, machacaron al Manchester. El ex del Dinamo de Moscú, que ha costado 30 millones de euros, demostró su enorme talento, dominó el centro del campo y fue el principal creador de las contras. Ha venido para sustituir a Arshavin, y lo puede hacer a la perfección. El segundo gol así lo atestigua. El portugués con sangre venezolana controló el balón en el medio del campo, y partiendo desde la izquierda llegó al área donde mareó a Ferdinand y se la cruzó a Van der Sar. Si al final Arshavin no sale del Zenit, van a formar una pareja letal.

Me alegré mucho por Pogrebnyak, porque se lo merecía. Es un delantero sobresaliente que se perdió la final de la pasada UEFA por sanción y la Eurocopa por una inoportuna lesión, pero por fin ha logrado resarcirse, aunque sea en parte. Marcó el primer gol e hizo un excelente partido.

El Manchester me decepcionó. Le faltó contundencia arriba, algo que probablemente solucionen si al final firman a Berbatov, pero sobre todo, le faltó presencia en la medular, porque Scholes es un excelente llegador, y Anderson un mediapunta con mucha clase, pero se notaron muchísmo las ausencias de Carrick y Hargreaves. El 2-1 fue obra de Vidic y el United sacó la casta de campeón en el tramo final del encuentro, pero no fue suficiente porque sólo el ‘apache’ Tévez llevó peligro a la portería de Malafeev.

Además ha empezado el Calcio con sorpresas y tropiezos de los grandes. El Milan de Ronaldinho y Shevchenko cayó en casa ante el recién ascendido Bolonia. Los rossoneros son un cementerio de elefantes, con una plantilla cuya media de edad sobrepasa ampliamente los 30 años. Con Kaka’ lesionado, Pirlo se encuentra muy sólo en la creación y Flamini deberá adaptarse a una nueva liga y a un técnico como Ancelotti. Ronaldinho tuvo un debut aceptable, acostado (no literalmente) en la banda izquierda, se dedicó a poner centros peligrosos e incluso dio el pase de gol a Ambrosini, pero aún le falta mucho para coger la forma, y dudo que pueda volver a ser el de los mejores años del Barcelona.

Otro que tropezó fue el nuevo Inter de Mourinho, que empató ante la Sampdoria del ex-gordo Cassano en Génova. La apuesta de poner a Cambiasso de central no dio resultado, y a Figo, que fue la sorpresa en el once titular, se le vio falto de ritmo durante todo el encuentro. El que si brilló fue Ibrahimovic, el sueco marcó el gol a pase de Mancini, pero estuvo muy desasistido en el ataque. Aun así el Inter asusta, con la mentalidad ganadora de Mourinho y una plantilla muy amplia, son candidatos a todo.

El partido estrella del Calcio fue el que enfrentó a Juventus y Fiorentina. Los turineses, sólidos y conjuntados se adelantaron con un gol de Nedved y todo parecía ponerse de cara para ellos cuando el árbitro dejaba con diez hombres a la Fiorentina al expulsar al ex mallorquinista Felipe Melo a 7′ minutos para el final. Pero el conjunto viola, que no podía contar con Mutu, se lanzó al ataque a la desesperada y consiguió su objetivo cuando Gilardino introdujo en la red un balón peinado por Pazzini. Era el minuto 89 y el electrónico reflejaba el 1-1 final.

Lo más destacable de la Premier League, fue el partido entre el Tottenham de Juande y el Chelsea de Scolari. Un encuentro lleno de tensión, donde la calidad se vio a cuentagotas. Empezaron dominando los blues, y se adelantaron en el minuto 28 con gol de Belletti, pero los Spurs se rehicieron y lograron empatar antes del descanso cuando Darren Bent aprovechó una falta de entendimiento entre Lampard y Carvalho para poner el empate en el marcador. En la segunda mitad, no hubo oportunidades claras, dominó el centrocampismo y el marcador no se volvió a mover.

En el Liverpool-Aston Villa se lesionó Fernando Torres y los de Benítez acusaron su baja y sólo pudieron empatar a cero ante los hombres de Martin O’Neill. Sin Torres, el Liverpool pierde mucha pegada, y a pesar de la llegada de Robbie Keane, parece que la responsabilidad goleadora esta temporada, volverá a recaer en el ‘niño’.

Volvió Cesc y lo notó el Arsenal. Los gunners arrollaron al Newcastle con dos goles de Van Persie y uno de Denilson, que crece notablemente cuando juega al lado del catalán. Con esta goleada, los londinenses han logrado aplacar las críticas por su juego ramplón de las dos primeras jornadas. Hay que destacar que en las urracas, volvió Joey Barton, que acaba de salir de prisión tras cumplir 75 días de condena por agresión.

Y por si esto fuese poco, también ha empezado la Liga con el Numancia haciendo historia. Los sorianos, con el presupuesto más bajo de toda la primera división vencieron al todopoderoso Barcelona gracias al gol de Mario Martínez, el jugador que menos cobra de toda la Primera  División y también el primer soriano que anota un gol con la camiseta numantina en la máxima categoría del fútbol español. Los de Guardiola se atascaron en ataque, y aunque tuvieron varias oportunidades claras no supieron definir. Volvieron a aparecer fantasmas de los últimos meses de Rijkaard. Henry deambulaba por el campo y aunque sé que soy pesado, sigo creyendo que los blaugranas van a echar mucho de menos a Deco.

En el Real Madrid, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. Llevaba 17 años sin ganar en Riazor y esta temporada no ha sido una excepción. Un Deportivo muy serio doblegó a los blancos con goles de Mista (sí, Mista, yo tampoco me lo creía) y Lopo. En ataque los de Schuster salieron con todo menos el descartado Robinho. Robben, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy, pero eso les dejó sin equilibrio en el centro del campo. Guti vagaba por La Coruña mientras que Diarra no daba abasto para contener los ataques del Dépor. ¿Y De la Red?, en el banco. El botón que sirve como muestra para corroborar que el Madrid sigue cometiendo los mismos errores, es que los dos goles del Dépor vinieron en sendos saques de esquina, de nuevo balón aéreo, peligro para los blancos, y Casillas, extrañamente fallón, se olvidó de salir y casi se le cae el larguero en la cabeza. Volvió a cumplir el de siempre, Van Nistelrooy, que convirtió un rechace cerca del área en el único gol de los blancos. Pocos refuerzos y mucho trabajo por hacer.

Donde están en una nube es en el Calderón. Exhibición en Champions y primer liderato en la Liga. El Atlético de Madrid le endosó un 4-0 al Málaga con mucha autoridad. Agüero fue decisivo otra vez y Forlán volvió a demostrar que lleva el gol en la sangre. Además Heitinga y Ujfalusi han mejorado mucho la defensa con respecto al año anterior. Buenas vibraciones, pero tratándose del Atleti, habrá que ver cuanto les dura la alegría.

El Valencia de Emery también dejó muy buenas sensaciones. Goleó a un flojo Mallorca y demostró que la debacle de la vuelta de la Supercopa sólo ha sido un espejismo. Al igual que en la ida de la Supercopa, de nuevo Villa, Mata y Vicente fueron los goleadores.

Por último, dos notas de color para el blog. Dos clásicos, dos partidos grandes. El Celtic-Rangers y el Oporto-Benfica. El derbi del Old Firm se lo llevó el Rangers por 2-4 y para colmo, el autor de dos de los goles de los protestantes, fueron obra de Kenny Miller, ex-jugador del Celtic. De los españoles, sólo jugó Nacho Novo, que entró en el campo en el minuto 78′ y no pudo ayudar al Rangers. Su compañero de equipo Aarón y el jugador del Celtic y ex-barcelonista Marc Crosas no intervinieron en el partido.

Y el partido grande del fútbol portugués tuvo mucha presencia española. Quique estaba en el banquillo del Benfica, que aguantó el chaparrón del Oporto, y logró un valioso empate a uno. Se adelantaron los locales con un gol de Lucho González de penalti y el paraguayo Cardozo empató para los lisboetas. En la recta final del partido, el defensa benfiquista Katsouranis fue expulsado pero los de Quique aguantaron el resultado y se llevaron un valioso punto. Dos apuntes, Di María, el jugador de moda, no brilló como se esperaba, buen partido de reyes y el ‘payaso’ Aimar se lesionó en el minuto 50 (otra vez). Como también salió lesionado el lateral Leo, en Lisboa comienzan a cuestionar los métodos del preparador español Pako Ayestarán.

Una última cosa, el Ajax de Van Basten y Oleguer perdió con el modesto Willem II de Tilburg… vaya debut tuvieron los hombrecillos.

PD: Juro replantearme lo de los posts así de largos, sé que son un coñazo (con perdón)

Vuelve ‘la elástica’ y vuelve el fútbol


Después de mis minivacaciones por Praga y Viena (ciudades que recomiendo visitar) vuelvo con energías renovadas y con mucha hambre de fútbol. Gracias a los Juegos Olímpicos y a la previa de la Champions, no se echa tanto de menos el balompié como otros veranos, pero todos los aficionados estábamos deseando que volviese el fútbol de alta competición.

Y ya lo ha hecho. El pasado fin de semana se abrió el telón en Francia con una Ligue 1 más abierta que otros años. El Lyon, campeón de las últimas siete ediciones, se ha reforzado con gente joven, como el portero Lloris al que también quería el Milan, pero sobre todo con la experiencia que le aportarán Makoun, Mensah o Piquionne y además ha conseguido retener (de momento) a Benzema. Pero ha perdido a jugadores clave o que al menos estaban llamados a serlo. El portero y capitán Coupet ha llegado al Manzanares y Squilacci reforzará al Sevilla de Jiménez. Además, el talentoso Ben Arfa ha dejado el club lyones para recalar en el Olympique de Marsella, donde será el relevo de Nasri, que se ha marchado al Arsenal. A pesar de todo, el Lyon comenzó arrasando al Tolouse 3-0.

Las alternativas al Lyon deberían ser, además del Marsella, el Girondins y el PSG. Los de Burdeos le han ganado la Supercopa a los de Gérland, y cuentan con gente muy interesante arriba como Chamakh, Gouffran, Gourcuff, un renacido Cavenaghi y los jovencísimos Saivet y Obertan. Los de la capital, por su parte, han fichado a Makelele, Giuly y el joven del Liverpool David N’Gog.

Por otro lado, ayer empezó la Bundesliga con un interesante Bayern de Munich-Hamburgo. Los pupilos que ahora dirige Jurgen Klinsmann, apenas han renovado su plantilla, echaron mucho de menos a jugadores clave que eran baja por lesión, como Toni o Demichelis y dejaron escapar una cómoda ventaja de 2-0 para que el Hamburgo lograse empatar gracias a un cabezazo de Guerrero y un penalti que transformó Trochowski.

Por último, acaba de empezar la Premier League y aunque el mejor análisis lo podéis encontrar en el blog de Jorge, Welcome to the Football, si os digo que el Arsenal ha empezado ganando al West Brom y que Nasri ya ha hecho de las suyas marcando el gol de los gunners. Aunque no haya habido fichajes de relumbrón, la liga inglesa va a ser apasionante. Veremos si el Tottenham es capaz de convertirse en la alternativa a los cuatro grandes. De la mano de Modric y Bentley, y dirigidos por Juande, pueden hacer grandes cosas.

También tengo ganas de ver al resucitado Chelsea de Scolari, con Deco y Lampard haciendo pareja en el mediocampo. El Liverpool ha vendido a Crouch y se ha reforzado con Robbie Keane y los de Rafa Benítez deberán superar en esta temporada su asignatura pendiente, la regularidad en la Premier. El Manchester United deberá sobreponerse a la baja por lesión de Cristiano, y a su falta de motivación pero tiene un equipo más que capacitado para repetir los triunfos de año pasado.

Y por último el Arsenal de Wenger, que sin Flamini que se salió el año pasado, ni Gilberto Silva, le dará los galones de acompañante de Cesc al brasileño Denilson ¿podrá aguantar la presión?. Yo pienso que sí y de momento, ha empezado dando una asistencia.

PD: Usain Bolt es sobrenatural