Archivo de la etiqueta: mediocentro

Jose Mourinho: Hablemos de fútbol


[Por Anuar Marrero]

No me interesa cuánto va a pagar el Real Madrid por el técnico portugués. Tampoco me preocupa su carácter o sus polémicas. Ahora que parece confirmado que Jose será el nuevo entrenador madridista, lo que me parece relevante es el fútbol que realizará el equipo. Y es de lo que menos se habla. Así que intentaré hacer una aproximación al próximo Real Madrid de Jose Mourinho.

En primer lugar hay que decir es que no es un técnico defensivo. Esa es una visión que no se sostiene si se analiza con detenimiento su carrera. Otra cosa es evaluar su trayectoria basándose en sus eliminatorias contra el Barça. Pero es muy resultadista, es decir, antepone el resultado al estilo. Si considera que la mejor forma de ganar es salir con cinco delanteros lo hará. Si por el contrario juzga necesario poner once hombres delante de la portería no tendrá ningún tipo de complejo para tomar la decisión. Además, si algo ha caracterizado a Mou es la flexibilidad, la capacidad para adaptarse a cada medio.

Su resultadismo y su flexibilidad dificultan la labor de aventurar cómo será el nuevo proyecto, aunque creo que los equipos dirigidos por el portugués tienen algunas características comunes:

  • Solidez. Quizá la caracterisca principal. Un sistema defensivo casi insuperable y una presión severa en el centro del campo dificultan mucho el juego del rival. Esa presión se suele centrar en la fortaleza física de sus jugadores. Pero Mou no es tonto y sabe que no puede exigir tanto trabajo a jugadores como Ronaldo y Kaka’. No obstante creo que sabrá compensarlo; algo menos de trabajo y algo más de posesión.
  • Los dos mediocentros. Tanto en el Oporto (Maniche-Costinha), como en el Chelsea (Essien-Ballack) como en el Inter (Cambiasso-Motta) el portugués se ha apoyado en una pareja de medios muy trabajadores que se adueñaban del centro del campo. En el Madrid no tendrá problemas, ya que cuenta con Xabi Alonso, los dos “Diarra” y Gago. El equipo se plantea fichar a alguien en esa demarcación, aunque a mí no me parece necesario. Aun así, una pareja Alonso-De Rossi me parece de las mejores y más completas que se puedan formar hoy en día.
  • La figura del mediapunta. Generalmente, por delante de la pareja de medios situaba a un mediapunta completo. Con capacidad de trabajo, con calidad técnica, con llegada y gol. Tanto Deco, como Lampard o Sneijder respondían a ese perfil. ¿Será capaz Kaka de adaptarse a ese rol?

  • El “nueve” puro. A Mou le gusta jugar con una referencia clara arriba. Un delantero clásico, trabajador y fuerte. Drogba y Milito han sido claves en sus equipos. Además ofrecían la posibilidad de descongestionar el juego mediante un pase largo. El primer gol de la final de la Champions fue de manual. Julio César saca, milito la baja para Sneijder y este la devuelve al hueco. Gol. En cuatro o cinco toques. El problema es que ni Higuaín ni Benzema responden al estereotipo. Por ello deberá rasear más el balón, para buscar el espacio y explotar la velocidad de los puntas.
  • Las bandas. Al portugués le gusta jugar por los costados y para ello gusta de jugadores que ofrezcan tanto desborde como trabajo. Los laterales tienen un papel crucial y de su aportación defensiva y sus incorporaciones depende gran parte del éxito del sistema. Con la posible contratación de Maicon se buscaría un jugador perfecto para esa labor, que ya ha trabajado a las órdenes del técnico. Haría falta reforzar el lateral izquierdo, ya que las lagunas defensivas de Marcelo le complican mucho jugar con el nuevo entrenador.

Al margen de que nos guste más o menos Jose Mourinho, una cosa es innegable. Para el fútbol en general es muy interesante ver que es capaz de hacer el portugués en un equipo con el potencial de Madrid y con la obligación de realizar un fútbol ofensivo y hasta cierto punto atractivo. La próxima temporada se presenta apasionante.

Lassana Diarra, otra pieza en el rompecabezas táctico blanco


[Por Anuar Marrero]

Leo los periódicos y anuncian en portada que el último fichaje del Real Madrid, Lassana Diarra. Y me surgen algunas dudas que intentaré compartir con ustedes.

En primer lugar analicemos el fichaje. En la desastrosa planificación de la plantilla es cierto que una de las posiciones que estaban bien cubiertas era la de mediocentro defensivo. Diarra, Gago, De la Red e incluso Javi García parecían munición suficiente para encarar la temporada con garantías. Pero es muy mala suerte perder a dos jugadores de la misma posición para toda la temporada. Así, el Madrid se ha visto obligado a buscar un medio defensivo. Y de lo que hay en el mercado a mediados de diciembre Lassana es de lo más aceptable. A mi no me gustan este tipo de jugadores, que parecen haberse vueltos indispensables en el fútbol moderno. El mediocentro del Madrid debería ser De Rossi o Xabi Alonso. Pero es evidente que no son fichables en invierno.

lassana_diarra_280x_489507aLassana Diarra es un medio defensivo físico típico africano (aunque es francés de todo derecho me refiero al físico). Mucho físico, dudosa capacidad táctica, y escasa influencia ofensiva. Pero hay que reconocer que no es un mal jugador. Es muy joven (23 años), tiene mucha progresión, su conducción de balón es aceptable, tiene cierta capacidad para la organización y el apoyo en corto y además puede jugar la Champions. El problema es que Diarra jugaba hasta ahora en el Portsmouth. Para quien no siga la liga inglesa he de decir que este equipo del sur de Inglaterra es una de los más ingleses en el sentido clásico de la palabra. Fútbol directo mal entendido, es decir sin elaboración. Juegan con Crouch arriba y el balón casi no pasa por el centro del campo. Así, Diarra se dedicaba a tareas de intendencia exento de responsabilidad en la parte creativa. Me crea dudas su rendimiento en un equipo con mucha posesión.

Pero una vez analizado el fichaje me gustaría incidir en el intrincado caos técnico que presenta el Madrid en estos momentos. Es evidente que en el Real Madrid la línea de cuatro atrás es intocable, así como los dos delanteros arriba (Raúl y otro más). La intención es fichar a un hombre de banda para cumplimentar a Robben. Cubiertas las bandas ya sólo nos quedan dos posiciones. Dos posiciones en el medio del campo para 8 jugadores (Los dos Diarra, Guti, Sneijder, Van der Vart, De la Red, Gago y Javi García). Increíble pero cierto. Pero el problema es más complejo. En este Madrid y en prácticamente cualquier equipo del mundo, Sneijder debe ser titular. Es un jugador superlativo, dinámico, trabajador, con calidad y gol. Guti es el jugador de la plantilla con más fútbol y el equipo le necesita. Pero Sneijder y Guti no serían una pareja de medios coherente. Además se supone que jugará uno de los dos Diarra, pero como ninguno de ellos puede organizar al equipo necesitan al lado a De la Red o a Gago. Es decir para tener una alineación equilibrada Juande debería sacar 13 jugadores. Bromas aparte, esta plantilla es un sin sentido.

sneijderanuarDando por hecho que esta temporada poca cosa se puede hacer, no estaría de más empezar a pensar como solucionar esto en verano. La única solución plausible que yo veo es la que adoptó Del Bosque cuando ficharon a Zidane, es decir echar a alguien (el más indicado sería Sneijder) a una banda para que haga de falso interior. Pero cuando Del Bosque hizo eso, el Madrid tenía a Roberto Carlos que se valía el solito para ocupar toda la banda. Así que la solución pasaría por fichar a un lateral izquierdo muy ofensivo (Evra o Lahm son los mejores) y poner a Sneijder en un costado, como ya hizo Van Basten con Holanda. No es que apasione la idea, pero Iniesta juega así y el resultado es aceptable. No obstante el problema no está solucionado. La pareja Guti-Diarra ha demostrado que no funciona, porque Diarra no tiene capacidad para sacar el balón jugado, y porque Guti, excelente en la mediapunta, es un peligro público con el balón por detrás del centro del campo. Así que visto lo visto, yo optaría por situar a Guti por detrás del delantero centro y formar un mediocentro con Diarra y Gago o De la Red. Se sacrifica a Raúl, pero teniendo en cuenta la edad de éste y la inconstancia de Guti se podrían ir turnando. La siguiente alineación: Casillas, Ramos, Pepe, Heinze (o Garay), Evra o Lahm, Diarra, De la Red, Sneijder, Robben, Guti, Van Nistelrooy. A mi me parece un gran equipo, y fíjense que tan sólo he añadido a un lateral izquierdo a la actual plantilla. Además quitando a Diarra y añadiendo a Raúl por delante de Guti tendríamos una opción más ofensiva.

Claro que otra solución pasaría por hacer una remodelación profunda del centro del campo, fichar un buen organizador que pueda jugar sólo (insito en De Rossi) y acabar así de una vez por todas con el problema que tiene el Madrid en esa posición desde que se fue Redondo. Pero claro que eso es mucho pedir a Mijatovic, que compensa cada acierto con cuatro o cinco errores. En estos momentos la pelota está en el tejado de Juande, técnico que por cierto no creo que continúe la próxima temporada.

El eterno debate sobre el calcio (y un apunte sobre árbitros)


[Por Anuar Marrero]

Julio Maldonado ‘Maldini’, en la última entrada de su blog, esgrimía un alegato a favor del fútbol italiano y en contra de los habituales argumentos que lo califican de tosco y defensivo. Es un debate permanente y muy interesante, y sobre el que no comparto parecer con mi buen amigo autor de este blog. Hagamos un somero análisis sobre la cuestión.

Alegaba Maldini que en el calcio se marcaban más goles que en Francia o España por ejemplo, y que había muchos equipos como la Fiorentina, el Udinese o el Nápoles son muy ofensivos e intentar jugar tocando. No voy a negar ninguno de los argumentos de Julio Maldonado (vaya por delante que me parece un crack), pero si su validez para defender el fútbol italiano. No creo que el número de goles marcados sea un dato para poder valorar el nivel de una liga, aunque lo pueda parecer. Esto no tiene por qué deberse al buen juego. Puede, entre otras razones, ser consecuencia de un bajo potencial de los equipos pequeños o a las malas defensas. Sobre el segundo no lo niego, pero soy de los que piensa que el nivel de una liga lo marcan sus equipos grandes. Y lo cierto es que el Inter lleva años sin jugar a nada, el Milan de Ancelotti es una aberración que nos está privando de ver el mejor fútbol de el mejor jugador del mundo (Kaká) y la Juventus es un equipo basado en el físico, que a pesar de no estar exento de calidad (Del Piero o Nedved) tiene un centro del campo incapaz de hacer jugar al equipo.

¿Es la mentalidad defensiva la causa de esta diferencia del nivel con las grandes ligas? Creo que en la actualidad no hay más mentalidad defensiva los equipos italianos en general de la que puede haber en Alemania, Inglaterra o España.

Pero el gusto histórico por cierto tipo de fútbol especulativo y rácano se ha visto reflejado en el perfil de los centrocampistas que se producen en Italia. El gusto por los Ambrosini, Tachinardi, Gattuso o Cristiano Zanetti ha calado hasta tal punto que nos encontramos con que la medular de los equipos italianos está desierta, de creatividad, calidad y visión de juego. Debido a estas carencias, el resto del equipo se va amoldando. Si tus medios no generan fútbol necesitaras delanteros rocosos, que basen más su juego en el físico que en la calidad. Y poco a poco el juego se va enredando entre pelotazos, balones colgados y disputas de balones divididos. Desaparece el criterio, se diluye el fútbol.

Pero además los factores extrafutbolísticos no ayudan. El Moggigate puso de manifiesto que la corrupción está instalada en el fútbol italiano. Acabó con la Juve en segunda, pero algún otro (sobre todo el Milan) los debería haber seguido. La poca afluencia a los estadios, los episodios graves y continuados de violencia en los mismos tampoco ayudan al espectáculo. Y otro factor que personalmente me parece muy grave es la alineación clara de varios jugadores con ideas fascistas, valga Di Canio como ejemplo. Así es imposible acabar con los radicales. Todos estos factores alejan el dinero y las estrellas del calcio. Lo cierto es que hoy por hoy Italia no es un país atractivo para jugar o disfrutar del fútbol.

Y para acabar me gustaría hacer un apunte sobre los árbitros. Aunque no defiendo la actuación de Mijatovic (un directivo no debe ‘rajar’ de esa manera), creo que cualquiera (sí. El Madrid y el Barça también) tiene derecho a quejarse cuando una mala actuación le ‘jode’ o está a punto de ‘joderle’ un partido. Y más cuando son más de una y más de dos. Además en España la politización de la federación deja claro que los árbitros no son neutrales. El último capítulo lo ha protagonizado Iturralde González, el más claro ejemplo de la ausencia de neutralidad arbitral. Este personaje ya se ha manifestado en varias ocasiones con declaraciones en contra del Real Madrid. Pero hace unos días, en una entrevista concedida a Radio Popular de Bilbao, se metía con el grupo PRISA y aseguraba que se metían con él y con Villar y con el Athletic por el hecho de ser vascos. Y no sólo eso, sino que cuando hablaba del Athletic de Bilbao lo hacía en primera persona del plural. Esto debería inhabilitarle para arbitrar cualquier partido en el que los intereses del Bilbao estuviesen en juego directa o indirectamente. Pero no va a pasar nada. En una liga en la que la federación y el estamento arbitral están posicionados de forma tan clara y desvergonzada, me parece que quejarse se convierte en un derecho de cualquier equipo.

Escucha aquí las declaraciones de Iturralde González

El planchazo más exitoso de la historia


[Por Jorge García]

Si te dicen que cómo te has fracturado un brazo y respondes que porque se te ha caído la plancha encima, lo mínimo que puedes hacer es desternillarte de risa un día entero. Esto es, precisamente, lo que le pasó a Carlos Busquets en sus tiempos de guardameta del Barça. Ahora, gracias a Pep Guardiola, su hijo, Sergio Busquets, se ha hecho con un puesto en el primer equipo, por delante de Keita e, inclusive, Touré.

A mí me tiene fascinado. La colocación en el campo, la serenidad y la buena selección de pase son sus principales cualidades. Todo esto con sólo 20 años. Si es inteligente, puede hacerse dueño y señor de un puesto fijo en el equipo titular por muchos años. Ha sabido ganarse la confianza de Guardiola y, lo que es más importante, de una afición tan exigente como la del Camp Nou.

En cierta medida su situación me recuerda a la de Xavi Hernández (al que todos sabemos que no le darán el balón de oro… y mira que se lo merece el de Terrasa) y Guardiola: el maestro y el alumno aventajado. Quién sabe si ahora el discípulo puede convertirse en profesor de Busquets. Obviamente, no tiene nada que ver la demarcación que cada uno ocupa en el campo ni su rol de juego, pero hay que aprovechar todas las oportunidades que te dan y ésta es una de esas que no psan muy a menudo. Nadie sabía de Xavi, pese a ganar el mundial de Nigeria 99′ y haber despuntado en la Masía. Con Busquets ha pasado algo parecido, con la excepción de que no puede presumir de haber ganado un mundial (tampoco creo que gente como Marchena deba presumir, pero éste es otro tema). Xavi salió adelante aprendiendo de Guardiola y Busquets tiene la suerte de tener en el campo a Hernández y de entrenador a Pep.

El tiempo pone a cada uno en su sitio y ya se verá qué ocurre con este canterano del Barça. Es muy joven y le queda trayecto por recorrer, aunque ya lleva parte del recorrido realizado. Yo soy más de Fábregas o Xavi, pero este Busquets ha sido todo un hallazgo para un Barcelona que reclamaba a gritos un futbolista como él, que diera consistencia a aquella línea tan endeble entre la defensa y la creación. Este Barça aspira a todo y aunque pueda no conseguirlo, su juego es espectacular. Espero que no pierda esta magia… por el bien del fútbol.

PD: Vivan los tigers. La siguiente entrada se la dedicaré a ellos porque es alucinante lo que están consiguiendo.

Nosotros teníamos el balón


[Por Anuar Marrero]

Keita, Toure, Diarra, Obi Mikel, Essien, Gattuso, Emerson, Sissoko, Romaric, Perrotta, Diaby, Zokora… ¿Que tienen en común todos estos nombres?. En primer lugar que son titulares o integrantes de las plantillas de alguno de los mejores clubes de Europa. Y en segundo lugar que son mediocentros físicos y en la mayoría de los casos bastante limitados técnica y tácticamente. Sin visión de juego y sin capacidad de organizar el equipo. Sin embargo en el fútbol actual es difícil encontrar algún equipo que no cuente con, al menos, uno de estos jugadores en sus plantillas.

Ahora retrocedamos unos años (entre cinco y diez aproximadamente) en el tiempo y pensemos cuales son los centrocampistas que se nos vienen a la mente. Guardiola, Effenberg, Deschamps, Redondo, Matthaüs (hasta que los años lo llevaron a la posición de líbero), el propio Hierro (mientras jugó en el centro del campo), Mauro Silva, Roy Keane y esto sólo hablando de memoria. ¿Qué tienen en común todos estos futbolistas? Pues que eran medios defensivos igual que los anteriores, con la diferencia que estos dominaban el centro del campo gracias a su excepcional posicionamiento táctico, su visión de juego y su control del tempo del partido.

Paulatinamente y casi sin darnos cuenta, el centro del campo, la línea más importante en un equipo, donde se crea, se destruye, se organiza y se presiona se ha ido despoblando de futbolistas para dar paso a atletas. Atletas muy duchos en los menesteres de brega y físico pero incapaces, por sus limitaciones técnicas de ofrecer nada más allá de la entrega. El hecho, a mi parecer es bastante obvio. Lo que no lo es tanto es la causa. En mi opinión es debido a la tendencia incomprensible en el fútbol actual de premiar el físico por encima de la calidad. Y esto está pasando en todas las posiciones, desde el lateral a la delantera.

¿Cuáles han sido las consecuencias para el juego de esta evolución de los medios? Pues varias y bastante negativas. Partamos de la base de que la mayoría de los equipos juega o con un 4-4-2 o con variantes sobre el mismo sistema. Hace unos años era frecuente esta disposición táctica formando un rombo. Dos jugadores en las bandas. Uno en tareas defensivas y de organización (el típico “5” argentino) y otro ofensivo, mediapunta encargado de surtir de balones a los dos puntas y llegar desde segunda línea. Con el perfil de los actuales mediocentros esta disposición es ineficiente. Al ser incapaces de sacar el balón jugado es necesario colocar a su lado un organizador. Es decir dos jugadores para la función de uno, perder efectivos. Tomemos como ejemplo el Real Madrid. Con la llegada de Diarra la disposición táctica más conveniente parecía colocar a Guti por delante de él. No obstante no funcionó debido a que Diarra no podía sacar el balón, el equipo se ahogaba en la elaboración y Guti tenía que bajar, quedando el centro del campo inconexo con la delantera.

Para solucionar este problema se han probado varias soluciones. La que parece mas efectiva es el 4-2-3-1 que por ejemplo tan bien le funcionó al Depor de Irureta. Problema; se pierde un delantero, es decir movilidad y gol. Otra bastante corriente es desplazar al mediapunta a una banda. Se hizo con Zidane en el Madrid, con Gerrard en el Liverpool y con Kaká en el Milan. Esto es nefasto. Se pierde una banda (es decir profundidad) y se diluye el juego del mediapunta, por lo general uno de los jugadores más talentosos de la plantilla. Existe otra más drástica que consiste en jugar sin mediapunta, tan solo con dos medios recuperación- elaboración y dos puntas. Esto vuelve a los equipos algo planos y les resta creatividad.

Pero lo cierto es que ya casi no quedan medios completos, capaces de defender y organizar. Xabi Alonso, De Rossi, Cambiasso, Carrick en menor medida, son algunos de los pocos que pueden jugar solos por delante de la defensa. Bien es cierto que a lo mejor estos futbolistas no cuentan con la capacidad física y defensiva de los Diarra o Toure, pero con juntar las líneas, realizar una presión ordenada y tener el balón se compensa de sobra esta circunstancia. Y para terminar me quedo con una frase de Martín Vázquez. Preguntado sobre quién defendía en el Madrid de la “Quinta del Buitre” contestó “Pues el otro equipo, porque nosotros teníamos el balón”.

Un saludo a todos