Archivo de la etiqueta: Fabregas

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Algunos apuntes sobre el Madrid


[Por Anuar Marrero]

Lo siento, parece que siempre escribo sobre lo mismo, pero es que el Madrid se empeña en estar siempre de actualidad, casi siempre negativa. Aunque los que leen el blog saben que soy madridista, también debo especificar que cada vez soy más del Arsenal. Y es que sinceramente ver el despliegue de Fábregas en cada partido es uno de los grandes placeres de esta vida…

Pero volviendo al tema. La derrota en San Mamés ha vuelto a sembrar dudas acerca del nuevo proyecto blanco, en especial de su entrenador. No me centraré en ese partido, ya que no me gusta argumentar sobre un resultado concreto, especialmente si es anecdótico cómo el del pasado sábado. Pero si es cierto que el Madrid ha perdido muchos puntos fuera y parece que no termina de consolidarse. Tras verlo en bastantes partidos, me han surgido varias reflexiones que ofrezco con la intención de abrir un debate y conocer vuestra opinión.

  • Todas las críticas al Madrid empiezan diciendo “Después de gastarse 250 millones…”. Esa cantidad no responde a una inversión deportiva. Florentino los concibe como una inversión económica de la que espera obtener retornos y no responden a necesidades del equipo ni a planificación. Se me podrá decir que nadie puede quejarse de que fichen a dos de los tres mejores jugadores del mundo. Eso es cierto, pero no es menos cierto que si yo fuese responsable de fichajes, en lugar de Kaka’, Ronaldo y Benzema me hubiese decantado por Fábregas, Silva y Arshavin por ejemplo, aunque algunos crean que me he vuelto loco.
  • Después de gastarse 250 millones (valga la ironía, jajaja) los diarios deportivos aseguran que la solución vuelve a ser Guti. Esto demuestra que el entrenador tiene poco que ver con los fichajes y que la plantilla está mal diseñada. Sin ir más lejos, viendo el partido contra el Athletic Me acordé insistentemente de Robben, jugador perfecto para solucionar ese tipo de partidos, ya que su capacidad de desborde abre huecos en las defensas.
  • Desde hace unos años parece que no hay vida más allá del doble pivote. Sin embargo en muchas ocasiones me da la impresión de que se duplican funciones. ¿Que le aporta Lass a Alonso? ¿No podría jugar sólo?. ¿No sería mejor combinarlo con un jugador con más fútbol como Guti o Granero?.
  • El Real Madrid ha construido un equipo más propio de la Champions. Es un equipo desequilibrante, rápido y efectivo, pero con jugadores como Kaká o Ronaldo es complicado conseguir una línea de regularidad necesaria para ganar la liga.
  • Con todo lo dicho, Pellegrini me parece un muy buen entrenador, y en media temporada no se construyen equipos. Creo que hay que esperar a final de temporada y ver como sigue tejiendo la plantilla.
  • Hablando en términos más generales. Siempre he dicho que un equipo no es más que una idea colectiva de fútbol. Y los proyectos se deben construir sobre una idea coherente con la trayectoria del club. Esa es la gran diferencia entre Barça y Madrid. Cruyff construyó una estructura fortísima que le ha dado al Barça su mejor época. Han cambiado los entrenadores y los proyectos, pero la idea estaba clara. El Madrid necesita construir una estructura sobre las bases del fútbol dinámico y de ataque.

Y para terminar algo que todavía creo no haber comentado. Y es que lamento que este gran Barça no haya surgido en un contexto más competitivo, con varios equipos pugnando por el título de liga. Nos hemos perdido grandes duelos. Le pasa un poco cómo a Armstrong. Nadie discute su calidad, pero la ausencia de grandes rivales ha deslucido un poco sus logros.

Fábregas y la selección


Me duele escribir este post porque Cesc es una de mis debilidades futbolísticas. Me parece, de largo, uno de los mejores jugadores del mundo, y probablemente, junto con Pirlo y Xavi, el mediocentro organizador más decisivo de todo el panorama internacional.

En el Arsenal lo es todo. Líder en el campo y fuera de él, capitán con 22 años recién cumplidos, emblema de los gunners, ídolo de la afición. Eje del centro del campo y prolongación de Wenger en el césped, todo el juego de los londinenses pasa por él, y lejos de achicarse, se crece.

Por eso me sorprende, y me decepciona profundamente el Cesc que veo en la selección. Porque a pesar de que le estaré eternamente agradecido por marcar el penalti decisivo en cuartos de final de la Eurocopa 2008 ante Italia, Fábregas aún no ha encontrado su sitio en ‘la roja’. No lo hizo con Luis y tampoco ahora en la etapa de Del Bosque (con el que según los medios no tiene demasiado ‘buen feeling’).

Y es que cuando Cesc se enfunda la camiseta del combinado nacional baja muchísimos enteros. No sé si será porque no se siente la referencia principal cuando está rodeado de Xavi e Iniesta, porque no tiene la misma compenetración con Senna o Xabi Alonso, como la que tiene con sus compañeros de equipo Denílson y Alex Song o porque los seleccionadores españoles le han utilizado la mayoría de las veces como falso interior derecha, una posición en la que pierde su caacidad para mover y organizar al equipo, que son sus mayores virtudes. Sea por unas cosas o por otras, el caso es que el de Arenys de Mar no está a gusto, y eso lo nota él mismo, y por eso se resiente la selección.

cesc confederaciones

Si os soy sincero, no veo muy claro cómo se puede solucionar este problema. Ya se han probado la mayoría de combinaciones en lo que a táctica se refiere. 4-5-1 y Cesc como mediapunta; 4-5-1 y Cesc jugando como mediocentro jugando en paralelo con el otro centrocampista central;  Otra vez 4-5-1 con Cesc jugando de mediocentro, pero esta vez jugando escalonado con el otro mediocampista; y en el 4-4-2 Cesc ha jugado tanto de mediocentro como de interior derecha, y en ninguna de estas posiciones ha acabado de rendir.

Hay quien dice que la explosión de Cesc en la selección española se producirá cuando Xavi, ya sea por edad o por estado de forma, baje su espectacular rendimiento, Cesc no se vea eclipsado y lo que a mi juicio es fundamental, se vea en la obligación de asumir una mayor responsabilidad.

Personalmente, me gustaría pensar que los que probablemente han sido y son los dos mejores mediocentros de la historia del fútbol patrio, puedan jugar juntos, mucho y bien, pero de momento, y a tenor de los resultados obtenidos, parece que habrá que esperar.

PD: Grandiosa rueda de prensa de los internacionales españoles el pasado viernes. Ante la pregunta que les lanzaron los periodistas referida a la muerte de Michael Jackson, Fernando Torres no supo qué decir, Marchena hizo una revelación que sin duda quedará para la historia: “ha sido un mito que lamentablemente ha fallecido como todo el mundo tiene que hacer”. Pero el más grande de todos, el crack, Dani Güiza que se acababa, como quien dice, de caer de la cama antes de llegar a la rueda de prensa, se acercó al micrófono y soltó: “ese no canta famenco ¿no?”.

Por cierto, el otro día se me olvidó comentar que en la confederaciones me gustó mucho el lateral egipcio Ahmed Al-Muhammadi, ojito con él.

La contundencia de un equipo histórico


[Por Anuar Marrero]

La semana pasada comentaba tras el partido de ida que era complicado hacer una crónica de un partido con un diagnóstico tan claro. Hubo un equipo mejor que lo demostró. Esta semana me encuentro ante el mismo problema pero por razones diferentes. Comenzó el partido. Alineación ofensiva del Arsenal. Un sólo pivote defensivo (Song), y por delante de Fábregas, Van Persie, Walcott, Nasri y Adebayor. En otras palabras, todo el arsenal (valga el juego de palabras) ofensivo de Wenger.

El United en contra mostraba su cara conservadora (la habitual en los partidos como visitante en Champions) e incluía a Park tapando su banda, a Rooney caído a la otra y a Ronaldo como referencia arriba, amén del trivote Anderson, Fletcher, Carrick.

Con estos mimbres el inicio no podía ser de otra manera. Creíamos que nos esperaba un partido trepidante, ofensivo y de ida y vuelta. La afición del Emirates entregada, el Arsenal al ataque y el Manchester agazapado, en posición defensiva, esperando el momento de lanzar el zarpazo. Y el momento llegó demasiado pronto. En el minuto 7′ Ronaldo avanzó por la izquierda, pone un centro raso, el lateral Gibbs en su intento por llegar al balón resbala y deja sólo a Park con Almunia vendido. Aún así no decae el ánimo. Tres goles, la heroica.

Pero apenas sin tiempo para asimilar la nueva situación, se produce una falta sobre Cristiano a la derecha de la frontal. El crack portugués se perfila y la coloca ajustada al palo. Tocado y hundido.

ronaldosemifinalanuar

Eliminatoria resuelta. Demasiado castigo para un Arsenal que no tuvo tiempo ni para ilusionarse. A partir de aquí sólo anécdotas. Otro gol de Cristiano en un contraataque perfecto. Un penalti innecesario y clamoroso de Fletcher que le costó la expulsión. Entiendo que es una baja sensible por su papel en el equipo, aunque siempre me haya parecido, como decimos en Canarias un ‘jodío paquete’. Van Persie transforma el penalti. Como el partido no ha dado para mucho más, pasemos a analizar algunas conclusiones que se pueden extraer de la eliminatoria.

1. Cristiano Ronaldo. Dos goles y una asistencia en el partido. El gol decisivo en la vuelta de cuartos contra el Oporto. El gol de cabeza en la final del año pasado. Parece que una vez alcanzada la plenitud en su juego, está empezando a dominar otros aspectos fundamentales, como aparecer en el momento adecuado. Esta es la clave para que un crack sea recordado en la historia del fútbol o no. Que aparezca cuando se le requiere. Si consigue dominar eso, estamos ante un jugador de leyenda.

2. El mérito del Arsen(e)al. El Arsenal de Arsène. Ese equipo construido sobre la juventud, la ilusión, la confianza y el gusto por el juego de toque y ofensivo. Ese equipo que pese a bajas y contratiempos ha conseguido de nuevo la plaza de Champions en su liga y se ha colocado entre los cuatro mejores equipos de Europa. Ese equipo veinteañero que se codea con los grandes. Si mantienen la estructura, los títulos volverán.

3. Sir Alex. Aunque su carácter no le ayude a hacer amigos, futbolísticamente no se puede discutir la valía de este genio de los banquillos. Su capacidad para reconstruir otra vez el Manchester, para volver a llevarlo a la cima. El United no se entiende sin él.

4. La flexibilidad de los ‘red devils’. Tener un estilo y mantenerlo a ultranza es meritorio. Pero igual de meritorio es tener la capacidad para ser dominador cuando el partido lo requiere, contundente cuando lo necesita, rácano (incluso) cuando no queda otro remedio. Ojalá y en la final veamos esa personalidad contundente y ofensiva del campeón.

5. La posibilidad de marcar un hito en la historia del fútbol. Desde que la Copa de Europa se juega en formato Champions League, ningún equipo ha conseguido dos títulos de manera consecutiva. El Manchester United puede hacerlo. Y si a eso le suma la Premier League, el mundial de clubes y la F.A. Cup estamos realmente ante un equipo histórico. Por desgracia para ellos el juego del Barça está eclipsando en parte su gesta.

La personalidad del campeón


[Por Anuar Marrero]

Si a los hechos nos remitimos, lo cierto es que el mejor equipo del mundo hoy por hoy es el Manchester United. Es el actual campeón de las dos competiciones mas exigentes del mundo (Premier y Champions) y tiene serias opciones de revalidar ambos títulos. Cierto es que su estilo no es tan vistoso demoledor y contundente como el del Barça, pero no es menos cierto que en los momentos cruciales no suele fallar. Saca la personalidad y la seguridad arrolladora de un bloque acostumbrado a ser campeón. Y eso es lo que ha pasado esta noche frente al Arsenal. Estos partidos son complicados de comentar por la sencillez de su diagnóstico. Simplemente hubo un equipo superior a otro, porque básicamente lo es. El Manchester tiene más nivel que un Arsenal, que, como no podía ser de otra manera, ha notado las bajas en defensa.

En los primeros compases daba la sensación de que el partido acabaría peor para los de Wenger. El United salió arrollador, con la actitud propia de un campeón. Los gunners, inseguros en defensa, no conseguían conectar ese juego de toque tan característico. La iniciativa la tenían los locales que se adelantaron en el minuto 17 por mediación de O’Shea, uno de esos jugadores comodín que tan bien sientan en cualquier plantilla. Y sinceramente a partir de aquí el guión fue el mismo. Balón para los red devils, que con la ventaja moderaron un poco el ritmo de su ataque, conscientes de que los de Londres se estirarían un poco. Pero no fue así. Fábregas no pudo solo con la fortaleza del trivote formado por Carrick, Fletcher y Anderson. No consiguió enlazar con un Adebayor aislado en la punta de ataque.

almunia-manchester-arsenal1

En la segunda parte, el Manchester contemporizó, y del ataque casi avasallador, pasó al dominio sosegado de la pelota. Más por inercia que por convicción el Arsenal se estiró, pero se vio a un equipo romo, poco convencido de sus opciones. Y aun así, Almunia (es increíble lo que puede llegar a ser un jugador con confianza) siguió siendo decisivo. Almunia y el larguero que rechazó un tiro estratosférico de Ronaldo (cada día se esconde menos en las citas importantes) desde más de treinta metros. Algo intentaría con los cambios Wenger. Pero el francés parecía consciente de que el 1-0 era a la postre un mal menor, un resultado que dejaba la vuelta lo suficientemente abierta, como para seguir creyendo en las posibilidades de un bloque que ya ha hecho muchísimo estando en semifinales.

He de reconocer que estoy algo triste. No me gustan las certezas en el fútbol. Y el partido de hoy ha sido una certeza. La de un equipo que se sabe superior y lo demuestra. Y la de otro que sabe que a poco más puede aspirar. En cualquier caso no ha sido un buen partido, en el que el Arsenal al menos ha tenido presencia y no ha renunciado a nada. Si no tuvo más presencia en ataque fue porque el balón, el campo y el ritmo fueron los del Manchester. Aún así, en el Emirates, el Arsenal será un equipo con muy poco que perder y demasiado que ganar. Y quizás sea dentro de una semana cuando se imponga la ilusión del aspirante frente a la personalidad del campeón.

El error de Wenger


Hoy toca polémica. Como siempre que se osa discutir una decisión de un gurú futbolístico y más si ese gurú se llama Arsène y se apellida Wenger. Del partido del Villarreal-Arsenal se hablará del golazo estratosférico de Adebayor, del partidazo de Senna, de las dos partes tan diferentes del encuentro, o del favoritismo de los gunners para la vuelta.

arsene_wenger-villarrealPero no creo que se hable de Wenger y de lo que en mi humilde opinión es un error táctico. Y ese error es renunciar al 4-4-2. Porque el 4-4-2 ‘clásico’ ha sido el que más éxitos les ha dado a los equipos del francés, y es el planteamiento en el que los jugadores se sienten más cómodos.

Sin embargo, en El Madrigal hemos visto  que el 4-2-3-1 ha sido la táctica elegida por los londinenses. En vez de jugar con dos delanteros, Wenger prefiere reforzar la medular con Alex Song acompañando a Denilson, dejando la mediapunta para Fábregas y con Adebayor sólo arriba. En el partido frente al City del fin de semana, el experimento salió bien, el equipo ganó y convenció, y podría justificarse por la baja de Van Persie, pero hay algo que sigue chirriando.

Porque si os fijáis, a pesar de que Cesc ha dado tres asistencias de gol en estos dos partidos, ninguna ha sido desde la posición teórica de mediapunta, sino como mediocentro, en la posición en la que juega en el 4-4-2. Porque el catalán, que es el auténtico motor de este Arsenal, se siente mucho más cómodo en la medular, que es su posición natural. Como es tan buen jugador, su actuación puede ser fantástica en ambos puestos. Sin embargo, cuando como esta noche, tiene que jugar entre líneas, entra menos en contacto con el balón, tiene menos referencias delante para entrgarlo y por tanto, sufre más. Además, su despliegue físico es mucho mayor, precisamente por el hecho de acaparar menos posesión.

cesc1Por otro lado, sin el apoyo cercano de Fábregas, Denilson, (que es un magnífico pelotero y no me cansaré de decirlo) se convierte en un jugador vulgar, incapaz de asumir las labores de organización de un equipo como el de Londres, que hace de la posesión del balón su principal arma.

Pero es que además, esa inclusión de Cesc por detrás del punta, obliga al equipo a jugar con un sólo delantero, por lo que a pesar de que tanto las bandas, como los mediapuntas puedan descolgarse, le resta capacidad ofensiva. Y esto es especialmente preocupante en un Arsenal que a pesar del buen estado de forma de sus delanteros, no posee ni de lejos la misma pegada que los equipos punteros de Europa, quienes a fin de cuentas son rivales contra los que lucha tanto en Champions como en la Premier, y que persiguen sus mismos objetivos a final de temporada.

Por estos motivos y porque el Arsenal que enamora es el del 4-4-2, desde aquí le pido a Wenger, que estoy seguro de que lee este blog, que devuelva a Cesc al eje del mediocampo y que alinee a dos delanteros, aunque estos tengan que ser Bendtner, Vela o un chaval del filial. Mira, lo mismo le sale un ‘Macheda’.

También podría hablaros del error de Pellegrini de no poner a Pirès de inicio, con todo lo que para él suponía este partido, y de la reincidencia en el error cuando tras la lesión de Cani, el técnico chileno ha decidido que entre Matías Fernández en vez del francés, pero creo que eso es cosa de otro post.

Por cierto, el partido acabó 1-1. Aquí podéis ver un pequeño vídeo resumen. Ojo a los dos goles que son para enmarcar.

Sólo un apunte. Todavía sigo sin creerme que el Porto haya empatado a 2 en Old Trafford frente al Manchester United. Y por lo que me ha dado tiempo a ver, los de Ferguson han tenido que dar gracias porque ha podido ser mucho peor. De no ser por el ‘pase a lo Laudrup’ del central Bruno Alves a Rooney, y porque Tévez es un feo maravilloso, nuestros vecinos estarían acariciando las semifinales de la Champions League.

Para quien no haya entendido nada del último párrafo, aquí os dejo los goles del partido.

Resultados 1/4 de Final Champions League

Villarreal 1-1 Arsenal
Man. United 2-2 Porto

PD: Nogués nuevo entrenador del Betis. Valor y al toro que se dice en estos casos.

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Un matrimonio perfecto


[Por Anuar Marrero]

Durante la última semana, en la que he podido disfrutar de varios partidos de fútbol, se me han venido múltiples temas para escribir una entrada. Sobre Rafa Benítez y sus resquicios de ‘amarrategui’ propios de equipo medio-bajo, sobre la nueva andadura de Mido en el Wigan (¡qué gran jugador sería se utilizase la cabeza para algo más que para rematar!) y el excelente nivel técnico del (desconocido) fútbol egipcio, o sobre como se hace un ‘Expediente X’ de la situación del Atlético de Madrid, consecuencia de una evidente carencia en la faceta de organización y creación del juego.

Pero de todos los temas posibles hay uno que no podía pasar por alto bajo ningún concepto. El mejor fichaje de invierno del que tengo recuerdo, y probablemente el mejor que se hará en muchos años. La unión entre uno de mis equipos predilectos (cada día soy un poco más del Arsenal y un poco menos del Madrid) y uno de los jugadores más exquisitos de los que juegan en la actualidad. Un matrimonio destinado a vivir años de felicidad y a concebir muchos frutos en forma de juego y títulos. El fichaje de Arshavin por el Arsenal.

arshavin-arsenal-grandeEs probable que muchos tengan aún dudas sobre la calidad de Arshavin. Que si juega en una liga menor, que no ha demostrado aún nada en un grande etc. Además la ignorancia de la prensa deportiva española en lo que a fútbol internacional se refiere, así como el chovinismo imperante a la hora de valorar a los futbolistas, hacen que se mire con desconfianza a este delantero (o extremo, según se mire) venido de las frías y bellas tierras de San Petersburgo. Pero no nos engañemos, Arshavin es un jugador colosal, completo, desequilibrante, imaginativo, que ha demostrado cuanto ha podido hasta la actualidad.

Fue campeón de la UEFA y de la Supercopa con un Zenit que maravilló con su juego. Y con todos los focos encima, en la Eurocopa, hizo un papel espectacular, en una selección rusa que hizo junto con España y Holanda el mejor fútbol de la competición. Aquel que tenga dudas sobre la calidad de Andrei, le invitó a que pase unas formidables dos horas presenciando el Holanda-Rusia de la Eurocopa, dónde el ruso realizó una de las mejores aportaciones individuales que recuerdo en un partido. Para establecer una comparación (odiosa, pero útil) con un jugador de la liga española, el jugador al que más se parece es a Silva. ¿Alguien duda de la calidad del canario? Pues en mi opinión Arshavin es aún mejor. Es más decisivo y desequilibrante. Es un crack al que yo situaría en el escalón inmediatamente inferior a los Cristiano Ronaldo, Messi, o Kaká. Y un crack que según leo ficha a precio de jugador medio, algo más de 15 millones de euros. Si tenemos en cuenta los 40 de Robinho (en mi opinión Arshavin es mucho más futbolista que el brasileño) es una auténtica ganga.

Además Arshavin llega al equipo perfecto para desarrollar su juego. Un equipo que rasea el balón, elabora, mueve con velocidad, arshavin-anuarcon dinamismo, juega al ataque y jamás renuncia a su estilo. En estas circunstancias sus cualidades pueden potenciarse. Se me pone la piel de gallina sólo de imaginar un equipo con el ruso, Fábregas, Van Persie, Nasri, Walcott, Rosicky (si algún día se recupera). No exagero cuando digo que me estoy planteando irme una temporadita a Londres y hacerme abonado de los gunners. Si las lesiones respetan a este equipo, no les quepa duda de que la temporada que viene volveremos a ver a aquel equipo excelso de la temporada pasada, que jugaba un fútbol exquisito y de salón, que tocaba con velocidad y criterio ante la impotencia de los rivales.

Y para acabar debo confesarles que el fichaje me deja un regusto amargo. Ver cómo el Real Madrid presenta a Faubert, mientras el Arsenal ficha a Arshavin el suficiente para medrar en el ya maltrecho ánimo de cualquier madridista. Pensar que el Madrid podría haber tenido a un futbolista de la calidad del ruso por unos 20 millones me reafirma en mi opinión de que mi buen amigo Antoñete (responsable de este magnífico blog) y yo llevaríamos la dirección deportiva del club de Chamartín bastante mejor que Mijatovic, Portugal y el resto de acólitos de ese desastre que ha sido Calderón.

PD: La primera foto, de la web del Arsenal y la segunda, de Reuters.

Para disfrutar, os dejo un pequeño resumen del Rusia-Holanda de la Eurocopa, para que veáis lo que hizo el angelito.

Bye Bye Fabregas


Los peores presagios se han acabado de confirmar, Cesc Fábregas estará cuatro meses de baja por una rotura del ligamento lateral de su rodilla derecha. ¿Qué significa esto?. Pues muchas cosas: la primera, que la Premier League pierde a uno de sus mejores jugadores, a uno de esos pocos cracks que hacen que merezca la pena pagar una entrada para ir al estadio. La segunda, que la selección española se queda sin uno de sus mejores mediocentros, aunque no haya alcanzado la titularidad indiscutible debido a la gran competencia existente en su puesto. Y la tercera y quizá más importante, que el Arsenal pierde a su estrella.

Y digo bien, a su estrella, porque por muchos goles que puedan marcar Van Persie y Adebayor, por mucho que prometa Nasri, por mucho que Sagna sea el dueño de la banda derecha… Cesc es la estrella indiscutible de este ‘baby Arsenal‘ de Arsène Wenger.

cesclesionPorque a sus 21 años ya es capitán del equipo (con la responsabilidad que eso supone en un equipo inglés), porque es el ‘alter ego‘ del técnico sobre el césped, porque ordena y manda, porque todos los balones pasan por él, porque distribuye en corto y en largo, porque hace mejores a los que juegan a su lado (véase Denilson), porque le salen pases imposibles, porque pone la pausa y acelera el ritmo cuando más le conviene a su equipo y así podríamos seguir hasta llenar diez o doce páginas como esta.

Y si todas las lesiones son inoportunas, esta lo es más si cabe porque llega en un momento crítico para los gunners. Son el peor Arsenal de los últimos años, por juego y por resultados. Ahora mismo son quintos en la Premier League, por detrás de los otros tres grandes y de un imparable Aston Villa que dirigido por el gran Martin O’Neill y de la mano de Ashley Young y Agbonlahor, se ha afianzado en los puestos que dan derecho a jugar la Champions el próximo año.

Además, su juego no encandila como lo hiciese antaño. La velocidad en los toques, el vertiginoso movimiento de balón, la verticalidad por el centro y las bandas y el acoso al que sometían a la mayoría de sus rivales, ha dejado paso a un juego ramplón, plano y casi aburrido, que sólo se ve iluminado cuando aparecen sus jugadores ‘consagrados’ como Adebayor o Van Persie.

Y por si esto fuese poco, en los últimos tiempos se ha cuestionado al gran Arsène, porque su equipo es demasiado joven e inexperto para afrontar las grandes competiciones, y también porque en la confección de la plantilla no hay ningún sustituto natural de Cesc. Ni Alex Song, ni Diaby, ni Denilson son jugadores comparables al catalán, no sólo porque su rol en el campo es diferente, sino también porque no le llegan a la suela de su zapato. Ramsey tiene más talento que los anteriores, pero es muy joven, acaba de llegar y no está preparado para este reto.

Y con estas, mañana a las 18:15, dentro del ‘Boxing Day’ un Aston Villa-Arsenal que puede dejar a los de Londres sin apenas opciones de entrar en la Champions League.

PD: Feliz Navidad y felices fiestas a tod@s y cómo mola eso de que haya fútbol oficial en estas fechas