Archivo de la etiqueta: Oleguer

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.

Anuncios

Dos fenómenos para la historia, una lesión dolorosísima y un crack


Sé que este blog está dedicado al fútbol, pero nunca viene mal hablar un poquito de otros deportes para desengrasar, sobre todo, cuando han coincidido dos deportistas que pasarán a la historia, como ha pasado en Pekín.

El primero obviamente, es la locomotora de Baltimore Michael Phelps. Ocho oros, que se dice pronto, pero además siete récords del mundo y catorce medallas olímpicas en total. Yo no vi a Spitz pero pienso que la superioridad de Phelps ha sido insultante. Sin embargo, buena parte de ese récord de ocho medallas de oro se lo debe a su compañero Jason Lezak, que se comió al francés Bernard en la última posta del relevo del 4×100 libres.

A Phelps le gusta el rap y, por lo visto, esta es la canción que lleva en el iPod antes de salir a la piscina

El otro fenómeno es, por supuesto, Usaín Bolt. El jamaicano es de otro mundo. Ha corrido los 100 metros libres en 9,69 parándose cuando quedaban 40 metros, abriendo los brazos y dándose golpes en el pecho. Si no lo hubiese celebrado con tanta antelación, podría haber bajado de los 9,50 segundos. La superioridad del jamaicano es aplastante y encima sólo tiene 21 años. Y por si fuera poco, dicen que es un tipo de lo más normal, que rechazó a todas las universidades americanas que le prentendían para quedarse a vivir en su país.

Aquí os dejo la exhibición de este extraterrestre

El de la lesión es el haltera húngaro Janos Baranyai, que se dislocó el codo cuando intentaba levantar 148 kilos. Aviso, la imagen da mucha grima y el temblor de sus piernas cuando está en el suelo es escalofriante. Lo curioso del vídeo es ver como varios chavales chinos se ponen delante del atleta y lo tapan para que no le graben las cámaras.

Por último el crack. ¿Nadal?, ¿Deferr?, ¿Vivi y Anabel?, ¿Íker Martínez y Xabi Fernández?, también, pero no. El crack es el tirador olímpico español, Luis Martínez Encabo que no logró clasificarse para las finales de Carabina aire de 10 y 50 metros de precisión. ¿Por qué? por las excusas que puso al preguntarle por su eliminación. Lo dicho, un crack.

PD: Para Álvaro. Primer partido de Oleguer con el Ajax en España, derrota por 2-1 contra el Murcia de Clemente, y Huntelaar tiró una sola vez entre los tres palos. ¿Será que todo se pega?.

Oleguer al Ajax ¡¡¡El mundo está loco!!!


Ya es oficial. Aunque suene alucinante, el Barcelona ha traspasado a Oleguer al Ajax por 3 milllones de euros.

El Ajax, que ha sido campeón de Europa y que ha formado a algunos de los mejores jugadores de la historia en sus categorías inferiores, ha decidido contratar al defensa de Sabadell para sustituir a La Roca de Kampen Jaap Stam que se ha retirado del fútbol en activo esta temporada.

Para que nadie se lleve a engaño, me gustaría decir que mi crítica a esta decisión es únicamente en el plano deportivo. De hecho, me gusta que un futbolista tenga inquietudes políticas o de cualquier otro tipo, que las exprese públicamente y que de su boca salga alguna reflexión diferente a “el partido ha sido muy duro” o “el fútbol son once contra once”.

Dicho esto, Oleguer no tiene la calidad suficiente para estar en un equipo que pretende estar a un sólo peldaño de los más grandes del continente como es el Ajax. Es cierto que es cumplidor y, los que le han visto entrenar siempre destacan su enorme voluntad. Sin embargo, es muy limitado técnicamente, no tiene capacidad para sacar el balón desde atrás, ni velocidad y por si fuera poco, es fácilmente desbordable.

Sinceramente, no entiendo este fichaje, porque este verano las cosas se estaban haciendo bien en las oficinas del Ámsterdam ArenA. Asumiendo la más que probable marcha de Huntelaar, el Ajax se gastó 11 millones de dólares en el croata-argentino de Banfield Darío Cvitanich, que también estaba en la agenda del Espanyol. Pero sobre todo, porque se ha contratado a Miralem Sulejmani, un joven internacional serbio que puede jugar en punta o de extremo, que explotó el año pasado en el Heerenveen, y que fue nombrado mejor jugador joven de la liga holandesa. Con estas incorporaciones y Van Basten al frente de la nave, además del uruguayo Luis Suárez, del que os hablaré algún día, el Ajax se convierte en un equipo con una tremenda fantasía arriba. Sin embargo, con la marcha de Heitinga al Atlético y la retirada de Stam, la zaga queda muy debilitada. La solución, ¿Oleguer Presas? yo creo que no, pero el tiempo lo dirá.

PD: Wim Suurbier, Ruud Krol, Danny Blind, Frank de Boer, Jaap Stam y… Oleguer Presas. Surrealista