Archivo de la etiqueta: Juventus

Ronaldinho sentencia a Ferrara


Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre la liga italiana, que como sabéis, es un fútbol que me gusta mucho (sí, soy raro, lo sé y lo asumo con deportividad) y las pocas ganas de estudiar y el partido entre la Juventus y el Milan de anoche me ha dado varios motivos para hacerlo.

Era un encuentro grande, donde se daban cita los dos equipos que a priori aspiran a destronar a un Inter que se ha adueñado del Calcio en los últimos años. Y no defraudó, o sí, si eres seguidor ‘bianconero’.

Porque si algo dejó patente el duelo de ayer, es que la crisis de la Juventus es muy profunda. Eliminados en la Champions, cierto que en un grupo duro, con el Girondins y el Bayern, y terceros en liga, a nada menos que 12 puntos del líder.

Y es extraño, porque a priori, la planificación este año había sido buena. Se había apuntalado la defensa para que la solidez siguiera siendo la seña de identidad, pero además, se había fichado imaginación y talento descomunal, en la figura de Diego Ribas, pero nada está saliendo bien. El crack brasileño ya ha sido criticado por su bajo rendimiento, el medio del campo no funciona porque Poulsen y Felipe Melo están a un nivel lamentable y la defensa es un auténtico desastre. Por si fuera poco, el técnico, Ferrara, un entrenador joven, fuerte apuesta de la directiva, no está cumpliendo las expectativas y no ha dado con la tecla. Ya  se habla de Guus Hiddink como relevo en el banquillo del Olímpico turinés.

¿Y el Milan qué?. Pues extrañamente, muy bien. Quizás porque nadie daba un duro por ellos, se han quitado de encima la presión para ponerse a jugar, y seguro porque Ronaldinho se ha dado cuenta de que es año de Mundial y de que tiene una oportunidad de oro para volver al escaparate mediático. Por eso o porque es más feliz en Milán que en Barcelona, como dijo el otro día, parece que Ronaldinho ha vuelto. Aún está muy lejos del mejor Ronaldinho, el de los buenos años del Barça, pero ayer dejó algo más que destellos.

Fue el autor de dos de los tres goles del conjunto de Leonardo, y junto a Pirlo fue el encargado de mover al equipo en los últimos metros. Sin Pato y con Huntelaar en el banco, el gaúcho fue quien acompañó a Borriello arriba, y se sintió muy cómodo. Además, Thiago Silva se está asentando en el centro de la defensa y Beckham le va a dar soltura a un mediocampo demasiado rígido con Gattusso y Ambrosini.

A día de hoy el Milan es un conjunto sólido, sabe a lo que juega y está segundo, a 8 puntos del Inter, pero con un partido menos. ¿Pueden soñar con ser la alternativa?. Yo creo que no, pero visto que últimamente no doy ni una en cuestión de predicciones, cualquier cosa puede pasar.

PD: La sensación del fin de semana en España ha sido Sergio Canales. El canterano del Racing hizo dos goles maravillosos en el Sánchez Pizjuán, que ya han dado la vuelta al mundo, y que parecen confirmar lo que este chaval lleva apuntando desde hace varios años, que tiene maneras de crack. Además acaba contrato el 30 de junio por lo que ya se puede negociar su fichaje a coste 0 para la próxima temporada. Los grandes de Europa le siguen de cerca y la lucha por su fichaje promete ser encarnizada.

PD 2: El fútbol está como una cabra, y ha quedado demostrado en el partido inaugural de la Copa de África 2010. Se enfentaban los anfitriones, la Angola de Manucho, y Mali, que cuenta con Kanouté y Seydou Keita. Los angoleños ganaban 4-0 en el minuto 79′ pero llegó la reacción de Mali, que logró empatar a 4.

El más grande, un tipo que cuando el partido iba 4-0, apostó a que el resultado final iba a ser 4-4. Se pagaba 1000 a 1, así que se ha hecho de oro. No sé qué pensaréis vosotr@s, pero esto huele raro. A mí lo primero que se me pasa por la cabeza es que el de la apuesta debe ser primo del portero de Angola, y que van a medias en las ganancias.

Anuncios

Gourcuff y el Bayern Munich


Debería estar estudiando los textos sobre nacionalismo del profesor Juan Pablo Fusi, pero no me puedo resistir a comentar lo que ha pasado esta noche en el Grupo A de la Champions League, y muy especialmente lo sucedido en el Allianz Arena.

Porque esta noche el Girondins de Burdeos ha dado un golpe en la mesa, y le ha ganado 0-2 al Bayern de Munich, con un partido soberbio de sus estrellas (Gourcuff y Chamakh) que ha dejado a los de Van Gaal con una estocada muy profunda, y con pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Con este resultado, el grupo queda así, a falta de dos jornadas para el final de la primera fase, el Girondins de Blanc ya está clasificado para octavos, con 10 puntos, la Juventus con su victoria de hoy en Israel, tiene 8, el Bayern está tercero con sólo 4 y el Maccabi Haifa es último con 0 (aunque ojo, que tienen gente interesante y aún pueden dar un sustito).

van gaal bayernEsto demuestra otra vez que mis conocimientos del fútbol cada vez son más pequeños, porque desde el principio de temporada, había puesto mis esperanzas en que el Bayern fuese el gran ‘outsider’ para ganar esta Liga de Campeones. Me gusta mucho cómo han fichado este verano. A falta de un buen portero, porque ni Butt ni Rensing me parecen de garantías, creía que habían subsanado las carencias de los años anteriores.  Pensaba que Tymoschuk le iba a dar equilibrio en el medio campo, que Pranjic, que lleva varios años saliéndose en el Heerenveen, le iba a dar profundidad tanto en el lateral izquierdo como de interior, que Mario Gómez iba a ser el gran goleador que fue el año anterior en el Stuttgart, que Robben y Ribery serían una pareja letal en los extremos y sobre todo, confiaba en Van Gaal.

El técnico holandés, después de que le dieran por muerto tras su salida del Barcelona, maravilló a Europa con sus temporadas en el AZ, con el que rompió la hegemonía de los tres grandes de Holanda. Personalmente, le consideraba el técnico ideal para este Bayern Munich, el arquitecto para un proyecto verdaderamente ambicioso, que imprimiera el carácter que le faltaba al equipo el año pasado, cuando lo dirigía Klinsmann.

Pero nada más lejos de la realidad. Pocas noticias buenas tiene este Bayern, del que sólo se salvan los jóvenes, Müller (ausente hoy por sanción) y Badstuber, de quienes Áxel Torres habla maravillas en este artículo. Por lo demás, prácticamente fuera en la Champions y sexto en la Bundesliga. Y lo peor, es que no hay ni rastro de una de las virtudes que se le presupone a todos los equipos de Van Gaal, la solidez.

Precisamente solidez es algo que le sobra a su rival de esta noche, el Girondins de Burdeos. A pesar de que la mayoría de los expertos vaticinaron que los de Blanc iban a dejar fuera a Bayern o a Juventus, yo he sido escéptico hasta esta misma noche (en la que ya no me quedaba otra, porque ya se han clasificado para octavos).

Sobre el papel, tanto alemanes como italianos tienen una plantilla superior a la del Burdeos, tanto en calidad como en número de efectivos, pero ha sido comenzar a rodar el balón, y los de Blanc han demostrado una superioridad enorme durante lo que llevamos de primera fase.

gourcuff girondinsTienen a un superclase llamado Gourcuff, un genio del balón que lo tiene todo para marcar una época si se lo propone. Es difícil ver a un mediapunta con esa visión, ese golpeo del balón, ese manejo de ambas piernas, con sólo 23 años. El apodo de ‘le petit Zizou’ se lo han puesto a varios jugadores en Francia, pero parece que en este caso, está completamente justificado.

Se destapó en el Rennes, y sus portentosas actuaciones le valieron un millonario traspaso al Milan en 2006. Quién sabe si por la presión,  por precipitarse demasiado, por estar ensombrecido por Kaka’ o por encontrarse lejos de su Francia natal, el joven Yoann no rindió como se esperaba en San Siro, y al no gozar de oportunidades, se fue cedido al Girondins de Burdeos. El año pasado los de Blanc salieron campeones y destronaron al Lyon, con Gourcuff como máxima estrella.

Cuando todo parecía indicar que Gourcuff sería el sustituto de Kaka’ en el Milan esta temporada, porque ya es un jugador mucho más maduro y formado que cuando llegó a Italia, y porque su juego y sus características son muy similares a las del hoy jugador del Madrid, el club de Berlusconi hizo una de las operaciones más inexplicables que se han dado en el mundo del fútbol.

Los ‘rossoneri’ aceptaron que en el contrato de cesión se incluyese una opción de compra del jugador por 14 millones de euros. Un precio ridículo para un jugador tan inmenso, que el Girondins pagó alegremente. El resto de la historia es conocida, Gourcuff es la estrella emergente del momento, y el Milan en su puesto tiene a Ronaldinho.

Cuentan que Galliani, vicepresidente y máximo responsable de la parcela deportiva del Milan, se quedó calvo, (y ahora se parece a Fétido Addams) de tanto tirarse de los pelos por el affaire Gourcuff.

PD: Del resto de la jornada, hay que destacar que el Atlético ya está fuera de la Champions, precisamente la noche en que mejor ha jugado, pero es que Drogba, es muchísimo Drogba. Que Pato es un fuera de serie (por algo el Milan pagó 20 millones de euros por él cuando aún no había cumplido 18 años) y que ojito con Dzagoev, que va para crack, si no lo es ya. En esta página podéis ver los goles del Machester United – CSKA Moscú, el 0-1, es de Dzagoev.

Los sustitutos de Diego


Con este título, y viendo de lo que trataba el post anterior escrito hace más de un mes, (lo sé soy un puto desastre) este artículo bien podría tratar sobre quién será el relevo de Maradona en el banquillo de la albiceleste si es que al final se acaba yendo, pero nada más lejos de la realidad.

Siempre me ha gustado mucho el fútbol alemán y nunca he sabido demasiado bien el porqué. Podría ser por su vocación ofensiva, por su solidez o porque siempre surgen jóvenes interesantísmos. El caso es que este año, con una liga española que va a ser cosa de dos (me acabaré tragando mis palabras, pero a pesar de la exhibición del Sevilla frente al Madrid el pasado domingo, creo que no tiene plantilla para aguantar en las tres competiciones), una Premier League muy reñida pero también muy devaluada y un Calcio donde lo más divertido va a estar en la pelea por la Champions, he decidido seguir la Bundesliga un poco más de cerca.

Me llama muchísimo la atención la gran cantidad de jugadores brasileños que militan o han militado en ella, y lo bien que se suelen adaptar a un país tan distinto al suyo como es Alemania. Así, a bote pronto, me salen Lúcio, Zé Roberto, Naldo, Juan, Grafite, Aílton (que según wikipedia milita ahora en el Chongqing Lifan chino), Elber y nuestro protagonista indirecto de hoy, Diego Ribas da Cunha.

diego juventusDiego es un jugador sobrenatural, es un mediapunta que lo tiene absolutamente todo. Calidad, visión, golpeo de balón, elegancia, y además de todo esto, capacidad de liderazgo. Por eso ha sido el faro del Werder Bremen desde su llegada en 2006. Era quien se echaba el equipo a la espalda, y de su mano llegaron todos los éxitos recientes del club de Bremen. Pero este verano la Juventus ha llegado con cerca de 27 millones de euros, y Diego Ribas es ahora el cerebro de los de Turín. En estos primeros partidos ya ha demostrado su calidad, y es pieza clave para su técnico Ferrara.

Sin Diego, el Werder Bremen se ha quedado huérfano. Y tomar la responsabilidad de aceptar su rol es enorme. Por eso el Bremen ha recurrido al tópico ‘la unión hace la fuerza’. Os explico:

Por posición natural, quien debería ser el relevo del brasileño es Mesut Özil, un joven de 20 años y de ascendencia turca,  que vino del Schalke 04 en 2008. Un proyecto de crack, con una calidad descomunal, con características parecidas a las del propio Diego; que ya ha sido internacional absoluto con Alemania y que a pesar de su corta edad, ha jugado más de 70 partidos en la Bundesliga. El problema: la final de la UEFA del año pasado. Diego había llevado a los suyos a la final, pero se perdía el partido por sanción. La responsabilidad de sustituirle recaía en Özil y todos los focos le apuntaban. No pudo. Estuvo desaparecido y el Werder cayó ante los ucranianos del Shakhtar.

FBL-WORLD-CUP-2010-LIE-GERPara ayudar a Özil, los de Bremen han tirado de talonario para traerse a la gran esperanza del fútbol alemán. 8,5 millones de euros han llevado a Marko Marin de Mönchengladbach, hasta las orillas del río Wesser. Marin es un extremo eléctrico, fantástico, endiablado, desequilibrante, con esa chispa que sólo los genios poseen. Su repertorio de regates es enorme y además es un maravilloso asistente. Fue el líder del Mönchengladbach, y de la selección sub 21 y ya es un fijo de la selección absoluta. Por si fuera poco, a pesar de sus 20 años y su escaso 1’70 de estatura no ha tenido reparo en heredar el ’10’ de Diego Ribas, con todo lo que ello conlleva.

El tercer jugador del que quiero hablaros es Claudio Pizarro. Puesto que es un delantero nato, no puede ser sustituto natural de un mediapunta. Sin embargo, Pizarro juega en este Werder Bremen un papel fundamental, el de líder ‘emocional’ del equipo. El ex del Chelsea ha vuelto esta temporada a la que fue su primera casa en Alemania, donde se encuentra realmente a gusto, feliz, donde vuelve a ser titular después de un año para olvidar en Londres, donde se vuelve a sentir importante y vuelve a rendir a su mejor nivel.

Este trío, más la aportación de gente como Naldo, Mertesacker, Frings o Hunt tienen la difícil misión de hacer olvidar a uno de los mejores jugadores del mundo. De momento, van cuartos en la Bundesliga y líderes en su grupo de la Europa League. Veremos si son capaces de lograrlo.

PD: El otro día vi la película ‘The Damned United’. Es una producción de la BBC, (los ingleses, cuando se ponen, hacen muy buenas cosas) que narra una parte de la vida del mítico entrenador inglés Brian Clough, que ganó dos Copas de Europa con el Nottingham Forest en la década de los 70. Disfruté con cada momento, porque destila olor a fútbol desde las imágenes iniciales hasta los créditos del final. Esencia del fútbol británico de antaño. De fútbol de siempre. De fútbol de verdad.

Aquí os dejo el link de la película, para verla con subtítulos en español, para aquell@s que como yo, dominéis más bien poquito la lengua de Shakespeare.

De todo un poco


[Por Anuar Marrero]

Ya está aquí, ya llegó. La nueva temporada de  fútbol ya está plenamente en marcha. Con la primera jornada de la liga española (siempre somos lo últimos en empezar y luego nos quejamos del calendario) ya han comenzado la totalidad de las competiciones de ligueras. Y sinceramente hay tal cantidad de cosas merecedoras de un post, que no sabía por dónde empezar. Así que he decidido hacer una pequeña composición con los temas que a mí me parecen más relevantes. Eso sí, permítanme que empiece por el Real Madrid.

FlorentinoPerez1Estábamos los merengues contentos porque parecía que Florentino había aprendido de errores pasados y además de fichar ‘cracks’, estaba conformando una plantilla equilibrada. Pero una vez más ha vuelto a dilapidar en unas horas el crédito que estaba ganando. El suyo y el de Valdano, que cada día estoy más convencido de que su criterio no cuenta para nada, limitándose a ser un lacayo de “El Ser Superior”. Porque las ventas de Sneijder y Robben han mermado seriamente la plantilla blanca. Ha pasado de una superplantilla a un superonce. En una plantilla que ha costado 250 millones de euros hay tan sólo un hombre (Ronaldo) con capacidad de desborde por la banda.

Este Madrid se parece mucho al de los galácticos. Es decir, un equipo sin equilibrio, con ‘overbooking’ en el centro, que volverá a vivir de la tremenda pegada de sus hombres de arriba. Porque sin huecos y sin espacios, porque sin profundidad y sin ensanchar el campo, la efectividad de hombre como Alonso o Kaká disminuye sensiblemente. Y lo peor de todo, es que el Madrid ha reforzado seriamente a dos de sus rivales directos en la lucha por la Champions. Media parte necesitó Robben para aliarse con Ribery y destrozar la defensa contraria con su tremendo desborde. Y a una plantilla impresionante como la del Inter, lo único que le faltaba era un jugador con capacidad creativa en el centro del campo. Sneijder es una pieza fundamental en el equipazo, que pese a la marcha de Ibra, ha conseguido formar Mourinho.

El Liverpool

Rafa Benítez nunca ha sido santo de mi devoción. No voy a negar sus éxitos porque sería absurdo, pero me parece un entrenador limitado para un grande. Prima en exceso el trabajo y la solidez sobre la calidad, le cuesta horrores plantear los partidos de manera decididamente ofensiva, y gasta demasiado dinero en jugadores de medio pelo que no aumentan el nivel de la plantilla. Benítez parece no entender que entrena a un grande y que tres empates suponen a la postre tres derrotas.

No es casual que en todos los años que lleva en Inglaterra obtenga tan buenos resultados en la Champions pero no consiga hincarle el diente a la Premier. Y es que con el sistema de eliminatoria a doble partido y con el valor doble de goles fuera de casa, Benítez se siente en su salsa. Puede especular, plantear un partido ultradefensivo (véase el Bernabeu el año pasado) a domicilio y quedarse tan tranquilo. Pero en la Premier, no. Allí hay que salir a ganar cada partido. Con la marcha de Alonso, y Aquilani lesionado, el mediocentro Leiva-Mascherano es incapaz de crear y organizar. Resultado: un equipo plano y sin profundidad, previsible. Viendo el nivel del City, del Tottenham (lástima lo de Modric) y del Arsenal, o los de Rafa mejoran o tendrán serios problemas para meterse en Champions.

Los grupos de Champions League

platini anuarSoy un ferviente defensor  del nuevo sistema implantado por Platini. Hay que democratizar el fútbol. No se puede permitir, como pretende el G-14, que el fútbol continental evolucione hacia un sistema NBA, de grandes clubes en una competición cerrada. Y parece ser que el sorteo le ha dado la razón. Tenemos grandes partidos (Madrid-Milan, Barça-Inter, Bayern-Juve), pero además hay conjuntos de menor nivel lucharán por una plaza en la segunda ronda. AZ Alkmaar, Wolfsburgo, o Girondins de Burdeos son equipos a los que se deberá tener en cuenta.

Por otra parte descubriremos lo que tienen que decir equipos como el Apoel Nicosia, El Unirea o el Debrecen. Son conscientes de que están ante un escaparate increíble y competirán con ilusión y dignidad. Y no les quepa la menor duda de que más de uno de los grandes se llevará un disgusto.

Por Camp Barça sigue todo igual, es decir muy bien. El equipo juega de maravilla, y tiene continuidad. Sólo dos apuntes. Teniendo en cuenta el calendario del Barcelona y la copa de África, la plantilla es excesivamente corta. Una de las claves del año pasado fue la ausencia de lesiones, pero con la carga de partidos de este año, como se produzcan una o dos lesiones de importancia el Barça se resentirá muchísimo. Y por cierto, 25 millones por Chygrynskiy es una de las mayores estafas que he visto en los últimos tiempos. Cosas del “supergestor” Laporta.

Como dice Anuar, hay muchas cosas de este inicio de las ligas de las que se podría hablar, pero no me gustaría que quedase en el tintero la escalofriante entrada que sufrió el el defensa del Anderlecht Wasyl en el clásico frente al Standard. El diagnóstico, fractura abierta de tibia y peroné y un año sin poder jugar al fútbol. El autor de la brutal entrada es Áxel Witsel, quizás la mayor promesa del fútbol belga, que ha sido suspendido hasta el 23 de noviembre (muy poco tiempo me parece) y que por mucha calidad que tenga, nunca será una realidad si no amuebla su cabeza.

Cosillas de la Confederaciones y alrededores


Pues a mí me está gustando la Copa Confederaciones. Es un torneo bacalá, pero siempre mola tener una excusa para ver fútbol, aunque sea un Nueva Zelanda – Sudáfrica.

Y como no había hecho ningún post sobre la Copa Confederaciones, aprovecharé para comentar algunas cosas de este torneo.

Kaka’, Dunga, Brasil…

Kaka confederacionesCreo que en el Madrid aún no se han dado cuenta de la magnitud del genio que acaban de fichar. Está eclipsado por Cristiano, que es más espectácular, más potente, más mediático y más hortera. Pero Kaka’ lo hace todo bien sin florituras innecesarias. Tiene una clase infinita, sus movimientos recuerdan al mejor Zidane, la elegancia es su marca distintiva, tiene una visión de juego portentosa, sabe siempre dónde están sus compañeros y en carrera, con el balón pegado a la bota, es imparable. Por si esto fuese poco, es un profesional modélico, que se cuida y que podría jugar a esto de fútbol hasta los 50 años. Me alegro mucho de poder ver a Kaka’ en mi liga doméstica, pero no sabéis lo que me jode fastidia, que sea el Madrid de Florentino el que lo haya fichado. Espero que por lo menos, le valoren como se merece.

Decía Relaño del Madrid de Capello que era ‘feo y efectivo, como un camión subiendo una cuesta’ y algo así es lo que le pasa al Brasil de Dunga. Lejos de la excelencia en el juego, Dunga imprime a su equipo lo que él transmitía cuando era jugador, fuerza y garra, y lo fía todo a la efectividad arriba. Y la verdad es que la apuesta le está saliendo bien. A la contra, con Kaka’ Robinho y Luis Fabiano son casi imparables, pero a los que hemos visto a Mazinho y Mauro Silva, nos chirrían los Felipe Melo, Gilberto Silva y demás medianías que visten la ‘verdeamarela’ en esta Copa Confederaciones.

El desastre italiano

L@s que me conocéis o l@s que hayáis leido algo de este blog, sabréis que tengo un especial cariño al fútbol italiano. Por eso me fastidia especialmente el ridículo de la azzurra. Porque con la salida de Donadoni y la llegada de Lippi, me esperaba una Italia sólida, en las que fuesen entrando poco a poco las jóvenes promesas. Nada de eso.

rossiitaliaUna defensa de circo, con un tuercebotas como Legrottaglie, un anciano como Cannavaro y un desastre táctico y técnico como Dossena no puede ser garantía de nada. Y una decepción personal, Chiellini. El joven central de la Juventus me había parecido muy sobrio siempre que lo había visto con la vecchia signora, pero en los partidos de esta Confederaciones se ha retratado con fallos infantiles.

Lo único positivo, Giuseppe Rossi. El italiano de Nueva Jersey se ha salido en este torneo. Se ha consolidado como un jugador de primer nivel, con una calidad suprema y es, salvado las distancias, lo más parecido a Totti o del Piero que tienen los transalpinos. Además, con Rossi se ha confirmado una máxima que casi siempre se cumple, el Villarreal es uno de los equipos que mejor ficha del mundo.

Michael Bradley, mucho más que el hijo del seleccionador

De nuestros rivales de hoy, todo el mundo destacará a Donovan, Dempsey, Tim Howard e incluso a Freddy Adu, por aquello de que son los que tienen más nombre. Pero a mí me encanta Bradley. Seguro que ha escuchado millones de veces aquello de ‘enchufado’ por eso de que su padre es el dueño del banquillo de la selección, pero el del Borussia Mönchengladbach es un gran jugador. Da consistencia y calidad al mediocampo, tiene gol y sólo 21 años. Ojeadores del mundo ¿a qué están esperando?.

Zidan y Akram, talentos exóticos

Al primero lo conocemos un poco más, por aquello de que juega en Alemania, pero sus goles ante Brasil fueron su carta de presentación ante el gran público. Zidan llegó a Alemania desde el Midtjylland de Dinamarca y aunque nunca ha sido un goleador, siempre ha rendido a un buen nivel en la liga teutona. Más segundo punta que referencia estática, es pequeño pero potente y veloz y en la selección de Egipto ha hecho olvidar rápidamente al polémico y díscolo Mido.

Los faraones han hecho una buena Copa Confederaciones. Le plantaron cara a Brasil, le ganaron a Italia y sólo la devacle contra los yankees (con extrañas sospechas y polémicas internas incluídas) les privaron de los semifinales.

NashatAkramEl segundo sí que ha supuesto una sorpresa, es iraquí y se llama Nashat Akram. El Twente holandés lo acaba de firmar por no demasiado dinero y parece que ahí hay jugador. Nacido en 1984, es el ‘5’, por número y por posición de los de Milutinovic. Tiene bastante criterio a la hora de distribuir la pelota y es un buen medio de cierre.

Lástima que las estrellas iraquíes (sus delanteros Emad Mohammed y Younis Mahmoud) no hayan estado a la altura, porque los leones de mesopotamia podrían haber dado más de un susto. De todas formas, mola mucho ver que ciudades como Faluya, Tikrit o Kerbala, son noticia más allá de las crónicas de los corresponsales, los suicidios o los asesinatos ‘selectivos’.

El niño del helado

Ha sido sin duda la sensación del torneo. A este simpático pelirrojo, se ve que no le importaba ni el Italia-Brasil, ni que en Sudáfrica estuviesen a las puertas del invierno e hiciese una temperatura de 5 grados. El chaval, con más papada que cabeza, y con pinta de ser el cuarto o quinto helado que se mete para el cuerpo, se reboza como un campeón el almendrado por toda la cara. ¿Por qué lo hace? Drogas (?) probablemente.

¿Y España? España va bien, que diría el señor ese que dice que sabe cómo salir de la crisis.

PD: Aunque no va demasiado bien la sub-21, que ha hecho el ridículo en el Europeo de la categoría. Favoritos al título, y a casa a las primeras de cambio. ¡¡¡Grande López Caro!!!


El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.

¡Pobre fútbol italiano!


No me gusta Ranieri. Nada. Es buen tipo, e incluso le recuerdo varias anécdotas en sus ruedas de prensa con el Valencia y el Atlético de Madrid, le ganó al Madrid en Champions con un buen planteamiento y un juego efectivo. Pero sus equipos son muy aburridos. Tanto, que ha ‘conseguido’ que a un entusiasta del Calcio como yo, que además llevaba tiempo queriendo ver con detalle un partido de la Juventus, le dieran ganas de apagar el ordenador e irse a hacer cualquier otra cosa.

Esto sería normal si el partido hubiese acabado 0-0, pero lo verdaderamente preocupante es que el Juventus-Chievo Verona de esta tarde, ha terminado 3-3. Más allá de los 6 goles, del hat-trick de un currante como Pellissier, de Chiellini, su máscara y su gol o de la resurrección de Camoranesi que ha sido el más determinante de la Vecchia Signora, el partido deja conclusiones preocupantes.

La primera, específica. El déficit de talento en la Juve. Con Nedved en el banquillo, sólo Del Piero y Giovinco parecen ser jugadores diferentes, capaces de sacar al espectador del tedio y cuando, como hoy, no reciben balones, el equipo se diluye. El resto, morralla. Marchisios y Marchionnis deambulan por un medio del campo turinés, en el que sólo Tiago parece aportar algo de luz. Y así no se va a ninguna parte.

La segunda, más general. La crisis galopante del fútbol transalpino. Parece que a los aficionados les está pasando lo que a mí esta tarde. Los estadios vacíos son el primer síntoma. Lejos quedan ya aquellos años de finales de la década de  los 90 en los que hasta siete equipos tenían posibilidades reales de ganar el Scudetto y brillaban en Europa. Aquel Parma de Buffon, Thuram y Crespo, la Lazio de Nesta, Dejan Stankovic y Verón y la Fiorentina de Rui Costa y Batistuta se sumaban a Inter, Milan, Roma y Juventus y hacían del Calcio la mejor liga del mundo.

Hoy en día, para desgracia de los que como yo disfrutamos con el futbol de Italia, el Scudetto no es ni la sombra de aquel que asombraba al mundo. Ningún representante en cuartos de final de la Champions League. Un Inter diseñado a medida de Mourinho para ganarlo todo, que se estrelló contra el Manchester United y se fue para casa sin poder hacer nada y un Milan convertido en un cementerio de elefantes, en el que sólo se salvan Pirlo, Kaka’ y el fantástico y precoz Pato, que sufrirá hasta el final para meterse en Champions son el fiel reflejo de una decadencia que parece no tener fin.

del-piero_sad2

La liga está perdiendo competitividad, y lo peor, que no se atisba una salida. La clase media-alta (Fiorentina, Napoli, Genoa, Udinese…) trata bien la pelota y suele apostar por el fútbol, pero siguen estando varios escalones por debajo de la aristocracia futbolística italiana y la Roma, que podría ser el animador del campeonato sufre una enorme depresión desde principio de temporada. Así, la única alternativa a este Inter al que un grandísimo Ibrahimovic le está bastando para liderar la liga con solvencia, es la Juventus, esa Juventus que ha hecho que me aburra a pesar de empatar a tres, esa Juventus de Ranieri, que a pesar de ser un buen tipo, no me gusta nada.

PD: Partidazo Manchester United-Aston Villa, vibrante veloz y divertido. Y a pesar de la derrota en el descuento, sigo siendo muy de Martin O’ Neill, y me encantaría que se  acabase metiendo en Champions.

‘DarkoGol’, uno de los grandes


Estos días en los que la liga griega está siendo noticia en nuestro país por el título conseguido por el Olympiacos, mucha gente hace referencia a Valverde y su enorme mérito, a Óscar González y sus goles saliendo desde el banquillo, o a un viejo conocido de nuestra liga como Luciano Galletti, que ha sido decisivo con sus 11 dianas en la Superliga.

Sin embargo, me sorprende que poca gente hable de un jugador muy conocido para el público internacional, y en particular para el público español, y que también ha sido campeón de liga con los griegos. Ese jugador, como habréis podido adivinar por el título del post es Darko Kovacevic. El gran Darko, ese killer del área que hizo las delicias de los aficionados de todos los clubes donde jugó.

Porque Darko también es parte muy importante de este título, y lo es porque ayudó con sus goles, su veteranía y su excelente carácter y profesionalidad hasta el pasado 14 de enero.

kovacevic olympiacosCuentan las crónicas que esa semana había entrenado como un titán, que estaba enormemente ilusionado por haber encontrado su mejor forma, y haber entrado en la convocatoria para el partido contra el Skoda Xanthi, porque hasta entonces no había contado demasiado para Valverde.

Pero todo se torció esa mañana. El médico del equipo, que le hacía pruebas cardíacas a menudo debido a sus preocupantes antecedentes familiares (tanto su hermano de 31 años como su padre murieron por un ataque al corazón) entró en el vestuario y le dijo a Kovacevic que varias arterias coronarias estaban obstruidas y cualquier ejercicio físico a una gran intensidad podría suponer un riesgo para su propia vida. No debía correr, y por supuesto tampoco jugar al fútbol. Eso quería decir que esa mañana iba a desatarse las botas… para siempre.

Por eso desde aquí me gustaría homenajear a un delantero de raza, a un goleador de verdad, a un rematador cuyo hábitat natural es el área contraria, de esos ‘9’ clásicos de los que ya pocos quedan.

Futbolísticamente se crió en el Proleter Zrejanin, donde también jugaron Zahovic, Mirosavljevic (‘mortadelo’ para la gente del Cádiz) o el reciente fichaje del Manchester United Tosic. Pero donde realmente destacó fue en uno de los grandes de Serbia, el Estrella Roja de Belgrado. Con 19 primaveras, comenzó a marcar goles. 37 en 47 partidos, que le valieron la convocatoria para la selección y le convirtieron en una de las promesas más firmes del fútbol mundial.

Entonces llegó el salto a una gran liga. En 1996, el Sheffield Wednesday se fijó en él y pagó 2 millones de libras por su traspaso. Debutó en la Premier League con buen pie. Sin embargo, sus actuaciones en la ciudad británica no fueron muy afortunadas, tanto es así que The Times lo catalogó como el décimo peor traspaso de la historia de la Premier.

Pero ahí estaba la Real Sociedad. Confió en él, y Darko se hizo grande, muy grande. Llegó a Donosti y empezó a dar muestras de su calidad. Con Irureta en el banquillo txuri-urdin, cuando Darko acababa de llegar a España, convenció a los aficionados con una fantástica (?) frase.

Si Darko gol, no problem

Y vaya que si gol, 40 en 97 partidos nada menos. Todas las defensas de la Liga lo sufrieron pero especialmente las de los equipos más grandes, porque Darko se crece en los partidos importantes. Real Madrid y Barcelona fueron víctimas suculentas, y sus goles en Anoeta le hicieron ganarse el cariño de toda la hinchada.

En 1999, era uno de los delanteros más codiciados de la Europa futbolística y un gigante como la Juventus llamó a su puerta. 3.500 millones de pesetas le llevaron a Turín y sus goles pasearon por Europa. En dos  temporadas jugó la Champions League y quedó subcampeón con la Vecchia Signora.

En 2001, fue la Lazio la que se hizo con sus servicios, pero Darko no cuajó. Sólo seis meses en Roma, en los que participó en 7 partidos y ni un sólo gol. Parecía que había perdido el olfato.

Pero de nuevo estaba ahí la Real Sociedad. Su casa, su club, su gente. Y volvió Darko, volvió en su mejor versión y volvió a golear. Volvió a ser feliz. De 2001 a 2007 hizo grande a la Real Sociedad de sus amores, que reverdecía viejos laureles de los Satrústegui y Zamora de principios de los 80.

kovacevic-2003Porque todo aficionado al fútbol recuerda la Real Sociedad de la temporada 2002-2003. Esa Real, que con Denoueix en el banquillo estuvo a punto de arrebatarle la Liga al Madrid de Florentino y los galácticos. Esa Real de la que nos hicimos todos los aficionados no madridistas y con la que vibramos hasta la última jornada. Esa Real en la que el timón lo llevaba un chavalín llamado Xabi Alonso. Esa Real en la que goleaban dos grossos, Nihat y ¿adivinais? sí, Darko Kovacevic.

Pero llegaron tiempos peores, y en 2007 la Real Sociedad bajó a Segunda División. Esto provocó la salida del serbio al Olympiacos. Llegada a Grecia y de nuevo idilio con el gol, 17 tantos que le auparon al segundo puesto del pichichi de la Super Liga griega. Además, con su gran carácter se ganó a la afición y fue el ejemplo para los jovenes del equipo, que constantemente le pedían consejo. Por eso su prematura retirada fue un golpe para todo el vestuario.

Y por eso este post, porque ‘DarkoGol’ es uno de los grandes. ¡Felicidades campeón!.

PD: Os podría poner alguna recopilación de sus goles, pero creo que este vídeo refleja a la prefección lo que suponía Kovacevic dentro del campo.

Reflexiones en torno a una partida de póquer


[Por Anuar Marrero]

El póquer es un juego muy interesante porque, a pesar de la creencia general, y a pesar de que sea un juego de cartas, la suerte tiene un papel secundario. Puede influir en una mano determinada o en una partida, pero a largo plazo, la trayectoria de un jugador depende de su pericia. Porque el póquer es, fundamentalmente, un juego de estrategia.
Dentro de las muchas modalidades de póquer que existen, la Texas Hold’em (con dos cartas cubiertas por jugador y cinco descubiertas en la mesa) es la más popular, la que se juega en el circuito europeo y en la mayoría de campeonatos. Dentro de esta modalidad existen a su vez varias submodalidades dependiendo de la forma de apostar. Las más frecuentes son ‘No Limit’ en la que como su propio nombre indica no hay límite de cantidad en las apuestas, y la ‘Pot Limit’ en la que se puede apostar cómo máximo una cantidad igual a la que hay en el bote encima de la mesa (es decir el Pot).

El ‘No Limit’ es una modalidad mucho más abierta, que se presta más al riesgo y a los faroles. Además en ‘Hold’em No Limit’ la suerte influye. No es fundamental pero dependiendo de la mano y el momento de partida a veces es hasta decisiva. El ‘Pot Limit’ por su parte es mucho más estratégico y estudiado. Lo fundamental es saber jugar tus cartas en función de la posición de la mesa en la que estás (no tienen el mismo valor las cartas cuando eres ciega grande, que cuando eres Dealer, por ejemplo).

6851222Pues bien (y ahora es cuando empiezo hablar de fútbol) tanto Rafa Benítez como Juande Ramos me parecen dos muy buenos jugadores de Pot Limit. Saben calcular los riesgos y jugar de manera sólida y prudente sus cartas en función de su posición. A veces pierden oportunidades por no arriesgar, pero a largo plazo su juego les da resultado. El problema en este caso, es que la Champions es una competición de ‘No Limit’.

En el partido anoche, lo que había en el ‘Pot’ era un empate a cero. Ambos, conscientes de que no tenían las mejores manos apostaron de manera prudente y se conformaban con el susodicho bote. Pero ahí es cuando Juande cometió el error estratégico. Porque Rafa tenía mejores cartas que él, y además empezando la eliminatoria en el Bernabeu Benítez jugaba en la posición de Dealer. Le bastaba con ver (igualar en la jerga de póquer) prudentemente la apuesta de Juande. Y es que el as de los madridistas (Robben) poco podía hacer contra las dobles parejas (Skrtel – Carragher y Alonso – Mascherano) de los de la ribera del Mersey. Y al final Benítez se llevó demasiado bote para una mano tan mala. Y encima a Juande le espera otra mano en la que ya tendrá que apostar fuerte, porque se le acaban las fichas y no le queda otra que arriesgar. Y en esa partida el entrenador de los Reds es el mejor. Sabe ver los faroles de los demás y obrar en consecuencia.

juande-madridAbandonando el símil del póquer, tampoco me gustaría que se entendiera esto como una crítica a Juande. El ex del Tottenham ha obrado casi un milagro en el Madrid. Llegó a un equipo desecho institucional y deportivamente. Se enfrentaba a un galimatías táctico resultado de una mala planificación y una plaga de lesiones. Sin embargo, sin grandes alardes diseñó un sistema sencillo sobre el que el equipo pudiera descansar. Lo armó en defensa, le devolvió la confianza y lleva 9 victorias seguidas en liga. Pero lo cierto es que este Madrid es demasiado limitado, y le faltan grandes dosis de calidad y desequilibrio. A Juande se le puede achacar que ayer no fuera más atrevido en los cambios. Que no pusiera a Marcelo en el lateral y sacrificara a Heinze. Pero a fin de cuentas el Madrid sólo podía encomendarse a la calidad de Robben, y consciente de ello el Liverpool realizó un gran marcaje sobre el holandés. Poco más tenía el Madrid. A lo mejor en Anfield se obra el milagro pero yo lo doy por perdido.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Miércoles 25 de febrero de 2009

Real Madrid 0-1 Liverpool

Villarreal 1-1 Panathinaikos

Chelsea 1-0 Juventus

Sporting Lisboa 0-5 Bayern Munich

Y para terminar vamos con algunas reflexiones sobre el segundo día de Champions.

1.- Llamadme demagogo, pero lo cierto es que de los equipos españoles no ha ganado ninguno, mientras que no ha perdido ningún inglés, de hecho ganaron tres de los cuatro. Además mientras que los cuatro británicos son favoritos en sus partidos de vuelta, Madrid y Atlético lo tienen muy complicado y el Villarreal lo tiene más difícil de lo que puede parecer. Lo digo por aquello del nivel de las ligas.

2.- Hace unos días leí en un blog que el Bayern de Munich era el gran tapado de esta edición. No hice demasiado caso, debido en parte a que mis fobias futbolísticas me impiden considerar como favorito a un equipo que cuenta con Van Bommel y Ze Roberto como canalizadores. Pero después de ver la solvencia con la que se deshizo del Sporting de Lisboa, me empiezo a plantear la teoría. Al fin y al cabo tiene a un crack como Ribery (por favor vean su primer gol), dos delanteros que son sinónimo de gol y la competitividad y fortaleza de los alemanes. Me cuesta imaginármelo ganado a un Barça o a un Manchester, pero todo se andará.

3.- El Chelsea de la mano de Hiddink (deberían llamarlo “el mago” o algo así) parece que ha recuperado la senda del éxito. Ojo a este equipo que pese a su mal momento tiene recursos más que suficientes para ganar esta Champions. De hecho era el principal favorito cuando arrancó la competición.

4.- Antoñete el que te da las gracias soy yo por darme la confianza y dejarme participar en el blog, que es mérito tuyo.

Lo que ya sabíamos (o intuíamos) y lo que no deberíamos olvidar


[Por Anuar Marrero]

Antes del España-Inglaterra de anoche (partido bastante discreto, la verdad) había varias cosas que ya sabíamos. Sabíamos que España ha conseguido reunir a la mejor generación de centrocampistas que se recuerda en años. Que ha sabido aprovecharlos y que, por consiguiente (como diría aquel), ha desarrollado un estilo de fútbol agradable y vistoso, que después de muchos años (esto es conveniente no olvidarlo) ha dado resultados. También sería conveniente no olvidar que como todo estilo de juego tiene sus limitaciones, sus puntos fuertes y débiles.

Sabíamos también que Inglaterra es una selección que lleva muchísimos años generando multitud de buenos futbolistas, que tiene la  mejor y más potente liga del mundo (le pese a quién le pese) pero que su selección lleva décadas sin jugar absolutamente a nada. También sabíamos que la actual Inglaterra es más de lo mismo, que tiene otra generación de magníficos peloteros (Lampard, Gerrard, Barry, Rooney, Young, Joe Cole, etc.) y que sigue sin saber que quiere hacer en el campo. Esto es lo que ya sabíamos. Ahora me referiré a lo que ya intuíamos.

capelloinglaterraAlgunos intuíamos que la elección de Capello como seleccionador inglés era un craso error. Un error propiciado por una Inglaterra herida en su orgullo y por la consabida cantinela que se repite a modo de mantra por los mentideros futbolísticos, “Capello asegura títulos”. Una cantinela resultadista y simplona, que por lo tanto tiene todos los ingredientes para convertirse en verdad indiscutible en el mundo del fútbol, tan resultadista y tan simplón.

Capello asegura títulos con equipazos (no ha entrenado otra cosa en su vida) y en Italia. Porque lo cierto es que fuera de Italia lo único que ha conseguido son dos ligas con el Madrid. Una con un equipazo, y la otra de auténtico milagro, contradiciendo sus acciones y a pitada por partido. Y en Italia ha vivido de una época gloriosa con el Milan post-Sacchi (uno de los mejores equipos que se recuerdan), y una liga con la Roma, quizás su mayor logro. Permítanme que no cuente las ligas amañadas de la Juve. Además ninguno de los equipos de Capello ha jugado un pimiento, si me permiten la expresión coloquial. ¿Salvaría Capello del descenso al Osasuna, al Numancia o al Mallorca? Vuelvan a ser permisivos, y consientan mis dudas a este respecto.

Algunos intuíamos que la mezcla ‘selección que no sabe a lo que juega’ más ‘entrenador resultadista que no juega un pimiento’ no podía traer nada más que una cortina de humo en forma de resultados frente a selecciones mediocres, fútbol ramplón, y nada o muy poco a largo plazo. Las dos primeras premoniciones ya se han cumplido. Y después del partido de ayer se han disipado las dudas que tenía en lo que a la tercera se refiere. Para hacer el fútbol que hacía Inglaterra hace cuarenta años (pelotazo al delantero tanque de turno, éste la baja y ya se verá) no hacía falta traer a Capello, cualquiera lo habría hecho.

Es cierto que Inglaterra no puede realizar un fútbol elaborado desde la defensa, pero hay otras opciones. El principal problema de Inglaterra es que nunca consigue imprimir su ritmo a los partidos, sino que juega al partido que le propone el rival. Cuando Inglaterra consiga imprimir su ritmo dinámico y vertical, será cuando lucirán sus jugadores y podrá optar a cosas importantes. No dudo que Capello la consiga meter en el Mundial, pero más allá de eso poco futuro le veo.
portadamarcaanuar
Ahora, y para terminar, vamos con lo que no deberíamos olvidar. Hoy nos hemos despertado con el (previsible) desfile de titulares y artículos que oscilan entre el simple onanismo (“El Brasil de Europa”, “Se rinden ante el mejor equipo del mundo”) y la “patriótico-chulería” casposa, que en algunos casos raya la mala educación (“La lección fue gratis, Capello”). Lo que no deberían olvidar los periodistas deportivos, y público exacerbado en general, es que ningún sistema de modo de juego es infalible o invencible.

Cierto es que el juego de España es vistoso y hoy por hoy consigue resultados, pero no hay que olvidar que España, sin hacer demasiadas variaciones estuvo años y años sin ganar nada, que Aragonés llegó a la Eurocopa de milagro y que el Mundial es dentro de dos años. No habría que olvidar que España juega sin bandas, y que ayer, pese a tener superioridad en el centro del campo (Senna, Alonso, Xavi e Iniesta frente a Barry y Carrick) en los primeros compases del partido se vio cortocircuitada en el centro del campo, perdió algunos balones que de encontrarse frente a una delantera mejor podían haber acabado en gol. No habría que olvidar que hasta el gol de Villa a raíz de un fallo en el saque de James, España e Inglaterra iban a la par en oportunidades.

Y no habría que olvidar que pese a lo bien que jugamos en la Euro, nos fuimos a los penaltis contra la peor Italia que se recuerda en años. Y no habría que olvidarlo porque si en la próxima tanda de penaltis Casillas no está tan entonado a lo mejor se vuelven (otra vez) a casa en cuartos. Y no habría que olvidarlo porque si ello ocurre no significará que España es mejor o peor, simplemente que fútbol es fútbol, que no hay sistema infalible ni equipo invencible. No señores, ni España tampoco, aunque ahora les pueda parecer increíble.