Archivo de la etiqueta: Emery

¿Crisis de estilo, o crisis de fe en Valencia?


Hoy quiero dar la bienvenida al blog a una prestigiosa (?) firma invitada: Álvaro Martínez. Hay muchos adjetivos que le califican, pero la mayoría son malsonantes y no se pueden reproducir en esta elegante bitácora, así que le definiré como un gran amigo, además de un currante nato.

Aunque su mundo es el basket, y lo demuestra cada día en su extraño pero completísimo blog, Álvaro vive muy de cerca la actualidad del Valencia Club de Fútbol, por lo que es la persona idónea para realizar un análisis personal y exhaustivo de lo que está aconteciendo en el club ché.

Que lo disfutéis

[Por Álvaro Martínez, del blog En el Basket como en la vida]

Ningún estilo de juego es infalible, ninguno. Lo que ocurre es que los horrores de cada uno de ellos se muestran de maneras distintas, aunque todas son dolorosas. El juego excesivamente controlado, llamado defensivo, tiene su frustración más latente cuando en noventa minutos jugando como local, el marcador refleja un triste 0-0, cuando la gente se va del campo con más frío del que tenía cuando llegó, y cuando tu delantero se va a casa algo absorto por no haber dispuesto de ocasiones claras. El juego alegre, contrapuesto al anterior, sufre cuando los agujeros que deja atrás se vuelven más grandes de los que generas atacando, y cuando el equipo contrario juega más alegre y genera más ocasiones del equipo que supuestamente proponía.

unai_emeryalvaroVa en más sintonía con esto último lo que le pasó a Unai Emery el domingo pasado. El Valencia planteó el partido de una forma muy parecida a la que suele hacerlo durante toda la temporada, en la que sale a ganar, es ambicioso y se vuelca sobre el área contraria. Sin embargo, esos días apáticos en los que tus jugadores no están por la labor de cumplir, te hacen sufrir lo que sufrió el Valencia. Huecos atrás, defensas vendidas y gran desastre. Porque cuando un sistema de este tipo falla, suele fallar a lo grande.

Cuando la cosa aún no se había torcido en demasía, en Valencia ya se hablaba de la cantidad de goles que recibía el equipo. Las comparaciones son odiosas e injustas, pero son muy rentables en según qué teorías. Se le achacaba a Emery que hubiese recibido en media temporada tantos goles como en toda una temporada en una de las ligas de Rafa Benítez. Este argumento, conforme han ido cayendo los goles, ha ganado peso. Poca gente se acordaba de la gran cantidad de goles a favor del equipo, superando registros que databan de más de 60 años, o de la nueva propuesta de fútbol.

benitez-valencia-alvaroEmery siempre ha tenido claro que fue fichado para hacer ese tipo de fútbol atrevido que exhibía en sus anteriores equipos, y en eso se ha empeñado desde el inicio. Sucede que el imaginario colectivo, tan acostumbrado al paladar de los Ranieri, Cúper, Benítez o Flores, no ha terminado de digerir demasiado este cambio.

Acostumbrados al recogimiento defensivo, al calor de las defensas estáticas y de los medios del campo que ayudaban a la defensa, la nueva idea sugiere que los laterales suban hasta la línea de fondo por sistema y que los medios centros tengan presencia en ataque. Las consecuencias son claras, partidos de mucha más velocidad, de muchos más goles, y de muchas más ocasiones. Los delanteros felices, los defensas preocupados… muy diferente a lo que acostumbraba a ver Mestalla en los últimos años.

Tras la reciente derrota en Mallorca, el debate se ha puesto encima de la mesa de forma clarísima, y lo medios dejan caer la necesidad de retroceder en cierta forma a algo que les suene más al pasado, donde la seguridad defensiva era mayor. Los corazones de todos se agitan ahora con mayor velocidad, tanto en ataque como en defensa. Lo del ataque se lleva bien, a nadie le amarga eso, pero lo de la defensa está empezando a desesperar al personal. Los defensas y los porteros son señalados con el dedo. ¿Injusto?.

En este punto es el momento de preguntarnos. ¿Cederá Emery ante esa corriente que le empuja a un estilo diferente? A que los laterales no suban tanto, a que los interiores ayuden en defensa… ¿O será capaz de convencer a la gente en Valencia que este es su estilo y que con este estilo se puede llegar a grandes objetivos?.


Anuncios

Valencia-Villarreal. Fútbol en estado puro


Hay partidos en los que se deberían dar tres puntos a cada equipo, y el ‘derbi’ de la Comunidad Valenciana entre Valencia y Villarreal que ha terminado hace un rato, es uno de esos sin ninguna duda. Porque ha sido el mejor partido que he visto esta temporada. Por todo, por intensidad, por alegría en el juego de los dos equipos, por la cantidad de goles, y sobre todo por la igualdad que ha tenido.

Sí, es cierto que el Barcelona juega como los ángeles, y que se ha exhibido frente a varios equipos esta temporada, pero hasta ahora no había habido ningún encuentro tan divertido y vertical como este, por parte de los dos contendientes.

Los puristas dirán que ha habido muchos errores en defensa, y seguramente no les faltará razón, pero para el espectador neutral ha sido una delicia.

valenciavillarreal

Y me alegro mucho, sobre todo porque los entrenadores siempre han apostado por algo diferente, por el toque, por la calidad, en definitiva, por el buen juego.

El ingeniero Pellegrini, lleva desde 2004 haciendo milagros con el Villarreal, lo llevó a semifinales de Champions, hizo segundo en la Liga el año pasado por delante del hoy todopoderoso Barça, y aunque ahora el equipo había entrado en un bache, esta temporada está luchando por los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. Precisamente en la Champions, el equipo se ha clasificado para octavos de final, y no ha perdido ninguno de los partidos frente al Manchester United en la fase de grupos.

Pero más allá de todo esto, es que da gusto ver jugar al Villarreal. Siempre rasea el balón y lo mueve con mucho criterio incluso en su línea defensiva. Aunque la mayor virtud de sus centrales no sea la de sacar el balón jugado, no recurren al pelotazo para iniciar las jugadas, y suele llegar al medio del campo, donde Senna se ha convertido en el mariscal. Precisamente hoy, ante la baja del hispano brasileño, Pellegrini ha preferido meter a Bruno junto a Eguren, antes que a Edmílson, porque el canterano tiene más facilidad en la salida de balón.

En los costados, Cazorla e Ibagaza, que casi hace un gol antológico en una vaselina que despejó Renan y dio en el larguero. Cuando el resultado era 2-1 a favor del Valencia, Pellegrini arriesgó y quitó a Bruno para meter a Pirès. El francés cuando está fresco tiene detalles de auténtico genio.

joseballorenteY no puedo dejar de hablar de este Villarreal sin mencionar a sus delanteros. Rossi me encanta y Nihat, que se ha caído de la convocatoria a última hora por una lesión, siempre ha sido uno de los delanteros con más instinto de la liga.

Pero a quien quiero destacar hoy es a Joseba Llorente. Un futbolista tan efectivo como poco mediático. De esos que si fuese más guapo, y quizá un poco más joven (tiene 28 años) se lo rifaría toda Europa. Es un jugador completo, con una técnica más que aceptable, manejo de ambas piernas y buen remate de cabeza, pero como no vende camisetas, su oportunidad le llegó este verano, con el fichaje por los amarillos, tras destacar en el Eibar y el Valladolid y de momento lleva 7 goles en 14 partidos. ¡Todo un crack!.

Del Valencia de Emery ya hablé en este post a principio de temporada, y me sigue gustando tanto como entonces. Y aunque Unai a veces hace cosas raras, como poner a Maduro de central o enfrentarse con Helguera y obligarle a rescindir su contrato, es un entrenador como la copa de un pino y su mano se ha notado desde el principio.

Cogió a un equipo con muy buenos jugadores pero destrozado física y anímicamente tras el paso del ‘ciclón’ Koeman. Ahora están terceros en la Liga y hoy han dado una exhibición de fútbol ofensivo.

Me alegra especialmente el gol de Edu, que es un fantástico mediocentro cuya carrera se ha visto lastrada por sus múltiples lesiones. Villa ha vuelto a marcar un gol de bandera, y Silva, aunque en la primera parte no ha intervenido mucho, ha vuelto a ser decisivo con su exquisita calidad.

villavalenciavillarreal

A eso se le añade Joaquín, a quien Emery ha motivado y está volviendo a ser aquel que la rompía en mi querido Betis, Mata, que está siendo una de las revelaciones de la liga, el ‘pipo’ Baraja que hoy ha vuelto a marcar, y hasta Albelda, que hoy ha cumplido como lateral derecho, y parece que empieza a reconciliarse con la afición ché. Además Renan se ha consolidado en la portería y está haciendo una temporada portentosa.

El problema: el Valencia tiene una deuda monstruosa, y parece que la venta de las parcelas del campo de Mestalla, que era lo que la iba a reducir considerablemente, parece que se ha tornado imposible al no encontrar un comprador y puede que esto termine desembocando en la venta de sus estrellas. Si esto es así, sería una verdadera lástima.

Casi novecientas palabras de post, y aún no he dicho que el partido quedó 3-3. De todas formas, para enteraros de lo que ocurrió en el campo, mejor os dejo el enlace a la crónica.

PD: ¡Golazo estratosférico de Arteta frente al Hull esta tarde! ¿A qué esperas Del Bosque?.

PD 2: La primera foto es de elmundo.es, la segunda de uefa.com y la tercera de marca.com (por si alguien se enfada con eso de los derechos).

Alemania y sus porteros


Después de unos días sin escribir por problemas con la conexión de internet, vuelvo con fuerzas renovadas para hablaros de Alemania, y más concretamente de sus porteros.

El país teutón históricamente ha sido cuna de grandísimos guardametas. Desde Turek, que fue el titular en la final del Mundial de 1960 hasta Kahn, que a pesar de sus excentricidades y su baja forma de los últimos años, ha sido uno de los mejores porteros del continente, pasando por Sepp Maier (campeón de Europa en 1972 y del Mundo en 1974) o Harald ‘Toni’ Schumacher (que ganó la Eurocopa en 1980 y brilló en el Mundial 1986, aunque pasará a la historia por la brutal agresión a a Battiston en el Mundial de España 82′).

A principios y mediados de los 90′ llegó la época dorada de los cancerberos alemanes. Los Illgner, Klos, Köpke, Rost o Reinke eran los reyes de Europa, y acumulaban títulos y premios por doquier.

Pero este reinado terminó y desde hace cerca de dos años, las dudas se ciernen sobre la meta germana. Con la retirada de Kahn, la portería alemana se ha quedado huérfana, y eso que el rendimiento de ‘Genghis Kahn’ ha sido muy bajo durante las últimas temporadas.

Su relevo natural era Jens Lehmann, que fue el meta titular (precisamente por delante de Kahn) en el Mundial 2006, en el que los germanos fueron anfitriones. Pero la gran inseguridad que transmitía a sus defensas, una serie de actuaciones realmente malas en partidos importantes y una inoportuna lesión, acabaron relegándole al banquillo en su club, el Arsenal, en favor de Manuel Almunia, con el que Lehmann tiene una malísima relación. A pesar de ser titular en la Euro 2008, en la que Alemania fue finalista, el buen rendimiento de Almunia, ha obligado a Lehmann a marcharse al Stuttgart este verano para disfrutar de minutos.

Precisamente en el Stuttgart fue donde destacó el portero que estaba destinado a ocupar la meta alemana si Lehmann fallaba, ese hombre era Timo Hildebrand. El ahora portero del Valencia, fue una de las estrellas de aquel Stuttgart que, dirigido por Felix Magath, alcanzó el subcampeonato de la Bundesliga en 2003 y fue campeón en 2007. Batió el récord de imbatibilidad de la Bundesliga y tenía hechuras de crack, pero fue llegar a Valencia y desmoronarse. Alternó titularidad con Cañizares hasta la llegada de Koeman, que le dio su total confianza. Hildebrand se contagió del espíritu apático y de la locura institucional de los chés y sus cantadas eran cada vez más frecuentes. No sólo no ganaba puntos, sino que los perdía. Esta temporada, Emery le dio la titularidad en la Supercopa de España, pero el alemán volvió a fallar y además hizo gala de una gran falta de compromiso. Esto le supuso quedarse fuera de la convocatoria en el primer partido de Liga.

Las grandes esperanzas de futuro de los alemanes para su portería son Manuel Neuer y René Adler. Neuer tiene 22 años, y ha crecido al lado del veterano Rost. Su físico imponente y sus enormes reflejos le hicieron ser titular en el Schalke 04 desde mediados de 2006, en 2007 se hizo con el galardón de mejor portero de la Bundesliga y el pasado año su equipo llegó a cuartos de final de la Champions League gracias a que paró dos penaltis frente al Oporto en octavos de final. Sin embargo, su irregularidad ha hecho que el seleccionador Joachim Löw no confíe del todo en él.

Adler, de 23 años, fue el tercer portero de Alemania en la pasada Eurocopa, pero no jugó un sólo minuto. El meta del Bayer Leverkusen fue nombrado mejor portero de la Bundesliga la temporada 2007-2008 y realizó fantásticos partidos. Sin embargo, también peca de irregular por lo que no goza de la total confianza del seleccionador nacional.

Total, que nos encontramos con que el titular del partido de Alemania anoche frente a Liechtenstein fue ¡¡¡Robert Enke!!!. No sé si os acordaréis de él, pero fue un portero que fichó el Barcelona de Van Gaal en 2002 y que sólo jugó 20 minutos en liga, siendo suplente de otro ‘crack’ Roberto Bonano. Además, el pobre tuvo la desgracia de ser titular en Copa del Rey cuando el Barça fue vergonzosamente eliminado por el Novelda.

Luego se marchó cedido al Fenerbahçe turco y al Tenerife la temporada siguiente, donde sus actuaciones volvieron a ser contadas y no muy afortunadas. En 2004 llegó al Hannover 96, un equipo de ‘medio pelo’ alemán donde ha sido titular asiduamente. Aunque no ha destacado demasiado, e incluso ha tenido algunos fallos graves, Löw ha confiado en él y le ha dado la titularidad.

Siempre se ha dicho que “En el país de los ciegos, el tuerto es el rey” y al fin y al cabo, el mundo del fútbol está tan loco, que a veces tiene estas cosas.

PD: Creo que Robinho no va a truinfar en el Manchester City

Supercopa de Europa, Calcio, Premier League, Liga y los clásicos portugués y escocés ¿alguien da más?


Gran fin de semana de fútbol el que hemos tenido. Empezó el viernes con una vibrante final de la Supercopa de Europa, en la que los rusos  del Zenit (rivales del Real Madrid en la Champions) superaron a un Manchester United que sin Ronaldo, no tuvo ni profundidad por bandas, ni juego en el medio, ni pegada arriba.

Interesantes los rusos, que de la mano del portugués Danny, fichaje estrella del Zenit esta temporada, machacaron al Manchester. El ex del Dinamo de Moscú, que ha costado 30 millones de euros, demostró su enorme talento, dominó el centro del campo y fue el principal creador de las contras. Ha venido para sustituir a Arshavin, y lo puede hacer a la perfección. El segundo gol así lo atestigua. El portugués con sangre venezolana controló el balón en el medio del campo, y partiendo desde la izquierda llegó al área donde mareó a Ferdinand y se la cruzó a Van der Sar. Si al final Arshavin no sale del Zenit, van a formar una pareja letal.

Me alegré mucho por Pogrebnyak, porque se lo merecía. Es un delantero sobresaliente que se perdió la final de la pasada UEFA por sanción y la Eurocopa por una inoportuna lesión, pero por fin ha logrado resarcirse, aunque sea en parte. Marcó el primer gol e hizo un excelente partido.

El Manchester me decepcionó. Le faltó contundencia arriba, algo que probablemente solucionen si al final firman a Berbatov, pero sobre todo, le faltó presencia en la medular, porque Scholes es un excelente llegador, y Anderson un mediapunta con mucha clase, pero se notaron muchísmo las ausencias de Carrick y Hargreaves. El 2-1 fue obra de Vidic y el United sacó la casta de campeón en el tramo final del encuentro, pero no fue suficiente porque sólo el ‘apache’ Tévez llevó peligro a la portería de Malafeev.

Además ha empezado el Calcio con sorpresas y tropiezos de los grandes. El Milan de Ronaldinho y Shevchenko cayó en casa ante el recién ascendido Bolonia. Los rossoneros son un cementerio de elefantes, con una plantilla cuya media de edad sobrepasa ampliamente los 30 años. Con Kaka’ lesionado, Pirlo se encuentra muy sólo en la creación y Flamini deberá adaptarse a una nueva liga y a un técnico como Ancelotti. Ronaldinho tuvo un debut aceptable, acostado (no literalmente) en la banda izquierda, se dedicó a poner centros peligrosos e incluso dio el pase de gol a Ambrosini, pero aún le falta mucho para coger la forma, y dudo que pueda volver a ser el de los mejores años del Barcelona.

Otro que tropezó fue el nuevo Inter de Mourinho, que empató ante la Sampdoria del ex-gordo Cassano en Génova. La apuesta de poner a Cambiasso de central no dio resultado, y a Figo, que fue la sorpresa en el once titular, se le vio falto de ritmo durante todo el encuentro. El que si brilló fue Ibrahimovic, el sueco marcó el gol a pase de Mancini, pero estuvo muy desasistido en el ataque. Aun así el Inter asusta, con la mentalidad ganadora de Mourinho y una plantilla muy amplia, son candidatos a todo.

El partido estrella del Calcio fue el que enfrentó a Juventus y Fiorentina. Los turineses, sólidos y conjuntados se adelantaron con un gol de Nedved y todo parecía ponerse de cara para ellos cuando el árbitro dejaba con diez hombres a la Fiorentina al expulsar al ex mallorquinista Felipe Melo a 7′ minutos para el final. Pero el conjunto viola, que no podía contar con Mutu, se lanzó al ataque a la desesperada y consiguió su objetivo cuando Gilardino introdujo en la red un balón peinado por Pazzini. Era el minuto 89 y el electrónico reflejaba el 1-1 final.

Lo más destacable de la Premier League, fue el partido entre el Tottenham de Juande y el Chelsea de Scolari. Un encuentro lleno de tensión, donde la calidad se vio a cuentagotas. Empezaron dominando los blues, y se adelantaron en el minuto 28 con gol de Belletti, pero los Spurs se rehicieron y lograron empatar antes del descanso cuando Darren Bent aprovechó una falta de entendimiento entre Lampard y Carvalho para poner el empate en el marcador. En la segunda mitad, no hubo oportunidades claras, dominó el centrocampismo y el marcador no se volvió a mover.

En el Liverpool-Aston Villa se lesionó Fernando Torres y los de Benítez acusaron su baja y sólo pudieron empatar a cero ante los hombres de Martin O’Neill. Sin Torres, el Liverpool pierde mucha pegada, y a pesar de la llegada de Robbie Keane, parece que la responsabilidad goleadora esta temporada, volverá a recaer en el ‘niño’.

Volvió Cesc y lo notó el Arsenal. Los gunners arrollaron al Newcastle con dos goles de Van Persie y uno de Denilson, que crece notablemente cuando juega al lado del catalán. Con esta goleada, los londinenses han logrado aplacar las críticas por su juego ramplón de las dos primeras jornadas. Hay que destacar que en las urracas, volvió Joey Barton, que acaba de salir de prisión tras cumplir 75 días de condena por agresión.

Y por si esto fuese poco, también ha empezado la Liga con el Numancia haciendo historia. Los sorianos, con el presupuesto más bajo de toda la primera división vencieron al todopoderoso Barcelona gracias al gol de Mario Martínez, el jugador que menos cobra de toda la Primera  División y también el primer soriano que anota un gol con la camiseta numantina en la máxima categoría del fútbol español. Los de Guardiola se atascaron en ataque, y aunque tuvieron varias oportunidades claras no supieron definir. Volvieron a aparecer fantasmas de los últimos meses de Rijkaard. Henry deambulaba por el campo y aunque sé que soy pesado, sigo creyendo que los blaugranas van a echar mucho de menos a Deco.

En el Real Madrid, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. Llevaba 17 años sin ganar en Riazor y esta temporada no ha sido una excepción. Un Deportivo muy serio doblegó a los blancos con goles de Mista (sí, Mista, yo tampoco me lo creía) y Lopo. En ataque los de Schuster salieron con todo menos el descartado Robinho. Robben, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy, pero eso les dejó sin equilibrio en el centro del campo. Guti vagaba por La Coruña mientras que Diarra no daba abasto para contener los ataques del Dépor. ¿Y De la Red?, en el banco. El botón que sirve como muestra para corroborar que el Madrid sigue cometiendo los mismos errores, es que los dos goles del Dépor vinieron en sendos saques de esquina, de nuevo balón aéreo, peligro para los blancos, y Casillas, extrañamente fallón, se olvidó de salir y casi se le cae el larguero en la cabeza. Volvió a cumplir el de siempre, Van Nistelrooy, que convirtió un rechace cerca del área en el único gol de los blancos. Pocos refuerzos y mucho trabajo por hacer.

Donde están en una nube es en el Calderón. Exhibición en Champions y primer liderato en la Liga. El Atlético de Madrid le endosó un 4-0 al Málaga con mucha autoridad. Agüero fue decisivo otra vez y Forlán volvió a demostrar que lleva el gol en la sangre. Además Heitinga y Ujfalusi han mejorado mucho la defensa con respecto al año anterior. Buenas vibraciones, pero tratándose del Atleti, habrá que ver cuanto les dura la alegría.

El Valencia de Emery también dejó muy buenas sensaciones. Goleó a un flojo Mallorca y demostró que la debacle de la vuelta de la Supercopa sólo ha sido un espejismo. Al igual que en la ida de la Supercopa, de nuevo Villa, Mata y Vicente fueron los goleadores.

Por último, dos notas de color para el blog. Dos clásicos, dos partidos grandes. El Celtic-Rangers y el Oporto-Benfica. El derbi del Old Firm se lo llevó el Rangers por 2-4 y para colmo, el autor de dos de los goles de los protestantes, fueron obra de Kenny Miller, ex-jugador del Celtic. De los españoles, sólo jugó Nacho Novo, que entró en el campo en el minuto 78′ y no pudo ayudar al Rangers. Su compañero de equipo Aarón y el jugador del Celtic y ex-barcelonista Marc Crosas no intervinieron en el partido.

Y el partido grande del fútbol portugués tuvo mucha presencia española. Quique estaba en el banquillo del Benfica, que aguantó el chaparrón del Oporto, y logró un valioso empate a uno. Se adelantaron los locales con un gol de Lucho González de penalti y el paraguayo Cardozo empató para los lisboetas. En la recta final del partido, el defensa benfiquista Katsouranis fue expulsado pero los de Quique aguantaron el resultado y se llevaron un valioso punto. Dos apuntes, Di María, el jugador de moda, no brilló como se esperaba, buen partido de reyes y el ‘payaso’ Aimar se lesionó en el minuto 50 (otra vez). Como también salió lesionado el lateral Leo, en Lisboa comienzan a cuestionar los métodos del preparador español Pako Ayestarán.

Una última cosa, el Ajax de Van Basten y Oleguer perdió con el modesto Willem II de Tilburg… vaya debut tuvieron los hombrecillos.

PD: Juro replantearme lo de los posts así de largos, sé que son un coñazo (con perdón)

Supercopa de España. Primeras sensaciones


Es verdad que en el fondo no es más que una pachanga de verano entre dos buenos equipos, pero siempre queda muy bien eso de decir que ya ha comenzado la temporada 2008/2009 del fútbol español.

Y es que el fútbol oficial arrancó anoche en Mestalla, con dos equipos que buscaban coger la forma y que nos ofrecieron un partido muy entretenido, con alternativas y con cinco goles.

Empecemos por el local. Me gusta Emery, no sé si triunfará, porque en Valencia eso de la tranquilidad no se lleva, porque la afición ché es demasiado exigente y creo se le va a echar encima en cuanto pierda tres partidos seguidos, porque no sé si va a ser capaz de controlar los egos de ese vestuario y porque me parece que va a ser difícil que le dejen trabajar, pero de momento ha conseguido algo que parecía imposible a orillas del Turia desde que llegó Juan Soler, devolver la ilusión.

En el terreno de juego se atisbaron cosas interesantes. Aún no es el Valencia de Emery y faltan muchas cosas por pulir, pero el equipo fue agresivo desde el primer minuto, y por momentos volvió a parecerse al gran Valencia aguerrido y contragolpeador de hace algunos años. Silva y Villa volvieron a brillar como de costumbre y el asturiano celebró su continuidad con un gol.

La sorpresa agradable fue Juan Manuel Mata. El ex del Castilla ha empezado la temporada como terminó la anterior, jugando y marcando. Estuvo muy incisivo durante todo el encuentro y se movió muy bien por todos los sectores del ataque. Volvió Vicente, que aun sin estar en plena forma, marcó el gol de la victoria valencianista. También volvió Albelda, que jugó un partido muy serio y el ‘repescado’ Pablo Hernández, que aportó frescura y calidad al mediocampo.

En el lado negativo destacó Hildebrand. El partido del meta alemán fue calamitoso y volvió a errar en la mayoría de sus acciones. El Valencia necesita un portero. Dicen que ya han fichado a Renan, el titular de la selección olímpica brasileña. Es bueno, para mí, mejor que Moyá (que era la otra alternativa), pero no sé si con 23 años y sin experiencia en Europa es la contratación que necesitan los chés.

También estuvo lamentable Joaquín, que debería dejar de pedir aumentos de sueldo y ponerse a jugar, que él sabe. Y mal Baraja, falto de ritmo, perdido y poniendo de manifiesto su poco entendimiento con Albelda (quién lo diría).

Vamos con el Madrid. De nuevo Van Nistelrooy fue el mejor. Es un fuera de serie que siempre está ahí para hacer gol, anoche dos. Pero necesita un relevo de garantías, porque ni Higuaín ni Saviola podrán suplirle si se lesiona o llega agotado a final de temporada. También me gustó de la Red, que dio el pase del primer gol y mostró criterio a la hora de mover el balón; no apunta a titular, pero puede dar muy buenos minutos como reserva.

Debutó oficialmente Van der Vaart, al que le falta acoplarse al sistema de Schuster. Creo que brillará más en el Bernabéu, donde normalmente estará más suelto, pero ahí hay jugador. Y Robben brilló el tiempo que estuvo en el campo, hizo un jugadón para regalar el segundo gol y se mereció ser titular en detrimento de Robinho.

Precisamente el brasileño fue lo peor de los de Chamartín. Estuvo impreciso, apagado y apático. Si quiere irse al Chelsea y es cierto lo que se publica que ofrecen por él, pónganle un lacito y mándenlo para Londres en el primer vuelo que salga desde Barajas.

Raúl tampoco apareció. Con del Bosque y Hierro en el palco, el capitán madridista no hizo merecimientos en el terreno de juego para que el nuevo seleccionador le tenga en cuenta. Y por último Javi García, al que se le nota a disgusto como central, falto de velocidad y de colocación pero que sería un perfecto relevo para el Malí Diarra en el mediocentro defensivo, que es su posición natural.

PD: La vuelta promete ser apasionante, aunque sea una pachanga de verano.

La aventura turca de Luis y Güiza


España es un país de extremos, y no me refiero a Gento, Vicente o Joaquín, que también, sino a que los españoles no sabemos lo que es el término medio.

Hace menos de un año, pedíamos (y yo me incluyo) la cabeza de Luis Aragonés, porque la selección era un equipo desorientado. También estaba perdido el propio Luis, que tuvo aquel enganchón absurdo con el genial Jordi Évole (el follonero de Buenafuente) y toda la polémica de Raúl, que enturbió el ambiente del grupo durante la clasificación para la Eurocopa, en la que un desconocido como Healy no sacó los colores. Aragonés no era capaz de manejar un barco que navegaba a la deriva.

Desde los últimos partidos de la clasificación, las cosas cambiaron, la gente se volvió a ilusionar y con el juego desplegado en Austria y Suiza, la euforia se desató por completo y Luis Aragonés se convirtió en héroe nacional.

De hecho, la Federación, que como diría Joaquín, es un despelote, le ofreció un contrato a pesar de tener  apalabrado desde hacía meses a Vicente del Bosque y le suplicó que rechazase el contrato que le ofrecía el Fenerbahçe. Pero ahí no acaba el esperpento, porque cuando el ‘sabio de Hortaleza’ acababa de llegar a Estambul para hacerse cargo de su nuevo equipo, el Valencia de Juan Soler, de Vicente Soriano, del gestor Juan Villalonga o de no se sabe quién (vaya berenjenal tienen montado), le hizo una oferta a Luis, demostrando así la escasa confianza que los efímeros nuevos dirigentes (que ya no lo son) del Valencia, tenían en Unai Emery, técnico revelación de la pasada campaña, que el equipo ché acaba de contratar. En fin, en el camarote de los Hermanos Marx había más organización.

Pero volvamos a Luis. Se ha llevado de la mano a Dani Güiza, que fue pichichi el año pasado e hizo una fenomenal temporada. El jerezano, aunque suene a coña, está mucho más centrado desde que tiene una relación con Nuria Bermúdez. ¡País este!. Pero en mi opinión, a pesar de la desorbitada oferta económica, creo que tanto Dani como Aragonés se han equivocado.

El míster tiene un carácter muy particular, y no sé si en Estambul van a entender su forma de ser, cuando se encare con alguna estrella turca y le diga aquello de “míreme usted a los ojitos” o eso otro de “usted es mejor que el negro ese de mierda” o llegue a la sala de prensa y empiece a hablar de sus amigos sexadores de pollos, de los pelos de las gambas y de su culo pelao de entrenar.

Güiza por su parte, es un tipo bastante apegado a su familia que estará lejos, y va a tener la gran barrera del idioma, debido a que, obviamente no habla turco, pero tampoco inglés. Por si fuera poco, con el actual Primer Ministro Reçep Tayyip Erdogan, Turquía está sufriendo un proceso de progresiva islamización, por lo que Güiza tendrá que adaptarse también a una cultura desconocida para él.

PD: Personalmente les deseo lo mejor, pero el tiempo dirá si estoy en lo cierto, o si, como de costumbre, me vuelvo a equivocar