Archivo de la etiqueta: Turquía

La aventura turca de Luis y Güiza


España es un país de extremos, y no me refiero a Gento, Vicente o Joaquín, que también, sino a que los españoles no sabemos lo que es el término medio.

Hace menos de un año, pedíamos (y yo me incluyo) la cabeza de Luis Aragonés, porque la selección era un equipo desorientado. También estaba perdido el propio Luis, que tuvo aquel enganchón absurdo con el genial Jordi Évole (el follonero de Buenafuente) y toda la polémica de Raúl, que enturbió el ambiente del grupo durante la clasificación para la Eurocopa, en la que un desconocido como Healy no sacó los colores. Aragonés no era capaz de manejar un barco que navegaba a la deriva.

Desde los últimos partidos de la clasificación, las cosas cambiaron, la gente se volvió a ilusionar y con el juego desplegado en Austria y Suiza, la euforia se desató por completo y Luis Aragonés se convirtió en héroe nacional.

De hecho, la Federación, que como diría Joaquín, es un despelote, le ofreció un contrato a pesar de tener  apalabrado desde hacía meses a Vicente del Bosque y le suplicó que rechazase el contrato que le ofrecía el Fenerbahçe. Pero ahí no acaba el esperpento, porque cuando el ‘sabio de Hortaleza’ acababa de llegar a Estambul para hacerse cargo de su nuevo equipo, el Valencia de Juan Soler, de Vicente Soriano, del gestor Juan Villalonga o de no se sabe quién (vaya berenjenal tienen montado), le hizo una oferta a Luis, demostrando así la escasa confianza que los efímeros nuevos dirigentes (que ya no lo son) del Valencia, tenían en Unai Emery, técnico revelación de la pasada campaña, que el equipo ché acaba de contratar. En fin, en el camarote de los Hermanos Marx había más organización.

Pero volvamos a Luis. Se ha llevado de la mano a Dani Güiza, que fue pichichi el año pasado e hizo una fenomenal temporada. El jerezano, aunque suene a coña, está mucho más centrado desde que tiene una relación con Nuria Bermúdez. ¡País este!. Pero en mi opinión, a pesar de la desorbitada oferta económica, creo que tanto Dani como Aragonés se han equivocado.

El míster tiene un carácter muy particular, y no sé si en Estambul van a entender su forma de ser, cuando se encare con alguna estrella turca y le diga aquello de “míreme usted a los ojitos” o eso otro de “usted es mejor que el negro ese de mierda” o llegue a la sala de prensa y empiece a hablar de sus amigos sexadores de pollos, de los pelos de las gambas y de su culo pelao de entrenar.

Güiza por su parte, es un tipo bastante apegado a su familia que estará lejos, y va a tener la gran barrera del idioma, debido a que, obviamente no habla turco, pero tampoco inglés. Por si fuera poco, con el actual Primer Ministro Reçep Tayyip Erdogan, Turquía está sufriendo un proceso de progresiva islamización, por lo que Güiza tendrá que adaptarse también a una cultura desconocida para él.

PD: Personalmente les deseo lo mejor, pero el tiempo dirá si estoy en lo cierto, o si, como de costumbre, me vuelvo a equivocar

Anuncios

La Euro 2008, una sorpresa agradable


A pesar de los exámenes, me ha dado tiempo a ver todos los partidos de la que dicen ha sido la mejor Eurocopa de toda la historia. Yo no lo sé, porque solamente recuerdo algo de la del 96′, la del 2000 y la de Portugal.

De las que yo he visto, sí ha sido la mejor. No sólo por la alegría del título español, sino porque ha triunfado el fútbol. Después de la victoria de Grecia en Junio de 2004, y del ‘decepcionante’ mundial de Alemania hace dos años, el fútbol de selecciones iba cuesta abajo, sin embargo, con este torneo ha renacido con muchísma fuerza.

Me encantó Portugal en el primer partido, con Pepe en plan estelar, con Moutinho sobresaliente, y sobre todo con un Deco sobrenatural, que se erigió en el general del medio campo, pero nuestros vecinos se fueron apagando poco a poco hasta sucumbir frente a los alemanes en cuartos de final.

Me decepcionaron los suizos, en los que solo dejó algún detalle el mediocampista Inler, y sobre todo Francia, que no ha sido capaz de asimilar el cambio generacional, y sigue confiando ciegamente en un Henry que no es ni la sombra de lo que fue en el Arsenal. Hace unos días se ha confirmado que Domenech va a seguir hasta el Mundial 2010, yo creo que el cargo le ha sobrepasado y que desde que asumió esta responsabilidad, el fútbol de les bleus ha caído muchos enteros.

Italia me pareció una selección desaprovechada. Donadoni no se ha hecho con el grupo, y ha sacrificado el talento en favor del trabajo en la línea medular. Personalmente pienso que un mediocampista destructor como Gattuso da equilibrio al equipo, pero solamente uno. La entrada de Ambrosini en el equipo era innecesaria y otras alternativas como De Rossi, Aquilani o Camoranesi hubiesen sido mucho más interesantes. Arriba me gustó mucho Di Natale, eléctrico, vertical y móvil, y Toni, a pesar de no haber marcado, me dejó una grata impresión. Es cierto que es muy tosco y fuera del área es casi un estorbo para su propio equipo, pero lucha todos los balones y da una sensación de peligro consatnte cuando llega al área rival.

Me gustaron los croatas, que fueron creciendo a medida que avanzaba el campeonato, con un gran Modric como director de orquesta, con Srna llegando y con Rakitic y Kranjcar aportando clase. Además, su pareja de centrales, que era a priori una de las más flojas del campeonato, estuvo a un nivel notable y sólo fueron eliminados en los penaltis de cuartos de final en la lotería de los penaltis.

Sobresaliente ha sido la actuación de los rusos y los turcos. Los ex-soviéticos se sobrepusieron a la baja de Arshavin en los dos primeros partidos y a la de Pogrebnyak que se lesionó antes de comenzar la Euro e hicieron un fantástico torneo. El gran público ha descubierto a Pavlyuchenko, Zyryanov o Zhirkov; y Arshavin ha explotado definitivamente como un jugador de primer nivel, lástima que tenga ya 27 años.

Lo de los turcos es un milagro. La mayoría de sus jugadores juegan en la liga turca, y nos pueden sonar los del Fenerbahçe porque eliminaron al Sevilla de la Champions, y sobre todo Nihat Kahveçi, que ha estado a un gran nivel este año con el Villarreal. Ojo con Arda Turan, que es un mediapunta joven muy interesante que se puede desenvolver por el centro y por los dos costados. Los hombres de Fatih Terim han demostrado que sin ninguna estrella rutilante pero con mucho corazón, se puede llegar a estar entre los mejores equipos del continente.

Alemania fue fiel a casi todos los tópicos que le han perseguido durante toda la historia. Mucha fuerza en el medio del campo y poca creatividad, salvando algunos detalles de Ballack. Borowski que debería poner algo de claridad, estuvo practicamente inédito. Centrales altos y corpulentos, con dificultad para sacar el balón jugado desde atrás y mucho peligro en las jugadas a balón parado. Con estas armas y un fantástico partido en los cuartos de final ante Portugal, los teutones se plantaron en la final, pero la tónica general del juego alemán fue como su clima y como su carácter, gris.

Y luego está España, que dejando a un lado el patrioterismo barato, creo que ha sido superior a todas las selecciones.

Os dejo una de las canciones oficiales de la Eurocopa, de Shaggy que es un crack

PD: Os extrañará que publique hoy un análisis de la Eurocopa, pero como soy un desastre, se me olvidó publicar la entrada en su día, y ahora me la he encontrado por ahí.

Amarga despedida


Una lástima la eliminación de Croacia anoche en Viena. Porque el fútbol es muy cruel a veces y ayer lo fue con el combinado de Slaven Bilic.

Fue un partido aburrido, lleno de nervios e imprecisiones que sólo se pueden justificar si tenemos en cuenta que ni croatas ni turcos están demasiado acostumbrados a poder plantarse en unas semifinales de una gran competición continental.

Por los otomanos Nihat estuvo, como siempre, muy voluntarioso, y por los croatas Corluka mostró un enorme despliegue físico, sin embargo, nadie brilló en exceso sobre el verde del Ernst Happel. Quizá por eso quedó algo deslucido el esperado duelo de números ’14’ Modric y Arda Turan. Estos dos jugadores han sido dos de los mejores  jóvenes del campeonato. Modric, reciente fichaje estrella del Tottenham de Juande, es la brújula de la selección balcánica y Turan, que ya es la estrella del Galatasaray, es la más firme promesa realidad del fútbol turco.

Con el empate a cero inicial, se llegó al final de los 90 minutos, y la prórroga llevaba el mismo camino hasta que a falta de un sólo minuto para el final, el delantero del Werder Bremen Ivan Klasnic empujó a la red un preciso centro de Modric después de que el portero turco Rüstü hiciese una salida a destiempo. La alegría estallaba en todo el país y en los 32.000 croatas que estaban en el estadio.

Pero el partido no había terminado, y cuando pasaban casi dos minutos de descuento de la segunda parte de la prórroga, el delantero del Fenerbahçe Semih Senturk se convirtió en héroe nacional cuando recogió un rechace en la frontal del área y disparó un misil a le escuadra de la portería de Pletikosa. Era el 1-1 y los turcos habían obrado el milagro.

A partir de ahí llegaron los penaltis, un auténtico drama. Los croatas, totalmente desmoralizados fallaron tres de los cuatro lanzamientos, entre ellos el de Modric, que hizo bueno el tópico de que las estrellas siempre fallan los penaltis en las citas decisivas. Los turcos, metieron tres penas máximas y Rüstü enmendó su error en el gol croata y paró el penalti decisivo. Turquía es semifinalista y se las verán con Alemania.

Esta generación croata que ayer cayó de forma tan dramática, tiene trazas para hacer algo grande y han demostrado que lo de dejar fuera de la Euro a los todopoderosos ingleses no fue ninguna casualidad.

La mayoría de sus titulares son jovenes, Modric va camino de convertirse en figura mundial, Olic y Klasnic son delanteros que aportan trabajo y bastante gol, Pranjic y Corluka son laterales muy completos y Rakitic y Kranjcar ponen la calidad en el mediocampo. Además, para la próxima gran cita estará recuperada la otra gran estrella croata, el delantero del Arsenal Eduardo da Silva así que habrá que tenerles muy en cuenta.

PD: Y en media hora Holanda-Rusia ¡Qué grande es el fútbol!