Archivo de la categoría: Fútbol Alemán

Los sustitutos de Diego


Con este título, y viendo de lo que trataba el post anterior escrito hace más de un mes, (lo sé soy un puto desastre) este artículo bien podría tratar sobre quién será el relevo de Maradona en el banquillo de la albiceleste si es que al final se acaba yendo, pero nada más lejos de la realidad.

Siempre me ha gustado mucho el fútbol alemán y nunca he sabido demasiado bien el porqué. Podría ser por su vocación ofensiva, por su solidez o porque siempre surgen jóvenes interesantísmos. El caso es que este año, con una liga española que va a ser cosa de dos (me acabaré tragando mis palabras, pero a pesar de la exhibición del Sevilla frente al Madrid el pasado domingo, creo que no tiene plantilla para aguantar en las tres competiciones), una Premier League muy reñida pero también muy devaluada y un Calcio donde lo más divertido va a estar en la pelea por la Champions, he decidido seguir la Bundesliga un poco más de cerca.

Me llama muchísimo la atención la gran cantidad de jugadores brasileños que militan o han militado en ella, y lo bien que se suelen adaptar a un país tan distinto al suyo como es Alemania. Así, a bote pronto, me salen Lúcio, Zé Roberto, Naldo, Juan, Grafite, Aílton (que según wikipedia milita ahora en el Chongqing Lifan chino), Elber y nuestro protagonista indirecto de hoy, Diego Ribas da Cunha.

diego juventusDiego es un jugador sobrenatural, es un mediapunta que lo tiene absolutamente todo. Calidad, visión, golpeo de balón, elegancia, y además de todo esto, capacidad de liderazgo. Por eso ha sido el faro del Werder Bremen desde su llegada en 2006. Era quien se echaba el equipo a la espalda, y de su mano llegaron todos los éxitos recientes del club de Bremen. Pero este verano la Juventus ha llegado con cerca de 27 millones de euros, y Diego Ribas es ahora el cerebro de los de Turín. En estos primeros partidos ya ha demostrado su calidad, y es pieza clave para su técnico Ferrara.

Sin Diego, el Werder Bremen se ha quedado huérfano. Y tomar la responsabilidad de aceptar su rol es enorme. Por eso el Bremen ha recurrido al tópico ‘la unión hace la fuerza’. Os explico:

Por posición natural, quien debería ser el relevo del brasileño es Mesut Özil, un joven de 20 años y de ascendencia turca,  que vino del Schalke 04 en 2008. Un proyecto de crack, con una calidad descomunal, con características parecidas a las del propio Diego; que ya ha sido internacional absoluto con Alemania y que a pesar de su corta edad, ha jugado más de 70 partidos en la Bundesliga. El problema: la final de la UEFA del año pasado. Diego había llevado a los suyos a la final, pero se perdía el partido por sanción. La responsabilidad de sustituirle recaía en Özil y todos los focos le apuntaban. No pudo. Estuvo desaparecido y el Werder cayó ante los ucranianos del Shakhtar.

FBL-WORLD-CUP-2010-LIE-GERPara ayudar a Özil, los de Bremen han tirado de talonario para traerse a la gran esperanza del fútbol alemán. 8,5 millones de euros han llevado a Marko Marin de Mönchengladbach, hasta las orillas del río Wesser. Marin es un extremo eléctrico, fantástico, endiablado, desequilibrante, con esa chispa que sólo los genios poseen. Su repertorio de regates es enorme y además es un maravilloso asistente. Fue el líder del Mönchengladbach, y de la selección sub 21 y ya es un fijo de la selección absoluta. Por si fuera poco, a pesar de sus 20 años y su escaso 1’70 de estatura no ha tenido reparo en heredar el ’10’ de Diego Ribas, con todo lo que ello conlleva.

El tercer jugador del que quiero hablaros es Claudio Pizarro. Puesto que es un delantero nato, no puede ser sustituto natural de un mediapunta. Sin embargo, Pizarro juega en este Werder Bremen un papel fundamental, el de líder ‘emocional’ del equipo. El ex del Chelsea ha vuelto esta temporada a la que fue su primera casa en Alemania, donde se encuentra realmente a gusto, feliz, donde vuelve a ser titular después de un año para olvidar en Londres, donde se vuelve a sentir importante y vuelve a rendir a su mejor nivel.

Este trío, más la aportación de gente como Naldo, Mertesacker, Frings o Hunt tienen la difícil misión de hacer olvidar a uno de los mejores jugadores del mundo. De momento, van cuartos en la Bundesliga y líderes en su grupo de la Europa League. Veremos si son capaces de lograrlo.

PD: El otro día vi la película ‘The Damned United’. Es una producción de la BBC, (los ingleses, cuando se ponen, hacen muy buenas cosas) que narra una parte de la vida del mítico entrenador inglés Brian Clough, que ganó dos Copas de Europa con el Nottingham Forest en la década de los 70. Disfruté con cada momento, porque destila olor a fútbol desde las imágenes iniciales hasta los créditos del final. Esencia del fútbol británico de antaño. De fútbol de siempre. De fútbol de verdad.

Aquí os dejo el link de la película, para verla con subtítulos en español, para aquell@s que como yo, dominéis más bien poquito la lengua de Shakespeare.

Anuncios

Espectáculo Werder Bremen


Llevo tiempo sin escribir y esta semana ha habido jornada el miércoles y el jueves en la Liga y en la Serie A del Calcio. Aquí vimos la goleada del Madrid ante el Sporting de Gijón (7-1), la victoria del Barcelona ante el Betis. El triunfo del Valencia que le dio el liderato y el buen juego de un Villarreal que me ha enamorado.

En Italia tropezó la Juve en casa ante el Catania (1-1), el Milan sufrió para ganar a la Reggina, con Ronaldinho de suplente y con Borriello arriba y Shevchenko en el banco. El Inter ya es líder tras ganar al Lecce  y la Roma de Spalletti volvió a perder.

Pero me gustaría hablaros de fútbol alemán, y más concretamente del Werder Bremen. ¡¡¡Qué divertido es este equipo!!! y cómo mola verlo jugar. No sé si será por los colores verdiblancos pero siempre me ha caído bien, y si tenéis la oportunidad de ver alguno de sus partidos, supongo que vosotros también le cogeréis cierto aprecio.

Y es que los partidos del Bremen son una locura. Su entrenador Thomas Schaaf es uno de los más ofensivos del planeta fútbol y el 4-3-3 es una de sus señas de identidad. En el campo están dirigidos magistralmente por el brasileño Diego acompañado por otro mediapunta que va para estrella, Mesut Özil y a pesar de haber perdido a Borowski, que fue una de sus estrellas el año pasado y a Klasnic, se han reforzado con Pizarro que viene cedido del Chelsea.

Diego, Pizarro, Özil, Hunt, Rosenberg, Sanogo, Hugo Almeida… estos nombres tienen una palabra que les une, GOL y eso es lo que hay en los partidos del Werder, pero si además le sumas que sus defensas no son nada del otro mundo, el espectáculo está asegurado.

La pasada semana le ganaron al Bayern Munich por 2-5 en el Allianz Arena dando una exhibición de fútbol ofensivo. Llegaron a humillar a los de Klinsmann con un 5-0 en poco más de una hora de partido, pero los bávaros maquillaron con un doblete de Borowski, pero esta tarde se han vuelto a superar.

El Werder Bremen ha jugado a las 15:30 frente a la revelación de la Bundesliga, el recién ascendido Hoffenheim. Los de Schaaf han salido con Frings de pivote defensivo, Diego y Özil en la media punta y Hunt, Rosenberg y Pizarro arriba.

En el minuto 8′ ya ganaban 1-0 con gol del internacional sub-21 alemán de origen turco Özil, pero en el 15′ empataba Ba. Sólo un minuto después, en el 16′ anotaba Pizarro, en el 21′ llegaba el 3-1 de Diego y  a la media hora, Hunt hacía el 4-1.

Tras el vendaval de los de Bremen, llegó la relajación y comenzó la remontada del Hoffenheim. Antes del descanso Salihovic acortaba distancias haciendo el 4-2 y al cuarto de hora de la segunda mitad, Mertesacker cometió un penalti que le costó la expulsión, y que además transformó Ibisevic poniendo el 4-3 en el marcador. Poco después, en el minuto 71′ Comper completaba la espectacular remontada y empataba el encuentro a cuatro.

Pero quedaban 20 minutos y ni mucho menos había terminado el encuentro, porque el Werder Bremen es un equipo especial. Cualquier conjunto del mundo al que le acabasen de remontar una diferencia de tres goles y estuviese con diez hombres por la expulsión de un central, se metería atrás a defender el punto. Pero el Werder no. En vez de defender con uñas y dientes, se han dedicado a atacar, y las órdenes de Schaaf han tenido su recompensa.

En el minuto 82′ una gran jugada por la izquierda que comenzó Özil la culminó el propio mediapunta con un fantástico gol. Era el 5-4 y llegaba la locura. Lo han conseguido y el ataque ha vuelto a triunfar. Una lección de fútbol deliciosa para el espectador.

A ver si aprenden algunos…

PD: Ahora el Madrid-Betis y mañana el debi milanista, chulo ¿verdad?

Alemania y sus porteros


Después de unos días sin escribir por problemas con la conexión de internet, vuelvo con fuerzas renovadas para hablaros de Alemania, y más concretamente de sus porteros.

El país teutón históricamente ha sido cuna de grandísimos guardametas. Desde Turek, que fue el titular en la final del Mundial de 1960 hasta Kahn, que a pesar de sus excentricidades y su baja forma de los últimos años, ha sido uno de los mejores porteros del continente, pasando por Sepp Maier (campeón de Europa en 1972 y del Mundo en 1974) o Harald ‘Toni’ Schumacher (que ganó la Eurocopa en 1980 y brilló en el Mundial 1986, aunque pasará a la historia por la brutal agresión a a Battiston en el Mundial de España 82′).

A principios y mediados de los 90′ llegó la época dorada de los cancerberos alemanes. Los Illgner, Klos, Köpke, Rost o Reinke eran los reyes de Europa, y acumulaban títulos y premios por doquier.

Pero este reinado terminó y desde hace cerca de dos años, las dudas se ciernen sobre la meta germana. Con la retirada de Kahn, la portería alemana se ha quedado huérfana, y eso que el rendimiento de ‘Genghis Kahn’ ha sido muy bajo durante las últimas temporadas.

Su relevo natural era Jens Lehmann, que fue el meta titular (precisamente por delante de Kahn) en el Mundial 2006, en el que los germanos fueron anfitriones. Pero la gran inseguridad que transmitía a sus defensas, una serie de actuaciones realmente malas en partidos importantes y una inoportuna lesión, acabaron relegándole al banquillo en su club, el Arsenal, en favor de Manuel Almunia, con el que Lehmann tiene una malísima relación. A pesar de ser titular en la Euro 2008, en la que Alemania fue finalista, el buen rendimiento de Almunia, ha obligado a Lehmann a marcharse al Stuttgart este verano para disfrutar de minutos.

Precisamente en el Stuttgart fue donde destacó el portero que estaba destinado a ocupar la meta alemana si Lehmann fallaba, ese hombre era Timo Hildebrand. El ahora portero del Valencia, fue una de las estrellas de aquel Stuttgart que, dirigido por Felix Magath, alcanzó el subcampeonato de la Bundesliga en 2003 y fue campeón en 2007. Batió el récord de imbatibilidad de la Bundesliga y tenía hechuras de crack, pero fue llegar a Valencia y desmoronarse. Alternó titularidad con Cañizares hasta la llegada de Koeman, que le dio su total confianza. Hildebrand se contagió del espíritu apático y de la locura institucional de los chés y sus cantadas eran cada vez más frecuentes. No sólo no ganaba puntos, sino que los perdía. Esta temporada, Emery le dio la titularidad en la Supercopa de España, pero el alemán volvió a fallar y además hizo gala de una gran falta de compromiso. Esto le supuso quedarse fuera de la convocatoria en el primer partido de Liga.

Las grandes esperanzas de futuro de los alemanes para su portería son Manuel Neuer y René Adler. Neuer tiene 22 años, y ha crecido al lado del veterano Rost. Su físico imponente y sus enormes reflejos le hicieron ser titular en el Schalke 04 desde mediados de 2006, en 2007 se hizo con el galardón de mejor portero de la Bundesliga y el pasado año su equipo llegó a cuartos de final de la Champions League gracias a que paró dos penaltis frente al Oporto en octavos de final. Sin embargo, su irregularidad ha hecho que el seleccionador Joachim Löw no confíe del todo en él.

Adler, de 23 años, fue el tercer portero de Alemania en la pasada Eurocopa, pero no jugó un sólo minuto. El meta del Bayer Leverkusen fue nombrado mejor portero de la Bundesliga la temporada 2007-2008 y realizó fantásticos partidos. Sin embargo, también peca de irregular por lo que no goza de la total confianza del seleccionador nacional.

Total, que nos encontramos con que el titular del partido de Alemania anoche frente a Liechtenstein fue ¡¡¡Robert Enke!!!. No sé si os acordaréis de él, pero fue un portero que fichó el Barcelona de Van Gaal en 2002 y que sólo jugó 20 minutos en liga, siendo suplente de otro ‘crack’ Roberto Bonano. Además, el pobre tuvo la desgracia de ser titular en Copa del Rey cuando el Barça fue vergonzosamente eliminado por el Novelda.

Luego se marchó cedido al Fenerbahçe turco y al Tenerife la temporada siguiente, donde sus actuaciones volvieron a ser contadas y no muy afortunadas. En 2004 llegó al Hannover 96, un equipo de ‘medio pelo’ alemán donde ha sido titular asiduamente. Aunque no ha destacado demasiado, e incluso ha tenido algunos fallos graves, Löw ha confiado en él y le ha dado la titularidad.

Siempre se ha dicho que “En el país de los ciegos, el tuerto es el rey” y al fin y al cabo, el mundo del fútbol está tan loco, que a veces tiene estas cosas.

PD: Creo que Robinho no va a truinfar en el Manchester City

Vuelve ‘la elástica’ y vuelve el fútbol


Después de mis minivacaciones por Praga y Viena (ciudades que recomiendo visitar) vuelvo con energías renovadas y con mucha hambre de fútbol. Gracias a los Juegos Olímpicos y a la previa de la Champions, no se echa tanto de menos el balompié como otros veranos, pero todos los aficionados estábamos deseando que volviese el fútbol de alta competición.

Y ya lo ha hecho. El pasado fin de semana se abrió el telón en Francia con una Ligue 1 más abierta que otros años. El Lyon, campeón de las últimas siete ediciones, se ha reforzado con gente joven, como el portero Lloris al que también quería el Milan, pero sobre todo con la experiencia que le aportarán Makoun, Mensah o Piquionne y además ha conseguido retener (de momento) a Benzema. Pero ha perdido a jugadores clave o que al menos estaban llamados a serlo. El portero y capitán Coupet ha llegado al Manzanares y Squilacci reforzará al Sevilla de Jiménez. Además, el talentoso Ben Arfa ha dejado el club lyones para recalar en el Olympique de Marsella, donde será el relevo de Nasri, que se ha marchado al Arsenal. A pesar de todo, el Lyon comenzó arrasando al Tolouse 3-0.

Las alternativas al Lyon deberían ser, además del Marsella, el Girondins y el PSG. Los de Burdeos le han ganado la Supercopa a los de Gérland, y cuentan con gente muy interesante arriba como Chamakh, Gouffran, Gourcuff, un renacido Cavenaghi y los jovencísimos Saivet y Obertan. Los de la capital, por su parte, han fichado a Makelele, Giuly y el joven del Liverpool David N’Gog.

Por otro lado, ayer empezó la Bundesliga con un interesante Bayern de Munich-Hamburgo. Los pupilos que ahora dirige Jurgen Klinsmann, apenas han renovado su plantilla, echaron mucho de menos a jugadores clave que eran baja por lesión, como Toni o Demichelis y dejaron escapar una cómoda ventaja de 2-0 para que el Hamburgo lograse empatar gracias a un cabezazo de Guerrero y un penalti que transformó Trochowski.

Por último, acaba de empezar la Premier League y aunque el mejor análisis lo podéis encontrar en el blog de Jorge, Welcome to the Football, si os digo que el Arsenal ha empezado ganando al West Brom y que Nasri ya ha hecho de las suyas marcando el gol de los gunners. Aunque no haya habido fichajes de relumbrón, la liga inglesa va a ser apasionante. Veremos si el Tottenham es capaz de convertirse en la alternativa a los cuatro grandes. De la mano de Modric y Bentley, y dirigidos por Juande, pueden hacer grandes cosas.

También tengo ganas de ver al resucitado Chelsea de Scolari, con Deco y Lampard haciendo pareja en el mediocampo. El Liverpool ha vendido a Crouch y se ha reforzado con Robbie Keane y los de Rafa Benítez deberán superar en esta temporada su asignatura pendiente, la regularidad en la Premier. El Manchester United deberá sobreponerse a la baja por lesión de Cristiano, y a su falta de motivación pero tiene un equipo más que capacitado para repetir los triunfos de año pasado.

Y por último el Arsenal de Wenger, que sin Flamini que se salió el año pasado, ni Gilberto Silva, le dará los galones de acompañante de Cesc al brasileño Denilson ¿podrá aguantar la presión?. Yo pienso que sí y de momento, ha empezado dando una asistencia.

PD: Usain Bolt es sobrenatural