Archivo de la etiqueta: diarra

Reflexiones tras el clásico. ¿Y ahora qué?


Han pasado cerca de 48 horas desde el final del partido y creo que sigo sin creerme lo que pasó antes de anoche en el Camp Nou. De hecho, he tenido que bajarme el partido (verás como lean esto los de la SGAE) para verlo con un poco más de calma.

Estaréis conmigo en que ni el más optimista de los culés ni el más pesimista de los merengues esperaba un resultado así. Porque un 5-0 es histórico, en el más amplio sentido de la palabra. Quizás, con la memoria reciente del 2-6 no lo pongamos en la perspectiva adecuada, pero yo, que por edad tengo vagos recuerdos de los 5-0 de los años 90, he visto cómo aquellos aficionados algo mayores que yo siguen teniendo esas imágenes frescas en sus retinas, como supongo que nos pasará a los de mi edad dentro de unos años. Sigue leyendo

Anuncios

El Contraclásico. La resaca del Barcelona – Real Madrid


La primera sensación que tengo en el día después del clásico es de que vi otro partido diferente al que vio el resto del mundo. Y es que de todo lo que he escuchado, leído o visto en referencia al encuentro de ayer en el Camp Nou, creo que estoy en desacuerdo con todo o casi todo. ¿Será que me estoy volviendo más loco de lo que ya estaba?. Probablemente. De todas formas, dejad que me explique.

He leído que fue un partidazo, vibrante y eléctrico, que fue uno de los mejores clásicos de la historia, que los dos equipos lucharon de poder a poder utilizando sus mejores armas. Que fue el mejor Madrid de toda la temporada, que la banda izquierda de los blancos estuvo a un gran nivel desactivando a Messi. También he escuchado que los de Pellegrini salen muy reforzados, a pesar de la derrota, y que su planteamiento inicial fue fantástico y que maniató al Barça, hasta que a su equipo le falló la condición física.
Incluso mi amigo Devo, referencia en esto de los blogs de fútbol internacional, destaca un partido supremo de Kaka’, que dirigió, manejó y asistió a sus compañeros.

Bueno, pues a mí el partido me pareció bastante denso, y aburrido, al menos en la primera parte. Apenas hubo ocasiones, exceptuando la de Cristiano, tras un slalom de Kaka’, que sacó Valdés con el pie y algunos disparos lejanos de ambos equipos. Es cierto que en la segunda mitad, cuando el partido se rompió, hubo más ocasiones y quizá algo más de juego y llegó el gol, pero fue un partido más tenso que espectacular.

El Real Madrid

Los que me conocéis, o habéis leído algo de este blog, sabéis que soy defensor de Pellegrini, pero ayer no me gustaron nada sus decisiones desde el banquillo. Ni siquiera el tan alabado esquema inicial, con Kaka’ de mediapunta, Marcelo de interior e Higuaín en punta, buscando el contragolpe. No ya porque sea un plateamiento de equipo pequeño (que lo es), sino porque renunció al centro de campo, y además utilizó a Higuaín como única referencia arriba. El argentino tiene muchas virtudes, pero sigue necesitando millones de ocasiones para hacer un gol, y lo que termina decidiendo los partidos como el de ayer, es precisamente aprovechar las ocasiones de las que se dispone.

Luego vinieron los cambios, que me desconcertaron aún más. El de Cristiano por Benzema es entendible, si así lo habían aconsejado los médicos, pero el de Arbeloa por Raúl suena a cambio ‘políticamente correcto’, y eso es muy malo. Primero, porque si a estas alturas la solución ofensiva del Real Madrid es Raúl, mal va este Madrid, y después porque Undiano acababa de expulsar a Sergio Busquets, los blancos estaban con un hombre más y en vez de sustituir a un Marcelo que estuvo lamentable y tratar de controlar el mediocampo con Granero y así liberar más a Kaka’, Pellegrini decidió tirar del capitán. Gran error.

Otra cosa que me preocupa de los análisis que se han hecho a posteriori es que la mayoría de los aficionados madridistas están contentos con el partido de ayer a pesar de salir derrotado frente a su gran rival y perder el liderato. Titulares como ‘sabor a victoria’ o ‘ estuvo ahí’ demuestran un complejo de inferioridad, por mucho que el precedente cercano sea el 2-6 del año pasado.

Y para acabar con el Madrid, un nombre propio: Pepe. Al corte, probablemente sea uno de los mejores centrales del mundo. Es rápido y fuerte físicamente, además de buen cabeceador, pero tiene dos problemas enormes que ayer quedaron evidenciados. El primero es que hace muchísimas faltas innecesarias y muy peligrosas para su equipo, y el segundo más importante, que no sabe tirar el fuera de juego. Si os fijáis, siempre es él el que se queda enganchado y eso, en el Madrid, puede costar muy caro.

El Barcelona

Tampoco me gustó el equipo de Guardiola. Estuvo más espeso de lo habitual en el centro del campo, en el que sólo Xavi sobresalió. El posicionamiento inicial no fue lógico, y hasta que no se ajustó con los cambios, el Barça no empezó a carburar. En la primera parte, Henry debería haber sido la referecia en el centro y no Messi, que anduvo perdido en el centro, porque cuando el argentino juega de punta nato, pierde su capacidad de desborde, que es una de sus mayores virtudes.

De hecho, si en el excelso Barcelona, el Barcelona del toque y de la magia, los mejores jugadores del partido son Piqué y sobre todo Puyol, estaréis conmigo en que algo falla. Eso sí, los dos centrales estuvieron imperiales. Puyol hizo un partido memorable, uno de los mejores que le recuerdo. Paró casi más balones que Víctor Valdés y estuvo impecable en el corte y en la marca. Rápido e intelegente en la colocación, demostrando que cuando está al 100% físicamente, es uno de los mejores del mundo. Piqué, a pesar del penalti a Cristiano (que para mí no fue) volvió a hacer un partidazo. Frenó los ataques del Madrid y se incorporó con solvencia al ataque. Ferguson debe estar tirándose de los pelos.

Pero dejemos a Ferguson y volvamos al Barça. Hasta que no salió Ibrahimovic, el partido tenía pinta de empate claro. El sueco es de esos jugadores que de verdad marcan la diferencia, pero ayer su cambio tuvo una trascendencia especial, además de por el gol, porque ordenó al equipo. Messi dejó de deambular por el centro para arrancar desde la banda e Ibra se convirtió en la referencia clara en la punta de ataque, incordiando a los centrales como sólo un tipo de su envergadura puede hacer. Y si a eso le sumas que un balón que cualquier mortal hubiese controlado a duras penas, Ibrahimovic lo convirtió en una volea magistral, pues poco más hay que añadir.

PD: Me acabo de enterar que Benzema ha salido ileso de un accidente de tráfico. El coche era un Audi Q7 y parece que va a quedar siniestro total, así que la piña ha debido ser gorda.

Si os parece, para acabar, vamos a jugar a las adivinanzas. Un delantero, joven, francés, con mucha calidad, que llega al Madrid con muchas expectativas, que no acaba de adaptarse porque tiene un entorno muy chungo, acaba siendo suplente y se termina convirtiendo en un bluff. ¿No os recuerda a alguien?

Lassana Diarra, otra pieza en el rompecabezas táctico blanco


[Por Anuar Marrero]

Leo los periódicos y anuncian en portada que el último fichaje del Real Madrid, Lassana Diarra. Y me surgen algunas dudas que intentaré compartir con ustedes.

En primer lugar analicemos el fichaje. En la desastrosa planificación de la plantilla es cierto que una de las posiciones que estaban bien cubiertas era la de mediocentro defensivo. Diarra, Gago, De la Red e incluso Javi García parecían munición suficiente para encarar la temporada con garantías. Pero es muy mala suerte perder a dos jugadores de la misma posición para toda la temporada. Así, el Madrid se ha visto obligado a buscar un medio defensivo. Y de lo que hay en el mercado a mediados de diciembre Lassana es de lo más aceptable. A mi no me gustan este tipo de jugadores, que parecen haberse vueltos indispensables en el fútbol moderno. El mediocentro del Madrid debería ser De Rossi o Xabi Alonso. Pero es evidente que no son fichables en invierno.

lassana_diarra_280x_489507aLassana Diarra es un medio defensivo físico típico africano (aunque es francés de todo derecho me refiero al físico). Mucho físico, dudosa capacidad táctica, y escasa influencia ofensiva. Pero hay que reconocer que no es un mal jugador. Es muy joven (23 años), tiene mucha progresión, su conducción de balón es aceptable, tiene cierta capacidad para la organización y el apoyo en corto y además puede jugar la Champions. El problema es que Diarra jugaba hasta ahora en el Portsmouth. Para quien no siga la liga inglesa he de decir que este equipo del sur de Inglaterra es una de los más ingleses en el sentido clásico de la palabra. Fútbol directo mal entendido, es decir sin elaboración. Juegan con Crouch arriba y el balón casi no pasa por el centro del campo. Así, Diarra se dedicaba a tareas de intendencia exento de responsabilidad en la parte creativa. Me crea dudas su rendimiento en un equipo con mucha posesión.

Pero una vez analizado el fichaje me gustaría incidir en el intrincado caos técnico que presenta el Madrid en estos momentos. Es evidente que en el Real Madrid la línea de cuatro atrás es intocable, así como los dos delanteros arriba (Raúl y otro más). La intención es fichar a un hombre de banda para cumplimentar a Robben. Cubiertas las bandas ya sólo nos quedan dos posiciones. Dos posiciones en el medio del campo para 8 jugadores (Los dos Diarra, Guti, Sneijder, Van der Vart, De la Red, Gago y Javi García). Increíble pero cierto. Pero el problema es más complejo. En este Madrid y en prácticamente cualquier equipo del mundo, Sneijder debe ser titular. Es un jugador superlativo, dinámico, trabajador, con calidad y gol. Guti es el jugador de la plantilla con más fútbol y el equipo le necesita. Pero Sneijder y Guti no serían una pareja de medios coherente. Además se supone que jugará uno de los dos Diarra, pero como ninguno de ellos puede organizar al equipo necesitan al lado a De la Red o a Gago. Es decir para tener una alineación equilibrada Juande debería sacar 13 jugadores. Bromas aparte, esta plantilla es un sin sentido.

sneijderanuarDando por hecho que esta temporada poca cosa se puede hacer, no estaría de más empezar a pensar como solucionar esto en verano. La única solución plausible que yo veo es la que adoptó Del Bosque cuando ficharon a Zidane, es decir echar a alguien (el más indicado sería Sneijder) a una banda para que haga de falso interior. Pero cuando Del Bosque hizo eso, el Madrid tenía a Roberto Carlos que se valía el solito para ocupar toda la banda. Así que la solución pasaría por fichar a un lateral izquierdo muy ofensivo (Evra o Lahm son los mejores) y poner a Sneijder en un costado, como ya hizo Van Basten con Holanda. No es que apasione la idea, pero Iniesta juega así y el resultado es aceptable. No obstante el problema no está solucionado. La pareja Guti-Diarra ha demostrado que no funciona, porque Diarra no tiene capacidad para sacar el balón jugado, y porque Guti, excelente en la mediapunta, es un peligro público con el balón por detrás del centro del campo. Así que visto lo visto, yo optaría por situar a Guti por detrás del delantero centro y formar un mediocentro con Diarra y Gago o De la Red. Se sacrifica a Raúl, pero teniendo en cuenta la edad de éste y la inconstancia de Guti se podrían ir turnando. La siguiente alineación: Casillas, Ramos, Pepe, Heinze (o Garay), Evra o Lahm, Diarra, De la Red, Sneijder, Robben, Guti, Van Nistelrooy. A mi me parece un gran equipo, y fíjense que tan sólo he añadido a un lateral izquierdo a la actual plantilla. Además quitando a Diarra y añadiendo a Raúl por delante de Guti tendríamos una opción más ofensiva.

Claro que otra solución pasaría por hacer una remodelación profunda del centro del campo, fichar un buen organizador que pueda jugar sólo (insito en De Rossi) y acabar así de una vez por todas con el problema que tiene el Madrid en esa posición desde que se fue Redondo. Pero claro que eso es mucho pedir a Mijatovic, que compensa cada acierto con cuatro o cinco errores. En estos momentos la pelota está en el tejado de Juande, técnico que por cierto no creo que continúe la próxima temporada.

La Juve vuelve a noquear al Madrid


No sé si se le puede llamar crisis, desaceleración o crecimiento negativo. Pero el Real Madrid tiene un problema, o muchos.

Los blancos han vuelto a sucumbir hoy ante una Juventus muy débil, como ya ocurriese en el Comunale hace quince días. Pero la derrota de hoy es mucho más preocupante. Porque es en el Bernabéu, porque en dos semanas que han pasado entre ambos partidos, el Real Madrid no ha sido capaz de leer el encuentro que le ha planteado Ranieri, pero sobre todo, porque este Real Madrid no sabe a lo que juega.

Tuvieron mala suerte los de Schuster, porque en el calentamiento se lesionó Robben, y salió Drenthe, y claro, son compatriotas, pero no es lo mismo. Drenthe siempre juega acelerado, y nunca elige la opción correcta. Cuando tiene opción de pase, prefiere desbordar, y cuando centra el balón suele acabar en la calle aledaña al estadio, en vez de hacerlo en el área contraria.

Pero volvamos al partido. Se trataba de una reválida para el Madrid, que había encadenado una serie de malos resultados. Higuaín se quedó en el banquillo, y Raúl y un Van Nistelrooy todavía renqueante fueron titulares. En el medio, Diarra, Guti y Sneijder eran los encargados de mover al equipo, pero no lo consiguieron.

delpierogrande

La Juve hizo su partido, se limitó a salir ordenado en defensa y no cometer errores. La entrada de Tiago le daba mayor calidad al centro del campo, pero sin renunciar a la brega. Un Sissoko espléndido, cuyo despliegue físico y colocación han sido realmente impresionantes, ha sido el mariscal en la parcela ancha. Pero lo mejor del partido es que ha aparecido Del Piero.

Ha vuelto Pinturicchio, y esa es una fantástica noticia para el fútbol. Es consciente de su edad y de su falta de velocidad, pero suple sus carencias con su enorme talento. Ya fue decisivo en el partido de ida y hoy lo ha vuelto a ser.

En el primer gol ha aprovechado un error de Guti, que ha perdido un balón y se ha quedado parado, para llegar hasta el borde del área de Casillas y soltar un disparo raso y con efecto que se ha colado, con una precisión milimétrica, junto al poste de la meta madridista. Era el minuto 17′ y a los de Ranieri se les presentaba el partido soñado.

Un Madrid previsible y plano se estrellaba una y otra vez ante una defensa sólida que resultaba un muro para los delanteros del equipo blanco y así, con amagos de ocasiones madridistas y algún que otro remate de Diarra o Sergio Ramos, pasaba el tiempo del partido sin demasiado que contar.
Hasta que llegamos al minuto 67′ en el que Del Piero volvió a surgir y a brillar entre la mediocridad.

casillasgrande

Falta al borde del área a favor de los Piamonteses, Casillas que coloca muy mal la barrera y Del Piero que aprovecha el fallo del portero y aloja el balón en el fondo de las mallas con un toque sutil.

De ahí al final, el Real Madrid tiró de casta, pero ni siquiera eso les sirvió a los de Schuster para recortar diferencias en el marcador y el partido finalizó con el 0-2 y con una estrella casi eterna que vuelve a brillar, Alessandro del Piero. Su alter ego madridista, Raúl, estuvo desaparecido en combate. Saquen sus propias conclusiones.

Así, el Bernabéu despidió a Del Piero con aplausos y a su equipo con merecidos silbidos. Un equipo roto dentro y fuera del terreno de juego, carente de confianza y que se diluye como un azucarillo cuando no le funciona su arma principal, la pegada.

Aquí os dejo el resumen del partido hasta que lo quite youtube

PD: El Zenit ha ganado en Bielorrusia y se mete en la pelea por pasar a la siguiente fase. Convendría no descuidarse.

Supercopa de Europa, Calcio, Premier League, Liga y los clásicos portugués y escocés ¿alguien da más?


Gran fin de semana de fútbol el que hemos tenido. Empezó el viernes con una vibrante final de la Supercopa de Europa, en la que los rusos  del Zenit (rivales del Real Madrid en la Champions) superaron a un Manchester United que sin Ronaldo, no tuvo ni profundidad por bandas, ni juego en el medio, ni pegada arriba.

Interesantes los rusos, que de la mano del portugués Danny, fichaje estrella del Zenit esta temporada, machacaron al Manchester. El ex del Dinamo de Moscú, que ha costado 30 millones de euros, demostró su enorme talento, dominó el centro del campo y fue el principal creador de las contras. Ha venido para sustituir a Arshavin, y lo puede hacer a la perfección. El segundo gol así lo atestigua. El portugués con sangre venezolana controló el balón en el medio del campo, y partiendo desde la izquierda llegó al área donde mareó a Ferdinand y se la cruzó a Van der Sar. Si al final Arshavin no sale del Zenit, van a formar una pareja letal.

Me alegré mucho por Pogrebnyak, porque se lo merecía. Es un delantero sobresaliente que se perdió la final de la pasada UEFA por sanción y la Eurocopa por una inoportuna lesión, pero por fin ha logrado resarcirse, aunque sea en parte. Marcó el primer gol e hizo un excelente partido.

El Manchester me decepcionó. Le faltó contundencia arriba, algo que probablemente solucionen si al final firman a Berbatov, pero sobre todo, le faltó presencia en la medular, porque Scholes es un excelente llegador, y Anderson un mediapunta con mucha clase, pero se notaron muchísmo las ausencias de Carrick y Hargreaves. El 2-1 fue obra de Vidic y el United sacó la casta de campeón en el tramo final del encuentro, pero no fue suficiente porque sólo el ‘apache’ Tévez llevó peligro a la portería de Malafeev.

Además ha empezado el Calcio con sorpresas y tropiezos de los grandes. El Milan de Ronaldinho y Shevchenko cayó en casa ante el recién ascendido Bolonia. Los rossoneros son un cementerio de elefantes, con una plantilla cuya media de edad sobrepasa ampliamente los 30 años. Con Kaka’ lesionado, Pirlo se encuentra muy sólo en la creación y Flamini deberá adaptarse a una nueva liga y a un técnico como Ancelotti. Ronaldinho tuvo un debut aceptable, acostado (no literalmente) en la banda izquierda, se dedicó a poner centros peligrosos e incluso dio el pase de gol a Ambrosini, pero aún le falta mucho para coger la forma, y dudo que pueda volver a ser el de los mejores años del Barcelona.

Otro que tropezó fue el nuevo Inter de Mourinho, que empató ante la Sampdoria del ex-gordo Cassano en Génova. La apuesta de poner a Cambiasso de central no dio resultado, y a Figo, que fue la sorpresa en el once titular, se le vio falto de ritmo durante todo el encuentro. El que si brilló fue Ibrahimovic, el sueco marcó el gol a pase de Mancini, pero estuvo muy desasistido en el ataque. Aun así el Inter asusta, con la mentalidad ganadora de Mourinho y una plantilla muy amplia, son candidatos a todo.

El partido estrella del Calcio fue el que enfrentó a Juventus y Fiorentina. Los turineses, sólidos y conjuntados se adelantaron con un gol de Nedved y todo parecía ponerse de cara para ellos cuando el árbitro dejaba con diez hombres a la Fiorentina al expulsar al ex mallorquinista Felipe Melo a 7′ minutos para el final. Pero el conjunto viola, que no podía contar con Mutu, se lanzó al ataque a la desesperada y consiguió su objetivo cuando Gilardino introdujo en la red un balón peinado por Pazzini. Era el minuto 89 y el electrónico reflejaba el 1-1 final.

Lo más destacable de la Premier League, fue el partido entre el Tottenham de Juande y el Chelsea de Scolari. Un encuentro lleno de tensión, donde la calidad se vio a cuentagotas. Empezaron dominando los blues, y se adelantaron en el minuto 28 con gol de Belletti, pero los Spurs se rehicieron y lograron empatar antes del descanso cuando Darren Bent aprovechó una falta de entendimiento entre Lampard y Carvalho para poner el empate en el marcador. En la segunda mitad, no hubo oportunidades claras, dominó el centrocampismo y el marcador no se volvió a mover.

En el Liverpool-Aston Villa se lesionó Fernando Torres y los de Benítez acusaron su baja y sólo pudieron empatar a cero ante los hombres de Martin O’Neill. Sin Torres, el Liverpool pierde mucha pegada, y a pesar de la llegada de Robbie Keane, parece que la responsabilidad goleadora esta temporada, volverá a recaer en el ‘niño’.

Volvió Cesc y lo notó el Arsenal. Los gunners arrollaron al Newcastle con dos goles de Van Persie y uno de Denilson, que crece notablemente cuando juega al lado del catalán. Con esta goleada, los londinenses han logrado aplacar las críticas por su juego ramplón de las dos primeras jornadas. Hay que destacar que en las urracas, volvió Joey Barton, que acaba de salir de prisión tras cumplir 75 días de condena por agresión.

Y por si esto fuese poco, también ha empezado la Liga con el Numancia haciendo historia. Los sorianos, con el presupuesto más bajo de toda la primera división vencieron al todopoderoso Barcelona gracias al gol de Mario Martínez, el jugador que menos cobra de toda la Primera  División y también el primer soriano que anota un gol con la camiseta numantina en la máxima categoría del fútbol español. Los de Guardiola se atascaron en ataque, y aunque tuvieron varias oportunidades claras no supieron definir. Volvieron a aparecer fantasmas de los últimos meses de Rijkaard. Henry deambulaba por el campo y aunque sé que soy pesado, sigo creyendo que los blaugranas van a echar mucho de menos a Deco.

En el Real Madrid, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. Llevaba 17 años sin ganar en Riazor y esta temporada no ha sido una excepción. Un Deportivo muy serio doblegó a los blancos con goles de Mista (sí, Mista, yo tampoco me lo creía) y Lopo. En ataque los de Schuster salieron con todo menos el descartado Robinho. Robben, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy, pero eso les dejó sin equilibrio en el centro del campo. Guti vagaba por La Coruña mientras que Diarra no daba abasto para contener los ataques del Dépor. ¿Y De la Red?, en el banco. El botón que sirve como muestra para corroborar que el Madrid sigue cometiendo los mismos errores, es que los dos goles del Dépor vinieron en sendos saques de esquina, de nuevo balón aéreo, peligro para los blancos, y Casillas, extrañamente fallón, se olvidó de salir y casi se le cae el larguero en la cabeza. Volvió a cumplir el de siempre, Van Nistelrooy, que convirtió un rechace cerca del área en el único gol de los blancos. Pocos refuerzos y mucho trabajo por hacer.

Donde están en una nube es en el Calderón. Exhibición en Champions y primer liderato en la Liga. El Atlético de Madrid le endosó un 4-0 al Málaga con mucha autoridad. Agüero fue decisivo otra vez y Forlán volvió a demostrar que lleva el gol en la sangre. Además Heitinga y Ujfalusi han mejorado mucho la defensa con respecto al año anterior. Buenas vibraciones, pero tratándose del Atleti, habrá que ver cuanto les dura la alegría.

El Valencia de Emery también dejó muy buenas sensaciones. Goleó a un flojo Mallorca y demostró que la debacle de la vuelta de la Supercopa sólo ha sido un espejismo. Al igual que en la ida de la Supercopa, de nuevo Villa, Mata y Vicente fueron los goleadores.

Por último, dos notas de color para el blog. Dos clásicos, dos partidos grandes. El Celtic-Rangers y el Oporto-Benfica. El derbi del Old Firm se lo llevó el Rangers por 2-4 y para colmo, el autor de dos de los goles de los protestantes, fueron obra de Kenny Miller, ex-jugador del Celtic. De los españoles, sólo jugó Nacho Novo, que entró en el campo en el minuto 78′ y no pudo ayudar al Rangers. Su compañero de equipo Aarón y el jugador del Celtic y ex-barcelonista Marc Crosas no intervinieron en el partido.

Y el partido grande del fútbol portugués tuvo mucha presencia española. Quique estaba en el banquillo del Benfica, que aguantó el chaparrón del Oporto, y logró un valioso empate a uno. Se adelantaron los locales con un gol de Lucho González de penalti y el paraguayo Cardozo empató para los lisboetas. En la recta final del partido, el defensa benfiquista Katsouranis fue expulsado pero los de Quique aguantaron el resultado y se llevaron un valioso punto. Dos apuntes, Di María, el jugador de moda, no brilló como se esperaba, buen partido de reyes y el ‘payaso’ Aimar se lesionó en el minuto 50 (otra vez). Como también salió lesionado el lateral Leo, en Lisboa comienzan a cuestionar los métodos del preparador español Pako Ayestarán.

Una última cosa, el Ajax de Van Basten y Oleguer perdió con el modesto Willem II de Tilburg… vaya debut tuvieron los hombrecillos.

PD: Juro replantearme lo de los posts así de largos, sé que son un coñazo (con perdón)

Supercopa de España. Primeras sensaciones


Es verdad que en el fondo no es más que una pachanga de verano entre dos buenos equipos, pero siempre queda muy bien eso de decir que ya ha comenzado la temporada 2008/2009 del fútbol español.

Y es que el fútbol oficial arrancó anoche en Mestalla, con dos equipos que buscaban coger la forma y que nos ofrecieron un partido muy entretenido, con alternativas y con cinco goles.

Empecemos por el local. Me gusta Emery, no sé si triunfará, porque en Valencia eso de la tranquilidad no se lleva, porque la afición ché es demasiado exigente y creo se le va a echar encima en cuanto pierda tres partidos seguidos, porque no sé si va a ser capaz de controlar los egos de ese vestuario y porque me parece que va a ser difícil que le dejen trabajar, pero de momento ha conseguido algo que parecía imposible a orillas del Turia desde que llegó Juan Soler, devolver la ilusión.

En el terreno de juego se atisbaron cosas interesantes. Aún no es el Valencia de Emery y faltan muchas cosas por pulir, pero el equipo fue agresivo desde el primer minuto, y por momentos volvió a parecerse al gran Valencia aguerrido y contragolpeador de hace algunos años. Silva y Villa volvieron a brillar como de costumbre y el asturiano celebró su continuidad con un gol.

La sorpresa agradable fue Juan Manuel Mata. El ex del Castilla ha empezado la temporada como terminó la anterior, jugando y marcando. Estuvo muy incisivo durante todo el encuentro y se movió muy bien por todos los sectores del ataque. Volvió Vicente, que aun sin estar en plena forma, marcó el gol de la victoria valencianista. También volvió Albelda, que jugó un partido muy serio y el ‘repescado’ Pablo Hernández, que aportó frescura y calidad al mediocampo.

En el lado negativo destacó Hildebrand. El partido del meta alemán fue calamitoso y volvió a errar en la mayoría de sus acciones. El Valencia necesita un portero. Dicen que ya han fichado a Renan, el titular de la selección olímpica brasileña. Es bueno, para mí, mejor que Moyá (que era la otra alternativa), pero no sé si con 23 años y sin experiencia en Europa es la contratación que necesitan los chés.

También estuvo lamentable Joaquín, que debería dejar de pedir aumentos de sueldo y ponerse a jugar, que él sabe. Y mal Baraja, falto de ritmo, perdido y poniendo de manifiesto su poco entendimiento con Albelda (quién lo diría).

Vamos con el Madrid. De nuevo Van Nistelrooy fue el mejor. Es un fuera de serie que siempre está ahí para hacer gol, anoche dos. Pero necesita un relevo de garantías, porque ni Higuaín ni Saviola podrán suplirle si se lesiona o llega agotado a final de temporada. También me gustó de la Red, que dio el pase del primer gol y mostró criterio a la hora de mover el balón; no apunta a titular, pero puede dar muy buenos minutos como reserva.

Debutó oficialmente Van der Vaart, al que le falta acoplarse al sistema de Schuster. Creo que brillará más en el Bernabéu, donde normalmente estará más suelto, pero ahí hay jugador. Y Robben brilló el tiempo que estuvo en el campo, hizo un jugadón para regalar el segundo gol y se mereció ser titular en detrimento de Robinho.

Precisamente el brasileño fue lo peor de los de Chamartín. Estuvo impreciso, apagado y apático. Si quiere irse al Chelsea y es cierto lo que se publica que ofrecen por él, pónganle un lacito y mándenlo para Londres en el primer vuelo que salga desde Barajas.

Raúl tampoco apareció. Con del Bosque y Hierro en el palco, el capitán madridista no hizo merecimientos en el terreno de juego para que el nuevo seleccionador le tenga en cuenta. Y por último Javi García, al que se le nota a disgusto como central, falto de velocidad y de colocación pero que sería un perfecto relevo para el Malí Diarra en el mediocentro defensivo, que es su posición natural.

PD: La vuelta promete ser apasionante, aunque sea una pachanga de verano.

Los planes del Madrid se aceleran


Ya no sé si es el plan ‘A’, el plan ‘B’ o el ‘C’ pero está claro que la grave lesión de Sneijder es un enorme contratiempo para el Real Madrid. Acaban de realizarle las pruebas y parece que ‘solamente’ estará tres meses de baja, aunque todas las lesiones de rodilla necesitan mucho tiempo para que la recuperación sea completa.

Esta lesión ha provocado que Rafael Van der Vaart ya sea oficialmente jugador del Madrid. La operación, para mi gusto, le ha salido bien a Mijatovic, porque aunque el año que viene hubiera podido llegar gratis, creo que 9 millones de euros, más 2 por objetivos me parece una cifra muy razonable por un gran jugador como es el holandés.

Sin embargo, Van der Vaart no es Sneijder (es Van der Vaart). No, en serio, el ya ex jugador del Hamburgo es mucho más fino, más exquisito, con mayor visión de juego y de un perfil mucho más parecido a Guti que a su compatriota. Rafael no ofrecerá la capacidad de sacrificio ni el trabajo defensivo de Sneijder que fue fundamental para la mejora que experimentó Diarra la pasada temporada.

Por tanto, no debemos caer en el error de comparar a los dos holandeses, porque son futbolistas de características muy diferentes. A buen seguro, el holandés más gaditano de toda Alemania dará muchas tardes de gloria a los que vayan al Bernabeu pero ahora, ¿qué van a hacer con Julio Baptista?.

PD: Lo mejor de la llegada de Van der Vaart es que su mujer Sylvie va a vivir en Madrid, como yo