Archivo de la etiqueta: forlan

Las claves del Atlético-Barça


[Por Anuar Marrero]

Evidentemente, la derrota del Barcelona ayer se debió fundamentalmente a las numerosas ausencias en defensa. Pero de lo que voy a tratar es de exponer cuales fueron a mi juicio las razones concretas del resultado.

  • De todas las bajas en defensa, sin duda la más importante es la de Alves, porque su ausencia se nota en todo el campo. De hecho una gran parte del rendimiento de Messi se debe al apoyo desde la banda del brasileño. Además, debido a la nula contribución en defensa del argentino, Alves tiene que ocuparse de toda la banda. Para compensar esta ausencia Guardiola apostó por un jugador veloz y con recorrido como Jeffren. Keita y Busquets serían los encargados de auxiliar al canterano en defensa. Pero la lesión del malí y la entrada de Pedro rompieron el esquema. Busquets es buen jugador, pero tiene un recorrido limitado y no abarca mucho campo. Así Jeffren tuvo que vérselas él solito contra Simao, Antonio López y Agüero que inteligentemente se dejaba caer a esa banda. La inclusión de Jeffren es quizás el primer error de bulto que le hemos visto cometer a Guardiola.
  • Sin Alves el Barça pierde profundidad. Además al no tener quién le doble, Messi tiende a irse al centro, donde su regate y su velocidad pierden efectividad.  La ausencia de Piqué también perjudicó al equipo en la salida del balón, faceta en la que estuvo espeso. Hubo una falta de entendimiento total entre Milito y Puyol. No se coordinaron y tiraron mal el fuera de juego, y con la velocidad de los puntas del Atlético eso es letal.

  • En infinidad de ocasiones he dicho que la posesión no tiene por qué estar relacionada con el buen juego. El Barça llegó a tener un 66% pero estuvo impreciso y acelerado, y no trenzó bien el juego. Se dejó meter en el ritmo de ida y vuelta de los colchoneros, en el que Iniesta y Xavi no se desenvuelven bien.
  • El equipo blaugrana está muy acostumbrado a jugar  a favor de marcador. Cuando cómo ayer pasa al contrario, especialmente fuera de casa, el equipo tiende a acelerarse y a jugar con cierta ansiedad. Hubo mucha conducción y muchas pérdidas de balón.

Probablemente existan muchas más razones, pero éstas me parecieron las más relevantes. Cuando  Guardiola lo hace bien (casi siempre) hay que felicitarle, pero me parece que ayer estuvo mal. Las virtudes del Atlético eran de sobra conocidas. Contraataque, puntas veloces, juego por las bandas. Y con el planteamiento táctico fue incapaz de contrarrestarlas. Cierto es que tenía muchas bajas, pero el fútbol también es así, y es importante encontrar soluciones en los peores momentos. También me gustaría señalar el agujero que tiene el Barça en la posición de extremo izquierdo. Henry está desaparecido, Iniesta juega mejor en el centro del campo, y aunque Pedro esté rindiendo bien, estaremos de acuerdo en que no es un jugador con nivel para ser titular en el Barça. Aporta soluciones, trabajo y goles desde el banquillo, pero en partidos importantes se notan sus carencias.

Anuncios

Esto no hay D10s que lo salve


Argentina agoniza. La albiceleste ha vuelto a perder, a jugar horrible y a perder el rumbo. Ya no depende de sí misma para clasificarse para el Mundial, y la cabeza de Maradona debería rodar (en sentido figurado) antes de que sea demasiado tarde.

Porque a la Argentina de Maradona es muy fácil pasarle por encima, y así lo ha demostrado Paraguay en el estadio Defensores del Chaco hace un rato. Los guaraníes han ganado 1-0, pero el resultado podría haber sido más abultado, y al combinado que dirige ‘el tata’ Martino (entrenador argentino, por cierto) sólo le ha hecho falta plantear un partido serio, con intensidad en la presión, y unas gotas de calidad arriba.

Y es que Paraguay (y Brasil, y Chile, y Ecuador, y Uruguay) tiene algo de lo que Argentina carece: entrenador. Porque no nos engañemos, Diego no lo es. Sigue siendo ese ’10’ que quiere ponerse la camiseta y salir a solucionar los partidos, pero que ahora se tiene que conformar con deseperarse en la banda como un tigre enjaulado.

maradona sufriendoTodo entrenador debe tener un poceso de aprendizaje, dirgir a chavales, a categorías inferiores y a clubes profesionales. Maradona se ha saltado todos los pasos intermedios para irrumpir directamente en el banquillo de la selección y ese peaje lo está pagando caro todo el país, porque resulta evidente que su equipo no está trabajado, que no conoce las tácticas, que no ensaya las jugadas a balón parado, en definitiva, que no conoce el ‘ABC’ del fútol.

Esas carencias provocan que Argentina no sepa a lo que juega y las convocatorias del ‘pelusa’ no ayudan precisamente a encontrar ese estilo propio tan demandado. Los cambios constantes hacen imposible la compenetración entre la pareja de centrales, la de mediocentros o la de delanteros. Cuatro porteros han pasado por la titularidad desde su llegada y ninguno se ha afianzado, y esa inseguridad se transmite a todas las zonas del campo.

Es inexplicable que ante la falta de un ’10’ recurra a un Verón que no es ni la sombra de lo que fue, y que si se le considera uno de los mejores jugadores de la liga argentina es porque este campeonato tiene un nivel ínfimo hoy por hoy. Un Verón al que se le acaba la gasolina a los 20 minutos, y que en el partido de hoy, cuando más le necesitaba su equipo para enlazar con los puntas, ha sido expulsado en el minuto 52′. Como igual de inexplicable es que Palermo sea la solución para la delantera, y que tenga que tirar del defensa Schiavi para que juegue de ‘9’. Mientras, gente como Higuaín, Diego Milito o Lisandro López, viéndolo por la tele.

Pero eso no es todo. Es vergonzoso ver como a Heinze no le mueve nadie de la titularidad, ya sea de lateral izquierdo o de central, a pesar de sus lamentables actuaciones. Lento, inseguro, rompiendo los fueras de juego y comprometiendo a sus compañeros de defensa en cada acción. Un desastre. Tan desastre como Gago (que me gustaba cuando llegó al Madrid, vaya ojo tengo) que es un cero a la izquierda que se dedica a deambular por el campo. Que ni crea ni distribuye, que va convocado a pesar de su desastrosa temporada en el Madrid, y que por si fuese poco contagia su indolencia al resto del equipo.

El verdadero problema es que todo esto no es lo peor. Lo peor es el espíritu del equipo. La endeblez, la fragilidad, la sensación de ser vulnerables. Nadie presiona, nadie se implica, a nadie parece importarle que Argentina pueda quedarse fuera del Mundial. La apatía reina en el vestuario y en el campo, y donde esto se hace patente es en los cracks.

messi tapa cara

Messi no es el mismo cuando juega con la selección, está como apagado. Lo intenta pero no le sale nada y el ‘kun’ desaparece en combate. Esto, al mismo tiempo que encumbra más a Xavi, Iniesta y Forlán, que son quienes realmente les hacen ser los mejores del mundo, muestra a Maradona como un seleccionador incapaz.

Como un D10s lejos de salvar a Argentina va camino de condenarla.

PD: España bien, como siempre. Ganó facil y se clasificó para Sudáfrica 2010. La que las pasó putas y nos las hizo pasar putas a todos fue la selección de baloncesto. Nos hizo falta una prórroga para ganar a los eslovenos (sin Smodis ni Vujacic ojo) y pasar a la siguiente fase. Cuando dejo de sufrir por los del fútbol, me hacen sufrir los del basket. ¡No gano para tranquimazines!.

El triunfo del fútbol


Por petición popular (concretamente de Zury y de un tipo llamado Iván al que no conozco, que ha comentado en la entrada anterior) voy a sacrificar horas de sueño y probablemente de estudio para escribir algo sobre el clásico del sábado pasado.

Fue una exhibición, otra más. Un partido casi perfecto, que seguro no imaginaba ni el más optimista de los culés. Un 2-6 que quedará para la historia, igual que aquel 0-5 de 1974 o el 5-0 de Romario y su cola de vaca a Alkorta.

Y eso que el encuentro empezó torcido para la parroquia blaugrana, porque después de varios acercamientos del Barça en el comienzo, fue el Madrid quien golpeó primero con un centro medido de Ramos y un cabezazo impecable de Higuaín, que estaba absolutamente libre de marca.

En ese momento, la diferencia era de tan sólo un punto, y la Liga estaba más viva que nunca. Los ‘milagros’ de este año y la liga de Capello de hace dos, hacían presagiar una nueva remontada blanca. Además, el partido se le ponía de cara a un Real Madrid que sufre con el balón y cuando tiene que llevar la iniciativa, pero que cuando se pertrecha atrás y sale a la contra es muy peligroso.

Pero nada más lejos de la realidad. El Barcelona es mejor y Sergio Ramos le ayudó a demostrarlo. Los enormes despistes tácticos en defensa del sevillano le convierten en un lateral vulgar, cuando por sus condiciones podría ser un defensor fuera de serie. Tras un fallo suyo llegó el empate de un resucitado Henry, y una falta en su lado sirvió para que Puyol rematase a gol un milimétrico centro de Xavi. Sí, de Xavi.

xavipuyolDe ese Xavi que probablemente sea el mejor futbolista del mundo en su puesto ahora mismo. De ese Xavi que es el máximo exponente de la filosofía de ‘La Masía’. De ese Xavi que hace fácil lo difícil, que ve el fútbol antes que nadie y que lo entiende y ejecuta a la perfección. Ese Xavi a quien buscan todos sus compañeros. Ese Xavi que ha superado con creces a sus antecesores Milla y Guardiola. Ese Xavi, es el metrónomo del mejor Barça de la historia, y nosotros tenemos el placer de poderlo disfrutar.

Pero es que por si fuese poco, Xavi mira hacia adelante o hacia los costados y se encuentra con Iniesta, con Henry, con Eto’o y con Messi. La asociación es automática, y el resultado, impecable. Tras un fallo de Lass llegó el 1-3 del argentino, de quien ya ni siquiera pueden dudar aquellos que pensaban que se escondía en los partidos grandes.

A pesar de que al principio de la segunda mitad el Madrid recortó distancias, en ningún momento dio la sensación de poder inquietar a un Barcelona netamente superior que seguía poniendo a prueba a un Casillas que estuvo soberbio durante todo el encuentro y salvó a su equipo de una humillación aún mayor.

Y tanto va el cántaro a la fuente… que al final Henry hizo el 2-4 tras controlar un fantástico pase de Xavi a la espalda, como no, de Sergio Ramos. Y tanto va, que Messi rubricó el 2-5 tras otra enorme acción del omnipresente Xavi. Y tanto va que hasta Piqué se atrevió a subir con el balón controlado, a hacer una pared con Eto’o y a rematar la goleada blaugrana en el Bernabéu. Me alegro por el chaval, que está creciendo a pasos agigantados y que sin duda será uno de los mejores centrales del mundo en no demasiado tiempo. Su próxima prueba de fuego, el miércoles en Stamford Bridge.

pique-etoo

¿Y el Madrid?. Pues poco o nada se puede salvar. Casillas, quizá Higuaín y paren de contar. Aunque yo le veo un lado “positivo” (entre todas las comillas del mundo) a esta humillación para los seguidores del Real Madrid. Este 2-6 ha servido a buen seguro para que los que mandarán a partir del año que viene, se den cuenta de que el equipo blanco necesita una catarsis. Una renovación total, en el vestuario, en la filosofía de juego y también en el banquillo.

Para acabar una reflexión. No sé si el Barcelona ganará el triplete, ni siquiera sé si levantará dos títulos, e incluso aún no es matemático que haya ganado la liga. De lo que sí estoy seguro es de que su victoria del sábado en el Bernabéu es la victoria del espectáculo. El triunfo del fútbol.

PD: Jamás me cansaré de decir lo bueno que es Forlán. Anoche machacó al Betis el sólo, e incluso, aunque el Atlético no se acabe meteiendo en Champions, deberían hacerle una estatua a las puertas del Calderón.

Agüero enamora a Europa y el Barcelona debuta con victoria


Ha vuelto la Champions, y lo ha hecho con mucha fuerza. Antes que nada, podéis consultar todos los resultados en este enlace.

PSV Eindhoven 0-3 Atlético de Madrid

Vamos con el análisis. El martes volvió el Atlético y lo hizo por la puerta grande. Los de Aguirre llegaban a un estadio complicado como es el Philips de Eindhoven, sin Maxi y con algunas dudas tras el partido ante el Valladolid, pero no importó. Apareció el ‘Kun’, y demostró que es sobrenatural.

Aunque en la primera jugada erró un mano a mano con Isaksson, solo le hicieron falta 8 minutos para marcar su primer gol en la Champions. El redimido Maniche combinaba con Luis García y el catalán ponía un balón para que Agüero la empujase para dentro.

Los fantasmas aparecieron con la lesión de Forlán (que va a estar cuatro semanas de baja) pero otra vez el ‘Kun’ se encargó de ahuyentarlos convirtiendo una buena jugada de Sinama en un gol para enmarcar. El argentino controló de espaldas y batió al meta holandés tras un espectacular reverso. Era el 0-2 y el Atlético daba una imagen de solidez en todas sus líneas desconocida hasta esta temporada. Sobre todo en defensa, donde las incorporaciones de Ujfalusi y Heitinga, parecen haber alejado las dudas que ha habido en la zaga rojiblanca las últimas temporadas.

El PSV es un equipo con mucha clase pero con gente muy joven, y también un equipo blandito en defensa. Aún así, inquietó en varias ocasiones a un acertado Leo Franco, que sacó varios balones de Lazovic, el joven y atrevido Amrabat y de Affellay, sin duda el futbolista con más talento del equipo, y que va a tardar poco en dar el salto a un grande de Europa.

Cuando más achuchaban los holandeses, llegó el 0-3 de Maniche. Cosas del fútbol, el portugués, díscolo como el sólo, se enfrentó a Aguirre la pasada campaña y perdió un año de fútbol, y ahora, una vez hechas las paces, parece imprescindible en los esquemas del mejicano.

Son días de vino y rosas en la ribera del Manzanares, el ‘kun’ es idolatrado por la prensa del mundo entero, se ha desatado la euforia y a los colchoneros ya se les da como posibles ganadores de la Champions, pero convendría no olvidarse de que esto recién empieza, que la temporada es muy larga, y que el grupo del Atlético de Madrid es muy complicado y personalmente creo que la baja de Forlán se va a notar en los próximos encuentros.

Barcelona 3-1 Sporting de Lisboa

El otro equipo que jugó en la jornada del martes fue el Barcelona de Guardiola. Victoria aparentemente plácida pero con una dosis de sufrimiento innecesario al final ante un Sporting de Lisboa, que sólo intimidó a los culés cuando éstos llevaban dos goles de ventaja en el marcador.

Guardiola volvió a hacer cambios en la alineación. Con Abidal fuera de la convocatoria, el eje de la zaga fue para Piqué, (gran partido el suyo) y Márquez, dejando el lateral izquierdo para Puyol. Keita actuó de medio centro defensivo por detrás de Iniesta y Xavi, con Messi y Henry en los costados del ataque y Eto’o en la posición de ‘9’.

El primer gol fue obra de Márquez, al rematar en el segundo palo un córner botado por Alves. Henry, muy criticado por su falta de efectividad de cara a puerta, estuvo muy participativo durante todo el partido, pero de nuevo, sin acierto. Con el 1-0 el Barcelona dominaba el centro del campo y el equipo lisboeta sólo creaba peligro gracias a disparos lejanos. Pero no fue hasta el minuto 15 de la segunda mitad cuando llegó el segundo tanto de los blaugranas. El Sporting se acercaba a los dominios de Valdés, pero en una jugada aislada, Tonel cometió un absurdo penalti a Eto’o que el propio camerunés se encargó de transformar.

Con el 2-0 llegó la relajación del Barcelona. Guardiola retiró a Eto’o para dar entrada a Touré y poco después introdujo a Pedro en lugar de Henry. Entre tanto, el Sporting puso la incertidumbre en los aficionados del Camp Nou cuando Tonel remachó a la red un córner en el minuto 74.

Fue sólo un espejismo, con el gol en contra, el Barça despertó y apareció Iniesta. El de Fuentealbilla está de dulce, y a pesar de partir desde el interior izquierda, se hinchó a dar pases interiores que sus compañeros no aprovechaban, hasta que a tres minutos del final, una genial asistencia del manchego le sirvió a Xavi para poner la sentencia en el marcador.

Goles PSV-Atlético

Goles Barcelona-Sporting Lisboa

PD: No puedo entender que Paulo Assunçao sea titular en el Atlético, y tampoco que Puyol juegue de lateral izquierdo en el Barcelona.

Supercopa de Europa, Calcio, Premier League, Liga y los clásicos portugués y escocés ¿alguien da más?


Gran fin de semana de fútbol el que hemos tenido. Empezó el viernes con una vibrante final de la Supercopa de Europa, en la que los rusos  del Zenit (rivales del Real Madrid en la Champions) superaron a un Manchester United que sin Ronaldo, no tuvo ni profundidad por bandas, ni juego en el medio, ni pegada arriba.

Interesantes los rusos, que de la mano del portugués Danny, fichaje estrella del Zenit esta temporada, machacaron al Manchester. El ex del Dinamo de Moscú, que ha costado 30 millones de euros, demostró su enorme talento, dominó el centro del campo y fue el principal creador de las contras. Ha venido para sustituir a Arshavin, y lo puede hacer a la perfección. El segundo gol así lo atestigua. El portugués con sangre venezolana controló el balón en el medio del campo, y partiendo desde la izquierda llegó al área donde mareó a Ferdinand y se la cruzó a Van der Sar. Si al final Arshavin no sale del Zenit, van a formar una pareja letal.

Me alegré mucho por Pogrebnyak, porque se lo merecía. Es un delantero sobresaliente que se perdió la final de la pasada UEFA por sanción y la Eurocopa por una inoportuna lesión, pero por fin ha logrado resarcirse, aunque sea en parte. Marcó el primer gol e hizo un excelente partido.

El Manchester me decepcionó. Le faltó contundencia arriba, algo que probablemente solucionen si al final firman a Berbatov, pero sobre todo, le faltó presencia en la medular, porque Scholes es un excelente llegador, y Anderson un mediapunta con mucha clase, pero se notaron muchísmo las ausencias de Carrick y Hargreaves. El 2-1 fue obra de Vidic y el United sacó la casta de campeón en el tramo final del encuentro, pero no fue suficiente porque sólo el ‘apache’ Tévez llevó peligro a la portería de Malafeev.

Además ha empezado el Calcio con sorpresas y tropiezos de los grandes. El Milan de Ronaldinho y Shevchenko cayó en casa ante el recién ascendido Bolonia. Los rossoneros son un cementerio de elefantes, con una plantilla cuya media de edad sobrepasa ampliamente los 30 años. Con Kaka’ lesionado, Pirlo se encuentra muy sólo en la creación y Flamini deberá adaptarse a una nueva liga y a un técnico como Ancelotti. Ronaldinho tuvo un debut aceptable, acostado (no literalmente) en la banda izquierda, se dedicó a poner centros peligrosos e incluso dio el pase de gol a Ambrosini, pero aún le falta mucho para coger la forma, y dudo que pueda volver a ser el de los mejores años del Barcelona.

Otro que tropezó fue el nuevo Inter de Mourinho, que empató ante la Sampdoria del ex-gordo Cassano en Génova. La apuesta de poner a Cambiasso de central no dio resultado, y a Figo, que fue la sorpresa en el once titular, se le vio falto de ritmo durante todo el encuentro. El que si brilló fue Ibrahimovic, el sueco marcó el gol a pase de Mancini, pero estuvo muy desasistido en el ataque. Aun así el Inter asusta, con la mentalidad ganadora de Mourinho y una plantilla muy amplia, son candidatos a todo.

El partido estrella del Calcio fue el que enfrentó a Juventus y Fiorentina. Los turineses, sólidos y conjuntados se adelantaron con un gol de Nedved y todo parecía ponerse de cara para ellos cuando el árbitro dejaba con diez hombres a la Fiorentina al expulsar al ex mallorquinista Felipe Melo a 7′ minutos para el final. Pero el conjunto viola, que no podía contar con Mutu, se lanzó al ataque a la desesperada y consiguió su objetivo cuando Gilardino introdujo en la red un balón peinado por Pazzini. Era el minuto 89 y el electrónico reflejaba el 1-1 final.

Lo más destacable de la Premier League, fue el partido entre el Tottenham de Juande y el Chelsea de Scolari. Un encuentro lleno de tensión, donde la calidad se vio a cuentagotas. Empezaron dominando los blues, y se adelantaron en el minuto 28 con gol de Belletti, pero los Spurs se rehicieron y lograron empatar antes del descanso cuando Darren Bent aprovechó una falta de entendimiento entre Lampard y Carvalho para poner el empate en el marcador. En la segunda mitad, no hubo oportunidades claras, dominó el centrocampismo y el marcador no se volvió a mover.

En el Liverpool-Aston Villa se lesionó Fernando Torres y los de Benítez acusaron su baja y sólo pudieron empatar a cero ante los hombres de Martin O’Neill. Sin Torres, el Liverpool pierde mucha pegada, y a pesar de la llegada de Robbie Keane, parece que la responsabilidad goleadora esta temporada, volverá a recaer en el ‘niño’.

Volvió Cesc y lo notó el Arsenal. Los gunners arrollaron al Newcastle con dos goles de Van Persie y uno de Denilson, que crece notablemente cuando juega al lado del catalán. Con esta goleada, los londinenses han logrado aplacar las críticas por su juego ramplón de las dos primeras jornadas. Hay que destacar que en las urracas, volvió Joey Barton, que acaba de salir de prisión tras cumplir 75 días de condena por agresión.

Y por si esto fuese poco, también ha empezado la Liga con el Numancia haciendo historia. Los sorianos, con el presupuesto más bajo de toda la primera división vencieron al todopoderoso Barcelona gracias al gol de Mario Martínez, el jugador que menos cobra de toda la Primera  División y también el primer soriano que anota un gol con la camiseta numantina en la máxima categoría del fútbol español. Los de Guardiola se atascaron en ataque, y aunque tuvieron varias oportunidades claras no supieron definir. Volvieron a aparecer fantasmas de los últimos meses de Rijkaard. Henry deambulaba por el campo y aunque sé que soy pesado, sigo creyendo que los blaugranas van a echar mucho de menos a Deco.

En el Real Madrid, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. Llevaba 17 años sin ganar en Riazor y esta temporada no ha sido una excepción. Un Deportivo muy serio doblegó a los blancos con goles de Mista (sí, Mista, yo tampoco me lo creía) y Lopo. En ataque los de Schuster salieron con todo menos el descartado Robinho. Robben, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy, pero eso les dejó sin equilibrio en el centro del campo. Guti vagaba por La Coruña mientras que Diarra no daba abasto para contener los ataques del Dépor. ¿Y De la Red?, en el banco. El botón que sirve como muestra para corroborar que el Madrid sigue cometiendo los mismos errores, es que los dos goles del Dépor vinieron en sendos saques de esquina, de nuevo balón aéreo, peligro para los blancos, y Casillas, extrañamente fallón, se olvidó de salir y casi se le cae el larguero en la cabeza. Volvió a cumplir el de siempre, Van Nistelrooy, que convirtió un rechace cerca del área en el único gol de los blancos. Pocos refuerzos y mucho trabajo por hacer.

Donde están en una nube es en el Calderón. Exhibición en Champions y primer liderato en la Liga. El Atlético de Madrid le endosó un 4-0 al Málaga con mucha autoridad. Agüero fue decisivo otra vez y Forlán volvió a demostrar que lleva el gol en la sangre. Además Heitinga y Ujfalusi han mejorado mucho la defensa con respecto al año anterior. Buenas vibraciones, pero tratándose del Atleti, habrá que ver cuanto les dura la alegría.

El Valencia de Emery también dejó muy buenas sensaciones. Goleó a un flojo Mallorca y demostró que la debacle de la vuelta de la Supercopa sólo ha sido un espejismo. Al igual que en la ida de la Supercopa, de nuevo Villa, Mata y Vicente fueron los goleadores.

Por último, dos notas de color para el blog. Dos clásicos, dos partidos grandes. El Celtic-Rangers y el Oporto-Benfica. El derbi del Old Firm se lo llevó el Rangers por 2-4 y para colmo, el autor de dos de los goles de los protestantes, fueron obra de Kenny Miller, ex-jugador del Celtic. De los españoles, sólo jugó Nacho Novo, que entró en el campo en el minuto 78′ y no pudo ayudar al Rangers. Su compañero de equipo Aarón y el jugador del Celtic y ex-barcelonista Marc Crosas no intervinieron en el partido.

Y el partido grande del fútbol portugués tuvo mucha presencia española. Quique estaba en el banquillo del Benfica, que aguantó el chaparrón del Oporto, y logró un valioso empate a uno. Se adelantaron los locales con un gol de Lucho González de penalti y el paraguayo Cardozo empató para los lisboetas. En la recta final del partido, el defensa benfiquista Katsouranis fue expulsado pero los de Quique aguantaron el resultado y se llevaron un valioso punto. Dos apuntes, Di María, el jugador de moda, no brilló como se esperaba, buen partido de reyes y el ‘payaso’ Aimar se lesionó en el minuto 50 (otra vez). Como también salió lesionado el lateral Leo, en Lisboa comienzan a cuestionar los métodos del preparador español Pako Ayestarán.

Una última cosa, el Ajax de Van Basten y Oleguer perdió con el modesto Willem II de Tilburg… vaya debut tuvieron los hombrecillos.

PD: Juro replantearme lo de los posts así de largos, sé que son un coñazo (con perdón)