Archivo de la etiqueta: Henry

Las claves del Atlético-Barça


[Por Anuar Marrero]

Evidentemente, la derrota del Barcelona ayer se debió fundamentalmente a las numerosas ausencias en defensa. Pero de lo que voy a tratar es de exponer cuales fueron a mi juicio las razones concretas del resultado.

  • De todas las bajas en defensa, sin duda la más importante es la de Alves, porque su ausencia se nota en todo el campo. De hecho una gran parte del rendimiento de Messi se debe al apoyo desde la banda del brasileño. Además, debido a la nula contribución en defensa del argentino, Alves tiene que ocuparse de toda la banda. Para compensar esta ausencia Guardiola apostó por un jugador veloz y con recorrido como Jeffren. Keita y Busquets serían los encargados de auxiliar al canterano en defensa. Pero la lesión del malí y la entrada de Pedro rompieron el esquema. Busquets es buen jugador, pero tiene un recorrido limitado y no abarca mucho campo. Así Jeffren tuvo que vérselas él solito contra Simao, Antonio López y Agüero que inteligentemente se dejaba caer a esa banda. La inclusión de Jeffren es quizás el primer error de bulto que le hemos visto cometer a Guardiola.
  • Sin Alves el Barça pierde profundidad. Además al no tener quién le doble, Messi tiende a irse al centro, donde su regate y su velocidad pierden efectividad.  La ausencia de Piqué también perjudicó al equipo en la salida del balón, faceta en la que estuvo espeso. Hubo una falta de entendimiento total entre Milito y Puyol. No se coordinaron y tiraron mal el fuera de juego, y con la velocidad de los puntas del Atlético eso es letal.

  • En infinidad de ocasiones he dicho que la posesión no tiene por qué estar relacionada con el buen juego. El Barça llegó a tener un 66% pero estuvo impreciso y acelerado, y no trenzó bien el juego. Se dejó meter en el ritmo de ida y vuelta de los colchoneros, en el que Iniesta y Xavi no se desenvuelven bien.
  • El equipo blaugrana está muy acostumbrado a jugar  a favor de marcador. Cuando cómo ayer pasa al contrario, especialmente fuera de casa, el equipo tiende a acelerarse y a jugar con cierta ansiedad. Hubo mucha conducción y muchas pérdidas de balón.

Probablemente existan muchas más razones, pero éstas me parecieron las más relevantes. Cuando  Guardiola lo hace bien (casi siempre) hay que felicitarle, pero me parece que ayer estuvo mal. Las virtudes del Atlético eran de sobra conocidas. Contraataque, puntas veloces, juego por las bandas. Y con el planteamiento táctico fue incapaz de contrarrestarlas. Cierto es que tenía muchas bajas, pero el fútbol también es así, y es importante encontrar soluciones en los peores momentos. También me gustaría señalar el agujero que tiene el Barça en la posición de extremo izquierdo. Henry está desaparecido, Iniesta juega mejor en el centro del campo, y aunque Pedro esté rindiendo bien, estaremos de acuerdo en que no es un jugador con nivel para ser titular en el Barça. Aporta soluciones, trabajo y goles desde el banquillo, pero en partidos importantes se notan sus carencias.

Anuncios

“Andá a lavar los platos, Irene”


Andá a lavar los platos, Irene

El ‘loco’ Gatti, ex-portero de Boca Juniors y la selección argentina, del que ya hablamos aquí por aquellas declaraciones que hizo sobre Casillas, y que sale en la foto a la izquierda de vuestras pantallas, la ha vuelto a liar.

Y es que el antiguo portero, y ahora comentarista es el autor de la ‘lindeza’ (nunca mejor dicho) que tenéis ahí arriba y que también da título a este post.

Esto ocurrió en Punto Pelota, el programa de Intereconomía que dirige Josep Pedrerol, y del que Gatti es colaborador habitual, tras una entrevista al también ex portero Pedro Jaro, cuando discutían sobre el gol que clasificó a Francia para el Mundial 2010, que vino precedido de una mano clara de Henry.

Mientras Gatti defendía la acción, porque en su opinión es una genialidad, la joven periodista Irene Junquera, afirmó que ese gol hizo infeliz a mucha gente. El ‘loco’, ni corto ni perezoso y demostrando una vez más el porqué de su apodo la mandó a fregar los platos.

No contento con eso, se reafirmó en la máxima de que las mujeres no saben de fútbol, por el mero hecho de ser mujeres; amén de otras frases que quedarán para la historia (?) y que os dejo aquí debajo

Sólo falta que las mujeres ahora también hablen de fútbol

Las mujeres no entienden nada de fútbol

El fútbol es de los hombres, no de las mujeres

Y por si fuese poco, cuando Josep Pedrerol le intentó disculpar diciendo que ‘el loco’ había querido hacer una broma, Gatti contestó ¿qué broma? ¿cómo que broma?.

Podéis ver la secuencia íntegra en este vídeo, son seis minutos pero no tiene desperdicio.

En fin, poco más que añadir. Personalmente, era un tipo que me caía simpático, pero creo que esta vez se ha pasado, y lo peor, es que no se le ha ido la pinza en un momento de enajenación mental transitoria, es que parece que lo piensa de verdad.

PD: Vamos con otra de porteros, pero ésta mucho más triste. Supongo que sabréis que el otro día apaeció muerto Robert Enke, el que fuera jugador del Barcelona y el Tenerife. Era internacional alemán, iba a ser titular con Alemania en el próximo mundial y parecía estar en la cresta de la ola, pero se suicidó. No pudo soportar la angustia de vivir. Precisamente así, la angustia de vivir, se titula el extracto del excelente reportaje que traduce EL PAÍS y que originalmente se publicó en el periódico alemán Der Spiegel. En él Dirk Enke, el padre del portero alemán, y psicoterapeuta de profesión, analiza la vida de su hijo, sus temores y el porqué de su muerte. Tan escalofriante como recomendable.

Eto’o e Ibrahimovic


[Por Anuar Marrero]

Leo en los diferentes medios que el representante de Eto’o ya ha cerrado un acuerdo con el Inter, lo que significa que el fichaje de Zlatan Ibrahimovic por el F.C. Barcelona ya es un hecho. Y la operación se puede analizar desde tantos puntos de vista diferentes que resulta muy interesante dedicarle unas líneas. Intentaré hacer un análisis desde distintas perspectivas.

El precio

A falta de confirmación, parece que la operación se cerrará en torno a los 40 o 45 millones más Eto’o y la cesión de Hleb. Creo que todos coincidiremos en que el precio del camerunés estará entre los 45 y 50 millones de euros. Y no es más alto porque sólo le resta un año de contrato. Si unimos esto a la cesión del medio bielorruso, el precio de Zlatan se sitúa por encima de los 85 millones de euros, pudiendo llegar incluso a los 90. Más de lo que le costó al Madrid Kaká, y prácticamente lo que pagó por Cristiano Ronaldo. Sin embargo Laporta (sí, el mismo que paseo por el mundo su indignación por el modelo imperialista del Madrid) defiende que la operación es un alarde de ingenio. Desmemoriado Laporta. Pero esta vez nadie ha alzado la voz, ni se ha presentado en el Congreso una proposición de ley,  ni ningún cura ha dicho esta boca es mía. Como bien dijo Relaño en su artículo  del 18 de junio “hablar mal del Barça no queda chic”. Aparte de la desvergüenza del presidente culé, me parece que el precio del sueco es un tanto caro. Pero sinceramente el Barcelona se ha visto abocado a esta situación por la actitud de Eto’o, y la posibilidad de dejarlo ir libre dentro de una temporada.

En el terreno de juego

etoo interDesde el punto de vista deportivo el fichaje es aún más complejo. Ibrahimovic es sin duda uno de los mejores delanteros del mundo actualmente. Un jugador total, que combina velocidad, estatura, habilidad, potencia y tiro. Incluso su punto débil, que era su capacidad goleadora algo discreta la ha mejorado hasta convertirse en el máximo goleador del Calcio. Ahora bien, el sueco tiene un carácter particular, y cierta tendencia a borrarse de los partidos. Es como si jugara cuando le diera la gana. Además, su actitud en el campo (en ocasiones va caminando como si el partido no fuese con él) llega a irritar a público, compañeros y entrenadores. No obstante Ibrahimovic sabe que llega al actual mejor equipo del mundo, y que es su gran oportunidad para convertirse en el mejor en su puesto. Por eso creo que esta primera temporada dejará a un lado la desidia para  demostrar su potencial.

El apartado táctico

El Barça basa su defensa en la posesión del balón. Y la posesión la tiene gracias a la calidad de sus centrocampistas y a una presión asfixiante sobre la salida del balón contraria, que empezaba con Eto’o. Al margen de su actitud, me parece evidente que Zlatan no va correr lo que corría el africano en la presión. Entre otras cosas porque no es su estilo de juego. Esto unido a que Messi no defiende, y a que Henry tampoco está ya para grandes esfuerzos, puede hacer que el sistema defensivo del Barça se resienta. Porque en estático los culés no defienden bien, básicamente porque tampoco lo necesitan. También creo que deberán transformar un poco su forma de atacar. Quizás menos balones en profundidad, ya que el ariete de Malmö domina como nadie el juego de espaldas. Con Ibrahimovic el ataque de los de Guardiola perderá algo de intensidad y velocidad, pero ganará fuerza y juego aéreo.

El carácter de ambos jugadores

zlatan barcaAquí no aprecio cambio. Eto’o es un revienta vestuarios. Un jugador presuntuoso y poco inteligente, sin dominio de sus palabras ni discreción. Ibrahimovic es algo por el estilo, pero con una importante diferencia. Eto’o después de tanto tiempo era uno de los capos del vestuario, y estaba crecido. Zlatan llegará a un equipo lleno de estrellas que lo han ganado todo. Creo que optará por no causar más problemas de los necesarios. Y ese es el punto fundamental del fichaje. Un equipo cuando gana mucho se desmotiva. O mejor dicho, pierde parte de la motivación anterior. Y es necesario reactivarlo a base de renovar el equipo. Y además Ibrahimovic tampoco ha ganado nada a nivel internacional en su carrera. Esto también pone de manifiesto que los equipos grandes necesitan de grandes estrellas. Y no todas pueden salir de la cantera. Y hay que ficharlas. Y generalmente muy caras. Lo malo (o lo bueno) de la demagogia, señor Laporta, es que es reversible y de poco recorrido.

Por otra parte, y pese a ser madridista, me alegro de poder disfrutar a Zlatan todos los fines de semana. Lo que me apena es que me da la impresión de que la liga española, cada vez más se reduce a dos equipos todopoderos y un grupo perseguidor que lucha por la Champions. Esperemos que el buen hacer futbolístico de equipos como el Villarreal contribuya a igualar una contienda desigual en lo monetario.

¡¡¡Histórico Triplete!!!!!


[Por Zury]

Histórico y triplete sin duda son dos palabras que hemos escuchado (y que escucharemos) mucho a lo largo de estos días. Pero es que realmente este Barça ha hecho lo que ningún equipo español había conseguido hasta la fecha, ganar Copa, Liga y Champions. Sin duda el giro de timón llevado a cabo por el club ha sido totalmente radical, cambiando el rumbo del equipo en tan solo una temporada.

Como culé y aficionado al fútbol se me acaban los calificativos para este equipo, pero lo que tengo claro es que este año será imborrable para muchos de nosotros. Tras la Copa del Rey y la Liga, se presentaba el más difícil de todos, la Champions. El escenario, una Roma engalanada esperando ver uno de los mayores espectáculos del fútbol mundial y el rival, el mejor, el otro equipo que esta temporada ha conseguido hacerle sombra a un Barça de ensueño, el Manchester United.  Sin duda se esperaba una ardua batalla entre dos grandes gladiadores. Y como en el Antiguo Imperio Romano, sólo podría triunfar uno.

El partido comenzó con un guión extraño para el Barça. No dominaba, no tenía el balón y el Manchester controlaba el partido, con un Cristiano Ronaldo, muy incisivo, llegando en algunas ocasiones a mostrarse ansioso por hacer algo grande.

Pero el que primero asestó fue el Barça. Eto’o hizo gala de ser uno de los mejores delanteros actuales, y rompiendo la sequía goleadora que venía arrastrando, mostró la calidad que atesora. A pase de Andrés Iniesta (otro que se merece un monumento) recibió en carrera, sentó a Vidic y batió a un Van der Sar que poco pudo hacer. El Barcelona puso el uno a cero en el marcador en la primera ocasión que tuvo; muestra de que los equipos grandes no perdonan.

etoo gol champions

A partir de este momento el Barça empezó a sentirse cómodo en el campo, dominando en líneas generales el encuentro, si bien, seguía siendo un partido abierto en el que ambos equipos llegaban con más o menos peligro al área rival. Y así terminó la primera parte.

Tras el descanso siguieron las líneas que se habían marcado en los primeros cuarenta y cinco minutos. El Barça dominaba y aguantaba las acometidas rivales con un Piqué imperial y con un Puyol con quien todavía está soñando Cristiano Ronaldo. Además Touré y Silvinho, que terminaban de formar la defensa “para la ocasión” estuvieron más que solventes a lo largo de todo el partido, dando la sensación de que era un encuentro de pretemporada. Mientras Xavi, campaba a sus anchas por el centro del campo haciendo funcionar al Barça como el reloj que es, siempre bien secundado con un Busquets cumplidor y sacrificado.

Delante, Henry hacía alguna que otra incursión, Eto’o hacía los ochenta kilométros que prometió y Messi sin desequilibrar tanto como nos tiene acostumbrados siempre aparecía por el centro (otro gesto ténico de Guardiola y que merece un post de alguien que de verdad entienda de fútbol) y traía locos a los centrales. Si a eso le añades al genio de Fuentealbilla poco se puede hacer.

Al final, tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió. Xavi le regaló medio gol a Messi con un centro medido que el argentino remató. Era el 2-0 con quince minutos por delante. El Manchester, ya con toda la artillería en el terreno de juego, lo intentó y en la más clara ocasión que tuvo, surgió la figura de Valdés para demostrar que en las grandes ocasiones se crece y que varias de las críticas que recibe son excesivas.

celebracion champions

Pitido final y comienzo de la fiesta. Sin duda alguna tras este año las universidades catalanas presentarán un índice de suspensos nuca visto hata ahora, por culpa de tanta fiesta y de tantas visitas a Canaletas. Por el bien de los barcelonistas y del fútbol, ojalá la temporada que viene, suspendan más todavía.

P.D.: No soy periodista, ni nada parecido así que pido perdón a los lectores por los fallos clamorosos que puedan existir.

El triunfo del fútbol


Por petición popular (concretamente de Zury y de un tipo llamado Iván al que no conozco, que ha comentado en la entrada anterior) voy a sacrificar horas de sueño y probablemente de estudio para escribir algo sobre el clásico del sábado pasado.

Fue una exhibición, otra más. Un partido casi perfecto, que seguro no imaginaba ni el más optimista de los culés. Un 2-6 que quedará para la historia, igual que aquel 0-5 de 1974 o el 5-0 de Romario y su cola de vaca a Alkorta.

Y eso que el encuentro empezó torcido para la parroquia blaugrana, porque después de varios acercamientos del Barça en el comienzo, fue el Madrid quien golpeó primero con un centro medido de Ramos y un cabezazo impecable de Higuaín, que estaba absolutamente libre de marca.

En ese momento, la diferencia era de tan sólo un punto, y la Liga estaba más viva que nunca. Los ‘milagros’ de este año y la liga de Capello de hace dos, hacían presagiar una nueva remontada blanca. Además, el partido se le ponía de cara a un Real Madrid que sufre con el balón y cuando tiene que llevar la iniciativa, pero que cuando se pertrecha atrás y sale a la contra es muy peligroso.

Pero nada más lejos de la realidad. El Barcelona es mejor y Sergio Ramos le ayudó a demostrarlo. Los enormes despistes tácticos en defensa del sevillano le convierten en un lateral vulgar, cuando por sus condiciones podría ser un defensor fuera de serie. Tras un fallo suyo llegó el empate de un resucitado Henry, y una falta en su lado sirvió para que Puyol rematase a gol un milimétrico centro de Xavi. Sí, de Xavi.

xavipuyolDe ese Xavi que probablemente sea el mejor futbolista del mundo en su puesto ahora mismo. De ese Xavi que es el máximo exponente de la filosofía de ‘La Masía’. De ese Xavi que hace fácil lo difícil, que ve el fútbol antes que nadie y que lo entiende y ejecuta a la perfección. Ese Xavi a quien buscan todos sus compañeros. Ese Xavi que ha superado con creces a sus antecesores Milla y Guardiola. Ese Xavi, es el metrónomo del mejor Barça de la historia, y nosotros tenemos el placer de poderlo disfrutar.

Pero es que por si fuese poco, Xavi mira hacia adelante o hacia los costados y se encuentra con Iniesta, con Henry, con Eto’o y con Messi. La asociación es automática, y el resultado, impecable. Tras un fallo de Lass llegó el 1-3 del argentino, de quien ya ni siquiera pueden dudar aquellos que pensaban que se escondía en los partidos grandes.

A pesar de que al principio de la segunda mitad el Madrid recortó distancias, en ningún momento dio la sensación de poder inquietar a un Barcelona netamente superior que seguía poniendo a prueba a un Casillas que estuvo soberbio durante todo el encuentro y salvó a su equipo de una humillación aún mayor.

Y tanto va el cántaro a la fuente… que al final Henry hizo el 2-4 tras controlar un fantástico pase de Xavi a la espalda, como no, de Sergio Ramos. Y tanto va, que Messi rubricó el 2-5 tras otra enorme acción del omnipresente Xavi. Y tanto va que hasta Piqué se atrevió a subir con el balón controlado, a hacer una pared con Eto’o y a rematar la goleada blaugrana en el Bernabéu. Me alegro por el chaval, que está creciendo a pasos agigantados y que sin duda será uno de los mejores centrales del mundo en no demasiado tiempo. Su próxima prueba de fuego, el miércoles en Stamford Bridge.

pique-etoo

¿Y el Madrid?. Pues poco o nada se puede salvar. Casillas, quizá Higuaín y paren de contar. Aunque yo le veo un lado “positivo” (entre todas las comillas del mundo) a esta humillación para los seguidores del Real Madrid. Este 2-6 ha servido a buen seguro para que los que mandarán a partir del año que viene, se den cuenta de que el equipo blanco necesita una catarsis. Una renovación total, en el vestuario, en la filosofía de juego y también en el banquillo.

Para acabar una reflexión. No sé si el Barcelona ganará el triplete, ni siquiera sé si levantará dos títulos, e incluso aún no es matemático que haya ganado la liga. De lo que sí estoy seguro es de que su victoria del sábado en el Bernabéu es la victoria del espectáculo. El triunfo del fútbol.

PD: Jamás me cansaré de decir lo bueno que es Forlán. Anoche machacó al Betis el sólo, e incluso, aunque el Atlético no se acabe meteiendo en Champions, deberían hacerle una estatua a las puertas del Calderón.

Otro recital, y ya hemos perdido la cuenta


Duelen las manos de tanto aplaudir. Se acaban los calificativos para este Barcelona. Eto’o, Messi, Henry, Iniesta, Xavi… parecen de otro planeta. Han finiquitado toda una eliminatoria de Cuartos de Final de la Champions League en tan sólo 42 minutos.

Velocidad, transición de balón rápida, un puñal en la banda derecha llamado Alves, Iniesta generando fútbol en el centro y arriba, la calidad diferencial. Han sido 4-0 pero podrían haber sido 6 o 7 sin exagerar. Ante esto, poco o nada se puede hacer.

barsabayernY es que hoy el Barça ha salido enchufado, pero no sólo eso, no ha bajado el pistón durante todo el encuentro, con una actitud digna de elogio de todos los jugadores. Desde Eto’o comenzando la presión desde la punta hasta Valdés, que apenas ha tenido trabajo.

Esta actitud es la que realmente diferencia al últiimo Barça de Rijkaard y al Barça de Guardiola. Desde el banquillo se ha conseguido la implicación de todo el equipo (incluso de Eto’o que estaba fuera del equipo en verano). Tanto es así que en el minuto 88′ y con 4-0 en el marcador desde el primer tiempo, el camerunés ha bajado hasta su propia área para recuperar un balón. Eso ha sido gracias a la labor de un técnico que tiene gran parte de culpa en este éxito. Curiosamente, Guardiola ha perdido los nervios al protestarle al árbitro un posible penalti sobre Messi, y ha acabado siendo expulsado. Cosa extraña en el de Santpedor.

Pero daba igual, la fiesta era completa, y el Barcelona un rodillo que ha pasado por encima de un Bayern de Munich que no ha sido ni la sombra de lo que se le presuponía, por historia y por potencial.

Porque esa es la otra lectura del partido. A la que te llevan frases como la de Beckenbauer

lo que he visto en el primer tiempo es el peor fútbol jamás desarrollado en la historia del Bayern

Y no parece que le falte razón. Los alemanes han sido uno de los peores equipos que han pasado por el Camp Nou esta temporada. Es cierto que tenían bajas, sobre todo en defensa, y que ni Breno ni Lell son jugadores de primer nivel, pero eso no es excusa.

El Bayern ha estado timorato y contemplativo desde el pitido inicial, pero el verdadero problema es que han renunciado a su identidad. Aun sabiéndose inferiores, no han utilizado sus armas. Sabiendo que su centro del campo no tiene capacidad para organizar fútbol de toque, pero sí tiene mucha llegada y velocidad en bandas, lo lógico es que los alemanes hubiesen planteado un partido duro, con marcas férreas y con intercambio de golpes a la espera de poder lanzar rápidos contraataques y si el partido no venía de cara, mucha presión y colgar balones a Luca Toni.

schweinibarsa

Nada más lejos de la realidad. El Bayern ha salido a defender, y como no sabe, porque no tiene buenos defensas y porque no es un equipo concebido para ello, se ha roto. Con la baja de Lahm, Lell habitual lateral diestro ha tenido que jugar por la izquierda, y claro, para Messi y Alves, eso era una autopista por la que entraban como un cuchillo en mantequilla. Además, con Lucio lesionado y Van Buyten con problemas familiares, la pareja de centrales ha sido Breno y Demichelis. El argentino, bastante sólido normalmente, ha estado desastroso y el joven brasileño (que probablemente será un crack en el futuro) ha estado despistadísmo toda la noche.

Y por si fuera poco, ni Van Bommel ni Zé Roberto han podido con la medular del Barça, a Altintop apenas le ha nombrado el narrador, Schweinsteiger ha estado impreciso y lento, Ribery sólo ha dejado un par de pinceladas, pero no se ha echado el equipo a la espalda, y Luca Toni ha estado tan desasistido que ha acabado por desesperarse.

Muy pobre imagen para un equipo que tiene cuatro Copas de Europa, pero sobre todo, que tiene una plantilla que debería ser capaz de plantarle cara a un equipo como el Barcelona. Un equipo que en este partido ha tirado por tierra toda la mística del fútbol alemán de los años 70 y 80. Un equipo que al segundo bostezo, en vez de marcar, ve como le han metido dos goles. Un equipo que ha sido manejado a su antojo por este mágico Barcelona. Un equipo que esta noche ha precido cualquier cosa menos eso, un equipo.

Resultados 1/4 de Final Champions League
Barcelona 4-0 Bayern Munich
Liverpool 1-3 Chelsea

PD: Si mañana me da tiempo a ver el Liverpool-Chelsea en diferido, os prometo un post. Como adelanto, rendir pleitesía al irrepetible holandés errante y al marfileño más letal, deciros que me alegro por Ivanovic y sobre todo, ponderar la importancia del gran Mascherano.

Así se le gana (o empata) al Barcelona


Me gustaría darle las gracias a Anuar, por sacar adelante el blog en estos días en los que estoy tan ocupado. Es un lujo contar con alguien como él.

[Por Anuar Marrero]

En el último post que escribí, sobre el España- Inglaterra, comentaba una obviedad, que en el fútbol no hay ni sistema infalible ni equipo invencible. Y por muy evidente y simplona que sea la afirmación me veo obligado a volver a utilizarla tras el partido de anoche entre el Olympique de Lyon y el Barcelona. Y es que a pesar del resultado de empate a uno que sitúa a los de Guardiola como favoritos, Claude Puel, dio una lección de como contrarrestar las virtudes del líder de la liga.

claudepuelEl fútbol es una conjunción, una mezcla de proporciones desconocidas entre elementos tangibles e intangibles, entre variables causales y otras de carácter azaroso. Y, el trabajo de un buen entrenador, consiste en controlar todo aquello que está en su mano. Y mientras más y mejor haga esto, menos espacio dejará para la sorpresa y el imprevisto, más se adaptara el partido al guión escrito de antemano. Si partimos desde esta base para analizar el partido de ayer, lo cierto es que el técnico nacido en el Languedoc realizó un planteamiento excelente.

Y es que la fórmula es más sencilla de lo que pueda parecer a priori. Al Barça se le gana con superioridad numérica en el centro del campo (Guardiola jugó con tres y Puel con cinco hombres en la medular), con una buena presión zonal sobre y desde su defensa y movilidad en el ataque. Tan sencillo de decir como complicado de llevar a la práctica. Esto tampoco te asegura la victoria, porque el equipo catalán es la escuadra con más recursos ofensivos del mundo. Pero lo cierto es que aplicando bien este esquema se reduce mucho el riesgo de imprevistos.

Porque Messi puede hacer una genialidad, pero si realizas un buen marcaje, con buenas ayudas y coberturas en defensa, ocurre que el argentino se termina yendo al centro para buscar balón. Porque Eto’o es potencia pura, pero si te anticipas y le encimas cuando recibe de espaldas reduces mucho su efectividad. Y digo esto porque estoy hastiado de escuchar a entrenadores en la liga española lamentándose de lo imparable que son los Messi, Eto’o y compañía. Por supuesto que son de los mejores jugadores del mundo pero el trabajo de un entrenador consiste en reducir al máximo su efectividad. Claro que si le dejas espacio a ‘la pulga’ en la banda, dejas recibir de frente y en carrera a Eto’o y permites dos contra uno con Alves y Messi, lo más probable es que te hagan un siete.

Guardiola ha conseguido potenciar tanto las virtudes de su equipo que prácticamente parece que no tiene ninguna carencia. Toque excelso y rápido, presión asfixiante, defensa sobria, golea y no recibe goles. Pero lo cierto es que las tiene, como quedó de manifiesto ayer. El Barcelona es un equipo que sabe jugar a un tipo de fútbol. Toca una y otra vez hasta que encuentra los espacios. Pero su efectividad y peligro son directamente proporcionales a su posesión. En la medida en la que no tenga el balón, el Barça pasa apuros.

Porque la línea del centro del campo sólo la forman tres, con lo que es fácil que se vea en inferioridad. Porque ni Messi ni Henry defienden un carajo (con perdón, pero las cosas como son) y Alves deja mucho espacio a su espalda. Porque basa su defensa en la presión en la primera línea y en la posesión, pero defendiendo en estático victor_valdestiene bastantes problemas. Y porque Valdés no es un portero de primer nivel. Tiene muchos reflejos, pero es el principal beneficiado del juego del Barça. Prácticamente no le tiran y sólo se habla de él cuando realiza alguna intervención de mérito. Pero cuando por las razones que sea asume más protagonismo denota sus carencias. En cinco días ya le hemos visto dos fallos clamorosos. Contra el Espanyol le regaló el balón a De la Peña y ayer se ‘comió’ de manera flagrante el balón templado de Juninho. Y por temporada suele tener varios de estos. Eso es imperdonable para un portero de uno de los mejores equipos del mundo actualmente, si no el mejor.

Además me gustaría poner de manifiesto la importancia de Iniesta en el equipo. Y es que cuando el no está Xavi se convierte en el canalizador de todo el juego, y por lo tanto el Baecelona se vuelve más previsible y más fácil de parar. No es casualidad que después de tantos años el capitán del Barça esté rindiendo a mayor nivel que otras temporadas. Iniesta tiene gran parte de la culpa. Para terminar, me gustaría comentar que el primer día de la jornada de Champions ha sido bastante igualado, con tres empates y una victoria por la mínima del Arsenal, merced a un más que dudoso penalti. Es lo mejor que podía pasar, los partidos de vuelta están abiertos y son imprevisibles. Y que ocurra esto en octavos, dónde siempre había dos o tres partidos resueltos de antemano es una gran noticia. Y es que señoras y señores ¡Qué bonita es la Champions!.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Martes 24 de febrero de 2009

Inter de Milán 0-0 Manchester United

Arsenal 1-0 Roma

Atlético de Madrid 2-2 Oporto

Olympique de Lyon 1-1 Barcelona

Cuando algo va bien…


[Por Fran Reyes]

Cuando algo va bien, todo va bien. Los rechaces te favorecen, las circunstancias de juego te ayudan, incluso el rival parece peor de lo que realmente es. Y cuando encima la dinámica es positiva, cuando los partidos son goleadas incontestables, esa sensación se acrecenta casi hasta perder la perspectiva.

El Barça se encuentra en estado de gracia. Cada jugador parece estar dando la mejor versión de sí mismo salvo contadas excepciones, y desde el primer minuto del partido el campo se desnivela hacia la portería rival. Sólo así se puede explicar que en 24 minutos ya hayas marcado cuatro goles.

El planteamiento del partido fue de libro, alejado de las habituales rotaciones usadas por Pep Guardiola. El entrenador blaugrana apostó esta vez por saltar al campo con la alineación de gala, con los mejores jugadores de la plantilla. Gonzalo Arconada, por su parte, también sacó lo mejor que tenía disponible: el Almería salió con su habitual 4-1-4-1, con Juanito de eje y Julio Álvarez llevando la manija del equipo sobre el campo. Negredo de estilete y el habitualmente seguro Pellerano como central de referencia. Sólo sorprendió la presencia de Guilherme en lugar de Mané.

Todos los planteamientos de Arconada se vinieron abajo en el minuto 4. Touré Yayá demostró ser un jugador mucho más técnico de lo que refleja su rol en el Barça y colocó un balón bombeado al área que no acertó a despejar Pellerano y tampoco a blocar un Diego Alves que ni siquiera llegó a salir de su arco. Eto’o pudo rematar sin necesidad de controlar la pelota y sin oposición de ningún rival. 1-0

La superioridad del Barça era incontestable, y fue cuestión de tiempo que llegara el siguiente gol. Minuto 9, Iniesta aprovecha un gran pase de Messi para sentar a Diego Alves y dar un pase de la muerte que repelió, de nuevo sin fortuna, Pellerano. La pelota volvió a caerle al astro argentino, que remató con mínima precisión… y con la suerte de que su balón llegó hasta Henry, que sólo tuvo que poner la pierna para introducirlo en las mallas. Segundo gol y un Almería sin argumentos ante la abrumadora posesión blaugrana.

Cuando diez minutos después Messi entró a trompicones hasta la cocina del área defendida por el Almería, la pelota llegó a Eto’o y el camerunés remató de tacón ya nadie se sorprendió. La afición barcelonista, en éxtasis, se limitó a abrir aún más los ojos. Y los sacó fuera de sus órbitas cuando Xavi cedió a Eto’o el cuarto gol, prácticamente a puerta vacía. También lo pudo meter Messi, igual de solo y franco a la portería que el ariete africano. Ningún jugador del Almería, aplastado por el rodillo catalán, siguió la jugada.

El Almería había perdido su espíritu, ese juego alegre y deportivo que le había valido las simpatías de todo aficionado al fútbol español. Se había convertido en un modesto como otro cualquiera, tropezándose con su realidad, incapaz de contestar al recital blaugrana. Todo eso se reflejo cuando, tras una serie de ataques infructuosos (se llegaron a acumular cuatro córners a favor de los rojiblancos en pocos minutos), Álvaro Negredo no soportó lo romo del juego ofensivo de su equipo y descargó su rabia con una entrada improcedente sobre Rafa Márquez. Expulsión inapelable que dejó al Almería sin su principal argumento ofensivo.

A partir de ahí, el Barça prácticamente dejó de atacar. Nunca se ha distinguido por ser un equipo que guste de hacer sangre ante equipos más pequeños o en circunstancias negativas, y una vez más lo demostró. Sólo la insaciabilidad de Dani Alves hizo que el Barça anotara un gol más, gracias a un potente trallazo del brasileño, que rubricó así su primer gol como azulgrana. Se va adaptando al equipo, y ello se está traduciendo en una mayor participación en el juego ofensivo.

Nada de lo que sucedió a partir de ahí, ni en la segunda parte, se puede resumir de mejor manera que ésta: no morder. Entró Hleb por el tocado Touré Yayá, entró Bojan por un Henry tan repleto de clase como inoperante, entró Víctor Sánchez por Dani Alves. Nada cambió la tónica: el Barça dejó de jugar, o mejor dicho dejó jugar al Almería. Y fue entonces cuando los andaluces mostraron su mejor cara.

Crusat, impreciso, dejó su sitio al tarifeño Mané. Éste formó un tándem temible junto al brasileño Guilherme, que se mostró muy incisivo. Si bien en defensa se vio superado por el tremendo Leo Messi (¿quién no?), en ataque tuvo una actuación más que decente. Mandó un balón al larguero al más puro estilo Roberto Carlos, realizó acciones de gran mérito y envió pases que bien pudieron acabar en gol de no ser por las acertadas intervenciones de un Rafa Márquez cercano a su mejor versión.

La segunda parte, sin embargo, tuvo también un deje bastante oscuro. Hubo hasta tres penaltis meridianamente claros, dos en el área almeriense y uno en la barcelonista, que se dejaron de pitar: los primeros por no ahondar en la herida, el segundo seguramente para compensar. Esto, aunque acertado desde un punto de vista psicológico, daba sensación de adulteración del partido. Por otro lado, una entrada bastante fea de Puyol a Mané (el de la Pobla de Segur llegó pasado de vueltas a un choque con el lateral almeriense) casi acaba en tangana de no mediar la tranquilidad del capitán blaugrana para admitir rápidamente su error y pedir perdón al jugador rojiblanco. Aceptadas las disculpas, el partido continuó.

El Barça no deja de fascinar con su juego a la afición. Guardiola ha fabricado un equipo digno de suceder al Dream Team de Cruyff, gracias a cuatro pilares bien definidos: un trabajo físico apropiado, un trabajo táctico que dota de fortaleza defensiva, un trabajo psicológico que inyecta ilusión a los jugadores y una jerarquía en el campo y el vestuario que les da referencias. Aún es pronto para saber si el equipo marcará época; hay que aprobar con nota la asignatura de Europa y mantener este ritmo en la Liga.

Pero, hoy por hoy, estos y otros objetivos parecen al alcance del Barça de Guardiola.

Vuelve el fútbol total


Me rindo ante la evidencia. Este Barça es de otro mundo y esto es, en gran parte, gracias a Pep Guardiola. A mí no me gustaban sus rotaciones, ni la mayoría de sus declaraciones y pensaba (y sigo manteniendo) que un jugador como Iniesta, que ve el fútbol un segundo antes que el resto de la humanidad, debe jugar de mediocentro y no de extremo.

Sin embargo, hoy he visto, de la mano de Pep, a uno de los mejores Barcelona que recuerdo. La alineación inicial suscitaba algunas dudas. Con Puyol en el lateral y con Busquets y Gudjohnsen en la medular. Pero todo carburó desde el principio.

Márquez remató un córner clásico de los tiempos de Rijkaard en el minuto 3, y el Barcelona ya ganaba antes de que el Atlético hubiese bajado del AVE. En la siguiente jugada de ataque, Messi se metió hasta la cocina y forzó un penalti de Ujfalusi que Eto’o se encargó de transformar en el 2-0.

El tercero fue el colmo de los despropósitos. Era el minuto 8 y había una falta en la frontal del área favorable al Barça. Coupet colocaba la barrera apoyado en uno de sus postes como si estuviese descansando, y Messi fue el más listo de la clase y al no haber pedido barrera, pudo disparar antes de que el portero y los defensas rojiblancos estuviesen colocados. Claro, así la pelota entró mansamente en una portería vacía. Hasta al realizador de la televisión le pilló desprevenido.

Pero el Barça no paró ahí. A pesar del 3-1 de Maxi, los culés no perdieron la ambición e hicieron el cuarto tanto por medio de Eto’o antes de llegar al minuto 20. Pero es que además, tuvieron un mano a mano de Messi tras una jugada antológica del argentino y un disparo con rosca de Iniesta que se estrelló en el poste de la meta de Coupet.

Precisamente de otro palo de Iniesta, al que sólo le faltó el premio del gol, vino la jugada del quinto gol del Barcelona. Tras una gran jugada, el rechace de la madera le cayó a un activo Gudjohnsen que se ha reconciliado con el gol y marcó a puerta vacía. 5-1 y quedaba todavía una hora de partido.

De la mano de Iniesta y Xavi, el Barça bailaba sobre el verde y el Atlético se limitaba a mirar. En la segunda parte, el espectáculo fue dantesco. Un equipo culé que no quería hacer demasiada sangre, y un equipo rojiblanco que había bajado los brazos, que se dedicaba a deambular pobremente sobre el campo.

Sólo Bojan y Henry tenían ganas de continuar la fiesta y lo consiguieron al triangular en el borde del área madrileña y acabar la jugada en gol ccon un remate espectacular del francés. El Barcelona puso de pie a todo el estadio. Combinó, trianguló y sobre todo definió, aunque si en tu línea de medios tienes a un chaval de Albacete llamado Iniesta y a un señor de Terrasa llamado Xavi, todo es mucho más fácil.

Pero es que además de estos dos genios, hay por ahí un tal Messi, al que le ha dado por querer ser el mejor jugador del mundo, y si no lo ha conseguido ya, está muy cerca de hacerlo. Hoy ha estado sublime, ha hecho un gol, ha provocado un penalti, ha vuelto loca a la defensa y ha hecho un eslálom memorable que si llega a acabar en gol hubiese sido uno de los más bellos de los últimos años. Además, ha salido muy reforzado en su particular duelo con el ‘kun’ Agüero, al que hoy ha ganado por la mano, como en las cartas.

Seguridad defensiva, presión en mediocampo y sobre todo, mucha pólvora arriba son las señas de identidad de un Barcelona, que con el sello de Pep, cada vez recuerda más ese que bordaba eso del fútbol total.

PD: Como llevaba tiempo sin escribir, dos posts de golpe. Si no habéis visto el gol de Ibrahimovic de esta tarde os lo recomiendo. Si el domingo tengo un rato, os pongo un enlace.

Agüero enamora a Europa y el Barcelona debuta con victoria


Ha vuelto la Champions, y lo ha hecho con mucha fuerza. Antes que nada, podéis consultar todos los resultados en este enlace.

PSV Eindhoven 0-3 Atlético de Madrid

Vamos con el análisis. El martes volvió el Atlético y lo hizo por la puerta grande. Los de Aguirre llegaban a un estadio complicado como es el Philips de Eindhoven, sin Maxi y con algunas dudas tras el partido ante el Valladolid, pero no importó. Apareció el ‘Kun’, y demostró que es sobrenatural.

Aunque en la primera jugada erró un mano a mano con Isaksson, solo le hicieron falta 8 minutos para marcar su primer gol en la Champions. El redimido Maniche combinaba con Luis García y el catalán ponía un balón para que Agüero la empujase para dentro.

Los fantasmas aparecieron con la lesión de Forlán (que va a estar cuatro semanas de baja) pero otra vez el ‘Kun’ se encargó de ahuyentarlos convirtiendo una buena jugada de Sinama en un gol para enmarcar. El argentino controló de espaldas y batió al meta holandés tras un espectacular reverso. Era el 0-2 y el Atlético daba una imagen de solidez en todas sus líneas desconocida hasta esta temporada. Sobre todo en defensa, donde las incorporaciones de Ujfalusi y Heitinga, parecen haber alejado las dudas que ha habido en la zaga rojiblanca las últimas temporadas.

El PSV es un equipo con mucha clase pero con gente muy joven, y también un equipo blandito en defensa. Aún así, inquietó en varias ocasiones a un acertado Leo Franco, que sacó varios balones de Lazovic, el joven y atrevido Amrabat y de Affellay, sin duda el futbolista con más talento del equipo, y que va a tardar poco en dar el salto a un grande de Europa.

Cuando más achuchaban los holandeses, llegó el 0-3 de Maniche. Cosas del fútbol, el portugués, díscolo como el sólo, se enfrentó a Aguirre la pasada campaña y perdió un año de fútbol, y ahora, una vez hechas las paces, parece imprescindible en los esquemas del mejicano.

Son días de vino y rosas en la ribera del Manzanares, el ‘kun’ es idolatrado por la prensa del mundo entero, se ha desatado la euforia y a los colchoneros ya se les da como posibles ganadores de la Champions, pero convendría no olvidarse de que esto recién empieza, que la temporada es muy larga, y que el grupo del Atlético de Madrid es muy complicado y personalmente creo que la baja de Forlán se va a notar en los próximos encuentros.

Barcelona 3-1 Sporting de Lisboa

El otro equipo que jugó en la jornada del martes fue el Barcelona de Guardiola. Victoria aparentemente plácida pero con una dosis de sufrimiento innecesario al final ante un Sporting de Lisboa, que sólo intimidó a los culés cuando éstos llevaban dos goles de ventaja en el marcador.

Guardiola volvió a hacer cambios en la alineación. Con Abidal fuera de la convocatoria, el eje de la zaga fue para Piqué, (gran partido el suyo) y Márquez, dejando el lateral izquierdo para Puyol. Keita actuó de medio centro defensivo por detrás de Iniesta y Xavi, con Messi y Henry en los costados del ataque y Eto’o en la posición de ‘9’.

El primer gol fue obra de Márquez, al rematar en el segundo palo un córner botado por Alves. Henry, muy criticado por su falta de efectividad de cara a puerta, estuvo muy participativo durante todo el partido, pero de nuevo, sin acierto. Con el 1-0 el Barcelona dominaba el centro del campo y el equipo lisboeta sólo creaba peligro gracias a disparos lejanos. Pero no fue hasta el minuto 15 de la segunda mitad cuando llegó el segundo tanto de los blaugranas. El Sporting se acercaba a los dominios de Valdés, pero en una jugada aislada, Tonel cometió un absurdo penalti a Eto’o que el propio camerunés se encargó de transformar.

Con el 2-0 llegó la relajación del Barcelona. Guardiola retiró a Eto’o para dar entrada a Touré y poco después introdujo a Pedro en lugar de Henry. Entre tanto, el Sporting puso la incertidumbre en los aficionados del Camp Nou cuando Tonel remachó a la red un córner en el minuto 74.

Fue sólo un espejismo, con el gol en contra, el Barça despertó y apareció Iniesta. El de Fuentealbilla está de dulce, y a pesar de partir desde el interior izquierda, se hinchó a dar pases interiores que sus compañeros no aprovechaban, hasta que a tres minutos del final, una genial asistencia del manchego le sirvió a Xavi para poner la sentencia en el marcador.

Goles PSV-Atlético

Goles Barcelona-Sporting Lisboa

PD: No puedo entender que Paulo Assunçao sea titular en el Atlético, y tampoco que Puyol juegue de lateral izquierdo en el Barcelona.