Archivo de la etiqueta: manchester

El (fugaz) retorno y la despedida (Gracias Ruud)


[Por Anuar Marrero]

Vivió el Madrid el domingo una curiosa jornada. El Bernabéu asistió a una ironía de esas que tanto le gusta ofrecernos al fútbol. Un jugador se despedía del conjunto blanco y otro volvía a ofrecer una gran actuación en el estadio de Chamartín, después de mucho tiempo. Dos jugadores contrapuestos. Uno es un jugador espectacular por la ausencia de espectáculo, por poner cada ínfimo recurso al servicio del gol y del equipo. El otro, un jugador incomprensible. Un compendio de virtudes excepcionales dilapidadas por un carácter voluble y autodestructivo.

El que se iba era Ruud Van Nistelrooy. Sin lugar a dudas uno de los mejores delanteros que yo he visto en mis 23 años de vida. No busquen en él la potencia de Ronaldo, ni la calidad de Romario, ni la incontestable superioridad de Van Basten. En Ruud sólo encontraran un físico portentoso, 1,88 metros cohesionados por la obsesión del gol. ‘Van The Man’, cómo le apodaron, era una metáfora del objetivo último del fútbol. No le interesaba el regate, ni el control perfecto. Ruud controlaba y remataba. Sin dilación. Para él la belleza era el gol, no necesitaba adornos. En más de una ocasión escuché críticas hacia el delantero holandés. Generalmente provenían de aquellos aficionados a los highlights, a la filigrana efímera. Lo acusaban de tosco y de no tener suficiente calidad. Pero Ruud era cómo el amante sobrio y seguro que no necesita recurrir a las flores, porque con una mirada y una sonrisa es capaz de ofrecer infinitamente más.

Intento recordar a algún jugador que haya calado más menos tiempo en un entorno tan difícil como el Real Madrid. Y no lo encuentro. Actor principal en la milagrosa liga de Capello, en la que sus 25 goles fueron el elemento fundamental del milagro. ‘Van Gol’ era coherencia en un equipo acostumbrado a los escándalos. Era un estudiante aplicado en una clase demasiado acostumbrada a niños malcriados. Por eso y por sus dos temporadas y media de trabajo y profesionalidad, la afición blanca recordará con cariño a ese delantero grande y con pinta de tosco que un día pasó por el estadio de Chamartín. Para quienes aún duden de su calidad sólo ofreceré un dato. Lo que define a un delantero es el gol. Y Van Nistelrooy es el único junto a Di Stéfano que ha conseguido ser máximo goleador en las ligas de tres países diferentes. Y le espera el Hamburgo. Estoy convencido de que la historia de amor de Ruud y el gol aún no ha llegado a su fin. Suerte y gracias.

La contrapartida era Guti. Es el caso opuesto al holandés. Guti es un jugador superlativo. Tiene  algo que no se puede entrenar, visión de juego, clarividencia desde la media punta, un último pase muy poco frecuente en el fútbol mundial. Además tiene gol, como ya demostró cuando tuvo que jugar cómo delantero durante gran parte de la temporada y acabó con 14 goles. Gol, visión de juego y de la cantera. Lo tenía todo para marcar una época en el Madrid. Pero se fue diluyendo. Pasaban entrenadores uno tras otro y nunca conseguía la titularidad. Y entre rabieta y rabieta fue encadenando actuaciones estelares con partidos mediocres gobernados por la indolencia. Y así desapareció lo que podía haber sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español. Tras las turbulencias de esta temporada parece que ha encontrado su sitio en un equipo necesitado de su fútbol. La velocidad de los Higuaín, Benzema o Ronaldo combinada con su último pase puede tener efectos demoledores. Ya no veremos al jugador que pudo ser, pero a lo mejor es su última oportunidad para hacer algo grande en el Madrid y despedirse por la puerta grande.

P.D.: No quería estropear el artículo con un tema tan banal, pero no puedo callarme. Y es que no entiendo cómo se puede considerar agresión la jugada de Ronaldo, cuando intentaba salir al contraataque y estaba siendo agarrado es cómo menos curioso. Se ve claramente que Ronaldo sólo quiere zafarse. Si le da en la cara es tan sólo porque Mtiliga está agachado agarrándole con las dos manos. Que esto sea roja y que por ejemplo, el empujón de Puyol con el brazo sobre Nilmar en el partido contra el Villarreal no sea ni penalti es lo que lleva luego a muchos a montar teorías conspiratorias

Anuncios

Gourcuff y el Bayern Munich


Debería estar estudiando los textos sobre nacionalismo del profesor Juan Pablo Fusi, pero no me puedo resistir a comentar lo que ha pasado esta noche en el Grupo A de la Champions League, y muy especialmente lo sucedido en el Allianz Arena.

Porque esta noche el Girondins de Burdeos ha dado un golpe en la mesa, y le ha ganado 0-2 al Bayern de Munich, con un partido soberbio de sus estrellas (Gourcuff y Chamakh) que ha dejado a los de Van Gaal con una estocada muy profunda, y con pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Con este resultado, el grupo queda así, a falta de dos jornadas para el final de la primera fase, el Girondins de Blanc ya está clasificado para octavos, con 10 puntos, la Juventus con su victoria de hoy en Israel, tiene 8, el Bayern está tercero con sólo 4 y el Maccabi Haifa es último con 0 (aunque ojo, que tienen gente interesante y aún pueden dar un sustito).

van gaal bayernEsto demuestra otra vez que mis conocimientos del fútbol cada vez son más pequeños, porque desde el principio de temporada, había puesto mis esperanzas en que el Bayern fuese el gran ‘outsider’ para ganar esta Liga de Campeones. Me gusta mucho cómo han fichado este verano. A falta de un buen portero, porque ni Butt ni Rensing me parecen de garantías, creía que habían subsanado las carencias de los años anteriores.  Pensaba que Tymoschuk le iba a dar equilibrio en el medio campo, que Pranjic, que lleva varios años saliéndose en el Heerenveen, le iba a dar profundidad tanto en el lateral izquierdo como de interior, que Mario Gómez iba a ser el gran goleador que fue el año anterior en el Stuttgart, que Robben y Ribery serían una pareja letal en los extremos y sobre todo, confiaba en Van Gaal.

El técnico holandés, después de que le dieran por muerto tras su salida del Barcelona, maravilló a Europa con sus temporadas en el AZ, con el que rompió la hegemonía de los tres grandes de Holanda. Personalmente, le consideraba el técnico ideal para este Bayern Munich, el arquitecto para un proyecto verdaderamente ambicioso, que imprimiera el carácter que le faltaba al equipo el año pasado, cuando lo dirigía Klinsmann.

Pero nada más lejos de la realidad. Pocas noticias buenas tiene este Bayern, del que sólo se salvan los jóvenes, Müller (ausente hoy por sanción) y Badstuber, de quienes Áxel Torres habla maravillas en este artículo. Por lo demás, prácticamente fuera en la Champions y sexto en la Bundesliga. Y lo peor, es que no hay ni rastro de una de las virtudes que se le presupone a todos los equipos de Van Gaal, la solidez.

Precisamente solidez es algo que le sobra a su rival de esta noche, el Girondins de Burdeos. A pesar de que la mayoría de los expertos vaticinaron que los de Blanc iban a dejar fuera a Bayern o a Juventus, yo he sido escéptico hasta esta misma noche (en la que ya no me quedaba otra, porque ya se han clasificado para octavos).

Sobre el papel, tanto alemanes como italianos tienen una plantilla superior a la del Burdeos, tanto en calidad como en número de efectivos, pero ha sido comenzar a rodar el balón, y los de Blanc han demostrado una superioridad enorme durante lo que llevamos de primera fase.

gourcuff girondinsTienen a un superclase llamado Gourcuff, un genio del balón que lo tiene todo para marcar una época si se lo propone. Es difícil ver a un mediapunta con esa visión, ese golpeo del balón, ese manejo de ambas piernas, con sólo 23 años. El apodo de ‘le petit Zizou’ se lo han puesto a varios jugadores en Francia, pero parece que en este caso, está completamente justificado.

Se destapó en el Rennes, y sus portentosas actuaciones le valieron un millonario traspaso al Milan en 2006. Quién sabe si por la presión,  por precipitarse demasiado, por estar ensombrecido por Kaka’ o por encontrarse lejos de su Francia natal, el joven Yoann no rindió como se esperaba en San Siro, y al no gozar de oportunidades, se fue cedido al Girondins de Burdeos. El año pasado los de Blanc salieron campeones y destronaron al Lyon, con Gourcuff como máxima estrella.

Cuando todo parecía indicar que Gourcuff sería el sustituto de Kaka’ en el Milan esta temporada, porque ya es un jugador mucho más maduro y formado que cuando llegó a Italia, y porque su juego y sus características son muy similares a las del hoy jugador del Madrid, el club de Berlusconi hizo una de las operaciones más inexplicables que se han dado en el mundo del fútbol.

Los ‘rossoneri’ aceptaron que en el contrato de cesión se incluyese una opción de compra del jugador por 14 millones de euros. Un precio ridículo para un jugador tan inmenso, que el Girondins pagó alegremente. El resto de la historia es conocida, Gourcuff es la estrella emergente del momento, y el Milan en su puesto tiene a Ronaldinho.

Cuentan que Galliani, vicepresidente y máximo responsable de la parcela deportiva del Milan, se quedó calvo, (y ahora se parece a Fétido Addams) de tanto tirarse de los pelos por el affaire Gourcuff.

PD: Del resto de la jornada, hay que destacar que el Atlético ya está fuera de la Champions, precisamente la noche en que mejor ha jugado, pero es que Drogba, es muchísimo Drogba. Que Pato es un fuera de serie (por algo el Milan pagó 20 millones de euros por él cuando aún no había cumplido 18 años) y que ojito con Dzagoev, que va para crack, si no lo es ya. En esta página podéis ver los goles del Machester United – CSKA Moscú, el 0-1, es de Dzagoev.

Una de fútbol de verdad


[Por Jorge García]

Como redactor de internacional del diario Público, no voy a hablar de la liga española – o si lo hago, seré breve – y voy a centrarme en lo serio. En la verdadera mejor liga, que es la Premier League. Llevamos ya cuatro jornadas y el panorama parece aclararse un poco. El Chelsea de Ancelotti, que es mi favorito para levantar el título, se está demostrando un equipo muy sólido y para el que el técnico italiano ha recuperado a Drogba. Sí, ese magnífico delantero que Scolari, no sé por qué, decidió quemar y no darle ni un minuto. Pero esa es otra historia.

barryjorgeLa millonada del jeque del Manchester City le está dando resultado. A diferencia del año pasado, esta vez sí gastó bien el dinero. Lescott, Touré y Barry han permitido dar estabilidad a un equipo que sólo pretendía vivir de lo que hiciera Robinho por ahí arriba. Y ya sabemos que lo suyo es la samba y la juerga; aunque de vez en cuando le da por jugar al fútbol. Además, la llegada de Adebayor y Tévez le permite a Mark Hughes, que para mí es quien se merece todas las consideraciones, hacer un once de garantías. Hughes ya demostró su solvencia en el Rovers y ahora va camino de poder pegarse por la cuarta plaza y jugar la Champions. Yo creo que no lo logrará, pero con un Liverpool que apunta maneras para ser un desastre este año, todo es posible.

Si sorprendente me parece que un equipo de Redknapp se moleste en jugar al fútbol – y de momento le está saliendo bien – el tema de que el Burnley gane los dos partidos que ganó (ante Everton y Manchester United) o que el Stoke, con el gran Tony Pulis al mando, esté demostrando ser algo más que un equipo ordenado atrás, lo es más aún. Yo pude verlos el año pasado en directo jugar contra el Aston Villa. La verdad es que se limitaron a defender como pudieron. Pero este año llegó la revolución y Pulis vio que había que atacar. Salir al campo y demostrar que lo difícil ya pasó el año pasado. Ahora, intentan hasta tener un poco el balón y moverlo. También es cierto que Sorensen en la portería se está hinchando a parar y dar puntos al Stoke. Sin embargo, lo importante no es eso. Creo que pasarán una temporada más tranquila de lo que se esperaban.

moyesjorgeLas dudas y los que creo que van a estar en el alambique son el Everton – y lo siento por gente como Arteta o Moyes -, el Wolverhampton y, como no se ponga a ello, el Aston Villa. Los de Birmingham dan pena en defensa. Son más que un coladero y el único que ordena la zaga es Cuéllar. Por cierto, no quería olvidarme del Wigan; que lo entrena el gran ‘Bob’ Martínez al que le deseo lo mejor porque se lo merece. Apuesta por el balón, tocar y presionar. Le saldrán las cosas o no, pero ví algún partido el año pasado de su recién ascendido Swansea y la vergüenza se la dejó en España.

Lo último que quiero comentar es una cosa sobre el sorteo de la Champions. Me parece bien que aparezcan más equipos de lo que se llama ligas menores, pero esto, y a la vista del sorteo está, tiene una doble lectura. Por una parte, creo que permitirá a los supuestos grandes pasar a octavos con más tranquilidad. En casi todos los grupos hay dos equipos que destacan sobre el resto. La otra es saber si el dinero que perciban los clubes modestos les hará monopolizar la liga de su país. Para eso hace falta tiempo y observarlo, pero como se clasifiquen un par de años seguidos para la Champions e inviertan bien, mucho me temo que sí será así. Entonces, más que democratizar la extinta Copa de Europa, habremos dado un golpe totalitarista sobre las ligas con menos caché.

P.D. La pasta por ‘Chygro’ me parece un escándalo, pero para mí, lo que diga Guardiola es como la palabra de un ser superior.

Una de política y deporte


[Por Anuar Marrero]

En los últimos días, la actualidad me ha brindado una oportunidad que no puedo dejar pasar. Y es la de relacionar dos de mis temas preferidos, fútbol y política. Si, comprendo que es un terreno minado, y que el fútbol debería tener más independencia de la política. Pero no sería yo si dejara pasar una oportunidad como esta de meterme en un berenjenal.

FILES-FBL-SPAIN-REAL MADRID-PEREZVayamos por partes. Todo empieza cuando el Manchester hace público en su página web que acepta la oferta de 94 millones de euros del Real Madrid por Cristiano Ronaldo. Sí, es una barbaridad, es obsceno, hay muchos niñitos muriéndose de hambre, y a todos nos gustaría coger ese dinero y tener un mundo en paz y abrir orfanatos para gatitos. No me entiendan mal. Tan solo quiero ridiculizar los argumentos tópicos, populistas y demagogos que acompañan cualquier fichaje de envergadura. En lo que a esto respecta, una única puntualización. Quien acepta tal cantidad es la anterior junta, presidida por Ramón Calderón. Florentino sólo tenía dos opciones, o pagar los 94 por el jugador,o pagar 30 millones de penalización. Me parece que la elección está clara. Primera reacción, Laporta.

Laporta, ese presidente henchido y ufano que saca pecho últimamente pareciendo olvidar que hace un año casi el 60% de los socios del Barça votó a favor de la moción de censura presentada contra él, y por lo tanto su proyecto. El mismo que ahora anda paseando por el mundo con esa sonrisa hollywoodiense y ese aire de gurú del fútbol. El mismo proyecto que con unos estatutos más democráticos lo hubiese puesto de patitas en la calle al final de la temporada pasada. Para empezar es de muy mala educación, y muy poca caballerosidad que un presidente de un club ande criticando sistemática, abierta y deliberadamente la política de otro, en especial cuando no le afecta nada. Pero desde luego, Laporta durante estos años no ha sido precisamente un ejemplo de saber estar.

Por otra parte las palabras de Laporta son farisaicas. Están cargadas de hipocresía. Defiende que el modelo del Madrid es imperialista y que no se ajusta a mercado. Lección de economía básica para don Joan; si alguien posee un bien, su precio de mercado no es ni mas ni menos que el que alguien esté dispuesto a pagar. También defiende el modelo del Barça, basado en el compromiso, y aboga por abaratar el mercado. Entonces, ¿porqué tienen Messi o Iniesta una clausula de 150 millones de euros? Si es cierto lo que Laporta defiende, ¿por qué no tasa a Messi y a Iniesta en su valor de mercado real? Si tan comprometidos están, no creo que haga falta establecer una clausula astronómica. Por otra parte creo recordar que Cruyff (el artífice del Barça como gran equipo), Ronaldo, Ronaldinho, Romario, Rivaldo, y tantos otros nombres cruciales en la historia del club no llegaron precisamente gratis. Demasiada hipocresía y desmemoria en las aseveraciones del presidente del Barcelona.

Y por si esto no fuera poco, hoy me levanto con la noticia de que IU y algunos grupos nacionalistas han presentado una propuesta para estudiar una ley que regule el presupuesto de los clubes de fútbol. El disparate es de tal calado, y tan inoportuno que no sé ni por dónde empezar. En primer lugar avisar a sus señorías, que no se debe legislar ad hoc. No sé puede sacar una ley, para regular únicamente el presupuesto de los clubes de fútbol, y mucho menos a raíz de que un determinado club haya hecho un fichaje. Es insultante para los ciudadanos ver el rastrero nivel de la política patria. Y por no obviar el hecho de que muchos de los principales ideólogos de la fantochada con aspiraciones de ley chabacana y bananera, son diputados nacionalistas, como Ridao o Erkoreka, abiertos aficionados de clubes como el Barça o el Athletic, equipos representativos de un sentimiento antimadridista muy arraigado en el fútbol español. ¿Porque no se legisló cuando Laporta, recién investido presidente gastó a diestro y siniestro para reconstruir el Barcelona? Que encima se cuelen en política las filias y fobias deportivas de los diputados el algo que se sitúa entre lo irrisorio, lo inverosímil y lo intolerable.

joan herreraLa izquierda (y conste que me declaro abierta y orgullosamente de izquierdas), debería hacer una reflexión profunda. Y darse cuenta cuanto antes que la demagogia, el populismo y el oportunismo político (tres características básicas de esta propuesta) son el terreno en el que la derecha se maneja a sus anchas. Vean si no las elecciones europeas. En una situación de crisis, sólo sale perjudicada la izquierda. Y es que establecer un tratamiento diferenciado para el fútbol el demagogia y populismo. Cristiano Ronaldo como cualquier otro jugador es una inversión del club que lo ficha. ¿Por qué ha de limitarse la inversión de una empresa? ¿A alguien le perecería bien, por ejemplo, que se sacara una ley para limitar la inversión de las productoras en una película? ¿O para limitar la adquisición que, por ejemplo, está haciendo el banco Santander de bancos en otros países de Europa por cantidades inmensamente superiores a 94 millones de euros?

Decía un diputado que, además, el Madrid se hacía con un crédito bancario, una operación de la que no se obtenía beneficio público alguno. Recordar a su señoría que el Real Madrid es una empresa, y que como tal, sus resultados positivos o negativos tiene la misma incidencia en el PIB que el de cualquier otra. Lo cierto es que Izquierda Unida ha cometido un gran tropiezo, uno de tantos en los últimos años. Ver al tercer partido (por número de votos) a nivel nacional reducido a esto es lamentable. De los nacionalistas, la verdad, poco me espero. Y ya para terminar, esta situación prueba una cosa, y es que para una parte importante de España, todo lo que haga el Real Madrid va a estar mal. Por sistema. De la misma manera que cualquier cosa que se haga en contra del Madrid es tolerable. Si no fuera el Real Madrid el implicado en esta operación, a nadie en su sano juicio se le ocurriría presentar una propuesta como la de Izquierda Unida.

Así se le gana (o empata) al Barcelona


Me gustaría darle las gracias a Anuar, por sacar adelante el blog en estos días en los que estoy tan ocupado. Es un lujo contar con alguien como él.

[Por Anuar Marrero]

En el último post que escribí, sobre el España- Inglaterra, comentaba una obviedad, que en el fútbol no hay ni sistema infalible ni equipo invencible. Y por muy evidente y simplona que sea la afirmación me veo obligado a volver a utilizarla tras el partido de anoche entre el Olympique de Lyon y el Barcelona. Y es que a pesar del resultado de empate a uno que sitúa a los de Guardiola como favoritos, Claude Puel, dio una lección de como contrarrestar las virtudes del líder de la liga.

claudepuelEl fútbol es una conjunción, una mezcla de proporciones desconocidas entre elementos tangibles e intangibles, entre variables causales y otras de carácter azaroso. Y, el trabajo de un buen entrenador, consiste en controlar todo aquello que está en su mano. Y mientras más y mejor haga esto, menos espacio dejará para la sorpresa y el imprevisto, más se adaptara el partido al guión escrito de antemano. Si partimos desde esta base para analizar el partido de ayer, lo cierto es que el técnico nacido en el Languedoc realizó un planteamiento excelente.

Y es que la fórmula es más sencilla de lo que pueda parecer a priori. Al Barça se le gana con superioridad numérica en el centro del campo (Guardiola jugó con tres y Puel con cinco hombres en la medular), con una buena presión zonal sobre y desde su defensa y movilidad en el ataque. Tan sencillo de decir como complicado de llevar a la práctica. Esto tampoco te asegura la victoria, porque el equipo catalán es la escuadra con más recursos ofensivos del mundo. Pero lo cierto es que aplicando bien este esquema se reduce mucho el riesgo de imprevistos.

Porque Messi puede hacer una genialidad, pero si realizas un buen marcaje, con buenas ayudas y coberturas en defensa, ocurre que el argentino se termina yendo al centro para buscar balón. Porque Eto’o es potencia pura, pero si te anticipas y le encimas cuando recibe de espaldas reduces mucho su efectividad. Y digo esto porque estoy hastiado de escuchar a entrenadores en la liga española lamentándose de lo imparable que son los Messi, Eto’o y compañía. Por supuesto que son de los mejores jugadores del mundo pero el trabajo de un entrenador consiste en reducir al máximo su efectividad. Claro que si le dejas espacio a ‘la pulga’ en la banda, dejas recibir de frente y en carrera a Eto’o y permites dos contra uno con Alves y Messi, lo más probable es que te hagan un siete.

Guardiola ha conseguido potenciar tanto las virtudes de su equipo que prácticamente parece que no tiene ninguna carencia. Toque excelso y rápido, presión asfixiante, defensa sobria, golea y no recibe goles. Pero lo cierto es que las tiene, como quedó de manifiesto ayer. El Barcelona es un equipo que sabe jugar a un tipo de fútbol. Toca una y otra vez hasta que encuentra los espacios. Pero su efectividad y peligro son directamente proporcionales a su posesión. En la medida en la que no tenga el balón, el Barça pasa apuros.

Porque la línea del centro del campo sólo la forman tres, con lo que es fácil que se vea en inferioridad. Porque ni Messi ni Henry defienden un carajo (con perdón, pero las cosas como son) y Alves deja mucho espacio a su espalda. Porque basa su defensa en la presión en la primera línea y en la posesión, pero defendiendo en estático victor_valdestiene bastantes problemas. Y porque Valdés no es un portero de primer nivel. Tiene muchos reflejos, pero es el principal beneficiado del juego del Barça. Prácticamente no le tiran y sólo se habla de él cuando realiza alguna intervención de mérito. Pero cuando por las razones que sea asume más protagonismo denota sus carencias. En cinco días ya le hemos visto dos fallos clamorosos. Contra el Espanyol le regaló el balón a De la Peña y ayer se ‘comió’ de manera flagrante el balón templado de Juninho. Y por temporada suele tener varios de estos. Eso es imperdonable para un portero de uno de los mejores equipos del mundo actualmente, si no el mejor.

Además me gustaría poner de manifiesto la importancia de Iniesta en el equipo. Y es que cuando el no está Xavi se convierte en el canalizador de todo el juego, y por lo tanto el Baecelona se vuelve más previsible y más fácil de parar. No es casualidad que después de tantos años el capitán del Barça esté rindiendo a mayor nivel que otras temporadas. Iniesta tiene gran parte de la culpa. Para terminar, me gustaría comentar que el primer día de la jornada de Champions ha sido bastante igualado, con tres empates y una victoria por la mínima del Arsenal, merced a un más que dudoso penalti. Es lo mejor que podía pasar, los partidos de vuelta están abiertos y son imprevisibles. Y que ocurra esto en octavos, dónde siempre había dos o tres partidos resueltos de antemano es una gran noticia. Y es que señoras y señores ¡Qué bonita es la Champions!.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Martes 24 de febrero de 2009

Inter de Milán 0-0 Manchester United

Arsenal 1-0 Roma

Atlético de Madrid 2-2 Oporto

Olympique de Lyon 1-1 Barcelona

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.

Debacle de los petrodólares


Cómo mola el fútbol en Navidad, y más si es una competición con tanto sabor como la FA Cup inglesa. La copa de las islas es la competición más antigua del mundo, su primera edición se disputó en 1871 y su formato siempre da lugar a sorpresas. Un único partido, en campo decidido por sorteo, reparto de la taquilla, y si empatan, partido de replay.

Pues bien, para empezar, fuera el Manchester City. El equipo más rico del mundo, que presumiblemente va reventar este mercado de invierno, y que ya ha fichado a Bridge, del Chelsea por unos 12 millones de libras, ha sido vapuelado por el histórico Nottingham Forest (ahora colista en la Segunda División) por 0-3.

Es una sorpresa mayúscula, porque el City jugaba en su estadio, porque ha sacado una alineación llena de habituales titulares (Zabaleta, Elano o Wright-Phillips entre otros), y porque el Nottingham estaba jugando horrible esta temporada y es colista en la Coca-Cola Championship. Además, no ha sido una derrota decorosa, ha sido un 0-3, vergonzante para unos citizens que no han hecho absolutamente nada durante todo el encuentro.

nottingham

Con esto, parece que me equivoqué de lleno con este artículo en el que afirmaba que el City podría luchar con los grandes esta temporada. No sólo no lo está haciendo, sino que en Liga está rozando el descenso. Esta derrota debería ser la sentencia definitiva de un entrenador como Mark Hughes, que no ha convencido a Sulaiman Al-Fahim y sus subordinados.

Pero no sólo el City ha sido la sorpresa negativa en lo que a los grandes se refiere. El otro equipo de los petrodólares, el Chelsea de Abramovich, se verá obligado a jugar un replay tras empatar a 1 en su propio estadio con un equipo de la tercera división británica (equivalente a la 2ªB española) el Southend.

Los que sí superaron la eliminatoria fueron el Tottenham, que ganó 3-1 al Wigan el viernes (fantásticos Pavlyuchenko y Modric), y el Arsenal, que venció por el mismo resultado al Plymouth, con dos goles de Van Persie.

Hay que destacar también a Albert Riera, que ha marcado un gol impresionante contra el Preston. Cuando estoy publicando esto, acaba de terminar el partido y el Liverpool ha ganado 0-2. Xabi Alonso se acaba de lesionar en el tobillo, pero no parece grave, y Torres ha marcado el segundo en el descuento.

PD: Y ahora vuelve la liga. Por cierto, está el blog demasiado británico, y me acabo de dar cuenta de que ni siquiera tengo una categoría que se llame fútbol italiano. ¡Vergonzoso por mi parte!.

Actualización. Gracias a Jorge, que lo ha comentado abajo, me he dado cuenta de que el Forest ya no es colista de la Coca-Cola Championship. ¡Eso me pasa por no mirar las clasificaciones!. Ahora ocupa el puesto 21 de 24 equipos. Sorprende que dos equipos que hace no demasiado estaban en la Premier, como Charlton y Southampton sean el último y penúltimo respectivamente.

Nosotros teníamos el balón


[Por Anuar Marrero]

Keita, Toure, Diarra, Obi Mikel, Essien, Gattuso, Emerson, Sissoko, Romaric, Perrotta, Diaby, Zokora… ¿Que tienen en común todos estos nombres?. En primer lugar que son titulares o integrantes de las plantillas de alguno de los mejores clubes de Europa. Y en segundo lugar que son mediocentros físicos y en la mayoría de los casos bastante limitados técnica y tácticamente. Sin visión de juego y sin capacidad de organizar el equipo. Sin embargo en el fútbol actual es difícil encontrar algún equipo que no cuente con, al menos, uno de estos jugadores en sus plantillas.

Ahora retrocedamos unos años (entre cinco y diez aproximadamente) en el tiempo y pensemos cuales son los centrocampistas que se nos vienen a la mente. Guardiola, Effenberg, Deschamps, Redondo, Matthaüs (hasta que los años lo llevaron a la posición de líbero), el propio Hierro (mientras jugó en el centro del campo), Mauro Silva, Roy Keane y esto sólo hablando de memoria. ¿Qué tienen en común todos estos futbolistas? Pues que eran medios defensivos igual que los anteriores, con la diferencia que estos dominaban el centro del campo gracias a su excepcional posicionamiento táctico, su visión de juego y su control del tempo del partido.

Paulatinamente y casi sin darnos cuenta, el centro del campo, la línea más importante en un equipo, donde se crea, se destruye, se organiza y se presiona se ha ido despoblando de futbolistas para dar paso a atletas. Atletas muy duchos en los menesteres de brega y físico pero incapaces, por sus limitaciones técnicas de ofrecer nada más allá de la entrega. El hecho, a mi parecer es bastante obvio. Lo que no lo es tanto es la causa. En mi opinión es debido a la tendencia incomprensible en el fútbol actual de premiar el físico por encima de la calidad. Y esto está pasando en todas las posiciones, desde el lateral a la delantera.

¿Cuáles han sido las consecuencias para el juego de esta evolución de los medios? Pues varias y bastante negativas. Partamos de la base de que la mayoría de los equipos juega o con un 4-4-2 o con variantes sobre el mismo sistema. Hace unos años era frecuente esta disposición táctica formando un rombo. Dos jugadores en las bandas. Uno en tareas defensivas y de organización (el típico “5” argentino) y otro ofensivo, mediapunta encargado de surtir de balones a los dos puntas y llegar desde segunda línea. Con el perfil de los actuales mediocentros esta disposición es ineficiente. Al ser incapaces de sacar el balón jugado es necesario colocar a su lado un organizador. Es decir dos jugadores para la función de uno, perder efectivos. Tomemos como ejemplo el Real Madrid. Con la llegada de Diarra la disposición táctica más conveniente parecía colocar a Guti por delante de él. No obstante no funcionó debido a que Diarra no podía sacar el balón, el equipo se ahogaba en la elaboración y Guti tenía que bajar, quedando el centro del campo inconexo con la delantera.

Para solucionar este problema se han probado varias soluciones. La que parece mas efectiva es el 4-2-3-1 que por ejemplo tan bien le funcionó al Depor de Irureta. Problema; se pierde un delantero, es decir movilidad y gol. Otra bastante corriente es desplazar al mediapunta a una banda. Se hizo con Zidane en el Madrid, con Gerrard en el Liverpool y con Kaká en el Milan. Esto es nefasto. Se pierde una banda (es decir profundidad) y se diluye el juego del mediapunta, por lo general uno de los jugadores más talentosos de la plantilla. Existe otra más drástica que consiste en jugar sin mediapunta, tan solo con dos medios recuperación- elaboración y dos puntas. Esto vuelve a los equipos algo planos y les resta creatividad.

Pero lo cierto es que ya casi no quedan medios completos, capaces de defender y organizar. Xabi Alonso, De Rossi, Cambiasso, Carrick en menor medida, son algunos de los pocos que pueden jugar solos por delante de la defensa. Bien es cierto que a lo mejor estos futbolistas no cuentan con la capacidad física y defensiva de los Diarra o Toure, pero con juntar las líneas, realizar una presión ordenada y tener el balón se compensa de sobra esta circunstancia. Y para terminar me quedo con una frase de Martín Vázquez. Preguntado sobre quién defendía en el Madrid de la “Quinta del Buitre” contestó “Pues el otro equipo, porque nosotros teníamos el balón”.

Un saludo a todos

Un análisis ‘peculiar’ del Betis-Sevilla


Hoy podría hablaros de muchas cosas, del gran duelo en la Premier entre Chelsea y Manchester United, de la primera victoria del Milan en la Serie A esta temporada, de la goleada del Barcelona en Gijón, de la gran victoria del West Ham en el debut de Zola como entrenador, de que el Tottenham de Juande no levanta cabeza, de la escandalosa paliza que el Werder Bremen le endosó al Bayern de Múnich en casa de los bávaros o del 6-0 del Manchester City ante el Portsmouth, con gol de Robinho incluido.

Pero no. Porque este domingo que acabamos de dejar atrás, se ha jugado uno de los partidos más especiales del planeta fútbol, y el que yo personalmente, a pesar de estar a 600 kilómetros vivo con más pasión. El derbi entre Betis y Sevilla.

Sé que a la mayoría no os interesará, que como casi siempre ha habido muy poco fútbol, que ha sido un encuentro soso, ramplón, con más tensión que ocasiones y encima este año, ni siquiera la televisión lo ha elegido como partido de la jornada y se ha jugado en un horario futbolero, pero vulgar, las 5 de la tarde del domingo.

Pero me da igual. Un derbi siempre será un partido especial, y más en Sevilla, una ciudad que se paraliza y se divide durante casi dos horas. La pasión inunda cada rincón y las ‘coñas’ del ganador hacia el perdedor duran semanas e incluso meses.

Rivalidad, pero no enemistad, porque es absurdo, porque en las familias, grupos de amigos o compañeros de trabajo siempre hay gente de los dos equipos y porque aunque el entrañable Bill Shankly no lo creyese así, hay cosas más importantes que el fútbol.

Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso

Os lo tengo que confesar, hoy estaba nervioso, mucho. He visto el Chelsea-Manchester United casi sin prestarle atención, pensando qué pasaría a las 5 cuando el balón echase a rodar en el Ruiz de Lopera, y a eso de las cuatro y media, ya me había quedado sin uñas.

Salen las alineaciones oficiales. En el Betis, lo esperado, ni mucha fuerza, ni mucha calidad. Ilusionante Emana en el medio y preocupantes Fernando Vega en el lateral izquierdo, Capi en el centro del campo, la falta de gol de los de arriba y sobre todo la baja de Edu.

En el Sevilla revolución, Jiménez alinea cuatro centrales pero hace que dos de ellos (Mosquera y Drago) jueguen en los laterales. En el medio Duscher y Romaric y en las bandas la sorpresa, ni Navas ni Capel. Los titulares eran Adriano y el joven argentino Lautaro Acosta.

Las 5 en punto. El partido no empieza porque los salvajes de siempre, se dedican a tirar botes de humo al campo. Lamentable. 5 y tres minutos, Perez Burull hace sonar el silbato y comienza el partido.

Nervios. Esa sensación me invadía cada vez que algún jugador vestido de rojo cruzaba la línea medular con el balón controlado. Pero extrañamente el Betis salió muy enchufado, con una gran presión, mucho despliegue físico y un Emana muy activo, dominaba los primeros compases del encuentro. A pesar de todo, el corazón casi se me sale por la boca cuando David Prieto remató alto un balón centrado desde la banda, y volvieron los nervios cuando Acosta se internó en el área y Nelson le derribó. O cuando en la segunda parte el Betis acusó el desgaste físico y el Sevilla comenzó a mejorar. Nervios con la entrada de Maresca, Navas y Capel que le dio más profundidad a los de Jiménez, o cuando Nelson volvió a flirtear con el penalti en una acción de Adriano. Nervios cuando Casto salvó un remate de Kanouté a 6 minutos del final. Nervios.

Ilusión. Porque era el derbi, porque era un partdo especial. Porque el campo estaba lleno y la afición animaba sin cesar. Porque el Betis empezó bien. Porque Emana estaba en todas partes, porque Sergio García se movía bien arriba, porque Mehmet Aurelio no dejaba crear a Romaric, y sobre todo, porque veía posible una victoria sobre el eterno rival, algo que no pasa desde 2005. Y es que tres años en fútbol son demasiado. Ilusión.

Cabreo. Al principio con el árbitro, por anular un gol a Pavone por falta previa que yo no vi. Después cabreo con Pavone, por trabajar mucho, pero fallar mucho más. Más tarde con Chaparro, por meter en el campo a José Mari, del que no esperas nada, y mucho menos que marque un gol y por quitar a un extremo como Mark González para meter a un defensa como Melli cuando deberías buscar la victoria. Cabreo.

Y por último enfado. ¿La diferencia con el cabreo?. El enfado es en frio, después de analizar la situación y por tanto tiene razón de ser. Enfado por la ausencia de planificación deportiva. Enfado porque los revulsivos sean Rivera y José Mari. Enfado porque no haya un punta nato en toda la plantilla. Enfado porque hay un caos institucional, enfado porque el equipo, como el estadio está a medio hacer, porque en la ciudad deportiva no hay luz, porque el gimnasio se va a caer. Enfado porque según Lopera ésta es la mejor plantilla de la historia. Porque nada cambia y nada parece que vaya a cambiar. Enfado

Después de este ‘análisis’ no os habréis enterado de nada de lo que pasó en el partido así que os dejo la crónica.

PD: Otra entrada demasiado larga, lo siento, procuraré mejorar en el futuro.