Archivo de la etiqueta: Fichajes

Jose Mourinho: Hablemos de fútbol


[Por Anuar Marrero]

No me interesa cuánto va a pagar el Real Madrid por el técnico portugués. Tampoco me preocupa su carácter o sus polémicas. Ahora que parece confirmado que Jose será el nuevo entrenador madridista, lo que me parece relevante es el fútbol que realizará el equipo. Y es de lo que menos se habla. Así que intentaré hacer una aproximación al próximo Real Madrid de Jose Mourinho.

En primer lugar hay que decir es que no es un técnico defensivo. Esa es una visión que no se sostiene si se analiza con detenimiento su carrera. Otra cosa es evaluar su trayectoria basándose en sus eliminatorias contra el Barça. Pero es muy resultadista, es decir, antepone el resultado al estilo. Si considera que la mejor forma de ganar es salir con cinco delanteros lo hará. Si por el contrario juzga necesario poner once hombres delante de la portería no tendrá ningún tipo de complejo para tomar la decisión. Además, si algo ha caracterizado a Mou es la flexibilidad, la capacidad para adaptarse a cada medio.

Su resultadismo y su flexibilidad dificultan la labor de aventurar cómo será el nuevo proyecto, aunque creo que los equipos dirigidos por el portugués tienen algunas características comunes:

  • Solidez. Quizá la caracterisca principal. Un sistema defensivo casi insuperable y una presión severa en el centro del campo dificultan mucho el juego del rival. Esa presión se suele centrar en la fortaleza física de sus jugadores. Pero Mou no es tonto y sabe que no puede exigir tanto trabajo a jugadores como Ronaldo y Kaka’. No obstante creo que sabrá compensarlo; algo menos de trabajo y algo más de posesión.
  • Los dos mediocentros. Tanto en el Oporto (Maniche-Costinha), como en el Chelsea (Essien-Ballack) como en el Inter (Cambiasso-Motta) el portugués se ha apoyado en una pareja de medios muy trabajadores que se adueñaban del centro del campo. En el Madrid no tendrá problemas, ya que cuenta con Xabi Alonso, los dos “Diarra” y Gago. El equipo se plantea fichar a alguien en esa demarcación, aunque a mí no me parece necesario. Aun así, una pareja Alonso-De Rossi me parece de las mejores y más completas que se puedan formar hoy en día.
  • La figura del mediapunta. Generalmente, por delante de la pareja de medios situaba a un mediapunta completo. Con capacidad de trabajo, con calidad técnica, con llegada y gol. Tanto Deco, como Lampard o Sneijder respondían a ese perfil. ¿Será capaz Kaka de adaptarse a ese rol?

  • El “nueve” puro. A Mou le gusta jugar con una referencia clara arriba. Un delantero clásico, trabajador y fuerte. Drogba y Milito han sido claves en sus equipos. Además ofrecían la posibilidad de descongestionar el juego mediante un pase largo. El primer gol de la final de la Champions fue de manual. Julio César saca, milito la baja para Sneijder y este la devuelve al hueco. Gol. En cuatro o cinco toques. El problema es que ni Higuaín ni Benzema responden al estereotipo. Por ello deberá rasear más el balón, para buscar el espacio y explotar la velocidad de los puntas.
  • Las bandas. Al portugués le gusta jugar por los costados y para ello gusta de jugadores que ofrezcan tanto desborde como trabajo. Los laterales tienen un papel crucial y de su aportación defensiva y sus incorporaciones depende gran parte del éxito del sistema. Con la posible contratación de Maicon se buscaría un jugador perfecto para esa labor, que ya ha trabajado a las órdenes del técnico. Haría falta reforzar el lateral izquierdo, ya que las lagunas defensivas de Marcelo le complican mucho jugar con el nuevo entrenador.

Al margen de que nos guste más o menos Jose Mourinho, una cosa es innegable. Para el fútbol en general es muy interesante ver que es capaz de hacer el portugués en un equipo con el potencial de Madrid y con la obligación de realizar un fútbol ofensivo y hasta cierto punto atractivo. La próxima temporada se presenta apasionante.

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Una de fútbol de verdad


[Por Jorge García]

Como redactor de internacional del diario Público, no voy a hablar de la liga española – o si lo hago, seré breve – y voy a centrarme en lo serio. En la verdadera mejor liga, que es la Premier League. Llevamos ya cuatro jornadas y el panorama parece aclararse un poco. El Chelsea de Ancelotti, que es mi favorito para levantar el título, se está demostrando un equipo muy sólido y para el que el técnico italiano ha recuperado a Drogba. Sí, ese magnífico delantero que Scolari, no sé por qué, decidió quemar y no darle ni un minuto. Pero esa es otra historia.

barryjorgeLa millonada del jeque del Manchester City le está dando resultado. A diferencia del año pasado, esta vez sí gastó bien el dinero. Lescott, Touré y Barry han permitido dar estabilidad a un equipo que sólo pretendía vivir de lo que hiciera Robinho por ahí arriba. Y ya sabemos que lo suyo es la samba y la juerga; aunque de vez en cuando le da por jugar al fútbol. Además, la llegada de Adebayor y Tévez le permite a Mark Hughes, que para mí es quien se merece todas las consideraciones, hacer un once de garantías. Hughes ya demostró su solvencia en el Rovers y ahora va camino de poder pegarse por la cuarta plaza y jugar la Champions. Yo creo que no lo logrará, pero con un Liverpool que apunta maneras para ser un desastre este año, todo es posible.

Si sorprendente me parece que un equipo de Redknapp se moleste en jugar al fútbol – y de momento le está saliendo bien – el tema de que el Burnley gane los dos partidos que ganó (ante Everton y Manchester United) o que el Stoke, con el gran Tony Pulis al mando, esté demostrando ser algo más que un equipo ordenado atrás, lo es más aún. Yo pude verlos el año pasado en directo jugar contra el Aston Villa. La verdad es que se limitaron a defender como pudieron. Pero este año llegó la revolución y Pulis vio que había que atacar. Salir al campo y demostrar que lo difícil ya pasó el año pasado. Ahora, intentan hasta tener un poco el balón y moverlo. También es cierto que Sorensen en la portería se está hinchando a parar y dar puntos al Stoke. Sin embargo, lo importante no es eso. Creo que pasarán una temporada más tranquila de lo que se esperaban.

moyesjorgeLas dudas y los que creo que van a estar en el alambique son el Everton – y lo siento por gente como Arteta o Moyes -, el Wolverhampton y, como no se ponga a ello, el Aston Villa. Los de Birmingham dan pena en defensa. Son más que un coladero y el único que ordena la zaga es Cuéllar. Por cierto, no quería olvidarme del Wigan; que lo entrena el gran ‘Bob’ Martínez al que le deseo lo mejor porque se lo merece. Apuesta por el balón, tocar y presionar. Le saldrán las cosas o no, pero ví algún partido el año pasado de su recién ascendido Swansea y la vergüenza se la dejó en España.

Lo último que quiero comentar es una cosa sobre el sorteo de la Champions. Me parece bien que aparezcan más equipos de lo que se llama ligas menores, pero esto, y a la vista del sorteo está, tiene una doble lectura. Por una parte, creo que permitirá a los supuestos grandes pasar a octavos con más tranquilidad. En casi todos los grupos hay dos equipos que destacan sobre el resto. La otra es saber si el dinero que perciban los clubes modestos les hará monopolizar la liga de su país. Para eso hace falta tiempo y observarlo, pero como se clasifiquen un par de años seguidos para la Champions e inviertan bien, mucho me temo que sí será así. Entonces, más que democratizar la extinta Copa de Europa, habremos dado un golpe totalitarista sobre las ligas con menos caché.

P.D. La pasta por ‘Chygro’ me parece un escándalo, pero para mí, lo que diga Guardiola es como la palabra de un ser superior.

El Inter vuelve a las andadas


Que el Inter es lo más parecido a una ONG en este mundo del fútbol no es nuevo (quizás podría competir con el Benfica que ha pagado 5 millones por Saviola y 7 por Javi García, pero ese es otro tema). Desde hace más de una década, los neroazzuros han ‘acogido’ a una cantidad ingente de jugadores lamentables, pagándoles además, una millonada.

Así, a bote pronto, me vienen a la cabeza ‘catacracks’ como Nelson Rivas, Carini, Luis Jiménez, Van der Meyde, Farinós, César Aparecido, Okan Buruk, Brechet, Sixto Peralta, Guglieminpietro, Moreau, Dalmat y un Recoba que cobraba más de 6 millones de euros al año, pero seguro que hay otros miles de nombres que se me olvidan.

Dice el gran Gaby Ruiz en su blog, que Moratti, el presidente del Inter es demasiado buena gente para un mundo tan ruin como el del fútbol profesional, y le cuesta demasiado decir ‘no’. Sea por esta razón o por alguna otra, el caso es que la política de fichajes de los milaneses ha sido un auténtico desastre.

Esto parecía haber cambiado la temporada pasada con la llegada de Mourinho. Una plantilla equilibrada, con mucha solidez en defensa, mucha calidad arriba y unos fichajes que reforzaban las posiciones más necesitadas del equipo, que le sirvió para ganar holgadamente la Serie A.

Aunque es cierto fracasó en el objetivo de conseguir la Champions, lo lógico hubiese sido continuar en esa línea, pero ‘la cabra tira al monte’ y parece que el Inter vuelve a hacer de las suyas en este mercado veraniego de fichajes. No ya por la calidad de los jugadores que ha comprado, que casi todos la tienen, sino más bien por la descompensación de la plantilla.

El más inexplicable de los fichajes es el de Thiago Motta. Es cierto que el año pasado hizo una buena temporada en el Genoa, pero ya está. Nunca ha llegado a cuajar y no ha dejado de ser un jugador mediocre, que no lo olvidemos, fue suplente en un pobre Atlético de Madrid, y está lejos del nivel que debería exigir un equipo de primer nivel mundial. Es ridículo que hayan pagado 18 millones de euros por él. No tiene sentido, además, que cobre cerca de 3’5 millones de euros por temporada, sabiendo que su rodilla izquierda puede volver a romperse en cualquier momento.

milito inter

Junto con Motta ha llegado su compañero en el Genoa Diego Milito. 22 millones de euros y la posibilidad de jugar la Champions han tenido la culpa. El argentino no será muy elegante, pero es una garantía de gol. Personalmente siempre he defendido que debería ser la referencia de la selección albiceleste, que está teniendo problemas para encontrar un ‘9’ puro. Por tanto, un fantástico fichaje. ¿El problema? se llama Samuel Eto’o. Con la llegada del camerunés, llega durísima competencia para el ex del Zaragoza. Mourinho apostó en muchos partidos de la temporada pasada por un 4-3-3 con dos jugadores abiertos a banda arriba y un sólo punta nato. Si se hubiese quedado Ibrahimovic, podría ser uno de esos hombres que parten desde la banda, pero ni Eto’o ni Milito van a sentirse cómodos jugando en otro puesto que no sea el de ariete. Incluso si el Inter cambia de táctica y utiliza un 4-4-2 podrían jugar juntos, pero tendrían que acostumbrarse a compartir espacios con un jugador de similares características, cosa que no hicieron el año pasado ni en Barcelona ni en Génova. Lo que sí es seguro es que ambos restarán minutos al genial pero indisciplinado y díscolo Balotelli, que corre el riesgo de frenar su progresión.

Esto enlaza con la operación Ibrahimovic-Eto’o. Todo el mundo lo ve como un gran negocio para los italianos. Lo es, pero puede suponer una gran pérdida en lo futbolístico. No tengo ninguna duda de que Eto’o rendirá a un altísimo nivel con los de Mourinho, porque lo ha hecho allá donde ha jugado, pero con la salida de Zlatan, el Inter pierde un delantero más móvil, con mayor versatilidad, que podría haber complementado a la perfección a Diego Milito, porque a pesar de que estos últimos años ha jugado de punta nato, la posición natural de sueco es la de segundo delantero.

lucio interEl hasta hoy último fichaje del club presidido por Moratti es Lúcio, el central brasileño del Bayern de Munich. Si me hubiesen preguntado qué jugador en todo el mundo casa menos con el estilo Mourinho, probablemente hubiese dicho su nombre, pero cosas del fútbol y de la física, los polos opuestos se atraen. Lúcio, como buen brasileño que es, probablemente sea el central técnicamente mejor dotado del mundo, pero también el más caótico. Sus continuas y alocadas subidas al ataque con el balón controlado han provocado un continuo desorden en la zaga muniquesa y más de un infarto en sus aficionados. Tácticamente es un desastre y su fichaje por el Inter puede producir dos situaciones: la primera, que con las broncas de Mourinho Lúcio se serene y se convierta en un central solvente y eficaz (cosa complicada a sus 31 años) o que contagie su ‘locura’ a sus compañeros de defensa y aquello acabe siendo un auténtico desastre.

Y por si todo esto fuese poco, suena Cassano. ¡Que Dios les pille confesados!.

PD: Debutó en el Bernabéu el ‘nuevo’ Madrid de CR9. 1-1 contra el todopoderoso Al-Ittihad y la estrella fue Raúl. ¡Vuelve la ilusión! que diría Florentino.

Una de política y deporte


[Por Anuar Marrero]

En los últimos días, la actualidad me ha brindado una oportunidad que no puedo dejar pasar. Y es la de relacionar dos de mis temas preferidos, fútbol y política. Si, comprendo que es un terreno minado, y que el fútbol debería tener más independencia de la política. Pero no sería yo si dejara pasar una oportunidad como esta de meterme en un berenjenal.

FILES-FBL-SPAIN-REAL MADRID-PEREZVayamos por partes. Todo empieza cuando el Manchester hace público en su página web que acepta la oferta de 94 millones de euros del Real Madrid por Cristiano Ronaldo. Sí, es una barbaridad, es obsceno, hay muchos niñitos muriéndose de hambre, y a todos nos gustaría coger ese dinero y tener un mundo en paz y abrir orfanatos para gatitos. No me entiendan mal. Tan solo quiero ridiculizar los argumentos tópicos, populistas y demagogos que acompañan cualquier fichaje de envergadura. En lo que a esto respecta, una única puntualización. Quien acepta tal cantidad es la anterior junta, presidida por Ramón Calderón. Florentino sólo tenía dos opciones, o pagar los 94 por el jugador,o pagar 30 millones de penalización. Me parece que la elección está clara. Primera reacción, Laporta.

Laporta, ese presidente henchido y ufano que saca pecho últimamente pareciendo olvidar que hace un año casi el 60% de los socios del Barça votó a favor de la moción de censura presentada contra él, y por lo tanto su proyecto. El mismo que ahora anda paseando por el mundo con esa sonrisa hollywoodiense y ese aire de gurú del fútbol. El mismo proyecto que con unos estatutos más democráticos lo hubiese puesto de patitas en la calle al final de la temporada pasada. Para empezar es de muy mala educación, y muy poca caballerosidad que un presidente de un club ande criticando sistemática, abierta y deliberadamente la política de otro, en especial cuando no le afecta nada. Pero desde luego, Laporta durante estos años no ha sido precisamente un ejemplo de saber estar.

Por otra parte las palabras de Laporta son farisaicas. Están cargadas de hipocresía. Defiende que el modelo del Madrid es imperialista y que no se ajusta a mercado. Lección de economía básica para don Joan; si alguien posee un bien, su precio de mercado no es ni mas ni menos que el que alguien esté dispuesto a pagar. También defiende el modelo del Barça, basado en el compromiso, y aboga por abaratar el mercado. Entonces, ¿porqué tienen Messi o Iniesta una clausula de 150 millones de euros? Si es cierto lo que Laporta defiende, ¿por qué no tasa a Messi y a Iniesta en su valor de mercado real? Si tan comprometidos están, no creo que haga falta establecer una clausula astronómica. Por otra parte creo recordar que Cruyff (el artífice del Barça como gran equipo), Ronaldo, Ronaldinho, Romario, Rivaldo, y tantos otros nombres cruciales en la historia del club no llegaron precisamente gratis. Demasiada hipocresía y desmemoria en las aseveraciones del presidente del Barcelona.

Y por si esto no fuera poco, hoy me levanto con la noticia de que IU y algunos grupos nacionalistas han presentado una propuesta para estudiar una ley que regule el presupuesto de los clubes de fútbol. El disparate es de tal calado, y tan inoportuno que no sé ni por dónde empezar. En primer lugar avisar a sus señorías, que no se debe legislar ad hoc. No sé puede sacar una ley, para regular únicamente el presupuesto de los clubes de fútbol, y mucho menos a raíz de que un determinado club haya hecho un fichaje. Es insultante para los ciudadanos ver el rastrero nivel de la política patria. Y por no obviar el hecho de que muchos de los principales ideólogos de la fantochada con aspiraciones de ley chabacana y bananera, son diputados nacionalistas, como Ridao o Erkoreka, abiertos aficionados de clubes como el Barça o el Athletic, equipos representativos de un sentimiento antimadridista muy arraigado en el fútbol español. ¿Porque no se legisló cuando Laporta, recién investido presidente gastó a diestro y siniestro para reconstruir el Barcelona? Que encima se cuelen en política las filias y fobias deportivas de los diputados el algo que se sitúa entre lo irrisorio, lo inverosímil y lo intolerable.

joan herreraLa izquierda (y conste que me declaro abierta y orgullosamente de izquierdas), debería hacer una reflexión profunda. Y darse cuenta cuanto antes que la demagogia, el populismo y el oportunismo político (tres características básicas de esta propuesta) son el terreno en el que la derecha se maneja a sus anchas. Vean si no las elecciones europeas. En una situación de crisis, sólo sale perjudicada la izquierda. Y es que establecer un tratamiento diferenciado para el fútbol el demagogia y populismo. Cristiano Ronaldo como cualquier otro jugador es una inversión del club que lo ficha. ¿Por qué ha de limitarse la inversión de una empresa? ¿A alguien le perecería bien, por ejemplo, que se sacara una ley para limitar la inversión de las productoras en una película? ¿O para limitar la adquisición que, por ejemplo, está haciendo el banco Santander de bancos en otros países de Europa por cantidades inmensamente superiores a 94 millones de euros?

Decía un diputado que, además, el Madrid se hacía con un crédito bancario, una operación de la que no se obtenía beneficio público alguno. Recordar a su señoría que el Real Madrid es una empresa, y que como tal, sus resultados positivos o negativos tiene la misma incidencia en el PIB que el de cualquier otra. Lo cierto es que Izquierda Unida ha cometido un gran tropiezo, uno de tantos en los últimos años. Ver al tercer partido (por número de votos) a nivel nacional reducido a esto es lamentable. De los nacionalistas, la verdad, poco me espero. Y ya para terminar, esta situación prueba una cosa, y es que para una parte importante de España, todo lo que haga el Real Madrid va a estar mal. Por sistema. De la misma manera que cualquier cosa que se haga en contra del Madrid es tolerable. Si no fuera el Real Madrid el implicado en esta operación, a nadie en su sano juicio se le ocurriría presentar una propuesta como la de Izquierda Unida.

Un descenso merecido


Me cuesta mucho escribir estas líneas. Ha sido una tarde muy dura en la que he preferido no hablar con nadie. Han pasado ya casi seis horas desde que se consumó el descenso de mi equipo, el Betis, a Segunda División y creo que aún no lo he terminado de asimilar.

La rabia, la impotencia, la frustración y el enfado que me invadieron nada más terminar el partido contra el Valladolid, se han ido transformando en decepción, en desencanto.

Y es que con la perspectiva que me ha dado el paso de las horas, me doy cuenta de que este descenso es más que merecido. Primero por el partido de hoy, porque el Betis dependía de sí mismo y ha sido el único de los implicados en el descenso que no ha cumplido su cometido, ganar al Valladolid en el Ruiz de Lopera. Y después por una nefasta temporada y una inexistente planificación deportiva que han hecho que el Betis haya estado todo el año al filo de la navaja.

aficionbetisvalladolid

De nada sirve lamentarse por los balones al palo, las ocasiones perdidas y apelar a la injusticia del fútbol como ha hecho el técnico José María Nogués, porque la Liga es el torneo de la regularidad, y al final de temporada pone a cada uno en su sitio.

Dicho esto, Nogués es quizá el que menos culpa tenga de todo esto, porque a pesar de que se ha equivocado en los planteamientos de varios partidos y a la hora de realizar los cambios en otros, (como el de hoy de Sergio García cuando necesitábamos goles) poco se puede cambiar a un equipo en ocho partidos.

Porque este Betis lleva siendo carne de Segunda desde hace cuatro años. Unas estructuras arcáicas, una ciudad deportiva a la que no se le puede sacar ningún provecho, unas instalaciones propias de un equipo de tercera división, un estadio a medio terminar, un director deportivo que no entiende de fútbol y que ficha viendo vídeos de Youtube, y además, un entrenador como Chaparro, que no tenía nivel para dirigir a un plantel como este y no ha logrado en ningún momento que los jugadores rindieran al nivel esperado.

Precisamente unos jugadores que por nombre deberían haber estado luchando por UEFA, pero que por su acomodo y sus disputas internas han llevado al equipo a Segunda División. Gente como Oliveira, Nélson, Emaná, Sergio García, Juanito, Mark González, Mehmet Aurelio, Edu no han sido capaces ni siquiera de llegar a la paupérrima cifra de 43 puntos. En definitiva, un fracaso absoluto.

Después de hablar de entrenador y de jugadores, toca la directiva. Una directiva de mentira, que ni tiene voz ni tiene voto, y que vive plegada a los caprichos de un máximo accionista que hoy estaba en Marbella en vez de estar en el estadio que lleva su nombre al lado de los 50.000 aficionados que hoy han apoyado al equipo.

betis descenso aficionY es que el verdadero problema del Betis tiene nombre y apellidos y se llama Manuel Ruiz de Lopera. Un dueño que hace y deshace a su antojo, y sobre quien siempre pende la sombra de la sospecha. Un dirigente caduco, que lleva las riendas del club desde su propia casa, y a quien cada día parece importarle menos el club, su presente y su futuro.

No sé si fue él o no quien salvó al club en 1992, pero en realidad no importa, porque de lo que sí estoy seguro es de que en 2009 es él quien lo está destruyendo. De esto deben darse cuenta muchos béticos, pero el primero que debería hacerlo es el propio Lopera.

¿Y ahora qué? es la pregunta que nos estamos haciendo todos los ‘béticos del universo’ y el panorama tiene pocos (o ninguno) visos de cambiar, porque la realidad es, por mucho que nos duela, y por mucho que el equipo vaya a jugar el año que viene en la Liga Adelante, que Lopera es quien tiene las acciones, y por tanto es dueño del club. Así que por muchos ‘Lopera vete ya’ que le griten los aficionados, hasta que no reciba una oferta que le satisfaga, el guión va a ser el mismo.

Perosnalmente soy muy pesimista a este respecto, pero si el descenso de categoría provoca una catarsis en el club, un cambio de mandatarios, de estructuras y sobre todo de forma de dirigirlo, la pérdida de la categoría será la mejor noticia que le habrá pasado al Betis desde que se clasificó para la Champions (ay, la Champions qué lejana parece).

PD: Por terminar el post con un poquito de optimismo que nunca viene mal, las alegrías del fin de semana han sido la heróica remontada del Ciudad Real en la Final de la Champions de Balonmano (que por cierto no han retransmitido por La 2), la Copa alemana para el Bremen y sobre todo, paradojas del fútbol, el mismo día que desciende mi equipo asciende a 2ªB el equipo de mi ciudad, el C.D. Toledo. ¡Enhorabuena!.

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.

Debacle de los petrodólares


Cómo mola el fútbol en Navidad, y más si es una competición con tanto sabor como la FA Cup inglesa. La copa de las islas es la competición más antigua del mundo, su primera edición se disputó en 1871 y su formato siempre da lugar a sorpresas. Un único partido, en campo decidido por sorteo, reparto de la taquilla, y si empatan, partido de replay.

Pues bien, para empezar, fuera el Manchester City. El equipo más rico del mundo, que presumiblemente va reventar este mercado de invierno, y que ya ha fichado a Bridge, del Chelsea por unos 12 millones de libras, ha sido vapuelado por el histórico Nottingham Forest (ahora colista en la Segunda División) por 0-3.

Es una sorpresa mayúscula, porque el City jugaba en su estadio, porque ha sacado una alineación llena de habituales titulares (Zabaleta, Elano o Wright-Phillips entre otros), y porque el Nottingham estaba jugando horrible esta temporada y es colista en la Coca-Cola Championship. Además, no ha sido una derrota decorosa, ha sido un 0-3, vergonzante para unos citizens que no han hecho absolutamente nada durante todo el encuentro.

nottingham

Con esto, parece que me equivoqué de lleno con este artículo en el que afirmaba que el City podría luchar con los grandes esta temporada. No sólo no lo está haciendo, sino que en Liga está rozando el descenso. Esta derrota debería ser la sentencia definitiva de un entrenador como Mark Hughes, que no ha convencido a Sulaiman Al-Fahim y sus subordinados.

Pero no sólo el City ha sido la sorpresa negativa en lo que a los grandes se refiere. El otro equipo de los petrodólares, el Chelsea de Abramovich, se verá obligado a jugar un replay tras empatar a 1 en su propio estadio con un equipo de la tercera división británica (equivalente a la 2ªB española) el Southend.

Los que sí superaron la eliminatoria fueron el Tottenham, que ganó 3-1 al Wigan el viernes (fantásticos Pavlyuchenko y Modric), y el Arsenal, que venció por el mismo resultado al Plymouth, con dos goles de Van Persie.

Hay que destacar también a Albert Riera, que ha marcado un gol impresionante contra el Preston. Cuando estoy publicando esto, acaba de terminar el partido y el Liverpool ha ganado 0-2. Xabi Alonso se acaba de lesionar en el tobillo, pero no parece grave, y Torres ha marcado el segundo en el descuento.

PD: Y ahora vuelve la liga. Por cierto, está el blog demasiado británico, y me acabo de dar cuenta de que ni siquiera tengo una categoría que se llame fútbol italiano. ¡Vergonzoso por mi parte!.

Actualización. Gracias a Jorge, que lo ha comentado abajo, me he dado cuenta de que el Forest ya no es colista de la Coca-Cola Championship. ¡Eso me pasa por no mirar las clasificaciones!. Ahora ocupa el puesto 21 de 24 equipos. Sorprende que dos equipos que hace no demasiado estaban en la Premier, como Charlton y Southampton sean el último y penúltimo respectivamente.

Lassana Diarra, otra pieza en el rompecabezas táctico blanco


[Por Anuar Marrero]

Leo los periódicos y anuncian en portada que el último fichaje del Real Madrid, Lassana Diarra. Y me surgen algunas dudas que intentaré compartir con ustedes.

En primer lugar analicemos el fichaje. En la desastrosa planificación de la plantilla es cierto que una de las posiciones que estaban bien cubiertas era la de mediocentro defensivo. Diarra, Gago, De la Red e incluso Javi García parecían munición suficiente para encarar la temporada con garantías. Pero es muy mala suerte perder a dos jugadores de la misma posición para toda la temporada. Así, el Madrid se ha visto obligado a buscar un medio defensivo. Y de lo que hay en el mercado a mediados de diciembre Lassana es de lo más aceptable. A mi no me gustan este tipo de jugadores, que parecen haberse vueltos indispensables en el fútbol moderno. El mediocentro del Madrid debería ser De Rossi o Xabi Alonso. Pero es evidente que no son fichables en invierno.

lassana_diarra_280x_489507aLassana Diarra es un medio defensivo físico típico africano (aunque es francés de todo derecho me refiero al físico). Mucho físico, dudosa capacidad táctica, y escasa influencia ofensiva. Pero hay que reconocer que no es un mal jugador. Es muy joven (23 años), tiene mucha progresión, su conducción de balón es aceptable, tiene cierta capacidad para la organización y el apoyo en corto y además puede jugar la Champions. El problema es que Diarra jugaba hasta ahora en el Portsmouth. Para quien no siga la liga inglesa he de decir que este equipo del sur de Inglaterra es una de los más ingleses en el sentido clásico de la palabra. Fútbol directo mal entendido, es decir sin elaboración. Juegan con Crouch arriba y el balón casi no pasa por el centro del campo. Así, Diarra se dedicaba a tareas de intendencia exento de responsabilidad en la parte creativa. Me crea dudas su rendimiento en un equipo con mucha posesión.

Pero una vez analizado el fichaje me gustaría incidir en el intrincado caos técnico que presenta el Madrid en estos momentos. Es evidente que en el Real Madrid la línea de cuatro atrás es intocable, así como los dos delanteros arriba (Raúl y otro más). La intención es fichar a un hombre de banda para cumplimentar a Robben. Cubiertas las bandas ya sólo nos quedan dos posiciones. Dos posiciones en el medio del campo para 8 jugadores (Los dos Diarra, Guti, Sneijder, Van der Vart, De la Red, Gago y Javi García). Increíble pero cierto. Pero el problema es más complejo. En este Madrid y en prácticamente cualquier equipo del mundo, Sneijder debe ser titular. Es un jugador superlativo, dinámico, trabajador, con calidad y gol. Guti es el jugador de la plantilla con más fútbol y el equipo le necesita. Pero Sneijder y Guti no serían una pareja de medios coherente. Además se supone que jugará uno de los dos Diarra, pero como ninguno de ellos puede organizar al equipo necesitan al lado a De la Red o a Gago. Es decir para tener una alineación equilibrada Juande debería sacar 13 jugadores. Bromas aparte, esta plantilla es un sin sentido.

sneijderanuarDando por hecho que esta temporada poca cosa se puede hacer, no estaría de más empezar a pensar como solucionar esto en verano. La única solución plausible que yo veo es la que adoptó Del Bosque cuando ficharon a Zidane, es decir echar a alguien (el más indicado sería Sneijder) a una banda para que haga de falso interior. Pero cuando Del Bosque hizo eso, el Madrid tenía a Roberto Carlos que se valía el solito para ocupar toda la banda. Así que la solución pasaría por fichar a un lateral izquierdo muy ofensivo (Evra o Lahm son los mejores) y poner a Sneijder en un costado, como ya hizo Van Basten con Holanda. No es que apasione la idea, pero Iniesta juega así y el resultado es aceptable. No obstante el problema no está solucionado. La pareja Guti-Diarra ha demostrado que no funciona, porque Diarra no tiene capacidad para sacar el balón jugado, y porque Guti, excelente en la mediapunta, es un peligro público con el balón por detrás del centro del campo. Así que visto lo visto, yo optaría por situar a Guti por detrás del delantero centro y formar un mediocentro con Diarra y Gago o De la Red. Se sacrifica a Raúl, pero teniendo en cuenta la edad de éste y la inconstancia de Guti se podrían ir turnando. La siguiente alineación: Casillas, Ramos, Pepe, Heinze (o Garay), Evra o Lahm, Diarra, De la Red, Sneijder, Robben, Guti, Van Nistelrooy. A mi me parece un gran equipo, y fíjense que tan sólo he añadido a un lateral izquierdo a la actual plantilla. Además quitando a Diarra y añadiendo a Raúl por delante de Guti tendríamos una opción más ofensiva.

Claro que otra solución pasaría por hacer una remodelación profunda del centro del campo, fichar un buen organizador que pueda jugar sólo (insito en De Rossi) y acabar así de una vez por todas con el problema que tiene el Madrid en esa posición desde que se fue Redondo. Pero claro que eso es mucho pedir a Mijatovic, que compensa cada acierto con cuatro o cinco errores. En estos momentos la pelota está en el tejado de Juande, técnico que por cierto no creo que continúe la próxima temporada.