Archivo de la etiqueta: anuar marrero

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

Las claves del Atlético-Barça


[Por Anuar Marrero]

Evidentemente, la derrota del Barcelona ayer se debió fundamentalmente a las numerosas ausencias en defensa. Pero de lo que voy a tratar es de exponer cuales fueron a mi juicio las razones concretas del resultado.

  • De todas las bajas en defensa, sin duda la más importante es la de Alves, porque su ausencia se nota en todo el campo. De hecho una gran parte del rendimiento de Messi se debe al apoyo desde la banda del brasileño. Además, debido a la nula contribución en defensa del argentino, Alves tiene que ocuparse de toda la banda. Para compensar esta ausencia Guardiola apostó por un jugador veloz y con recorrido como Jeffren. Keita y Busquets serían los encargados de auxiliar al canterano en defensa. Pero la lesión del malí y la entrada de Pedro rompieron el esquema. Busquets es buen jugador, pero tiene un recorrido limitado y no abarca mucho campo. Así Jeffren tuvo que vérselas él solito contra Simao, Antonio López y Agüero que inteligentemente se dejaba caer a esa banda. La inclusión de Jeffren es quizás el primer error de bulto que le hemos visto cometer a Guardiola.
  • Sin Alves el Barça pierde profundidad. Además al no tener quién le doble, Messi tiende a irse al centro, donde su regate y su velocidad pierden efectividad.  La ausencia de Piqué también perjudicó al equipo en la salida del balón, faceta en la que estuvo espeso. Hubo una falta de entendimiento total entre Milito y Puyol. No se coordinaron y tiraron mal el fuera de juego, y con la velocidad de los puntas del Atlético eso es letal.

  • En infinidad de ocasiones he dicho que la posesión no tiene por qué estar relacionada con el buen juego. El Barça llegó a tener un 66% pero estuvo impreciso y acelerado, y no trenzó bien el juego. Se dejó meter en el ritmo de ida y vuelta de los colchoneros, en el que Iniesta y Xavi no se desenvuelven bien.
  • El equipo blaugrana está muy acostumbrado a jugar  a favor de marcador. Cuando cómo ayer pasa al contrario, especialmente fuera de casa, el equipo tiende a acelerarse y a jugar con cierta ansiedad. Hubo mucha conducción y muchas pérdidas de balón.

Probablemente existan muchas más razones, pero éstas me parecieron las más relevantes. Cuando  Guardiola lo hace bien (casi siempre) hay que felicitarle, pero me parece que ayer estuvo mal. Las virtudes del Atlético eran de sobra conocidas. Contraataque, puntas veloces, juego por las bandas. Y con el planteamiento táctico fue incapaz de contrarrestarlas. Cierto es que tenía muchas bajas, pero el fútbol también es así, y es importante encontrar soluciones en los peores momentos. También me gustaría señalar el agujero que tiene el Barça en la posición de extremo izquierdo. Henry está desaparecido, Iniesta juega mejor en el centro del campo, y aunque Pedro esté rindiendo bien, estaremos de acuerdo en que no es un jugador con nivel para ser titular en el Barça. Aporta soluciones, trabajo y goles desde el banquillo, pero en partidos importantes se notan sus carencias.

El (fugaz) retorno y la despedida (Gracias Ruud)


[Por Anuar Marrero]

Vivió el Madrid el domingo una curiosa jornada. El Bernabéu asistió a una ironía de esas que tanto le gusta ofrecernos al fútbol. Un jugador se despedía del conjunto blanco y otro volvía a ofrecer una gran actuación en el estadio de Chamartín, después de mucho tiempo. Dos jugadores contrapuestos. Uno es un jugador espectacular por la ausencia de espectáculo, por poner cada ínfimo recurso al servicio del gol y del equipo. El otro, un jugador incomprensible. Un compendio de virtudes excepcionales dilapidadas por un carácter voluble y autodestructivo.

El que se iba era Ruud Van Nistelrooy. Sin lugar a dudas uno de los mejores delanteros que yo he visto en mis 23 años de vida. No busquen en él la potencia de Ronaldo, ni la calidad de Romario, ni la incontestable superioridad de Van Basten. En Ruud sólo encontraran un físico portentoso, 1,88 metros cohesionados por la obsesión del gol. ‘Van The Man’, cómo le apodaron, era una metáfora del objetivo último del fútbol. No le interesaba el regate, ni el control perfecto. Ruud controlaba y remataba. Sin dilación. Para él la belleza era el gol, no necesitaba adornos. En más de una ocasión escuché críticas hacia el delantero holandés. Generalmente provenían de aquellos aficionados a los highlights, a la filigrana efímera. Lo acusaban de tosco y de no tener suficiente calidad. Pero Ruud era cómo el amante sobrio y seguro que no necesita recurrir a las flores, porque con una mirada y una sonrisa es capaz de ofrecer infinitamente más.

Intento recordar a algún jugador que haya calado más menos tiempo en un entorno tan difícil como el Real Madrid. Y no lo encuentro. Actor principal en la milagrosa liga de Capello, en la que sus 25 goles fueron el elemento fundamental del milagro. ‘Van Gol’ era coherencia en un equipo acostumbrado a los escándalos. Era un estudiante aplicado en una clase demasiado acostumbrada a niños malcriados. Por eso y por sus dos temporadas y media de trabajo y profesionalidad, la afición blanca recordará con cariño a ese delantero grande y con pinta de tosco que un día pasó por el estadio de Chamartín. Para quienes aún duden de su calidad sólo ofreceré un dato. Lo que define a un delantero es el gol. Y Van Nistelrooy es el único junto a Di Stéfano que ha conseguido ser máximo goleador en las ligas de tres países diferentes. Y le espera el Hamburgo. Estoy convencido de que la historia de amor de Ruud y el gol aún no ha llegado a su fin. Suerte y gracias.

La contrapartida era Guti. Es el caso opuesto al holandés. Guti es un jugador superlativo. Tiene  algo que no se puede entrenar, visión de juego, clarividencia desde la media punta, un último pase muy poco frecuente en el fútbol mundial. Además tiene gol, como ya demostró cuando tuvo que jugar cómo delantero durante gran parte de la temporada y acabó con 14 goles. Gol, visión de juego y de la cantera. Lo tenía todo para marcar una época en el Madrid. Pero se fue diluyendo. Pasaban entrenadores uno tras otro y nunca conseguía la titularidad. Y entre rabieta y rabieta fue encadenando actuaciones estelares con partidos mediocres gobernados por la indolencia. Y así desapareció lo que podía haber sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español. Tras las turbulencias de esta temporada parece que ha encontrado su sitio en un equipo necesitado de su fútbol. La velocidad de los Higuaín, Benzema o Ronaldo combinada con su último pase puede tener efectos demoledores. Ya no veremos al jugador que pudo ser, pero a lo mejor es su última oportunidad para hacer algo grande en el Madrid y despedirse por la puerta grande.

P.D.: No quería estropear el artículo con un tema tan banal, pero no puedo callarme. Y es que no entiendo cómo se puede considerar agresión la jugada de Ronaldo, cuando intentaba salir al contraataque y estaba siendo agarrado es cómo menos curioso. Se ve claramente que Ronaldo sólo quiere zafarse. Si le da en la cara es tan sólo porque Mtiliga está agachado agarrándole con las dos manos. Que esto sea roja y que por ejemplo, el empujón de Puyol con el brazo sobre Nilmar en el partido contra el Villarreal no sea ni penalti es lo que lleva luego a muchos a montar teorías conspiratorias

Algunos apuntes sobre el Madrid


[Por Anuar Marrero]

Lo siento, parece que siempre escribo sobre lo mismo, pero es que el Madrid se empeña en estar siempre de actualidad, casi siempre negativa. Aunque los que leen el blog saben que soy madridista, también debo especificar que cada vez soy más del Arsenal. Y es que sinceramente ver el despliegue de Fábregas en cada partido es uno de los grandes placeres de esta vida…

Pero volviendo al tema. La derrota en San Mamés ha vuelto a sembrar dudas acerca del nuevo proyecto blanco, en especial de su entrenador. No me centraré en ese partido, ya que no me gusta argumentar sobre un resultado concreto, especialmente si es anecdótico cómo el del pasado sábado. Pero si es cierto que el Madrid ha perdido muchos puntos fuera y parece que no termina de consolidarse. Tras verlo en bastantes partidos, me han surgido varias reflexiones que ofrezco con la intención de abrir un debate y conocer vuestra opinión.

  • Todas las críticas al Madrid empiezan diciendo “Después de gastarse 250 millones…”. Esa cantidad no responde a una inversión deportiva. Florentino los concibe como una inversión económica de la que espera obtener retornos y no responden a necesidades del equipo ni a planificación. Se me podrá decir que nadie puede quejarse de que fichen a dos de los tres mejores jugadores del mundo. Eso es cierto, pero no es menos cierto que si yo fuese responsable de fichajes, en lugar de Kaka’, Ronaldo y Benzema me hubiese decantado por Fábregas, Silva y Arshavin por ejemplo, aunque algunos crean que me he vuelto loco.
  • Después de gastarse 250 millones (valga la ironía, jajaja) los diarios deportivos aseguran que la solución vuelve a ser Guti. Esto demuestra que el entrenador tiene poco que ver con los fichajes y que la plantilla está mal diseñada. Sin ir más lejos, viendo el partido contra el Athletic Me acordé insistentemente de Robben, jugador perfecto para solucionar ese tipo de partidos, ya que su capacidad de desborde abre huecos en las defensas.
  • Desde hace unos años parece que no hay vida más allá del doble pivote. Sin embargo en muchas ocasiones me da la impresión de que se duplican funciones. ¿Que le aporta Lass a Alonso? ¿No podría jugar sólo?. ¿No sería mejor combinarlo con un jugador con más fútbol como Guti o Granero?.
  • El Real Madrid ha construido un equipo más propio de la Champions. Es un equipo desequilibrante, rápido y efectivo, pero con jugadores como Kaká o Ronaldo es complicado conseguir una línea de regularidad necesaria para ganar la liga.
  • Con todo lo dicho, Pellegrini me parece un muy buen entrenador, y en media temporada no se construyen equipos. Creo que hay que esperar a final de temporada y ver como sigue tejiendo la plantilla.
  • Hablando en términos más generales. Siempre he dicho que un equipo no es más que una idea colectiva de fútbol. Y los proyectos se deben construir sobre una idea coherente con la trayectoria del club. Esa es la gran diferencia entre Barça y Madrid. Cruyff construyó una estructura fortísima que le ha dado al Barça su mejor época. Han cambiado los entrenadores y los proyectos, pero la idea estaba clara. El Madrid necesita construir una estructura sobre las bases del fútbol dinámico y de ataque.

Y para terminar algo que todavía creo no haber comentado. Y es que lamento que este gran Barça no haya surgido en un contexto más competitivo, con varios equipos pugnando por el título de liga. Nos hemos perdido grandes duelos. Le pasa un poco cómo a Armstrong. Nadie discute su calidad, pero la ausencia de grandes rivales ha deslucido un poco sus logros.

De todo un poco


[Por Anuar Marrero]

Ya está aquí, ya llegó. La nueva temporada de  fútbol ya está plenamente en marcha. Con la primera jornada de la liga española (siempre somos lo últimos en empezar y luego nos quejamos del calendario) ya han comenzado la totalidad de las competiciones de ligueras. Y sinceramente hay tal cantidad de cosas merecedoras de un post, que no sabía por dónde empezar. Así que he decidido hacer una pequeña composición con los temas que a mí me parecen más relevantes. Eso sí, permítanme que empiece por el Real Madrid.

FlorentinoPerez1Estábamos los merengues contentos porque parecía que Florentino había aprendido de errores pasados y además de fichar ‘cracks’, estaba conformando una plantilla equilibrada. Pero una vez más ha vuelto a dilapidar en unas horas el crédito que estaba ganando. El suyo y el de Valdano, que cada día estoy más convencido de que su criterio no cuenta para nada, limitándose a ser un lacayo de “El Ser Superior”. Porque las ventas de Sneijder y Robben han mermado seriamente la plantilla blanca. Ha pasado de una superplantilla a un superonce. En una plantilla que ha costado 250 millones de euros hay tan sólo un hombre (Ronaldo) con capacidad de desborde por la banda.

Este Madrid se parece mucho al de los galácticos. Es decir, un equipo sin equilibrio, con ‘overbooking’ en el centro, que volverá a vivir de la tremenda pegada de sus hombres de arriba. Porque sin huecos y sin espacios, porque sin profundidad y sin ensanchar el campo, la efectividad de hombre como Alonso o Kaká disminuye sensiblemente. Y lo peor de todo, es que el Madrid ha reforzado seriamente a dos de sus rivales directos en la lucha por la Champions. Media parte necesitó Robben para aliarse con Ribery y destrozar la defensa contraria con su tremendo desborde. Y a una plantilla impresionante como la del Inter, lo único que le faltaba era un jugador con capacidad creativa en el centro del campo. Sneijder es una pieza fundamental en el equipazo, que pese a la marcha de Ibra, ha conseguido formar Mourinho.

El Liverpool

Rafa Benítez nunca ha sido santo de mi devoción. No voy a negar sus éxitos porque sería absurdo, pero me parece un entrenador limitado para un grande. Prima en exceso el trabajo y la solidez sobre la calidad, le cuesta horrores plantear los partidos de manera decididamente ofensiva, y gasta demasiado dinero en jugadores de medio pelo que no aumentan el nivel de la plantilla. Benítez parece no entender que entrena a un grande y que tres empates suponen a la postre tres derrotas.

No es casual que en todos los años que lleva en Inglaterra obtenga tan buenos resultados en la Champions pero no consiga hincarle el diente a la Premier. Y es que con el sistema de eliminatoria a doble partido y con el valor doble de goles fuera de casa, Benítez se siente en su salsa. Puede especular, plantear un partido ultradefensivo (véase el Bernabeu el año pasado) a domicilio y quedarse tan tranquilo. Pero en la Premier, no. Allí hay que salir a ganar cada partido. Con la marcha de Alonso, y Aquilani lesionado, el mediocentro Leiva-Mascherano es incapaz de crear y organizar. Resultado: un equipo plano y sin profundidad, previsible. Viendo el nivel del City, del Tottenham (lástima lo de Modric) y del Arsenal, o los de Rafa mejoran o tendrán serios problemas para meterse en Champions.

Los grupos de Champions League

platini anuarSoy un ferviente defensor  del nuevo sistema implantado por Platini. Hay que democratizar el fútbol. No se puede permitir, como pretende el G-14, que el fútbol continental evolucione hacia un sistema NBA, de grandes clubes en una competición cerrada. Y parece ser que el sorteo le ha dado la razón. Tenemos grandes partidos (Madrid-Milan, Barça-Inter, Bayern-Juve), pero además hay conjuntos de menor nivel lucharán por una plaza en la segunda ronda. AZ Alkmaar, Wolfsburgo, o Girondins de Burdeos son equipos a los que se deberá tener en cuenta.

Por otra parte descubriremos lo que tienen que decir equipos como el Apoel Nicosia, El Unirea o el Debrecen. Son conscientes de que están ante un escaparate increíble y competirán con ilusión y dignidad. Y no les quepa la menor duda de que más de uno de los grandes se llevará un disgusto.

Por Camp Barça sigue todo igual, es decir muy bien. El equipo juega de maravilla, y tiene continuidad. Sólo dos apuntes. Teniendo en cuenta el calendario del Barcelona y la copa de África, la plantilla es excesivamente corta. Una de las claves del año pasado fue la ausencia de lesiones, pero con la carga de partidos de este año, como se produzcan una o dos lesiones de importancia el Barça se resentirá muchísimo. Y por cierto, 25 millones por Chygrynskiy es una de las mayores estafas que he visto en los últimos tiempos. Cosas del “supergestor” Laporta.

Como dice Anuar, hay muchas cosas de este inicio de las ligas de las que se podría hablar, pero no me gustaría que quedase en el tintero la escalofriante entrada que sufrió el el defensa del Anderlecht Wasyl en el clásico frente al Standard. El diagnóstico, fractura abierta de tibia y peroné y un año sin poder jugar al fútbol. El autor de la brutal entrada es Áxel Witsel, quizás la mayor promesa del fútbol belga, que ha sido suspendido hasta el 23 de noviembre (muy poco tiempo me parece) y que por mucha calidad que tenga, nunca será una realidad si no amuebla su cabeza.

Una de política y deporte


[Por Anuar Marrero]

En los últimos días, la actualidad me ha brindado una oportunidad que no puedo dejar pasar. Y es la de relacionar dos de mis temas preferidos, fútbol y política. Si, comprendo que es un terreno minado, y que el fútbol debería tener más independencia de la política. Pero no sería yo si dejara pasar una oportunidad como esta de meterme en un berenjenal.

FILES-FBL-SPAIN-REAL MADRID-PEREZVayamos por partes. Todo empieza cuando el Manchester hace público en su página web que acepta la oferta de 94 millones de euros del Real Madrid por Cristiano Ronaldo. Sí, es una barbaridad, es obsceno, hay muchos niñitos muriéndose de hambre, y a todos nos gustaría coger ese dinero y tener un mundo en paz y abrir orfanatos para gatitos. No me entiendan mal. Tan solo quiero ridiculizar los argumentos tópicos, populistas y demagogos que acompañan cualquier fichaje de envergadura. En lo que a esto respecta, una única puntualización. Quien acepta tal cantidad es la anterior junta, presidida por Ramón Calderón. Florentino sólo tenía dos opciones, o pagar los 94 por el jugador,o pagar 30 millones de penalización. Me parece que la elección está clara. Primera reacción, Laporta.

Laporta, ese presidente henchido y ufano que saca pecho últimamente pareciendo olvidar que hace un año casi el 60% de los socios del Barça votó a favor de la moción de censura presentada contra él, y por lo tanto su proyecto. El mismo que ahora anda paseando por el mundo con esa sonrisa hollywoodiense y ese aire de gurú del fútbol. El mismo proyecto que con unos estatutos más democráticos lo hubiese puesto de patitas en la calle al final de la temporada pasada. Para empezar es de muy mala educación, y muy poca caballerosidad que un presidente de un club ande criticando sistemática, abierta y deliberadamente la política de otro, en especial cuando no le afecta nada. Pero desde luego, Laporta durante estos años no ha sido precisamente un ejemplo de saber estar.

Por otra parte las palabras de Laporta son farisaicas. Están cargadas de hipocresía. Defiende que el modelo del Madrid es imperialista y que no se ajusta a mercado. Lección de economía básica para don Joan; si alguien posee un bien, su precio de mercado no es ni mas ni menos que el que alguien esté dispuesto a pagar. También defiende el modelo del Barça, basado en el compromiso, y aboga por abaratar el mercado. Entonces, ¿porqué tienen Messi o Iniesta una clausula de 150 millones de euros? Si es cierto lo que Laporta defiende, ¿por qué no tasa a Messi y a Iniesta en su valor de mercado real? Si tan comprometidos están, no creo que haga falta establecer una clausula astronómica. Por otra parte creo recordar que Cruyff (el artífice del Barça como gran equipo), Ronaldo, Ronaldinho, Romario, Rivaldo, y tantos otros nombres cruciales en la historia del club no llegaron precisamente gratis. Demasiada hipocresía y desmemoria en las aseveraciones del presidente del Barcelona.

Y por si esto no fuera poco, hoy me levanto con la noticia de que IU y algunos grupos nacionalistas han presentado una propuesta para estudiar una ley que regule el presupuesto de los clubes de fútbol. El disparate es de tal calado, y tan inoportuno que no sé ni por dónde empezar. En primer lugar avisar a sus señorías, que no se debe legislar ad hoc. No sé puede sacar una ley, para regular únicamente el presupuesto de los clubes de fútbol, y mucho menos a raíz de que un determinado club haya hecho un fichaje. Es insultante para los ciudadanos ver el rastrero nivel de la política patria. Y por no obviar el hecho de que muchos de los principales ideólogos de la fantochada con aspiraciones de ley chabacana y bananera, son diputados nacionalistas, como Ridao o Erkoreka, abiertos aficionados de clubes como el Barça o el Athletic, equipos representativos de un sentimiento antimadridista muy arraigado en el fútbol español. ¿Porque no se legisló cuando Laporta, recién investido presidente gastó a diestro y siniestro para reconstruir el Barcelona? Que encima se cuelen en política las filias y fobias deportivas de los diputados el algo que se sitúa entre lo irrisorio, lo inverosímil y lo intolerable.

joan herreraLa izquierda (y conste que me declaro abierta y orgullosamente de izquierdas), debería hacer una reflexión profunda. Y darse cuenta cuanto antes que la demagogia, el populismo y el oportunismo político (tres características básicas de esta propuesta) son el terreno en el que la derecha se maneja a sus anchas. Vean si no las elecciones europeas. En una situación de crisis, sólo sale perjudicada la izquierda. Y es que establecer un tratamiento diferenciado para el fútbol el demagogia y populismo. Cristiano Ronaldo como cualquier otro jugador es una inversión del club que lo ficha. ¿Por qué ha de limitarse la inversión de una empresa? ¿A alguien le perecería bien, por ejemplo, que se sacara una ley para limitar la inversión de las productoras en una película? ¿O para limitar la adquisición que, por ejemplo, está haciendo el banco Santander de bancos en otros países de Europa por cantidades inmensamente superiores a 94 millones de euros?

Decía un diputado que, además, el Madrid se hacía con un crédito bancario, una operación de la que no se obtenía beneficio público alguno. Recordar a su señoría que el Real Madrid es una empresa, y que como tal, sus resultados positivos o negativos tiene la misma incidencia en el PIB que el de cualquier otra. Lo cierto es que Izquierda Unida ha cometido un gran tropiezo, uno de tantos en los últimos años. Ver al tercer partido (por número de votos) a nivel nacional reducido a esto es lamentable. De los nacionalistas, la verdad, poco me espero. Y ya para terminar, esta situación prueba una cosa, y es que para una parte importante de España, todo lo que haga el Real Madrid va a estar mal. Por sistema. De la misma manera que cualquier cosa que se haga en contra del Madrid es tolerable. Si no fuera el Real Madrid el implicado en esta operación, a nadie en su sano juicio se le ocurriría presentar una propuesta como la de Izquierda Unida.

Lo que ya sabíamos (o intuíamos) y lo que no deberíamos olvidar


[Por Anuar Marrero]

Antes del España-Inglaterra de anoche (partido bastante discreto, la verdad) había varias cosas que ya sabíamos. Sabíamos que España ha conseguido reunir a la mejor generación de centrocampistas que se recuerda en años. Que ha sabido aprovecharlos y que, por consiguiente (como diría aquel), ha desarrollado un estilo de fútbol agradable y vistoso, que después de muchos años (esto es conveniente no olvidarlo) ha dado resultados. También sería conveniente no olvidar que como todo estilo de juego tiene sus limitaciones, sus puntos fuertes y débiles.

Sabíamos también que Inglaterra es una selección que lleva muchísimos años generando multitud de buenos futbolistas, que tiene la  mejor y más potente liga del mundo (le pese a quién le pese) pero que su selección lleva décadas sin jugar absolutamente a nada. También sabíamos que la actual Inglaterra es más de lo mismo, que tiene otra generación de magníficos peloteros (Lampard, Gerrard, Barry, Rooney, Young, Joe Cole, etc.) y que sigue sin saber que quiere hacer en el campo. Esto es lo que ya sabíamos. Ahora me referiré a lo que ya intuíamos.

capelloinglaterraAlgunos intuíamos que la elección de Capello como seleccionador inglés era un craso error. Un error propiciado por una Inglaterra herida en su orgullo y por la consabida cantinela que se repite a modo de mantra por los mentideros futbolísticos, “Capello asegura títulos”. Una cantinela resultadista y simplona, que por lo tanto tiene todos los ingredientes para convertirse en verdad indiscutible en el mundo del fútbol, tan resultadista y tan simplón.

Capello asegura títulos con equipazos (no ha entrenado otra cosa en su vida) y en Italia. Porque lo cierto es que fuera de Italia lo único que ha conseguido son dos ligas con el Madrid. Una con un equipazo, y la otra de auténtico milagro, contradiciendo sus acciones y a pitada por partido. Y en Italia ha vivido de una época gloriosa con el Milan post-Sacchi (uno de los mejores equipos que se recuerdan), y una liga con la Roma, quizás su mayor logro. Permítanme que no cuente las ligas amañadas de la Juve. Además ninguno de los equipos de Capello ha jugado un pimiento, si me permiten la expresión coloquial. ¿Salvaría Capello del descenso al Osasuna, al Numancia o al Mallorca? Vuelvan a ser permisivos, y consientan mis dudas a este respecto.

Algunos intuíamos que la mezcla ‘selección que no sabe a lo que juega’ más ‘entrenador resultadista que no juega un pimiento’ no podía traer nada más que una cortina de humo en forma de resultados frente a selecciones mediocres, fútbol ramplón, y nada o muy poco a largo plazo. Las dos primeras premoniciones ya se han cumplido. Y después del partido de ayer se han disipado las dudas que tenía en lo que a la tercera se refiere. Para hacer el fútbol que hacía Inglaterra hace cuarenta años (pelotazo al delantero tanque de turno, éste la baja y ya se verá) no hacía falta traer a Capello, cualquiera lo habría hecho.

Es cierto que Inglaterra no puede realizar un fútbol elaborado desde la defensa, pero hay otras opciones. El principal problema de Inglaterra es que nunca consigue imprimir su ritmo a los partidos, sino que juega al partido que le propone el rival. Cuando Inglaterra consiga imprimir su ritmo dinámico y vertical, será cuando lucirán sus jugadores y podrá optar a cosas importantes. No dudo que Capello la consiga meter en el Mundial, pero más allá de eso poco futuro le veo.
portadamarcaanuar
Ahora, y para terminar, vamos con lo que no deberíamos olvidar. Hoy nos hemos despertado con el (previsible) desfile de titulares y artículos que oscilan entre el simple onanismo (“El Brasil de Europa”, “Se rinden ante el mejor equipo del mundo”) y la “patriótico-chulería” casposa, que en algunos casos raya la mala educación (“La lección fue gratis, Capello”). Lo que no deberían olvidar los periodistas deportivos, y público exacerbado en general, es que ningún sistema de modo de juego es infalible o invencible.

Cierto es que el juego de España es vistoso y hoy por hoy consigue resultados, pero no hay que olvidar que España, sin hacer demasiadas variaciones estuvo años y años sin ganar nada, que Aragonés llegó a la Eurocopa de milagro y que el Mundial es dentro de dos años. No habría que olvidar que España juega sin bandas, y que ayer, pese a tener superioridad en el centro del campo (Senna, Alonso, Xavi e Iniesta frente a Barry y Carrick) en los primeros compases del partido se vio cortocircuitada en el centro del campo, perdió algunos balones que de encontrarse frente a una delantera mejor podían haber acabado en gol. No habría que olvidar que hasta el gol de Villa a raíz de un fallo en el saque de James, España e Inglaterra iban a la par en oportunidades.

Y no habría que olvidar que pese a lo bien que jugamos en la Euro, nos fuimos a los penaltis contra la peor Italia que se recuerda en años. Y no habría que olvidarlo porque si en la próxima tanda de penaltis Casillas no está tan entonado a lo mejor se vuelven (otra vez) a casa en cuartos. Y no habría que olvidarlo porque si ello ocurre no significará que España es mejor o peor, simplemente que fútbol es fútbol, que no hay sistema infalible ni equipo invencible. No señores, ni España tampoco, aunque ahora les pueda parecer increíble.

Un matrimonio perfecto


[Por Anuar Marrero]

Durante la última semana, en la que he podido disfrutar de varios partidos de fútbol, se me han venido múltiples temas para escribir una entrada. Sobre Rafa Benítez y sus resquicios de ‘amarrategui’ propios de equipo medio-bajo, sobre la nueva andadura de Mido en el Wigan (¡qué gran jugador sería se utilizase la cabeza para algo más que para rematar!) y el excelente nivel técnico del (desconocido) fútbol egipcio, o sobre como se hace un ‘Expediente X’ de la situación del Atlético de Madrid, consecuencia de una evidente carencia en la faceta de organización y creación del juego.

Pero de todos los temas posibles hay uno que no podía pasar por alto bajo ningún concepto. El mejor fichaje de invierno del que tengo recuerdo, y probablemente el mejor que se hará en muchos años. La unión entre uno de mis equipos predilectos (cada día soy un poco más del Arsenal y un poco menos del Madrid) y uno de los jugadores más exquisitos de los que juegan en la actualidad. Un matrimonio destinado a vivir años de felicidad y a concebir muchos frutos en forma de juego y títulos. El fichaje de Arshavin por el Arsenal.

arshavin-arsenal-grandeEs probable que muchos tengan aún dudas sobre la calidad de Arshavin. Que si juega en una liga menor, que no ha demostrado aún nada en un grande etc. Además la ignorancia de la prensa deportiva española en lo que a fútbol internacional se refiere, así como el chovinismo imperante a la hora de valorar a los futbolistas, hacen que se mire con desconfianza a este delantero (o extremo, según se mire) venido de las frías y bellas tierras de San Petersburgo. Pero no nos engañemos, Arshavin es un jugador colosal, completo, desequilibrante, imaginativo, que ha demostrado cuanto ha podido hasta la actualidad.

Fue campeón de la UEFA y de la Supercopa con un Zenit que maravilló con su juego. Y con todos los focos encima, en la Eurocopa, hizo un papel espectacular, en una selección rusa que hizo junto con España y Holanda el mejor fútbol de la competición. Aquel que tenga dudas sobre la calidad de Andrei, le invitó a que pase unas formidables dos horas presenciando el Holanda-Rusia de la Eurocopa, dónde el ruso realizó una de las mejores aportaciones individuales que recuerdo en un partido. Para establecer una comparación (odiosa, pero útil) con un jugador de la liga española, el jugador al que más se parece es a Silva. ¿Alguien duda de la calidad del canario? Pues en mi opinión Arshavin es aún mejor. Es más decisivo y desequilibrante. Es un crack al que yo situaría en el escalón inmediatamente inferior a los Cristiano Ronaldo, Messi, o Kaká. Y un crack que según leo ficha a precio de jugador medio, algo más de 15 millones de euros. Si tenemos en cuenta los 40 de Robinho (en mi opinión Arshavin es mucho más futbolista que el brasileño) es una auténtica ganga.

Además Arshavin llega al equipo perfecto para desarrollar su juego. Un equipo que rasea el balón, elabora, mueve con velocidad, arshavin-anuarcon dinamismo, juega al ataque y jamás renuncia a su estilo. En estas circunstancias sus cualidades pueden potenciarse. Se me pone la piel de gallina sólo de imaginar un equipo con el ruso, Fábregas, Van Persie, Nasri, Walcott, Rosicky (si algún día se recupera). No exagero cuando digo que me estoy planteando irme una temporadita a Londres y hacerme abonado de los gunners. Si las lesiones respetan a este equipo, no les quepa duda de que la temporada que viene volveremos a ver a aquel equipo excelso de la temporada pasada, que jugaba un fútbol exquisito y de salón, que tocaba con velocidad y criterio ante la impotencia de los rivales.

Y para acabar debo confesarles que el fichaje me deja un regusto amargo. Ver cómo el Real Madrid presenta a Faubert, mientras el Arsenal ficha a Arshavin el suficiente para medrar en el ya maltrecho ánimo de cualquier madridista. Pensar que el Madrid podría haber tenido a un futbolista de la calidad del ruso por unos 20 millones me reafirma en mi opinión de que mi buen amigo Antoñete (responsable de este magnífico blog) y yo llevaríamos la dirección deportiva del club de Chamartín bastante mejor que Mijatovic, Portugal y el resto de acólitos de ese desastre que ha sido Calderón.

PD: La primera foto, de la web del Arsenal y la segunda, de Reuters.

Para disfrutar, os dejo un pequeño resumen del Rusia-Holanda de la Eurocopa, para que veáis lo que hizo el angelito.

La cantera, una visión racional


[Por Anuar Marrero]

El fútbol está plagado de temas de fondo que al margen de la actualidad están siempre presentes en el debate público de un modo subyacente. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, la cantera. Es quizás el tema fundamental del fútbol, el deporte en estado puro, su futuro, un elemento fundamental e imprescindible. Quizá por ello es también el territorio propicio para que germinen opiniones que hunden sus raíces en la irracionalidad demagógica que presenta hechos subjetivos (y por lo tanto indemostrables) como verdades sólidas fuera de toda duda. No se asusten, yo voy a hacer una defensa de la cantera, pero una defensa racional, basada en argumentos tangibles y traducibles en cifras económicas. Pero antes me gustaría hacer una crítica contra los discursos apriorísticos de los que hablaba anteriormente.

El otro día De La Morena (un decálogo andante de lo que no debe hacer un periodista) hizo un alegato de la cantera basándose en los consabidos argumentos del compromiso con el equipo a través del sentimiento. El discurso es bien conocido por todos. Hay que apostar por la cantera porque los jugadores formados en el propio equipo están más comprometidos debido al sentimiento que les profesa su equipo. Este discurso me genera rechazo por muchos motivos, dos principalmente.

En primer lugar, la base radicalmente subjetiva en la que se sustenta y en segundo por la similitud en su formulación con los discursos patrióticos, (cómo bien dice Javier Marías hay que desconfiar de cualquiera que utilice la palabra “patria”). Además hay que hacer una distinción entre sentimiento y profesionalidad. El sentimiento es patrimonio del aficionado, esa persona que dedica tiempo y dinero a unos determinados colores por una simple vinculación emocional. Es lo bonito del deporte. Pero del futbolista hay que hablar en términos de profesionalidad. Y cómo todo profesional busca el éxito económico y los mayores éxitos en su campo laboral.

gustavolopezAdemás el discurso es injusto, porque son innumerables los casos de identificación con un club de jugadores extranjeros. ¿O es que alguien duda de la vinculación emocional de Cruyff con el Barça? ¿De Pochettino (de plena actualidad) con el Espanyol? ¿De Roy Keane con el Manchester? ¿De Gustavo López con el Celta? Por otra parte, y retomando el asunto de la profesionalidad, por mucho sentimiento que haya, cuando un club no puede satisfacer las pretensiones económicas y/o deportivas de un jugador éste se termina marchando. Cómo se fue Torres del Atlético de Madrid, Joaquín del Betis o Rooney del Everton. ¿O seguiría Messi en su club si fuera de la cantera del Espanyol? ¿Dónde estaría Casillas si se hubiera criado en el Sporting de Gijón? Es normal que los grandes puedan mantener a las joyas de sus canteras, pero el discurso pierde validez en el caso de equipos de nivel medio o bajo. Además en muchos casos el “sentimiento” propicia que jueguen canteranos sin nivel para el primer equipo. Raúl Bravo, Soldado u Oleguer son claros ejemplos de ello.

Una vez dicho esto pasemos a la parte constructiva del artículo. Por todos es conocido que la mayoría de los clubes de primera son deficitarios. Al margen de la buena o mala gestión, esto se debe en gran parte a la imposibilidad de amortizar el dinero que se dedica a los traspasos. Es sencillo amortizar el sueldo de un futbolista, pero no lo es tanto amortizar 10, 20 o 30 millones de euros dedicados a un traspaso. Si un club logra que de los 22 jugadores de su plantilla más de la mitad sean canteranos su gasto anual en fichajes disminuirá considerablemente. Además la cantera es un activo de cualquier club, no ya por el rendimiento deportivo que le ofrezcan, sino por el económico.

Cualquier traspaso de un canterano reporta pingües beneficios, ya que la inversión en cantera, si se compara con la inversión en fichajes es ínfima.

vandervaartajaxPor hablar en hechos concretos, ¿cuánto dinero se hubiese gastado el Barça si hubiese fichado a golpe de talonario a Xavi, Messi, Iniesta o Puyol? O por formularlo a la inversa, ¿Cuánto dinero se hubiese ahorrado el Madrid si hubiese apostado por Mata en lugar de Drenthe, por Granero en lugar de Van der Vart, por De La Red en lugar de Gago, por Torres en lugar de Marcelo? Pues más de 50 millones de euros. Además la cantera es la única manera de que logren sobrevivir los clubes modestos. El Ajax de Ámsterdam, aunque atraviese malos momentos, ha sido un club histórico gracias a su excelsa cantera. El declive de la Real Sociedad empezó cuándo descuidó la cantera y empezó a gastar grandes sumas de dinero en jugadores que en muchos casos no dieron el rendimiento adecuado.

La cantera es, por lo tanto, la opción más eficaz para no desequilibrar la viabilidad económica de un club de fútbol. Es un activo que genera rendimiento deportivo y económico de manera constante y a cambio de una inversión ínfima. Es una nota de racionalidad y coherencia en un fútbol que malgasta el dinero de manera obscena, en un deporte que ha convertido la opacidad institucional y la irresponsabilidad en herramientas cotidianas, con la aquiescencia de la ley y los organismos reguladores, demasiado ocupados con su juego de corruptelas, tráfico de influencias y amiguismos.