Archivo de la etiqueta: copa

Ronaldinho sentencia a Ferrara


Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre la liga italiana, que como sabéis, es un fútbol que me gusta mucho (sí, soy raro, lo sé y lo asumo con deportividad) y las pocas ganas de estudiar y el partido entre la Juventus y el Milan de anoche me ha dado varios motivos para hacerlo.

Era un encuentro grande, donde se daban cita los dos equipos que a priori aspiran a destronar a un Inter que se ha adueñado del Calcio en los últimos años. Y no defraudó, o sí, si eres seguidor ‘bianconero’.

Porque si algo dejó patente el duelo de ayer, es que la crisis de la Juventus es muy profunda. Eliminados en la Champions, cierto que en un grupo duro, con el Girondins y el Bayern, y terceros en liga, a nada menos que 12 puntos del líder.

Y es extraño, porque a priori, la planificación este año había sido buena. Se había apuntalado la defensa para que la solidez siguiera siendo la seña de identidad, pero además, se había fichado imaginación y talento descomunal, en la figura de Diego Ribas, pero nada está saliendo bien. El crack brasileño ya ha sido criticado por su bajo rendimiento, el medio del campo no funciona porque Poulsen y Felipe Melo están a un nivel lamentable y la defensa es un auténtico desastre. Por si fuera poco, el técnico, Ferrara, un entrenador joven, fuerte apuesta de la directiva, no está cumpliendo las expectativas y no ha dado con la tecla. Ya  se habla de Guus Hiddink como relevo en el banquillo del Olímpico turinés.

¿Y el Milan qué?. Pues extrañamente, muy bien. Quizás porque nadie daba un duro por ellos, se han quitado de encima la presión para ponerse a jugar, y seguro porque Ronaldinho se ha dado cuenta de que es año de Mundial y de que tiene una oportunidad de oro para volver al escaparate mediático. Por eso o porque es más feliz en Milán que en Barcelona, como dijo el otro día, parece que Ronaldinho ha vuelto. Aún está muy lejos del mejor Ronaldinho, el de los buenos años del Barça, pero ayer dejó algo más que destellos.

Fue el autor de dos de los tres goles del conjunto de Leonardo, y junto a Pirlo fue el encargado de mover al equipo en los últimos metros. Sin Pato y con Huntelaar en el banco, el gaúcho fue quien acompañó a Borriello arriba, y se sintió muy cómodo. Además, Thiago Silva se está asentando en el centro de la defensa y Beckham le va a dar soltura a un mediocampo demasiado rígido con Gattusso y Ambrosini.

A día de hoy el Milan es un conjunto sólido, sabe a lo que juega y está segundo, a 8 puntos del Inter, pero con un partido menos. ¿Pueden soñar con ser la alternativa?. Yo creo que no, pero visto que últimamente no doy ni una en cuestión de predicciones, cualquier cosa puede pasar.

PD: La sensación del fin de semana en España ha sido Sergio Canales. El canterano del Racing hizo dos goles maravillosos en el Sánchez Pizjuán, que ya han dado la vuelta al mundo, y que parecen confirmar lo que este chaval lleva apuntando desde hace varios años, que tiene maneras de crack. Además acaba contrato el 30 de junio por lo que ya se puede negociar su fichaje a coste 0 para la próxima temporada. Los grandes de Europa le siguen de cerca y la lucha por su fichaje promete ser encarnizada.

PD 2: El fútbol está como una cabra, y ha quedado demostrado en el partido inaugural de la Copa de África 2010. Se enfentaban los anfitriones, la Angola de Manucho, y Mali, que cuenta con Kanouté y Seydou Keita. Los angoleños ganaban 4-0 en el minuto 79′ pero llegó la reacción de Mali, que logró empatar a 4.

El más grande, un tipo que cuando el partido iba 4-0, apostó a que el resultado final iba a ser 4-4. Se pagaba 1000 a 1, así que se ha hecho de oro. No sé qué pensaréis vosotr@s, pero esto huele raro. A mí lo primero que se me pasa por la cabeza es que el de la apuesta debe ser primo del portero de Angola, y que van a medias en las ganancias.

Anuncios

Estrenamos nueva sección: ‘Sport Coaching’


Hola a tod@s. En La Elástica nos encantaría poner en práctica el dicho popular que reza eso de ‘año nuevo, vida nueva’, pero como no tenemos pasta para hacerlo, y además somos más de ese otro que dice que ‘no por mucho madrugar amanece más temprano’, tuneamos un poco el dicho y lo cambiamos por ‘año nuevo, sección nueva’.

Hoy estamos de estreno, y no os voy a negar que me hace mucha ilusión. En esta nueva sección llamada Sport Coaching, abordaremos un punto que cada vez está cobrando más importancia en la preparación deportiva de hoy en día: el aspecto mental.

Este es un pilar fundamental al que no se le suele dar la importancia que debiera, y que apenas se trata en ninguna publicación deportiva.

Por eso a partir de hoy, podréis disfrutar en La Elástica, de los artículos de ‘El Mental Coach’, un experto en la materia con más de diez años de experiencia a sus espaldas, y que actualmente trabaja con deportistas de élite (sí, yo tampoco entiendo cómo alguien así ha podido llegar a este blog, y encima se ha prestado a colaborar). Pero no os asustéis, porque como podréis comprobar sus artículos son muy didácticos, directos y fáciles de entender.

Desde aquí me gustaría agradecer enormemente a ‘El Mental Coach’ su colaboración, su disposición y su interés. Espero que con estos artículos vosotr@s disfrutéis y aprendáis tanto como lo he hecho yo. Eso sí,  si esto os parece una puta mierda solemne tontería, tampoco dudéis en comentarlo.

PD: Empieza teñida de luto la Copa de África de Naciones. El autobús de Togo ha sido tiroteado cuando cruzaba la frontera entre Angola y el Congo. El conductor ha muerto y hay dos jugadores heridos de gravedad. La organización se ha apresurado a confirmar que el campeonato se celebrará a pesar de estos atentados, y las dudas sobre la seguridad en el continente africano se vuelven a plantear, a menos de siete meses para el comienzo del Mundial de Sudáfrica. Por eso estos atentados son un disparo a bocajarro al corazón de todo el continente negro.

El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.