Archivo de la etiqueta: fifa

Los problemas del balón de oro


[Por Anuar Marrero]

Después de mucho tiempo, este año se corregía uno de los principales problemas del Balón de Oro, y era la existencia de dos premios para un mismo concepto, ya que a este se le sumaba el FIFA World Player.  De esta manera se creó el FIFA Balón de Oro, votado por periodistas, seleccionadores y capitanes de las selecciones nacionales. No obstante, y aunque este hecho parece reforzar el galardón, el de este año va camino de convertirse en uno de los más polémicos que se recuerdan.

La polémica la provocan dos hechos; la inexplicable exclusión de Sneijder del trío de finalistas en beneficio de Messi, y que según una filtración de La Gazzetta dello Sport, el premio sería para Iniesta en lugar de Xavi. ¿Cómo es posible que un premio votado por una representación tan amplia del mundo de fútbol genere tal controversia? La respuesta la podemos extraer de la combinación de tres factores. El primero, irresoluble, es la injusticia asociada a un premio individual en un deporte colectivo.  El segundo problema es la falta de elementos de juicio objetivos a la hora de conceder el premio y por último nos encontramos con que en realidad nadie sabe muy bien qué es lo que está votando.

Sigue leyendo

El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.

El fútbol en los Juegos Olímpicos. ‘Raro, raro, raro’


Es extraño esto de fútbol olímpico ¿verdad?. Más allá de la polémica de Messi, del TAS, de la FIFA, de Blatter y sus solemnes tonterías, se podría decir que el fútbol está metido dentro de la Olimpiada ‘con calzador’. Digo esto porque es la única competición que ya ha comenzado, incluso antes de que se celebre la ceremonia inaugural; la única que tiene un límite de edad, porque al menos 15 de los 18 jugadores que forman cada plantilla deben ser jugadores sub-23; pero sobre todo, porque un deporte como el fútbol, que es el rey indiscutible en Europa y Sudamérica, pasa a un discreto segundo plano cuando llega el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Este papel secundario del fútbol se acentúa más cuando te enteras de que los Juegos ni siquiera están dentro del calendario de competiciones oficiales de la FIFA. Y por este motivo, y según la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) los clubes no tienen la obligación de ceder a sus jugadores. Así, esto se convierte en una locura, con casos de ‘fuga’ sin autorización de los clubes como hicieron los brasileños Rafinha y Diego o con despropósitos como el de Messi, que después de haber hecho el viaje hasta Shanghai donde estaba concentrada Argentina, resultó que debía volver a España para jugar la previa de la Champions con el Barcelona. Al final ha imperdado la cordura y el club catalán ha accedido a que Messi defienda a la albiceleste en los Juegos.

Y vaya si lo ha hecho, en el debut argentino ante Costa de Marfil, ‘la pulga’ ha abierto el marcador para su equipo con una gran definición tras un espectacular pase de Riquelme, y le ha dado el segundo gol al sevillista de nuevo cuño Lautaro Acosta, cuando el partido ya agonizaba y los marfileños creían tener un punto en su mano gracias al empate que había conseguido Cissé.

A pesar de esta victoria, Argentina ha estado gris, con Agüero desaparecido, sin frescura arriba, con falta de entendimiento evidente entre los medios centros Gago y Mascherano y con una actuación lamentable del espanyolista Zabaleta, hasta ahora siempre cumplidor.

Brasil también ha ganado, pero sufriendo. Bélgica, con una generación muy interesante de jovenes promesas ha puesto en aprietos a una ‘canarinha’ que ha debutado con toda su artillería pesada. Pero los Ronaldinho, Diego, Pato, Ánderson y compañía fueron incapaces de inquietar la portería belga hasta que el árbitro le mostró una dudosa segunda tarjeta amarilla al central Kompany. Además tuvo que ser Hernanes quien perforase la portería de Bailly en el minuto 80.

La que sí convenció fue Italia, que goleó a Honduras 3-0, y aunque dos de los goles fueron de penalti, y los hondureños fallaron otra pena máxima, a los italianos se les vio muy activos arriba, con un gran Giovinco, con destellos de Giuseppe Rossi y con Acquafresca en un gran momento de forma.

PD: Como veis, aunque sea un fútbol raro, también es muy divertido y siempre se descubren nuevos talentos.