Archivo de la etiqueta: girondins burdeos

Gourcuff y el Bayern Munich


Debería estar estudiando los textos sobre nacionalismo del profesor Juan Pablo Fusi, pero no me puedo resistir a comentar lo que ha pasado esta noche en el Grupo A de la Champions League, y muy especialmente lo sucedido en el Allianz Arena.

Porque esta noche el Girondins de Burdeos ha dado un golpe en la mesa, y le ha ganado 0-2 al Bayern de Munich, con un partido soberbio de sus estrellas (Gourcuff y Chamakh) que ha dejado a los de Van Gaal con una estocada muy profunda, y con pie y medio fuera de la Liga de Campeones.

Con este resultado, el grupo queda así, a falta de dos jornadas para el final de la primera fase, el Girondins de Blanc ya está clasificado para octavos, con 10 puntos, la Juventus con su victoria de hoy en Israel, tiene 8, el Bayern está tercero con sólo 4 y el Maccabi Haifa es último con 0 (aunque ojo, que tienen gente interesante y aún pueden dar un sustito).

van gaal bayernEsto demuestra otra vez que mis conocimientos del fútbol cada vez son más pequeños, porque desde el principio de temporada, había puesto mis esperanzas en que el Bayern fuese el gran ‘outsider’ para ganar esta Liga de Campeones. Me gusta mucho cómo han fichado este verano. A falta de un buen portero, porque ni Butt ni Rensing me parecen de garantías, creía que habían subsanado las carencias de los años anteriores.  Pensaba que Tymoschuk le iba a dar equilibrio en el medio campo, que Pranjic, que lleva varios años saliéndose en el Heerenveen, le iba a dar profundidad tanto en el lateral izquierdo como de interior, que Mario Gómez iba a ser el gran goleador que fue el año anterior en el Stuttgart, que Robben y Ribery serían una pareja letal en los extremos y sobre todo, confiaba en Van Gaal.

El técnico holandés, después de que le dieran por muerto tras su salida del Barcelona, maravilló a Europa con sus temporadas en el AZ, con el que rompió la hegemonía de los tres grandes de Holanda. Personalmente, le consideraba el técnico ideal para este Bayern Munich, el arquitecto para un proyecto verdaderamente ambicioso, que imprimiera el carácter que le faltaba al equipo el año pasado, cuando lo dirigía Klinsmann.

Pero nada más lejos de la realidad. Pocas noticias buenas tiene este Bayern, del que sólo se salvan los jóvenes, Müller (ausente hoy por sanción) y Badstuber, de quienes Áxel Torres habla maravillas en este artículo. Por lo demás, prácticamente fuera en la Champions y sexto en la Bundesliga. Y lo peor, es que no hay ni rastro de una de las virtudes que se le presupone a todos los equipos de Van Gaal, la solidez.

Precisamente solidez es algo que le sobra a su rival de esta noche, el Girondins de Burdeos. A pesar de que la mayoría de los expertos vaticinaron que los de Blanc iban a dejar fuera a Bayern o a Juventus, yo he sido escéptico hasta esta misma noche (en la que ya no me quedaba otra, porque ya se han clasificado para octavos).

Sobre el papel, tanto alemanes como italianos tienen una plantilla superior a la del Burdeos, tanto en calidad como en número de efectivos, pero ha sido comenzar a rodar el balón, y los de Blanc han demostrado una superioridad enorme durante lo que llevamos de primera fase.

gourcuff girondinsTienen a un superclase llamado Gourcuff, un genio del balón que lo tiene todo para marcar una época si se lo propone. Es difícil ver a un mediapunta con esa visión, ese golpeo del balón, ese manejo de ambas piernas, con sólo 23 años. El apodo de ‘le petit Zizou’ se lo han puesto a varios jugadores en Francia, pero parece que en este caso, está completamente justificado.

Se destapó en el Rennes, y sus portentosas actuaciones le valieron un millonario traspaso al Milan en 2006. Quién sabe si por la presión,  por precipitarse demasiado, por estar ensombrecido por Kaka’ o por encontrarse lejos de su Francia natal, el joven Yoann no rindió como se esperaba en San Siro, y al no gozar de oportunidades, se fue cedido al Girondins de Burdeos. El año pasado los de Blanc salieron campeones y destronaron al Lyon, con Gourcuff como máxima estrella.

Cuando todo parecía indicar que Gourcuff sería el sustituto de Kaka’ en el Milan esta temporada, porque ya es un jugador mucho más maduro y formado que cuando llegó a Italia, y porque su juego y sus características son muy similares a las del hoy jugador del Madrid, el club de Berlusconi hizo una de las operaciones más inexplicables que se han dado en el mundo del fútbol.

Los ‘rossoneri’ aceptaron que en el contrato de cesión se incluyese una opción de compra del jugador por 14 millones de euros. Un precio ridículo para un jugador tan inmenso, que el Girondins pagó alegremente. El resto de la historia es conocida, Gourcuff es la estrella emergente del momento, y el Milan en su puesto tiene a Ronaldinho.

Cuentan que Galliani, vicepresidente y máximo responsable de la parcela deportiva del Milan, se quedó calvo, (y ahora se parece a Fétido Addams) de tanto tirarse de los pelos por el affaire Gourcuff.

PD: Del resto de la jornada, hay que destacar que el Atlético ya está fuera de la Champions, precisamente la noche en que mejor ha jugado, pero es que Drogba, es muchísimo Drogba. Que Pato es un fuera de serie (por algo el Milan pagó 20 millones de euros por él cuando aún no había cumplido 18 años) y que ojito con Dzagoev, que va para crack, si no lo es ya. En esta página podéis ver los goles del Machester United – CSKA Moscú, el 0-1, es de Dzagoev.

Anuncios

El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.

¿Y quién cojones es Faubert?


Esta pregunta que titula el post, con palabrota incluida, seguro que es la que os estáis haciendo desde anoche, los millones de madridistas que pululáis por la blogosfera, y también aquellos aficionados al fútbol que aún no le dáis crédito al último fichaje de Pedja Mijatovic para el Real Madrid.

El caso es que anoche nos fuimos a dormir (o de farra, según se mire) con esta noticia. Sí, el Madrid, todo un Real Madrid, con su elegancia, su señorío y su mensaje de evangelización, acababa de confirmar la cesión por 6 meses de Julien Faubert, del West Ham, por 1,5 millones de euros.

julien_faubertEso nos lleva automáticamente a la pregunta de arriba. Que se responde diciendo que es una medianía. Un jugador que, para mis queridos hammers era un buen elemento de la plantilla, pero que apenas ha jugado desde que Zola llegó al banquillo de Upton Park. Que no es ni mucho menos un jugador referencia en su club, ni por supuesto en la Premier, y que me parece que ni en sus mejores sueños se hubiese imaginado poder jugar en un club como el Real Madrid.

Futbolísticamente, lo primero que hay que saber, es que Faubert no es un extremo sino un interior. Polivalencia, potencia y mucho trabajo son sus mayores virtudes. Un buen disparo desde media distancia y la posibilidad de jugar de lateral, cumpliendo en caso de necesidad, sus cartas de presentación.

Cuando jugaba en el Girondins era una de las promesas del fútbol galo, y después de dos buenas temporadas en Burdeos fue transferido al West Ham por 9 millones de libras, pero a sus 25 años nunca ha acabado de despuntar. Una lesión en el tendón de aquiles frenó su progresión y le dejó 6 meses en el dique seco. Desde entonces no ha sido el mismo. Se ha limitado a cumplir el expediente sin sobresalir en ningún momento.

Ahora llega a un Madrid en crisis, más institucional que de resultados, que necesita equilibrio por su banda derecha. Dicen que lo ha elegido Juande, y habrá que fiarse de su criterio porque suele tener buen ojo. Sin embargo, pienso que ahora mismo un ‘cualquiera’ (con todos los respetos) puede ser el dueño de la banda derecha de Concha Espina.

Las posibles opciones para la banda derecha del Madrid han sido un reflejo de la situación del club, y han ido descendiendo en calidad paralelamente a la pérdida de credibilidad de la institución. Primero se habló de un jugador de clase mundial (Cristiano Ronaldo), luego se trató de contratar a una referencia continental como Ashley Young, como tercera opción se habló de Valencia, que a pesar de no triunfar en Villarreal, se había forjado un nombre en la Premier gracias a su temporada en el Wigan, y al final llega Faubert, un jugador que sólo ha sido internacional una vez (y sólo disputó unos minutos) y que ni siquiera era titular indiscutible en su club. Curioso ¿verdad?.

Una vez leído esto, seguro que os palnteáis la que sería la segunda pregunta de este post. ¿De verdad no había nadie en la cantera capaz de cubrir ese hueco hasta el verano?. En fin, ellos sabrán.

PD: Si Faubert siguiese en los hammers, hubiese jugado esta tarde contra el Arsenal. Se supone que el partido lo retransmitirán esta tarde por La 2 a las 16:00, aunque con la Premier y el ‘ente público’ nunca se sabe. Pero eso es historia para otro post.