Archivo de la etiqueta: uefa

Pues a mí no me ha gustado


[Por Anuar Marrero]

Créanme que si a estas horas el Real Madrid fuera campeón, escribiría el mismo post. Con una considerable resaca pero el mismo al fin y al cabo. Tampoco quiero que se entienda como un ataque al Barcelona (al que felicito por un título que merece sin ningún tipo de dudas), ni como que quiero quitarle mérito. Es simplemente mi opinión sobre la liga en su conjunto. Una opinión que no es estrictamente personal, ya que creo que la comparten bastantes personas dentro del mundo del fútbol.

Se habla insistentemente de liga de récord. Se señalan los 99 del Barça y los 96 del Madrid como una gesta que engrandece la consecución del título. Para mí es todo lo contrario. Esa cifra de puntos no es resultado de la excelencia de dos clubes, sino del descenso considerable del nivel medio de la liga. Con el Deportivo desaparecido, el Valencia acuciado por su situación económica y Sevilla y Villarreal venidos a menos, el nivel medio de la liga, el de los equipos que luchan por Europa, ha sido bajísimo. De hecho equipos como el Mallorca, el Getafe o el Athletic, muy meritorios pero deportivamente muy limitados han estado luchando por esas posiciones. Es decir, casi cualquier equipo serio que mantuviera cierta regularidad entraba en la zona noble de la tabla. Eso da una idea del nivel de la competición.


También se asegura que el Barça se ha visto reforzado por la gesta de un Madrid que le ha obligado a ganar prácticamente todo. La cifra de goles y puntos del Madrid es también esgrimida por Pellegrini y quienes le respaldan para asegurar que el Madrid ha hecho una temporada grandiosa. En este punto me voy a detener. Y lo siento pero mi opinión es clara. El Real Madrid es un equipo que no ha ganado nada y no le ha ganado a nadie. Después de la mayor inversión económica de la historia del fútbol, y de confeccionar una plantilla que, con alguna deficiencia, está entre las tres mejores del mundo,  el conjunto blanco no ha conseguido ningún título ni ninguna victoria importante.

En la fase previa de la Champions fue incapaz de ganar a un Milan al que el United se merendó en octavos. Fue incapaz asimismo de ganar un solo partido a un Olympique de Lyon que si bien es un buen equipo, tiene un nivel infinitamente inferior al de los blancos. Y luego en liga perdió los dos partidos ante su único rival directo, el segundo, en el Bernabeu, dando una considerable sensación de impotencia. Además cuando después inviertes 300 millones y te pasas dos meses (fue eliminado de la Champions el 10 de marzo) jugando un solo partido por semana, contra equipos muy inferiores se supone que lo ganarás.  Y seamos serios, la mayoría de esos partidos el Madrid los ganó gracias a la superioridad de Ronaldo, un jugador que se ha exhibido frente a Mallorcas y Almerías (entiéndase la metonimia) pero que ha desaparecido en los momentos importantes. Y después de todo lo relatado ni siquiera me he referido al bochorno del Alcorcón…

Y para compensar lo descrito tenemos poco a lo que agarrarnos. El Madrid no ha mostrado una línea regular de juego, ha sido espeso y en ocasiones sin carácter y no ha sido claramente superior a casi ningún rival. Se me podrá decir que el que menos culpa tiene es Pellegrini, pero no se podrá negar su cuota importante de responsabilidad. Yo apoyé su fichaje en verano, pero después de un año he de decir que esperaba más. Sinceramente, la única razón por la que el chileno podría continuar en el Madrid es por estabilidad institucional. Pero a mí me parece poco. Por otra parte soy de la idea de que cualquier entrenador con tiempo y recursos consigue cosas, pero sinceramente albergo muchas dudas de que Pellegrini sea el adecuado. No me gustaría que se fichara a Mou, pero tiene algo positivo. Tiene el prestigio y el carácter suficiente para imponer sus condiciones a Florentino. A lo mejor así conseguimos que el presidente delegue, de una vez por todas, la política deportiva en quién realmente sabe de fútbol.

Y sinceramente no me gustado la liga porque he perdido interés por el fútbol. Porque lo único importante es lo que hicieran el Barça y el Madrid. Porque no me gusta que el tercero se quede a 25 puntos del segundo. Porque, a pesar de ser del Madrid, creo en un fútbol que no esté dominado de manera despótica por los gigantes. Y sobre todo porque no creo que haya sido puntual. Porque Madrid y Barça volverán a gastarse grandes sumas de dinero este verano y la distancia entre ellos y el resto aumentará. Porque es malo para el fútbol. Por eso no me ha gustado.

P.D.: Y encima el mundial, pocos partidos en abiertos y por Telecinco…

Anuncios

La crisis del submarino


Si hay algo que me ha sorprendido esta jornada de fútbol, además del ‘gol del fitball’ del Sunderland al Liverpool y la goleada del Inter (sin Eto’o ni Milito) en Génova, es la situación del Villarreal.

Y es que hace menos de un mes, estaba completamente seguro de que los de Valverde serían un fijo en los puestos de Champions, y si tenían algo de suerte, podrían luchar incluso por la Liga. Bueno, pues a día de hoy, no sólo no están en los puestos Champions, ni mucho menos luchando por la Liga. Están últimos, y son el único equipo que no ha sido capaz de ganar un partido en lo que va de competición. Esto confirma dos cosas, que como vidente no tengo precio y que no tengo ni idea de fútbol.

valverde villarrealNadie podía pensar que el Villarreal estuviese en esta situación a estas alturas de la película, porque si bien es cierto que han perdido a Pellegrini, parecía que el ‘txingurri’ Valverde era el sustituto ideal. Su gran temporada en el Olympiacos, con doblete incluido; sus buenas experiencias en el Athletic y en el Espanyol, pero sobre todo su apuesta por el fútbol ofensivo y de toque, similar al de su predecesor, eran una fantástica carta de presentación.

Además la plantilla estaba (y está) muy bien confeccionada. Es más equilibrada que la de años anteriores, y a mi jucio, Llaneza y su equipo de ojeadores han vuelto a acertar con los fichajes. Ya no están Nihat, que ha vuelto a Turquía; Guille Franco, Cygan o Mati ‘gol’, pero ninguno de ellos era titular. A cambio, han llegado Marcano que hizo un temporadón en el Racing y es uno de los centrales con mayor proyección de la Liga; David Fuster, que tras un gran año en el Elche, vuelve para dar profundidad a la plantilla; Jonathan Pereira, que se se consolidó en el Racing de Santander, y por encima de todos ellos, Nilmar. El brasileño ha sido el traspaso más elevado en toda la historia del conjunto amarillo. Es un goleador contrastado, que aunque no tuvo mucha suerte en su anterior etapa europea en el Lyon, tiene una calidad incuestionable.

Además, los de Castellón han logrado retener a sus mejores hombres. Giuseppe Rossi, a quien habían pretendido los mejores equipos del continente se ha acabado quedando, y Santi Cazorla, por el que también hubo jugosas ofertas en verano, seguirá vinculado a la entidad.

La última de las razones por las que veía al Villarreal como serio aspirante a los puestos de honor, es que este año no juega la Champions League, por lo que no tendrá la ‘distracción’ de la mayor competición del continente. Es verdad que si lo hace en la Europa League, pero en el club no se tiene como prioridad y no se reservan jugadores para esta competición.

xerez villarrealPero todo esto no ha servido para nada. Siete jornadas y un triste balance de tres puntos. Inexplicable y extraño. Ayer tenían una oportunidad de oro para revertir la situación. Visitaban Chapín, el campo de un Xerez que llegaba como colista, y que tampoco sabía lo que era ganar esta temporada. La cosa empezó bien y Pirès abría el marcador, pero cuando parecían tener el partido controlado, llegó el empate de Mario Bermejo y casi al final del partido, Antoñito batía de vaselina a un inseguro Diego López. Ahí llegó la polémica y el lío. En la jugada del gol, hay unas manos muy claras del jugador del Xerez Carlos Calvo.

El árbitro no hizo caso a las protestas del Villarreal y los jugadores comenzaron a perder los nervios, reflejo de la complicada situación que vive el equipo. Gonzalo Rodríguez se autoexpulsó por un codazo sin sentido, Pirés, ya con el partido finalizado, insultó gravemente al árbitro, según se refleja en el acta y al siempre mesurado y tranquilo Diego López tuvieron que pararle los pies para que no se fuese a por el colegiado.

El Villarreal está mal, muy mal. Y ya se habla de sustitutos para el banquillo (suenan Pékerman y Luis Aragonés). Pero en mi opinión un cambio de entrenador, lejos de ser una solución, sería más un problema. En el club que preside Fernando Roig siempre ha imperado la coherencia, y se ha sido paciente con los técnicos. Por el bien de Valverde, del Villarreal, y sobre todo del buen fútbol, espero que siga siendo así.

PD: Desde este fin de semana, la vida es un poco menos maravillosa. Nos ha dejado el locutor Andrés Montes, genio y figura dentro y fuera de los medios. Personalmente no me gustaba su forma de narrar el fútbol, pero por ‘su culpa’ (y la de Daimiel) me empezó a gustar ese deporte para señores altos llamado baloncesto. Me parece mentira no volver a escuchar sus ratatatatas, sus motes o sus originales frases. Lo que es indiscutible es que te gustase o no, Andrés Montes creó un estilo propio. ¡¡¡Descansa en paz jugón!!!.

Los sustitutos de Diego


Con este título, y viendo de lo que trataba el post anterior escrito hace más de un mes, (lo sé soy un puto desastre) este artículo bien podría tratar sobre quién será el relevo de Maradona en el banquillo de la albiceleste si es que al final se acaba yendo, pero nada más lejos de la realidad.

Siempre me ha gustado mucho el fútbol alemán y nunca he sabido demasiado bien el porqué. Podría ser por su vocación ofensiva, por su solidez o porque siempre surgen jóvenes interesantísmos. El caso es que este año, con una liga española que va a ser cosa de dos (me acabaré tragando mis palabras, pero a pesar de la exhibición del Sevilla frente al Madrid el pasado domingo, creo que no tiene plantilla para aguantar en las tres competiciones), una Premier League muy reñida pero también muy devaluada y un Calcio donde lo más divertido va a estar en la pelea por la Champions, he decidido seguir la Bundesliga un poco más de cerca.

Me llama muchísimo la atención la gran cantidad de jugadores brasileños que militan o han militado en ella, y lo bien que se suelen adaptar a un país tan distinto al suyo como es Alemania. Así, a bote pronto, me salen Lúcio, Zé Roberto, Naldo, Juan, Grafite, Aílton (que según wikipedia milita ahora en el Chongqing Lifan chino), Elber y nuestro protagonista indirecto de hoy, Diego Ribas da Cunha.

diego juventusDiego es un jugador sobrenatural, es un mediapunta que lo tiene absolutamente todo. Calidad, visión, golpeo de balón, elegancia, y además de todo esto, capacidad de liderazgo. Por eso ha sido el faro del Werder Bremen desde su llegada en 2006. Era quien se echaba el equipo a la espalda, y de su mano llegaron todos los éxitos recientes del club de Bremen. Pero este verano la Juventus ha llegado con cerca de 27 millones de euros, y Diego Ribas es ahora el cerebro de los de Turín. En estos primeros partidos ya ha demostrado su calidad, y es pieza clave para su técnico Ferrara.

Sin Diego, el Werder Bremen se ha quedado huérfano. Y tomar la responsabilidad de aceptar su rol es enorme. Por eso el Bremen ha recurrido al tópico ‘la unión hace la fuerza’. Os explico:

Por posición natural, quien debería ser el relevo del brasileño es Mesut Özil, un joven de 20 años y de ascendencia turca,  que vino del Schalke 04 en 2008. Un proyecto de crack, con una calidad descomunal, con características parecidas a las del propio Diego; que ya ha sido internacional absoluto con Alemania y que a pesar de su corta edad, ha jugado más de 70 partidos en la Bundesliga. El problema: la final de la UEFA del año pasado. Diego había llevado a los suyos a la final, pero se perdía el partido por sanción. La responsabilidad de sustituirle recaía en Özil y todos los focos le apuntaban. No pudo. Estuvo desaparecido y el Werder cayó ante los ucranianos del Shakhtar.

FBL-WORLD-CUP-2010-LIE-GERPara ayudar a Özil, los de Bremen han tirado de talonario para traerse a la gran esperanza del fútbol alemán. 8,5 millones de euros han llevado a Marko Marin de Mönchengladbach, hasta las orillas del río Wesser. Marin es un extremo eléctrico, fantástico, endiablado, desequilibrante, con esa chispa que sólo los genios poseen. Su repertorio de regates es enorme y además es un maravilloso asistente. Fue el líder del Mönchengladbach, y de la selección sub 21 y ya es un fijo de la selección absoluta. Por si fuera poco, a pesar de sus 20 años y su escaso 1’70 de estatura no ha tenido reparo en heredar el ’10’ de Diego Ribas, con todo lo que ello conlleva.

El tercer jugador del que quiero hablaros es Claudio Pizarro. Puesto que es un delantero nato, no puede ser sustituto natural de un mediapunta. Sin embargo, Pizarro juega en este Werder Bremen un papel fundamental, el de líder ‘emocional’ del equipo. El ex del Chelsea ha vuelto esta temporada a la que fue su primera casa en Alemania, donde se encuentra realmente a gusto, feliz, donde vuelve a ser titular después de un año para olvidar en Londres, donde se vuelve a sentir importante y vuelve a rendir a su mejor nivel.

Este trío, más la aportación de gente como Naldo, Mertesacker, Frings o Hunt tienen la difícil misión de hacer olvidar a uno de los mejores jugadores del mundo. De momento, van cuartos en la Bundesliga y líderes en su grupo de la Europa League. Veremos si son capaces de lograrlo.

PD: El otro día vi la película ‘The Damned United’. Es una producción de la BBC, (los ingleses, cuando se ponen, hacen muy buenas cosas) que narra una parte de la vida del mítico entrenador inglés Brian Clough, que ganó dos Copas de Europa con el Nottingham Forest en la década de los 70. Disfruté con cada momento, porque destila olor a fútbol desde las imágenes iniciales hasta los créditos del final. Esencia del fútbol británico de antaño. De fútbol de siempre. De fútbol de verdad.

Aquí os dejo el link de la película, para verla con subtítulos en español, para aquell@s que como yo, dominéis más bien poquito la lengua de Shakespeare.

El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.

La caída de los dioses


Los fines de semana con fútbol de selección, donde los partidos se concentran en un sólo día, suelen servir para repasar la videoteca (más conocida como YouTube).

Y repasando, me he encontrado con este maravilloso reportaje emitido por el programa Informe Robinson, de Canal+ el pasado 24 de Septiembre de 2008. Se titula La abdicación de un rey y trata sobre el meteórico ascenso y el posterior declive de Ronaldinho desde que llega al Barcelona, hasta que abandona el club catalán, contado por quienes mejor le conocen, dentro y fuera del Camp Nou.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

El volver a ver este reportaje me ha hecho ser consciente de dos cosas importantes. La primera, el fútbol es actualidad, vorágine, no tiene memoria reciente. Quizá sí nos acordemos de los Di Stéfano, Pelé, Maradona, Cruyff o Beckenbauer porque el lapso de tiempo es mayor.

Pero la mayoría (por no decir todos) no reparamos en aquellos jugadores que han sido estrellas hace muy poco, y que ya en el ocaso de su carrera comienzan a ver cómo su aura se va apagando poco a poco. Ronaldinho es el más claro ejemplo de ese jugador. En Barcelona, muy pocos se acuerdan de alguien que dio tantas alegrías a ese club, y si lo hacen suele ser por su peor temporada, la 2007-2008, sus salidas nocturnas, sus continuas lesiones y sus innumerables sesiones de gimnasio.

messironaldinhoComo digo, Ronaldinho es el paradigma, pero hay más casos. Nadie recuerda ya al Shevchenko de balón de oro en el Milan,al de los Scudettos y las Champions League, que convertía en gol cada balón que tocaba; el Shevchenko que humilló a Barcelona y Real Madrid cuando aún era un chaval y formaba pareja en el Dinamo de Kiev con otro grande, Sergey Rebrov. Ese Shevchenko que llevó, prácticamente en solitario, a Ucrania a participar en la fase final de un Mundial. Nadie lo recuerda ya. Cuando sale su nombre a la palestra, todo el mundo tiene presente su fracaso en el Chelsea, al que llegó por una cifra astronómica, como una superestrella, y donde nunca rindió.

Y lo mismo ocurre con Ronaldo, cuyo nombre, hasta su fichaje por el Corinthians hace unos meses, sólo estaba ligado a escándalos, lesiones, sobrepeso y travestis. Pocos recuerdan ya a O’ Fenômeno cuando llegó al Barcelona, al de las bicicletas a Peruzzi en la final de la UEFA de 1998 con el Inter. Al Ronaldo que fue máximo goleador del Mundial de Japón-Corea 2002. De ese Ronaldo sólo queda el recuerdo.

Y la segunda cosa de la que me he dado cuenta volviendo a ver el reportaje, es de la gran cantidad de semejanzas que hay entre Ronaldinho y Messi, tanto en el terreno de juego como fuera de él.

Ambos llegaron al Barcelona después de una época de travesía por el desierto y pese a su juventud, se convirtieron en el referente principal del equipo catalán. Los dos tenían hambre de títulos y la ambición de convertirse en mejores jugadores del mundo. Tanto Ronnie como Leo son jugadores distintos, capaces de levantar a las masas con una gran jugada individual, pero son bastante propensos a las lesiones musculares, por lo que es bastante habitual que se vean obligados a dosificar esfuerzos.

ronaldinho_messi2Pero es que fuera del campo también son parecidos, más allá del carácter o la implicación, que es máxima cuando las cosas van de cara, y por parte de Ronaldinho mínima cuando no salen bien. En el de Messi, de momento es desconocida, puesto que no se ha dado el caso.

Ambos son de orígenes muy humildes, y son los encargados de mantener a una numerosa prole de hermanos, primos y diversos familiares, cuyo único sustento proviene del propio futbolista. Además, ambos firmaron contratos millonarios con multinacionales que les marcan sus agendas personales y les restan un poco de su propia vida. Será casualidad, pero uno de los anuncios de Ronaldinho fue de Danet (las natillas danone de toda la vida), ¿y quién creéis que fue su sucesor como imagen de marca? efectivamente, Leo Messi.

Dice el reportaje, que el declive de Ronaldinho llegó porque se liberó de todos los condicionantes que le motivaban para ser el mejor, superó las dificultades, llegó a la cumbre y se acomodó. De momento Messi no ha ganado nada, ni ha sido galardonado con muchos premios, pero nadie duda de que lo hará muy pronto.

Por eso la pregunta es inevitable ¿le pasará lo mismo a Messi?. Por el bien del fútbol esperemos que no, pero en el caso de que le ocurriese, recordemos al Messi del gol del Getafe, de la verticalidad y el regate. Ese Messi que por suerte podemos ver todos los fines de semana. Por favor, disfrutadlo.

PD: Dice esta noticia que 9 de los 10 ejecutivos de AIG van a devolver sus sobresueldos. Mis felicitaciones desde aquí al décimo, que es un verdadero crack y se lo va a quedar para él. Sé que esto no tiene nada que ver, pero me hacía ilusión hacerle un homenaje a este señor y al fin y al cabo, AIG es el patrocinador del Manchester United.

Valverde conquista Grecia


El fútbol es grande, realmente grande. Hace que cosas que no deberían importante lo más mínimo, se conviertan en cuestión de vida o muerte, o algo más importante, que diría el mítico Bill Shankly.

Hace diez años, apenas sabía qué era Upton Park y hoy disfruto como un ‘hammer’ más cada jornada los milagros del maestro Zola. Me cabreo cuando, como este fin de semana, la Juve golea a mi querida Roma, y sufro con la irregular temporada del Werder Bremen de Schaaf.

Supongo que también pasará con otros deportes, y que mi amigo Álvaro sentirá  como suyas las victorias de los Spurs o Fran Fermoso se cabreará con Boozer cada vez que hace un partido lamentable con los Utah Jazz.

En realidad os cuento esto porque gracias al fútbol, el otro día esbocé una sonrisa, por algo que se supone que para alguien como yo debería ser intrascendente. El Olympiacos ha ganado la liga en Grecia.

Diréis, y con razón, que estoy loco, y que a alguien como yo no debería importarle si gana el Olympiacos, el Panathinaikos, el Atromitos o su puta madre. Pero no. El Olympiacos es campeón y me alegro.

valverde-olympiacosMe alegro por Valverde, que es un entrenador milagro, y que apuesta por el juego ofensivo. El ‘txingurri’ ha hecho campeón a los del Pireo a tres jornadas del final superando a sus archirivales del Panathinaikos, que han llegado a octavos de la Champions en un grupo con el Inter y el Werder Bremen. Pero es que además, tiene al equipo en las semifinales de la Copa griega y puede conseguir el doblete.

Además, me alegro por Valverde porque es un currante, que consigue fantásticos resultados, y que quizá no tenga el reconocimiento que se merece. Debutó como entrenador en el Athletic en 2003 y consiguió la proeza de clasificar al equipo para la Copa de la UEFA con un fantástico quinto puesto. Durante la temporada siguiente, las desavenencias con el presidente Lamíkiz le obligaron a renunciar a su cargo a pesar de haber llevado al equipo a semifinales de la Copa del Rey y acabar noveno en Liga.

Tras su marcha, el Athletic no ha levantado cabeza. En la 2005-2006 llegaba Mendilíbar, un entrenador joven y con ambición al que apenas dejaron trabajar y fue sustituido por Clemente a las pocas jornadas de llegar. El Athletic acabó duodécimo. La temporada siguiente con Sarriugarte y Mané, el equipo estuvo a punto de descender y acabó decimoséptimo. El año pasado con Caparrós, las cosas mejoraron y el equipo acabó en mitad de tabla, aunque aún no ha mejorado los registros de Valverde.

Así que volvamos a él, a Valverde. Tras salir del Athletic, estuvo un año sin entrenar. Y en 2006 llegó al Espanyol. De nuevo un milagro. En la Liga, zona tranquila y ese año, la final de la UEFA en Glasgow. Una tremenda decepción tras perder en los penaltis frente al Sevilla, pero un logro histórico para llegar hasta ella.

La pasada temporada de nuevo dejó al Espanyol en mitad de tabla, pero la directiva de Sánchez Llibre decidió su no continuidad para darle los galones al que fue su segundo ‘Tintín’ Márquez. Ahora, el Espanyol vive una situación crítica, en puestos de descenso y con tres inquilinos diferentes en el banquillo.

Mientras tanto, Valverde decidió apostar por la aventura griega y decidió firmar por un Olympiacos con más tradición baloncestística que futbolística pero que es uno de los grandes del fútbol heleno. Y este fin de semana, campeón de la Super Liga.

Y esta Liga ha sido gracias a gente como Diogo, un delantero brasileño, que en breve será una estrella, como el argentino Belluschi que salió de River como estrella y ha comenzado a rendir en Europa, el incombustible Djordjevic, el español Óscar González, ex de Valladolid y Zaragoza o ‘huesitos’ Galletti, con unos registros goleadores nunca vistos hasta ahora.

190808_OSFP_ALXALIL_22.jpgPero yo quería hablaros un jugador por el que me alegro especialmente. Quizás no le conozcáis demasiado, así que servirá como carta de presentación. Es el brasileño Dudú Cearense. Lo vi por primera vez en el Mundial sub-20 de Emiratos Árabes Unidos, (ese en el que la España de Iniesta perdió la final frente a los cariocas con un gol de Fernandinho en los minutos finales) con sus medias blancas subidas hasta las rodillas, recuperando y distribuyendo, pero también marcando goles. Desde ese momento pensé que sería el mediocentro del futuro, y me preguntaba cómo un tipo así podía estar desperdiciándose jugando en la liga de Japón.

Ese verano lo cedieron al Rennes francés y luego llegó el gran traspaso al CSKA de Moscú donde cuajó grandes partidos en 3 años, pero donde también cayó en el olvido para el escaparate internacional.

Este verano llegó al Olympiacos, se hizo indiscutible y este fin de semana marcó el gol de la victoria ante el Panionios. Un gol que vale una liga.

PD: No quiero olvidarme de Kovacevic, que también es campeón, pero es tan grande que se merece un post exclusivo para él solo.

Santos Mirasierra, la violencia y los medios de comunicación


Tanto Zury como Anuar me han pedido que trate el tema de Santos Mirasierra. Es un tema difícil, por diferentes cuestiones. La primera, porque no conozco a fondo el caso; la segunda porque no tengo una opinión debidamente formada, y la tercera, porque mis conocimientos de Derecho son casi nulos, como lo demuestran mis lamentables examenes de la carrera.

Empezamos. Entiendo esa corriente de opinión que se indigna  porque piensa Santos Mirasierra pueda estar siendo considerado cabeza de turco, entiendo que la sanción pueda ser desproporcionada (3 años y 6 meses de prisión por lanzar ‘presuntamente’ un asiento a un policía y también ‘presuntamente’ empujar a otro) e incluso que la carga policial fuese desmesurada.

santosmirasierra

Dicho esto,  me cuesta mucho defender a un ultra, mucho mucho. Porque son el cáncer del fútbol. Santos Mirasierra es un ultra, y el Olympique de Marsella es uno de los clubs con más grupos ultra de todo el mundo.

Al contrario de lo que opina Anuar en el comentario del post anterior, yo sí creo que todos los ultras deben estar metidos en el mismo saco (y si pudiera ser, sellado con hormigón armado).

Me da igual que sean de izquierdas o de derechas, porque en esta ocasión creo que es cierto el axioma de que los extremos se tocan. Porque el hecho de ser ultra implica ser descerebrado, violento y radical. Porque a pesar de no utilizar la xenofobia como motivación para ejercer la violencia, como sus ‘colegas’ de extrema derecha (se consideran antiracistas y su equipo tiene un presidente senegalés como Pape Diouf) esgrimen cualquier pretexto para provocar reyertas e incluso amenazan de muerte a los aficionados de los equipos rivales.

ultras-om

Pero volvamos a Mirasierra. En Francia se ha convertido en un ídolo, una especie de mártir. Le ha defendido Zidane, Ribery se ha ofrecido para participar en cualquier acto en su favor, grupos ultras españoles como los ‘bukaneros’ del Rayo y los ‘riazor blues’ del Deportivo han desplegado pancartas pidiendo su libertad, y hasta Sarkozy se ha interesado por su situación. De momento, hoy ha salido en libertad tras pagar una fianza de 6.000 euros y el club francés le ha fletado un avión privado para que vuelva a Marsella.

Esto ha provocado las iras de todos los medios de comunicación españoles, que a mi humilde entender han estado muy desafortunados desde que ocurrieron los incidentes en el Vicente Calderón el pasado 1 de octubre.

Partiendo de la base de que la sanción de la UEFA al Atlético de Madrid es a todas luces injusta, porque quienes provocaron los incidentes fueron los radicales franceses, no entiendo que se utilicen los informativos, la prensa o las ondas, para emitir juicios paralelos y para descalificar a dirigentes como Platini o Pape Diouf, a los que por muy incompetentes que puedan ser, jamás hay que perderles el respeto.

UEFA PLATINIEstas descalificaciones, vienen, como decía Anuar en el primero de sus comentarios del post anterior, por un chovinismo (con v señores) por parte de los medios nacionales en general y de periodistas como José Ramón De la Morena en particular, por un patrotismo mal entendido, que consiste en desacreditar de forma tajante todo lo que piensan que está en contra de ‘lo español’.

Insultos como ‘macarra con corbata’, sivergüenza, criminal, o miserable, dirgidos a Platini, han sido vertidos con total impunidad por gurús de los medios de comunicación, que no reparan en que su audiencia es muy numerosa, y desgraciadamente, muy permeable. Una completa irresponsabilidad.

Sin embargo, no hay rastro de autocrítica por ninguna parte, nadie se disculpa, ni se retracta de sus palabras. Dicen que rectificar es de sabios, pero a la vista de los acontecimientos, parece que en España seguiremos siendo necios por mucho tiempo.

PD: No he hablado ni de Juande ni de Huntelaar ni de los cruces de Champions, con Inter y Chelsea pasando como segundos, prometo hacerlo cuando tenga un rato.

Arios en San Petersburgo


El Zenit de San Petersburgo era un equipo que me caía bien e incluso quería que hubiese pasado a la siguiente fase de la Champions. Salté con cada uno de los cuatro goles que le endosaron al Bayern de Munich en la vuelta de las semifinales de la Copa de la UEFA el año pasado, me alegré de que ganaran la final de esa competición a un aburrido Rangers y sobre todo, disfruté viendo cómo, de la mano de un majestuoso Danny, bailaban al todopoderoso Manchester United en la final de la Supercopa de Europa de este verano.

Sin embargo, esos sentimientos de simpatía hacia este equipo ruso, han dado un vuelco de repente, cuando navegando por la red, me he encontrado con este artículo de Rubén Amón en su Blogoal! de elmundo.es.

vagner-love

Resulta que el Zenit es el único equipo de Europa sin ningún componente negro, mulato o mestizo en sus filas. Ni titulares, ni suplentes, ni entrenador, ni ayudantes, nadie. Esto, en el mundo globalizado en el que nos movemos, resulta, al menos curioso. Pero deja de ser curioso para convertirse en preocupante cuando te enteras de que los ultras del Zenit son de los más violentos de Europa, y también de los más racistas. Afirman orgullosos que los equipos de Moscú son inferiores porque tienen la sangre impura y mezclada con la de otras razas y proclaman al estadio Petrovsky como bastión de la raza aria y de la superioridad blanca.

Puedes decir, bueno… son ultras… y por tanto son gilipollas, por eso dicen esas tonterías; además, los ultras de la mayoría de equipos españoles, no están muy lejos de las ideas de sus ‘colegas’ de San Petersburgo. Cierto.

El verdadero problema viene al leer estas declaraciones que hizo técnico del conjunto ruso, Dick Advocaat, poco antes de jugar la final de la UEFA la pasada campaña. Sus palabras hacen ver que la fuerza de esos radicales en el club patrocinado por Gazprom es muy grande, tanto, que han silenciado al resto de aficionados y lo que es peor, han conseguido la complicidad de la directiva y del cuerpo técnico, que en vez de expulsarlos o al menos, oponerse a ellos, satisfacen sus demandas sin el más mínimo rubor. Lamentable.

Es una pena, porque me gustaba ver jugar al Zenit, los goles y el pundonor de Pogrebnyak, la magia de Arshavin, la elegancia de Danny, la calidad de Zyryanov y el descaro del joven Faizulin, pero creo que no me volveré a alegrar de un gol de los de San Petersburgo hasta que esta situación no varíe.

PD: Me acabo de hacer del Luch-Energia de Vladivostok. Un equipo que juega en la liga rusa, pero que es de una ciudad que está al lado de China. Si jugase la Champions contra algún equipo español, además de un viaje de 9.700 kilómetros, y un frío siberiano, el partido en campo ruso sería a las 12 de la mañana de España. No me digáis que no sería brutal.

PD 2: El señor que veis en la foto es Vágner Love, negro, brasileño y estrella del CSKA de Moscú. Ójala le marque muchos goles al Zenit, porque ellos se lo pierden.

Vuelve la magia, vuelve ‘el flaco’


Esta tarde noche he visto el partido de la previa de la UEFA entre el Hajduk Split y el Deportivo y me ha hecho mucha ilusión volver a ver a Valerón disfrutando y haciendo disfrutar. Sé que ya jugó en la ida, y también sé que sus rodillas están muy maltrechas pero sigue siendo un jugador diferente.

Hoy solamente ha estado 60 minutos sobre el campo pero ha vuelto a ser el mejor. Se ha inventado la jugada del primer gol y ha canalizado todas las jugadas ofensivas del Dépor durante la primera parte. Además ha vuelto a hacer varios controles de balón con esa elegancia que sólo él y el mejor Zidane atesoran en sus botas.

De momento no hay que hacerse ilusiones porque cuando comience la competición ‘de verdad’ y el Deportivo tenga que jugar jueves y domingos probablemente le pase factura al ‘flaco’ en el aspecto físico.

Por el bien de la hinchada de Riazor, pero sobre todo por el bien del fútbol, que ‘el mago de Arguineguín’ siga dejando muestras de su enorme clase durante mucho, mucho tiempo.

PD: El Hajduk Split tiene un delantero muy joven e interesante Kalinic. Con muy buenos movimientos y con pinta de gran goleador. Con sólo 20 años fue el máximo goleador de la liga croata e incluso fue convocado por Croacia para la Euro 2008. Hoy ha acabado desesperado y sólo en punta, pero en cuanto tenga a un buen pasador, se puede convertir en un delantero de primer nivel.

PD 2: Me gustaría haber podido analizar la remontada épica del Real Madrid en la Supercopa de España y el partidazo de la Supercopa de Italia pero como me fue imposible, os dejo los artículos de Rubén Uría y José David López.