Archivo de la etiqueta: Hiddink

Ronaldinho sentencia a Ferrara


Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre la liga italiana, que como sabéis, es un fútbol que me gusta mucho (sí, soy raro, lo sé y lo asumo con deportividad) y las pocas ganas de estudiar y el partido entre la Juventus y el Milan de anoche me ha dado varios motivos para hacerlo.

Era un encuentro grande, donde se daban cita los dos equipos que a priori aspiran a destronar a un Inter que se ha adueñado del Calcio en los últimos años. Y no defraudó, o sí, si eres seguidor ‘bianconero’.

Porque si algo dejó patente el duelo de ayer, es que la crisis de la Juventus es muy profunda. Eliminados en la Champions, cierto que en un grupo duro, con el Girondins y el Bayern, y terceros en liga, a nada menos que 12 puntos del líder.

Y es extraño, porque a priori, la planificación este año había sido buena. Se había apuntalado la defensa para que la solidez siguiera siendo la seña de identidad, pero además, se había fichado imaginación y talento descomunal, en la figura de Diego Ribas, pero nada está saliendo bien. El crack brasileño ya ha sido criticado por su bajo rendimiento, el medio del campo no funciona porque Poulsen y Felipe Melo están a un nivel lamentable y la defensa es un auténtico desastre. Por si fuera poco, el técnico, Ferrara, un entrenador joven, fuerte apuesta de la directiva, no está cumpliendo las expectativas y no ha dado con la tecla. Ya  se habla de Guus Hiddink como relevo en el banquillo del Olímpico turinés.

¿Y el Milan qué?. Pues extrañamente, muy bien. Quizás porque nadie daba un duro por ellos, se han quitado de encima la presión para ponerse a jugar, y seguro porque Ronaldinho se ha dado cuenta de que es año de Mundial y de que tiene una oportunidad de oro para volver al escaparate mediático. Por eso o porque es más feliz en Milán que en Barcelona, como dijo el otro día, parece que Ronaldinho ha vuelto. Aún está muy lejos del mejor Ronaldinho, el de los buenos años del Barça, pero ayer dejó algo más que destellos.

Fue el autor de dos de los tres goles del conjunto de Leonardo, y junto a Pirlo fue el encargado de mover al equipo en los últimos metros. Sin Pato y con Huntelaar en el banco, el gaúcho fue quien acompañó a Borriello arriba, y se sintió muy cómodo. Además, Thiago Silva se está asentando en el centro de la defensa y Beckham le va a dar soltura a un mediocampo demasiado rígido con Gattusso y Ambrosini.

A día de hoy el Milan es un conjunto sólido, sabe a lo que juega y está segundo, a 8 puntos del Inter, pero con un partido menos. ¿Pueden soñar con ser la alternativa?. Yo creo que no, pero visto que últimamente no doy ni una en cuestión de predicciones, cualquier cosa puede pasar.

PD: La sensación del fin de semana en España ha sido Sergio Canales. El canterano del Racing hizo dos goles maravillosos en el Sánchez Pizjuán, que ya han dado la vuelta al mundo, y que parecen confirmar lo que este chaval lleva apuntando desde hace varios años, que tiene maneras de crack. Además acaba contrato el 30 de junio por lo que ya se puede negociar su fichaje a coste 0 para la próxima temporada. Los grandes de Europa le siguen de cerca y la lucha por su fichaje promete ser encarnizada.

PD 2: El fútbol está como una cabra, y ha quedado demostrado en el partido inaugural de la Copa de África 2010. Se enfentaban los anfitriones, la Angola de Manucho, y Mali, que cuenta con Kanouté y Seydou Keita. Los angoleños ganaban 4-0 en el minuto 79′ pero llegó la reacción de Mali, que logró empatar a 4.

El más grande, un tipo que cuando el partido iba 4-0, apostó a que el resultado final iba a ser 4-4. Se pagaba 1000 a 1, así que se ha hecho de oro. No sé qué pensaréis vosotr@s, pero esto huele raro. A mí lo primero que se me pasa por la cabeza es que el de la apuesta debe ser primo del portero de Angola, y que van a medias en las ganancias.

Anuncios

El guión que el Chelsea esperaba


Qué perro viejo y sabio es Hiddink. Anoche declaró en la radio que esperaba un partido con muchos goles, pero lo hizo para desconcertar. Su alineación plagada de centrocampistas así lo prueba. Ha sacrificado a uno de los extremos, o a un acompañante de Drogba, para que Obi Mikel acompañase a Essien, Ballack y Lampard, y así tejer una tela de araña que impidiera a Xavi e Iniesta entrar en contacto con el balón.

Y le ha salido. Y le pudo haber salido mucho mejor al Chelsea si Víctor Valdés no saca dos fantásticas manos a Drogba en la primera parte.

drogba-chelsea-barsa

El Barcelona ha jugado mejor que los blues esta noche, pero nunca ha encontrado su juego. Messi ha estado desaparecido en combate. No ha aprovechado la ausencia de Ashley Cole y que Bosingwa, que es un buen lateral, pero con grandes lagunas defensivas, ha jugado cambiado de banda. Tampoco Eto’o ha tenido su partido,  ha deambulado por el terreno de juego, las pocas oportunidades de las que ha gozado las ha tapado bien Cech, y ha sido sustituido por Bojan a 10 minutos del final del encuentro.

Pero lo más preocupante para los intereses del Barcelona es la defensa. No por este partido, en el que apenas ha tenido trabajo y el poco que ha tenido lo ha solventado correctamente, sino por el partido de vuelta. Márquez ha pisado mal tras un control del balón y parece que tiene roto el menisco y Puyol, que ha salido en su sustitución ha visto una amarilla que le impedirá jugar en Stamford Bridge. Así, para la vuelta, Guardiola tendrá que probar con Cáceres acompañando a Piqué o con Abidal de central izquierdo, y eso con Drogba y Anelka enfrente, y con Lampard y Malouda llegando, puede ser un enorme problema.

Y ahora voy con el Chelsea. Ha planteado un partido defensivo y ha ejecutado el planteamiento a la perfección. Pero para el espectador neutral (o mejor dicho, para mí personalmente) ha supuesto una decepción enorme. Hiddink ha dejado a un lado su juego alegre y abierto para sacar su faceta más rácana. Por momentos ha recordado al Chelsea más ‘amarrategui’ de la era Mourinho e incluso a los últimos tiempos de la era Ranieri.

guardiola-hiddink

El balón no llegaba al centro del campo. Las pocas ocasiones de los ingleses nacían de los despejes con el pie de su portero Cech y era Drogba quien peleaba todos los balones. Bastante ha hecho el marfileño con fajarse con la defensa blaugrana. Eso y alguna llegada de Malouda ha sido todo el bagaje ofensivo de los londinenses. Por eso al pobre Lampard le debe estar doliendo el cuello de mirar hacia arriba para ver el balón volar en forma de pelotazo largo.

Porque el medio del campo del Chelsea hoy se ha dedicado a repartir estopa en vez de repartir juego. Obi Mikel perseguía incansablemente a Iniesta, casi en marcaje individual. Ballack suplía su falta de ritmo físico con innumerables faltas de las llamadas tácticas y Essien mostraba su habitual despliegue físico. Han sido tres piezas más del engranaje defensivo liderado por Terry, Ivanovic, Alex, Bosingwa y un Cech, que a pesar de cantar en las dos primeras acciones en las que ha entrado en juego, ha sido decisivo para mantener el valioso resultado de 0-0.

Y para acabar, una reflexión. Esta noche he visto al Barcelona muy castigado físicamente y creo que le va a pasar factura durante este mes tan cargado de partidos decisivos, con el clasico, la vuelta de semifinales de la Champions y la final de Copa concentrados en quince días. ¿Vosotr@s qué pensáis?.

PD: Dice el presidente de Mediapro, Jaume Roures que a partir de la temporada que viene, sólo habrá un partido en abierto por jornada. ¿Qué dirá Marca ahora?. ¿Volveremos a ver portadas como ésta?.

Otro recital, y ya hemos perdido la cuenta


Duelen las manos de tanto aplaudir. Se acaban los calificativos para este Barcelona. Eto’o, Messi, Henry, Iniesta, Xavi… parecen de otro planeta. Han finiquitado toda una eliminatoria de Cuartos de Final de la Champions League en tan sólo 42 minutos.

Velocidad, transición de balón rápida, un puñal en la banda derecha llamado Alves, Iniesta generando fútbol en el centro y arriba, la calidad diferencial. Han sido 4-0 pero podrían haber sido 6 o 7 sin exagerar. Ante esto, poco o nada se puede hacer.

barsabayernY es que hoy el Barça ha salido enchufado, pero no sólo eso, no ha bajado el pistón durante todo el encuentro, con una actitud digna de elogio de todos los jugadores. Desde Eto’o comenzando la presión desde la punta hasta Valdés, que apenas ha tenido trabajo.

Esta actitud es la que realmente diferencia al últiimo Barça de Rijkaard y al Barça de Guardiola. Desde el banquillo se ha conseguido la implicación de todo el equipo (incluso de Eto’o que estaba fuera del equipo en verano). Tanto es así que en el minuto 88′ y con 4-0 en el marcador desde el primer tiempo, el camerunés ha bajado hasta su propia área para recuperar un balón. Eso ha sido gracias a la labor de un técnico que tiene gran parte de culpa en este éxito. Curiosamente, Guardiola ha perdido los nervios al protestarle al árbitro un posible penalti sobre Messi, y ha acabado siendo expulsado. Cosa extraña en el de Santpedor.

Pero daba igual, la fiesta era completa, y el Barcelona un rodillo que ha pasado por encima de un Bayern de Munich que no ha sido ni la sombra de lo que se le presuponía, por historia y por potencial.

Porque esa es la otra lectura del partido. A la que te llevan frases como la de Beckenbauer

lo que he visto en el primer tiempo es el peor fútbol jamás desarrollado en la historia del Bayern

Y no parece que le falte razón. Los alemanes han sido uno de los peores equipos que han pasado por el Camp Nou esta temporada. Es cierto que tenían bajas, sobre todo en defensa, y que ni Breno ni Lell son jugadores de primer nivel, pero eso no es excusa.

El Bayern ha estado timorato y contemplativo desde el pitido inicial, pero el verdadero problema es que han renunciado a su identidad. Aun sabiéndose inferiores, no han utilizado sus armas. Sabiendo que su centro del campo no tiene capacidad para organizar fútbol de toque, pero sí tiene mucha llegada y velocidad en bandas, lo lógico es que los alemanes hubiesen planteado un partido duro, con marcas férreas y con intercambio de golpes a la espera de poder lanzar rápidos contraataques y si el partido no venía de cara, mucha presión y colgar balones a Luca Toni.

schweinibarsa

Nada más lejos de la realidad. El Bayern ha salido a defender, y como no sabe, porque no tiene buenos defensas y porque no es un equipo concebido para ello, se ha roto. Con la baja de Lahm, Lell habitual lateral diestro ha tenido que jugar por la izquierda, y claro, para Messi y Alves, eso era una autopista por la que entraban como un cuchillo en mantequilla. Además, con Lucio lesionado y Van Buyten con problemas familiares, la pareja de centrales ha sido Breno y Demichelis. El argentino, bastante sólido normalmente, ha estado desastroso y el joven brasileño (que probablemente será un crack en el futuro) ha estado despistadísmo toda la noche.

Y por si fuera poco, ni Van Bommel ni Zé Roberto han podido con la medular del Barça, a Altintop apenas le ha nombrado el narrador, Schweinsteiger ha estado impreciso y lento, Ribery sólo ha dejado un par de pinceladas, pero no se ha echado el equipo a la espalda, y Luca Toni ha estado tan desasistido que ha acabado por desesperarse.

Muy pobre imagen para un equipo que tiene cuatro Copas de Europa, pero sobre todo, que tiene una plantilla que debería ser capaz de plantarle cara a un equipo como el Barcelona. Un equipo que en este partido ha tirado por tierra toda la mística del fútbol alemán de los años 70 y 80. Un equipo que al segundo bostezo, en vez de marcar, ve como le han metido dos goles. Un equipo que ha sido manejado a su antojo por este mágico Barcelona. Un equipo que esta noche ha precido cualquier cosa menos eso, un equipo.

Resultados 1/4 de Final Champions League
Barcelona 4-0 Bayern Munich
Liverpool 1-3 Chelsea

PD: Si mañana me da tiempo a ver el Liverpool-Chelsea en diferido, os prometo un post. Como adelanto, rendir pleitesía al irrepetible holandés errante y al marfileño más letal, deciros que me alegro por Ivanovic y sobre todo, ponderar la importancia del gran Mascherano.

Reflexiones en torno a una partida de póquer


[Por Anuar Marrero]

El póquer es un juego muy interesante porque, a pesar de la creencia general, y a pesar de que sea un juego de cartas, la suerte tiene un papel secundario. Puede influir en una mano determinada o en una partida, pero a largo plazo, la trayectoria de un jugador depende de su pericia. Porque el póquer es, fundamentalmente, un juego de estrategia.
Dentro de las muchas modalidades de póquer que existen, la Texas Hold’em (con dos cartas cubiertas por jugador y cinco descubiertas en la mesa) es la más popular, la que se juega en el circuito europeo y en la mayoría de campeonatos. Dentro de esta modalidad existen a su vez varias submodalidades dependiendo de la forma de apostar. Las más frecuentes son ‘No Limit’ en la que como su propio nombre indica no hay límite de cantidad en las apuestas, y la ‘Pot Limit’ en la que se puede apostar cómo máximo una cantidad igual a la que hay en el bote encima de la mesa (es decir el Pot).

El ‘No Limit’ es una modalidad mucho más abierta, que se presta más al riesgo y a los faroles. Además en ‘Hold’em No Limit’ la suerte influye. No es fundamental pero dependiendo de la mano y el momento de partida a veces es hasta decisiva. El ‘Pot Limit’ por su parte es mucho más estratégico y estudiado. Lo fundamental es saber jugar tus cartas en función de la posición de la mesa en la que estás (no tienen el mismo valor las cartas cuando eres ciega grande, que cuando eres Dealer, por ejemplo).

6851222Pues bien (y ahora es cuando empiezo hablar de fútbol) tanto Rafa Benítez como Juande Ramos me parecen dos muy buenos jugadores de Pot Limit. Saben calcular los riesgos y jugar de manera sólida y prudente sus cartas en función de su posición. A veces pierden oportunidades por no arriesgar, pero a largo plazo su juego les da resultado. El problema en este caso, es que la Champions es una competición de ‘No Limit’.

En el partido anoche, lo que había en el ‘Pot’ era un empate a cero. Ambos, conscientes de que no tenían las mejores manos apostaron de manera prudente y se conformaban con el susodicho bote. Pero ahí es cuando Juande cometió el error estratégico. Porque Rafa tenía mejores cartas que él, y además empezando la eliminatoria en el Bernabeu Benítez jugaba en la posición de Dealer. Le bastaba con ver (igualar en la jerga de póquer) prudentemente la apuesta de Juande. Y es que el as de los madridistas (Robben) poco podía hacer contra las dobles parejas (Skrtel – Carragher y Alonso – Mascherano) de los de la ribera del Mersey. Y al final Benítez se llevó demasiado bote para una mano tan mala. Y encima a Juande le espera otra mano en la que ya tendrá que apostar fuerte, porque se le acaban las fichas y no le queda otra que arriesgar. Y en esa partida el entrenador de los Reds es el mejor. Sabe ver los faroles de los demás y obrar en consecuencia.

juande-madridAbandonando el símil del póquer, tampoco me gustaría que se entendiera esto como una crítica a Juande. El ex del Tottenham ha obrado casi un milagro en el Madrid. Llegó a un equipo desecho institucional y deportivamente. Se enfrentaba a un galimatías táctico resultado de una mala planificación y una plaga de lesiones. Sin embargo, sin grandes alardes diseñó un sistema sencillo sobre el que el equipo pudiera descansar. Lo armó en defensa, le devolvió la confianza y lleva 9 victorias seguidas en liga. Pero lo cierto es que este Madrid es demasiado limitado, y le faltan grandes dosis de calidad y desequilibrio. A Juande se le puede achacar que ayer no fuera más atrevido en los cambios. Que no pusiera a Marcelo en el lateral y sacrificara a Heinze. Pero a fin de cuentas el Madrid sólo podía encomendarse a la calidad de Robben, y consciente de ello el Liverpool realizó un gran marcaje sobre el holandés. Poco más tenía el Madrid. A lo mejor en Anfield se obra el milagro pero yo lo doy por perdido.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Miércoles 25 de febrero de 2009

Real Madrid 0-1 Liverpool

Villarreal 1-1 Panathinaikos

Chelsea 1-0 Juventus

Sporting Lisboa 0-5 Bayern Munich

Y para terminar vamos con algunas reflexiones sobre el segundo día de Champions.

1.- Llamadme demagogo, pero lo cierto es que de los equipos españoles no ha ganado ninguno, mientras que no ha perdido ningún inglés, de hecho ganaron tres de los cuatro. Además mientras que los cuatro británicos son favoritos en sus partidos de vuelta, Madrid y Atlético lo tienen muy complicado y el Villarreal lo tiene más difícil de lo que puede parecer. Lo digo por aquello del nivel de las ligas.

2.- Hace unos días leí en un blog que el Bayern de Munich era el gran tapado de esta edición. No hice demasiado caso, debido en parte a que mis fobias futbolísticas me impiden considerar como favorito a un equipo que cuenta con Van Bommel y Ze Roberto como canalizadores. Pero después de ver la solvencia con la que se deshizo del Sporting de Lisboa, me empiezo a plantear la teoría. Al fin y al cabo tiene a un crack como Ribery (por favor vean su primer gol), dos delanteros que son sinónimo de gol y la competitividad y fortaleza de los alemanes. Me cuesta imaginármelo ganado a un Barça o a un Manchester, pero todo se andará.

3.- El Chelsea de la mano de Hiddink (deberían llamarlo “el mago” o algo así) parece que ha recuperado la senda del éxito. Ojo a este equipo que pese a su mal momento tiene recursos más que suficientes para ganar esta Champions. De hecho era el principal favorito cuando arrancó la competición.

4.- Antoñete el que te da las gracias soy yo por darme la confianza y dejarme participar en el blog, que es mérito tuyo.

Ricardo Oliveira, el retorno del Rey


Dice la letra de una canción del maestro Sabina que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver. Esta magnífica frase, que puede ser cierta, afortunadamente para mí y para todos los béticos, no puede aplicarse al protagonista del post de hoy, Ricardo Oliveira.

ricardo-oliveira-derbiY es que Oliveira ha vuelto. Ha vuelto al lugar donde se siente jugador, donde realmente ha logrado triunfar, donde sus goles son realmente necesarios, donde se le esperaba como un mesías desde que se marchó, ha vuelto a un equipo que, desde su marcha en 2006, ha vagado en una travesía por el desierto a la búsqueda de un killer. Ese lugar, obviamente es Sevilla, y ese equipo, el Betis.

Debutó el sábado, en el peor (o mejor, según se mire) escenario posible. El estadio del eterno rival, un Sánchez Pizjuán con un ambiente increíble, lleno hasta la bandera, y con más de 40.000 gargantas cantando el himno de El Arrebato, donde el Betis no ganaba desde hacía 13 años. Debutó en un derbi, probablemente el más pasional de la geografía futbolística española, y contra un rival superior, tercero en la liga, con individualidades magníficas, como Kanouté, y sobre todo con un gran bloque.

Pero esto, lejos de ser un problema, para Oliveira fue una motivación. Sacó el goleador de raza que lleva dentro y decidió el partido con el segundo tanto verdiblanco.

El partido estaba complicado, a pesar de que el Sevilla se había quedado con 10 hombres por la expulsión de Duscher, y de que el Betis se había adelantado gracias al gol de Sergio García, la intranquilidad seguía reinando en el ánimo de los seguidores verdiblancos. Hasta que llegó el minuto 83′ y Oliveira cazó un balón de Emaná el el área nervionense y batió a Palop por debajo de las piernas. Todo era euforia, gol histórico, celebración y besos al escudo (de cara a la galería, me temo).

Ahora bien, debemos evitar que los árboles no nos dejen ver el bosque. La planificación de la temporada del Betis ha sido desastrosa, con carencias en la delantera, en el puesto de defensa central y la ausencia de algún centrocampista que pueda crear algo de juego. El entrenador no está acertando en el planteamiento de algunos partidos (cortes de manga al margen) , y de la presidencia… necesitaría 20 ó 30 posts para hablar.

A pesar del triunfo del sábado, el Betis está a sólo 5 puntos del descenso, y queda mucho que remar para salir de ahí.

PD: El Chelsea destituyó a Scolari y negocia con Hiddink, ojo que si llega el holandés errante, volverán a aspirar a todo.

El milagro se llama Hiddink


Arshavin va para crack, si no lo es ya, Zyryanov tiene una clase infinita, Pavlyuchenko tiene instinto asesino y una planta impresionante, Zhirkov se está erigiendo en el mejor lateral zurdo del campeonato. Cierto. Pero a todos estos jugadores, la mayoría desconocidos para el gran público, sólo les ha hecho jugar así de bien un señor holandés que antes tenía bigote y que ahora tiene una estatua en Ucrania: Guus Hiddink.

Pero el caso de este holandés errante es extraño. En España entrenó sin demasiado éxito al Real Madrid, donde sólo ganó una Copa Intercontinental, al Valencia, donde se le recuerda por ordenar que se retirase una bandera con la esvástica nazi de la grada en 1992, y al Betis, donde sólo duró tres meses en la temporada 1999/2000 en la que el club de Heliópolis terminaría descendiendo a Segunda División de la mano de Luis del Sol, aunque es venerado en su país, donde ha llevado al PSV Eidhoven a ganar 5 ligas y una Copa de Europa en 1988.

Pero el verdadero éxito le ha llegado a Guus Hiddink dirigiendo a combinados nacionales. En 2002, era el técnico de aquella Corea del Sur que gracias a Park Ji-Sung, Lee Young-Pyo, Ki Seol-Hyeon y algunos escándalos arbitrales como el de Al-Ghandour, de infausto recuerdo para los españoles, llegó a semifinales del mundial, cargándose a Italia y a España.

Pero además, en 2006 entrenaba a la selección australiana. Con los kangaroos llegó hasta la ronda de octavos de final del Mundial de Alemania. Australia le plantó cara a Brasil en la fase de grupos y pasó como segunda. Y su actuación pudo ser mucho más brillante de no ser por un árbitro español, (siempre liándola) Medina Cantalejo, quien una tarde de junio en Kaiserslautern le robó las ilusiones a millones de australianos cuando se inventó un penalty a favor de Italia cuando pasaban tres minutos del tiempo reglamentario. Totti marcó, eliminó a los de Hiddink y le dio la clasificación a Italia, que a la posrte sería campeona.

En esta Euro 2008 el técnico nacido en Varsseveld ha vuelto a obrar el milagro. Una selección rusa que ha prescindido de jugadores clave como Kerzhakov e Izmailov, que ha tenido que hacer frente a la baja de Pogrebnyak, máximo goleador de la presente edición de la Copa de la UEFA y que recibió cuatro goles de España en su partido de debut en el torneo, se ha transformado en un equipo rocoso, letal al contragolpe, incansable en la presión y que sabe manejar el balón cuando pasa por las botas de sus jugadores. Una selección que disfruta jugando al fútbol y que parece haber dejado atrás la etiqueta de anárquicos que tienen todos los equipos del Este de Europa.

Los rusos llegaron sin hacer ruido. Salieron goleados por 4-1 frente a España y ganaron con muchos apuros a Grecia con un solitario gol de Zyryanov. En el tercer partido debutó Arshavin, que había estado sancionado los dos encuentros anteriores, y de su mano, Rusia se impuso a la Suecia de Ibrahimovic por dos goles a cero en el partido que decidía quien pasaba a cuartos de final del torneo.

En esos cuartos, el rival era Holanda, y Hiddink, perro viejo, le ganó la partida a su compatriota Van Basten ahogando a los holandeses en el centro del campo e impidiéndoles mostrar la verticalidad que tan buen juego y resultados les había proporcionado en la fase anterior. Lo demás es historia, 3-1 para los ex-soviéticos y a las semifinales contra España. ¡Ojito!

PD: Ahora llega lo de España ¡Aún no me lo creo!