Archivo de la etiqueta: Olympique Lyon

Resumen de Champions. La noche de Maxime Gonalons


Barcelona 1-2 Rubin Kazan

Esta jornada de Champions del martes 20 de Octubre de 2009 tiene muchísimo que comentar, pero seguro que se recordará por la machada del Rubin. Y es que plantarse en el Camp Nou sin tu delantero titular y llevarse los tres puntos tiene muchísimo mérito, por mucho que sea cierto que el Barça no carbura.

Los de Guardiola no tienen la clarividencia del año pasado y su condición física está lejos de ser la mejor. Pero lo más preocupante es que parece que sus estrellas no acaban de encontrar la forma. Ibrahimovic está haciendo muchos goles (hoy otro más) pero parece que no termina de asociarse con sus compañeros como hacía Eto’o; Messi parece que aún no ha vuelto de Argentina y Dani Alves, que hoy se ha lesionado, lleva varios partidos sin ser el jugador desequilibrante de las temporadas anteriores. Además, hay un dato relevante en la estadística de los culés: los goles. En los últimos tres partidos, dos de ellos en casa, dos goles.

Lo peor para el Barça, es que con esta derrota el grupo se aprieta. Inter y Dinamo de Kiev han empatado a dos en el Giuseppe Meazza (lo del Inter también es digno de estudio) y todo se decidirá en los tres enfrentamientos restantes y al Barça le quedan dos desplazamientos largos y complicados (Kiev y Kazan) y recibir al Inter en casa. Lo tiene en su mano, pero yo no me fiaría.

Stuttgart 1-3 Sevilla

Me da mucha envidia el Sevilla. Porque veo que hace unos años era un club con un presupuesto, una plantilla y una trayectoria similar a la del Betis y hoy en día se pasea por Europa con hechuras de equipo grande. El Sevilla es el ejemplo de lo que hace una buena planificación, una fantástica secretaría técnica y una sensacional cantera, potenciada por la gran labor de Pablo Blanco.

Esta noche faltaban Negredo, Palop y Konko, pero ha dado igual. Squilacci ha sido el héroe con dos goles, Javi Varas ha solventado con acierto el trabajo que ha tenido y gente como Lolo, ha ayudado a dar consistencia al medio campo. Con esto se demuestra que en este Sevilla 2009-2010 hay jugadores desequilibrantes, pero las ausencias se notan muy poco. La palabra que lo define: equilibrio.

Glasgow Rangers 1-4 Unirea Urziceni

danpetrescuEs el resultado más sorpendente de la jornada y yo que me alegro. Me alegro por Dan Petrescu, entrenador de los rumanos, que suele plantear los partidos de forma muy inteligente. Hoy, sin ir más lejos hizo un cambio en el minuto 20. Perdiendo 1-0, retiró a Nicu y metió a Onofras, de más calidad y de corte más ofensivo. La valentía del antiguo lateral del Chelsea, está fuera de toda duda.

También me alegro porque siempre me tiró más el Celtic (será por la cabecera de este blog, y por las rayas verdiblancas) pero sobre todo, me alegro porque se desmonta el mito de los escoceses en su campo. Ibrox Park no es peligroso desde hace ya varios años, y menos esta temporada, en la que los hombres de Walter Smith están en crisis galopante. El Rangers no es más que fútbol directo, fuerza en mediocampo y desprecio de la calidad salvo unas gotitas de calidad de Rothen (apagadísimo, por cierto). Y Nacho Novo, que es el único delantero ‘diferente’ se aburre en el banquillo.

Liverpool 1-2 Olympique de Lyon

Como en las buenas películas, dejo lo mejor para el  final. Con este lío de las teles no he podido ver el partido entero, pero he encontrado un resumen de unos 40 minutos. Así, a bote pronto debéis saber que con esta derrota, el Liverpool de Benítez se complica muchísimo la vida. Sólo tiene 3 puntos por 9 de los franceses y 6 de la Fiorentina. Tiene que ir a Lyon y recibir a los ‘viola’, además de ir a Hungría a jugar contra el Debrecen. En principio, el Liverpool depende de sí mismo, pero tal y como está jugando, no sé si eso es una buena o una mala noticia.

Este partido podría denominarse el ‘partido de los cambios’. Hoy volvía Gerrard, pero se ha resentido en el minuto 24 con lo que la pareja de mediocentros ha sido Fabio Aurélio-Mascherano. Adiós a la creación y así no se puede ganar a nadie, y menos a un Olympique de Lyon muy bien armado y que cuenta con jugadores de enorme calidad. Además, Benítez retiró a Benayoun para dar entrada a Voronin, cuando el israelí había sido el más incisivo de los reds.

En el Lyon, los cambios fueron, si cabe, más decisivos. En la última de las sustituciones de los de Puel, Lisandro dejaba el campo para dar entrada a ‘Chelito’ Delgado. Era el minuto 91 y a César Delgado se le ocurrió liarla. Aprovechó un pase de Pjanic para batir a Reina y silenciar Anfield.

gonalons

Pero el cambio más importante es el del jugador que da nombre al post, Maxime Gonalons. Cris choca con Kuyt y se tiene que retirar con un golpe en la cabeza. Nuestro protagonista, apenas sin calentar y con cara de miedo sale al campo. Con apenas 20 años y 6 partidos en primera, a este mediocentro defensivo, que lleva desde los 9 años en la academia del Lyon, le llegaba la gran oportunidad de su vida.

Otra vez como en las buenas películas, los sueños se cumplen. Y el de Gonalons se ha hecho realidad esta noche. No sólo ha parado a los atacantes del Liverpool, sino que se ha erigido en artífice de la remontada francesa logrando el que era el gol del empate.

Hace poco más de tres horas, Gonalons era un chaval casi anónimo,  en cuyo Facebook aparecía que era admirador de Gerrard. Ahora su equipo ha ganado al de su ídolo y ha sido en gran parte gracias a él. La única lástima es que por pocos minutos no hayan podido coincidir en el campo. Hubiera sido un duelo fantástico.

PD: Nunca pensé que un equipo pudiese girar en torno a un sólo jugador, pero el Liverpool sin Xabi Alonso, ha perdido el norte.

Anuncios

El síndrome UEFA


[Por Anuar Marrero]

Supongo la inmensa mayoría de los que leen este blog han oído hablar del llamado ‘virus FIFA’, es decir la lesión de jugadores después de los partidos con sus selecciones. Pues aunque mi hipótesis no tenga nada que ver con este hecho, bien me sirve para establecer un paralelismo en cuanto al nombre.

Mi hipótesis es sencilla, aunque su explicación no lo es tanto. Me da la sensación de que el nivel de los equipos de fútbol se está igualando en el medio. Es decir, que cada vez son menos los clubes de primerísimo nivel, y cada vez son más los equipos que presentan un nivel que podríamos considerar de “Uefa”. Esto se ha producido por dos motivos. El primero es el descenso de nivel de muchos equipos punteros, y en ocasiones de ligas enteras (véase Alemania o Italia). No hay que ir muy lejos. En España el Real Madrid, el club con más copas de Europa, lleva cinco años sin pasar de octavos de final de la Champions League. El segundo (y positivo motivo) es justo el contrario. Es el salto de calidad de algunos equipos de media tabla así como de conjuntos de ligas menores. Luego los explicaré más en profundidad.

sessegnonEsta idea me vino después de ver el partido de cuartos Barcelona- Bayern de Munich. De acuerdo que el conjunto de Guardiola jugó muy bien, pero me parece innegable que los alemanes mostraron un nivel indigno de la competición en la que estaban. Y lo peor de todo es que hasta ese momento no habían perdido un sólo partido en la competición. Y lo cierto es que desde hace unos años cada vez se repiten más los cruces de cuartos y semifinales. ¿Cuántos Barça-Chelsea hemos visto en los últimos años? ¿Cuántos enfrentamientos entre equipos ingleses? Esto se ha visto empeorado debido a que otros dos habituales como Milan y Juventus están aún convalecientes del escándalo de corrupción que salpicó al Calcio. Al día siguiente del partido anteriormente reseñado tuve la oportunidad de ver el PSG- Dinamo de Kiev (me encontraba en Francia) y al ver la igualdad, el carácter imprevisible de los cruces y la disparidad de los equipos en liza cada año, me di cuenta de que la UEFA le ha ganado mucho terreno a la Champions en lo que a fútbol de competición se refiere.

Como ya enunciaba antes, en mi opinión esto se ha producido porque se ha producido una compresión por arriba y por abajo del nivel de los equipos. El escándalo del Moggigate dejó seriamente tocado al fútbol italiano, que con sus dos grandes convalecientes, se ha dado cuenta de que Inter y Roma no son una representación fiable para Europa. Otros equipos como la Fiorentina, la Sampdoria o el Udinese están realizando propuestas interesantes, pero parece que aún están en proceso de crecimiento. Alemania llevaba muchos años viviendo casi en exclusiva del Bayern de Munich que en el relevo generacional que comenzó hace un par de temporadas se olvidó del centro del campo. Un equipo de primer nivel no puede sostenerse sobre Ze Roberto y Van Bommel. En la liga española el nivel estratosférico del Barça y el buen hacer del Villarreal no debe hacernos olvidar el bajón en el nivel en los últimos años. Las dos últimas ligas las ganó un Madrid que aparte de coraje y fe no mostró una propuesta futbolística suficiente como para ganar una liga, y mucho menos dos consecutivas. Este año al Barça le bastó una liga para distanciarse de todos sus competidores. Francia es un caso aparte. Prácticamente ha hecho de la necesidad una virtud. Hace muchos años que la Ligue 1 sólo tiene equipos de nivel de UEFA y el Lyon, que dominó con facilidad el campeonato. Pero este año, que los de Lyon no están mostrando el nivel de las últimas temporadas, la competición está auténticamente apasionante, y tanto el Marsella, como el PSG, como el Lyon, como el Burdeos, como el Lille y como el Toulouse tienen opciones al título.

De seguir esta tendencia, me temo que en unos años se hará realidad lo que pretendía el G-14; una competición al máximo nivel restringida a un número de equipos, que asegurada su participación, y por lo tanto los ingresos, tendrían menos dificultades para mantener un nivel altísimo. Huelga decir que esta sería una solución catastrófica para fútbol y sus aficionados. Pero no es menos cierto que hoy por hoy la Champions es un torneo cada vez menos complicado para los cada vez menos equipos punteros de Europa. Y que la falta de igualdad afecta a la competitividad y al espectáculo. Por ello, más allá de que se esté o no de acuerdo con mi hipótesis, éste me parece un tema de fondo crucial para el devenir del fútbol en Europa. Quizás sea hora de que la UEFA se plantee su sistema de competiciones, o de que los aficionados y las televisiones empecemos a darle algo más de importancia a la UEFA.

Así se le gana (o empata) al Barcelona


Me gustaría darle las gracias a Anuar, por sacar adelante el blog en estos días en los que estoy tan ocupado. Es un lujo contar con alguien como él.

[Por Anuar Marrero]

En el último post que escribí, sobre el España- Inglaterra, comentaba una obviedad, que en el fútbol no hay ni sistema infalible ni equipo invencible. Y por muy evidente y simplona que sea la afirmación me veo obligado a volver a utilizarla tras el partido de anoche entre el Olympique de Lyon y el Barcelona. Y es que a pesar del resultado de empate a uno que sitúa a los de Guardiola como favoritos, Claude Puel, dio una lección de como contrarrestar las virtudes del líder de la liga.

claudepuelEl fútbol es una conjunción, una mezcla de proporciones desconocidas entre elementos tangibles e intangibles, entre variables causales y otras de carácter azaroso. Y, el trabajo de un buen entrenador, consiste en controlar todo aquello que está en su mano. Y mientras más y mejor haga esto, menos espacio dejará para la sorpresa y el imprevisto, más se adaptara el partido al guión escrito de antemano. Si partimos desde esta base para analizar el partido de ayer, lo cierto es que el técnico nacido en el Languedoc realizó un planteamiento excelente.

Y es que la fórmula es más sencilla de lo que pueda parecer a priori. Al Barça se le gana con superioridad numérica en el centro del campo (Guardiola jugó con tres y Puel con cinco hombres en la medular), con una buena presión zonal sobre y desde su defensa y movilidad en el ataque. Tan sencillo de decir como complicado de llevar a la práctica. Esto tampoco te asegura la victoria, porque el equipo catalán es la escuadra con más recursos ofensivos del mundo. Pero lo cierto es que aplicando bien este esquema se reduce mucho el riesgo de imprevistos.

Porque Messi puede hacer una genialidad, pero si realizas un buen marcaje, con buenas ayudas y coberturas en defensa, ocurre que el argentino se termina yendo al centro para buscar balón. Porque Eto’o es potencia pura, pero si te anticipas y le encimas cuando recibe de espaldas reduces mucho su efectividad. Y digo esto porque estoy hastiado de escuchar a entrenadores en la liga española lamentándose de lo imparable que son los Messi, Eto’o y compañía. Por supuesto que son de los mejores jugadores del mundo pero el trabajo de un entrenador consiste en reducir al máximo su efectividad. Claro que si le dejas espacio a ‘la pulga’ en la banda, dejas recibir de frente y en carrera a Eto’o y permites dos contra uno con Alves y Messi, lo más probable es que te hagan un siete.

Guardiola ha conseguido potenciar tanto las virtudes de su equipo que prácticamente parece que no tiene ninguna carencia. Toque excelso y rápido, presión asfixiante, defensa sobria, golea y no recibe goles. Pero lo cierto es que las tiene, como quedó de manifiesto ayer. El Barcelona es un equipo que sabe jugar a un tipo de fútbol. Toca una y otra vez hasta que encuentra los espacios. Pero su efectividad y peligro son directamente proporcionales a su posesión. En la medida en la que no tenga el balón, el Barça pasa apuros.

Porque la línea del centro del campo sólo la forman tres, con lo que es fácil que se vea en inferioridad. Porque ni Messi ni Henry defienden un carajo (con perdón, pero las cosas como son) y Alves deja mucho espacio a su espalda. Porque basa su defensa en la presión en la primera línea y en la posesión, pero defendiendo en estático victor_valdestiene bastantes problemas. Y porque Valdés no es un portero de primer nivel. Tiene muchos reflejos, pero es el principal beneficiado del juego del Barça. Prácticamente no le tiran y sólo se habla de él cuando realiza alguna intervención de mérito. Pero cuando por las razones que sea asume más protagonismo denota sus carencias. En cinco días ya le hemos visto dos fallos clamorosos. Contra el Espanyol le regaló el balón a De la Peña y ayer se ‘comió’ de manera flagrante el balón templado de Juninho. Y por temporada suele tener varios de estos. Eso es imperdonable para un portero de uno de los mejores equipos del mundo actualmente, si no el mejor.

Además me gustaría poner de manifiesto la importancia de Iniesta en el equipo. Y es que cuando el no está Xavi se convierte en el canalizador de todo el juego, y por lo tanto el Baecelona se vuelve más previsible y más fácil de parar. No es casualidad que después de tantos años el capitán del Barça esté rindiendo a mayor nivel que otras temporadas. Iniesta tiene gran parte de la culpa. Para terminar, me gustaría comentar que el primer día de la jornada de Champions ha sido bastante igualado, con tres empates y una victoria por la mínima del Arsenal, merced a un más que dudoso penalti. Es lo mejor que podía pasar, los partidos de vuelta están abiertos y son imprevisibles. Y que ocurra esto en octavos, dónde siempre había dos o tres partidos resueltos de antemano es una gran noticia. Y es que señoras y señores ¡Qué bonita es la Champions!.

Resultados Champions League. Octavos de Final Ida. Martes 24 de febrero de 2009

Inter de Milán 0-0 Manchester United

Arsenal 1-0 Roma

Atlético de Madrid 2-2 Oporto

Olympique de Lyon 1-1 Barcelona