Archivo de la etiqueta: rijkaard

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Anuncios

De la pizarra al terreno de juego


Habéis sido vari@s los que habéis pedido un análisis del Barça de Guardiola. Aquí lo tenéis, disfrutadlo tanto como yo

[Por Jorge García]

Muchos escépticos comentaban antes de empezar la liga que Pep Guardiola podría no ser la solución a los graves problemas del Barcelona. Esto, en parte, es cierto. No podemos olvidar que la salida de varios futbolistas, como Deco o Ronaldinho, ha propiciado que la lucha de egos se haya rebajado. Si le sumamos el concepto táctico de Guardiola, nos encontramos con un equipo espectacular; como viene demostrando en las últimas semanas.

guardiolajorgeGuardiola parte con una ventaja, pocos centrocampistas han tenido su clase y han podido participar en el proytecto de Cruyff. Con este curriculum es fácil ver el fútbol. Ahora bien, si los jugadores no te toman en serio y trasladan al campo lo que entrenan, tu fracaso está garantizado en el banquillo. Quizá, el ejemplo más cercano sea el de Juande Ramos en el Tottenham. El año pasado, ganó la Carling Cup, pero en la liga iban colistas. Fue destituido y llegó el drunk Redknapp. Desde su incorporación a los spurs, no han perdido ni un solo partido: ¿casualidad o echar a un entrenador?.

El Barcelona de la era Guardiola no ha cambiado sustancialmente con respecto al esquema táctico, pero sí ha incorporado varios mejoras que le han permitido volver a ser el equipo temible que fue cuando consiguió el doblete. Los fichajes, aparentemente, no aportaban nada desorbitado. Keita, Cáceres, Piqué, Alves o Hleb. A excepción de los dos últimos, nada de renombre. Sin embargo, estos refuerzos le han dado más profundidad de banquillo y una consistencia en la contención que antes no tenía. Además, jugadores como Alves o Piqué le permiten sacar el balón jugado desde atrás (algo que sólo hacía Márquez). Para Guardiola esto resulta esencial. Hay que jugar al toque y no podemos rifar la pelota. Así, el once blaugrana consigue echar el campo hacia el marco contrario y, asimismo, ganar en posicionamiento defensivo.

Esto se entiende mejor si partimos de la base de que el Barça tiene dos líneas claras de juego: 5 – 5. Por un lado, los cuatro defensas y el pivote defensivo (más Valdés, no van a jugar sin portero). Por otro, los dos centrocampistas de creación y los tres atacantes. A la hora del ataque sólo se suma el pivote defensivo y llegan seis al área contrario; junto a los carrileros (sobre todo Alves) cuando se incorporan para hacer el campo más ancho. A la hora de denfender, se mantienen los cinco más, habitualmente, los dos centrocampistas y algún extremo. Por lo tanto, ocho personas para cerrar las líneas. Esto con Rijkaard no ocurría. Así, el balance, en ambos casos, es casi perfecto.

xaviGuaridola ha rescatado la idea de la Premier: hacer el espacio mucho más estrecho para ahogar a sus rivales en la presión. Si juegas adelante, el campo se reduce y, por consiguiente, es más fácil perder el balón. Eto’o ha vuelto a ser el de siempre. Inicia la presión en área contraria apretando a los defensas. A esto se le suman tanto Henry o Iniesta y Messi. En caso de que la salida sea por el medio, los extremos se repliegan y Xavi y Keita, Busquets o Touré ayudan al de Terrasa. En definitiva, la concepción está clara. No replegarse sino estirar el once hacia campo rival. El pero de esta idea es que, cuando no estén finos, las contras pueden ser matadoras. Todavía no ha ocurrido y esperemos que se mantenga igual.

En ataque, qué decir. 34 goles en 10 jornadas de liga. A lo que hay que sumarle la Champions y la Copa del Rey. Son cifras increíbles y que no necesitan mucho comentario. Al retomar el concepto de amplitud y desborde han conseguido la magia que tuvieran hace tres o cuatro temporadas. El balón circula rapídisimo, de un lado a otro y siempre con continuidad; evidentemente, Xavi Hernández tiene mucha culpa de que esto sea así. En ningún momento hay una excesiva ralentización del juego; como ocurría con Ronaldinho en los últimos años.

Por último, Guardiola ha conseguido crear un bloque que cree en sí mismo y en el que todos los futbolistas se sienten importantes. Además, su conocimiento del filial le ha permitido traer jugadores al primer equipo que dotan al Barça de más profundidad y de savia nueva (como Busquets o Pedro). Está claro que en algún momento bajarán el pistón y perderán encuentros. Todavía no ha ocurrido y esperemos que tarde en llegar. Como aficionado al fútbol, me gusta ver espectáculo y buenos encuentros. Esto, actualmente, el Barcelona lo ofrece (qué pena que el Camp Nou no esté lleno todos los días).

P.D. El expreso de Irún pasó de largo en Madrid. Malos tiempos en el coliseo de la Castellana (y más sin Van Nistelrooy).

Una de banquillos


Los banquillos están teniendo un inusual protagonismo en este principio de temporada. El pasado viernes nos encontramos con unas lamentables (como mínimo) declaraciones del entrenador del Murcia Javier Clemente, en las que según sus propias palabras le hubiese ‘venido muy bien’ que el periodista de la Cadena SER, Manolo Lama,  hubiese muerto en el accidente de tráfico que sufrió hace algunos años.

me hubiese venido, muy bien, ahora yo, Clemente en plan egoísta, que en el año 87′ hubiera palmado

Supongo que ya habréis escuchado las declaraciones del de Barakaldo, pero por si acaso os las dejo en este enlace.

En mi opinión, son injustificables y demuestran muy poca calidad humana. Por mucho que te critique alguien, jamás debes desear su muerte. Algunos intentan defender a Clemente argumentando que el técnico sólo planteaba un supuesto, otros dicen que dijo lo lógico porque desde el Grupo Prisa siempre le ataca. A mí, personalmente, estas palabras me parecen aberrantes.

Mi consejo, que se dedique a entrenar, que su equipo estaba en Primera División la pasada campaña y ahora ocupa el último puesto de la Segunda división.

Seguimos con cosas raras, en el Newcastle dimitió el otro día el mítico Kevin Keegan. El entrenador había comenzado una segunda etapa en el equipo del norte de Inglaterra (al que ya había dirigido entre el 1992 y 1997) en enero del pasado año, sustituyendo a Sam Allardyce. Las urracas hicieron una buena segunda vuelta y acabaron duodécimos. La afición estaba encantada y esta temporada pintaba bien, con fichajes como Coloccini, Jonás Gutiérrez o Danny Guthrie. Plantaron cara al United en la primera jornada pero a partir de ahí vinieron los problemas. Desavenencias con la dirección técnica y el dueño del club, y sobre todo la marcha de Milner al Aston Villa, pieza fundamental en los esquemas de Keegan, desataron la tormenta. El técnico explotó, dimitió y expresó su malestar en un comunicado.

He trabajado desesperadamente con la directivos para encontrar un delantero, pero tristemente no ha sido posible. En mi opinión un manager tiene que tener el derecho a decidir, y los clubes no deberían imponer a ningún manager jugadores no deseados por éste

Desde la marcha del míster, hay manifestaciones de aficionados reclamando su vuelta y el Newcastle sigue sin entrenador. Hubo contactos con Lotina, con Marcelino, con Slaven Bilic, e incluso con Juanma Lillo, pero todos rechazaron al club inglés. Además hoy hemos conocido que el propietario de los Magpies, Mike Ashley ha puesto el club en venta por la seguridad de su familia. En fin, cosas raras.

El tercer entrenador del que quiero hablaros es Gianfranco Zola. El genio sardo ha firmado como técnico del West Ham. No os mentiré, me hace ilusión. Los que me conocéis un poco sabéis que los hammers son mi equipo favorito de la Premier, y que Zola ha sido y es uno de mis jugadores preferidos.

El panorama no es muy halagüeño, el anterior técnico, Alan Curbishley, que había hecho un buen trabajo desde que llegó en Diciembre de 2006, dimitió por diferencias con el dueño islandés del club. La marcha de Ljunberg y sobre todo del central Anton Ferdinand (hermano de Rio y mejor jugador del equipo la pasada campaña) y la ausencia de refuerzos a excepción del suizo Behrami fueron el detonante de esta salida, y Zola, que no tiene experiencia como entrenador a primer nivel ha heredado un equipo con muy trabajador, pero pocos jugadores que aporten calidad. A ver qué tal sale.

El último de los técnicos de los que os quiero hablar en este post es Guardiola. Me preocupa que se le suba el cargo a la cabeza y sobre todo, que le afecte la presión. Empezó muy bien, con buenas sensaciones en la pretemporada y con una holgada victoria ante el Wisla en la Previa de la Champions. Pero desde entonces las cosas no funcionan. Mala imagen en el Gamper frente a Boca, derrota en Cracovia en la vuelta de la Previa; derrota en Soria en la primera jornada de Liga, derrota con el equipo ‘b’ en la Copa Catalunya y empate frente al Rácing el pasado sábado.

Aunque todas las crónicas hablan de un buen partido del Barça, a mi no me convenció. Es cierto que el meta del Racing Toño sacó varias osasiones claras de gol y que los cántabros marcaron en su única llegada a puerta. Pero no vi que el Barça carburase, no se le veía frescura en el juego, y lo más preocupante, se parecía mucho al equipo de los últimos tiempos de Rijkaard.

Lo que menos me gustó de Pep, es que el sábado pasado tuvo un ‘ataque de entrenador’. Iniesta, Bojan y Messi se quedaron en el banco de inicio, Henry se quedó fuera de la convocatoria, Sergio Busquets, Pedrito y Hleb fueron titulares. Yo no le reprocho los cambios, de hecho los chavales fueron lo mejor del equipo, sino que no tenga una idea clara del fútbol que quiere que practique su equipo.

Pero no me hagáis mucho caso, porque Cruyff, para mí uno de los grandes junto con Sacchi y Rinus Michels, dice esto en su artículo de hoy de El Periódico de Catalunya.

el Barça jugó el sábado su mejor partido en muchas temporadas

Podremos estar de acuerdo con Cruyff o no, pero con esa frase se ha olvidado de un plumazo, del equipo que él entrenaba, con Stoichkov, Romario, Koeman, Laudrup y el propio Pep, o del Barça de Rijkaard de 2005 y 2006 que deslumbró a Europa con su toque y su velocidad.

Os dejo un pedazo de vídeo de uno de los mejores jugadores que ha pisado la Premier, Gianfranco Zola, lástima que en su mismo puesto jugase un tal Roberto Baggio.

PD: Y mañana, la Champions