Archivo de la etiqueta: deco

Jose Mourinho: Hablemos de fútbol


[Por Anuar Marrero]

No me interesa cuánto va a pagar el Real Madrid por el técnico portugués. Tampoco me preocupa su carácter o sus polémicas. Ahora que parece confirmado que Jose será el nuevo entrenador madridista, lo que me parece relevante es el fútbol que realizará el equipo. Y es de lo que menos se habla. Así que intentaré hacer una aproximación al próximo Real Madrid de Jose Mourinho.

En primer lugar hay que decir es que no es un técnico defensivo. Esa es una visión que no se sostiene si se analiza con detenimiento su carrera. Otra cosa es evaluar su trayectoria basándose en sus eliminatorias contra el Barça. Pero es muy resultadista, es decir, antepone el resultado al estilo. Si considera que la mejor forma de ganar es salir con cinco delanteros lo hará. Si por el contrario juzga necesario poner once hombres delante de la portería no tendrá ningún tipo de complejo para tomar la decisión. Además, si algo ha caracterizado a Mou es la flexibilidad, la capacidad para adaptarse a cada medio.

Su resultadismo y su flexibilidad dificultan la labor de aventurar cómo será el nuevo proyecto, aunque creo que los equipos dirigidos por el portugués tienen algunas características comunes:

  • Solidez. Quizá la caracterisca principal. Un sistema defensivo casi insuperable y una presión severa en el centro del campo dificultan mucho el juego del rival. Esa presión se suele centrar en la fortaleza física de sus jugadores. Pero Mou no es tonto y sabe que no puede exigir tanto trabajo a jugadores como Ronaldo y Kaka’. No obstante creo que sabrá compensarlo; algo menos de trabajo y algo más de posesión.
  • Los dos mediocentros. Tanto en el Oporto (Maniche-Costinha), como en el Chelsea (Essien-Ballack) como en el Inter (Cambiasso-Motta) el portugués se ha apoyado en una pareja de medios muy trabajadores que se adueñaban del centro del campo. En el Madrid no tendrá problemas, ya que cuenta con Xabi Alonso, los dos “Diarra” y Gago. El equipo se plantea fichar a alguien en esa demarcación, aunque a mí no me parece necesario. Aun así, una pareja Alonso-De Rossi me parece de las mejores y más completas que se puedan formar hoy en día.
  • La figura del mediapunta. Generalmente, por delante de la pareja de medios situaba a un mediapunta completo. Con capacidad de trabajo, con calidad técnica, con llegada y gol. Tanto Deco, como Lampard o Sneijder respondían a ese perfil. ¿Será capaz Kaka de adaptarse a ese rol?

  • El “nueve” puro. A Mou le gusta jugar con una referencia clara arriba. Un delantero clásico, trabajador y fuerte. Drogba y Milito han sido claves en sus equipos. Además ofrecían la posibilidad de descongestionar el juego mediante un pase largo. El primer gol de la final de la Champions fue de manual. Julio César saca, milito la baja para Sneijder y este la devuelve al hueco. Gol. En cuatro o cinco toques. El problema es que ni Higuaín ni Benzema responden al estereotipo. Por ello deberá rasear más el balón, para buscar el espacio y explotar la velocidad de los puntas.
  • Las bandas. Al portugués le gusta jugar por los costados y para ello gusta de jugadores que ofrezcan tanto desborde como trabajo. Los laterales tienen un papel crucial y de su aportación defensiva y sus incorporaciones depende gran parte del éxito del sistema. Con la posible contratación de Maicon se buscaría un jugador perfecto para esa labor, que ya ha trabajado a las órdenes del técnico. Haría falta reforzar el lateral izquierdo, ya que las lagunas defensivas de Marcelo le complican mucho jugar con el nuevo entrenador.

Al margen de que nos guste más o menos Jose Mourinho, una cosa es innegable. Para el fútbol en general es muy interesante ver que es capaz de hacer el portugués en un equipo con el potencial de Madrid y con la obligación de realizar un fútbol ofensivo y hasta cierto punto atractivo. La próxima temporada se presenta apasionante.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

De la pizarra al terreno de juego


Habéis sido vari@s los que habéis pedido un análisis del Barça de Guardiola. Aquí lo tenéis, disfrutadlo tanto como yo

[Por Jorge García]

Muchos escépticos comentaban antes de empezar la liga que Pep Guardiola podría no ser la solución a los graves problemas del Barcelona. Esto, en parte, es cierto. No podemos olvidar que la salida de varios futbolistas, como Deco o Ronaldinho, ha propiciado que la lucha de egos se haya rebajado. Si le sumamos el concepto táctico de Guardiola, nos encontramos con un equipo espectacular; como viene demostrando en las últimas semanas.

guardiolajorgeGuardiola parte con una ventaja, pocos centrocampistas han tenido su clase y han podido participar en el proytecto de Cruyff. Con este curriculum es fácil ver el fútbol. Ahora bien, si los jugadores no te toman en serio y trasladan al campo lo que entrenan, tu fracaso está garantizado en el banquillo. Quizá, el ejemplo más cercano sea el de Juande Ramos en el Tottenham. El año pasado, ganó la Carling Cup, pero en la liga iban colistas. Fue destituido y llegó el drunk Redknapp. Desde su incorporación a los spurs, no han perdido ni un solo partido: ¿casualidad o echar a un entrenador?.

El Barcelona de la era Guardiola no ha cambiado sustancialmente con respecto al esquema táctico, pero sí ha incorporado varios mejoras que le han permitido volver a ser el equipo temible que fue cuando consiguió el doblete. Los fichajes, aparentemente, no aportaban nada desorbitado. Keita, Cáceres, Piqué, Alves o Hleb. A excepción de los dos últimos, nada de renombre. Sin embargo, estos refuerzos le han dado más profundidad de banquillo y una consistencia en la contención que antes no tenía. Además, jugadores como Alves o Piqué le permiten sacar el balón jugado desde atrás (algo que sólo hacía Márquez). Para Guardiola esto resulta esencial. Hay que jugar al toque y no podemos rifar la pelota. Así, el once blaugrana consigue echar el campo hacia el marco contrario y, asimismo, ganar en posicionamiento defensivo.

Esto se entiende mejor si partimos de la base de que el Barça tiene dos líneas claras de juego: 5 – 5. Por un lado, los cuatro defensas y el pivote defensivo (más Valdés, no van a jugar sin portero). Por otro, los dos centrocampistas de creación y los tres atacantes. A la hora del ataque sólo se suma el pivote defensivo y llegan seis al área contrario; junto a los carrileros (sobre todo Alves) cuando se incorporan para hacer el campo más ancho. A la hora de denfender, se mantienen los cinco más, habitualmente, los dos centrocampistas y algún extremo. Por lo tanto, ocho personas para cerrar las líneas. Esto con Rijkaard no ocurría. Así, el balance, en ambos casos, es casi perfecto.

xaviGuaridola ha rescatado la idea de la Premier: hacer el espacio mucho más estrecho para ahogar a sus rivales en la presión. Si juegas adelante, el campo se reduce y, por consiguiente, es más fácil perder el balón. Eto’o ha vuelto a ser el de siempre. Inicia la presión en área contraria apretando a los defensas. A esto se le suman tanto Henry o Iniesta y Messi. En caso de que la salida sea por el medio, los extremos se repliegan y Xavi y Keita, Busquets o Touré ayudan al de Terrasa. En definitiva, la concepción está clara. No replegarse sino estirar el once hacia campo rival. El pero de esta idea es que, cuando no estén finos, las contras pueden ser matadoras. Todavía no ha ocurrido y esperemos que se mantenga igual.

En ataque, qué decir. 34 goles en 10 jornadas de liga. A lo que hay que sumarle la Champions y la Copa del Rey. Son cifras increíbles y que no necesitan mucho comentario. Al retomar el concepto de amplitud y desborde han conseguido la magia que tuvieran hace tres o cuatro temporadas. El balón circula rapídisimo, de un lado a otro y siempre con continuidad; evidentemente, Xavi Hernández tiene mucha culpa de que esto sea así. En ningún momento hay una excesiva ralentización del juego; como ocurría con Ronaldinho en los últimos años.

Por último, Guardiola ha conseguido crear un bloque que cree en sí mismo y en el que todos los futbolistas se sienten importantes. Además, su conocimiento del filial le ha permitido traer jugadores al primer equipo que dotan al Barça de más profundidad y de savia nueva (como Busquets o Pedro). Está claro que en algún momento bajarán el pistón y perderán encuentros. Todavía no ha ocurrido y esperemos que tarde en llegar. Como aficionado al fútbol, me gusta ver espectáculo y buenos encuentros. Esto, actualmente, el Barcelona lo ofrece (qué pena que el Camp Nou no esté lleno todos los días).

P.D. El expreso de Irún pasó de largo en Madrid. Malos tiempos en el coliseo de la Castellana (y más sin Van Nistelrooy).

Vuelve ‘la elástica’ y vuelve el fútbol


Después de mis minivacaciones por Praga y Viena (ciudades que recomiendo visitar) vuelvo con energías renovadas y con mucha hambre de fútbol. Gracias a los Juegos Olímpicos y a la previa de la Champions, no se echa tanto de menos el balompié como otros veranos, pero todos los aficionados estábamos deseando que volviese el fútbol de alta competición.

Y ya lo ha hecho. El pasado fin de semana se abrió el telón en Francia con una Ligue 1 más abierta que otros años. El Lyon, campeón de las últimas siete ediciones, se ha reforzado con gente joven, como el portero Lloris al que también quería el Milan, pero sobre todo con la experiencia que le aportarán Makoun, Mensah o Piquionne y además ha conseguido retener (de momento) a Benzema. Pero ha perdido a jugadores clave o que al menos estaban llamados a serlo. El portero y capitán Coupet ha llegado al Manzanares y Squilacci reforzará al Sevilla de Jiménez. Además, el talentoso Ben Arfa ha dejado el club lyones para recalar en el Olympique de Marsella, donde será el relevo de Nasri, que se ha marchado al Arsenal. A pesar de todo, el Lyon comenzó arrasando al Tolouse 3-0.

Las alternativas al Lyon deberían ser, además del Marsella, el Girondins y el PSG. Los de Burdeos le han ganado la Supercopa a los de Gérland, y cuentan con gente muy interesante arriba como Chamakh, Gouffran, Gourcuff, un renacido Cavenaghi y los jovencísimos Saivet y Obertan. Los de la capital, por su parte, han fichado a Makelele, Giuly y el joven del Liverpool David N’Gog.

Por otro lado, ayer empezó la Bundesliga con un interesante Bayern de Munich-Hamburgo. Los pupilos que ahora dirige Jurgen Klinsmann, apenas han renovado su plantilla, echaron mucho de menos a jugadores clave que eran baja por lesión, como Toni o Demichelis y dejaron escapar una cómoda ventaja de 2-0 para que el Hamburgo lograse empatar gracias a un cabezazo de Guerrero y un penalti que transformó Trochowski.

Por último, acaba de empezar la Premier League y aunque el mejor análisis lo podéis encontrar en el blog de Jorge, Welcome to the Football, si os digo que el Arsenal ha empezado ganando al West Brom y que Nasri ya ha hecho de las suyas marcando el gol de los gunners. Aunque no haya habido fichajes de relumbrón, la liga inglesa va a ser apasionante. Veremos si el Tottenham es capaz de convertirse en la alternativa a los cuatro grandes. De la mano de Modric y Bentley, y dirigidos por Juande, pueden hacer grandes cosas.

También tengo ganas de ver al resucitado Chelsea de Scolari, con Deco y Lampard haciendo pareja en el mediocampo. El Liverpool ha vendido a Crouch y se ha reforzado con Robbie Keane y los de Rafa Benítez deberán superar en esta temporada su asignatura pendiente, la regularidad en la Premier. El Manchester United deberá sobreponerse a la baja por lesión de Cristiano, y a su falta de motivación pero tiene un equipo más que capacitado para repetir los triunfos de año pasado.

Y por último el Arsenal de Wenger, que sin Flamini que se salió el año pasado, ni Gilberto Silva, le dará los galones de acompañante de Cesc al brasileño Denilson ¿podrá aguantar la presión?. Yo pienso que sí y de momento, ha empezado dando una asistencia.

PD: Usain Bolt es sobrenatural

La Euro 2008, una sorpresa agradable


A pesar de los exámenes, me ha dado tiempo a ver todos los partidos de la que dicen ha sido la mejor Eurocopa de toda la historia. Yo no lo sé, porque solamente recuerdo algo de la del 96′, la del 2000 y la de Portugal.

De las que yo he visto, sí ha sido la mejor. No sólo por la alegría del título español, sino porque ha triunfado el fútbol. Después de la victoria de Grecia en Junio de 2004, y del ‘decepcionante’ mundial de Alemania hace dos años, el fútbol de selecciones iba cuesta abajo, sin embargo, con este torneo ha renacido con muchísma fuerza.

Me encantó Portugal en el primer partido, con Pepe en plan estelar, con Moutinho sobresaliente, y sobre todo con un Deco sobrenatural, que se erigió en el general del medio campo, pero nuestros vecinos se fueron apagando poco a poco hasta sucumbir frente a los alemanes en cuartos de final.

Me decepcionaron los suizos, en los que solo dejó algún detalle el mediocampista Inler, y sobre todo Francia, que no ha sido capaz de asimilar el cambio generacional, y sigue confiando ciegamente en un Henry que no es ni la sombra de lo que fue en el Arsenal. Hace unos días se ha confirmado que Domenech va a seguir hasta el Mundial 2010, yo creo que el cargo le ha sobrepasado y que desde que asumió esta responsabilidad, el fútbol de les bleus ha caído muchos enteros.

Italia me pareció una selección desaprovechada. Donadoni no se ha hecho con el grupo, y ha sacrificado el talento en favor del trabajo en la línea medular. Personalmente pienso que un mediocampista destructor como Gattuso da equilibrio al equipo, pero solamente uno. La entrada de Ambrosini en el equipo era innecesaria y otras alternativas como De Rossi, Aquilani o Camoranesi hubiesen sido mucho más interesantes. Arriba me gustó mucho Di Natale, eléctrico, vertical y móvil, y Toni, a pesar de no haber marcado, me dejó una grata impresión. Es cierto que es muy tosco y fuera del área es casi un estorbo para su propio equipo, pero lucha todos los balones y da una sensación de peligro consatnte cuando llega al área rival.

Me gustaron los croatas, que fueron creciendo a medida que avanzaba el campeonato, con un gran Modric como director de orquesta, con Srna llegando y con Rakitic y Kranjcar aportando clase. Además, su pareja de centrales, que era a priori una de las más flojas del campeonato, estuvo a un nivel notable y sólo fueron eliminados en los penaltis de cuartos de final en la lotería de los penaltis.

Sobresaliente ha sido la actuación de los rusos y los turcos. Los ex-soviéticos se sobrepusieron a la baja de Arshavin en los dos primeros partidos y a la de Pogrebnyak que se lesionó antes de comenzar la Euro e hicieron un fantástico torneo. El gran público ha descubierto a Pavlyuchenko, Zyryanov o Zhirkov; y Arshavin ha explotado definitivamente como un jugador de primer nivel, lástima que tenga ya 27 años.

Lo de los turcos es un milagro. La mayoría de sus jugadores juegan en la liga turca, y nos pueden sonar los del Fenerbahçe porque eliminaron al Sevilla de la Champions, y sobre todo Nihat Kahveçi, que ha estado a un gran nivel este año con el Villarreal. Ojo con Arda Turan, que es un mediapunta joven muy interesante que se puede desenvolver por el centro y por los dos costados. Los hombres de Fatih Terim han demostrado que sin ninguna estrella rutilante pero con mucho corazón, se puede llegar a estar entre los mejores equipos del continente.

Alemania fue fiel a casi todos los tópicos que le han perseguido durante toda la historia. Mucha fuerza en el medio del campo y poca creatividad, salvando algunos detalles de Ballack. Borowski que debería poner algo de claridad, estuvo practicamente inédito. Centrales altos y corpulentos, con dificultad para sacar el balón jugado desde atrás y mucho peligro en las jugadas a balón parado. Con estas armas y un fantástico partido en los cuartos de final ante Portugal, los teutones se plantaron en la final, pero la tónica general del juego alemán fue como su clima y como su carácter, gris.

Y luego está España, que dejando a un lado el patrioterismo barato, creo que ha sido superior a todas las selecciones.

Os dejo una de las canciones oficiales de la Eurocopa, de Shaggy que es un crack

PD: Os extrañará que publique hoy un análisis de la Eurocopa, pero como soy un desastre, se me olvidó publicar la entrada en su día, y ahora me la he encontrado por ahí.

Portugal, a casa en cuartos


Lo tenían casi todo, una defensa muy sólida con Carvalho y Pepe (sí, Pepe, en serio) como estiletes, un centro del campo con muchísima imaginación, con un Deco sobresaliente, con Joao Moutinho explotando en una gran competición, probablemente tenían las mejores bandas del campeonato y encima habían enamorado al personal en los dos primeros partidos.

Sin embargo, Portugal está eliminada. ¿Por qué?. En mi opinión hay tres razones fundamentales. La primera es que los portugueses se enfrentaron en cuartos de final a Alemania. Una Alemania efectiva y sólida que de la mano de Ballack y Schwenisteiger, cada vez está más cerca de hacer realidad la frase pronunciada por el gran Gary Lineker (el futbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania).

La segunda razón es que a nuestros vecinos les faltan dos piezas clave en el esquema de todo equipo campeón: el portero y el delantero centro. Ricardo ha estado lamentable durante todo el campeonato, y los balones por alto han sido su mayor punto débil. Ayer salió tarde y mal en dos de los goles germanos y de ello se aprovecharon Ballack y Klose, que sentenciaron al equipo de Scolari. Además, Portugal tiene una grave carencia en la posición de ‘9’. A pesar de haber marcado en el partido de ayer, ni Nuno Gomes, ni Hélder Postiga tienen el nivel suficiente para ser titulares en una selección que aspira a lo más alto.

La tercera de las razones es quizá la más preocupante, y se llama Cristiano Ronaldo. El crack del Real Madrid Manchester United, cada vez juega más para la galería. Ha estado muy apagado durante toda la Euro y parece haber olvidado todo el juego que le ha llevado a ser considerado el mejor jugador del mundo, bota de oro europea y campeón la Champions. Ayer quiso hacer la guerra por su cuenta, se olvidó de que donde de verdad crea peligro es en la banda y se empeñó en llegar por el centro, donde chocaba una y otra vez con la muralla teutona.

Como notas positivas hay que destacar el descaro de Nani, y su jugada del segundo gol, así como la insultante juventud de jugadores que ya son estrellas o que lo van a ser en un futuro cercano. Hay nombres consagrados como Cristiano, Deco o Carvalho, pero detrás hay una generación de jóvenes más que interesante, Veloso, Moutinho, Nani, Bosingwa… aunque estén eliminados de esta Eurocopa, habrá que seguirles de cerca.

PD: Qué difícil es estudiar con la Eurocopa