Archivo de la etiqueta: anderson

La personalidad del campeón


[Por Anuar Marrero]

Si a los hechos nos remitimos, lo cierto es que el mejor equipo del mundo hoy por hoy es el Manchester United. Es el actual campeón de las dos competiciones mas exigentes del mundo (Premier y Champions) y tiene serias opciones de revalidar ambos títulos. Cierto es que su estilo no es tan vistoso demoledor y contundente como el del Barça, pero no es menos cierto que en los momentos cruciales no suele fallar. Saca la personalidad y la seguridad arrolladora de un bloque acostumbrado a ser campeón. Y eso es lo que ha pasado esta noche frente al Arsenal. Estos partidos son complicados de comentar por la sencillez de su diagnóstico. Simplemente hubo un equipo superior a otro, porque básicamente lo es. El Manchester tiene más nivel que un Arsenal, que, como no podía ser de otra manera, ha notado las bajas en defensa.

En los primeros compases daba la sensación de que el partido acabaría peor para los de Wenger. El United salió arrollador, con la actitud propia de un campeón. Los gunners, inseguros en defensa, no conseguían conectar ese juego de toque tan característico. La iniciativa la tenían los locales que se adelantaron en el minuto 17 por mediación de O’Shea, uno de esos jugadores comodín que tan bien sientan en cualquier plantilla. Y sinceramente a partir de aquí el guión fue el mismo. Balón para los red devils, que con la ventaja moderaron un poco el ritmo de su ataque, conscientes de que los de Londres se estirarían un poco. Pero no fue así. Fábregas no pudo solo con la fortaleza del trivote formado por Carrick, Fletcher y Anderson. No consiguió enlazar con un Adebayor aislado en la punta de ataque.

almunia-manchester-arsenal1

En la segunda parte, el Manchester contemporizó, y del ataque casi avasallador, pasó al dominio sosegado de la pelota. Más por inercia que por convicción el Arsenal se estiró, pero se vio a un equipo romo, poco convencido de sus opciones. Y aun así, Almunia (es increíble lo que puede llegar a ser un jugador con confianza) siguió siendo decisivo. Almunia y el larguero que rechazó un tiro estratosférico de Ronaldo (cada día se esconde menos en las citas importantes) desde más de treinta metros. Algo intentaría con los cambios Wenger. Pero el francés parecía consciente de que el 1-0 era a la postre un mal menor, un resultado que dejaba la vuelta lo suficientemente abierta, como para seguir creyendo en las posibilidades de un bloque que ya ha hecho muchísimo estando en semifinales.

He de reconocer que estoy algo triste. No me gustan las certezas en el fútbol. Y el partido de hoy ha sido una certeza. La de un equipo que se sabe superior y lo demuestra. Y la de otro que sabe que a poco más puede aspirar. En cualquier caso no ha sido un buen partido, en el que el Arsenal al menos ha tenido presencia y no ha renunciado a nada. Si no tuvo más presencia en ataque fue porque el balón, el campo y el ritmo fueron los del Manchester. Aún así, en el Emirates, el Arsenal será un equipo con muy poco que perder y demasiado que ganar. Y quizás sea dentro de una semana cuando se imponga la ilusión del aspirante frente a la personalidad del campeón.

Anuncios

El Madrid gana sin brillo y el Villarreal arranca un punto de oro en Old Trafford


Después de analizar a Atlético y Barcelona que jugaron y ganaron el martes, vamos con los equipos españoles del miércoles, Real Madrid y Villarreal.

Real Madrid 2-0 BATE Borisov

Partido sin historia en el Bernabéu. Los bielorrusos son el equipo más modesto de esta Champions, y su presupuesto es cuatro veces menor que lo que cobra cada año un jugador como Raúl, por ejemplo. Es decir, cerca de 1,5 millones de euros.

Con estas armas, no podían plantarle demasiada cara a los blancos, bastante hicieron con ser un equipo noble, que no hizo demasiadas faltas, y hay que alabarles que en vez de limitarse a estar encerrados en su área, intentasen adelantar la defensa para ‘presionar’ a los de Schuster.

El Madrid jugó a medio gas y aún así dispuso de muchas oportunidades de gol. El primer tanto llegó pronto, en el minuto 11, cuando Guti recibió el balón tras un saque de esquina y se inventó un pase maravilloso que eliminó a cuatro defensas y que dejó a Ramos en franquía para que batiese al portero bielorruso de fuerte disparo. 1-0 y partido sentenciado.

En el minuto 34 llegó la desafortunada lesión de Gago que tuvo que retirarse por problemas musculares y se prevé que esté de baja cerca de dos semanas. La noticia del partido se produjo en los minutos finales del primer acto. Como el segundo gol del Madrid no llegaba, los bielorrusos realizaron tímidos acercamientos al área de Casillas. Esta circunstancia acabó con la paciencia de algunos aficionados, que silbaron a los blancos al descanso debido a su excesiva relajación.

A los 9 minutos del segundo tiempo el Real Madrid aumentó su ventaja en una jugada plagada de rebotes. Raúl disparó a puerta y el portero bielorruso se estiró para despejar el balón, con tan mala fortuna que su rechace pegó en un defensa y cuando el balón se colaba en la red, llegó Van Nistelrooy para remacharlo. Por si acaso.

De ahí al final hubo poco. La expulsión del bielorruso Khagush y un par de tiros de Ramos y Van der Vaart.

Desde aquí, sólo queda felicitar al BATE por su heróica clasificación y alabar el encomiable esfuerzo de los pobres bielorrusos, que más parecían un grupo de amigos, que un equipo profesional.

Manchester United 0-0 Villarreal

Este sí era el partido de la jornada. Un teatro de los sueños abarrotado por 76.000 almas recibía al Villarreal en la primera jornada de Champions. Cristiano esperaba en el banco y Berbatov fuera de la convocatoria, pero daba lo mismo, ahí estaban Tévez, Rooney, Nani, Ferdinand o Hargreaves dispuestos a amargar el debut al submarino.

Y en estas llega Pellegrini (entrenador al que admiro), estudioso y metódico, y deja en el banquillo de inicio a Cazorla y Marcos Senna. Otro ataque de entrenador, inexplicable, no había molestias físicas ni cansancio, simplemente decisión técnica. Los amarillos salieron con Eguren y Edmilson en el doble pivote, Pires, Mati Fernández y Cani en la mediapunta y el Guille Franco sólo arriba, pegándose con los centrales.

En vista del resultado, la apuesta salió bien. Los castellonenses se llevaron un punto que sabe a victoria y encarrilaron su clasificación para la siguiente fase. El 0-0 acabó con un récord de 15 victorias seguidas del Manchester en su estadio en la Champions y ante eso no se puede reprochar nada, pero pudo ser peor, mucho peor.

Gonzalo y Godín hicieron un partido enorme, perfecto. El argentino se olvidó de sus maltrechas rodillas y volvió a su mejor versión, y el uruguayo Godín se doctoró en el mejor escenario posible. Aguantaron las embestidas de Tévez, los desmarques de Rooney y las llegadas desde la banda de Nani y Park Ji Sung.

Pero buena parte de ese punto es también gracias a Diego López. El portero gallego estuvo inmenso, y salvo un error en la salida en un saque de esquina al comienzo del encuentro, estuvo muy seguro durante los 90 minutos.

En la primera parte el Villarreal sufrió lo indecible. Los amarillos no tenían el balón y estaban a merced del Manchester. Guille Franco estaba demasiado sólo arriba y Mati Fernández, Cani y Pires no entraban en juego. Eguren y Edmilson no podían frenar a Hargreaves y Fletcher, y las bandas inglesas eran un constante quebradero de cabeza para el equipo español. Park y Nani llegaban muy solos hasta la línea de fondo y trazaban diagonales muy peligrosas, tanto, que el coreano fue derribado claramente por Eguren en dos ocasiones. El árbitro Wolfang Stark, un amigo, no pitó ninguno de los dos penaltis y se llegó al descanso con el 0-0.

En el segundo tiempo, Cazorla modificó el panorama de su equipo y del partido. El asturiano es un jugador diferente, con su entrada cambió la actitud de su equipo, Ángel encontraba un socio en la derecha, Pires y luego Ibagaza, podían trazar paredes.

Fue en esos compases del partido cuando el Villarreal gozó de la ocasión más clara del partido. Una sucesión de paredes y triangulaciones acabó con un centro al área que Guille Franco remató con el tacón. Caprichoso, el destino quiso que el balón se estrellase contra la madera y saliese hacia el meta Van der Sar.

En el minuto 61 Ferguson sacó a toda su artillería. Retiró a Hargreaves para meter a Anderson y a cambió a Park por Cristiano Ronaldo. El portugués fue recibido con vítores por la hinchada de los Red Devils, a pesar de sus escarceos veraniegos con el Real Madrid. Cristiano jugó, y estuvo muy activo en los 29 minutos que permaneció sobre el campo y de un centro suyo llegó la oportunidad más clara de los ingleses, cuando el central Evans, libre de marca, conectó un cabezazo a bocajarro que pegó en la cepa del poste.

Era entonces cuando más encerrado estaba el Villarreal, pero ni con Cristiano pudo el Manchester doblegar al submarino. 0-0 y un punto que sabe a gloria.

PD: Qué de trabajo da la Champions a los autores de los blogs

El ‘Kun’ y Messi se pasean ante Brasil


Antes de nada tengo que decir que me parece ABSOLUTAMENTE VERGONZOSO que RTVE (Radio Televisión Española) a quienes tanto se les llena la boca con que van a dar más de 1000 horas de Juegos Olímpicos en exclusiva, y quienes han anunciado a bombo y platillo el duelo Messi contra Ronaldinho han dado el partido EN DIFERIDO.

Vamos con el partido. Era el duelo en la cumbre, la final anticipada y todos los tópicos que le queráis poner. Era un Brasil-Argentina, y eso se notó para mal. En la primera parte los dos equipos salieron tensos, nerviosos y sin querer correr riesgos debido a lo mucho que se jugaban. Mucho centroocampismo y muchas imprecisiones. Por parte brasileña, Anderson se olvidó de crear fútbol y se pegó como una lapa a Messi, obligando a éste a bajar hasta mediocampo para recibir balones y Diego no estuvo nada acertado durante todo el encuentro.

De los argentinos sólo brilló Di María, muy móvil por el centro y ambas bandas, y provocando varias acciones de peligro y algún destello de Messi. También me gustó Mascherano, un perro de presa fantástico que impidió cualquier atisbo de fantasía de la canarinha y que ha provocado las dos expulsiones brasileñas.

En la segunda parte el partido se activó y para desgracia de Fer y Marc (que le deben haber cogido cariño a la verdeamarela) apareció el ‘Kun’. El delantero del Atlético de Madrid, que había estado casi inédito en el primer tiempo desvió un disparo del jugador del Benfica Di María y cambió la trayectoria del balón despistando al nuevo portero del Valencia Renan, que encajaba su primer gol en estos Juegos Olímpicos. Era el minuto 51 y la albiceleste abría el marcador.

El rumbo del partido pudo cambiar si el latigazo del bético Sóbis hubiese entrado en la portería de Romero, pero el balón se estrelló en el poste. Tan sólo 4 minutos después llegó la sentencia Argentina. De nuevo Agüero remataba a placer un pase de la muerte de Garay, tras una jugada de Messi que caracoleó hasta meterse dentro del área y se la cedió al central del Racing de Santander.

Con el 2-0 llegó el único destello de Ronaldinho, y fue, como no, a balón parado. El milanista estrelló un balón en la madera en un libre directo desde unos 30 metros. En esa misma jugada, su compañero de club y selección, Alexandre Pato marcaba pero su gol era anulado por un claro fuera de juego. Ronaldinho, por cierto, ni está ni se le espera. Se confiaba en una resurrección en estos Juegos pero no se ha producido. El de Portoalegre está lento, apático, desganado, desacertado y falto de ritmo. Tiene solo 28 años pero parece que tuviese 40.

Otro que juega andando, pero sigue siendo clave para su equipo es Riquelme. Él transformó el tercero en un penalti cometido sobre Agüero tras una jugada enorme de Messi. Con el 3-0 los argentinos se sabían finalistas y comenzaron a disfrutar. Bailaron a Brasil y tocaron el balón por todo el campo. Y esto desquició a los brasileños que respondieron con entradas muy violentas. Lucas Leiva y Thiago Neves fueron expulsados y reflejaron la impotencia de la pentacampeona, que salía humillada del clásico.

En la otra semifinal, la sorprendente Nigeria barrió a los belgas por 4-1. Un partido muy entretenido en el que han brillado el jugador del Chievo Verona italiano Victor Obinna (Nsofor en su camiseta) y el mediapunta del Hoffenheim alemán Chinedu Ogbuke (Obasi) que ha marcado dos goles, uno de ellos un misil desde fuera del área.

Aquí os dejo algunos de los goles del Nigeria-Bélgica. El segundo es de Obasi y ojo al de Bélgica, que es espectacular

PD: Y mañana debuta Del Bosque, a ver que tal…

El fútbol en los Juegos Olímpicos. ‘Raro, raro, raro’


Es extraño esto de fútbol olímpico ¿verdad?. Más allá de la polémica de Messi, del TAS, de la FIFA, de Blatter y sus solemnes tonterías, se podría decir que el fútbol está metido dentro de la Olimpiada ‘con calzador’. Digo esto porque es la única competición que ya ha comenzado, incluso antes de que se celebre la ceremonia inaugural; la única que tiene un límite de edad, porque al menos 15 de los 18 jugadores que forman cada plantilla deben ser jugadores sub-23; pero sobre todo, porque un deporte como el fútbol, que es el rey indiscutible en Europa y Sudamérica, pasa a un discreto segundo plano cuando llega el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Este papel secundario del fútbol se acentúa más cuando te enteras de que los Juegos ni siquiera están dentro del calendario de competiciones oficiales de la FIFA. Y por este motivo, y según la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) los clubes no tienen la obligación de ceder a sus jugadores. Así, esto se convierte en una locura, con casos de ‘fuga’ sin autorización de los clubes como hicieron los brasileños Rafinha y Diego o con despropósitos como el de Messi, que después de haber hecho el viaje hasta Shanghai donde estaba concentrada Argentina, resultó que debía volver a España para jugar la previa de la Champions con el Barcelona. Al final ha imperdado la cordura y el club catalán ha accedido a que Messi defienda a la albiceleste en los Juegos.

Y vaya si lo ha hecho, en el debut argentino ante Costa de Marfil, ‘la pulga’ ha abierto el marcador para su equipo con una gran definición tras un espectacular pase de Riquelme, y le ha dado el segundo gol al sevillista de nuevo cuño Lautaro Acosta, cuando el partido ya agonizaba y los marfileños creían tener un punto en su mano gracias al empate que había conseguido Cissé.

A pesar de esta victoria, Argentina ha estado gris, con Agüero desaparecido, sin frescura arriba, con falta de entendimiento evidente entre los medios centros Gago y Mascherano y con una actuación lamentable del espanyolista Zabaleta, hasta ahora siempre cumplidor.

Brasil también ha ganado, pero sufriendo. Bélgica, con una generación muy interesante de jovenes promesas ha puesto en aprietos a una ‘canarinha’ que ha debutado con toda su artillería pesada. Pero los Ronaldinho, Diego, Pato, Ánderson y compañía fueron incapaces de inquietar la portería belga hasta que el árbitro le mostró una dudosa segunda tarjeta amarilla al central Kompany. Además tuvo que ser Hernanes quien perforase la portería de Bailly en el minuto 80.

La que sí convenció fue Italia, que goleó a Honduras 3-0, y aunque dos de los goles fueron de penalti, y los hondureños fallaron otra pena máxima, a los italianos se les vio muy activos arriba, con un gran Giovinco, con destellos de Giuseppe Rossi y con Acquafresca en un gran momento de forma.

PD: Como veis, aunque sea un fútbol raro, también es muy divertido y siempre se descubren nuevos talentos.