Archivo de la etiqueta: nasri

La contundencia de un equipo histórico


[Por Anuar Marrero]

La semana pasada comentaba tras el partido de ida que era complicado hacer una crónica de un partido con un diagnóstico tan claro. Hubo un equipo mejor que lo demostró. Esta semana me encuentro ante el mismo problema pero por razones diferentes. Comenzó el partido. Alineación ofensiva del Arsenal. Un sólo pivote defensivo (Song), y por delante de Fábregas, Van Persie, Walcott, Nasri y Adebayor. En otras palabras, todo el arsenal (valga el juego de palabras) ofensivo de Wenger.

El United en contra mostraba su cara conservadora (la habitual en los partidos como visitante en Champions) e incluía a Park tapando su banda, a Rooney caído a la otra y a Ronaldo como referencia arriba, amén del trivote Anderson, Fletcher, Carrick.

Con estos mimbres el inicio no podía ser de otra manera. Creíamos que nos esperaba un partido trepidante, ofensivo y de ida y vuelta. La afición del Emirates entregada, el Arsenal al ataque y el Manchester agazapado, en posición defensiva, esperando el momento de lanzar el zarpazo. Y el momento llegó demasiado pronto. En el minuto 7′ Ronaldo avanzó por la izquierda, pone un centro raso, el lateral Gibbs en su intento por llegar al balón resbala y deja sólo a Park con Almunia vendido. Aún así no decae el ánimo. Tres goles, la heroica.

Pero apenas sin tiempo para asimilar la nueva situación, se produce una falta sobre Cristiano a la derecha de la frontal. El crack portugués se perfila y la coloca ajustada al palo. Tocado y hundido.

ronaldosemifinalanuar

Eliminatoria resuelta. Demasiado castigo para un Arsenal que no tuvo tiempo ni para ilusionarse. A partir de aquí sólo anécdotas. Otro gol de Cristiano en un contraataque perfecto. Un penalti innecesario y clamoroso de Fletcher que le costó la expulsión. Entiendo que es una baja sensible por su papel en el equipo, aunque siempre me haya parecido, como decimos en Canarias un ‘jodío paquete’. Van Persie transforma el penalti. Como el partido no ha dado para mucho más, pasemos a analizar algunas conclusiones que se pueden extraer de la eliminatoria.

1. Cristiano Ronaldo. Dos goles y una asistencia en el partido. El gol decisivo en la vuelta de cuartos contra el Oporto. El gol de cabeza en la final del año pasado. Parece que una vez alcanzada la plenitud en su juego, está empezando a dominar otros aspectos fundamentales, como aparecer en el momento adecuado. Esta es la clave para que un crack sea recordado en la historia del fútbol o no. Que aparezca cuando se le requiere. Si consigue dominar eso, estamos ante un jugador de leyenda.

2. El mérito del Arsen(e)al. El Arsenal de Arsène. Ese equipo construido sobre la juventud, la ilusión, la confianza y el gusto por el juego de toque y ofensivo. Ese equipo que pese a bajas y contratiempos ha conseguido de nuevo la plaza de Champions en su liga y se ha colocado entre los cuatro mejores equipos de Europa. Ese equipo veinteañero que se codea con los grandes. Si mantienen la estructura, los títulos volverán.

3. Sir Alex. Aunque su carácter no le ayude a hacer amigos, futbolísticamente no se puede discutir la valía de este genio de los banquillos. Su capacidad para reconstruir otra vez el Manchester, para volver a llevarlo a la cima. El United no se entiende sin él.

4. La flexibilidad de los ‘red devils’. Tener un estilo y mantenerlo a ultranza es meritorio. Pero igual de meritorio es tener la capacidad para ser dominador cuando el partido lo requiere, contundente cuando lo necesita, rácano (incluso) cuando no queda otro remedio. Ojalá y en la final veamos esa personalidad contundente y ofensiva del campeón.

5. La posibilidad de marcar un hito en la historia del fútbol. Desde que la Copa de Europa se juega en formato Champions League, ningún equipo ha conseguido dos títulos de manera consecutiva. El Manchester United puede hacerlo. Y si a eso le suma la Premier League, el mundial de clubes y la F.A. Cup estamos realmente ante un equipo histórico. Por desgracia para ellos el juego del Barça está eclipsando en parte su gesta.

Anuncios

La personalidad del campeón


[Por Anuar Marrero]

Si a los hechos nos remitimos, lo cierto es que el mejor equipo del mundo hoy por hoy es el Manchester United. Es el actual campeón de las dos competiciones mas exigentes del mundo (Premier y Champions) y tiene serias opciones de revalidar ambos títulos. Cierto es que su estilo no es tan vistoso demoledor y contundente como el del Barça, pero no es menos cierto que en los momentos cruciales no suele fallar. Saca la personalidad y la seguridad arrolladora de un bloque acostumbrado a ser campeón. Y eso es lo que ha pasado esta noche frente al Arsenal. Estos partidos son complicados de comentar por la sencillez de su diagnóstico. Simplemente hubo un equipo superior a otro, porque básicamente lo es. El Manchester tiene más nivel que un Arsenal, que, como no podía ser de otra manera, ha notado las bajas en defensa.

En los primeros compases daba la sensación de que el partido acabaría peor para los de Wenger. El United salió arrollador, con la actitud propia de un campeón. Los gunners, inseguros en defensa, no conseguían conectar ese juego de toque tan característico. La iniciativa la tenían los locales que se adelantaron en el minuto 17 por mediación de O’Shea, uno de esos jugadores comodín que tan bien sientan en cualquier plantilla. Y sinceramente a partir de aquí el guión fue el mismo. Balón para los red devils, que con la ventaja moderaron un poco el ritmo de su ataque, conscientes de que los de Londres se estirarían un poco. Pero no fue así. Fábregas no pudo solo con la fortaleza del trivote formado por Carrick, Fletcher y Anderson. No consiguió enlazar con un Adebayor aislado en la punta de ataque.

almunia-manchester-arsenal1

En la segunda parte, el Manchester contemporizó, y del ataque casi avasallador, pasó al dominio sosegado de la pelota. Más por inercia que por convicción el Arsenal se estiró, pero se vio a un equipo romo, poco convencido de sus opciones. Y aun así, Almunia (es increíble lo que puede llegar a ser un jugador con confianza) siguió siendo decisivo. Almunia y el larguero que rechazó un tiro estratosférico de Ronaldo (cada día se esconde menos en las citas importantes) desde más de treinta metros. Algo intentaría con los cambios Wenger. Pero el francés parecía consciente de que el 1-0 era a la postre un mal menor, un resultado que dejaba la vuelta lo suficientemente abierta, como para seguir creyendo en las posibilidades de un bloque que ya ha hecho muchísimo estando en semifinales.

He de reconocer que estoy algo triste. No me gustan las certezas en el fútbol. Y el partido de hoy ha sido una certeza. La de un equipo que se sabe superior y lo demuestra. Y la de otro que sabe que a poco más puede aspirar. En cualquier caso no ha sido un buen partido, en el que el Arsenal al menos ha tenido presencia y no ha renunciado a nada. Si no tuvo más presencia en ataque fue porque el balón, el campo y el ritmo fueron los del Manchester. Aún así, en el Emirates, el Arsenal será un equipo con muy poco que perder y demasiado que ganar. Y quizás sea dentro de una semana cuando se imponga la ilusión del aspirante frente a la personalidad del campeón.

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Un matrimonio perfecto


[Por Anuar Marrero]

Durante la última semana, en la que he podido disfrutar de varios partidos de fútbol, se me han venido múltiples temas para escribir una entrada. Sobre Rafa Benítez y sus resquicios de ‘amarrategui’ propios de equipo medio-bajo, sobre la nueva andadura de Mido en el Wigan (¡qué gran jugador sería se utilizase la cabeza para algo más que para rematar!) y el excelente nivel técnico del (desconocido) fútbol egipcio, o sobre como se hace un ‘Expediente X’ de la situación del Atlético de Madrid, consecuencia de una evidente carencia en la faceta de organización y creación del juego.

Pero de todos los temas posibles hay uno que no podía pasar por alto bajo ningún concepto. El mejor fichaje de invierno del que tengo recuerdo, y probablemente el mejor que se hará en muchos años. La unión entre uno de mis equipos predilectos (cada día soy un poco más del Arsenal y un poco menos del Madrid) y uno de los jugadores más exquisitos de los que juegan en la actualidad. Un matrimonio destinado a vivir años de felicidad y a concebir muchos frutos en forma de juego y títulos. El fichaje de Arshavin por el Arsenal.

arshavin-arsenal-grandeEs probable que muchos tengan aún dudas sobre la calidad de Arshavin. Que si juega en una liga menor, que no ha demostrado aún nada en un grande etc. Además la ignorancia de la prensa deportiva española en lo que a fútbol internacional se refiere, así como el chovinismo imperante a la hora de valorar a los futbolistas, hacen que se mire con desconfianza a este delantero (o extremo, según se mire) venido de las frías y bellas tierras de San Petersburgo. Pero no nos engañemos, Arshavin es un jugador colosal, completo, desequilibrante, imaginativo, que ha demostrado cuanto ha podido hasta la actualidad.

Fue campeón de la UEFA y de la Supercopa con un Zenit que maravilló con su juego. Y con todos los focos encima, en la Eurocopa, hizo un papel espectacular, en una selección rusa que hizo junto con España y Holanda el mejor fútbol de la competición. Aquel que tenga dudas sobre la calidad de Andrei, le invitó a que pase unas formidables dos horas presenciando el Holanda-Rusia de la Eurocopa, dónde el ruso realizó una de las mejores aportaciones individuales que recuerdo en un partido. Para establecer una comparación (odiosa, pero útil) con un jugador de la liga española, el jugador al que más se parece es a Silva. ¿Alguien duda de la calidad del canario? Pues en mi opinión Arshavin es aún mejor. Es más decisivo y desequilibrante. Es un crack al que yo situaría en el escalón inmediatamente inferior a los Cristiano Ronaldo, Messi, o Kaká. Y un crack que según leo ficha a precio de jugador medio, algo más de 15 millones de euros. Si tenemos en cuenta los 40 de Robinho (en mi opinión Arshavin es mucho más futbolista que el brasileño) es una auténtica ganga.

Además Arshavin llega al equipo perfecto para desarrollar su juego. Un equipo que rasea el balón, elabora, mueve con velocidad, arshavin-anuarcon dinamismo, juega al ataque y jamás renuncia a su estilo. En estas circunstancias sus cualidades pueden potenciarse. Se me pone la piel de gallina sólo de imaginar un equipo con el ruso, Fábregas, Van Persie, Nasri, Walcott, Rosicky (si algún día se recupera). No exagero cuando digo que me estoy planteando irme una temporadita a Londres y hacerme abonado de los gunners. Si las lesiones respetan a este equipo, no les quepa duda de que la temporada que viene volveremos a ver a aquel equipo excelso de la temporada pasada, que jugaba un fútbol exquisito y de salón, que tocaba con velocidad y criterio ante la impotencia de los rivales.

Y para acabar debo confesarles que el fichaje me deja un regusto amargo. Ver cómo el Real Madrid presenta a Faubert, mientras el Arsenal ficha a Arshavin el suficiente para medrar en el ya maltrecho ánimo de cualquier madridista. Pensar que el Madrid podría haber tenido a un futbolista de la calidad del ruso por unos 20 millones me reafirma en mi opinión de que mi buen amigo Antoñete (responsable de este magnífico blog) y yo llevaríamos la dirección deportiva del club de Chamartín bastante mejor que Mijatovic, Portugal y el resto de acólitos de ese desastre que ha sido Calderón.

PD: La primera foto, de la web del Arsenal y la segunda, de Reuters.

Para disfrutar, os dejo un pequeño resumen del Rusia-Holanda de la Eurocopa, para que veáis lo que hizo el angelito.

Bye Bye Fabregas


Los peores presagios se han acabado de confirmar, Cesc Fábregas estará cuatro meses de baja por una rotura del ligamento lateral de su rodilla derecha. ¿Qué significa esto?. Pues muchas cosas: la primera, que la Premier League pierde a uno de sus mejores jugadores, a uno de esos pocos cracks que hacen que merezca la pena pagar una entrada para ir al estadio. La segunda, que la selección española se queda sin uno de sus mejores mediocentros, aunque no haya alcanzado la titularidad indiscutible debido a la gran competencia existente en su puesto. Y la tercera y quizá más importante, que el Arsenal pierde a su estrella.

Y digo bien, a su estrella, porque por muchos goles que puedan marcar Van Persie y Adebayor, por mucho que prometa Nasri, por mucho que Sagna sea el dueño de la banda derecha… Cesc es la estrella indiscutible de este ‘baby Arsenal‘ de Arsène Wenger.

cesclesionPorque a sus 21 años ya es capitán del equipo (con la responsabilidad que eso supone en un equipo inglés), porque es el ‘alter ego‘ del técnico sobre el césped, porque ordena y manda, porque todos los balones pasan por él, porque distribuye en corto y en largo, porque hace mejores a los que juegan a su lado (véase Denilson), porque le salen pases imposibles, porque pone la pausa y acelera el ritmo cuando más le conviene a su equipo y así podríamos seguir hasta llenar diez o doce páginas como esta.

Y si todas las lesiones son inoportunas, esta lo es más si cabe porque llega en un momento crítico para los gunners. Son el peor Arsenal de los últimos años, por juego y por resultados. Ahora mismo son quintos en la Premier League, por detrás de los otros tres grandes y de un imparable Aston Villa que dirigido por el gran Martin O’Neill y de la mano de Ashley Young y Agbonlahor, se ha afianzado en los puestos que dan derecho a jugar la Champions el próximo año.

Además, su juego no encandila como lo hiciese antaño. La velocidad en los toques, el vertiginoso movimiento de balón, la verticalidad por el centro y las bandas y el acoso al que sometían a la mayoría de sus rivales, ha dejado paso a un juego ramplón, plano y casi aburrido, que sólo se ve iluminado cuando aparecen sus jugadores ‘consagrados’ como Adebayor o Van Persie.

Y por si esto fuese poco, en los últimos tiempos se ha cuestionado al gran Arsène, porque su equipo es demasiado joven e inexperto para afrontar las grandes competiciones, y también porque en la confección de la plantilla no hay ningún sustituto natural de Cesc. Ni Alex Song, ni Diaby, ni Denilson son jugadores comparables al catalán, no sólo porque su rol en el campo es diferente, sino también porque no le llegan a la suela de su zapato. Ramsey tiene más talento que los anteriores, pero es muy joven, acaba de llegar y no está preparado para este reto.

Y con estas, mañana a las 18:15, dentro del ‘Boxing Day’ un Aston Villa-Arsenal que puede dejar a los de Londres sin apenas opciones de entrar en la Champions League.

PD: Feliz Navidad y felices fiestas a tod@s y cómo mola eso de que haya fútbol oficial en estas fechas

Vuelve ‘la elástica’ y vuelve el fútbol


Después de mis minivacaciones por Praga y Viena (ciudades que recomiendo visitar) vuelvo con energías renovadas y con mucha hambre de fútbol. Gracias a los Juegos Olímpicos y a la previa de la Champions, no se echa tanto de menos el balompié como otros veranos, pero todos los aficionados estábamos deseando que volviese el fútbol de alta competición.

Y ya lo ha hecho. El pasado fin de semana se abrió el telón en Francia con una Ligue 1 más abierta que otros años. El Lyon, campeón de las últimas siete ediciones, se ha reforzado con gente joven, como el portero Lloris al que también quería el Milan, pero sobre todo con la experiencia que le aportarán Makoun, Mensah o Piquionne y además ha conseguido retener (de momento) a Benzema. Pero ha perdido a jugadores clave o que al menos estaban llamados a serlo. El portero y capitán Coupet ha llegado al Manzanares y Squilacci reforzará al Sevilla de Jiménez. Además, el talentoso Ben Arfa ha dejado el club lyones para recalar en el Olympique de Marsella, donde será el relevo de Nasri, que se ha marchado al Arsenal. A pesar de todo, el Lyon comenzó arrasando al Tolouse 3-0.

Las alternativas al Lyon deberían ser, además del Marsella, el Girondins y el PSG. Los de Burdeos le han ganado la Supercopa a los de Gérland, y cuentan con gente muy interesante arriba como Chamakh, Gouffran, Gourcuff, un renacido Cavenaghi y los jovencísimos Saivet y Obertan. Los de la capital, por su parte, han fichado a Makelele, Giuly y el joven del Liverpool David N’Gog.

Por otro lado, ayer empezó la Bundesliga con un interesante Bayern de Munich-Hamburgo. Los pupilos que ahora dirige Jurgen Klinsmann, apenas han renovado su plantilla, echaron mucho de menos a jugadores clave que eran baja por lesión, como Toni o Demichelis y dejaron escapar una cómoda ventaja de 2-0 para que el Hamburgo lograse empatar gracias a un cabezazo de Guerrero y un penalti que transformó Trochowski.

Por último, acaba de empezar la Premier League y aunque el mejor análisis lo podéis encontrar en el blog de Jorge, Welcome to the Football, si os digo que el Arsenal ha empezado ganando al West Brom y que Nasri ya ha hecho de las suyas marcando el gol de los gunners. Aunque no haya habido fichajes de relumbrón, la liga inglesa va a ser apasionante. Veremos si el Tottenham es capaz de convertirse en la alternativa a los cuatro grandes. De la mano de Modric y Bentley, y dirigidos por Juande, pueden hacer grandes cosas.

También tengo ganas de ver al resucitado Chelsea de Scolari, con Deco y Lampard haciendo pareja en el mediocampo. El Liverpool ha vendido a Crouch y se ha reforzado con Robbie Keane y los de Rafa Benítez deberán superar en esta temporada su asignatura pendiente, la regularidad en la Premier. El Manchester United deberá sobreponerse a la baja por lesión de Cristiano, y a su falta de motivación pero tiene un equipo más que capacitado para repetir los triunfos de año pasado.

Y por último el Arsenal de Wenger, que sin Flamini que se salió el año pasado, ni Gilberto Silva, le dará los galones de acompañante de Cesc al brasileño Denilson ¿podrá aguantar la presión?. Yo pienso que sí y de momento, ha empezado dando una asistencia.

PD: Usain Bolt es sobrenatural