Archivo de la etiqueta: zola

Valverde conquista Grecia


El fútbol es grande, realmente grande. Hace que cosas que no deberían importante lo más mínimo, se conviertan en cuestión de vida o muerte, o algo más importante, que diría el mítico Bill Shankly.

Hace diez años, apenas sabía qué era Upton Park y hoy disfruto como un ‘hammer’ más cada jornada los milagros del maestro Zola. Me cabreo cuando, como este fin de semana, la Juve golea a mi querida Roma, y sufro con la irregular temporada del Werder Bremen de Schaaf.

Supongo que también pasará con otros deportes, y que mi amigo Álvaro sentirá  como suyas las victorias de los Spurs o Fran Fermoso se cabreará con Boozer cada vez que hace un partido lamentable con los Utah Jazz.

En realidad os cuento esto porque gracias al fútbol, el otro día esbocé una sonrisa, por algo que se supone que para alguien como yo debería ser intrascendente. El Olympiacos ha ganado la liga en Grecia.

Diréis, y con razón, que estoy loco, y que a alguien como yo no debería importarle si gana el Olympiacos, el Panathinaikos, el Atromitos o su puta madre. Pero no. El Olympiacos es campeón y me alegro.

valverde-olympiacosMe alegro por Valverde, que es un entrenador milagro, y que apuesta por el juego ofensivo. El ‘txingurri’ ha hecho campeón a los del Pireo a tres jornadas del final superando a sus archirivales del Panathinaikos, que han llegado a octavos de la Champions en un grupo con el Inter y el Werder Bremen. Pero es que además, tiene al equipo en las semifinales de la Copa griega y puede conseguir el doblete.

Además, me alegro por Valverde porque es un currante, que consigue fantásticos resultados, y que quizá no tenga el reconocimiento que se merece. Debutó como entrenador en el Athletic en 2003 y consiguió la proeza de clasificar al equipo para la Copa de la UEFA con un fantástico quinto puesto. Durante la temporada siguiente, las desavenencias con el presidente Lamíkiz le obligaron a renunciar a su cargo a pesar de haber llevado al equipo a semifinales de la Copa del Rey y acabar noveno en Liga.

Tras su marcha, el Athletic no ha levantado cabeza. En la 2005-2006 llegaba Mendilíbar, un entrenador joven y con ambición al que apenas dejaron trabajar y fue sustituido por Clemente a las pocas jornadas de llegar. El Athletic acabó duodécimo. La temporada siguiente con Sarriugarte y Mané, el equipo estuvo a punto de descender y acabó decimoséptimo. El año pasado con Caparrós, las cosas mejoraron y el equipo acabó en mitad de tabla, aunque aún no ha mejorado los registros de Valverde.

Así que volvamos a él, a Valverde. Tras salir del Athletic, estuvo un año sin entrenar. Y en 2006 llegó al Espanyol. De nuevo un milagro. En la Liga, zona tranquila y ese año, la final de la UEFA en Glasgow. Una tremenda decepción tras perder en los penaltis frente al Sevilla, pero un logro histórico para llegar hasta ella.

La pasada temporada de nuevo dejó al Espanyol en mitad de tabla, pero la directiva de Sánchez Llibre decidió su no continuidad para darle los galones al que fue su segundo ‘Tintín’ Márquez. Ahora, el Espanyol vive una situación crítica, en puestos de descenso y con tres inquilinos diferentes en el banquillo.

Mientras tanto, Valverde decidió apostar por la aventura griega y decidió firmar por un Olympiacos con más tradición baloncestística que futbolística pero que es uno de los grandes del fútbol heleno. Y este fin de semana, campeón de la Super Liga.

Y esta Liga ha sido gracias a gente como Diogo, un delantero brasileño, que en breve será una estrella, como el argentino Belluschi que salió de River como estrella y ha comenzado a rendir en Europa, el incombustible Djordjevic, el español Óscar González, ex de Valladolid y Zaragoza o ‘huesitos’ Galletti, con unos registros goleadores nunca vistos hasta ahora.

190808_OSFP_ALXALIL_22.jpgPero yo quería hablaros un jugador por el que me alegro especialmente. Quizás no le conozcáis demasiado, así que servirá como carta de presentación. Es el brasileño Dudú Cearense. Lo vi por primera vez en el Mundial sub-20 de Emiratos Árabes Unidos, (ese en el que la España de Iniesta perdió la final frente a los cariocas con un gol de Fernandinho en los minutos finales) con sus medias blancas subidas hasta las rodillas, recuperando y distribuyendo, pero también marcando goles. Desde ese momento pensé que sería el mediocentro del futuro, y me preguntaba cómo un tipo así podía estar desperdiciándose jugando en la liga de Japón.

Ese verano lo cedieron al Rennes francés y luego llegó el gran traspaso al CSKA de Moscú donde cuajó grandes partidos en 3 años, pero donde también cayó en el olvido para el escaparate internacional.

Este verano llegó al Olympiacos, se hizo indiscutible y este fin de semana marcó el gol de la victoria ante el Panionios. Un gol que vale una liga.

PD: No quiero olvidarme de Kovacevic, que también es campeón, pero es tan grande que se merece un post exclusivo para él solo.

Anuncios

¿Y quién cojones es Faubert?


Esta pregunta que titula el post, con palabrota incluida, seguro que es la que os estáis haciendo desde anoche, los millones de madridistas que pululáis por la blogosfera, y también aquellos aficionados al fútbol que aún no le dáis crédito al último fichaje de Pedja Mijatovic para el Real Madrid.

El caso es que anoche nos fuimos a dormir (o de farra, según se mire) con esta noticia. Sí, el Madrid, todo un Real Madrid, con su elegancia, su señorío y su mensaje de evangelización, acababa de confirmar la cesión por 6 meses de Julien Faubert, del West Ham, por 1,5 millones de euros.

julien_faubertEso nos lleva automáticamente a la pregunta de arriba. Que se responde diciendo que es una medianía. Un jugador que, para mis queridos hammers era un buen elemento de la plantilla, pero que apenas ha jugado desde que Zola llegó al banquillo de Upton Park. Que no es ni mucho menos un jugador referencia en su club, ni por supuesto en la Premier, y que me parece que ni en sus mejores sueños se hubiese imaginado poder jugar en un club como el Real Madrid.

Futbolísticamente, lo primero que hay que saber, es que Faubert no es un extremo sino un interior. Polivalencia, potencia y mucho trabajo son sus mayores virtudes. Un buen disparo desde media distancia y la posibilidad de jugar de lateral, cumpliendo en caso de necesidad, sus cartas de presentación.

Cuando jugaba en el Girondins era una de las promesas del fútbol galo, y después de dos buenas temporadas en Burdeos fue transferido al West Ham por 9 millones de libras, pero a sus 25 años nunca ha acabado de despuntar. Una lesión en el tendón de aquiles frenó su progresión y le dejó 6 meses en el dique seco. Desde entonces no ha sido el mismo. Se ha limitado a cumplir el expediente sin sobresalir en ningún momento.

Ahora llega a un Madrid en crisis, más institucional que de resultados, que necesita equilibrio por su banda derecha. Dicen que lo ha elegido Juande, y habrá que fiarse de su criterio porque suele tener buen ojo. Sin embargo, pienso que ahora mismo un ‘cualquiera’ (con todos los respetos) puede ser el dueño de la banda derecha de Concha Espina.

Las posibles opciones para la banda derecha del Madrid han sido un reflejo de la situación del club, y han ido descendiendo en calidad paralelamente a la pérdida de credibilidad de la institución. Primero se habló de un jugador de clase mundial (Cristiano Ronaldo), luego se trató de contratar a una referencia continental como Ashley Young, como tercera opción se habló de Valencia, que a pesar de no triunfar en Villarreal, se había forjado un nombre en la Premier gracias a su temporada en el Wigan, y al final llega Faubert, un jugador que sólo ha sido internacional una vez (y sólo disputó unos minutos) y que ni siquiera era titular indiscutible en su club. Curioso ¿verdad?.

Una vez leído esto, seguro que os palnteáis la que sería la segunda pregunta de este post. ¿De verdad no había nadie en la cantera capaz de cubrir ese hueco hasta el verano?. En fin, ellos sabrán.

PD: Si Faubert siguiese en los hammers, hubiese jugado esta tarde contra el Arsenal. Se supone que el partido lo retransmitirán esta tarde por La 2 a las 16:00, aunque con la Premier y el ‘ente público’ nunca se sabe. Pero eso es historia para otro post.

Una de banquillos


Los banquillos están teniendo un inusual protagonismo en este principio de temporada. El pasado viernes nos encontramos con unas lamentables (como mínimo) declaraciones del entrenador del Murcia Javier Clemente, en las que según sus propias palabras le hubiese ‘venido muy bien’ que el periodista de la Cadena SER, Manolo Lama,  hubiese muerto en el accidente de tráfico que sufrió hace algunos años.

me hubiese venido, muy bien, ahora yo, Clemente en plan egoísta, que en el año 87′ hubiera palmado

Supongo que ya habréis escuchado las declaraciones del de Barakaldo, pero por si acaso os las dejo en este enlace.

En mi opinión, son injustificables y demuestran muy poca calidad humana. Por mucho que te critique alguien, jamás debes desear su muerte. Algunos intentan defender a Clemente argumentando que el técnico sólo planteaba un supuesto, otros dicen que dijo lo lógico porque desde el Grupo Prisa siempre le ataca. A mí, personalmente, estas palabras me parecen aberrantes.

Mi consejo, que se dedique a entrenar, que su equipo estaba en Primera División la pasada campaña y ahora ocupa el último puesto de la Segunda división.

Seguimos con cosas raras, en el Newcastle dimitió el otro día el mítico Kevin Keegan. El entrenador había comenzado una segunda etapa en el equipo del norte de Inglaterra (al que ya había dirigido entre el 1992 y 1997) en enero del pasado año, sustituyendo a Sam Allardyce. Las urracas hicieron una buena segunda vuelta y acabaron duodécimos. La afición estaba encantada y esta temporada pintaba bien, con fichajes como Coloccini, Jonás Gutiérrez o Danny Guthrie. Plantaron cara al United en la primera jornada pero a partir de ahí vinieron los problemas. Desavenencias con la dirección técnica y el dueño del club, y sobre todo la marcha de Milner al Aston Villa, pieza fundamental en los esquemas de Keegan, desataron la tormenta. El técnico explotó, dimitió y expresó su malestar en un comunicado.

He trabajado desesperadamente con la directivos para encontrar un delantero, pero tristemente no ha sido posible. En mi opinión un manager tiene que tener el derecho a decidir, y los clubes no deberían imponer a ningún manager jugadores no deseados por éste

Desde la marcha del míster, hay manifestaciones de aficionados reclamando su vuelta y el Newcastle sigue sin entrenador. Hubo contactos con Lotina, con Marcelino, con Slaven Bilic, e incluso con Juanma Lillo, pero todos rechazaron al club inglés. Además hoy hemos conocido que el propietario de los Magpies, Mike Ashley ha puesto el club en venta por la seguridad de su familia. En fin, cosas raras.

El tercer entrenador del que quiero hablaros es Gianfranco Zola. El genio sardo ha firmado como técnico del West Ham. No os mentiré, me hace ilusión. Los que me conocéis un poco sabéis que los hammers son mi equipo favorito de la Premier, y que Zola ha sido y es uno de mis jugadores preferidos.

El panorama no es muy halagüeño, el anterior técnico, Alan Curbishley, que había hecho un buen trabajo desde que llegó en Diciembre de 2006, dimitió por diferencias con el dueño islandés del club. La marcha de Ljunberg y sobre todo del central Anton Ferdinand (hermano de Rio y mejor jugador del equipo la pasada campaña) y la ausencia de refuerzos a excepción del suizo Behrami fueron el detonante de esta salida, y Zola, que no tiene experiencia como entrenador a primer nivel ha heredado un equipo con muy trabajador, pero pocos jugadores que aporten calidad. A ver qué tal sale.

El último de los técnicos de los que os quiero hablar en este post es Guardiola. Me preocupa que se le suba el cargo a la cabeza y sobre todo, que le afecte la presión. Empezó muy bien, con buenas sensaciones en la pretemporada y con una holgada victoria ante el Wisla en la Previa de la Champions. Pero desde entonces las cosas no funcionan. Mala imagen en el Gamper frente a Boca, derrota en Cracovia en la vuelta de la Previa; derrota en Soria en la primera jornada de Liga, derrota con el equipo ‘b’ en la Copa Catalunya y empate frente al Rácing el pasado sábado.

Aunque todas las crónicas hablan de un buen partido del Barça, a mi no me convenció. Es cierto que el meta del Racing Toño sacó varias osasiones claras de gol y que los cántabros marcaron en su única llegada a puerta. Pero no vi que el Barça carburase, no se le veía frescura en el juego, y lo más preocupante, se parecía mucho al equipo de los últimos tiempos de Rijkaard.

Lo que menos me gustó de Pep, es que el sábado pasado tuvo un ‘ataque de entrenador’. Iniesta, Bojan y Messi se quedaron en el banco de inicio, Henry se quedó fuera de la convocatoria, Sergio Busquets, Pedrito y Hleb fueron titulares. Yo no le reprocho los cambios, de hecho los chavales fueron lo mejor del equipo, sino que no tenga una idea clara del fútbol que quiere que practique su equipo.

Pero no me hagáis mucho caso, porque Cruyff, para mí uno de los grandes junto con Sacchi y Rinus Michels, dice esto en su artículo de hoy de El Periódico de Catalunya.

el Barça jugó el sábado su mejor partido en muchas temporadas

Podremos estar de acuerdo con Cruyff o no, pero con esa frase se ha olvidado de un plumazo, del equipo que él entrenaba, con Stoichkov, Romario, Koeman, Laudrup y el propio Pep, o del Barça de Rijkaard de 2005 y 2006 que deslumbró a Europa con su toque y su velocidad.

Os dejo un pedazo de vídeo de uno de los mejores jugadores que ha pisado la Premier, Gianfranco Zola, lástima que en su mismo puesto jugase un tal Roberto Baggio.

PD: Y mañana, la Champions