Archivo de la etiqueta: yaya toure

¡¡¡Histórico Triplete!!!!!


[Por Zury]

Histórico y triplete sin duda son dos palabras que hemos escuchado (y que escucharemos) mucho a lo largo de estos días. Pero es que realmente este Barça ha hecho lo que ningún equipo español había conseguido hasta la fecha, ganar Copa, Liga y Champions. Sin duda el giro de timón llevado a cabo por el club ha sido totalmente radical, cambiando el rumbo del equipo en tan solo una temporada.

Como culé y aficionado al fútbol se me acaban los calificativos para este equipo, pero lo que tengo claro es que este año será imborrable para muchos de nosotros. Tras la Copa del Rey y la Liga, se presentaba el más difícil de todos, la Champions. El escenario, una Roma engalanada esperando ver uno de los mayores espectáculos del fútbol mundial y el rival, el mejor, el otro equipo que esta temporada ha conseguido hacerle sombra a un Barça de ensueño, el Manchester United.  Sin duda se esperaba una ardua batalla entre dos grandes gladiadores. Y como en el Antiguo Imperio Romano, sólo podría triunfar uno.

El partido comenzó con un guión extraño para el Barça. No dominaba, no tenía el balón y el Manchester controlaba el partido, con un Cristiano Ronaldo, muy incisivo, llegando en algunas ocasiones a mostrarse ansioso por hacer algo grande.

Pero el que primero asestó fue el Barça. Eto’o hizo gala de ser uno de los mejores delanteros actuales, y rompiendo la sequía goleadora que venía arrastrando, mostró la calidad que atesora. A pase de Andrés Iniesta (otro que se merece un monumento) recibió en carrera, sentó a Vidic y batió a un Van der Sar que poco pudo hacer. El Barcelona puso el uno a cero en el marcador en la primera ocasión que tuvo; muestra de que los equipos grandes no perdonan.

etoo gol champions

A partir de este momento el Barça empezó a sentirse cómodo en el campo, dominando en líneas generales el encuentro, si bien, seguía siendo un partido abierto en el que ambos equipos llegaban con más o menos peligro al área rival. Y así terminó la primera parte.

Tras el descanso siguieron las líneas que se habían marcado en los primeros cuarenta y cinco minutos. El Barça dominaba y aguantaba las acometidas rivales con un Piqué imperial y con un Puyol con quien todavía está soñando Cristiano Ronaldo. Además Touré y Silvinho, que terminaban de formar la defensa “para la ocasión” estuvieron más que solventes a lo largo de todo el partido, dando la sensación de que era un encuentro de pretemporada. Mientras Xavi, campaba a sus anchas por el centro del campo haciendo funcionar al Barça como el reloj que es, siempre bien secundado con un Busquets cumplidor y sacrificado.

Delante, Henry hacía alguna que otra incursión, Eto’o hacía los ochenta kilométros que prometió y Messi sin desequilibrar tanto como nos tiene acostumbrados siempre aparecía por el centro (otro gesto ténico de Guardiola y que merece un post de alguien que de verdad entienda de fútbol) y traía locos a los centrales. Si a eso le añades al genio de Fuentealbilla poco se puede hacer.

Al final, tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió. Xavi le regaló medio gol a Messi con un centro medido que el argentino remató. Era el 2-0 con quince minutos por delante. El Manchester, ya con toda la artillería en el terreno de juego, lo intentó y en la más clara ocasión que tuvo, surgió la figura de Valdés para demostrar que en las grandes ocasiones se crece y que varias de las críticas que recibe son excesivas.

celebracion champions

Pitido final y comienzo de la fiesta. Sin duda alguna tras este año las universidades catalanas presentarán un índice de suspensos nuca visto hata ahora, por culpa de tanta fiesta y de tantas visitas a Canaletas. Por el bien de los barcelonistas y del fútbol, ojalá la temporada que viene, suspendan más todavía.

P.D.: No soy periodista, ni nada parecido así que pido perdón a los lectores por los fallos clamorosos que puedan existir.

Anuncios

El planchazo más exitoso de la historia


[Por Jorge García]

Si te dicen que cómo te has fracturado un brazo y respondes que porque se te ha caído la plancha encima, lo mínimo que puedes hacer es desternillarte de risa un día entero. Esto es, precisamente, lo que le pasó a Carlos Busquets en sus tiempos de guardameta del Barça. Ahora, gracias a Pep Guardiola, su hijo, Sergio Busquets, se ha hecho con un puesto en el primer equipo, por delante de Keita e, inclusive, Touré.

A mí me tiene fascinado. La colocación en el campo, la serenidad y la buena selección de pase son sus principales cualidades. Todo esto con sólo 20 años. Si es inteligente, puede hacerse dueño y señor de un puesto fijo en el equipo titular por muchos años. Ha sabido ganarse la confianza de Guardiola y, lo que es más importante, de una afición tan exigente como la del Camp Nou.

En cierta medida su situación me recuerda a la de Xavi Hernández (al que todos sabemos que no le darán el balón de oro… y mira que se lo merece el de Terrasa) y Guardiola: el maestro y el alumno aventajado. Quién sabe si ahora el discípulo puede convertirse en profesor de Busquets. Obviamente, no tiene nada que ver la demarcación que cada uno ocupa en el campo ni su rol de juego, pero hay que aprovechar todas las oportunidades que te dan y ésta es una de esas que no psan muy a menudo. Nadie sabía de Xavi, pese a ganar el mundial de Nigeria 99′ y haber despuntado en la Masía. Con Busquets ha pasado algo parecido, con la excepción de que no puede presumir de haber ganado un mundial (tampoco creo que gente como Marchena deba presumir, pero éste es otro tema). Xavi salió adelante aprendiendo de Guardiola y Busquets tiene la suerte de tener en el campo a Hernández y de entrenador a Pep.

El tiempo pone a cada uno en su sitio y ya se verá qué ocurre con este canterano del Barça. Es muy joven y le queda trayecto por recorrer, aunque ya lleva parte del recorrido realizado. Yo soy más de Fábregas o Xavi, pero este Busquets ha sido todo un hallazgo para un Barcelona que reclamaba a gritos un futbolista como él, que diera consistencia a aquella línea tan endeble entre la defensa y la creación. Este Barça aspira a todo y aunque pueda no conseguirlo, su juego es espectacular. Espero que no pierda esta magia… por el bien del fútbol.

PD: Vivan los tigers. La siguiente entrada se la dedicaré a ellos porque es alucinante lo que están consiguiendo.