Archivo de la etiqueta: vicente del bosque

Fábregas y la selección


Me duele escribir este post porque Cesc es una de mis debilidades futbolísticas. Me parece, de largo, uno de los mejores jugadores del mundo, y probablemente, junto con Pirlo y Xavi, el mediocentro organizador más decisivo de todo el panorama internacional.

En el Arsenal lo es todo. Líder en el campo y fuera de él, capitán con 22 años recién cumplidos, emblema de los gunners, ídolo de la afición. Eje del centro del campo y prolongación de Wenger en el césped, todo el juego de los londinenses pasa por él, y lejos de achicarse, se crece.

Por eso me sorprende, y me decepciona profundamente el Cesc que veo en la selección. Porque a pesar de que le estaré eternamente agradecido por marcar el penalti decisivo en cuartos de final de la Eurocopa 2008 ante Italia, Fábregas aún no ha encontrado su sitio en ‘la roja’. No lo hizo con Luis y tampoco ahora en la etapa de Del Bosque (con el que según los medios no tiene demasiado ‘buen feeling’).

Y es que cuando Cesc se enfunda la camiseta del combinado nacional baja muchísimos enteros. No sé si será porque no se siente la referencia principal cuando está rodeado de Xavi e Iniesta, porque no tiene la misma compenetración con Senna o Xabi Alonso, como la que tiene con sus compañeros de equipo Denílson y Alex Song o porque los seleccionadores españoles le han utilizado la mayoría de las veces como falso interior derecha, una posición en la que pierde su caacidad para mover y organizar al equipo, que son sus mayores virtudes. Sea por unas cosas o por otras, el caso es que el de Arenys de Mar no está a gusto, y eso lo nota él mismo, y por eso se resiente la selección.

cesc confederaciones

Si os soy sincero, no veo muy claro cómo se puede solucionar este problema. Ya se han probado la mayoría de combinaciones en lo que a táctica se refiere. 4-5-1 y Cesc como mediapunta; 4-5-1 y Cesc jugando como mediocentro jugando en paralelo con el otro centrocampista central;  Otra vez 4-5-1 con Cesc jugando de mediocentro, pero esta vez jugando escalonado con el otro mediocampista; y en el 4-4-2 Cesc ha jugado tanto de mediocentro como de interior derecha, y en ninguna de estas posiciones ha acabado de rendir.

Hay quien dice que la explosión de Cesc en la selección española se producirá cuando Xavi, ya sea por edad o por estado de forma, baje su espectacular rendimiento, Cesc no se vea eclipsado y lo que a mi juicio es fundamental, se vea en la obligación de asumir una mayor responsabilidad.

Personalmente, me gustaría pensar que los que probablemente han sido y son los dos mejores mediocentros de la historia del fútbol patrio, puedan jugar juntos, mucho y bien, pero de momento, y a tenor de los resultados obtenidos, parece que habrá que esperar.

PD: Grandiosa rueda de prensa de los internacionales españoles el pasado viernes. Ante la pregunta que les lanzaron los periodistas referida a la muerte de Michael Jackson, Fernando Torres no supo qué decir, Marchena hizo una revelación que sin duda quedará para la historia: “ha sido un mito que lamentablemente ha fallecido como todo el mundo tiene que hacer”. Pero el más grande de todos, el crack, Dani Güiza que se acababa, como quien dice, de caer de la cama antes de llegar a la rueda de prensa, se acercó al micrófono y soltó: “ese no canta famenco ¿no?”.

Por cierto, el otro día se me olvidó comentar que en la confederaciones me gustó mucho el lateral egipcio Ahmed Al-Muhammadi, ojito con él.

Anuncios

Arteta, otra vez fuera


No lo entiendo. No sé qué tiene que hacer este jugador para que los técnicos de la federación española se fijen en él. Parece que el ser el líder de uno de los equipos de la zona alta de la Premier no es suficiente. Tampoco que sea uno de los mejores mediocentros de Europa, ni que su polivalencia le permita jugar también de mediapunta, o incluso en uno de los dos costados. Ni siquiera el que sea uno de los mejores lanzadores a balón parado que tenemos por estos lares parece importar. Arteta se ha vuelto a quedar fuera de la convocatoria de la  selección española.

artetaseleccionY esta ocasión era inmejorable. Porque Fábregas está lesionado, porque Arteta está en un estado de forma excepcional, pero sobre todo porque el amistoso es contra Inglaterra. Inglaterra, ese país que le ha visto crecer como futbolista, evolucionar desde que llegó al Everton en 2005 siendo una promesa (con mucho recorrido, pero promesa al fin y al cabo) y se ha convertido en una realidad. Esa misma Inglaterra que suspira por que Arteta se nacionalice inglés y juege con la camiseta de los tres leones.

Pero no, esta vez tampoco va a ser posible. Del Bosque ha preferido llamar a Sergio Busquets, un futuro crack, seguro, y probablemente la aparición futbolística de lo que llevamos de temporada, pero que a mi juicio no ha hecho ni la mitad de méritos que el donostiarra para ser llamado por ‘la roja’.

Aquí podéis consultar la lista al completo, donde también es novedad el defensa del Barcelona y ex-Manchester United, Gerard Piqué. Uno de los mejores centrales jovenes del mundo.

En fin, desde aquí sólo podemos esperar que el seleccionador se dé cuenta de lo que se está perdiendo al no convocar a Mikel Arteta, y para abrirle los ojos, le dejo este vídeo del genio del lado azul del Mersey.

PD: ¡¡¡ARTETA SELECCIÓN!!! (española, no inglesa, que al final con la tontería, se nos nacionaliza)

España, distinto entrenador, mismas sensaciones


Aunque ya hace varios días del partido, me parece interesante analizar a la ‘nueva’ España de Vicente Del Bosque.

Lo primero que me gustaría apuntar es que ese partido jamás se debió jugar. Ante una tragedia como la sucedida en Barajas ese mismo día, todos los acontecimientos festivos (como debe ser un partido de fútbol) deben ser suspendidos, para guardar el luto y en homenaje a las víctimas. Podréis decirme que la vida debe seguir, que el jugar es una forma de volver a la normalidad, que el fútbol puede servir de bálsamo, e incluso que cada fin de semana mueren muchas personas en la carretera y nada se para. Cierto. Pero no lo es menos que el fútbol es un espectáculo y que como tal, tiene la misión de divertir a los espectadores, algo imposible el pasado miércoles.

Pero como el partido finalmente se disputó, vamos con el análisis.

España dio muy buena imagen en el Parken de Copenhague. Controló el partido de principio a fin liderada por Xabi Alonso y Xavi Hernández, que parece conservar la magia y el estado de forma que le llevaron a ser nombrado mejor jugador de la pasada Eurocopa.

Pero no todo fue tan sencillo. En los primeros compases del encuentro, los daneses hacían una gran presión en el medio a España que no conseguía hacer ese juego alegre que le ha caracterizado en los últimos tiempos y fue Bendtner el que avisó con un remate que se fue fuera por muy poco.

Sin embargo fue un espejismo. En el segundo tiempo España comenzó a carburar. De la mano de Xavi volvió la magia y funcionaron los engranajes de la máquina que impresionó en la pasada Euro 2008 y ante eso los daneses sólo pudieron hacer una cosa, mirar.

La segunda parte fue para recordar, no sé si será la herencia de Luis, el grupo humano, la mano de Del Bosque o la calidad de los propios jugardores. Entraron Capel (que tuvo muy bien debut, pero le faltó levantar la cabeza) y Xabi Alonso. Xavi adelantó su posición y comenzó a mover el balón. En una de esas jugadas, Torres le hizo un sombrero genial a Laursen y se la cedió a Xabi Alonso que puso el 0-1.

El 0-2 fue una obra maestra. Capel entró en el área y se la dio a Xavi. El del barcelona recortó a Poulsen y disparó desde la frontal ajustándola al palo izquierdo de Sorensen. Y el último, ya en las postrimerías del partido llegó en otra gran jugada de Capel, que se internó por la izquierda y le puso el balón en bandeja a Xabi Alonso que sólo tuvo que empujar el 0-3.

Una cosa rara para terminar, no debutó Bojan.

Por si no os gusta cómo os he contado los goles, os los dejo en vídeo.

Donde están un poco peor que nosotros es en Inglaterra (si os gusta el fútbol inglés pasaos por el blog de Jorge) donde un gol de Joe Cole en el minuto 92′ evitó el desastre en Wembley donde la República Checa sacó los colores a un equipo de Capello que desplegaron un juego propio del técnico italiano, gris y aburrido (con Gerrard perdido en la banda izquierda).

PD: Hoy el cuerpo me pedía escribir sobre basket y la hazaña de la final de esta mañana, pero como no sé os remito al blog de Álvaro, que sí (se supone) que sabe.