Archivo de la etiqueta: Suiza

El mundo bascula hacia el este (conclusiones de la primera fase)


[Por Anuar Marrero]

Lo que es una realidad palpable desde hace ya algunas décadas en el terreno de la economía y la política empieza a materializarse ahora en el fútbol. Para nadie es un secreto que desde la irrupción de los dragones asiáticos y el crecimiento exponencial de la economía china, la geopolítica mundial está desplazando su centro neurálgico hacia este. Y después de la primera fase de mundial parece que el deporte rey sigue los mismos derroteros. La clasificación (de manera merecida) de Corea del Sur y Japón en dos grupos durísimos no se debe a una casualidad. Ambas han demostrado rigor táctico, solidez defensiva, una velocidad endiablada y un nivel técnico más que considerable. Sigue leyendo

Anuncios

Un ‘pequeño’ análisis del sorteo de la Champions


Ya huele a fútbol, todas las ligas europeas ya han arrancado o están a punto de hacerlo. La Premier y la Bundesliga llevan dos jornadas y faltan muy pocas horas para que empiecen la Liga y el Calcio. Y además, está la Champions, la mejor competición de clubes del mundo que hoy ha empezado a calentar motores con el sorteo de grupos.

Tras la gran exhibición desplegada por el Atlético de Madrid anoche ante el Schalke 04, y la memorable actuación del ‘Kun’ Agüero, los rojiblancos han pasado de ser ‘el pupas’ y de llevar once años sin clasificarse para la máxima competición europea, a ser favoritos para pasar la primera fase.

Prudencia por favor. El Atlético ha quedado encuadrado en el Grupo D, junto a Liverpool, Olympique de Marsella y PSV Eindhoven. Más allá de todo el ‘morbo’ de la vuelta de Torres al Calderón, el grupo es muy complicado.

El principal favorito es el ‘Spanish Liverpool’ de Benítez, Xabi Alonso, Arbeloa, Reina y por supuesto, Torres. En España les conocemos muy bien, y sabemos que juegan ‘bastante mal’ pero tienen una enorme pegada y la Champions es su competición preferida. Además, llevan dos victorias en dos partidos en la liga inglesa, y se han hecho con el irlandés Robbie Keane, que en cuanto se adapte al esquema de Benítez, dará un gran rendimiento.

De los otros dos rivales, ninguno es una ‘perita en dulce’. Los franceses acaban de perder a Cissé vendido al Sunderland inglés, pero han fichado al joven delantero del Le Mans Samassa, que dicen que es uno de los mayores goleadores del fútbol galo, para suplirle. A pesar de haber perdido a Nasri, que se ha marchado al Arsenal, cuentan con Valbuena en el mediocampo (ahora lesionado), Niang en la delantera y el talentoso Ben Arfa en la media punta, llegado del Lyon y calificado como una de las mayores esperanzas francesas para el futuro.

El PSV por su parte, es un equipo aseado, que lleva dominando la Eredivisie holandesa varios años seguidos, y uno de los culpables de la travesía por el desierto del Ajax de Amsterdam. Tradicionalmente ha sido un equipo de grandes delanteros (Van Nistelrooy, Romario, Ronaldo) y lo sigue siendo, porque aunque Lazovic y Koevermans no lleguen a la calidad de los anteriores, se hinchan a marcar goles. Además han fichado al joven Amrabat y el internacional holandés Afellay llevará la manija del centro de campo.

El Barcelona ha sido el más afortunado de los cuatro equipos españoles. Se enfrentará con el Sporting de Lisboa, el Basilea suizo y el campeón ucraniano, el Shaktar Donetsk en el Grupo C.

A los portugueses les vimos el miércoles en el Trofeo Bernabéu. Los de Paulo Bento tienen un portero interesante, Rui Patricio; pero una defensa muy débil, a pesar de la incorporación de Caneira. En el medio del campo tienen a dos ‘superclase’, Miguel Veloso como pivote defensivo y Joao Moutinho en la creación. Pero carecen de efectividad de cara al gol a pesar de la llegada de Postiga y de que Yannick Djaló sea considerado una estrella emergente del fútbol luso. A mi parecer, era el rival más sencillo, siempre a priori, del segundo bombo.

El tercer equipo en discordia es el Shaktar Donetsk. Los ucranianos siempre se gastan una millonada en fichajes y tienen a una legión de brasileños atraídos por los petrodólares de la ciudad minera de Ucrania. Me gusta mucho el lateral Ilsinho, olímpico con brasil y futurible jugador de un grande europeo. Fernandinho y Willian ponen la fantasía y el gol va a ser cosa de Marcelo Moreno Martins (del que Ariel Judas es un gran fan) si al final se acaba marchando Nery Castillo. Otros jugadores interesantes son el lateral izquierdo rumano Rat y el joven internacional ucraniano Chygrynskiy que si sigue con su progresión actual, jugará en una liga más competitiva en muy poco tiempo.

Por último está el Basilea, equipo simpático pero blandito, que llegó muy lejos en Europa hace cinco o seis años. Gracias a los hermanos Yakin y a los delanteros argentinos Giménez y Rossi eliminaron al Celtic en la previa, se clasificaron por delante del Liverpool en el grupo y se las hicieron pasar canutas a Deportivo y Manchester United en la segunda fase eliminatoria.

Sin embargo el presente es distinto. Aunque es campeón de la liga suiza, en su plantilla sólo destacan el portero argentino Costanzo (que iba para estrella y se quedó en el camino), y los enormes delanteros Streller y Derdiyok, ambos internacionales con Suiza. Derdiyok tiene trazas de buen futbolista. Sólo tiene 20 años e intervino en los tres partidos que su selección disputó en la pasada Eurocopa.

El Villarreal ha caído en el Grupo E junto a Manchester United, Celtic de Glasgow y Aalborg. Los ‘Red Devils’ no han hecho ningún fichaje de relumbrón, pero son el vigente campeón de Europa y de la Premier League. Han retenido a Ronaldo a pesar del culebrón con el Real Madrid, y tienen la plantilla más amplia y con más alternativas de todo el continente. Tévez, Rooney, Giggs, Carrick, Scholes, Vidic o Ferdinand son sólo algunas de sus estrellas.

Los de Pellegrini, a priori se van a tener que jugar las habichuelas con los escoceses del Celtic de Glasgow. Su fútbol directo y físico será muy peligroso en Celtic Park, pero fuera de casa bajan muchos enteros su rendimiento.

Este año han perdido al defensa Sno, que se ha marchado al Ajax y al grandioso Gravesen, que ha rescindido su contrato, pero a cambio ha llegado el ‘hijo pródigo’ Shaun Maloney, procedente del Aston Villa que pondrá calidad al medio campo de los verdiblancos y el griego Samaras del Manchester City. Del Barcelona ha llegado Marc Crosas para dar equilibrio a la medular. Venegoor of Hesselink es un rematador muy eficaz y el japonés Nakamura seguirá llevando peligro a balón parado, pero el jugador más decisivo sigue siendo Aiden McGeady. El mediocampista irlandés es una joya, tiene un enorme talento, velocidad y destreza con ambas piernas. Lo prentenden equipos ingleses y desde España le han llegado cantos de sirena de Sevilla y Espanyol.

Del Aalborg sólo conozco al polaco Saganowski y creo que sólo le he visto jugar un par de veces. Así que si no podéis dormir porque os falta información vital sobre este equipo danés, lo siento, pero preguntadle a gente que cobre por escribir estas cosas que para eso es su trabajo.

Por último el Madrid. Raro es que le haya tocado un grupo difícil a los blancos y sobre todo, es raro que no vayan a jugar contra el Oporto, el Rosenborg o el Olympiakos. Los de Schuster jugarán el mismo día que el Villarreal, y han quedado emparejados en el Grupo H con la Juventus, el Zenit de San Petersburgo y el ‘exótico’ BATE bielorruso.

Tras dos años de ausencia en la máxima competición por el escándalo Moggigate, la Juve ha fichado bien este año. Aunque como a todo equipo de Ranieri, le falta fútbol en el medio del campo, pero lo suple con una ingente cantidad de fuerza física. Poulsen, Sissoko, Marischio, Cristiano Zanetti, Camoranesi… buenos jugadores pero demasiado planos. De lo poco distinto que tiene son Tiago (condenado al ostracismo por el míster) y Giovinco (grandioso el talento de este chaval). Atrás han incorporado a Mellberg, sólido central ex del Racing de Santander que ha crecido enormemente en el Aston Villa. Salihamidzic ha llegado del Bayern y Amauri será el hombre-gol. Además, Del Piero y Nedved viven una segunda juventud y Trezeguet y Iaquinta siempre cumplen. Muy peligrosos los italianos.

El otro equipo que peleará con los blancos, es el vigente campeón de la UEFA. El Zenit ruso. Si logran retener a Arshavin formarán un equipo enormemente peligroso, con el bloque que maravilló en Europa el pasado año (Pogrebnyak, Zyryanov, Anyukov…) más el central francés Puygrenier y el portugués Danny. Un mediapunta de enorme talento por el que han pagado 30 millones de euros y que en principio venía a sustituir a Arshavin. Además, el Petrovskiy Stadium fue un fortín la pasada campaña, y el helado clima hará que los rusos sean muy difíciles de batir cuando jueguen como locales, pero el ser debutantes en la competición podría pasarles factura.

Sólo nos queda el BATE. Los bielorrusos me han caído bien y creo que van a ser ‘mi equipo’ en esta Champions. No sé nada de ellos, sólo que la mayoría de sus jugadores son bielorrusos, que le ganaron al Anderlecht en la sengunda ronda clasificatoria, al Levski de Sofía en la última ronda previa y que en Bielorrusia fueron recibidos como héroes. A ver si tienen suerte.

Aquí podéis ver todos los emparejamientos

PD: Obinna el de Nigeria de los post anteriores, ha fichado por el Inter, y lo han cedido al Everton. Buen sitio para foguearse.

PD 2: Como diría un señor al que no le gusta que le digan cuántas copas tiene que beberse antes de conducir, (Aznar, para los muy perdidos) “Vaya coñazo que he soltao”. A quien se lo lea hasta la mitad le pongo una medalla y si alguien se lo lee hasta el final, que se lo haga mirar, porque o está loco, o enfermo o tiene demasiado tiempo libre.

La Euro 2008, una sorpresa agradable


A pesar de los exámenes, me ha dado tiempo a ver todos los partidos de la que dicen ha sido la mejor Eurocopa de toda la historia. Yo no lo sé, porque solamente recuerdo algo de la del 96′, la del 2000 y la de Portugal.

De las que yo he visto, sí ha sido la mejor. No sólo por la alegría del título español, sino porque ha triunfado el fútbol. Después de la victoria de Grecia en Junio de 2004, y del ‘decepcionante’ mundial de Alemania hace dos años, el fútbol de selecciones iba cuesta abajo, sin embargo, con este torneo ha renacido con muchísma fuerza.

Me encantó Portugal en el primer partido, con Pepe en plan estelar, con Moutinho sobresaliente, y sobre todo con un Deco sobrenatural, que se erigió en el general del medio campo, pero nuestros vecinos se fueron apagando poco a poco hasta sucumbir frente a los alemanes en cuartos de final.

Me decepcionaron los suizos, en los que solo dejó algún detalle el mediocampista Inler, y sobre todo Francia, que no ha sido capaz de asimilar el cambio generacional, y sigue confiando ciegamente en un Henry que no es ni la sombra de lo que fue en el Arsenal. Hace unos días se ha confirmado que Domenech va a seguir hasta el Mundial 2010, yo creo que el cargo le ha sobrepasado y que desde que asumió esta responsabilidad, el fútbol de les bleus ha caído muchos enteros.

Italia me pareció una selección desaprovechada. Donadoni no se ha hecho con el grupo, y ha sacrificado el talento en favor del trabajo en la línea medular. Personalmente pienso que un mediocampista destructor como Gattuso da equilibrio al equipo, pero solamente uno. La entrada de Ambrosini en el equipo era innecesaria y otras alternativas como De Rossi, Aquilani o Camoranesi hubiesen sido mucho más interesantes. Arriba me gustó mucho Di Natale, eléctrico, vertical y móvil, y Toni, a pesar de no haber marcado, me dejó una grata impresión. Es cierto que es muy tosco y fuera del área es casi un estorbo para su propio equipo, pero lucha todos los balones y da una sensación de peligro consatnte cuando llega al área rival.

Me gustaron los croatas, que fueron creciendo a medida que avanzaba el campeonato, con un gran Modric como director de orquesta, con Srna llegando y con Rakitic y Kranjcar aportando clase. Además, su pareja de centrales, que era a priori una de las más flojas del campeonato, estuvo a un nivel notable y sólo fueron eliminados en los penaltis de cuartos de final en la lotería de los penaltis.

Sobresaliente ha sido la actuación de los rusos y los turcos. Los ex-soviéticos se sobrepusieron a la baja de Arshavin en los dos primeros partidos y a la de Pogrebnyak que se lesionó antes de comenzar la Euro e hicieron un fantástico torneo. El gran público ha descubierto a Pavlyuchenko, Zyryanov o Zhirkov; y Arshavin ha explotado definitivamente como un jugador de primer nivel, lástima que tenga ya 27 años.

Lo de los turcos es un milagro. La mayoría de sus jugadores juegan en la liga turca, y nos pueden sonar los del Fenerbahçe porque eliminaron al Sevilla de la Champions, y sobre todo Nihat Kahveçi, que ha estado a un gran nivel este año con el Villarreal. Ojo con Arda Turan, que es un mediapunta joven muy interesante que se puede desenvolver por el centro y por los dos costados. Los hombres de Fatih Terim han demostrado que sin ninguna estrella rutilante pero con mucho corazón, se puede llegar a estar entre los mejores equipos del continente.

Alemania fue fiel a casi todos los tópicos que le han perseguido durante toda la historia. Mucha fuerza en el medio del campo y poca creatividad, salvando algunos detalles de Ballack. Borowski que debería poner algo de claridad, estuvo practicamente inédito. Centrales altos y corpulentos, con dificultad para sacar el balón jugado desde atrás y mucho peligro en las jugadas a balón parado. Con estas armas y un fantástico partido en los cuartos de final ante Portugal, los teutones se plantaron en la final, pero la tónica general del juego alemán fue como su clima y como su carácter, gris.

Y luego está España, que dejando a un lado el patrioterismo barato, creo que ha sido superior a todas las selecciones.

Os dejo una de las canciones oficiales de la Eurocopa, de Shaggy que es un crack

PD: Os extrañará que publique hoy un análisis de la Eurocopa, pero como soy un desastre, se me olvidó publicar la entrada en su día, y ahora me la he encontrado por ahí.

El día 29, España campeón


Por culpa de los exámenes no he podido analizar las semifinales y me gustaría, antes que nada, felicitar a Turquía porque son unos héroes. Los de Fatih Terim, con diez bajas, salieron a comerse a Alemania, y de no ser por un golazo de Lahm cuando el encuentro llegaba a su fin, lo hubiesen conseguido.

Vamos con España. Por fin nos hemos quitado los complejos, y tenemos un título en color. Personalmente me preocupaba la baja de Villa, que además de ser el máximo goleador, podría ser una amenaza constante para los lentos y espigados centrales alemanes. Me preocupaba el mal momento de Torres, al que he visto con demasiada ansiedad durante todo el campeonato, lo que no le ha permitido brillar como debería, pero sobre todo me preocupaba que, en todos los torneos cortos, el campeón siempre tiene un partido que se le atraganta, y España, a excepción del partido contra Suecia, no había sufrido.

De los alemanes, el ‘todocampista’ Ballack, y su pólvora arriba, con Podolski y Klose era lo más peligroso. Entre las deficiencias, el portero Lehmann y los centrales, que son altísimos, muy fuertes físicamente  pero muy poco ágiles e incapaces de sacar el balón jugado desde atrás.

Los alemanes salieron muy fuertes y durante el primer cuarto de hora llegaron a inquietar la meta de Casillas y Klose estuvo a punto de marcar tras un fallo de Sergio Ramos. Pero España reaccionó y estuvo a punto de marcar cuando el tiro de Iniesta pegó en Metzelder, sin embargo Lehmann hizo un paradón y demostró unos reflejos felinos.

En el minuto 33, llegó la imagen que todos tendremos en nuestras retinas durante mucho tiempo. Senna se la dio a Xavi y el de Terrasa le metió un balón largo a Torres, que había estado muy desasistido arriba. El del Liverpool llegaba en carrera y le ganó la posición a un desacertado Lahm, que se dejó comer la tostada, y picó el balón suavemente ante la salida del meta alemán. Era el 1-0 y el título estaba más cerca.

En la segunda parte todos temíamos una reacción alemana, que, viendo sus carencias en el juego y que Ballack se diluía en protestas innecesarias, iba a optar por el coraje y la fuerza que siempre les ha caracterizado. En el 57′ entró Kuranyi por Hitzlsperger y a un cuarto de hora del final salió Mario Gómez por Klose, pero la pólvora alemana estaba mojada y era España la que gozaba de las mejores ocasiones.

Ramos cabeceó una falta botada por Xavi, que también soltó un latigazo desde la frontal del área, pero la oportunidad más clara fue la de Senna, que estuvo a milímetros de redondear su gran campeonato con un gol, pero no llegó a la dejada de cabeza de Güiza.

En el minuto 93′ el italiano Rossetti pitó el final y la alegría se desbordó en toda España y también en el Ernst Happel de Viena, un estadio talismán para la selección durante todo el torneo.

PD: Aquí os dejo al gran Pepe Reina, que no ha sido tan héroe como Casillas pero podría quitarle el puesto al primer ‘speaker’ que se descuide