Archivo de la etiqueta: Sporting de Lisboa

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Anuncios

Un ‘pequeño’ análisis del sorteo de la Champions


Ya huele a fútbol, todas las ligas europeas ya han arrancado o están a punto de hacerlo. La Premier y la Bundesliga llevan dos jornadas y faltan muy pocas horas para que empiecen la Liga y el Calcio. Y además, está la Champions, la mejor competición de clubes del mundo que hoy ha empezado a calentar motores con el sorteo de grupos.

Tras la gran exhibición desplegada por el Atlético de Madrid anoche ante el Schalke 04, y la memorable actuación del ‘Kun’ Agüero, los rojiblancos han pasado de ser ‘el pupas’ y de llevar once años sin clasificarse para la máxima competición europea, a ser favoritos para pasar la primera fase.

Prudencia por favor. El Atlético ha quedado encuadrado en el Grupo D, junto a Liverpool, Olympique de Marsella y PSV Eindhoven. Más allá de todo el ‘morbo’ de la vuelta de Torres al Calderón, el grupo es muy complicado.

El principal favorito es el ‘Spanish Liverpool’ de Benítez, Xabi Alonso, Arbeloa, Reina y por supuesto, Torres. En España les conocemos muy bien, y sabemos que juegan ‘bastante mal’ pero tienen una enorme pegada y la Champions es su competición preferida. Además, llevan dos victorias en dos partidos en la liga inglesa, y se han hecho con el irlandés Robbie Keane, que en cuanto se adapte al esquema de Benítez, dará un gran rendimiento.

De los otros dos rivales, ninguno es una ‘perita en dulce’. Los franceses acaban de perder a Cissé vendido al Sunderland inglés, pero han fichado al joven delantero del Le Mans Samassa, que dicen que es uno de los mayores goleadores del fútbol galo, para suplirle. A pesar de haber perdido a Nasri, que se ha marchado al Arsenal, cuentan con Valbuena en el mediocampo (ahora lesionado), Niang en la delantera y el talentoso Ben Arfa en la media punta, llegado del Lyon y calificado como una de las mayores esperanzas francesas para el futuro.

El PSV por su parte, es un equipo aseado, que lleva dominando la Eredivisie holandesa varios años seguidos, y uno de los culpables de la travesía por el desierto del Ajax de Amsterdam. Tradicionalmente ha sido un equipo de grandes delanteros (Van Nistelrooy, Romario, Ronaldo) y lo sigue siendo, porque aunque Lazovic y Koevermans no lleguen a la calidad de los anteriores, se hinchan a marcar goles. Además han fichado al joven Amrabat y el internacional holandés Afellay llevará la manija del centro de campo.

El Barcelona ha sido el más afortunado de los cuatro equipos españoles. Se enfrentará con el Sporting de Lisboa, el Basilea suizo y el campeón ucraniano, el Shaktar Donetsk en el Grupo C.

A los portugueses les vimos el miércoles en el Trofeo Bernabéu. Los de Paulo Bento tienen un portero interesante, Rui Patricio; pero una defensa muy débil, a pesar de la incorporación de Caneira. En el medio del campo tienen a dos ‘superclase’, Miguel Veloso como pivote defensivo y Joao Moutinho en la creación. Pero carecen de efectividad de cara al gol a pesar de la llegada de Postiga y de que Yannick Djaló sea considerado una estrella emergente del fútbol luso. A mi parecer, era el rival más sencillo, siempre a priori, del segundo bombo.

El tercer equipo en discordia es el Shaktar Donetsk. Los ucranianos siempre se gastan una millonada en fichajes y tienen a una legión de brasileños atraídos por los petrodólares de la ciudad minera de Ucrania. Me gusta mucho el lateral Ilsinho, olímpico con brasil y futurible jugador de un grande europeo. Fernandinho y Willian ponen la fantasía y el gol va a ser cosa de Marcelo Moreno Martins (del que Ariel Judas es un gran fan) si al final se acaba marchando Nery Castillo. Otros jugadores interesantes son el lateral izquierdo rumano Rat y el joven internacional ucraniano Chygrynskiy que si sigue con su progresión actual, jugará en una liga más competitiva en muy poco tiempo.

Por último está el Basilea, equipo simpático pero blandito, que llegó muy lejos en Europa hace cinco o seis años. Gracias a los hermanos Yakin y a los delanteros argentinos Giménez y Rossi eliminaron al Celtic en la previa, se clasificaron por delante del Liverpool en el grupo y se las hicieron pasar canutas a Deportivo y Manchester United en la segunda fase eliminatoria.

Sin embargo el presente es distinto. Aunque es campeón de la liga suiza, en su plantilla sólo destacan el portero argentino Costanzo (que iba para estrella y se quedó en el camino), y los enormes delanteros Streller y Derdiyok, ambos internacionales con Suiza. Derdiyok tiene trazas de buen futbolista. Sólo tiene 20 años e intervino en los tres partidos que su selección disputó en la pasada Eurocopa.

El Villarreal ha caído en el Grupo E junto a Manchester United, Celtic de Glasgow y Aalborg. Los ‘Red Devils’ no han hecho ningún fichaje de relumbrón, pero son el vigente campeón de Europa y de la Premier League. Han retenido a Ronaldo a pesar del culebrón con el Real Madrid, y tienen la plantilla más amplia y con más alternativas de todo el continente. Tévez, Rooney, Giggs, Carrick, Scholes, Vidic o Ferdinand son sólo algunas de sus estrellas.

Los de Pellegrini, a priori se van a tener que jugar las habichuelas con los escoceses del Celtic de Glasgow. Su fútbol directo y físico será muy peligroso en Celtic Park, pero fuera de casa bajan muchos enteros su rendimiento.

Este año han perdido al defensa Sno, que se ha marchado al Ajax y al grandioso Gravesen, que ha rescindido su contrato, pero a cambio ha llegado el ‘hijo pródigo’ Shaun Maloney, procedente del Aston Villa que pondrá calidad al medio campo de los verdiblancos y el griego Samaras del Manchester City. Del Barcelona ha llegado Marc Crosas para dar equilibrio a la medular. Venegoor of Hesselink es un rematador muy eficaz y el japonés Nakamura seguirá llevando peligro a balón parado, pero el jugador más decisivo sigue siendo Aiden McGeady. El mediocampista irlandés es una joya, tiene un enorme talento, velocidad y destreza con ambas piernas. Lo prentenden equipos ingleses y desde España le han llegado cantos de sirena de Sevilla y Espanyol.

Del Aalborg sólo conozco al polaco Saganowski y creo que sólo le he visto jugar un par de veces. Así que si no podéis dormir porque os falta información vital sobre este equipo danés, lo siento, pero preguntadle a gente que cobre por escribir estas cosas que para eso es su trabajo.

Por último el Madrid. Raro es que le haya tocado un grupo difícil a los blancos y sobre todo, es raro que no vayan a jugar contra el Oporto, el Rosenborg o el Olympiakos. Los de Schuster jugarán el mismo día que el Villarreal, y han quedado emparejados en el Grupo H con la Juventus, el Zenit de San Petersburgo y el ‘exótico’ BATE bielorruso.

Tras dos años de ausencia en la máxima competición por el escándalo Moggigate, la Juve ha fichado bien este año. Aunque como a todo equipo de Ranieri, le falta fútbol en el medio del campo, pero lo suple con una ingente cantidad de fuerza física. Poulsen, Sissoko, Marischio, Cristiano Zanetti, Camoranesi… buenos jugadores pero demasiado planos. De lo poco distinto que tiene son Tiago (condenado al ostracismo por el míster) y Giovinco (grandioso el talento de este chaval). Atrás han incorporado a Mellberg, sólido central ex del Racing de Santander que ha crecido enormemente en el Aston Villa. Salihamidzic ha llegado del Bayern y Amauri será el hombre-gol. Además, Del Piero y Nedved viven una segunda juventud y Trezeguet y Iaquinta siempre cumplen. Muy peligrosos los italianos.

El otro equipo que peleará con los blancos, es el vigente campeón de la UEFA. El Zenit ruso. Si logran retener a Arshavin formarán un equipo enormemente peligroso, con el bloque que maravilló en Europa el pasado año (Pogrebnyak, Zyryanov, Anyukov…) más el central francés Puygrenier y el portugués Danny. Un mediapunta de enorme talento por el que han pagado 30 millones de euros y que en principio venía a sustituir a Arshavin. Además, el Petrovskiy Stadium fue un fortín la pasada campaña, y el helado clima hará que los rusos sean muy difíciles de batir cuando jueguen como locales, pero el ser debutantes en la competición podría pasarles factura.

Sólo nos queda el BATE. Los bielorrusos me han caído bien y creo que van a ser ‘mi equipo’ en esta Champions. No sé nada de ellos, sólo que la mayoría de sus jugadores son bielorrusos, que le ganaron al Anderlecht en la sengunda ronda clasificatoria, al Levski de Sofía en la última ronda previa y que en Bielorrusia fueron recibidos como héroes. A ver si tienen suerte.

Aquí podéis ver todos los emparejamientos

PD: Obinna el de Nigeria de los post anteriores, ha fichado por el Inter, y lo han cedido al Everton. Buen sitio para foguearse.

PD 2: Como diría un señor al que no le gusta que le digan cuántas copas tiene que beberse antes de conducir, (Aznar, para los muy perdidos) “Vaya coñazo que he soltao”. A quien se lo lea hasta la mitad le pongo una medalla y si alguien se lo lee hasta el final, que se lo haga mirar, porque o está loco, o enfermo o tiene demasiado tiempo libre.