Archivo de la etiqueta: serbia

Extraños paralelismos


[Por Zury]

Es una mala época para estar de exámenes. Bueno, realmente nunca es un buen momento para tener exámenes y siempre buscamos excusas tontas para evitar tener que sentarnos innumerables horas delante de los apuntes. Pero partiendo de esta base, si encima te toca un momento en el que hay mucho deporte que ver pues vas listo. Y yo, en vez de concentrarme en mis apuntes de Derecho Financiero y Tributario I, me pongo a pensar, y el resultado vienen siendo estas líneas que aquí voy a exponer. Acaba de empezar el Eurobasket de Polonia y la selección de fútbol está jugando algunos de los partidos oficiales para la clasificación del próximo mundial de Sudáfrica. Y encuentro varias similitudes entre ambos conjuntos.

iniesta zuryNos encontramos ante las mejores selecciones que hemos tenido hasta el momento en ambos deportes, con grandísimos jugadores que tienen un estilo de juego propio, que se divierten jugando y que nos divierten a los aficionados. Además, son un grupo de amigos que se juntan y lo pasan bien jugando y creo que eso se nota.

Ambas selecciones han ganado recientemente torneos internacionales (Eurocopa de fútbol y Mundial de Baloncesto) y mantienen una misma línea grupal y de trabajo. Tienen jugadores de referencia internacional que brillan tanto en las competiciones domésticas como en ligas extranjeras (Villa, Casillas, Xabi Alonso, Gasol, Calderón, Navarro), y aunque  en su última competición oficial han acudido con ausencias significativas (Iniesta y Calderón), son un grupo fuerte y unido y ambas plantillas tienen una profundidad de banquillo envidiable.

En ambos casos los diferentes seleccionadores que han ido apareciendo han aportado su toque personal, produciéndose el eterno debate por las ausencias (Raúl, Guti, Sergio Rodríguez) pero siempre trayendo sangre nueva que refresque y que aporte su trabajo y sus ansias de ganar para contagiar al grupo (Piqué, Busquets, Llull, Claver).

Otra característica común, y esto es sello personal, es la existencia de un jugador llamado Raúl que a mí personalmente, me desquicia. Raúl González en la de fútbol, y Raúl López en la de baloncesto.


En la de fútbol no ha aparecido más (y así espero que se mantenga) pero en la de basket es otra historia. Sinceramente, si yo estuviese en el lugar de Scariolo hubiese dejado a Raúl en casa manteniendo de bases a Ricky, Cabezas y a Llull (que en el Madrid juega de base) teniendo esta posición totalmente cubierta y pudiendo traer otro jugador exterior que pueda aportar en otros aspectos, ya que, como hemos podido ver en la preparación, si quiere defensa agresiva mete a Ricky de ‘uno’ y a Llul de escolta, pero bueno este es otro tema.

raul lopez zury

Después de todas estas cosas que me he dedicado a ir plasmando poco a poco, vienen los paralelismos negativos, que son los que me preocupan. Cuando hemos ido de humildes y hemos hecho nuestro juego sin menospreciar a nadie ha sido cuando hemos ganado. En cambio, cuando nos creemos que somos invencibles y no respetamos al rival llega el E.E.U.U. de fútbol de turno y nos apea de la Confederaciones. Ayer pudimos ver como una Serbia de ‘pibitos’ nos hacía un destrozo (perdiendo de diecinueve puntos). No me gusta la aureola (en parte gracias al periodismo de este país) con la que llegamos a la Confederaciones y con la que llegamos al Eurobasket. Señores, parece mentira que no hayamos aprendido que por ser buenos (que lo somos y mucho) los demás rivales se van a rendir y nos van a tender una alfombra roja. Tuvimos partidos poco brillantes en la preparación de la Confederaciones y el otro día Lituania nos dio un repaso.
Sólo digo que veo demasiadas coincidencias entre ambas y que a mi juicio, la historia actual de la selección de baloncesto para este torneo parece que ya la viví a principio de verano con la de fútbol. Tenemos tiempo para que esto cambie y puede que los tropiezos de Lituania y Serbia sean eso, simplemente tropiezos. ¿Y ustedes que opinan al respecto?.

Anuncios

‘DarkoGol’, uno de los grandes


Estos días en los que la liga griega está siendo noticia en nuestro país por el título conseguido por el Olympiacos, mucha gente hace referencia a Valverde y su enorme mérito, a Óscar González y sus goles saliendo desde el banquillo, o a un viejo conocido de nuestra liga como Luciano Galletti, que ha sido decisivo con sus 11 dianas en la Superliga.

Sin embargo, me sorprende que poca gente hable de un jugador muy conocido para el público internacional, y en particular para el público español, y que también ha sido campeón de liga con los griegos. Ese jugador, como habréis podido adivinar por el título del post es Darko Kovacevic. El gran Darko, ese killer del área que hizo las delicias de los aficionados de todos los clubes donde jugó.

Porque Darko también es parte muy importante de este título, y lo es porque ayudó con sus goles, su veteranía y su excelente carácter y profesionalidad hasta el pasado 14 de enero.

kovacevic olympiacosCuentan las crónicas que esa semana había entrenado como un titán, que estaba enormemente ilusionado por haber encontrado su mejor forma, y haber entrado en la convocatoria para el partido contra el Skoda Xanthi, porque hasta entonces no había contado demasiado para Valverde.

Pero todo se torció esa mañana. El médico del equipo, que le hacía pruebas cardíacas a menudo debido a sus preocupantes antecedentes familiares (tanto su hermano de 31 años como su padre murieron por un ataque al corazón) entró en el vestuario y le dijo a Kovacevic que varias arterias coronarias estaban obstruidas y cualquier ejercicio físico a una gran intensidad podría suponer un riesgo para su propia vida. No debía correr, y por supuesto tampoco jugar al fútbol. Eso quería decir que esa mañana iba a desatarse las botas… para siempre.

Por eso desde aquí me gustaría homenajear a un delantero de raza, a un goleador de verdad, a un rematador cuyo hábitat natural es el área contraria, de esos ‘9’ clásicos de los que ya pocos quedan.

Futbolísticamente se crió en el Proleter Zrejanin, donde también jugaron Zahovic, Mirosavljevic (‘mortadelo’ para la gente del Cádiz) o el reciente fichaje del Manchester United Tosic. Pero donde realmente destacó fue en uno de los grandes de Serbia, el Estrella Roja de Belgrado. Con 19 primaveras, comenzó a marcar goles. 37 en 47 partidos, que le valieron la convocatoria para la selección y le convirtieron en una de las promesas más firmes del fútbol mundial.

Entonces llegó el salto a una gran liga. En 1996, el Sheffield Wednesday se fijó en él y pagó 2 millones de libras por su traspaso. Debutó en la Premier League con buen pie. Sin embargo, sus actuaciones en la ciudad británica no fueron muy afortunadas, tanto es así que The Times lo catalogó como el décimo peor traspaso de la historia de la Premier.

Pero ahí estaba la Real Sociedad. Confió en él, y Darko se hizo grande, muy grande. Llegó a Donosti y empezó a dar muestras de su calidad. Con Irureta en el banquillo txuri-urdin, cuando Darko acababa de llegar a España, convenció a los aficionados con una fantástica (?) frase.

Si Darko gol, no problem

Y vaya que si gol, 40 en 97 partidos nada menos. Todas las defensas de la Liga lo sufrieron pero especialmente las de los equipos más grandes, porque Darko se crece en los partidos importantes. Real Madrid y Barcelona fueron víctimas suculentas, y sus goles en Anoeta le hicieron ganarse el cariño de toda la hinchada.

En 1999, era uno de los delanteros más codiciados de la Europa futbolística y un gigante como la Juventus llamó a su puerta. 3.500 millones de pesetas le llevaron a Turín y sus goles pasearon por Europa. En dos  temporadas jugó la Champions League y quedó subcampeón con la Vecchia Signora.

En 2001, fue la Lazio la que se hizo con sus servicios, pero Darko no cuajó. Sólo seis meses en Roma, en los que participó en 7 partidos y ni un sólo gol. Parecía que había perdido el olfato.

Pero de nuevo estaba ahí la Real Sociedad. Su casa, su club, su gente. Y volvió Darko, volvió en su mejor versión y volvió a golear. Volvió a ser feliz. De 2001 a 2007 hizo grande a la Real Sociedad de sus amores, que reverdecía viejos laureles de los Satrústegui y Zamora de principios de los 80.

kovacevic-2003Porque todo aficionado al fútbol recuerda la Real Sociedad de la temporada 2002-2003. Esa Real, que con Denoueix en el banquillo estuvo a punto de arrebatarle la Liga al Madrid de Florentino y los galácticos. Esa Real de la que nos hicimos todos los aficionados no madridistas y con la que vibramos hasta la última jornada. Esa Real en la que el timón lo llevaba un chavalín llamado Xabi Alonso. Esa Real en la que goleaban dos grossos, Nihat y ¿adivinais? sí, Darko Kovacevic.

Pero llegaron tiempos peores, y en 2007 la Real Sociedad bajó a Segunda División. Esto provocó la salida del serbio al Olympiacos. Llegada a Grecia y de nuevo idilio con el gol, 17 tantos que le auparon al segundo puesto del pichichi de la Super Liga griega. Además, con su gran carácter se ganó a la afición y fue el ejemplo para los jovenes del equipo, que constantemente le pedían consejo. Por eso su prematura retirada fue un golpe para todo el vestuario.

Y por eso este post, porque ‘DarkoGol’ es uno de los grandes. ¡Felicidades campeón!.

PD: Os podría poner alguna recopilación de sus goles, pero creo que este vídeo refleja a la prefección lo que suponía Kovacevic dentro del campo.