Archivo de la etiqueta: selección española

Los problemas del balón de oro


[Por Anuar Marrero]

Después de mucho tiempo, este año se corregía uno de los principales problemas del Balón de Oro, y era la existencia de dos premios para un mismo concepto, ya que a este se le sumaba el FIFA World Player.  De esta manera se creó el FIFA Balón de Oro, votado por periodistas, seleccionadores y capitanes de las selecciones nacionales. No obstante, y aunque este hecho parece reforzar el galardón, el de este año va camino de convertirse en uno de los más polémicos que se recuerdan.

La polémica la provocan dos hechos; la inexplicable exclusión de Sneijder del trío de finalistas en beneficio de Messi, y que según una filtración de La Gazzetta dello Sport, el premio sería para Iniesta en lugar de Xavi. ¿Cómo es posible que un premio votado por una representación tan amplia del mundo de fútbol genere tal controversia? La respuesta la podemos extraer de la combinación de tres factores. El primero, irresoluble, es la injusticia asociada a un premio individual en un deporte colectivo.  El segundo problema es la falta de elementos de juicio objetivos a la hora de conceder el premio y por último nos encontramos con que en realidad nadie sabe muy bien qué es lo que está votando.

Sigue leyendo

Anuncios

España, distinto entrenador, mismas sensaciones


Aunque ya hace varios días del partido, me parece interesante analizar a la ‘nueva’ España de Vicente Del Bosque.

Lo primero que me gustaría apuntar es que ese partido jamás se debió jugar. Ante una tragedia como la sucedida en Barajas ese mismo día, todos los acontecimientos festivos (como debe ser un partido de fútbol) deben ser suspendidos, para guardar el luto y en homenaje a las víctimas. Podréis decirme que la vida debe seguir, que el jugar es una forma de volver a la normalidad, que el fútbol puede servir de bálsamo, e incluso que cada fin de semana mueren muchas personas en la carretera y nada se para. Cierto. Pero no lo es menos que el fútbol es un espectáculo y que como tal, tiene la misión de divertir a los espectadores, algo imposible el pasado miércoles.

Pero como el partido finalmente se disputó, vamos con el análisis.

España dio muy buena imagen en el Parken de Copenhague. Controló el partido de principio a fin liderada por Xabi Alonso y Xavi Hernández, que parece conservar la magia y el estado de forma que le llevaron a ser nombrado mejor jugador de la pasada Eurocopa.

Pero no todo fue tan sencillo. En los primeros compases del encuentro, los daneses hacían una gran presión en el medio a España que no conseguía hacer ese juego alegre que le ha caracterizado en los últimos tiempos y fue Bendtner el que avisó con un remate que se fue fuera por muy poco.

Sin embargo fue un espejismo. En el segundo tiempo España comenzó a carburar. De la mano de Xavi volvió la magia y funcionaron los engranajes de la máquina que impresionó en la pasada Euro 2008 y ante eso los daneses sólo pudieron hacer una cosa, mirar.

La segunda parte fue para recordar, no sé si será la herencia de Luis, el grupo humano, la mano de Del Bosque o la calidad de los propios jugardores. Entraron Capel (que tuvo muy bien debut, pero le faltó levantar la cabeza) y Xabi Alonso. Xavi adelantó su posición y comenzó a mover el balón. En una de esas jugadas, Torres le hizo un sombrero genial a Laursen y se la cedió a Xabi Alonso que puso el 0-1.

El 0-2 fue una obra maestra. Capel entró en el área y se la dio a Xavi. El del barcelona recortó a Poulsen y disparó desde la frontal ajustándola al palo izquierdo de Sorensen. Y el último, ya en las postrimerías del partido llegó en otra gran jugada de Capel, que se internó por la izquierda y le puso el balón en bandeja a Xabi Alonso que sólo tuvo que empujar el 0-3.

Una cosa rara para terminar, no debutó Bojan.

Por si no os gusta cómo os he contado los goles, os los dejo en vídeo.

Donde están un poco peor que nosotros es en Inglaterra (si os gusta el fútbol inglés pasaos por el blog de Jorge) donde un gol de Joe Cole en el minuto 92′ evitó el desastre en Wembley donde la República Checa sacó los colores a un equipo de Capello que desplegaron un juego propio del técnico italiano, gris y aburrido (con Gerrard perdido en la banda izquierda).

PD: Hoy el cuerpo me pedía escribir sobre basket y la hazaña de la final de esta mañana, pero como no sé os remito al blog de Álvaro, que sí (se supone) que sabe.