Archivo de la etiqueta: santiago

Hoy más que nunca, orgulloso de ser culé


Reflexiones desde el corazón  de un culé. Sensaciones y estados de ánimo. En definitiva, fútbol en estado puro

[Por Zury]

Jodido. Esa es la palabra. Nunca una derrota me había afectado tanto. Sinceramente estaba esperanzado y confiaba en la remontada del Barça anoche y para que engañarnos, me hacía mucha ilusión poder ver a mi equipo jugando en el Santiago Bernabeu luchando por la orejona. Pero no ha podido ser. Todavía tengo la sangre caliente por lo que ocurrió ayer en el Camp Nou, pero siento y creo que en un día como hoy los culés tenemos que hacernos oir y que animar al equipo más que nunca, porque, a pesar de lo que ocurrió ayer, seguimos siendo los mejores del mundo, pero a veces en el fútbol no gana, como pasa en este caso, el mejor equipo.

En los estrictamente sucedido ayer, me gustaría comentar varios aspectos. El primero, y para que no se diga, el gol de Piqué es ilegal. Fuera de juego como una casa. Totalmente de acuerdo, pero de resto poco más. Una vez dicho esto, creo que en el global de la eliminatoria el Inter no ha sido mejor que el Barça. Vale que en San Siro pudo ser mejor, pero ayer desde luego que no. En ambos partidos, faltó la profundidad y la velocidad a la que nos tiene acostumbrado. Quizás sea porque ese genio manchego estaba en la grada y eso desahoga mucho a Xavi en sus labores de creador de juego. Pero aún así, he de romper una lanza en favor del Barça. Me gustaría ver cuantos equipos podrían jugar o intentar marcar un gol al Inter de ayer, en el que, tras la expulsión de Motta, había una línea de 4 y seguidamente una de 6, con Diego Milito y Samuel Eto’o como los flamantes laterales del equipo italiano. Señores, sinceramente, eso es lamentable. Así de claro. Una cosa es estar cerrado atrás y buscar la contra y otra cosa fue lo de ayer. Sinceramente el planteamiento del Inter fue una vergüenza. Y perdonen la expresión pero, me importa una mierda que por pensar esto sea un culé prepotente encubierto.

Personalmente, nunca había visto un catenaccio tan grande como el de ayer. Como tampoco había visto perder tiempo desde el minuto 1 de partido o lo que es peor, una amarilla al portero por perder tiempo ¡¡¡en la primera parte!!!. Por no hablar de supuestas lesiones y puro teatro. Que por cierto, hablando de teatro, quien me diga (y esto va especialmente para los madridistas) que Busquets ayer fue un buen actor o que la “galleta” de Motta no es merecedora de amonestación (puedo entender que no sea roja, pero la amarilla es más que clara) que vea el recadito y Contini a Higuaín y su posterior reacción.

No quería hablar de los árbitros, porque creo que no son excusas, pero sinceramente pienso que en esta eliminatoria han perjudicado mucho al Barça con lo que espero que lo que ocurrió en Stamford Bridge prescriba. Ayer, el árbitro contribuyó a las continuas pérdidas de tiempo del equipo de Mourinho, no pitó el agarrón e Ibra dentro del área (con camiseta rota incluida), ni el empujón de Cambiasso a Pedro, por no hablar que el gol de Bojan es legal porque Touré tiene el brazo pegado al cuerpo. Aún así, volveré a dejar constancia que el gol de Piqué es ilegal. Si a eso le sumas lo del Giuseppe Meazza en la ida, pues las cosas se ponen difíciles.

De verdad, no quiero que esto último suene a excusa. Si el Inter ha pasado es por algo. No se puede hacer nada más.

Solo deciros que estoy orgullosísimo de ser culé un día como hoy, por haber caído con la cabeza bien alta en el terreno de juego. Sólo dar ánimo al equipo y a centrarnos en ganar la liga, porque que esta temporada el Barça no gane nada sería una verdadera injusticia.

P.D.: Rehúso hablar de la actitud de Mourihno, porque él mismo quedó retratado ayer. Será un grandísimo entrenador, no lo pongo en duda, pero todo el mundo lo va a recordar como un … Eso sí, una pena que el Barça, se rebajase a su nivel con lo de los aspersores. Se lo merecía, si, pero no hay que caer en su trampa.

Anuncios

El (fugaz) retorno y la despedida (Gracias Ruud)


[Por Anuar Marrero]

Vivió el Madrid el domingo una curiosa jornada. El Bernabéu asistió a una ironía de esas que tanto le gusta ofrecernos al fútbol. Un jugador se despedía del conjunto blanco y otro volvía a ofrecer una gran actuación en el estadio de Chamartín, después de mucho tiempo. Dos jugadores contrapuestos. Uno es un jugador espectacular por la ausencia de espectáculo, por poner cada ínfimo recurso al servicio del gol y del equipo. El otro, un jugador incomprensible. Un compendio de virtudes excepcionales dilapidadas por un carácter voluble y autodestructivo.

El que se iba era Ruud Van Nistelrooy. Sin lugar a dudas uno de los mejores delanteros que yo he visto en mis 23 años de vida. No busquen en él la potencia de Ronaldo, ni la calidad de Romario, ni la incontestable superioridad de Van Basten. En Ruud sólo encontraran un físico portentoso, 1,88 metros cohesionados por la obsesión del gol. ‘Van The Man’, cómo le apodaron, era una metáfora del objetivo último del fútbol. No le interesaba el regate, ni el control perfecto. Ruud controlaba y remataba. Sin dilación. Para él la belleza era el gol, no necesitaba adornos. En más de una ocasión escuché críticas hacia el delantero holandés. Generalmente provenían de aquellos aficionados a los highlights, a la filigrana efímera. Lo acusaban de tosco y de no tener suficiente calidad. Pero Ruud era cómo el amante sobrio y seguro que no necesita recurrir a las flores, porque con una mirada y una sonrisa es capaz de ofrecer infinitamente más.

Intento recordar a algún jugador que haya calado más menos tiempo en un entorno tan difícil como el Real Madrid. Y no lo encuentro. Actor principal en la milagrosa liga de Capello, en la que sus 25 goles fueron el elemento fundamental del milagro. ‘Van Gol’ era coherencia en un equipo acostumbrado a los escándalos. Era un estudiante aplicado en una clase demasiado acostumbrada a niños malcriados. Por eso y por sus dos temporadas y media de trabajo y profesionalidad, la afición blanca recordará con cariño a ese delantero grande y con pinta de tosco que un día pasó por el estadio de Chamartín. Para quienes aún duden de su calidad sólo ofreceré un dato. Lo que define a un delantero es el gol. Y Van Nistelrooy es el único junto a Di Stéfano que ha conseguido ser máximo goleador en las ligas de tres países diferentes. Y le espera el Hamburgo. Estoy convencido de que la historia de amor de Ruud y el gol aún no ha llegado a su fin. Suerte y gracias.

La contrapartida era Guti. Es el caso opuesto al holandés. Guti es un jugador superlativo. Tiene  algo que no se puede entrenar, visión de juego, clarividencia desde la media punta, un último pase muy poco frecuente en el fútbol mundial. Además tiene gol, como ya demostró cuando tuvo que jugar cómo delantero durante gran parte de la temporada y acabó con 14 goles. Gol, visión de juego y de la cantera. Lo tenía todo para marcar una época en el Madrid. Pero se fue diluyendo. Pasaban entrenadores uno tras otro y nunca conseguía la titularidad. Y entre rabieta y rabieta fue encadenando actuaciones estelares con partidos mediocres gobernados por la indolencia. Y así desapareció lo que podía haber sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español. Tras las turbulencias de esta temporada parece que ha encontrado su sitio en un equipo necesitado de su fútbol. La velocidad de los Higuaín, Benzema o Ronaldo combinada con su último pase puede tener efectos demoledores. Ya no veremos al jugador que pudo ser, pero a lo mejor es su última oportunidad para hacer algo grande en el Madrid y despedirse por la puerta grande.

P.D.: No quería estropear el artículo con un tema tan banal, pero no puedo callarme. Y es que no entiendo cómo se puede considerar agresión la jugada de Ronaldo, cuando intentaba salir al contraataque y estaba siendo agarrado es cómo menos curioso. Se ve claramente que Ronaldo sólo quiere zafarse. Si le da en la cara es tan sólo porque Mtiliga está agachado agarrándole con las dos manos. Que esto sea roja y que por ejemplo, el empujón de Puyol con el brazo sobre Nilmar en el partido contra el Villarreal no sea ni penalti es lo que lleva luego a muchos a montar teorías conspiratorias