Archivo de la etiqueta: riquelme

Primeras impresiones del sorteo de la Champions (I)


Después de un mes bastante complicado, vuelvo a la carga con el sorteo de la Champions de esta mañana. Me hubiese gustado hablar de los partidos de vuelta de la Liga de Campeones, del chorreo del Liverpool al Real Madrid, de la crisis de mi amado fútbol italiano o de Lopera y el jeque árabe.

Pero hoy toca sorteo. Los cuartos de Champions ya han echado a andar y los emparejamientos han deparado eliminatorias muy emocionantes.

Barcelona – Bayern Munich

toni-ribery-bayern-munichMe gusta este duelo porque es Champions en estado puro. A priori los de Guardiola son favoritos, pero no deben fiarse del potencial ofensivo de un Bayern, que aunque se dice que está en crisis, siempre puede dar un susto.
Los de Klinsmann vienen de humillar a un inocente Sporting de Lisboa en octavos de final y su juego alegre pero directo y vertical es muy difícil de parar. No se sienten excesivamente cómodos con la posesión del balón en el mediocampo, donde ni Zé Roberto ni Van Bommel son organizadores al uso.
Sin embargo, contra el Barcelona esto no tiene porque suponer un problema para los bávaros. Si son capaces de aprovechar la velocidad de las bandas, con Schweinsteiger y un superclase como Ribery, pueden tener muchas opciones. Todo dependerá de que el equipo no esté demasiado partido en la medular, y de que puedan surtir de balones a dos delanteros de área (y de rachas, no lo olvidemos) como Klose y Toni.
En su contra, además de todas las virtudes del Barcelona, que ya conocemos de sobra, puede jugar el excesivo ímpetu ofensivo de Lucio, que suele dejar desguarnecida la zaga con sus continuas galopadas al ataque, y su excesiva confianza a la hora de sacar el balón desde la defensa.
Por último, dos tópicos que esta vez, sí se cumplen. El poderío alemán en el juego aéreo, frente a un Barcelona en el que sólo van bien de cabeza Puyol, Piqué (que no sabemos si será titular) y quizás Márquez y el espíritu compeitivo de los muniqueses, que puede ser determinante si el Barcelona se relaja.

Villarreal – Arsenal

Es la reedición de la semifinal de 2006. Ese partido de infausto recuerdo para todos los que nos habíamos encariñado con un equipo pequeño que podía conquistar Europa, hasta que ese jugador al que muchos (con razón) llaman Tristelme y que se hace llamar Román, tiró el penalty decisivo con la misma indolencia con la que ha jugado en todos sus años en Europa. Pero vamos al partido, que me pierdo.
Si el partido se jugase mañana, probablemente hubiese sido una eliminatoria sin favorito claro, pero hay un factor que la decanta claramente a favor del Arsenal, Cesc Fábregas. Si los plazos marcados se cumplen, el catalán se habrá recuperado de su lesión, y aunque quizás no tenga el ritmo de competición adecuado, será pieza clave en el esquema de los gunners.

adebayor-arsenalSu acompañante será Denilson, un jugador que me gusta mucho, pero que no ha tenido todo el protagonismo que de él se esperaba. También será importante la recuperación de Adebayor, porque aunque el togolés no sea santo de mi devoción hay que reconocer que es mucho más efectivo que su sustituto, el danés Bendtner. El otro delantero, Van Persie, parece que está encontrando la estabilidad y regularidad (sobre todo mental) que necesitaba y será una amenaza constante para la portería del submarino.

Será interesante ver cómo soluciona Wenger la baja de un Arshavin que está siendo clave en sus primeros partidos en Londres, pero que no puede jugar la Champions por haber lo hecho ya esta temporada con el Zenit. Probablemente sitúe al camerunés Eboué en la derecha y a Nasri por la izquierda, porque Walcott se ha vuelto a lesionar esta mañana.

Será un partido especial para Pirès, que se enfrentará al equipo donde mejor ha podido desplegar todo su juego. Aunque su velocidad no sea la misma que en 2006, cuando visitó El Madrigal con los londinenses, su calidad sigue intacta y podría marcar diferencias.

Para mí, la eliminatoria más bonita, con dos equipos (y dos etrenadores) que apuestan por el toque y el buen fútbol, algo muy complicado de ver en una ronda final de la Liga de Campeones.
PD: El vencedor del Barcelona – Bayern jugará contra Liverpool o Chelsea, mientras que el que pase de londinenses y castellonenses se las verá con el Porto o el Manchester.

Anuncios

Y Argentina salió campeón


Se cumplieron los pronósticos y la Argentina de Agüero y Messi ya tiene el oro olímpico colgado en el cuello de sus jugadores.

Al final valió la pena todo el tiempo (y probablemente dinero) invertido por la AFA para solucionar el enfrentamiento con el Barcelona y que ‘la pulga’ pudiese formar parte del combinado olímpico de la albiceleste, porque Messi es un jugador de talla mundial y en Pekín (en Shanghai mejor dicho) lo ha vuelto a demostrar.

El de Rosario ha sido el alma del combinado que dirige Sergio Batista durante todo el torneo, pero además nos ha dejado sobradas muestras de su inigualable calidad. En la final le dio la asistencia a Di María y fue el único que sobresalió en un partido romo, espeso y por momentos, aburrido.

Esta final se ha catalogado como la ‘revancha del 96’ cuando la Nigeria de Kanu, Okocha, Oliseh e Ikpeba entre otros, les arrebató el oro olímpico en el descuento con un gol del barcelonista Amunike, que hizo inútiles los goles del ‘piojo’ López y de ‘Valdanito’ Crespo.

Y los argentinos se han tomado la revancha doce años después. El ambiente era frío en ‘el Nido’, porque a los chinos esto del fútbol, como que les da bastante igual, pero en el césped casi no se podía respirar, no sólo por la humedad asfixiante, sino también por lo que había en juego.

El arranque argentino fue ilusionante, pero sus ocasiones no acababan de cristalizar. Di María volvió a mostrarse muy activo pero no estuvo secundado ni por Riquelme ni por Agüero. Nigeria, por su parte, estuvo agazapada atrás y esperando las contras para poder aprovechar la velocidad de sus delanteros Obinna y Odenwingie.

Sólo Messi parecía poder despertar a Argentina (y a los espectadores) de su letargo. Y así lo hizo. En el minuto 57′ le dio un pase al hueco a Di María que se internó por la izquierda y superó la salida del portero nigeriano Vanezkim con una preciosa vaselina. Era un gol bañado en oro.

De ahí al final del encuentro los argentinos se dedicaron a defender y los nigerianos mostraron su incapacidad para llegar a la portería, a pesar de la voluntad de sus delanteros. Messi tuvo la sentencia en sus botas pero falló una clara ocasión mano a mano con el portero. Las ‘Águilas Verdes’ tuvieron un arreón final, más por coraje que por calidad, pero hicieron sufrir a la albiceleste, que suspiró de alivio y estalló de alegría cuando el árbitro húngaro Viktor Kassai señaló el final del encuentro.

Y Argentina salió campeón. Su juego no ha sido brillante pero sí muy sólido, y además ha contado con Messi y con Ángel Di María, la sensación del torneo. El mediapunta del Benfica no partía como titular pero sus buenas actuaciones le hicieron indiscutible en detrimento del delantero del Nápoles Lavezzi (se notan los galones, porque por rendimiento el suplente debería haber sido Agüero). Tal ha sido la explosión de Di María que los rumores hablan de ofertas de clubes de primer nivel mundial, como el Chelsea o el Real Madrid.

Este es el gol de Di María que le ha dado el oro a Argentina.

PD: Nigeria, medalla de plata se merecía un homenaje y qué mejor que hacerlo con un vídeo tan memorable como éste

El ‘Kun’ y Messi se pasean ante Brasil


Antes de nada tengo que decir que me parece ABSOLUTAMENTE VERGONZOSO que RTVE (Radio Televisión Española) a quienes tanto se les llena la boca con que van a dar más de 1000 horas de Juegos Olímpicos en exclusiva, y quienes han anunciado a bombo y platillo el duelo Messi contra Ronaldinho han dado el partido EN DIFERIDO.

Vamos con el partido. Era el duelo en la cumbre, la final anticipada y todos los tópicos que le queráis poner. Era un Brasil-Argentina, y eso se notó para mal. En la primera parte los dos equipos salieron tensos, nerviosos y sin querer correr riesgos debido a lo mucho que se jugaban. Mucho centroocampismo y muchas imprecisiones. Por parte brasileña, Anderson se olvidó de crear fútbol y se pegó como una lapa a Messi, obligando a éste a bajar hasta mediocampo para recibir balones y Diego no estuvo nada acertado durante todo el encuentro.

De los argentinos sólo brilló Di María, muy móvil por el centro y ambas bandas, y provocando varias acciones de peligro y algún destello de Messi. También me gustó Mascherano, un perro de presa fantástico que impidió cualquier atisbo de fantasía de la canarinha y que ha provocado las dos expulsiones brasileñas.

En la segunda parte el partido se activó y para desgracia de Fer y Marc (que le deben haber cogido cariño a la verdeamarela) apareció el ‘Kun’. El delantero del Atlético de Madrid, que había estado casi inédito en el primer tiempo desvió un disparo del jugador del Benfica Di María y cambió la trayectoria del balón despistando al nuevo portero del Valencia Renan, que encajaba su primer gol en estos Juegos Olímpicos. Era el minuto 51 y la albiceleste abría el marcador.

El rumbo del partido pudo cambiar si el latigazo del bético Sóbis hubiese entrado en la portería de Romero, pero el balón se estrelló en el poste. Tan sólo 4 minutos después llegó la sentencia Argentina. De nuevo Agüero remataba a placer un pase de la muerte de Garay, tras una jugada de Messi que caracoleó hasta meterse dentro del área y se la cedió al central del Racing de Santander.

Con el 2-0 llegó el único destello de Ronaldinho, y fue, como no, a balón parado. El milanista estrelló un balón en la madera en un libre directo desde unos 30 metros. En esa misma jugada, su compañero de club y selección, Alexandre Pato marcaba pero su gol era anulado por un claro fuera de juego. Ronaldinho, por cierto, ni está ni se le espera. Se confiaba en una resurrección en estos Juegos pero no se ha producido. El de Portoalegre está lento, apático, desganado, desacertado y falto de ritmo. Tiene solo 28 años pero parece que tuviese 40.

Otro que juega andando, pero sigue siendo clave para su equipo es Riquelme. Él transformó el tercero en un penalti cometido sobre Agüero tras una jugada enorme de Messi. Con el 3-0 los argentinos se sabían finalistas y comenzaron a disfrutar. Bailaron a Brasil y tocaron el balón por todo el campo. Y esto desquició a los brasileños que respondieron con entradas muy violentas. Lucas Leiva y Thiago Neves fueron expulsados y reflejaron la impotencia de la pentacampeona, que salía humillada del clásico.

En la otra semifinal, la sorprendente Nigeria barrió a los belgas por 4-1. Un partido muy entretenido en el que han brillado el jugador del Chievo Verona italiano Victor Obinna (Nsofor en su camiseta) y el mediapunta del Hoffenheim alemán Chinedu Ogbuke (Obasi) que ha marcado dos goles, uno de ellos un misil desde fuera del área.

Aquí os dejo algunos de los goles del Nigeria-Bélgica. El segundo es de Obasi y ojo al de Bélgica, que es espectacular

PD: Y mañana debuta Del Bosque, a ver que tal…

El fútbol en los Juegos Olímpicos. ‘Raro, raro, raro’


Es extraño esto de fútbol olímpico ¿verdad?. Más allá de la polémica de Messi, del TAS, de la FIFA, de Blatter y sus solemnes tonterías, se podría decir que el fútbol está metido dentro de la Olimpiada ‘con calzador’. Digo esto porque es la única competición que ya ha comenzado, incluso antes de que se celebre la ceremonia inaugural; la única que tiene un límite de edad, porque al menos 15 de los 18 jugadores que forman cada plantilla deben ser jugadores sub-23; pero sobre todo, porque un deporte como el fútbol, que es el rey indiscutible en Europa y Sudamérica, pasa a un discreto segundo plano cuando llega el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Este papel secundario del fútbol se acentúa más cuando te enteras de que los Juegos ni siquiera están dentro del calendario de competiciones oficiales de la FIFA. Y por este motivo, y según la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) los clubes no tienen la obligación de ceder a sus jugadores. Así, esto se convierte en una locura, con casos de ‘fuga’ sin autorización de los clubes como hicieron los brasileños Rafinha y Diego o con despropósitos como el de Messi, que después de haber hecho el viaje hasta Shanghai donde estaba concentrada Argentina, resultó que debía volver a España para jugar la previa de la Champions con el Barcelona. Al final ha imperdado la cordura y el club catalán ha accedido a que Messi defienda a la albiceleste en los Juegos.

Y vaya si lo ha hecho, en el debut argentino ante Costa de Marfil, ‘la pulga’ ha abierto el marcador para su equipo con una gran definición tras un espectacular pase de Riquelme, y le ha dado el segundo gol al sevillista de nuevo cuño Lautaro Acosta, cuando el partido ya agonizaba y los marfileños creían tener un punto en su mano gracias al empate que había conseguido Cissé.

A pesar de esta victoria, Argentina ha estado gris, con Agüero desaparecido, sin frescura arriba, con falta de entendimiento evidente entre los medios centros Gago y Mascherano y con una actuación lamentable del espanyolista Zabaleta, hasta ahora siempre cumplidor.

Brasil también ha ganado, pero sufriendo. Bélgica, con una generación muy interesante de jovenes promesas ha puesto en aprietos a una ‘canarinha’ que ha debutado con toda su artillería pesada. Pero los Ronaldinho, Diego, Pato, Ánderson y compañía fueron incapaces de inquietar la portería belga hasta que el árbitro le mostró una dudosa segunda tarjeta amarilla al central Kompany. Además tuvo que ser Hernanes quien perforase la portería de Bailly en el minuto 80.

La que sí convenció fue Italia, que goleó a Honduras 3-0, y aunque dos de los goles fueron de penalti, y los hondureños fallaron otra pena máxima, a los italianos se les vio muy activos arriba, con un gran Giovinco, con destellos de Giuseppe Rossi y con Acquafresca en un gran momento de forma.

PD: Como veis, aunque sea un fútbol raro, también es muy divertido y siempre se descubren nuevos talentos.