Archivo de la etiqueta: relaño

Eto’o e Ibrahimovic


[Por Anuar Marrero]

Leo en los diferentes medios que el representante de Eto’o ya ha cerrado un acuerdo con el Inter, lo que significa que el fichaje de Zlatan Ibrahimovic por el F.C. Barcelona ya es un hecho. Y la operación se puede analizar desde tantos puntos de vista diferentes que resulta muy interesante dedicarle unas líneas. Intentaré hacer un análisis desde distintas perspectivas.

El precio

A falta de confirmación, parece que la operación se cerrará en torno a los 40 o 45 millones más Eto’o y la cesión de Hleb. Creo que todos coincidiremos en que el precio del camerunés estará entre los 45 y 50 millones de euros. Y no es más alto porque sólo le resta un año de contrato. Si unimos esto a la cesión del medio bielorruso, el precio de Zlatan se sitúa por encima de los 85 millones de euros, pudiendo llegar incluso a los 90. Más de lo que le costó al Madrid Kaká, y prácticamente lo que pagó por Cristiano Ronaldo. Sin embargo Laporta (sí, el mismo que paseo por el mundo su indignación por el modelo imperialista del Madrid) defiende que la operación es un alarde de ingenio. Desmemoriado Laporta. Pero esta vez nadie ha alzado la voz, ni se ha presentado en el Congreso una proposición de ley,  ni ningún cura ha dicho esta boca es mía. Como bien dijo Relaño en su artículo  del 18 de junio “hablar mal del Barça no queda chic”. Aparte de la desvergüenza del presidente culé, me parece que el precio del sueco es un tanto caro. Pero sinceramente el Barcelona se ha visto abocado a esta situación por la actitud de Eto’o, y la posibilidad de dejarlo ir libre dentro de una temporada.

En el terreno de juego

etoo interDesde el punto de vista deportivo el fichaje es aún más complejo. Ibrahimovic es sin duda uno de los mejores delanteros del mundo actualmente. Un jugador total, que combina velocidad, estatura, habilidad, potencia y tiro. Incluso su punto débil, que era su capacidad goleadora algo discreta la ha mejorado hasta convertirse en el máximo goleador del Calcio. Ahora bien, el sueco tiene un carácter particular, y cierta tendencia a borrarse de los partidos. Es como si jugara cuando le diera la gana. Además, su actitud en el campo (en ocasiones va caminando como si el partido no fuese con él) llega a irritar a público, compañeros y entrenadores. No obstante Ibrahimovic sabe que llega al actual mejor equipo del mundo, y que es su gran oportunidad para convertirse en el mejor en su puesto. Por eso creo que esta primera temporada dejará a un lado la desidia para  demostrar su potencial.

El apartado táctico

El Barça basa su defensa en la posesión del balón. Y la posesión la tiene gracias a la calidad de sus centrocampistas y a una presión asfixiante sobre la salida del balón contraria, que empezaba con Eto’o. Al margen de su actitud, me parece evidente que Zlatan no va correr lo que corría el africano en la presión. Entre otras cosas porque no es su estilo de juego. Esto unido a que Messi no defiende, y a que Henry tampoco está ya para grandes esfuerzos, puede hacer que el sistema defensivo del Barça se resienta. Porque en estático los culés no defienden bien, básicamente porque tampoco lo necesitan. También creo que deberán transformar un poco su forma de atacar. Quizás menos balones en profundidad, ya que el ariete de Malmö domina como nadie el juego de espaldas. Con Ibrahimovic el ataque de los de Guardiola perderá algo de intensidad y velocidad, pero ganará fuerza y juego aéreo.

El carácter de ambos jugadores

zlatan barcaAquí no aprecio cambio. Eto’o es un revienta vestuarios. Un jugador presuntuoso y poco inteligente, sin dominio de sus palabras ni discreción. Ibrahimovic es algo por el estilo, pero con una importante diferencia. Eto’o después de tanto tiempo era uno de los capos del vestuario, y estaba crecido. Zlatan llegará a un equipo lleno de estrellas que lo han ganado todo. Creo que optará por no causar más problemas de los necesarios. Y ese es el punto fundamental del fichaje. Un equipo cuando gana mucho se desmotiva. O mejor dicho, pierde parte de la motivación anterior. Y es necesario reactivarlo a base de renovar el equipo. Y además Ibrahimovic tampoco ha ganado nada a nivel internacional en su carrera. Esto también pone de manifiesto que los equipos grandes necesitan de grandes estrellas. Y no todas pueden salir de la cantera. Y hay que ficharlas. Y generalmente muy caras. Lo malo (o lo bueno) de la demagogia, señor Laporta, es que es reversible y de poco recorrido.

Por otra parte, y pese a ser madridista, me alegro de poder disfrutar a Zlatan todos los fines de semana. Lo que me apena es que me da la impresión de que la liga española, cada vez más se reduce a dos equipos todopoderos y un grupo perseguidor que lucha por la Champions. Esperemos que el buen hacer futbolístico de equipos como el Villarreal contribuya a igualar una contienda desigual en lo monetario.

Anuncios

El eterno debate sobre el calcio (y un apunte sobre árbitros)


[Por Anuar Marrero]

Julio Maldonado ‘Maldini’, en la última entrada de su blog, esgrimía un alegato a favor del fútbol italiano y en contra de los habituales argumentos que lo califican de tosco y defensivo. Es un debate permanente y muy interesante, y sobre el que no comparto parecer con mi buen amigo autor de este blog. Hagamos un somero análisis sobre la cuestión.

Alegaba Maldini que en el calcio se marcaban más goles que en Francia o España por ejemplo, y que había muchos equipos como la Fiorentina, el Udinese o el Nápoles son muy ofensivos e intentar jugar tocando. No voy a negar ninguno de los argumentos de Julio Maldonado (vaya por delante que me parece un crack), pero si su validez para defender el fútbol italiano. No creo que el número de goles marcados sea un dato para poder valorar el nivel de una liga, aunque lo pueda parecer. Esto no tiene por qué deberse al buen juego. Puede, entre otras razones, ser consecuencia de un bajo potencial de los equipos pequeños o a las malas defensas. Sobre el segundo no lo niego, pero soy de los que piensa que el nivel de una liga lo marcan sus equipos grandes. Y lo cierto es que el Inter lleva años sin jugar a nada, el Milan de Ancelotti es una aberración que nos está privando de ver el mejor fútbol de el mejor jugador del mundo (Kaká) y la Juventus es un equipo basado en el físico, que a pesar de no estar exento de calidad (Del Piero o Nedved) tiene un centro del campo incapaz de hacer jugar al equipo.

¿Es la mentalidad defensiva la causa de esta diferencia del nivel con las grandes ligas? Creo que en la actualidad no hay más mentalidad defensiva los equipos italianos en general de la que puede haber en Alemania, Inglaterra o España.

Pero el gusto histórico por cierto tipo de fútbol especulativo y rácano se ha visto reflejado en el perfil de los centrocampistas que se producen en Italia. El gusto por los Ambrosini, Tachinardi, Gattuso o Cristiano Zanetti ha calado hasta tal punto que nos encontramos con que la medular de los equipos italianos está desierta, de creatividad, calidad y visión de juego. Debido a estas carencias, el resto del equipo se va amoldando. Si tus medios no generan fútbol necesitaras delanteros rocosos, que basen más su juego en el físico que en la calidad. Y poco a poco el juego se va enredando entre pelotazos, balones colgados y disputas de balones divididos. Desaparece el criterio, se diluye el fútbol.

Pero además los factores extrafutbolísticos no ayudan. El Moggigate puso de manifiesto que la corrupción está instalada en el fútbol italiano. Acabó con la Juve en segunda, pero algún otro (sobre todo el Milan) los debería haber seguido. La poca afluencia a los estadios, los episodios graves y continuados de violencia en los mismos tampoco ayudan al espectáculo. Y otro factor que personalmente me parece muy grave es la alineación clara de varios jugadores con ideas fascistas, valga Di Canio como ejemplo. Así es imposible acabar con los radicales. Todos estos factores alejan el dinero y las estrellas del calcio. Lo cierto es que hoy por hoy Italia no es un país atractivo para jugar o disfrutar del fútbol.

Y para acabar me gustaría hacer un apunte sobre los árbitros. Aunque no defiendo la actuación de Mijatovic (un directivo no debe ‘rajar’ de esa manera), creo que cualquiera (sí. El Madrid y el Barça también) tiene derecho a quejarse cuando una mala actuación le ‘jode’ o está a punto de ‘joderle’ un partido. Y más cuando son más de una y más de dos. Además en España la politización de la federación deja claro que los árbitros no son neutrales. El último capítulo lo ha protagonizado Iturralde González, el más claro ejemplo de la ausencia de neutralidad arbitral. Este personaje ya se ha manifestado en varias ocasiones con declaraciones en contra del Real Madrid. Pero hace unos días, en una entrevista concedida a Radio Popular de Bilbao, se metía con el grupo PRISA y aseguraba que se metían con él y con Villar y con el Athletic por el hecho de ser vascos. Y no sólo eso, sino que cuando hablaba del Athletic de Bilbao lo hacía en primera persona del plural. Esto debería inhabilitarle para arbitrar cualquier partido en el que los intereses del Bilbao estuviesen en juego directa o indirectamente. Pero no va a pasar nada. En una liga en la que la federación y el estamento arbitral están posicionados de forma tan clara y desvergonzada, me parece que quejarse se convierte en un derecho de cualquier equipo.

Escucha aquí las declaraciones de Iturralde González