Archivo de la etiqueta: racismo

Santos Mirasierra, la violencia y los medios de comunicación


Tanto Zury como Anuar me han pedido que trate el tema de Santos Mirasierra. Es un tema difícil, por diferentes cuestiones. La primera, porque no conozco a fondo el caso; la segunda porque no tengo una opinión debidamente formada, y la tercera, porque mis conocimientos de Derecho son casi nulos, como lo demuestran mis lamentables examenes de la carrera.

Empezamos. Entiendo esa corriente de opinión que se indigna  porque piensa Santos Mirasierra pueda estar siendo considerado cabeza de turco, entiendo que la sanción pueda ser desproporcionada (3 años y 6 meses de prisión por lanzar ‘presuntamente’ un asiento a un policía y también ‘presuntamente’ empujar a otro) e incluso que la carga policial fuese desmesurada.

santosmirasierra

Dicho esto,  me cuesta mucho defender a un ultra, mucho mucho. Porque son el cáncer del fútbol. Santos Mirasierra es un ultra, y el Olympique de Marsella es uno de los clubs con más grupos ultra de todo el mundo.

Al contrario de lo que opina Anuar en el comentario del post anterior, yo sí creo que todos los ultras deben estar metidos en el mismo saco (y si pudiera ser, sellado con hormigón armado).

Me da igual que sean de izquierdas o de derechas, porque en esta ocasión creo que es cierto el axioma de que los extremos se tocan. Porque el hecho de ser ultra implica ser descerebrado, violento y radical. Porque a pesar de no utilizar la xenofobia como motivación para ejercer la violencia, como sus ‘colegas’ de extrema derecha (se consideran antiracistas y su equipo tiene un presidente senegalés como Pape Diouf) esgrimen cualquier pretexto para provocar reyertas e incluso amenazan de muerte a los aficionados de los equipos rivales.

ultras-om

Pero volvamos a Mirasierra. En Francia se ha convertido en un ídolo, una especie de mártir. Le ha defendido Zidane, Ribery se ha ofrecido para participar en cualquier acto en su favor, grupos ultras españoles como los ‘bukaneros’ del Rayo y los ‘riazor blues’ del Deportivo han desplegado pancartas pidiendo su libertad, y hasta Sarkozy se ha interesado por su situación. De momento, hoy ha salido en libertad tras pagar una fianza de 6.000 euros y el club francés le ha fletado un avión privado para que vuelva a Marsella.

Esto ha provocado las iras de todos los medios de comunicación españoles, que a mi humilde entender han estado muy desafortunados desde que ocurrieron los incidentes en el Vicente Calderón el pasado 1 de octubre.

Partiendo de la base de que la sanción de la UEFA al Atlético de Madrid es a todas luces injusta, porque quienes provocaron los incidentes fueron los radicales franceses, no entiendo que se utilicen los informativos, la prensa o las ondas, para emitir juicios paralelos y para descalificar a dirigentes como Platini o Pape Diouf, a los que por muy incompetentes que puedan ser, jamás hay que perderles el respeto.

UEFA PLATINIEstas descalificaciones, vienen, como decía Anuar en el primero de sus comentarios del post anterior, por un chovinismo (con v señores) por parte de los medios nacionales en general y de periodistas como José Ramón De la Morena en particular, por un patrotismo mal entendido, que consiste en desacreditar de forma tajante todo lo que piensan que está en contra de ‘lo español’.

Insultos como ‘macarra con corbata’, sivergüenza, criminal, o miserable, dirgidos a Platini, han sido vertidos con total impunidad por gurús de los medios de comunicación, que no reparan en que su audiencia es muy numerosa, y desgraciadamente, muy permeable. Una completa irresponsabilidad.

Sin embargo, no hay rastro de autocrítica por ninguna parte, nadie se disculpa, ni se retracta de sus palabras. Dicen que rectificar es de sabios, pero a la vista de los acontecimientos, parece que en España seguiremos siendo necios por mucho tiempo.

PD: No he hablado ni de Juande ni de Huntelaar ni de los cruces de Champions, con Inter y Chelsea pasando como segundos, prometo hacerlo cuando tenga un rato.

Anuncios

Arios en San Petersburgo


El Zenit de San Petersburgo era un equipo que me caía bien e incluso quería que hubiese pasado a la siguiente fase de la Champions. Salté con cada uno de los cuatro goles que le endosaron al Bayern de Munich en la vuelta de las semifinales de la Copa de la UEFA el año pasado, me alegré de que ganaran la final de esa competición a un aburrido Rangers y sobre todo, disfruté viendo cómo, de la mano de un majestuoso Danny, bailaban al todopoderoso Manchester United en la final de la Supercopa de Europa de este verano.

Sin embargo, esos sentimientos de simpatía hacia este equipo ruso, han dado un vuelco de repente, cuando navegando por la red, me he encontrado con este artículo de Rubén Amón en su Blogoal! de elmundo.es.

vagner-love

Resulta que el Zenit es el único equipo de Europa sin ningún componente negro, mulato o mestizo en sus filas. Ni titulares, ni suplentes, ni entrenador, ni ayudantes, nadie. Esto, en el mundo globalizado en el que nos movemos, resulta, al menos curioso. Pero deja de ser curioso para convertirse en preocupante cuando te enteras de que los ultras del Zenit son de los más violentos de Europa, y también de los más racistas. Afirman orgullosos que los equipos de Moscú son inferiores porque tienen la sangre impura y mezclada con la de otras razas y proclaman al estadio Petrovsky como bastión de la raza aria y de la superioridad blanca.

Puedes decir, bueno… son ultras… y por tanto son gilipollas, por eso dicen esas tonterías; además, los ultras de la mayoría de equipos españoles, no están muy lejos de las ideas de sus ‘colegas’ de San Petersburgo. Cierto.

El verdadero problema viene al leer estas declaraciones que hizo técnico del conjunto ruso, Dick Advocaat, poco antes de jugar la final de la UEFA la pasada campaña. Sus palabras hacen ver que la fuerza de esos radicales en el club patrocinado por Gazprom es muy grande, tanto, que han silenciado al resto de aficionados y lo que es peor, han conseguido la complicidad de la directiva y del cuerpo técnico, que en vez de expulsarlos o al menos, oponerse a ellos, satisfacen sus demandas sin el más mínimo rubor. Lamentable.

Es una pena, porque me gustaba ver jugar al Zenit, los goles y el pundonor de Pogrebnyak, la magia de Arshavin, la elegancia de Danny, la calidad de Zyryanov y el descaro del joven Faizulin, pero creo que no me volveré a alegrar de un gol de los de San Petersburgo hasta que esta situación no varíe.

PD: Me acabo de hacer del Luch-Energia de Vladivostok. Un equipo que juega en la liga rusa, pero que es de una ciudad que está al lado de China. Si jugase la Champions contra algún equipo español, además de un viaje de 9.700 kilómetros, y un frío siberiano, el partido en campo ruso sería a las 12 de la mañana de España. No me digáis que no sería brutal.

PD 2: El señor que veis en la foto es Vágner Love, negro, brasileño y estrella del CSKA de Moscú. Ójala le marque muchos goles al Zenit, porque ellos se lo pierden.