Archivo de la etiqueta: prensa

El negro futuro de la ‘casa blanca’


[Por Anuar Marrero]

Hank Moody, el escritor interpretado por David Duchovny en Californication, asegura que sólo se puede escribir bien sobre lo que a uno “le pone cachondo”. Afortunadamente, el Real Madrid no me excita sexualmente ni espero que lo haga próximamente. Pero a lo que realmente se refiere Hank es que hay que escribir sobre aquello que sentimos, que nos llega. Y es por eso que con el permiso del editor del blog, y con el vuestro tácito, generalmente suelo escribir sobre el Madrid. Pero no se confundan, siempre he sido un aficionado bastante crítico. Soy consciente de que es un club prepotente y engreído, demasiado convencido de su grandeza y con  demasiada tendencia a la incompetencia. Qué se le va a hacer. Yo, al contrario de lo que aseguraba Zury en un post anterior, no creo que ser de un equipo sea un orgullo, sino una cruz que hay que acostumbrarse a llevar.

Y digo esto porque se aproxima uno de esos momentos en los que el equipo blanco tiene que tomar decisiones importantes, y esto es peligroso en un club que no desaprovecha una oportunidad de equivocarse. Y quiero escribir esto antes de saber si el Madrid gana o no la liga. Porque me parece que un punto, el gol average o un gol no pueden condicionar el balance de una temporada. Para no liarme y hacer esto más ameno, dividiré el post en diversos temas.

  • Entrenador. Quizás la pieza clave en estos momentos. Aunque me joda coincidir con Marca, no soy partidario de que siga Pellegrini. Desde luego es el que menos culpa tiene de los errores del Madrid, pero me parece que la evolución del equipo ha sido insuficiente, y nunca ha tenido demasiado claro cómo llegar a donde quería. Si se despide al chileno, es para traer a un entrenador de renombre, con autoridad indiscutible y un proyecto a largo plazo. El omnipresente es Mourinho, que me genera sensaciones contrapuestas. Futbolísticamente me gustaría ver que es capaz de hacer Mou ante la exigencia de jugar bien y de manera ofensiva. Seguro que conseguía alguna solución. Por otra parte, no creo que el entorno institucional y mediático sea capaz de resistir al portugués más allá de una temporada. También suena Benítez, aunque su fútbol sólido y poco alegre no cuajaría en el Bernabeu. Desde luego la opción perfecta sería Wenger, aunque está claro que no vendrá. Lo mejor sería tirar de creatividad y buscar a un entrenador joven, con gusto por el buen juego y algo de nombre. Mi opción es Laurent Blanc, técnico que ha asombrado a Francia y al mundo con su Girondins.

  • Fichajes. Aunque es evidente que la plantilla tiene algunas carencias, es absurdo engañarse. La plantilla del Madrid está entre las tres o cuatro mejores del mundo. Con lo que tiene le debería dar para ganarlo todo. Por ello creo que no es prioritario fichar. Es obvio que es necesario algún jugador de banda, un lateral izquierdo y, dependiendo de las salidas algún centrocampista. El único fichaje que realmente daría un salto de calidad al equipo sería Fábregas. Pero es muy complicado que venga. Gastarse grandes sumas de dinero en Ribery o Agüero tan sólo desequilibraría aún más al equipo. Lo verdaderamente importante es encontrar un sistema de juego, un modelo sobre el que pudieran reposar los jugadores. Sin contemplar la posibilidad de Fábregas, yo me decantaría por Silva (¿Arshavin?), Un lateral izquierdo (Tremoulinas, Cole, Evra, Emanuelson en plan imaginativo) y algún medio (De Rossi). Es decir, jugadores de nivel medio alto que completen una plantilla suficientemente habitada por cracks.
  • Modelo de juego. Este es un gran problema en el Madrid. No tiene claramente definido un estilo de juego. Y eso le deja sometido a los bandazos de cada entrenador, desestructura el equipo y obstaculiza el trabajo con la cantera. Por ello, el próximo técnico que venga deberá hacer lo que hizo Cruyff en el Barça; crear un estilo, un modelo propio que perdure al margen de presidentes, entrenadores o jugadores. Esa es la gran ventaja que tiene el Barça sobre el Madrid. Y es ahí precisamente donde Mourinho me genera dudas. Por otra parte quizás sea una tarea demasiado grande para cualquier entrenador, y el Madrid sea demasiado orgulloso para cederle a alguien dicho cometido.

Esa es mi humilde opinión sobre lo que el Madrid debería hacer. Pero tengo muy claro lo que hará. Fichará a Mourinho y a uno o dos cracks, todos para el ataque. El Madrid volverá a jugar mal, lastrado por la exigencia de titularidad de sus estrellas, pero de mano del portugués algo ganará. Seguirá por ese camino hasta que el modelo se agote o haya elecciones y vuelta a empezar. Yo por si acaso voy a guardar este post. Seguro que en uno o dos años lo puedo volver a publicar cambiando algún que otro nombre.

Anuncios

La prepotencia encubierta


[Por Anuar Marrero]

Desde hace algún tiempo, he detectado en el Barcelona y su entorno (prensa y aficionados), una actitud que a mi parecer está cargada de prepotencia. No es evidente, ya que los jugadores del Barça, capitaneados por el intachable Guardiola, suelen medir mucho sus declaraciones, y hasta ahora son tenidos por modélicos. Pero si analizamos con perspectiva y nos detenemos en el trasfondo de las palabras y declaraciones que se escuchan en las contadas ocasiones en las que el equipo no consigue la victoria, estas destilan un profundo sentimiento de superioridad.

Todos los equipos grandes son más o menos lo mismo. Cada uno con un modelo, peor o mejor gestionado, pero que en ningún caso garantiza victorias. El futbol es profundamente cíclico, y todos los modelos han pasado por penurias y grandes éxitos. En los últimos años Europa ha sido dominada primero por equipos españoles capitaneados por el Madrid “galáctico” de Florentino, luego este se hundió y dio paso al dominio del Milan y los equipos italianos. Posteriormente fue el turno de Chelsea, Manchester y el estilo inglés, que dio paso a la superioridad del Barça de Rijkaard y el de Guardiola. Todos estilos diferentes. Todos exitosos.

Pero cuando el Barça pierde, las explicaciones de la derrota se basan en descalificar la propuesta del contrario. Es usual leer en prensa y escuchar a aficionados frases como “es que contra 11 tíos metidos en el área no se puede jugar”, “es que el equipo dio muchas patadas”, “solo hubo un equipo que quiso jugar” etc. Parece subyacer en el discurso el siguiente planteamiento: “El estilo del Barça es infalible y muy superior al resto y sólo puede perder por demérito propio o porque el rival se vale de estrategias poco lícitas”.


El último caso lo hemos vivido contra el Inter. El discurso era claramente descalificatorio contra la propuesta de Mourinho. Solo hay que acudir al Sport o al Mundo Deportivo para darse cuenta de eso. Además el equipo que nunca habla de los árbitros, cuando se siente afectado lo saca a la palestra. El prepotente y el engreído, atribuyéndose más mérito del que le corresponde, suele obviar los elementos azarosos que le llevan a la consecución del éxito. Pero no duda en utilizarlos para descalificar los logros ajenos. No decir nada después del arbitraje de Ovrebo el año pasado contra el Chelsea y atribuir parte de la derrota contra el Inter a la actuación arbitral responde perfectamente a este esquema.

Esta mentalidad, generalmente presente en la prensa catalana, se generaliza con el chovinismo imperante en jornadas de Champions. En los análisis post-partido, De la Morena, en la SER, llegó a criticar el planteamiento excesivamente defensivo del Inter. Un equipo que salió con tres delanteros, un medio ofensivo, un organizador y un lateral ofensivo. Un equipo que situó la línea de presión en la defensa del Barça y tuvo hasta 7 oportunidades claras de gol. Pero en el fondo se encuentra la resistencia a reconocer que la propuesta futbolística del Inter se impuso a la del Barça, que su estilo no es omnipotente. Evidentemente esto no es generalizado y no afecta a todos. Guardiola defiende su propuesta porque es su forma de entender el fútbol. La defenderá siempre, pero no la considera superior.

Que se mantenga esta actitud en una prensa deportiva hecha por ultras, para ultras y con una calidad ínfima no es extraño. Pero el aficionado cabal y los jugadores no deberían dejarse contaminar por esa prepotencia encubierta con buenas palabras. Es muy lógico estar orgulloso del modelo del Barça, que le está llevando a cosechar títulos. Pero no está de más recordar que con el mismo modelo el Barça estuvo más de 13 años sin ganar la Champions League, mientras otros estilos opuestos se paseaban victoriosos. Defiendan su estilo, pero no lo impongan.

Barça y Madrid más allá del clásico


Como sabéis, la falta de tiempo ha provocado que no pueda actualizar el blog todo lo que me gustaría, hasta el punto de que parezca casi abandonado. Varias veces me he planteado cerrarlo, porque no me gusta que algo con lo que me comprometo, se quede siempre a medias. Sin embargo, en días como hoy, me alegro muchísimo de no haberle echado el cierre definitivo porque puedo compartir con vosotr@s delicias como este gran análisis del no menos grande Anuar Marrero. Además me gustaría aprovechar para darle las gracias a él y al resto de colaboradores, porque son los que han hecho que este pequeño rincón del fútbol siga vivo.

[Por Anuar Marrero]

Cuando analizamos las causas de cualquier fenómeno o hecho podemos distinguir entre coyunturales y estructurales. El fútbol, a pesar de ser algo trivial, también puede abordarse desde este enfoque. Del partido del sábado podemos extraer dos tipos de razones; las que llevaron al Barça al ganar específicamente ese partido por ese resultado (que ya habréis leído hasta la saciedad y en las que no nos pondremos de acuerdo) y las que llevan a que el Barça hoy por hoy sea muy superior al Madrid. Me ocuparé de estas últimas.

Para empezar voy a huir de explicaciones simplistas y de buena aceptación en la prensa. No creo que haya una política deportiva buena per se, sino que todo depende de los resultados que genere. La prensa ahora ensalza la apuesta por la cantera del Barça, pero olvidan que ese equipo empezó a construirlo Rijkaard sobre la base de  Deco, Ronaldinho y Eto’o, fichados todos a golpe de talonario. Luego fueron sustituidos por Iniesta y Messi, pero sin aquel desembolso no sabemos como hubiese sido la evolución de los canteranos. Evidentemente es necesario cuidar la cantera más de lo que lo hace el Madrid, pero un equipo grande está obligado a fichar cracks, como lo ha hecho el Barça siempre. Porque Messi te sale uno cada 100 años si tienes suerte.

Toda política llevada hasta el paroxismo termina siendo negativa.  Y ese es el verdadero problema de Florentino.  Su política (la de fichar cracks para revalorizar la marca y aumentar ingresos) no me parece mala por sí misma. Me parece mala porque los resultados así lo han sido. Acúsenme de utilitarista, pero en algo tan banal como el deporte, me parece que hay poco más allá de los resultados. Y se ha revelado cómo mala porque a la hora de aplicarla no tiene en cuenta criterios deportivos. El Barça de baloncesto, sin ir más lejos, ha llevado a cabo una política muy parecida, fichando a buena parte de los mejores jugadores de Europa. Pero como está dando resultados nadie la critica.

El fútbol es un deporte de equipo, cosa que se olvida con cierta facilidad.  Es en ese espacio en el que hay que colocar a los cracks. Son jugadores capaces de decidir en momentos concretos. Son los solistas de una buena orquesta. Sin un sustento, sin una buena estructura en la que apoyarse, sin una idea colectiva, su talento naufraga en el caos. Se convierten en el único recurso de un equipo incapaz. Y ese es el verdadero problema el Madrid. Los fichajes de Florentino son demasiados agresivos. Reniega de los jugadores de clase media alta, los encargados de cohesionar al equipo.

Además los cracks no responden al más mínimo criterio deportivo. Por ejemplo, tanto Fábregas como Ribery son cracks. Pero el catalán vendría a solucionar una necesidad objetiva, mientras que el francés crearía un problema añadido. Saturaría la delantera y partiría a un equipo con más aceleración que fútbol, un equipo que corre más de lo que piensa. He aquí mi argumento principal, de que fichar cracks no es necesariamente malo. Fábregas sería un buen fichaje, Ribery sería un desacierto. No obstante son dos de los mejores jugadores del mundo.


Por otra parte también podemos evaluar a los jugadores de dos maneras diferentes, por sus características objetivas y por rendimiento. Más allá de los desequilibrios, el Madrid tiene un equipo de un nivel técnico e individual altísimo. Pero ninguno de los grandes jugadores han aparecido cuando se les necesitaba. Cristiano tiene más recursos ofensivos que Messi. Tiene mejor físico, mejor tiro a puerta, y remata muy bien de cabeza. Sin embargo, no ha aparecido cuando su equipo lo necesitaba. Messi ha aparecido siempre. Y teniendo en cuenta que no han aparecido ni C ristiano, ni Kaka, ni Benzema también cabe preguntarse hasta que punto estos jugadores tienen el nivel que se les presupone. Otro ejemplo clásico es Pedrito. Técnicamente muy limitado para la posición que ocupa, se ha sabido adaptar al equipo y su rendimiento ha sido óptimo.

Por último, y aunque me duela, debo mencionar a Pellegrini. Me parece un fantástico entrenador, pero parece obvio que también tiene su cuota de responsabilidad. No ha sabido sacarle un rendimiento aceptable a la plantilla, y su propuesta ha sido muy inconstante. Pero su función ha sido más importante de lo que creemos. Llevó a cabo la difícil tarea de sentar a Raúl, y ha gestionado un relevo generacional en el Madrid. Aún así, soy de la idea de que la decisión más acertada sería la de traer a un entrenador estrella y otorgarle plenos poderes y un proyecto a largo plazo.

Pero Florentino, un fundamentalista de su política no se la replanteará a pesar de los resultados. Volverá a realizar un desembolso brutal, terminará con una plantilla desequilibrada que será el centro de todas las críticas, por demasiado ambiciosa. Quizás, por la calidad individual de alguno de sus jugadores consiga ganar elgún título que corra una cortina de humo. Pero Florentino tiene algo en su contra esta vez. Y es que ya conocemos su política y las consecuencias de la misma.

Extraños paralelismos


[Por Zury]

Es una mala época para estar de exámenes. Bueno, realmente nunca es un buen momento para tener exámenes y siempre buscamos excusas tontas para evitar tener que sentarnos innumerables horas delante de los apuntes. Pero partiendo de esta base, si encima te toca un momento en el que hay mucho deporte que ver pues vas listo. Y yo, en vez de concentrarme en mis apuntes de Derecho Financiero y Tributario I, me pongo a pensar, y el resultado vienen siendo estas líneas que aquí voy a exponer. Acaba de empezar el Eurobasket de Polonia y la selección de fútbol está jugando algunos de los partidos oficiales para la clasificación del próximo mundial de Sudáfrica. Y encuentro varias similitudes entre ambos conjuntos.

iniesta zuryNos encontramos ante las mejores selecciones que hemos tenido hasta el momento en ambos deportes, con grandísimos jugadores que tienen un estilo de juego propio, que se divierten jugando y que nos divierten a los aficionados. Además, son un grupo de amigos que se juntan y lo pasan bien jugando y creo que eso se nota.

Ambas selecciones han ganado recientemente torneos internacionales (Eurocopa de fútbol y Mundial de Baloncesto) y mantienen una misma línea grupal y de trabajo. Tienen jugadores de referencia internacional que brillan tanto en las competiciones domésticas como en ligas extranjeras (Villa, Casillas, Xabi Alonso, Gasol, Calderón, Navarro), y aunque  en su última competición oficial han acudido con ausencias significativas (Iniesta y Calderón), son un grupo fuerte y unido y ambas plantillas tienen una profundidad de banquillo envidiable.

En ambos casos los diferentes seleccionadores que han ido apareciendo han aportado su toque personal, produciéndose el eterno debate por las ausencias (Raúl, Guti, Sergio Rodríguez) pero siempre trayendo sangre nueva que refresque y que aporte su trabajo y sus ansias de ganar para contagiar al grupo (Piqué, Busquets, Llull, Claver).

Otra característica común, y esto es sello personal, es la existencia de un jugador llamado Raúl que a mí personalmente, me desquicia. Raúl González en la de fútbol, y Raúl López en la de baloncesto.


En la de fútbol no ha aparecido más (y así espero que se mantenga) pero en la de basket es otra historia. Sinceramente, si yo estuviese en el lugar de Scariolo hubiese dejado a Raúl en casa manteniendo de bases a Ricky, Cabezas y a Llull (que en el Madrid juega de base) teniendo esta posición totalmente cubierta y pudiendo traer otro jugador exterior que pueda aportar en otros aspectos, ya que, como hemos podido ver en la preparación, si quiere defensa agresiva mete a Ricky de ‘uno’ y a Llul de escolta, pero bueno este es otro tema.

raul lopez zury

Después de todas estas cosas que me he dedicado a ir plasmando poco a poco, vienen los paralelismos negativos, que son los que me preocupan. Cuando hemos ido de humildes y hemos hecho nuestro juego sin menospreciar a nadie ha sido cuando hemos ganado. En cambio, cuando nos creemos que somos invencibles y no respetamos al rival llega el E.E.U.U. de fútbol de turno y nos apea de la Confederaciones. Ayer pudimos ver como una Serbia de ‘pibitos’ nos hacía un destrozo (perdiendo de diecinueve puntos). No me gusta la aureola (en parte gracias al periodismo de este país) con la que llegamos a la Confederaciones y con la que llegamos al Eurobasket. Señores, parece mentira que no hayamos aprendido que por ser buenos (que lo somos y mucho) los demás rivales se van a rendir y nos van a tender una alfombra roja. Tuvimos partidos poco brillantes en la preparación de la Confederaciones y el otro día Lituania nos dio un repaso.
Sólo digo que veo demasiadas coincidencias entre ambas y que a mi juicio, la historia actual de la selección de baloncesto para este torneo parece que ya la viví a principio de verano con la de fútbol. Tenemos tiempo para que esto cambie y puede que los tropiezos de Lituania y Serbia sean eso, simplemente tropiezos. ¿Y ustedes que opinan al respecto?.