Archivo de la etiqueta: Pekín 2008

¿Dónde está el Espíritu Olímpico?


El miércoles fue un día muy duro para España. En el aeropuerto de Madrid-Barajas se produjo la mayor tragedia aérea de los últimos 25 años.

Por eso, es una canallada y una vergüenza muy grande, que el organismo internacional, como es el COI, que se supone que es el principal impulsor de eso del ‘Espíritu Olímpico’, donde deben reinar el esfuerzo, la entrega y por encima de todo la solidaridad con compañeros y rivales, haya prohibido que la bandera española ondée a media asta en la Villa Olímpica de Pekín.

Para colmo de despropósitos, también se prohibió que las marchadoras llevaran crespones negros en homenaje a las víctimas.

Y por este motivo yo me pregunto ¿dónde está el Espíritu Olímpico?, ¿qué daño hace que la bandera ondée a media asta en señal de duelo?, ¿por qué se prohibe ese pequeño gran homenaje de las atletas a las personas heridas y fallecidas?. Si el máximo organismo olímpico no predica con el ejemplo, ¿dónde queda todo lo planteado por el Barón Pierre de Coubertin sobre qué significado tiene una Olimpiada? y sobre todo, ¿qué tipo de desalmados (es lo más suave que me sale) deciden no autorizar un gesto como ese?.

Sé que son muchas preguntas para una tarde de viernes, pero estaréis conmigo en que esto no se puede tolerar.

PD: No es ningún consuelo, pero por lo menos nos hemos metido en la final de basket

Anuncios

El ‘Kun’ y Messi se pasean ante Brasil


Antes de nada tengo que decir que me parece ABSOLUTAMENTE VERGONZOSO que RTVE (Radio Televisión Española) a quienes tanto se les llena la boca con que van a dar más de 1000 horas de Juegos Olímpicos en exclusiva, y quienes han anunciado a bombo y platillo el duelo Messi contra Ronaldinho han dado el partido EN DIFERIDO.

Vamos con el partido. Era el duelo en la cumbre, la final anticipada y todos los tópicos que le queráis poner. Era un Brasil-Argentina, y eso se notó para mal. En la primera parte los dos equipos salieron tensos, nerviosos y sin querer correr riesgos debido a lo mucho que se jugaban. Mucho centroocampismo y muchas imprecisiones. Por parte brasileña, Anderson se olvidó de crear fútbol y se pegó como una lapa a Messi, obligando a éste a bajar hasta mediocampo para recibir balones y Diego no estuvo nada acertado durante todo el encuentro.

De los argentinos sólo brilló Di María, muy móvil por el centro y ambas bandas, y provocando varias acciones de peligro y algún destello de Messi. También me gustó Mascherano, un perro de presa fantástico que impidió cualquier atisbo de fantasía de la canarinha y que ha provocado las dos expulsiones brasileñas.

En la segunda parte el partido se activó y para desgracia de Fer y Marc (que le deben haber cogido cariño a la verdeamarela) apareció el ‘Kun’. El delantero del Atlético de Madrid, que había estado casi inédito en el primer tiempo desvió un disparo del jugador del Benfica Di María y cambió la trayectoria del balón despistando al nuevo portero del Valencia Renan, que encajaba su primer gol en estos Juegos Olímpicos. Era el minuto 51 y la albiceleste abría el marcador.

El rumbo del partido pudo cambiar si el latigazo del bético Sóbis hubiese entrado en la portería de Romero, pero el balón se estrelló en el poste. Tan sólo 4 minutos después llegó la sentencia Argentina. De nuevo Agüero remataba a placer un pase de la muerte de Garay, tras una jugada de Messi que caracoleó hasta meterse dentro del área y se la cedió al central del Racing de Santander.

Con el 2-0 llegó el único destello de Ronaldinho, y fue, como no, a balón parado. El milanista estrelló un balón en la madera en un libre directo desde unos 30 metros. En esa misma jugada, su compañero de club y selección, Alexandre Pato marcaba pero su gol era anulado por un claro fuera de juego. Ronaldinho, por cierto, ni está ni se le espera. Se confiaba en una resurrección en estos Juegos pero no se ha producido. El de Portoalegre está lento, apático, desganado, desacertado y falto de ritmo. Tiene solo 28 años pero parece que tuviese 40.

Otro que juega andando, pero sigue siendo clave para su equipo es Riquelme. Él transformó el tercero en un penalti cometido sobre Agüero tras una jugada enorme de Messi. Con el 3-0 los argentinos se sabían finalistas y comenzaron a disfrutar. Bailaron a Brasil y tocaron el balón por todo el campo. Y esto desquició a los brasileños que respondieron con entradas muy violentas. Lucas Leiva y Thiago Neves fueron expulsados y reflejaron la impotencia de la pentacampeona, que salía humillada del clásico.

En la otra semifinal, la sorprendente Nigeria barrió a los belgas por 4-1. Un partido muy entretenido en el que han brillado el jugador del Chievo Verona italiano Victor Obinna (Nsofor en su camiseta) y el mediapunta del Hoffenheim alemán Chinedu Ogbuke (Obasi) que ha marcado dos goles, uno de ellos un misil desde fuera del área.

Aquí os dejo algunos de los goles del Nigeria-Bélgica. El segundo es de Obasi y ojo al de Bélgica, que es espectacular

PD: Y mañana debuta Del Bosque, a ver que tal…

Dos fenómenos para la historia, una lesión dolorosísima y un crack


Sé que este blog está dedicado al fútbol, pero nunca viene mal hablar un poquito de otros deportes para desengrasar, sobre todo, cuando han coincidido dos deportistas que pasarán a la historia, como ha pasado en Pekín.

El primero obviamente, es la locomotora de Baltimore Michael Phelps. Ocho oros, que se dice pronto, pero además siete récords del mundo y catorce medallas olímpicas en total. Yo no vi a Spitz pero pienso que la superioridad de Phelps ha sido insultante. Sin embargo, buena parte de ese récord de ocho medallas de oro se lo debe a su compañero Jason Lezak, que se comió al francés Bernard en la última posta del relevo del 4×100 libres.

A Phelps le gusta el rap y, por lo visto, esta es la canción que lleva en el iPod antes de salir a la piscina

El otro fenómeno es, por supuesto, Usaín Bolt. El jamaicano es de otro mundo. Ha corrido los 100 metros libres en 9,69 parándose cuando quedaban 40 metros, abriendo los brazos y dándose golpes en el pecho. Si no lo hubiese celebrado con tanta antelación, podría haber bajado de los 9,50 segundos. La superioridad del jamaicano es aplastante y encima sólo tiene 21 años. Y por si fuera poco, dicen que es un tipo de lo más normal, que rechazó a todas las universidades americanas que le prentendían para quedarse a vivir en su país.

Aquí os dejo la exhibición de este extraterrestre

El de la lesión es el haltera húngaro Janos Baranyai, que se dislocó el codo cuando intentaba levantar 148 kilos. Aviso, la imagen da mucha grima y el temblor de sus piernas cuando está en el suelo es escalofriante. Lo curioso del vídeo es ver como varios chavales chinos se ponen delante del atleta y lo tapan para que no le graben las cámaras.

Por último el crack. ¿Nadal?, ¿Deferr?, ¿Vivi y Anabel?, ¿Íker Martínez y Xabi Fernández?, también, pero no. El crack es el tirador olímpico español, Luis Martínez Encabo que no logró clasificarse para las finales de Carabina aire de 10 y 50 metros de precisión. ¿Por qué? por las excusas que puso al preguntarle por su eliminación. Lo dicho, un crack.

PD: Para Álvaro. Primer partido de Oleguer con el Ajax en España, derrota por 2-1 contra el Murcia de Clemente, y Huntelaar tiró una sola vez entre los tres palos. ¿Será que todo se pega?.

El fútbol en los Juegos Olímpicos. ‘Raro, raro, raro’


Es extraño esto de fútbol olímpico ¿verdad?. Más allá de la polémica de Messi, del TAS, de la FIFA, de Blatter y sus solemnes tonterías, se podría decir que el fútbol está metido dentro de la Olimpiada ‘con calzador’. Digo esto porque es la única competición que ya ha comenzado, incluso antes de que se celebre la ceremonia inaugural; la única que tiene un límite de edad, porque al menos 15 de los 18 jugadores que forman cada plantilla deben ser jugadores sub-23; pero sobre todo, porque un deporte como el fútbol, que es el rey indiscutible en Europa y Sudamérica, pasa a un discreto segundo plano cuando llega el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Este papel secundario del fútbol se acentúa más cuando te enteras de que los Juegos ni siquiera están dentro del calendario de competiciones oficiales de la FIFA. Y por este motivo, y según la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) los clubes no tienen la obligación de ceder a sus jugadores. Así, esto se convierte en una locura, con casos de ‘fuga’ sin autorización de los clubes como hicieron los brasileños Rafinha y Diego o con despropósitos como el de Messi, que después de haber hecho el viaje hasta Shanghai donde estaba concentrada Argentina, resultó que debía volver a España para jugar la previa de la Champions con el Barcelona. Al final ha imperdado la cordura y el club catalán ha accedido a que Messi defienda a la albiceleste en los Juegos.

Y vaya si lo ha hecho, en el debut argentino ante Costa de Marfil, ‘la pulga’ ha abierto el marcador para su equipo con una gran definición tras un espectacular pase de Riquelme, y le ha dado el segundo gol al sevillista de nuevo cuño Lautaro Acosta, cuando el partido ya agonizaba y los marfileños creían tener un punto en su mano gracias al empate que había conseguido Cissé.

A pesar de esta victoria, Argentina ha estado gris, con Agüero desaparecido, sin frescura arriba, con falta de entendimiento evidente entre los medios centros Gago y Mascherano y con una actuación lamentable del espanyolista Zabaleta, hasta ahora siempre cumplidor.

Brasil también ha ganado, pero sufriendo. Bélgica, con una generación muy interesante de jovenes promesas ha puesto en aprietos a una ‘canarinha’ que ha debutado con toda su artillería pesada. Pero los Ronaldinho, Diego, Pato, Ánderson y compañía fueron incapaces de inquietar la portería belga hasta que el árbitro le mostró una dudosa segunda tarjeta amarilla al central Kompany. Además tuvo que ser Hernanes quien perforase la portería de Bailly en el minuto 80.

La que sí convenció fue Italia, que goleó a Honduras 3-0, y aunque dos de los goles fueron de penalti, y los hondureños fallaron otra pena máxima, a los italianos se les vio muy activos arriba, con un gran Giovinco, con destellos de Giuseppe Rossi y con Acquafresca en un gran momento de forma.

PD: Como veis, aunque sea un fútbol raro, también es muy divertido y siempre se descubren nuevos talentos.