Archivo de la etiqueta: park

El mundo bascula hacia el este (conclusiones de la primera fase)


[Por Anuar Marrero]

Lo que es una realidad palpable desde hace ya algunas décadas en el terreno de la economía y la política empieza a materializarse ahora en el fútbol. Para nadie es un secreto que desde la irrupción de los dragones asiáticos y el crecimiento exponencial de la economía china, la geopolítica mundial está desplazando su centro neurálgico hacia este. Y después de la primera fase de mundial parece que el deporte rey sigue los mismos derroteros. La clasificación (de manera merecida) de Corea del Sur y Japón en dos grupos durísimos no se debe a una casualidad. Ambas han demostrado rigor táctico, solidez defensiva, una velocidad endiablada y un nivel técnico más que considerable. Sigue leyendo

La contundencia de un equipo histórico


[Por Anuar Marrero]

La semana pasada comentaba tras el partido de ida que era complicado hacer una crónica de un partido con un diagnóstico tan claro. Hubo un equipo mejor que lo demostró. Esta semana me encuentro ante el mismo problema pero por razones diferentes. Comenzó el partido. Alineación ofensiva del Arsenal. Un sólo pivote defensivo (Song), y por delante de Fábregas, Van Persie, Walcott, Nasri y Adebayor. En otras palabras, todo el arsenal (valga el juego de palabras) ofensivo de Wenger.

El United en contra mostraba su cara conservadora (la habitual en los partidos como visitante en Champions) e incluía a Park tapando su banda, a Rooney caído a la otra y a Ronaldo como referencia arriba, amén del trivote Anderson, Fletcher, Carrick.

Con estos mimbres el inicio no podía ser de otra manera. Creíamos que nos esperaba un partido trepidante, ofensivo y de ida y vuelta. La afición del Emirates entregada, el Arsenal al ataque y el Manchester agazapado, en posición defensiva, esperando el momento de lanzar el zarpazo. Y el momento llegó demasiado pronto. En el minuto 7′ Ronaldo avanzó por la izquierda, pone un centro raso, el lateral Gibbs en su intento por llegar al balón resbala y deja sólo a Park con Almunia vendido. Aún así no decae el ánimo. Tres goles, la heroica.

Pero apenas sin tiempo para asimilar la nueva situación, se produce una falta sobre Cristiano a la derecha de la frontal. El crack portugués se perfila y la coloca ajustada al palo. Tocado y hundido.

ronaldosemifinalanuar

Eliminatoria resuelta. Demasiado castigo para un Arsenal que no tuvo tiempo ni para ilusionarse. A partir de aquí sólo anécdotas. Otro gol de Cristiano en un contraataque perfecto. Un penalti innecesario y clamoroso de Fletcher que le costó la expulsión. Entiendo que es una baja sensible por su papel en el equipo, aunque siempre me haya parecido, como decimos en Canarias un ‘jodío paquete’. Van Persie transforma el penalti. Como el partido no ha dado para mucho más, pasemos a analizar algunas conclusiones que se pueden extraer de la eliminatoria.

1. Cristiano Ronaldo. Dos goles y una asistencia en el partido. El gol decisivo en la vuelta de cuartos contra el Oporto. El gol de cabeza en la final del año pasado. Parece que una vez alcanzada la plenitud en su juego, está empezando a dominar otros aspectos fundamentales, como aparecer en el momento adecuado. Esta es la clave para que un crack sea recordado en la historia del fútbol o no. Que aparezca cuando se le requiere. Si consigue dominar eso, estamos ante un jugador de leyenda.

2. El mérito del Arsen(e)al. El Arsenal de Arsène. Ese equipo construido sobre la juventud, la ilusión, la confianza y el gusto por el juego de toque y ofensivo. Ese equipo que pese a bajas y contratiempos ha conseguido de nuevo la plaza de Champions en su liga y se ha colocado entre los cuatro mejores equipos de Europa. Ese equipo veinteañero que se codea con los grandes. Si mantienen la estructura, los títulos volverán.

3. Sir Alex. Aunque su carácter no le ayude a hacer amigos, futbolísticamente no se puede discutir la valía de este genio de los banquillos. Su capacidad para reconstruir otra vez el Manchester, para volver a llevarlo a la cima. El United no se entiende sin él.

4. La flexibilidad de los ‘red devils’. Tener un estilo y mantenerlo a ultranza es meritorio. Pero igual de meritorio es tener la capacidad para ser dominador cuando el partido lo requiere, contundente cuando lo necesita, rácano (incluso) cuando no queda otro remedio. Ojalá y en la final veamos esa personalidad contundente y ofensiva del campeón.

5. La posibilidad de marcar un hito en la historia del fútbol. Desde que la Copa de Europa se juega en formato Champions League, ningún equipo ha conseguido dos títulos de manera consecutiva. El Manchester United puede hacerlo. Y si a eso le suma la Premier League, el mundial de clubes y la F.A. Cup estamos realmente ante un equipo histórico. Por desgracia para ellos el juego del Barça está eclipsando en parte su gesta.

El Madrid gana sin brillo y el Villarreal arranca un punto de oro en Old Trafford


Después de analizar a Atlético y Barcelona que jugaron y ganaron el martes, vamos con los equipos españoles del miércoles, Real Madrid y Villarreal.

Real Madrid 2-0 BATE Borisov

Partido sin historia en el Bernabéu. Los bielorrusos son el equipo más modesto de esta Champions, y su presupuesto es cuatro veces menor que lo que cobra cada año un jugador como Raúl, por ejemplo. Es decir, cerca de 1,5 millones de euros.

Con estas armas, no podían plantarle demasiada cara a los blancos, bastante hicieron con ser un equipo noble, que no hizo demasiadas faltas, y hay que alabarles que en vez de limitarse a estar encerrados en su área, intentasen adelantar la defensa para ‘presionar’ a los de Schuster.

El Madrid jugó a medio gas y aún así dispuso de muchas oportunidades de gol. El primer tanto llegó pronto, en el minuto 11, cuando Guti recibió el balón tras un saque de esquina y se inventó un pase maravilloso que eliminó a cuatro defensas y que dejó a Ramos en franquía para que batiese al portero bielorruso de fuerte disparo. 1-0 y partido sentenciado.

En el minuto 34 llegó la desafortunada lesión de Gago que tuvo que retirarse por problemas musculares y se prevé que esté de baja cerca de dos semanas. La noticia del partido se produjo en los minutos finales del primer acto. Como el segundo gol del Madrid no llegaba, los bielorrusos realizaron tímidos acercamientos al área de Casillas. Esta circunstancia acabó con la paciencia de algunos aficionados, que silbaron a los blancos al descanso debido a su excesiva relajación.

A los 9 minutos del segundo tiempo el Real Madrid aumentó su ventaja en una jugada plagada de rebotes. Raúl disparó a puerta y el portero bielorruso se estiró para despejar el balón, con tan mala fortuna que su rechace pegó en un defensa y cuando el balón se colaba en la red, llegó Van Nistelrooy para remacharlo. Por si acaso.

De ahí al final hubo poco. La expulsión del bielorruso Khagush y un par de tiros de Ramos y Van der Vaart.

Desde aquí, sólo queda felicitar al BATE por su heróica clasificación y alabar el encomiable esfuerzo de los pobres bielorrusos, que más parecían un grupo de amigos, que un equipo profesional.

Manchester United 0-0 Villarreal

Este sí era el partido de la jornada. Un teatro de los sueños abarrotado por 76.000 almas recibía al Villarreal en la primera jornada de Champions. Cristiano esperaba en el banco y Berbatov fuera de la convocatoria, pero daba lo mismo, ahí estaban Tévez, Rooney, Nani, Ferdinand o Hargreaves dispuestos a amargar el debut al submarino.

Y en estas llega Pellegrini (entrenador al que admiro), estudioso y metódico, y deja en el banquillo de inicio a Cazorla y Marcos Senna. Otro ataque de entrenador, inexplicable, no había molestias físicas ni cansancio, simplemente decisión técnica. Los amarillos salieron con Eguren y Edmilson en el doble pivote, Pires, Mati Fernández y Cani en la mediapunta y el Guille Franco sólo arriba, pegándose con los centrales.

En vista del resultado, la apuesta salió bien. Los castellonenses se llevaron un punto que sabe a victoria y encarrilaron su clasificación para la siguiente fase. El 0-0 acabó con un récord de 15 victorias seguidas del Manchester en su estadio en la Champions y ante eso no se puede reprochar nada, pero pudo ser peor, mucho peor.

Gonzalo y Godín hicieron un partido enorme, perfecto. El argentino se olvidó de sus maltrechas rodillas y volvió a su mejor versión, y el uruguayo Godín se doctoró en el mejor escenario posible. Aguantaron las embestidas de Tévez, los desmarques de Rooney y las llegadas desde la banda de Nani y Park Ji Sung.

Pero buena parte de ese punto es también gracias a Diego López. El portero gallego estuvo inmenso, y salvo un error en la salida en un saque de esquina al comienzo del encuentro, estuvo muy seguro durante los 90 minutos.

En la primera parte el Villarreal sufrió lo indecible. Los amarillos no tenían el balón y estaban a merced del Manchester. Guille Franco estaba demasiado sólo arriba y Mati Fernández, Cani y Pires no entraban en juego. Eguren y Edmilson no podían frenar a Hargreaves y Fletcher, y las bandas inglesas eran un constante quebradero de cabeza para el equipo español. Park y Nani llegaban muy solos hasta la línea de fondo y trazaban diagonales muy peligrosas, tanto, que el coreano fue derribado claramente por Eguren en dos ocasiones. El árbitro Wolfang Stark, un amigo, no pitó ninguno de los dos penaltis y se llegó al descanso con el 0-0.

En el segundo tiempo, Cazorla modificó el panorama de su equipo y del partido. El asturiano es un jugador diferente, con su entrada cambió la actitud de su equipo, Ángel encontraba un socio en la derecha, Pires y luego Ibagaza, podían trazar paredes.

Fue en esos compases del partido cuando el Villarreal gozó de la ocasión más clara del partido. Una sucesión de paredes y triangulaciones acabó con un centro al área que Guille Franco remató con el tacón. Caprichoso, el destino quiso que el balón se estrellase contra la madera y saliese hacia el meta Van der Sar.

En el minuto 61 Ferguson sacó a toda su artillería. Retiró a Hargreaves para meter a Anderson y a cambió a Park por Cristiano Ronaldo. El portugués fue recibido con vítores por la hinchada de los Red Devils, a pesar de sus escarceos veraniegos con el Real Madrid. Cristiano jugó, y estuvo muy activo en los 29 minutos que permaneció sobre el campo y de un centro suyo llegó la oportunidad más clara de los ingleses, cuando el central Evans, libre de marca, conectó un cabezazo a bocajarro que pegó en la cepa del poste.

Era entonces cuando más encerrado estaba el Villarreal, pero ni con Cristiano pudo el Manchester doblegar al submarino. 0-0 y un punto que sabe a gloria.

PD: Qué de trabajo da la Champions a los autores de los blogs