Archivo de la etiqueta: motta

Hoy más que nunca, orgulloso de ser culé


Reflexiones desde el corazón  de un culé. Sensaciones y estados de ánimo. En definitiva, fútbol en estado puro

[Por Zury]

Jodido. Esa es la palabra. Nunca una derrota me había afectado tanto. Sinceramente estaba esperanzado y confiaba en la remontada del Barça anoche y para que engañarnos, me hacía mucha ilusión poder ver a mi equipo jugando en el Santiago Bernabeu luchando por la orejona. Pero no ha podido ser. Todavía tengo la sangre caliente por lo que ocurrió ayer en el Camp Nou, pero siento y creo que en un día como hoy los culés tenemos que hacernos oir y que animar al equipo más que nunca, porque, a pesar de lo que ocurrió ayer, seguimos siendo los mejores del mundo, pero a veces en el fútbol no gana, como pasa en este caso, el mejor equipo.

En los estrictamente sucedido ayer, me gustaría comentar varios aspectos. El primero, y para que no se diga, el gol de Piqué es ilegal. Fuera de juego como una casa. Totalmente de acuerdo, pero de resto poco más. Una vez dicho esto, creo que en el global de la eliminatoria el Inter no ha sido mejor que el Barça. Vale que en San Siro pudo ser mejor, pero ayer desde luego que no. En ambos partidos, faltó la profundidad y la velocidad a la que nos tiene acostumbrado. Quizás sea porque ese genio manchego estaba en la grada y eso desahoga mucho a Xavi en sus labores de creador de juego. Pero aún así, he de romper una lanza en favor del Barça. Me gustaría ver cuantos equipos podrían jugar o intentar marcar un gol al Inter de ayer, en el que, tras la expulsión de Motta, había una línea de 4 y seguidamente una de 6, con Diego Milito y Samuel Eto’o como los flamantes laterales del equipo italiano. Señores, sinceramente, eso es lamentable. Así de claro. Una cosa es estar cerrado atrás y buscar la contra y otra cosa fue lo de ayer. Sinceramente el planteamiento del Inter fue una vergüenza. Y perdonen la expresión pero, me importa una mierda que por pensar esto sea un culé prepotente encubierto.

Personalmente, nunca había visto un catenaccio tan grande como el de ayer. Como tampoco había visto perder tiempo desde el minuto 1 de partido o lo que es peor, una amarilla al portero por perder tiempo ¡¡¡en la primera parte!!!. Por no hablar de supuestas lesiones y puro teatro. Que por cierto, hablando de teatro, quien me diga (y esto va especialmente para los madridistas) que Busquets ayer fue un buen actor o que la “galleta” de Motta no es merecedora de amonestación (puedo entender que no sea roja, pero la amarilla es más que clara) que vea el recadito y Contini a Higuaín y su posterior reacción.

No quería hablar de los árbitros, porque creo que no son excusas, pero sinceramente pienso que en esta eliminatoria han perjudicado mucho al Barça con lo que espero que lo que ocurrió en Stamford Bridge prescriba. Ayer, el árbitro contribuyó a las continuas pérdidas de tiempo del equipo de Mourinho, no pitó el agarrón e Ibra dentro del área (con camiseta rota incluida), ni el empujón de Cambiasso a Pedro, por no hablar que el gol de Bojan es legal porque Touré tiene el brazo pegado al cuerpo. Aún así, volveré a dejar constancia que el gol de Piqué es ilegal. Si a eso le sumas lo del Giuseppe Meazza en la ida, pues las cosas se ponen difíciles.

De verdad, no quiero que esto último suene a excusa. Si el Inter ha pasado es por algo. No se puede hacer nada más.

Solo deciros que estoy orgullosísimo de ser culé un día como hoy, por haber caído con la cabeza bien alta en el terreno de juego. Sólo dar ánimo al equipo y a centrarnos en ganar la liga, porque que esta temporada el Barça no gane nada sería una verdadera injusticia.

P.D.: Rehúso hablar de la actitud de Mourihno, porque él mismo quedó retratado ayer. Será un grandísimo entrenador, no lo pongo en duda, pero todo el mundo lo va a recordar como un … Eso sí, una pena que el Barça, se rebajase a su nivel con lo de los aspersores. Se lo merecía, si, pero no hay que caer en su trampa.

Anuncios

El Inter vuelve a las andadas


Que el Inter es lo más parecido a una ONG en este mundo del fútbol no es nuevo (quizás podría competir con el Benfica que ha pagado 5 millones por Saviola y 7 por Javi García, pero ese es otro tema). Desde hace más de una década, los neroazzuros han ‘acogido’ a una cantidad ingente de jugadores lamentables, pagándoles además, una millonada.

Así, a bote pronto, me vienen a la cabeza ‘catacracks’ como Nelson Rivas, Carini, Luis Jiménez, Van der Meyde, Farinós, César Aparecido, Okan Buruk, Brechet, Sixto Peralta, Guglieminpietro, Moreau, Dalmat y un Recoba que cobraba más de 6 millones de euros al año, pero seguro que hay otros miles de nombres que se me olvidan.

Dice el gran Gaby Ruiz en su blog, que Moratti, el presidente del Inter es demasiado buena gente para un mundo tan ruin como el del fútbol profesional, y le cuesta demasiado decir ‘no’. Sea por esta razón o por alguna otra, el caso es que la política de fichajes de los milaneses ha sido un auténtico desastre.

Esto parecía haber cambiado la temporada pasada con la llegada de Mourinho. Una plantilla equilibrada, con mucha solidez en defensa, mucha calidad arriba y unos fichajes que reforzaban las posiciones más necesitadas del equipo, que le sirvió para ganar holgadamente la Serie A.

Aunque es cierto fracasó en el objetivo de conseguir la Champions, lo lógico hubiese sido continuar en esa línea, pero ‘la cabra tira al monte’ y parece que el Inter vuelve a hacer de las suyas en este mercado veraniego de fichajes. No ya por la calidad de los jugadores que ha comprado, que casi todos la tienen, sino más bien por la descompensación de la plantilla.

El más inexplicable de los fichajes es el de Thiago Motta. Es cierto que el año pasado hizo una buena temporada en el Genoa, pero ya está. Nunca ha llegado a cuajar y no ha dejado de ser un jugador mediocre, que no lo olvidemos, fue suplente en un pobre Atlético de Madrid, y está lejos del nivel que debería exigir un equipo de primer nivel mundial. Es ridículo que hayan pagado 18 millones de euros por él. No tiene sentido, además, que cobre cerca de 3’5 millones de euros por temporada, sabiendo que su rodilla izquierda puede volver a romperse en cualquier momento.

milito inter

Junto con Motta ha llegado su compañero en el Genoa Diego Milito. 22 millones de euros y la posibilidad de jugar la Champions han tenido la culpa. El argentino no será muy elegante, pero es una garantía de gol. Personalmente siempre he defendido que debería ser la referencia de la selección albiceleste, que está teniendo problemas para encontrar un ‘9’ puro. Por tanto, un fantástico fichaje. ¿El problema? se llama Samuel Eto’o. Con la llegada del camerunés, llega durísima competencia para el ex del Zaragoza. Mourinho apostó en muchos partidos de la temporada pasada por un 4-3-3 con dos jugadores abiertos a banda arriba y un sólo punta nato. Si se hubiese quedado Ibrahimovic, podría ser uno de esos hombres que parten desde la banda, pero ni Eto’o ni Milito van a sentirse cómodos jugando en otro puesto que no sea el de ariete. Incluso si el Inter cambia de táctica y utiliza un 4-4-2 podrían jugar juntos, pero tendrían que acostumbrarse a compartir espacios con un jugador de similares características, cosa que no hicieron el año pasado ni en Barcelona ni en Génova. Lo que sí es seguro es que ambos restarán minutos al genial pero indisciplinado y díscolo Balotelli, que corre el riesgo de frenar su progresión.

Esto enlaza con la operación Ibrahimovic-Eto’o. Todo el mundo lo ve como un gran negocio para los italianos. Lo es, pero puede suponer una gran pérdida en lo futbolístico. No tengo ninguna duda de que Eto’o rendirá a un altísimo nivel con los de Mourinho, porque lo ha hecho allá donde ha jugado, pero con la salida de Zlatan, el Inter pierde un delantero más móvil, con mayor versatilidad, que podría haber complementado a la perfección a Diego Milito, porque a pesar de que estos últimos años ha jugado de punta nato, la posición natural de sueco es la de segundo delantero.

lucio interEl hasta hoy último fichaje del club presidido por Moratti es Lúcio, el central brasileño del Bayern de Munich. Si me hubiesen preguntado qué jugador en todo el mundo casa menos con el estilo Mourinho, probablemente hubiese dicho su nombre, pero cosas del fútbol y de la física, los polos opuestos se atraen. Lúcio, como buen brasileño que es, probablemente sea el central técnicamente mejor dotado del mundo, pero también el más caótico. Sus continuas y alocadas subidas al ataque con el balón controlado han provocado un continuo desorden en la zaga muniquesa y más de un infarto en sus aficionados. Tácticamente es un desastre y su fichaje por el Inter puede producir dos situaciones: la primera, que con las broncas de Mourinho Lúcio se serene y se convierta en un central solvente y eficaz (cosa complicada a sus 31 años) o que contagie su ‘locura’ a sus compañeros de defensa y aquello acabe siendo un auténtico desastre.

Y por si todo esto fuese poco, suena Cassano. ¡Que Dios les pille confesados!.

PD: Debutó en el Bernabéu el ‘nuevo’ Madrid de CR9. 1-1 contra el todopoderoso Al-Ittihad y la estrella fue Raúl. ¡Vuelve la ilusión! que diría Florentino.