Archivo de la etiqueta: manager

Coach Olímpico


[Por El Mental Coach]

Durante los pasados Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver he tenido la oportunidad de disfrutar del cumplimiento de un sueño de dos personas al unísono. Uno es el sueño de oro olímpico de Giuliano Razzoli (oro en Vancouver 2010, en la modalidad de slalom) el otro, el de su mental coach, Roberto Merli.

Yo la verdad es que de ski no entiendo mucho, no he esquiado en mi vida, pero el hecho de conocer a Roberto y saber que estaba trabajando con Giuliano Razzoli me permitió seguir las Olimpiadas de Vancouver de forma muy directa. Allí estaba yo, un español que no había esquiado nunca “tiffando” por un italiano que competía en la final del slalom.

Yo no conocía a Giuliano, conocía a su cuñado y a su hermana, personas maravillosas que me hacían suponer que Giuliano era una gran persona como después se confirmó.

Durante las Olimpiadas de Vancouver de este año tuve la oportunidad de escuchar los objetivos de los integrantes de la “squadra” italiana de ski. Cuando se les preguntaba qué esperaban de las olimpiadas, la respuesta más común era: “yo ya he ganado solo con estar aquí…”, “para mí ya es un logro el estar presente…” sabéis cual era el objetivo de Razzoli: el oro olímpico.

Cuando piensas en las Olimpiadas, en atletas que se preparan durante cuatro años de su vida para esta competición, piensas que no dejan nada a la improvisación. Sin embargo, la mayor sorpresa fue comprobar como la gran mayoría de los atletas no habían trabajado de forma profesional los aspectos mentales. ¿Imagináis la presión que siente un atleta los días antes de las competición?. La competición que te dará los frutos de cuatro años de trabajo y que te marcara para los siguientes cuatro años. Pensad que sus ingresos dependen de las becas de la federación y de los sponsors y estos sólo vienen si consigues resultados.

El mental coaching es aún una materia en fase de desarrollo, pero es un componente ganador. Está claro que el hecho de tener un mental coach no hace que ganes un oro olímpico, pero el trabajo mental te ayuda a obtener un mayor rendimiento.

Está científicamente probado que el entrenamiento mental funciona,  ¡¡¡y tanto!!!. De acuerdo con la investigación de la British Psychological Society (Concentration Skills Training in Sport – Greenlees e Moran) el entrenamiento mental (realizado profesionalmente) puede aumentar los resultados de rendimiento deportivo en más del 50%.

¿Qué es lo que hace un mental coach en concreto, con los atletas?

  • En primer lugar, lo que hacemos es determinar los objetivos: ¿Dónde quieres ir?  y ¿Qué quieresconseguir? son las primeras preguntas que se hacen.
  • Después de entender los objetivos (normalmente, hablando de atletas, se trata de mejorar su rendimiento, gestión del estrés, mejorar un gesto técnico, superar algunos bloqueos que se han creado por alguna razón particular, etc..), analizamos los puntos fuertes y finalmente lo que impide al deportista expresar su máximo potencial (miedo, inseguridad, falta de convicción, pérdida de concentración, estrés, etc..).
  • En este momento construimos juntos la ruta de entrenamiento mental más adecuado en conformidad con los objetivos y en base a los plazos propuestos.

Todo esto para decir que nuestro trabajo es extremadamente conveniente y se basa en los resultados. Sabemos que en el deporte no cuenta la intención o la filosofía, cuenta el resultado. Y queremos ser catalizadores de resultados, de medallas de oro y ¿por qué no?, de sueños.

Y D10S descendió a los banquillos


Definitivamente el fútbol está loco, pero loco de remate. No es sólo que dos recién ascendidos como el Hoffenheim o el Hull estén muy arriba en las tablas clasificatorias de Alemania e Inglaterra. O que Udinese y Nápoles estén en lo más alto de la liga italiana. No es sólo que el ‘Poli’ Ejido le acabe de meter 5 goles a todo un Villarreal en una descafeinada Copa del Rey o que haya sido irse Juande y el ‘nuevo’ Tottenham de Harry Redknapp lleve una victoria y un fantástico empate a 4 en campo del todopoderoso Arsenal en sus dos partidos.

No es sólo eso, que ya es muchísimo, sino que además ayer nos enteramos de que el nuevo seleccionador argentino va a ser él, el ‘10’, D10S, el barrilete cósmico… Diego Armando Maradona.

Todos sabemos que en Argentina, Maradona está por encima del bien y del mal, pero a mí esta decisión me la tienen que explicar. Es cierto que la albiceleste con Basile (¿le habéis visto? es el mejor actor de películas de mafia del mundo) era un barco a la deriva, jugaba horrible, sin medio campo, sin creación, sin nueves y sobre todo sin magia y necesitaba dar un golpe de timón, pero creo que Grondona ha reventado el timón en mil pedazos.

Traer a Maradona significa traer polémicas, filias y fobias, pero también implica traer a un tipo sin experiencia en los banquillos, que dirigió a Racing de Avellaneda durante once partidos de los que sólo ganó dos y al modesto Mandiyú durante doce partidos, donde sólo consiguió un triunfo. Así, Maradona sólo ha ganado tres partidos como entrenador profesional.

Además, todos conocemos la vida ‘desordenada’ de El Pelusa fuera de las canchas. Sus ‘escarceos’ con las drogas han sido constantes y la opinión generalizada en todo el mundo es que cómo va a controlar a 25 tipos, un hombre que no puede controlarse a sí mismo.

Y por si todo esto fuese poco, de la mano de Maradona viene Bilardo, que va a ejercer de algo así como Mánager General. Para quienes no lo sepáis Bilardo es uno de los entrenadores argentinos más carismáticos de todos los tiempos y su enfrentamiento con Menotti, otro entrenador mítico, divide a los argentinos en ‘Bilardistas’ y ‘Menottistas’ desde tiempos inmemoriales. Pero es que Bilardo, que fuera un grande tiempo atrás, hoy está de vuelta de todo. Tiene 70 años, y según Wikipedia ha ejercido como ¿médico?, ¿político? y últimamente, como comentarista deportivo. Con este currículum cercano, y sin entrenar desde 2004, me temo que ejercerá más de policía de Maradona, que de jefe de la albiceleste.

Y para algo que parecía tener sentido, al final parece que no va a salir. La idea de Grondona (Presidente de la Asociación de Fútbol Argentino y capo del fútbol mundial) era juntar en el banquillo de la selección a los jugadores que salieron campeones en 1986, o subcampeones en el Mundial de 1990. Troglio, principal candidato a asistende de Maradona dice no haber recibido ninguna propuesta y Batista y Brown prefieren seguir ligados a la sub 20.

Así tenemos que se va Basile y llega Maradona. En principio, un dios que tiene hasta una religión propia y que jamás pensó que sería cuestionado. Sin embargo, la afición no lo tiene tan claro. En una encuesta del diario Clarín el 70% de los encuestados opinan que la elección de Maradona será perjudicial para el seleccionado argentino. Y si de algo saben los argentinos, aparte de psicología, publicidad y ligoteo, es de fútbol.

PD: Y tú, ¿qué opinas? ¿te parece acertado el nombramiento de Maradona como seleccionador argentino?