Archivo de la etiqueta: goleada

Reflexiones tras el clásico. ¿Y ahora qué?


Han pasado cerca de 48 horas desde el final del partido y creo que sigo sin creerme lo que pasó antes de anoche en el Camp Nou. De hecho, he tenido que bajarme el partido (verás como lean esto los de la SGAE) para verlo con un poco más de calma.

Estaréis conmigo en que ni el más optimista de los culés ni el más pesimista de los merengues esperaba un resultado así. Porque un 5-0 es histórico, en el más amplio sentido de la palabra. Quizás, con la memoria reciente del 2-6 no lo pongamos en la perspectiva adecuada, pero yo, que por edad tengo vagos recuerdos de los 5-0 de los años 90, he visto cómo aquellos aficionados algo mayores que yo siguen teniendo esas imágenes frescas en sus retinas, como supongo que nos pasará a los de mi edad dentro de unos años. Sigue leyendo

Anuncios

El Alcorcón humilla al Madrid (4-0)


Ridículo, bochorno, desastre, debacle, vergüenza… se acaban los adjetivos para calificar la lamentable actuación del Real Madrid esta noche.

Iba a hablar de lo aburrido de esta Copa, de lo tedioso de su formato y de la imposibilidad práctica de que haya sorpresas con eliminatorias a ida y vuelta. Pero los chavales del Alcorcón se merecen un post. Un 4-0 no se consigue todos los días, y mucho menos a todo un Real Madrid, y mucho menos a este Madrid ‘galáctico’, a este Madrid de la superproducción.

Porque el Madrid (a priori) no ha tirado la Copa, ha puesto una alineación que excepto por Dudek (que ha sido el único que se ha salvado de los blancos) podría ser titular en cualquier partido de Liga. Ningún chaval del Castilla, Albiol, Raúl y Benzema, han saltado de inicio y aún así (o quizás por eso) el Alcorcón le ha dado un baño a los de Pellegrini.

alcorcon

Y es que el Alcorcón, muy bien dirigido por Anquela, ha ocupado unas bandas que el Madrid ha dejado desiertas, ha tocado el balón ante la pasividad de los blancos, y de no ser porque han llegado algo tocados físicamente al tramo final del partido, podrían haberle metido 6 ó 7, y no os exagero un ápice. Los alcorconeros han jugado como los ángeles, con el delantero Borja como héroe, con el interior Ernesto, criado en la cantera blanca, saliéndose con toques exquisitos, con una entrega encomiable desde el primer hasta el último minuto del encuentro. Además, y como guinda a un delicioso pastel, ni una sola entrada dura o a destiempo de los chavales del Alcorcón, algo que se le presuponía a un equipo de dos categorías inferiores, y el hecho distintivo de terminar el encuentro atacando la portería del Real Madrid.

No sé si echarán a Pellegrini (supongo que no), pero está claro que el Madrid tiene que tomar medidas muy drásticas. Las culpas serán todas, o casi todas para el chileno, que las tiene, por no trabajar al equipo y por ser incapaz de reaccionar con los cambios y con las órdenes, pero personalmente, me gustaría hacer hincapié en la crítica a los jugadores. Unos jugadores, todos internacionales, que ya no por lo que cobran (que también), sino por su calidad, deberían ganar al Alcorcón casi sin bajarse del autobús. Pero eso no ha ocurrido, porque con esa desidia, esa poca implicación, han dejado en ridículo a la gran institución a la que representan.

Con el artículo hecho así, a la carrera, no he podido documentarme mucho sobre los chavales del Alcorcón, así que a modo de homenaje, voy a poner sus nombres al final del post.

Juanma; Rubén Sanz, Iñigo López, Borja Gómez, Nagore; Rubén Sanz; Ernesto Gómez (Jeremy, min.65), Sergio Mora, Fernando Bejar (Carmelo, min. 75); Diego Cascó y Borja Pérez (Bravo, min.82).

Ahora queda la vuelta en el Bernabéu y Raúl ya ha hablado de remontada y la pregunta me ronda la cabeza ¿volverá el espíritu de Juanito a los medios de comunicación?. Personalmente creo que deberían suspender la vuelta y darles la clasificación directa a los chavales, que se lo merecen por la gesta conseguida.

PD: Había pensado en ponerle de título al post ‘El Terremoto de Alcorcón’. Menos mal que soy un periodista serio y he dejado la creatividad a un lado.

Cortitas y al pie


El Real Madrid

Al Madrid le abandonó la pegada que le venía caracterizando hasta ahora y empató a cero con el Sporting de Gijón. Parece que la derrota del miércoles ante el Milan ha hecho mucho daño en la casa blanca. ¿El juego? nulo, como casi siempre y la paciencia (de directiva y afición) agotándose a pasos agigantados. Pellegrini (que como ya he dicho aquí, me encanta) no da con la tecla, y Kaka’ (mi gran debilidad futbolística) no responde a las enormes expectativas creadas. La mejor noticia para el Real Madrid es que a Cristiano Ronaldo ‘sólo’ le quedan dos semanas para volver.

El Barcelona

El que sí que parece que ha vuelto es el Barcelona. Juego, set y partido para los de Guardiola ante un Zaragoza que pagó los platos rotos de la derrota ante el Rubin. Keita hizo un hat-trick, y volvió a marcar Messi. Victoria blasámica para todos, en especial para el argentino, que se reencontró con sus mejores sensaciones. Ibrahimovic está haciendo olvidar a Eto’o a base goles, asistencias y detalles de enorme clase, que confirman su condición de crack mundial. Otro cantar es el tema de la presión a los centrales, el año pasado la defensa comenzaba en el camerunés, este año, no parece que empiece en el sueco.

El Atlético de Madrid

¡Ay el Atleti!. Quieren quitarse de encima el apodo de pupas, pero es imposible y cada día hacen más por merecérselo. El sábado, el Mallorca les empató a uno en el último minuto jugando ¡¡¡con nueve!!!. ‘Grandioso’ debut (con toda la ironía que un texto escrito me permite) del entrenador interino Santi, cuya primera decisión en el banquillo de los rojiblancos fue sentar a Asenjo, y que terminó de cubrirse de gloria cuando ganando 1-0 y ya contra nueve hombres sacó del campo a Agüero, para dar entrada a Cléber. Ahora llega Quique Sánchez Flores y antes de ni siquiera ser presentado, ya empiezan los líos. Los ultras se han reunido con los capitanes del club. Si lamentable es el simple hecho de dejar entrar al campo al Frente Atlético, muchísimo más grave es aceptar una reunión con ellos, por muy pacífica y cordial que haya sido, y con ello otorgarles una autoridad como portavoces de la afición. Una auténtica vergüenza.

Manzano y su Mallorca

Vamos con cosas más agradables. ¡Cuánto mérito tiene Manzano!. El mismo Manzano que se llevó un punto del Manzanares, y a quien no se le valoró lo suficiente en su etapa en el Atlético. Sé que en Mallorca aún hay mucha gente que le discute, pero la verdad es que está haciendo algo parecido a un milagro. Cada temporada le desmantelan el equipo y este verano además, ha tenido el agravante de los líos en la directiva del Mallorca, con cambio de presidente y venta del club y no ha podido fichar a nadie. Aún así, tiene al equipo sexto y lo hace jugar bien. Yo le conozco de su etapa en Toledo y le he seguido de cerca desde entonces. Estoy seguro de que es garantía de éxito.

Manuel Arana

arana racingMe gusta mucho Arana. No sólo porque hoy le haya dado un punto in extremis al Racing frente a Osasuna, sino porque me parece un jugador completo y con descaro. Ya se salió el año pasado en el Castellón y está confirmando sus trazas de buen jugador este año en primera. Además creo que el tener como entrenador a Mandiá (o Mandía, no sé cuál es la buena) le va a ayudar mucho en su crecimiento como futbolista. Fue canterano del Betis, pero los técnicos decidieron que no servía ni siquiera para el filial del que se marchó en 2005. Un año después, esos mismos técnicos, son los que decidieron fichar a Odonkor para ese puesto. ¡País!.

La frase de la jornada

Lo hemos hecho bien, pero no tanto como yo quisiera

José Luis Mendilíbar entrenador del Valladolid después de ganarle 4-0 al Deportivo de la Coruña.

Claro, Mendilíbar hubiese preferido ganar 1-0 en el descuento y con gol en propia puerta del rival.


PD: El Liverpool le ha ganado 2-0 al Manchester United. A los de Benítez les ha bastado con plantear un partido serio y con un par de chispazos del ‘niño’ Torres y de Benayoun. Esta victoria de los ‘reds’ que venían heridos de muerte, pone de manifiesto que la Premier League está más igualada que otros años, pero también más devaluada.


El triunfo del fútbol


Por petición popular (concretamente de Zury y de un tipo llamado Iván al que no conozco, que ha comentado en la entrada anterior) voy a sacrificar horas de sueño y probablemente de estudio para escribir algo sobre el clásico del sábado pasado.

Fue una exhibición, otra más. Un partido casi perfecto, que seguro no imaginaba ni el más optimista de los culés. Un 2-6 que quedará para la historia, igual que aquel 0-5 de 1974 o el 5-0 de Romario y su cola de vaca a Alkorta.

Y eso que el encuentro empezó torcido para la parroquia blaugrana, porque después de varios acercamientos del Barça en el comienzo, fue el Madrid quien golpeó primero con un centro medido de Ramos y un cabezazo impecable de Higuaín, que estaba absolutamente libre de marca.

En ese momento, la diferencia era de tan sólo un punto, y la Liga estaba más viva que nunca. Los ‘milagros’ de este año y la liga de Capello de hace dos, hacían presagiar una nueva remontada blanca. Además, el partido se le ponía de cara a un Real Madrid que sufre con el balón y cuando tiene que llevar la iniciativa, pero que cuando se pertrecha atrás y sale a la contra es muy peligroso.

Pero nada más lejos de la realidad. El Barcelona es mejor y Sergio Ramos le ayudó a demostrarlo. Los enormes despistes tácticos en defensa del sevillano le convierten en un lateral vulgar, cuando por sus condiciones podría ser un defensor fuera de serie. Tras un fallo suyo llegó el empate de un resucitado Henry, y una falta en su lado sirvió para que Puyol rematase a gol un milimétrico centro de Xavi. Sí, de Xavi.

xavipuyolDe ese Xavi que probablemente sea el mejor futbolista del mundo en su puesto ahora mismo. De ese Xavi que es el máximo exponente de la filosofía de ‘La Masía’. De ese Xavi que hace fácil lo difícil, que ve el fútbol antes que nadie y que lo entiende y ejecuta a la perfección. Ese Xavi a quien buscan todos sus compañeros. Ese Xavi que ha superado con creces a sus antecesores Milla y Guardiola. Ese Xavi, es el metrónomo del mejor Barça de la historia, y nosotros tenemos el placer de poderlo disfrutar.

Pero es que por si fuese poco, Xavi mira hacia adelante o hacia los costados y se encuentra con Iniesta, con Henry, con Eto’o y con Messi. La asociación es automática, y el resultado, impecable. Tras un fallo de Lass llegó el 1-3 del argentino, de quien ya ni siquiera pueden dudar aquellos que pensaban que se escondía en los partidos grandes.

A pesar de que al principio de la segunda mitad el Madrid recortó distancias, en ningún momento dio la sensación de poder inquietar a un Barcelona netamente superior que seguía poniendo a prueba a un Casillas que estuvo soberbio durante todo el encuentro y salvó a su equipo de una humillación aún mayor.

Y tanto va el cántaro a la fuente… que al final Henry hizo el 2-4 tras controlar un fantástico pase de Xavi a la espalda, como no, de Sergio Ramos. Y tanto va, que Messi rubricó el 2-5 tras otra enorme acción del omnipresente Xavi. Y tanto va que hasta Piqué se atrevió a subir con el balón controlado, a hacer una pared con Eto’o y a rematar la goleada blaugrana en el Bernabéu. Me alegro por el chaval, que está creciendo a pasos agigantados y que sin duda será uno de los mejores centrales del mundo en no demasiado tiempo. Su próxima prueba de fuego, el miércoles en Stamford Bridge.

pique-etoo

¿Y el Madrid?. Pues poco o nada se puede salvar. Casillas, quizá Higuaín y paren de contar. Aunque yo le veo un lado “positivo” (entre todas las comillas del mundo) a esta humillación para los seguidores del Real Madrid. Este 2-6 ha servido a buen seguro para que los que mandarán a partir del año que viene, se den cuenta de que el equipo blanco necesita una catarsis. Una renovación total, en el vestuario, en la filosofía de juego y también en el banquillo.

Para acabar una reflexión. No sé si el Barcelona ganará el triplete, ni siquiera sé si levantará dos títulos, e incluso aún no es matemático que haya ganado la liga. De lo que sí estoy seguro es de que su victoria del sábado en el Bernabéu es la victoria del espectáculo. El triunfo del fútbol.

PD: Jamás me cansaré de decir lo bueno que es Forlán. Anoche machacó al Betis el sólo, e incluso, aunque el Atlético no se acabe meteiendo en Champions, deberían hacerle una estatua a las puertas del Calderón.