Archivo de la etiqueta: giovinco

¡Pobre fútbol italiano!


No me gusta Ranieri. Nada. Es buen tipo, e incluso le recuerdo varias anécdotas en sus ruedas de prensa con el Valencia y el Atlético de Madrid, le ganó al Madrid en Champions con un buen planteamiento y un juego efectivo. Pero sus equipos son muy aburridos. Tanto, que ha ‘conseguido’ que a un entusiasta del Calcio como yo, que además llevaba tiempo queriendo ver con detalle un partido de la Juventus, le dieran ganas de apagar el ordenador e irse a hacer cualquier otra cosa.

Esto sería normal si el partido hubiese acabado 0-0, pero lo verdaderamente preocupante es que el Juventus-Chievo Verona de esta tarde, ha terminado 3-3. Más allá de los 6 goles, del hat-trick de un currante como Pellissier, de Chiellini, su máscara y su gol o de la resurrección de Camoranesi que ha sido el más determinante de la Vecchia Signora, el partido deja conclusiones preocupantes.

La primera, específica. El déficit de talento en la Juve. Con Nedved en el banquillo, sólo Del Piero y Giovinco parecen ser jugadores diferentes, capaces de sacar al espectador del tedio y cuando, como hoy, no reciben balones, el equipo se diluye. El resto, morralla. Marchisios y Marchionnis deambulan por un medio del campo turinés, en el que sólo Tiago parece aportar algo de luz. Y así no se va a ninguna parte.

La segunda, más general. La crisis galopante del fútbol transalpino. Parece que a los aficionados les está pasando lo que a mí esta tarde. Los estadios vacíos son el primer síntoma. Lejos quedan ya aquellos años de finales de la década de  los 90 en los que hasta siete equipos tenían posibilidades reales de ganar el Scudetto y brillaban en Europa. Aquel Parma de Buffon, Thuram y Crespo, la Lazio de Nesta, Dejan Stankovic y Verón y la Fiorentina de Rui Costa y Batistuta se sumaban a Inter, Milan, Roma y Juventus y hacían del Calcio la mejor liga del mundo.

Hoy en día, para desgracia de los que como yo disfrutamos con el futbol de Italia, el Scudetto no es ni la sombra de aquel que asombraba al mundo. Ningún representante en cuartos de final de la Champions League. Un Inter diseñado a medida de Mourinho para ganarlo todo, que se estrelló contra el Manchester United y se fue para casa sin poder hacer nada y un Milan convertido en un cementerio de elefantes, en el que sólo se salvan Pirlo, Kaka’ y el fantástico y precoz Pato, que sufrirá hasta el final para meterse en Champions son el fiel reflejo de una decadencia que parece no tener fin.

del-piero_sad2

La liga está perdiendo competitividad, y lo peor, que no se atisba una salida. La clase media-alta (Fiorentina, Napoli, Genoa, Udinese…) trata bien la pelota y suele apostar por el fútbol, pero siguen estando varios escalones por debajo de la aristocracia futbolística italiana y la Roma, que podría ser el animador del campeonato sufre una enorme depresión desde principio de temporada. Así, la única alternativa a este Inter al que un grandísimo Ibrahimovic le está bastando para liderar la liga con solvencia, es la Juventus, esa Juventus que ha hecho que me aburra a pesar de empatar a tres, esa Juventus de Ranieri, que a pesar de ser un buen tipo, no me gusta nada.

PD: Partidazo Manchester United-Aston Villa, vibrante veloz y divertido. Y a pesar de la derrota en el descuento, sigo siendo muy de Martin O’ Neill, y me encantaría que se  acabase metiendo en Champions.

Anuncios

El fútbol en los Juegos Olímpicos. ‘Raro, raro, raro’


Es extraño esto de fútbol olímpico ¿verdad?. Más allá de la polémica de Messi, del TAS, de la FIFA, de Blatter y sus solemnes tonterías, se podría decir que el fútbol está metido dentro de la Olimpiada ‘con calzador’. Digo esto porque es la única competición que ya ha comenzado, incluso antes de que se celebre la ceremonia inaugural; la única que tiene un límite de edad, porque al menos 15 de los 18 jugadores que forman cada plantilla deben ser jugadores sub-23; pero sobre todo, porque un deporte como el fútbol, que es el rey indiscutible en Europa y Sudamérica, pasa a un discreto segundo plano cuando llega el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Este papel secundario del fútbol se acentúa más cuando te enteras de que los Juegos ni siquiera están dentro del calendario de competiciones oficiales de la FIFA. Y por este motivo, y según la resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) los clubes no tienen la obligación de ceder a sus jugadores. Así, esto se convierte en una locura, con casos de ‘fuga’ sin autorización de los clubes como hicieron los brasileños Rafinha y Diego o con despropósitos como el de Messi, que después de haber hecho el viaje hasta Shanghai donde estaba concentrada Argentina, resultó que debía volver a España para jugar la previa de la Champions con el Barcelona. Al final ha imperdado la cordura y el club catalán ha accedido a que Messi defienda a la albiceleste en los Juegos.

Y vaya si lo ha hecho, en el debut argentino ante Costa de Marfil, ‘la pulga’ ha abierto el marcador para su equipo con una gran definición tras un espectacular pase de Riquelme, y le ha dado el segundo gol al sevillista de nuevo cuño Lautaro Acosta, cuando el partido ya agonizaba y los marfileños creían tener un punto en su mano gracias al empate que había conseguido Cissé.

A pesar de esta victoria, Argentina ha estado gris, con Agüero desaparecido, sin frescura arriba, con falta de entendimiento evidente entre los medios centros Gago y Mascherano y con una actuación lamentable del espanyolista Zabaleta, hasta ahora siempre cumplidor.

Brasil también ha ganado, pero sufriendo. Bélgica, con una generación muy interesante de jovenes promesas ha puesto en aprietos a una ‘canarinha’ que ha debutado con toda su artillería pesada. Pero los Ronaldinho, Diego, Pato, Ánderson y compañía fueron incapaces de inquietar la portería belga hasta que el árbitro le mostró una dudosa segunda tarjeta amarilla al central Kompany. Además tuvo que ser Hernanes quien perforase la portería de Bailly en el minuto 80.

La que sí convenció fue Italia, que goleó a Honduras 3-0, y aunque dos de los goles fueron de penalti, y los hondureños fallaron otra pena máxima, a los italianos se les vio muy activos arriba, con un gran Giovinco, con destellos de Giuseppe Rossi y con Acquafresca en un gran momento de forma.

PD: Como veis, aunque sea un fútbol raro, también es muy divertido y siempre se descubren nuevos talentos.