Archivo de la etiqueta: Fútbol Italiano

¡Pobre fútbol italiano!


No me gusta Ranieri. Nada. Es buen tipo, e incluso le recuerdo varias anécdotas en sus ruedas de prensa con el Valencia y el Atlético de Madrid, le ganó al Madrid en Champions con un buen planteamiento y un juego efectivo. Pero sus equipos son muy aburridos. Tanto, que ha ‘conseguido’ que a un entusiasta del Calcio como yo, que además llevaba tiempo queriendo ver con detalle un partido de la Juventus, le dieran ganas de apagar el ordenador e irse a hacer cualquier otra cosa.

Esto sería normal si el partido hubiese acabado 0-0, pero lo verdaderamente preocupante es que el Juventus-Chievo Verona de esta tarde, ha terminado 3-3. Más allá de los 6 goles, del hat-trick de un currante como Pellissier, de Chiellini, su máscara y su gol o de la resurrección de Camoranesi que ha sido el más determinante de la Vecchia Signora, el partido deja conclusiones preocupantes.

La primera, específica. El déficit de talento en la Juve. Con Nedved en el banquillo, sólo Del Piero y Giovinco parecen ser jugadores diferentes, capaces de sacar al espectador del tedio y cuando, como hoy, no reciben balones, el equipo se diluye. El resto, morralla. Marchisios y Marchionnis deambulan por un medio del campo turinés, en el que sólo Tiago parece aportar algo de luz. Y así no se va a ninguna parte.

La segunda, más general. La crisis galopante del fútbol transalpino. Parece que a los aficionados les está pasando lo que a mí esta tarde. Los estadios vacíos son el primer síntoma. Lejos quedan ya aquellos años de finales de la década de  los 90 en los que hasta siete equipos tenían posibilidades reales de ganar el Scudetto y brillaban en Europa. Aquel Parma de Buffon, Thuram y Crespo, la Lazio de Nesta, Dejan Stankovic y Verón y la Fiorentina de Rui Costa y Batistuta se sumaban a Inter, Milan, Roma y Juventus y hacían del Calcio la mejor liga del mundo.

Hoy en día, para desgracia de los que como yo disfrutamos con el futbol de Italia, el Scudetto no es ni la sombra de aquel que asombraba al mundo. Ningún representante en cuartos de final de la Champions League. Un Inter diseñado a medida de Mourinho para ganarlo todo, que se estrelló contra el Manchester United y se fue para casa sin poder hacer nada y un Milan convertido en un cementerio de elefantes, en el que sólo se salvan Pirlo, Kaka’ y el fantástico y precoz Pato, que sufrirá hasta el final para meterse en Champions son el fiel reflejo de una decadencia que parece no tener fin.

del-piero_sad2

La liga está perdiendo competitividad, y lo peor, que no se atisba una salida. La clase media-alta (Fiorentina, Napoli, Genoa, Udinese…) trata bien la pelota y suele apostar por el fútbol, pero siguen estando varios escalones por debajo de la aristocracia futbolística italiana y la Roma, que podría ser el animador del campeonato sufre una enorme depresión desde principio de temporada. Así, la única alternativa a este Inter al que un grandísimo Ibrahimovic le está bastando para liderar la liga con solvencia, es la Juventus, esa Juventus que ha hecho que me aburra a pesar de empatar a tres, esa Juventus de Ranieri, que a pesar de ser un buen tipo, no me gusta nada.

PD: Partidazo Manchester United-Aston Villa, vibrante veloz y divertido. Y a pesar de la derrota en el descuento, sigo siendo muy de Martin O’ Neill, y me encantaría que se  acabase metiendo en Champions.

Anuncios

Napoli-Roma, el Derbi del Sole


No sé si será porque llevo varios días estudiando y necesitaba una ración de fútbol, porque he encontrado un canal en Mogulus que me deja ver partidos a pesar de tener una conexión a internet que va a pedales o porque tenía muchísimas ganas de escribir sobre el Calcio.

El caso es que el ‘derbi del Sole’ que acaba de terminar entre Napoli y Roma me ha encantado. Sé que la liga italiana tiene muchos detractores, que la tachan de defensiva y aburrida, pero nada más lejos de la realidad. En esta jornada, sin ir más lejos, a falta de un partido, ni un sólo 0-0.

En Italia te puedes encontrar cosas muy raras, que apenas se ven ya en el panorama internacional, como ese 3-5-2 del Napoli de Reja, con tres centrales (que hoy han sido un desastre, por cierto) y mucha gente en medio campo, la mayoría, con bastante calidad. Hamsik, que hoy no estaba por sanción, y que suena para el Manchester City es un pelotero fantástico que no tardará en dar el salto a un equipo top del panorama europeo. Blasi y Maggio que ponen el toque y Gargano y Pazienza, son los pulmones. Todos muy interesantes.

lavezzinapolesPero además este Napoli cuenta con el ‘pocho’ Lavezzi arriba, que se ha adaptado de maravilla a la liga, y está rindiendo a un gran nivel. Su pareja suele ser el uruguayo Zalayeta, viejo conocido de la afición española, porque pasó por el Sevilla, y porque cuando jugaba en la Juve, un gol suyo dejó fuera de la Champions al Real Madrid. Y como suplente de ambos, otro argentino completísimo, que goleó con Independiente la pasada campaña, Germán Denis.

El problema del Napoli, aparte de sus despistes defensivos está en el banquillo y se llama Edoardo Reja. Es un técnico demasiado rígido en sus esquemas, que antepone su sistema a todas las cosas y que si no varía en su mentalidad, nunca podrá sacar el máximo rendimiento a este grupo de excelentes jugadores que tiene.  Parece mentira que  un sitio como Nápoles, donde el desorden y la espontaneidad son casi un modo de vida, tenga un equipo de fútbol que se caracterice por el orden. Paradójico ¿verdad?

De todas formas, el Napoli mola, es un equipo que, como todos los grandes venidos a menos, cae bien al espectador neutral. Atrás quedaron los años de Maradona, pero otra vez hay buen fútbol en San Paolo y el domnio del sur amenaza con volver.

5219244Y luego está la Roma. Esa Roma. Esa Roma de la que te quedas prendado aunque no haga un partido brillante. Esa Roma con la que sufres por el mal comienzo liguero, pero con la que disfrutas en Champions. Esa Roma que es capaz de juntar en un mismo medio campo a Pizarro, De Rossi y Aquilani. Esa Roma que de la mano de Spalletti parece que comienza a resurgir, esa Roma que ha recuperado a Baptista, esa Roma en la que un montenegrino como Vucinic se ha covertido en referencia, esa Roma elegante y vertical, esa Roma que es, en esencia, Totti. Esa Roma.

Por cierto, el partido ha quedado 0-3, con goles de Mèxes, Juan y Vucinic. Mejor que leáis esta crónica si queréis enteraros de algo (aunque la única que he encontrado está en italiano).

PD: Primer gol de Beckham en partido oficial con el Milan, y doblete de Kaka’. ¡Tiembla Europa!

PD 2: Ahora un Liverpool-Everton y yo teniendo que estudiar