Archivo de la etiqueta: expulsión

Reflexiones tras el clásico. ¿Y ahora qué?


Han pasado cerca de 48 horas desde el final del partido y creo que sigo sin creerme lo que pasó antes de anoche en el Camp Nou. De hecho, he tenido que bajarme el partido (verás como lean esto los de la SGAE) para verlo con un poco más de calma.

Estaréis conmigo en que ni el más optimista de los culés ni el más pesimista de los merengues esperaba un resultado así. Porque un 5-0 es histórico, en el más amplio sentido de la palabra. Quizás, con la memoria reciente del 2-6 no lo pongamos en la perspectiva adecuada, pero yo, que por edad tengo vagos recuerdos de los 5-0 de los años 90, he visto cómo aquellos aficionados algo mayores que yo siguen teniendo esas imágenes frescas en sus retinas, como supongo que nos pasará a los de mi edad dentro de unos años. Sigue leyendo

Hoy más que nunca, orgulloso de ser culé


Reflexiones desde el corazón  de un culé. Sensaciones y estados de ánimo. En definitiva, fútbol en estado puro

[Por Zury]

Jodido. Esa es la palabra. Nunca una derrota me había afectado tanto. Sinceramente estaba esperanzado y confiaba en la remontada del Barça anoche y para que engañarnos, me hacía mucha ilusión poder ver a mi equipo jugando en el Santiago Bernabeu luchando por la orejona. Pero no ha podido ser. Todavía tengo la sangre caliente por lo que ocurrió ayer en el Camp Nou, pero siento y creo que en un día como hoy los culés tenemos que hacernos oir y que animar al equipo más que nunca, porque, a pesar de lo que ocurrió ayer, seguimos siendo los mejores del mundo, pero a veces en el fútbol no gana, como pasa en este caso, el mejor equipo.

En los estrictamente sucedido ayer, me gustaría comentar varios aspectos. El primero, y para que no se diga, el gol de Piqué es ilegal. Fuera de juego como una casa. Totalmente de acuerdo, pero de resto poco más. Una vez dicho esto, creo que en el global de la eliminatoria el Inter no ha sido mejor que el Barça. Vale que en San Siro pudo ser mejor, pero ayer desde luego que no. En ambos partidos, faltó la profundidad y la velocidad a la que nos tiene acostumbrado. Quizás sea porque ese genio manchego estaba en la grada y eso desahoga mucho a Xavi en sus labores de creador de juego. Pero aún así, he de romper una lanza en favor del Barça. Me gustaría ver cuantos equipos podrían jugar o intentar marcar un gol al Inter de ayer, en el que, tras la expulsión de Motta, había una línea de 4 y seguidamente una de 6, con Diego Milito y Samuel Eto’o como los flamantes laterales del equipo italiano. Señores, sinceramente, eso es lamentable. Así de claro. Una cosa es estar cerrado atrás y buscar la contra y otra cosa fue lo de ayer. Sinceramente el planteamiento del Inter fue una vergüenza. Y perdonen la expresión pero, me importa una mierda que por pensar esto sea un culé prepotente encubierto.

Personalmente, nunca había visto un catenaccio tan grande como el de ayer. Como tampoco había visto perder tiempo desde el minuto 1 de partido o lo que es peor, una amarilla al portero por perder tiempo ¡¡¡en la primera parte!!!. Por no hablar de supuestas lesiones y puro teatro. Que por cierto, hablando de teatro, quien me diga (y esto va especialmente para los madridistas) que Busquets ayer fue un buen actor o que la “galleta” de Motta no es merecedora de amonestación (puedo entender que no sea roja, pero la amarilla es más que clara) que vea el recadito y Contini a Higuaín y su posterior reacción.

No quería hablar de los árbitros, porque creo que no son excusas, pero sinceramente pienso que en esta eliminatoria han perjudicado mucho al Barça con lo que espero que lo que ocurrió en Stamford Bridge prescriba. Ayer, el árbitro contribuyó a las continuas pérdidas de tiempo del equipo de Mourinho, no pitó el agarrón e Ibra dentro del área (con camiseta rota incluida), ni el empujón de Cambiasso a Pedro, por no hablar que el gol de Bojan es legal porque Touré tiene el brazo pegado al cuerpo. Aún así, volveré a dejar constancia que el gol de Piqué es ilegal. Si a eso le sumas lo del Giuseppe Meazza en la ida, pues las cosas se ponen difíciles.

De verdad, no quiero que esto último suene a excusa. Si el Inter ha pasado es por algo. No se puede hacer nada más.

Solo deciros que estoy orgullosísimo de ser culé un día como hoy, por haber caído con la cabeza bien alta en el terreno de juego. Sólo dar ánimo al equipo y a centrarnos en ganar la liga, porque que esta temporada el Barça no gane nada sería una verdadera injusticia.

P.D.: Rehúso hablar de la actitud de Mourihno, porque él mismo quedó retratado ayer. Será un grandísimo entrenador, no lo pongo en duda, pero todo el mundo lo va a recordar como un … Eso sí, una pena que el Barça, se rebajase a su nivel con lo de los aspersores. Se lo merecía, si, pero no hay que caer en su trampa.

El (fugaz) retorno y la despedida (Gracias Ruud)


[Por Anuar Marrero]

Vivió el Madrid el domingo una curiosa jornada. El Bernabéu asistió a una ironía de esas que tanto le gusta ofrecernos al fútbol. Un jugador se despedía del conjunto blanco y otro volvía a ofrecer una gran actuación en el estadio de Chamartín, después de mucho tiempo. Dos jugadores contrapuestos. Uno es un jugador espectacular por la ausencia de espectáculo, por poner cada ínfimo recurso al servicio del gol y del equipo. El otro, un jugador incomprensible. Un compendio de virtudes excepcionales dilapidadas por un carácter voluble y autodestructivo.

El que se iba era Ruud Van Nistelrooy. Sin lugar a dudas uno de los mejores delanteros que yo he visto en mis 23 años de vida. No busquen en él la potencia de Ronaldo, ni la calidad de Romario, ni la incontestable superioridad de Van Basten. En Ruud sólo encontraran un físico portentoso, 1,88 metros cohesionados por la obsesión del gol. ‘Van The Man’, cómo le apodaron, era una metáfora del objetivo último del fútbol. No le interesaba el regate, ni el control perfecto. Ruud controlaba y remataba. Sin dilación. Para él la belleza era el gol, no necesitaba adornos. En más de una ocasión escuché críticas hacia el delantero holandés. Generalmente provenían de aquellos aficionados a los highlights, a la filigrana efímera. Lo acusaban de tosco y de no tener suficiente calidad. Pero Ruud era cómo el amante sobrio y seguro que no necesita recurrir a las flores, porque con una mirada y una sonrisa es capaz de ofrecer infinitamente más.

Intento recordar a algún jugador que haya calado más menos tiempo en un entorno tan difícil como el Real Madrid. Y no lo encuentro. Actor principal en la milagrosa liga de Capello, en la que sus 25 goles fueron el elemento fundamental del milagro. ‘Van Gol’ era coherencia en un equipo acostumbrado a los escándalos. Era un estudiante aplicado en una clase demasiado acostumbrada a niños malcriados. Por eso y por sus dos temporadas y media de trabajo y profesionalidad, la afición blanca recordará con cariño a ese delantero grande y con pinta de tosco que un día pasó por el estadio de Chamartín. Para quienes aún duden de su calidad sólo ofreceré un dato. Lo que define a un delantero es el gol. Y Van Nistelrooy es el único junto a Di Stéfano que ha conseguido ser máximo goleador en las ligas de tres países diferentes. Y le espera el Hamburgo. Estoy convencido de que la historia de amor de Ruud y el gol aún no ha llegado a su fin. Suerte y gracias.

La contrapartida era Guti. Es el caso opuesto al holandés. Guti es un jugador superlativo. Tiene  algo que no se puede entrenar, visión de juego, clarividencia desde la media punta, un último pase muy poco frecuente en el fútbol mundial. Además tiene gol, como ya demostró cuando tuvo que jugar cómo delantero durante gran parte de la temporada y acabó con 14 goles. Gol, visión de juego y de la cantera. Lo tenía todo para marcar una época en el Madrid. Pero se fue diluyendo. Pasaban entrenadores uno tras otro y nunca conseguía la titularidad. Y entre rabieta y rabieta fue encadenando actuaciones estelares con partidos mediocres gobernados por la indolencia. Y así desapareció lo que podía haber sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español. Tras las turbulencias de esta temporada parece que ha encontrado su sitio en un equipo necesitado de su fútbol. La velocidad de los Higuaín, Benzema o Ronaldo combinada con su último pase puede tener efectos demoledores. Ya no veremos al jugador que pudo ser, pero a lo mejor es su última oportunidad para hacer algo grande en el Madrid y despedirse por la puerta grande.

P.D.: No quería estropear el artículo con un tema tan banal, pero no puedo callarme. Y es que no entiendo cómo se puede considerar agresión la jugada de Ronaldo, cuando intentaba salir al contraataque y estaba siendo agarrado es cómo menos curioso. Se ve claramente que Ronaldo sólo quiere zafarse. Si le da en la cara es tan sólo porque Mtiliga está agachado agarrándole con las dos manos. Que esto sea roja y que por ejemplo, el empujón de Puyol con el brazo sobre Nilmar en el partido contra el Villarreal no sea ni penalti es lo que lleva luego a muchos a montar teorías conspiratorias

Esto no hay D10s que lo salve


Argentina agoniza. La albiceleste ha vuelto a perder, a jugar horrible y a perder el rumbo. Ya no depende de sí misma para clasificarse para el Mundial, y la cabeza de Maradona debería rodar (en sentido figurado) antes de que sea demasiado tarde.

Porque a la Argentina de Maradona es muy fácil pasarle por encima, y así lo ha demostrado Paraguay en el estadio Defensores del Chaco hace un rato. Los guaraníes han ganado 1-0, pero el resultado podría haber sido más abultado, y al combinado que dirige ‘el tata’ Martino (entrenador argentino, por cierto) sólo le ha hecho falta plantear un partido serio, con intensidad en la presión, y unas gotas de calidad arriba.

Y es que Paraguay (y Brasil, y Chile, y Ecuador, y Uruguay) tiene algo de lo que Argentina carece: entrenador. Porque no nos engañemos, Diego no lo es. Sigue siendo ese ’10’ que quiere ponerse la camiseta y salir a solucionar los partidos, pero que ahora se tiene que conformar con deseperarse en la banda como un tigre enjaulado.

maradona sufriendoTodo entrenador debe tener un poceso de aprendizaje, dirgir a chavales, a categorías inferiores y a clubes profesionales. Maradona se ha saltado todos los pasos intermedios para irrumpir directamente en el banquillo de la selección y ese peaje lo está pagando caro todo el país, porque resulta evidente que su equipo no está trabajado, que no conoce las tácticas, que no ensaya las jugadas a balón parado, en definitiva, que no conoce el ‘ABC’ del fútol.

Esas carencias provocan que Argentina no sepa a lo que juega y las convocatorias del ‘pelusa’ no ayudan precisamente a encontrar ese estilo propio tan demandado. Los cambios constantes hacen imposible la compenetración entre la pareja de centrales, la de mediocentros o la de delanteros. Cuatro porteros han pasado por la titularidad desde su llegada y ninguno se ha afianzado, y esa inseguridad se transmite a todas las zonas del campo.

Es inexplicable que ante la falta de un ’10’ recurra a un Verón que no es ni la sombra de lo que fue, y que si se le considera uno de los mejores jugadores de la liga argentina es porque este campeonato tiene un nivel ínfimo hoy por hoy. Un Verón al que se le acaba la gasolina a los 20 minutos, y que en el partido de hoy, cuando más le necesitaba su equipo para enlazar con los puntas, ha sido expulsado en el minuto 52′. Como igual de inexplicable es que Palermo sea la solución para la delantera, y que tenga que tirar del defensa Schiavi para que juegue de ‘9’. Mientras, gente como Higuaín, Diego Milito o Lisandro López, viéndolo por la tele.

Pero eso no es todo. Es vergonzoso ver como a Heinze no le mueve nadie de la titularidad, ya sea de lateral izquierdo o de central, a pesar de sus lamentables actuaciones. Lento, inseguro, rompiendo los fueras de juego y comprometiendo a sus compañeros de defensa en cada acción. Un desastre. Tan desastre como Gago (que me gustaba cuando llegó al Madrid, vaya ojo tengo) que es un cero a la izquierda que se dedica a deambular por el campo. Que ni crea ni distribuye, que va convocado a pesar de su desastrosa temporada en el Madrid, y que por si fuese poco contagia su indolencia al resto del equipo.

El verdadero problema es que todo esto no es lo peor. Lo peor es el espíritu del equipo. La endeblez, la fragilidad, la sensación de ser vulnerables. Nadie presiona, nadie se implica, a nadie parece importarle que Argentina pueda quedarse fuera del Mundial. La apatía reina en el vestuario y en el campo, y donde esto se hace patente es en los cracks.

messi tapa cara

Messi no es el mismo cuando juega con la selección, está como apagado. Lo intenta pero no le sale nada y el ‘kun’ desaparece en combate. Esto, al mismo tiempo que encumbra más a Xavi, Iniesta y Forlán, que son quienes realmente les hacen ser los mejores del mundo, muestra a Maradona como un seleccionador incapaz.

Como un D10s lejos de salvar a Argentina va camino de condenarla.

PD: España bien, como siempre. Ganó facil y se clasificó para Sudáfrica 2010. La que las pasó putas y nos las hizo pasar putas a todos fue la selección de baloncesto. Nos hizo falta una prórroga para ganar a los eslovenos (sin Smodis ni Vujacic ojo) y pasar a la siguiente fase. Cuando dejo de sufrir por los del fútbol, me hacen sufrir los del basket. ¡No gano para tranquimazines!.

La contundencia de un equipo histórico


[Por Anuar Marrero]

La semana pasada comentaba tras el partido de ida que era complicado hacer una crónica de un partido con un diagnóstico tan claro. Hubo un equipo mejor que lo demostró. Esta semana me encuentro ante el mismo problema pero por razones diferentes. Comenzó el partido. Alineación ofensiva del Arsenal. Un sólo pivote defensivo (Song), y por delante de Fábregas, Van Persie, Walcott, Nasri y Adebayor. En otras palabras, todo el arsenal (valga el juego de palabras) ofensivo de Wenger.

El United en contra mostraba su cara conservadora (la habitual en los partidos como visitante en Champions) e incluía a Park tapando su banda, a Rooney caído a la otra y a Ronaldo como referencia arriba, amén del trivote Anderson, Fletcher, Carrick.

Con estos mimbres el inicio no podía ser de otra manera. Creíamos que nos esperaba un partido trepidante, ofensivo y de ida y vuelta. La afición del Emirates entregada, el Arsenal al ataque y el Manchester agazapado, en posición defensiva, esperando el momento de lanzar el zarpazo. Y el momento llegó demasiado pronto. En el minuto 7′ Ronaldo avanzó por la izquierda, pone un centro raso, el lateral Gibbs en su intento por llegar al balón resbala y deja sólo a Park con Almunia vendido. Aún así no decae el ánimo. Tres goles, la heroica.

Pero apenas sin tiempo para asimilar la nueva situación, se produce una falta sobre Cristiano a la derecha de la frontal. El crack portugués se perfila y la coloca ajustada al palo. Tocado y hundido.

ronaldosemifinalanuar

Eliminatoria resuelta. Demasiado castigo para un Arsenal que no tuvo tiempo ni para ilusionarse. A partir de aquí sólo anécdotas. Otro gol de Cristiano en un contraataque perfecto. Un penalti innecesario y clamoroso de Fletcher que le costó la expulsión. Entiendo que es una baja sensible por su papel en el equipo, aunque siempre me haya parecido, como decimos en Canarias un ‘jodío paquete’. Van Persie transforma el penalti. Como el partido no ha dado para mucho más, pasemos a analizar algunas conclusiones que se pueden extraer de la eliminatoria.

1. Cristiano Ronaldo. Dos goles y una asistencia en el partido. El gol decisivo en la vuelta de cuartos contra el Oporto. El gol de cabeza en la final del año pasado. Parece que una vez alcanzada la plenitud en su juego, está empezando a dominar otros aspectos fundamentales, como aparecer en el momento adecuado. Esta es la clave para que un crack sea recordado en la historia del fútbol o no. Que aparezca cuando se le requiere. Si consigue dominar eso, estamos ante un jugador de leyenda.

2. El mérito del Arsen(e)al. El Arsenal de Arsène. Ese equipo construido sobre la juventud, la ilusión, la confianza y el gusto por el juego de toque y ofensivo. Ese equipo que pese a bajas y contratiempos ha conseguido de nuevo la plaza de Champions en su liga y se ha colocado entre los cuatro mejores equipos de Europa. Ese equipo veinteañero que se codea con los grandes. Si mantienen la estructura, los títulos volverán.

3. Sir Alex. Aunque su carácter no le ayude a hacer amigos, futbolísticamente no se puede discutir la valía de este genio de los banquillos. Su capacidad para reconstruir otra vez el Manchester, para volver a llevarlo a la cima. El United no se entiende sin él.

4. La flexibilidad de los ‘red devils’. Tener un estilo y mantenerlo a ultranza es meritorio. Pero igual de meritorio es tener la capacidad para ser dominador cuando el partido lo requiere, contundente cuando lo necesita, rácano (incluso) cuando no queda otro remedio. Ojalá y en la final veamos esa personalidad contundente y ofensiva del campeón.

5. La posibilidad de marcar un hito en la historia del fútbol. Desde que la Copa de Europa se juega en formato Champions League, ningún equipo ha conseguido dos títulos de manera consecutiva. El Manchester United puede hacerlo. Y si a eso le suma la Premier League, el mundial de clubes y la F.A. Cup estamos realmente ante un equipo histórico. Por desgracia para ellos el juego del Barça está eclipsando en parte su gesta.

Tres milagros… y a tres puntos


No estoy seguro de si realmente existe ese ser superior al que comúnmente llamamos Dios, pero de lo que no tengo ninguna duda es de que si existe, es hincha acérrimo del Real Madrid.

Porque si no recurrimos a la intermediación divina, sería imposible explicar lo que ha ocurrido esta noche en el Santiago Bernabéu.

Os cuento. Jornada entre semana, que por el lío de los contratos televisisvos empieza el martes y acaba el jueves. El Getafe visitaba el Bernabéu con Contra en la convocatoria a pesar del lío con Víctor Muñoz, y el Madrid, llegaba al partido sin Sneijder lesionado, con Lass sancionado y con Robben en el banquillo.

soldado-getafeEmpezaba marcando el Getafe, con jugada de Granero y remate de Soldado, criados futbolísticamente en la cantera blanca y que no servían para el primer equipo según los técnicos, por lo que se han tenido que buscar las habichuelas en la ‘capital del Sur’. Con el 0-1, al Madrid se le escapaba la Liga, pero lejos de mejorar, siguió jugando igual de mal que siempre, sin generar fútbol en mediocampo, con un Guti indolente y un Raúl desaparecido.

Pero cuando expiraba la primera parte y el público del Bernabéu pitaba con razón a su equipo, primer milagro: jugada sin aparente peligro, fallo del ‘Cata’ Díaz e Higuaín bate a Stojkovic haciendo el 1-1 en el descuento de la primera parte. Gol de los llamados ‘psicológicos’ al borde del descanso, que parecía iba a espolear a los blancos.

Nada más lejos de la realidad. Tras el tiempo de asueto, salió Robben por Van der Vaart, pero el que se supone ‘jugador franquicia’ del Madrid sólo aguantó 18 minutos en el campo y tuvo que ser sustituido por tener problemas musculares. El Getafe hacía ocasiones pero perdonaba al final, y el Real Madrid se limitaba a correr, sin prácticamente tocar el balón.

Así llegamos al tramo final de partido. En el minuto 84 gol de Albín, y parecía que el Getafe apuntillaba al Madrid y le servía en bandeja de plata la Liga al Barcelona. Los espectadores se marchaban del campo en masa y los que quedaban en las gradas pitaban y pitaban.

Pero esos pitos se volvieron ánimos tan sólo dos minutos después, cuando un desaparecido Guti ha marcado el 2-2 al ejecutar un libre directo. De nuevo el empate, y de nuevo se recobraba la fe.

El partido ya se había vuelto loco, y un sólo minuto después, Casquero entra en el área y Pepe le empuja primero y después le agrede por dos veces de forma lamentable, puñetazos, patadas en la espalda e insultos. Penalti, expulsión del central y se supone que castigo ejemplar en forma de sanción, aunque conociendo a los comités españoles, nunca se sabe.

Pero volvamos al encuentro. Minuto 87′, 2 a 2 en el marcador, el Madrid jugándose la Liga y el Getafe jugándose el descenso y a Casquero no se le ocurre otra cosa que tirar la pena máxima ‘a lo Panenka’. Flojito y al centro. Un desastre absoluto, un despropósito que parece una broma. Casillas lo para sin ningún problema y el Madrid se encuentra de spoetón con que lo que podría haber sido un 2-3 sigue siendo un 2-2. Segundo milagro.

higuain-getafe

Pero la historia no acaba ahí, el Real Madrid con un jugador menos tira de casta, de épica y de inspiración divina y cuando pasan 3 minutos del 90′, tercer milagro. Higuaín se inventa un zurdazo que se cuela por la escuadra de Stojkovic. Golazo, 3-2 y el Madrid se reengancha a la Liga. Tanto que hoy se acuesta a tres puntos del Barcelona.

Y ese es el verdadero problema de este Madrid. Que ahora los titulares de prensa (y de este post) hablarán de milagros, de épica, de remontada y de posibilidades de revalidar el título.

Y nadie hablará de que el Madrid no juega a nada, que no le da una patada a un bote, que se olvida de una cosa llamada balón, ue ni siquiera tiene un estilo propio definido, que cuando juegan Raúl y Guti (a pesar del gol de esta noche) es como jugar con dos jugadores menos, que Van der Vaart está lamentable y que este equipo depende de chispazos individuales para decidir el partido y se tiene que agarrar a los milagros cada jornada.

Por eso no debe seguir Juande, y por eso, que el Madrid ganase esta Liga, sería una de las peores cosas que le pueden pasar al fútbol.

PD: Partidazo entre Liverpool y Arsenal. Enorme 4-4. Fantástico Torres y genial Arshavin. El Arsenal le ha sentado como un guante y casi siempre que juega es el mejor de su equipo.